Lumen Mariae

Inicio » Multimedia » Homilías » La obra de Dios no sigue las obras de los hombres

La obra de Dios no sigue las obras de los hombres

homilias
border560x1negro
border560x1negro
Anuncios

33 comentarios

  1. Gladys dice:

    josephmaryam
    23 JULIO, 2016 A LAS 10:35 PM MUCHAS GRACIAS POR ESTA PALABRA.-ES LO QUE ESTOY VIVIENDO ESTE TIEMPO.

  2. Andress dice:

    Gracias por su respuesta Padre, bendiciones.

  3. Virginia dice:

    Es exactamente lo que está pasando , padre, eso, exactamente.Satanás al ataque con toda su fuerza…sin descanso.Con toda su astucia y maldad.

  4. Andress dice:

    Padre,

    En algún post muy anterior suyo, aparece lo siguiente, cito:

    “No te contentes con decir que Dios es Amor , decir que Dios es bueno con todos y quedarte tan Feliz. Dios no da su amor sino en su Justicia, por eso , siempre Dios hace sufrir cuando ama”.

    Mi pregunta es ¿como sufrir Amando?

    ¿como sufrir y no caer en la desesperanza? ¿Como sufrir y no caer en la tentación de renegar contra Dios ? Como llevar esa cruz hasta el Calvario?

    Dios le bendiga

    • josephmaryam dice:

      El amor es dolor.

      Nadie entiende esto.

      Amar es sufrir, es clavarse en la Cruz, es imitar al Amor.

      Dios es Amor. El amor es un ser divino, es la esencia de Dios.

      Dios no sufre cuando se ama a sí mismo.
      Pero Dios sufre cuando ama al hombre que peca. Dios sufre en el hombre.

      Este Misterio del Amor es el Misterio del Verbo Encarnado.

      Tanto amó Dios al mundo que hizo que Su Hijo muriera en la Cruz. Es Su Voluntad divina:su Hijo vino a morir. Y así demuestra que Dios ama al hombre.
      Es un Dios que se entrega en el sufrimiento. Y lo hace totalmente. Jesús amó al hombre hasta el extremo, hasta dar la vida.
      Este es el triunfo de Cristo en la Cruz: en su dolor, el amor.

      El dolor es amor.

      Amor y dolor, con Cristo, están unidos, no se pueden separar.

      Por eso, el que sigue a Cristo tiene que aprender lo que es el sufrimiento. Si rechaza el sufrimiento, si no se conforma con los sufrimientos que da la vida, no va a entender el amor.

      Hay que estar sumergido en el dolor para percibir lo que es amar.

      Pero también cuando se ama verdaderamente hay que estar abiertos al sufrimiento, a cualquier dolor, humillación, persecución, para ir creciendo en el amor.

      Sólo de esta manera, el alma,no cae en desesperación o en angustias o tristezas, sino que va sintiendo la paz que Dios le da.

      Pero esto es un aprendizaje del alma. Las almas sienten pesares, temores, miedos, tristezas, desesperanzas porque les cuesta abrazarse al dolor y porque, cuando aman, se olvidan de que viene una cruz. Quieren estar en el Tabor, quieren decir como Pedro, qué bien se está entre las consolaciones, qué bueno que todos los días sean con consolación divina.

      Pero Dios va llevando a cada alma hacia su cruz, en donde manifestará su amor, en donde encontrará el alma su amor.

      Cada alma viene con un amor de Dios que debe realizar. Pero sólo va descubriendo este amor en los diferentes dolores que encuentra en su vida. Cuando al alma ya no le importa sufrir, cuando no pone reparos en el día de mañana, sino que se entrega totalmente a la Voluntad de Dios, entonces encuentra el amor que Dios quiere que obre. Y este amor sólo puede manifestarse en la Cruz. Cada uno tiene su cruz, su dolor, su sufrimiento, según sea su amor.

      Es el amor lo que da forma al sufrimiento. No es el sufrimiento lo que moldea el amor. El sufrimiento moldea al hombre: lo hace un hombre nuevo, fuerte en el Espíritu, apto para combatir, incansable en la verdad.

      Pero es el amor lo que da vida al hombre. El sufrimiento lo hace humilde, maleable, dócil, disponible, atento. Pero el amor lo lleva hacia la obra de su vida. En esa obra ya no interesa tanto lo que se sufre, como al principio, ya el hombre no se queja por sus dolores de la vida, sino que sólo interesa obrar lo que pide el amor. Una obra en medio del dolor.

  5. OLEGARIA. dice:

    PADRE, SU OPINIÓN SOBRE ESTO:
    “Sacerdotes retrógrados, dejen de predicar teología en sus homilías, la gente humilde no entiende ese tipo de conceptos. Prediquen el Evangelio de Cristo, aplicándolo a la realidad del cristiano, a la realidad de la sociedad.
    Muchas homilías de ciertos sacerdotes, parecen cátedras de teología, parece que están dando clases en el seminario o en la universidad, la gente no quiere eso.
    Dejen de andar en las nubes y prediquen la verdad de Cristo.”
    ME GUSTARÍA ME DÉ LUZ.

