Lumen Mariae

Inicio » cisma » Es el Dolor el que preserva de caer en la herejía que existe en Roma

Es el Dolor el que preserva de caer en la herejía que existe en Roma

Virgen de Guadalupe

Corazón de Jesús

El Gran Milagro

Infiltración en la Iglesia

El Reino de la Paz

cor4cruz

«Y apareció en el Cielo una gran señal: una Mujer, cubierta del Sol, y la luna debajo de sus Pies, y en su Cabeza una Corona de doce estrellas» (Ap 12, 1).

Los judíos pidieron al Señor una señal, y Él les anunció Su Resurrección de entre los muertos. Y ninguno de ellos, creyó la Palabra de Dios. Era el mismo Dios, en la Persona de Su Hijo, el que marcaba el camino. Y el hombre eligió su camino: el laberinto de su mente humana.

En la gran crisis de la Iglesia, en el oscurecimiento de la Verdad de la Iglesia, Jesús ha dado otra señal: Su Madre. Y tampoco los católicos creen en la Virgen María. Van a sus profecías y como si oyeran llover: no disciernen absolutamente nada de lo que pasa en la Iglesia.

¿No ha dicho la Virgen María que Bergoglio no es Papa? Entonces, ¿por qué no la creen?

El que sigue a la Virgen María está siguiendo a Jesús. El que no hace caso a sus Palabras, no hace caso del Evangelio de Jesús.

Es paradójico cómo está el patio de la Iglesia: todos viven de sus estupendas cabezas humanas. Y nadie hace caso de Su Madre, de la Inteligencia Divina que tiene la Virgen María.

«¿¡Hasta cuándo mi Hijo tiene que estar dando avisos, y a las almas que más aman nuestros Corazones!?  Anteponen los apegos a la carne y a la sangre, hija mía, a las palabras de todo un Dios. (…) ¡Cuántas almas, hija mía, huyen de nuestra voz, porque nuestra voz no da nada más que cruz y no gozos temporales: gozos eternos!; y ¡cuántas almas, hija mía, después de haber lavado sus iniquidades, sus pecados, sus infidelidades, sus desobediencias, con la Sangre de Cristo, cuando mi Hijo les dice “ven”, huyen despavoridos, sin querer escuchar sus palabras! ¡Qué ingratitud la de los hombres, hija mía! Corren a lo que les ofrece el mundo y los enemigos que hay en el mundo. Hacen caso, hija mía, del mundo, del demonio y de la carne; ésos son los tres enemigos más grandes a los que obedecen. ¿Cómo no va a estar triste mi Corazón? Sí, hija mía, aunque todavía hay almas, aunque sea un número reducido, que consuela nuestros Corazones; pero, ¡qué tristeza, los hombres, hija mía, cómo cierran sus oídos a la llamada de salvación!» (Mensaje de la Virgen María a Amparo cuevas del día 6 de junio de 1998).

Los apegos a la humanidad, a la vida de cada uno, eso es lo que muchos católicos hacen diariamente en la Iglesia: apoyarse en sí mismos, dejando las palabras de Dios a un lado.

Los profetas verdaderos dan Cruz, sufrimientos, humillaciones, desprecios, odios; los falsos dan gozos temporales, aplausos, alabanzas… Quien quiera seguir a Cristo, en el estado que se encuentra la Iglesia actual, tiene que alejarse de la mentira, de la hipocresía, del fariseísmo de tanta Jerarquía, Alta Jerarquía, que ya no es de la Iglesia Católica. Todavía existen sacerdotes humildes, sencillos, que se dedican a dar a las almas la verdad; pero son pocos y hay que buscarlos.

La mayoría de los católicos andan detrás de una Jerarquía que ofrece lo que ofrece el mundo, que da lo que los enemigos en el mundo dan a los hombres. En el Vaticano ya se puede apreciar esa jerarquía, falsa jerarquía, que es del mundo, del demonio y de la carne. Es una jerarquía enemiga de las almas: no las lleva a la salvación, sino a la condenación.

¡Qué duro es predicar esto y no recibir amenazas de la gente! Se predica esta verdad y la gente desprecia al sacerdote por decir esta verdad.

Los hombres siempre cierran sus oídos a la Verdad, a la llamada de la salvación. Hoy, como ayer, es siempre lo mismo, porque los hombres terminan acomodándose a la vida exterior que se les ofrece por muchos caminos.