    • josephmaryam dice:

      El Evangelio de Cristo no se predica aplicándolo a la realidad de la sociedad, de la vida humana, de los diferentes problemas humanos en la economía, en sus culturas o en sus búsquedas de sus dioses o religiosidades.

      El Evangelio de Cristo se predica combatiendo al hombre y sus ideas, combatiendo el pecado de los hombres, llamando a cada cosa por su nombre, haciendo que las personas salten de sus asientos y se vayan de la Iglesia porque no aguantan oír la verdad, que es Cristo.

      Jesús predicaba así cuando tenía un auditorio de fariseos, hipócritas, mentirosos, matones, corruptos, etc… Predicaba la verdad que ninguno de ellos quería escuchar. Y predicaba sabiendo que no iban a aceptar esa Palabra Divina que no se acomoda a la vida de ningún hombre.

      Ante todo, el Evangelio es la Palabra de Dios, es decir el Verbo.

      Se está predicando la Mente de Dios, no la mente de ningún hombre. Y esa Mente Divina sólo es la Verdad. Verdad que a ningún hombre le gusta escuchar porque vive rodeado de mentira, manipulado por un lenguaje que agrada a su mente humana y engañado con multitud de fábulas, de cuentos de la lechera que el hombre, como esta persona que se atreve a enseñar su estupidez, sigue gustosamente.

      Es una fábula decir que el Evangelio hay que aplicarlo a la vida del hombre.

      Es la vida del hombre, es la vida de la sociedad, es la vida del matrimonio, la vida de la familia la que se tiene que aplicar a la vida de Dios que se ofrece en el Evangelio.

      La Palabra de Dios es una vida divina. Predicar esta vida divina a gente que le importa un comino las cosas de Dios, como a Bergoglio, se tiene que hacer dando la verdad que les molesta. Y si para ello hay que emplear el lenguaje teológico, se emplea sin más, porque la gente humilde sabe escuchar la verdad que se les predica. La gente soberbia, aunque se les predique llanamente, no entiende la verdad porque no la quiere escuchar. Sólo escucha aquello que tiene en su mente y que quiere oír del predicador de turno.

      Bergoglio llama gente humilde a aquella metida en su humanidad, aquella que tiene en su boca cada día sus problemas y sólo sabe lamentarse y llorar por sus vidas sin sentido. Y, por eso, no están -esta gente humilde- para soportar un poco de teología que el cura retrógrado les predica.

      La teología es la ciencia de la Palabra de Dios. Luego, en las predicaciones tiene que haber teología, el lenguaje teológico. Pero hay que saber transmitirlo al auditorio para que comprendan lo que se quiere enseñar.

      Bergoglio odia la verdadera teología, pero predica su teología de la liberación en sus homilías. Esto lo dice para hacer callar a los sacerdotes rectos que saben que hay que emplear la teología en las predicaciones. Bergoglio usa su estilo: él dice que no le gusta la teología y que los demás no prediquen teología, pero él, desde el primer día, puso como modelo de su iglesia a un teólogo maldito, Kasper, y se ha dedicado a predicar y a escribir su teología. Bergoglio es sólo un dictador de sus ideas. Y como lo tienen como su papa, los sacerdotes le hacen caso.

      Si la Palabra de Dios es la inteligencia divina, entonces la manera de predicarla es con el Espíritu de la Palabra.

      El Espíritu de la Palabra encamina al predicador en la Mente de Dios y va formando las ideas que Dios quiere que se digan. Un predicador humilde sabe emplear las palabras humanas que expresen lo que ha visto en Dios, lo que le ha dicho el Espíritu de la Palabra. Un predicador soberbio recurre más a sus conceptos humanos o teológicos.

      El predicador tiene que trabajar en purificarse de sus soberbias para que sus homilías ofrezcan la vida de Dios a los hombres. Y los que escuchan deben tener sus oídos abiertos, dejar sus preocupaciones y problemas a un lado cuando van a la Iglesia, para aprender cómo se obra lo divino en lo humano, que es el fin de toda homilía.

      Por supuesto, Bergoglio sólo está manifestando lo que ya ha dicho en muchas de sus estúpidas homilías y en sus locas entrevistas. Es su herejía favorita: insertar el Evangelio en el hombre, inculturizar el Evangelio, demostrar que la mente del hombre interpreta la vida humana por encima de la sabiduría divina.

      Bergoglio es un loco vestido de papa y que quiere ser maestro de su propia ignorancia. Se ha quedado anticuado en su idea, porque sigue una herejía muy antigua. Los herejes modernos no tienen nada que enseñar a los hombres, pues repiten con otras palabras lo que otros han dicho hace mucho tiempo. Son loros de hombres retrógrados, que se han quedado estancados en sus razonamientos, obtusos en sus ideas fijas.

      Esto es lo que le pasa a este hombre: él está en su comunismo, en sus fraternidades, en su teología de la liberación, en su ecumenismo, que es sólo vivir lo humano. Para eso coge el Evangelio y lo interpreta según lo que encuentra en su mente humana. Por eso, dice que el Evangelio hay que aplicarlo al hombre a su vida. La palabra de Dios, para este hombre, es sólo un recuerdo que se va actualizando en el tiempo, según las circunstancias de las personas, según los problemas de la vida.

      La Palabra de Dios no es una sabiduría divina, no es una ciencia de Dios, no es una teología, no es un magisterio eclesiàstico, sino que es lo que cada hombre quiere en su vida. Y, por eso, dice que hay predicar el Evangelio como es, no como lo interpreta la Iglesia. Es su idea protestante: la libre interpretación de las Escrituras.

      La mente humana de Bergoglio está encerrada en sí misma, es decir, trabaja en inventarse una realidad que no existe, que sólo se da en su cabeza.

      Su idealismo es lo más antiguo en la historia de los hombres. Nace con el pecado del primer hombre, y sólo los hombres retrógados, como Bergoglio, tan antiguos como su pecado que nunca quitan, del cual no se arrepienten jamás, renuevan continuamente este pecado, este idealismo.

      Pero, con la diferencia, que Adam, el primer hombre puso en la realidad lo que concibió dentro de su cabeza; pero Bergoglio no ha sido capaz de poner en obra lo que su cabeza se ha inventado. Él sólo ha copiado los pensamientos de otros, pero no ha sido capaz de influir en nadie, pues no tiene inteligencia, como la tenía el primer hombre. Él está haciendo en la Iglesia lo que otros le han dicho que haga. Es un juguete de otros hombres más inteligentes y con más poder que él tiene.

      Bergoglio es sólo un político que se aprovecha de los más pobres, de la gente ignorante para arrancarles la vida del alma. Es un asesino de almas. Y los asesinos no dan fruto entre los hombres, no arraigan en la vida de los hombres. Son productivos entre la gente del mundo, son usados por los poderes del mundo, pero también despreciados por ellos porque carecen de inteligencia. Sólo sirven para la inteligencia y el poder de otros.

  6. Que el señor proteja a una alma escogida , hasta que llegue su hora dispuesta por el señor, padre Bergoglio está usando los poderes satánico, para combatir a la profeta, que Jesús nos ayude a todos y a prepararnos para lo que se está avecinando, con los verdadero profeta y su pueblo fiel.ven señor Jesús.

  7. Hijo pródigo dice:

    LA MASONERIA ECLESIASTICA
    TIENE MIEDO DE TRES MUJERES ?
    Madeleine Aumont, Je Ne Suis Rien e Conchiglia

    http://www.conchiglia.mx/ESPANYA/ES_C_lettere/08.116_ES_LA_MASSONERIA_ECCLESIASTICA_HA_PAURA_DI_TRE_DONNE_22.02.08.pdf

    • Hijo pródigo dice:

      Si a alguien le queda alguna duda sobre masonería puede ver este vídeo:

      Minuto 18.35 “Nosotros consideramos mucho más maligno al Dios de los cristianos que a lucifer”

      Ave María Purísima, sin pecado concebida.

  8. Amparo dice:

    Padre, me desconcierta la posición de Javier Viesca respecto a Francisco…
    ¿Debemos seguir sus mensajes o no?¿Es posible que se haya malogrado su misión, como ha ocurrido con Marga, vidente de Madrid, por su ceguera ante el falso papa?
    Gracias

    • josephmaryam dice:

      Tienen que aprender que la opinión de la persona y la verdad de la profecía son dos cosas distintas.

      La persona tiene que permanecer en la verdad, que es Cristo. E imitar esta verdad, imitar a Cristo, y obrarla, hacer las mismas obras de Cristo.

      Mientras la persona permanezca en la verdad, su profecía va caminando, es decir no ha pasado a ser un profeta falso, a pesar de tener errores en cuanto a la unidad de la Iglesia.

      Se obedece a un papa, no por la verdad, sino por la unidad, en razón de la unidad. El Papa representa la unidad de la Iglesia. Cristo es la verdad de la Iglesia. Verdad y Unidad: son cosas distintas porque Cristo ha puesto Su Iglesia en una Cabeza visible, que es Pedro. Cabeza de unidad en la Iglesia: él es que decide qué dogmas hay que seguir en la Iglesia, quien entra y quién no entra en la Iglesia, cómo se da el culto a Dios en la Iglesia. Tiene, para eso, las llaves de la Iglesia.

      El papa, guardando la unidad de la Iglesia, guarda la verdad, que es Cristo.