Ven a Bergoglio y, sabiendo que no es Papa, lo tienen como tal: el hombre se acostumbra  a lo que ve, al político de turno que gobierna, al sacerdote que dice y obra cosas…Cuando se va ese político o ese sacerdote, el hombre despierta de su sopor y quiere otra cosa. Pero mientras vea, cada día, al mismo sujeto, acaba aceptándolo, aunque sepa que es un hereje. Esto es lo que pasa, en muchos, con Bergoglio.

No hay fidelidad a las palabras de Dios, a su gracia, a su vida en la Iglesia.

«Yo Soy un Padre Amoroso que os ha demostrado a través de todos los tiempos de que siempre os he acompañado y de que no os olvido ni os olvidaré, ya que Yo os creé para manteneros siempre cerca de Mi Corazón. Mi Corazón y Mi Fidelidad han cumplido Su Promesa, ¿por qué vosotros no os mantenéis en ésa fidelidad hacia Mí y hacia vuestros semejantes? Vosotros decís a vuestros semejantes; dame el ejemplo para que yo te pueda seguir. Yo os lo he dado a todos niveles. Yo os he buscado, a cada uno de vosotros y Me he puesto a la altura de vosotros, para que no os sintierais impotentes al seguir Mis Ejemplos y Enseñanzas y ni aún así las apreciáis, ni las seguís. Preferís el ejemplo del mal, que en muchos casos, es más fácil seguir, al ejemplo del bien, que si os va a traer bienestar y vida eterna, ni aún así lo tomáis como forma de vida Os enfrentáis a vuestra realidad y a lo que ella conlleva cuando no estáis Conmigo y ni aún así reaccionáis» (Mensaje de Dios Padre a JV el 12 de Agosto de 1998).

Bergoglio no da ejemplo del bien ni de la verdad, ¿por qué le siguen?

Bergoglio no es fiel al Evangelio de Cristo, ¿por qué le siguen?

Bergoglio no continúa el magisterio de los Papas, ¿por qué le siguen?

«Preferís el ejemplo del mal, que en muchos casos, es más fácil seguir». Es más fácil seguir a Bergoglio que a Benedicto XVI.

Aquella Jerarquía que se oponga a Bergoglio se queda sin comer y sin trabajo en la Iglesia. ¡Esto es una realidad! Por eso, hay mucha Jerarquía que tiene que mirar para otro lado y seguir a Bergoglio. No son fieles a Cristo ni a Su Iglesia.

Seguir a la Virgen María es oponerse a la herejía que existe hoy en la Iglesia. ¡Son pocos, muy pocos, los que siguen a la Virgen María! Rezan el Rosario y después obedecen a Bergoglio como Papa. ¿Por qué llaman Santo a Juan Pablo II, si para la Iglesia verdadera es sólo Beato? Porque Bergoglio, que es un masón, lo ha proclamado santo. El hombre acaba siempre aceptando la maldad que ve, que comprende. No sabe oponerse a esa maldad, porque es más fácil no oponerse, hacer lo que hace la masa, decir lo que dice la masa. Esto es construir la vida espiritual por el techo: por nuestra razón humana, por nuestras ideas fantásticas sobre la Iglesia y sobre nuestra vida humana.

«Hija Mía, vosotros debéis saber todos, que pecar es desviarse de Mi Camino de Verdad; pecar es también hacer desviar a veces inocentes que os siguen por la misma pendiente; creyendo en la autoridad del pecado, ellos mismos cometerán la misma falta. Y ¿cómo detener toda esa cadena? Es necesario que el primer eslabón defectuoso de esa misma cadena confiese en público su falta. Su fidelidad a Dios le obliga a ello. A veces, Yo os pido que reconozcáis públicamente vuestro pecado, sobre todo cuando hay alguna consecuencia mundial. Este pecado comienza contaminando una asamblea, un pueblo, y termina tocando naciones enteras» (Mensaje de Jesús a JNSR el 23 de febrero de 2005).

Lo que obra Bergoglio es una cadena de pecado. Pecar es desviar al otro del camino de la verdad de la Iglesia. Bergoglio ha puesto un camino nuevo en Roma: su gobierno horizontal. Y muchos creen en la autoridad de ese gobierno y, por tanto, muchos pecan, cometen el mismo pecado que obró Bergoglio al poner su gobierno horizontal.

Lo que hace Bergoglio, en Roma, no es cualquier cosa: es llevar almas al pecado. Es hacer pecar al otro, es arrastrar a las almas por la pendiente del pecado. Y sólo hay una manera de detener esa cadena: que Bergoglio públicamente reconozca su pecado. Él es el culpable, el primer eslabón defectuoso en esa cadena. Por tanto, tiene que confesar públicamente su pecado. Como no lo va a hacer, entonces ese pecado, no sólo está en Roma, sino que va a terminar tocando al mundo entero.

«Hoy, Satanás se sirve de estas inconscientes cadenas. No os olvidéis de que el pecado es satánico y el aliento o estímulo hacia el mal viene del Príncipe de las Tinieblas. Hoy, él está desenfrenado en maldad contra toda la Humanidad; su espíritu maléfico penetra profundamente en todos los espíritus, de los hombres, de las mujeres y de los hijos no habitados o poseídos por Mi Espíritu Santo» (Ib).

Bergoglio no es cualquier hombre: es un enviado de Satanás para abrir esta cadena de pecado en la Iglesia. Bergoglio es un hombre satánico. Y aquellos que lo sigan son, también, hombres satánicos. Por eso, la Iglesia está llena de satanismo. Y nadie quiere darse cuenta.

Se han abierto muchas cadenas del mal en el Vaticano, muchas corrientes que llevan a muchos católicos al pecado en masa. Son arrastrados así

La Virgen María fue la primera discípula de su Hijo: Madre y Discípula. Y, por tanto, la Virgen María es la mejor Maestra que el Señor nos ha dejado. Y nadie quiere aprender de Ella. En la práctica, nadie lo hace.

Con la mente humana, el hombre se pierde a sí mismo; con su mente, el hombre se confunde a sí mismo. Con la Virgen María, que es Madre de Dios y Madre de la Iglesia, ni hay perdición ni confusión. Pero es necesario poner la mente en el suelo, pisotear tus grandiosas ideas preestablecidas por tu orgullo en tu vida. Tienes que ser un niño en los brazos de tu Madre.

Tú eres, en tu persona, el que te riges a ti mismo; no es tu cabeza. Eres tú, como persona, el que guías tu vida. Y si no eres capaz de abofetear tu orgullo: el creerte algo para Dios, necesario para la obra de Dios, entonces tú te lo guisas, tú te lo piensas, tú das vueltas y vueltas a tu estúpida cabeza, y tú te lo comes: tú vives tu vida y te crees el más santo de todos porque tienes a Bergoglio como Papa.

Dos iglesias hay en Roma. No una. Dos. Está la Iglesia en Pedro; y está la iglesia en un falso Pedro. Hay dos iglesias visibles en Roma. Dos. Y, por tanto, hay una división en Roma; hay un cisma encubierto; hay una apostasía de la fe que impide ver esta verdad.

Dos Papas: luego, dos iglesias.

La Iglesia Católica sólo tiene un Papa. Si hay dos, es que hay dos iglesias.

Esta verdad, tan sencilla, a nadie le interesa. Todos están detrás de la noticia de Bergoglio: qué hace o qué no hace; qué dice o qué no dice; ¿alguna vez dirá algo sensato para poder creerle como Papa?; ¿alguna vez dejaremos de dudar en él como Papa, para creer en él como Papa?

Así está la gente en la Iglesia: sin ver dos iglesias, dos realidades, dos caminos, dos fes, dos dioses.

Tienen el Magisterio de la Iglesia para salir de la duda, y ninguno se ha acercado a esa fuente de verdad, y siguen en sus mentiras: las que sus mentes se fabrican. ¿Para qué están en la Iglesia? ¿A qué se dedican? ¿A recolectar noticias sobre Bergoglio? ¿A recorrer los profetas, cogiendo una de cal y otra de arena, para terminar criticando a los Papas, a toda la Tradición, a todo el Magisterio y a todos los miembros de la Iglesia?

La Iglesia es la Obra de la Verdad. Y quien no la obre, no es de la Iglesia.

¿Bergoglio obra la verdad? No; luego, no es de la Iglesia.

¿El gobierno horizontal que ha puesto Bergoglio, esos herejes vestidos de santos, obran la verdad? No; luego, no son de la Iglesia.

¿La Jerarquía que obedece a Bergoglio como Papa, obra la verdad? No; luego, no son de la Iglesia.

¿Los fieles que tienen a Bergoglio como Papa, obran la verdad? No; luego, no son de la Iglesia.