      Un Papa guarda la unidad de la Iglesia porque guarda la unidad del magisterio, de los sacramentos y del papado. Se guarda la unidad del magisterio defendiendo la verdad divina y dogmática, es decir la Palabra de Dios y el dogma, el magisterio auténtico e infalible de la Iglesia; sacando decretos y escritos en donde se confirma al Rebaño en las verdades de la fe.

      Un Papa guarda la unidad de los sacramentos defendiendo la liturgia verdadera en cada sacramentos, sacando decretos y escritos en donde se enseña la verdad de la liturgia divina.

      Un Papa guarda la unidad del gobierno en la Iglesia obedeciendo él la verdad divina y dogmática, y haciendo que los demás obedezcan también esta verdad en todo su gobierno, por razón de que él es cabeza de la Iglesia.

      Estas tres cosas llevan a la verdad, que es Cristo. La unidad se realiza en la verdad. La unidad no puede realizarse fuera de la verdad. Por eso, la unidad de la Iglesia se realiza en la verdad de Pedro, en la verdad de la Cabeza visible de la Iglesia. Si se quita esta verdad, la Iglesia desaparece, queda dividida su verdad. La unidad de la Iglesia no puede realizarse fuera de Pedro, fuera de la Cabeza visible. Pero sí puede realizarse la unidad del alma con Cristo.

      Un alma que está unida a Cristo no necesariamente está unida a la cabeza de la Iglesia. Pero un alma unida al Papa también está unida a Cristo.

      Si el Papa se separa de la verdad no puede realizar la unidad de la Iglesia. Ésta queda dividida, el Rebaño disperso, como ocurrió en el tiempo del gran cisma, con tres papas, en donde la cristiandad quedó dividida. Una parte daba obediencia a un papa, otra a otro papa. Santa Catalina daba obediencia a Urbano, San Vicente Ferrer daba obediencia a Benedicto. Los dos fueron santos, pero en sus vidas su obediencia a una cabeza era diferente. Santa Catalina obedecía al papa verdadero, pero no así San Vicente Ferrer. Sin embargo, éste último luchó por establecer la unidad de la Iglesia y pidió a Benedicto que renunciara para que los Obispos, reunidos en un Concilio, pudieran resolver el cisma. Por este acto que hizo él mismo redimió su pecado de dar obediencia a un falso papa, que después fue declarado cismático y hereje. San Vicente Ferrer se mantuvo en la verdad, pero no en la unidad de la Iglesia. Sin embargo, luchó por la unidad de la Iglesia. Esto no se ve en nuestros días: gente que luche por los papas después del Concilio son muy pocos.

      Nadie lucha, ahora, por la unidad de la Iglesia. Al dar la obediencia a un hereje, al considerarlo como papa legítimo están cayendo en la abominación de la desolación. En tiempos del gran cisma había gente que tenía las ideas claras de lo que era un papa. Y, por eso, se luchaba por la unidad de la Iglesia. Hoy día, nadie lucha por esta unidad, sino que estàn luchando por mantener en el gobierno de la Iglesia a un hombre que la está dividiendo. Esto es lo abominable.

      Quien no lucha por la verdad de la unidad tampoco lucha por la verdad de la doctrina. Quien no lucha por la verdadera Cabeza de la Iglesia tampoco lucha por la verdadera Iglesia, sino por su iglesia y su líder.

      Se da obediencia a un papa en razón de la unidad de la Iglesia, no en razón de la verdad. El papa es el fundamento de la unidad de la Iglesia. Cristo es el fundamento de la verdad de la Iglesia. Son dos fundamentos distintos, pero inseparables.

      Esto es importantísimo para no caer en lo se ha visto en muchos católicos en estos 50 años.

      Muchos han visto que la verdad en la Iglesia ha sido desobedecida por Obispos, Cardenales, sacerdotes y fieles. Han surgido muchas interpretaciones, tanto en la doctrina como en la liturgia, que no tienen nada que ver con el Espíritu del Concilio. Se han apartado de la verdad, pero también se han apartado de la unidad, dejando de obedecer al Papa reinante.

      Muchos, ante este desconcierto en la doctrina y en la liturgia, han permanecido en la verdad, pero han atacado a los papas como la razón principal de todo lo que vino después del Concilio. Al hacer esto, han dejado la unidad de la Iglesia. Tienen la verdad, pero no pueden llegar a la unidad.

      Hay mucha división entre los católicos en cuanto a todos los papas, es decir en cuanto a la unidad de la Iglesia.

      Para no pecar, el fiel que ve la verdad, pero que no ve la unidad en la Iglesia, debe mantenerse en la obediencia al papa, sin criticarlo, juzgarlo, etc… Esto lo han hecho muy pocos durante 50 años. En general, el católico de a pié no sabe obedecer a un papa ni tampoco sabe lo que es estar en comunión con él. La ignorancia del católico actual es tal que confunde unidad con verdad. Creen que teniendo la verdad, defendiendo la verdad, ya estàn haciendo la unidad en Cristo y en la Iglesia. Este error lo tienen los tradicionalistas, los lefebvrianos, los sedevacantistas y demàs personas que luchan por la verdad, pero que no saben luchar por la unidad.