Es así de sencillo. Pero, en la práctica de la vida, no es tan sencillo. Y la culpa: tu cabeza, tu mente humana, tus ideas soberbias, tus filosofías, tus psiquiatrías, tus teologías, tus sentimentalismos, tu vida y obras humanas, tus apegos a la carne y a la sangre.

Hay dos iglesias en Roma: la verdadera, y la que se está levantando en el gobierno horizontal, político, liderado por el impostor Bergoglio.

A la Iglesia verdadera no hay que juzgarla: no hay que juzgar al Papa Benedicto XVI. No hay que juzgar el Magisterio de la Iglesia, ni la Tradición, ni el Evangelio de Jesús. No hay que juzgar a la Jerarquía que permanece fiel a esa Iglesia.

A la iglesia falsa hay que juzgarla y atacarla, por todos los medios posibles, al alcance de la mano del hombre. Pero es un atacar en la paz del Espíritu: cuando Dios quiera y como Dios lo quiera. No es un atacar por atacar. Es luchar contra muchos demonios que vienen directamente de Roma, de esa iglesia falsa. Es una batalla espiritual.

«Voy a hablar del Dolor, de este Dolor que quiero hacer reinar en el mundo materializado y vano. Quiero Dolor: tengo sed de Sacrificio, de Abnegación, de Correspondencia, de Fidelidad, de Vencimiento de Pureza, de Obediencia, de Sencillez y de otras muchas virtudes que están arrinconadas y no se practican. ¡Ay! el mundo se olvida de las virtudes! Ellas no existen con la solidez de las que he explicado, y sin embargo, deben existir. El mundo duerme en el profundo letargo del engaño más lamentable. Las almas se pierden, precipitándose a su eterna perdición, porque no hay en ellas Sacrificio. El Dolor es el preservativo del infierno. La Cruz con mi Corazón doloroso salvará al mundo: es la llave del Paraíso. ¡Se pierde el mundo porque no hay Candor, no hay Dolor en las almas! La Pureza y la Cruz son su salvación, y serán la única barrera que, en la precipitada corriente de sus vicios, lo detenga y salve. ¡Ay del mundo sin mi Corazón y sin la Cruz, sin la Pureza y sin el Dolor! Amen y sufran: es necesario que las almas amen, pero en el Dolor: es necesario que la Cruz se extienda por toda la tierra y traiga a todas las naciones a mi Corazón: es necesario que la Cruz y mi Corazón detengan el cataclismo que se cierne sobre el mundo. Quiero corazones puros y crucificados que aplaquen la divina Justicia: que el mundo venga a mi Corazón por el camino de la Cruz: por esto he presentado el Corazón en el centro de la Cruz, a fin de que comprendan que sólo subiendo por la Cruz se puede llegar a mi Corazón. El reinado del dolor es indispensable en el mundo; pues que solamente por este camino lloverán gracias y se salvarán las almas. Denme almas puras: pido almas crucificadas ¡oren! ¡oren!» (De las Virtudes y de los Vicios, de Concepción Cabrera de Armida, pag. 94-95).

Jesús quiere Dolor. ¿Esto es lo que predica Bergoglio? No; entonces, ¿por qué lo siguen?

Es el Dolor el que preserva del infierno. La Cruz con el Corazón de Jesús ensangrentado es la llave para ir al Cielo.

Es el Dolor el que impide pecar, el que impide ser arrastrado por esas corrientes de pecado, que se ven en Roma.

Hay que amar al prójimo, pero en el dolor de Cristo, no en el dolor del prójimo. Hay que amarlo para que no peque, para que se vuelva a Dios, para que deje su vida de pecado.

No hay que amarlo para darle de comer, para solucionarle sus problemas.

Cristo ha amado al hombre en el Dolor de su propia Vida, no lo ha amado en el dolor del hombre. Ha cargado con su pecado y eso es producir en Su Corazón el Dolor. Un Dolor que salva y santifica al hombre.

Jesús quiere corazones puros y crucificados.

¿Y qué es lo que quiere Bergoglio? ¿Quiere pureza? ¿Quiere crucificar la voluntad de los hombres? No; no cree ni en el pecado ni en la Cruz de Cristo. Entonces, ¿por qué lo tienen como Papa? ¿Habla con la Voz de Cristo? No. ¿Habla con la voz del Anticristo? Sí.

Sólo subiendo por la Cruz se llega al Corazón de Jesús.

¿Cómo pretenden llegar a Jesús con los ofrecimientos sin Cruz de Bergoglio?

«Os están sometiendo a que os rindáis en sus redes de manipulación para luego ellos crear aquello que os harán pasar por bueno, como ese hermano en el Vaticano que os quiere hacer creer que es mejor estar al lado del pobre que del verdadero Dios. Artimañas. ¿A qué sirven?: A la bestia. Todo aquel que desee la esclavitud, el cambio radical para los hombres, de seguro que no vienen de Mí. Amén» (Mensajes Personales de octubre del 2013, dados a una hermana elegida por Dios en el barrio del pilar).

Este es el resumen de lo que es Bergoglio: un hombre que te quiere hacer creer que es mejor estar al lado del pobre que de Dios. Punto y final. Y, por eso, se ha montado todo ese negocio en Roma con su nueva iglesia. Y muchos católicos siguen bobos.

Anuncios

14 comentarios

  1. Daniel Cortez Alaña dice:

    Me gustaría que me aclarara lo siguiente:
    Hay un sacerdote que invoca a la Virgen y siempre le reza el Ave María en la Misa, pero hay cosas que no me gustan de él.
    1)Predica sentado.
    2)Permite que la gente se le acerque en el Altar en plena Misa.
    3)No aceptó el cambio del obispo a otra Parroquia.
    4)No confiesa.
    5)Predica bien, pero creo que lleva otra vida.
    6)Consagra con una sola mano.
    7)Y…¡adora a Francisco!.

    • josephmaryam dice:

      Si da culto a la mente de Bergoglio, entonces todo lo que hace es su obra de teatro en la Iglesia.
      Aléjese de él.
      Son muchos los que invocan a la Virgen María pero viven en su herejía. Tienen que aprender a discernir eso.
      Un sacerdote que viva en su pecado y que haga las cosas ordinarias, misa, oración, penitencia, rezo del rosario, es sólo un falso sacerdote.
      La señal de la devoción a la Virgen María es la pureza: de mente, de corazón, de espíritu y de cuerpo.
      Si no hay estas cuatro purezas, no hay nada.
      La Virgen María es la que no tiene pecado. El devoto de la Virgen María, el verdadero devoto, es el que no tiene pecado, el que lucha por quitar sus pecados, sus apegos a la vida, el que se pasa haciendo penitencia para expiar sus pecados.
      Son muchos los que rezan a la Virgen, rezan el rosario, y después se pasan la vida como católicos criticando a todos los papas, a todos los sacerdotes, a toda la Iglesia.
      ¿Para qué rezan el Rosario?
      No les sirve de nada. Su pecado anula la devoción a la Virgen María.
      Rezar el Rosario enseña al alma a no pecar más.
      Si rezan y siguen pecando, la Virgen no puede mirarlos con Madre, sino como bastardos.
      La Virgen es Madre de las almas; engendra en ellas a Su Mismo Hijo: engendra la pureza misma, que es Su Hijo.

  2. Pepa dice:

    En contestación a lo anterior puede ver el mensaje de MDM del 13 de Marzo de 2013. Ahí se dice que francisco no ha sido puesto por DIOS

  3. Tere dice:

    Por favor Padre, me podría aclara más la parte de La Virgen a San Juan Diego 1531 y los tiempos, gracias

  4. fredytorres dice:

    Muchas gracias

  5. fredytorres dice:

    Con las disculpas del caso, me podría hacer el favor de mencionarme algún mensaje en el que la Virgen María manifiesta que el actual “Papa” no es Papa. Gracias

  6. Anónima dice:

    …políticamente”.
    ¿Y entonces Señor?
    “Entonces debéis prepararos para lo que va a venir y ya es. La abominación de la desolación en mi Iglesia. En Mi Iglesia. Porque es Mía y de nadie más y se quieren apropiar de Ella. La Iglesia es Santa y va a ser profanada. Sí, hubo pecado en Ella, pero nunca jamás en la historia fue tomada por el impostor.
    Ya llegó el culmen de la abominación. Ya llegó la Bestia. Y mis hijos ahí están ciegos, no ven lo escrito. Distraídos siguen con sus vidas como si eso no les fuera a ellos. Y sí les va. Todo es sostenido por Mí”
    ¿Qué va a pasar?
    “Lo que va a pasar ta lo ves, lo que va a pasar ya lo conoces. También ves la ceguera. Ves a mis hijos, “estos asuntos no van con ellos” indiferentes a Mí. Nublados por el humo de Satanás y por la neblina del mundo”.