      No caen en la cuenta que Cristo ha puesto una Cabeza en donde se da la unidad de la Iglesia. Sin está cabeza no existe la unidad de la Iglesia, pero sí se da la verdad de la Iglesia y en la Iglesia.

      Ante lo que ha pasado estos 50 años, el fiel debía permanecer en obediencia al papa reinante a pesar de ver muchas cosas que iban en contra de la verdad. La apostasía de la fe dentro de la Iglesia, dada en muchos de sus miembros, no se dio en su cabeza visible. Los papas se mantuvieron en la verdad católica. Y sólo por esto el fiel tiene que darle su obediencia y comulgar con él en razón de la unidad, no en razón de la verdad. Juan Pablo II fue presionado para que abdicara, pero él se mantuvo en la verdad de ser el Sucesor de Pedro. Por esta obediencia a la verdad, la Iglesia se mantuvo firme en su unidad. Los fieles podían darle su obediencia sin problemas. La oscuridad y la división de la Iglesia ha venido después. Ahora el fiel no puede obedecer al Papa verdadero, Benedicto XVI, porque ya no representa la unidad de la Iglesia, ya no gobierna. Ya no se puede dar la obediencia del miembro de la Iglesia a él. Pero el fiel sí que tiene que estar en comunión espiritual con él, porque sigue siendo la cabeza de la Iglesia. Una cabeza que gobierna la Iglesia en el Espíritu de Pedro, no humanamente. Este punto a muchos católicos les cuesta entenderlo.

      Por lo tanto, volviendo a su pregunta sobre la inquietud de la opinión de la persona sobre el falso profeta, esta es la contestación:

      Mientras el profeta se mantenga en la verdad, como hizo San Vicente Ferrer, su profecía no cambia, no puede introducirse el demonio en ella porque el alma obedece a la Verdad.

      Si el profeta no se mantiene en la verdad, sino que da paso a otra ideas, al nuevo lenguaje que impera en muchos católicos, entonces su profecía se verà perjudicada.

      El profeta tiene que resolver el punto de la unidad. Este punto se refiere, no a su profecía, sino a la Iglesia.

      Muchas almas no saben discernir estos dos puntos, y Dios las deja en la ignorancia para no comprometer sus almas.

      Otras almas, sabiendo estos dos puntos, Dios espera al que profeta se decida, vaya discerniendo su posición en cuanto a la unidad de la Iglesia. Hasta tanto, la profecía sigue. Si el profeta va a elegir el error, el camino equivocado en la Iglesia, Dios lo sabe de antemano y se retira de él, comprobándose esto en su profecía, que cambia para mal.

      No tienen que estar pendientes de la opinión del profeta, sino de la verdad en su profecía.

      Mucha gente no sigue a un profeta por su opinión. Y esto es también un error.

    • David de Laodicea dice:

      Gracias por su respuesta. La verdad es que los mensajes del Dr Viesca cada vez son más incisos sobre la infidelidad y apostasía en la Iglesia. Quizás por eso esperaba que fuera más claro al señalar a bergoglio pero como usted bien dice no todo el que sabe que bergoglio es falso es un Santo ni el que todavía no lo sabe o tiene dudas puede dejar de serlo. Por lo de pronto seguire promocionando sus mensajes pues los considero de Dios Padre y recemos también por los videntes pues su mision no debe ser fácil.

  9. josephmaryam dice:

    Vean hasta dónde llega la locura de los hombres:

    Rezad por Francisco y defended a Francisco, Papa mártir.

    Esto es sólo porque los hombres no han aprendido a discernir los espíritus, es decir, porque carecen de vida espiritual en la práctica. Se llaman católicos, van a misa, comulgan, se confiesan, se saben la teología, pero nada saben de Dios ni del demonio, que son seres espirituales, con una sabiduría y un poder muy superior a la razón y voluntad humanas.

    Primero: Si Francisco es hereje – y ahí están sus herejías manifiestas, todos las pueden leer – entones no se puede defender la herejía en Francisco, ni por tanto se puede defender al hereje Francisco.

    Estas dos cosas, si no están claras, es decir, si no se sabe lo que es la herejía ni lo que es un hereje; si no se sabe o no se quiere reconocer cuándo una persona cae en la herejía y se convierte en un hereje, entonces la mente, como la de este señor, anda en las nubes, es decir, en su locura mental. Defender a un hereje es una locura, es no tener dos dedos de frente.

    Lastimosamente los intelectuales católicos estàn defendiendo a Bergoglio como papa, aun viendo sus herejías. Defienden al hombre, pero no ya la verdad.

    Esta es la soberbia más fina que los intelectuales no quieren quitar. Ven su error, ven que no pueden tener a ese hombre como papa, pero enseguida echan mano de su idea fundamentada en una ley canónica: como Bergoglio fue elegido según derecho canónico, entonces es papa. No ven el error en el que caen con su idea porque ya tienen su mente posesionada por el demonio. Por otra parte, ellos nunca van a admitir que su mente está posesionada por el demonio sólo por su soberbia fina, que es efecto de esa posesión.

    Segundo: si Francisco es hereje, entonces tampoco es papa, porque un hereje no pertenece a la Iglesia.

    Este punto lo niega este señor – y la mayoría de los católicos, porque han dejado de creer en el magisterio de la Iglesia, que es dejar de creer en Cristo- y cree que un papa puede decir lo que sea en la Iglesia, puede convocar a un Sínodo en donde se destroza la familia, y seguir siendo papa. Para este señor un papa puede ser hereje. No pasa nada porque diga todo eso que ha dicho. Lo que importa es defender la figura de un papa vacío de la verdad, porque no saben qué hacer con el Primado de Jurisdicción. No quieren caer en la sede vacante. Así que ponen el poder de Dios en algo material para seguir sosteniendo a un hombre que no sabe lo que es ser papa. Pero que sí sabe cómo demoler el Papado apoyado, precisamente, por estos intelectuales, que no ven más allá de sus narices.

    Tercero: Al ponerlo como mártir, uno se pregunta: ¿de qué es mártir Francisco? Si Francisco no defiende la verdad de Cristo, no defiende la doctrina de Cristo, no predica el Evangelio de Cristo, no da testimonio de la Verdad ante los hombres, si esconde el crucifijo cada vez que se junta con los hombres, si no lleva a las almas hacia la gracia de Cristo, sino que las invita a seguir en sus pecados, entonces Francisco no reúne las condiciones para ser mártir. Es atacado por todo el mundo, incluso por sus amigos. ¿Y eso es ser mártir?

    Para todos estos católicos, el martirio consiste en defender el derecho de pensar y de obrar según la conciencia de cada uno, es decir según la mente del hombre. Para los modernistas, la conciencia no es el Sagrario de Dios, sino la escuela en donde el hombre aprende a convertir sus ideas en verdades absolutas. De esta manera, estos católicos ven la obra de Bergoglio como un martirio: quiere llevar a la iglesia hacia una renovación, pero los demás no le dejan. Estos católicos atacan a los que permanecen en la verdad como los causantes del martirio de Bergoglio, y quieren que dejen de atacarlo para que este hombre lleve a la Iglesia hacia esa renovación. Esto, que para muchos es un disparate, está en la mente de muchos católicos. Esta idea es una desviación de la obediencia a la Jerarquía por ser Jerarquía. Muchos católicos creen que ser católicos consiste en obedecer a la Jerarquía porque es Jerarquía, porque manda o enseña algo. Este error es tan común que por eso ven como los culpables del cisma a los que no obedecen a Bergoglio. Y ven a Bergoglio como el mártir, porque la gente no le obedece, no sigue sus escritos.

    Precisamente, la oposición actual a su magisterio en Amoris Letitia marca un punto de inflexión en el falso pontificado de este hombre. Este hombre es perseguido y contestado por todos los católicos que ven la doctrina, y esto es un martirio para Bergoglio. Él no ha sabido convencer a estos católicos de su reforma en la Iglesia. Por eso, ahora hay una falsa paz dentro de la Iglesia, en la cual todo se inmoviliza porque el cisma hay que hacerlo de otra manera. Se ha querido arrastrar a todos hacia un lenguaje, pero no ha colado entre los católicos fuertes en la Iglesia, aquellos que saben lo que es la verdad.

    Pero no todos los católicos fuertes en conocer la verdad, la saben aplicar en su vida eclesial. Por eso, continúan llamándolo papa sólo por una cuestión de cortesía, para decir lo políticamente correcto, pues tienen el papado como una estructura política, pero no como algo espiritual.

    Cuarto: Francisco ha puesto su gobierno horizontal en la Iglesia. Y eso significa el cisma en la Iglesia. El cisma rompe la unidad de la Iglesia. Un Papa, para no hacer un cisma, tiene que defender la unidad de la Iglesia, la unidad de su magisterio, la unidad de sus sacramentos y la unidad del gobierno en la Iglesia. Estas tres cosas no las ha defendido Francisco: sus escritos van en contra de la unidad del magisterio, es decir, producen división en la verdad; o en otras palabras, se ofrece a la gente una verdad a medias, que es siempre una mentira.

    Francisco, además, va en contra de la unidad de los sacramentos. Ahí está todo el ataque a la familia en los dos Sínodos. Con eso se divide la gracia en la Iglesia. Y aparece la ley de la gradualidad, con la cual se ofrece el sacramento poniéndose por encima de la autoridad y de la ley de Dios.

    También, Francisco, con su gobierno cismático, ha roto con el papado y con toda la obediencia al papa. Ha impuesto una idolatría: a su mente, a su lenguaje humano, a su forma de entender la doctrina en la Iglesia. Entonces, ¿cómo dice este señor que son los tradicionalistas los que van a provocar el cisma? No es Francisco, según él, el que lo ha puesto en la Iglesia con su gobierno horizontal y no es Francisco el que lo lleva a su perfección, es decir a provocarlo, a encenderlo, sino que son los que tienen razón en la doctrina, es decir, los que ven la verdad, los que permanecen en la verdad, pero no se someten a Francisco. ¿Cómo llega a semejante locura este hombre?

    Muy fácil: este señor es ejemplo de la posesión del demonio en las mentes de los católicos actuales.
    Por esta posesión, la cual – por otra parte- nadie cree en ella, el alma queda a oscuras. Tiene la verdad a su alcance; incluso la ha estudiado y se la sabe al dedillo. Pero, por la posesión demoníaca en su mente, el alma no penetra en la verdad conocida, sino que la va rodeando, se va insertando en el nuevo lenguaje que la Jerarquía va proponiendo a la gente en la Iglesia. La verdad sigue ahí, pero como el alma está poseída, poco a poco se deja llevar, sin ella sentirlo, por el demonio. Y esto es tan sutil que una persona, como este señor que escribe, que ha batallado contra Bergoglio por sus errores, sus herejías, etc…, ahora lo acaba poniendo como un santo y como un mártir. El demonio ha trastocado su pensamiento sin que la persona sepa cómo. Es el enredo del demonio en la mente. Enredo que se da cuando la soberbia es sutil, es decir ya no es percibida por el alma sin una luz especial de Dios.

    Esto es sólo posible por una acción demoniaca en la persona. No es por un hecho natural, no es por algo humano, no es por una sabiduría ni humana ni divina, sino sólo por el demonio. Es la sabiduría preternatural, tan de moda en toda la Iglesia.

    Poco a poco, estos herejes, se van fortaleciendo en su herejía, y ya se creen santos y justos, e imponen a otros la defensa del hereje y de su herejía, y van a perseguir y a condenar, en nombre de Dios, a todo católico que se les oponga, que les batalle, que les critique, que llamen a su ídolo, Bergoglio, como falso papa o falso profeta.

    Así está el patio de la Iglesia. Así está el Rebaño. Así pierden el tiempo tanta gente que ha puesto la verdad bajo sus pies y sólo sigue lo que las mentes de los hombres les impone y les enseña.

    Imposición de una nueva fe, es lo que viene. Un fe pagana, una fe bastarda, una fe que prepara el cuerpo místico del Anticristo.
    Y una nueva enseñanza, un nuevo estilo de predicar y de hacer apostolado. Una doctrina llena de fábulas, de chismes, de entretenimiento.

    Sólo hace falta una cosa: un líder fuerte que imponga este fe y que ponga en leyes esta doctrina.

    • Joanna dice:

      Ese tipo està poseso ¿còmo dice que Berg no autorizò la comunión a los adúlteros?, si fue èl mismo el que llamò a una señora casada con un divorciado para decirle que comulgara tranquila en otra parroquia; después en el avión se le consultò si había cambiado algo o no en esta materia con AL, y dijo “puedo decir que sî, punto”. Quienes lo conocían de antes saben que en Buenos Aires mandaba a dar la comunión a todos (aunque vivieran en concubinato).
      Sucede que los medios de comunicación están manejados por la masonerìa, y por eso, no dejan espacio a nadie que pueda criticar a ese falso “papa mártir”, se muestra al verdadero Papa Benedicto como si estuviera muy contento y de acuerdo con la labor destructora de la Iglesia, incluso nos muestran noticias falsas: como las de los supuestos atentados en Niza y Orlando, que fueron montajes para ayudar a conseguir el NOM.

    • LAURA RAMALES dice:

      ¡No hay mas siego que el que no quiere ver! has sido 3 años de incoherencias con Bergoglio pero a este hombre no le convencieron, ahora se comió el cisma y también dice incoherencias, es terrible ver a miles que han seguido la mentira pero aun es mas terrible ver a alguien que dejo la verdad y ahora se hecha hacia atrás, ¿Cuántos nos harán lo mismo? ¿Cuanta gente se contaminará con estos errores? Pero nosotros sabemos que el demonio trabaja así, se vale de los débiles y les saca partido para torcer todo a su favor, ojala y este hombre tuviera la oportunidad de leer sus comentarios querido Padre.

    • El problema es que muchos que están instruidos en la fe e incluso en apariciones no aprobadas como Garabandal y otras y las que están oficialmente aprobadas como La Salette y Fatima luego no son capaces de dar el paso de posicionarse en contra del usurpador Bergoglio y defender al papa verdadero Benedicto XVI, y digo yo que si no son capaces de hacerlo públicamente por miedo al rechazo ,pues están en medios de comunicación “católicos” por lo menos que se retiren al desierto y así no caerían en lo “políticamente correcto” de “respetar” a Bergoglio cómo papa válido, pues aunque piensen que tienen que “evangelizar” y proclamar muchas verdades si no apuntan al principal mal que tenemos ahora que es la usurpación del papado por un falso papa, todo lo demás que hacen no se si sirve para mucho o para nada? Por eso encontrar a alguién que defienda lo que se dice en este blog es imposible. Los únicos videntes que han hablado claro de este tema son Conchiglia, MDM, Alma escogida y la vidente española Manoli, que yo sepa. Otros videntes que supongo son verdaderos cómo Discípulo o Dr Viesca tampoco se han atrevido a señalar a Bergoglio, sino más bien he comprobado con decepción( pues he promocionado a través del facebook sus mensajes) cómo este último en sus entrevistas a http://www.mundocatolico.tv no sólo no señala a Bergoglio si no que dice que hay que rezar por él y lo tiene por su papa. Pero claro si se atreve a decir la verdad, ya no lo dejarían ir al programa, pero si se va a un programa a decir muchas verdades de la fe pero no se dice que tenemos un hereje haciendo de papa, a qué se va?

    • Tere dice:

      Muchas Gracias Padre, que tristeza me dá escuchar a catolicos, que no quieran ver como los está manejando el demonio, para no ver la Verdad de Dios, SEÑOR JESUCRISTO HIJO DE DIOS, ENVIANOS TU SANTO ESPIRITU y RENUEVA LA FAZ DE LA TIERRA, ayudanos protejenos, Guardanos con TU PROTECCION, AMEN AMEN AMEN

    • Hijo pródigo dice:

      Realizaron ritual masonico papa Francisco I y cardenal primado de Mexico Norberto Rivera :

      Si el cardenal Norberto Rivera es masón alto grado ahora se entiende la persecución hecha a videntes cómo alma escogida, el encubrimiento a pedrastas en Mexico y muchas más cosas, esta gente luciferina organizan magnicidios, guerras, asesinatos y de todo.

  10. Andress dice:

    Padre, no sabe el bien que le hace a mi alma con sus palabras , que son Palabras del Verbo¡ Medicina, alimento, Remedio para almas heridas que intentamos navegar por este camino.
    Dios le pague y le multiplique por enseñar al ignorante¡
    Si hubiesen mas sacerdotes que enseñaran la VERDAD DIVINA…
    Gracias desde el fondo de mi alma…gracias por ser padre espiritual de muchas almas ansiosas de conocer la leche divina¡

    “Mejor cumplio el, la paternidad del corazón , que otro cualquiera la de la carne”.
    San Agustín, Sermo 51, 26.

    • Ese Cardenal de México, nunca lo he visto con bueno ojos siempre supe que el es que persigue a una Alma escogida, y vi ese vídeo en youtobe, y opinal que es masón como bergoglio, parece que son muchos, los falsos Cardenales, que siguen la verdad en señor, el diablo tiene amuchos seguidores falso católicos que no van a perseguir donde quiera que estemos, y da dolor que son los grandes de las jerarquías, los que no perseguirán, a los que denuncian al impostor, que Jesús y la Virgen nos den fuerza, para la persecución, que Jesús y su madre los cuiden siempre a todos,

  11. Andress dice:

    Padre un saludo en Cristo,

    Muchas veces usted ha hecho énfasis en diversos comentarios sobre rezar y hacer penitencia por uno mismo o por alguien. mi pregunta es¿ Como hacer una correcta penitencia para que El Señor la reciba con nuestras pobres fuerzas? ¿ Como saber que hacer que tipo de penitencia? Le agradeceria si me enseña que es Penitencia, como hacerla, de forma correcta. Dios le guarde.

    • josephmaryam dice:

      La penitencia que Dios quiere es siempre la interior, que consiste en la práctica de las virtudes. Se practica una virtud para derrotar a un vicio.
      Hacer esto es lo que da fuerza al alma contra sus enemigos.

      Ante todo, hay tres enemigos: mundo, demonio y carne. Cada uno trae sus vicios. Y a cada uno se le combate con las virtudes contrarias.

      El mundo trae los vicios de la sensualidad, disipación, escándalo, comodidad, calumnia, murmuración, respeto humano, vanidad, debilidad, adulación, sensibilismo, imprudencia, precipitación, susceptibilidad, inconstancia, injusticia.

      El demonio porta los vicios de soberbia, astucia, turbación, duda, hipocresía, egoísmo, engaño, mentira, traición, amor propio, altivez, cobardía, excusa, burla, impaciencia, dureza, desobediencia, imaginación.

      La carne viene con la lujuria, impureza, inmodestia, obstinación, ceguera, ilusión, tibieza, impenitencia, frialdad, desaliento, tristeza.

      Hay que saber luchar contra los enemigos. No es igual la lucha contra el mundo que contra el demonio, ni contra la carne.

      Se comienza contra la carne para dominarla, se sigue contra el