    “Hija, alégrate porque pronto llegará mi triunfo. Alegra el corazón porque la victoria es mía. Yo soy Él. Y el inicio está cerca.
    Bendita mía no temas, no temas, estás en mis manos. No temas pequeña”.

    “Acepta tu dolor en la confianza en Mí. Ese es el ofrecimiento que Yo quiero, siempre en la confianza en Mí.
    Ahora ves hija. Yo te bendigo”.

  7. Anónima dice:

    Francisco no es Papa. No lo es.
    Mensajes a un alma:(9.4.2014)…¿Por qué me dijiste que tu Vicario no tenía…?
    “¿Te interesa hija? Es el Señor el que te contesta”.
    . “Mi vicario está en la Tierra y se ha quedado sin pueblo. Mi vicario está triste y ha permitido esto para que se cumpla lo que está escrito: Apartarán al Pastor y serán dispersadas las ovejas”
    ¿Y entonces el otro no es un pastor?
    “Es un impostor que es consciente de que lo es. Todo lo tiene estudiado, medido, su lugar se preparó

    • Vania dice:

      Realmente este mensaje del Senor me entristeze¿Te interesa hija? Es el Señor el que te contesta”.
      . “Mi vicario está en la Tierra y se ha quedado sin pueblo. Mi vicario está triste y ha permitido esto para que se cumpla lo que está escrito: Apartarán al Pastor y serán dispersadas las ovejas” Ay dios mio perdon por la cueguera de cada uno de nosotros por nuestros corazones de piedra sin sentimientos, quizas seamos pocos pero de todo corazon estamos siguiendo a vuestro Santo Vicario Benedikto XVI unidos en oracion por las intenciones de vuestro Vicario.

  8. Laodicea dice:

    Padre hace unos días fue la lectura de San Lucas 17 20-37 donde el señor dice que uno será dejado y otro llevado, y que ocurrirá cómo en los tiempos de Noe y Lot y los discípulos le preguntan donde ocurrirá y el señor les contesta que donde está el cadáver, se juntarán los buitres.

    El cadaver podría significar la venida del anticristo y los buitres los falsos profetas que lo anunciarán?

    Gracias y que Dios le bendiga

    • josephmaryam dice:

      El cadáver es el Papa; es el Cuerpo Místico. Una vez que muera el Papa, los buitres tienen el camino abierto para poner lo que quieran.
      Una vez que esos buitres maten al Cuerpo Místico, entonces se producirá el Gran Castigo.

    • Maria dice:

      Y aunque nadie sepa precisamente cuando….pero falta poco porque Benedicto XVI es un anciano…estamos hablando de algo inminente…gracias Padre Joseph por su página…Dios nunca deja solos a sus hijos.

  9. Maria dice:

    Lo que pasa con Jorge Bergoglio es que se atreve a pasar por encima de Dios.
    Nadie pide que de un día para el otro tooooda la gente comprenda y razone los misterios divinos….pero Dios solamente pide aceptar el camino hacia la salvación que es Jesucristo. Y luego se comprenderá todo…todo eso que estaba en la oscuridad….
    Se plantea la Cruz de Cristo como un castigo….si hasta cualquier idiota dice por cualquier idiotez….no me crucifiques….habría que lavarle la boca a toda la gente que construye sus metáforas donde se burlan de Dios…lavársela hasta que pidan perdón…..
    El misterio de la Encarnación de Cristo….es una obra de amor y caridad verdaderos…para con el hombre….
    Quien sin mancha de pecado???? NADIE….por eso la unión hipostatica….el precio de la sangre divina….
    Los grandes teólogos actuales se olvidan de la divinidad de Jesus…y sin ella la Cruz no tiene sentido…como tampoco lo tiene sin la humanidad de Jesus….
    Pero todos estos que se atreven a burlarse del Hijo se meten con el Padre….pero por su orgullo ni siquiera comprenden la Santisima Trinidad….
    Y hablan del Espíritu Santo como un accesorio…un plus….un extra….como sí el Espiritu de Dios fuera “algo” independiente del dolor divino…independiente del mismo Cristo….
    En Dios no hay división….y la verdad revelada es la Iglesia Católica…no hay otra….Dios se encarnó para fundarla….Dios no puede contradecirse…ya basta de santificar el pecado Bergoglio…y no tengo miedo de escribir así….porque Dios esta conmigo.

Los comentarios están cerrados.

Glosario

Misa espiritual

Benedictus PP. XVI

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Santuario de Fátima

Fátima en directo

Jesús, en Vos confío

A %d blogueros les gusta esto: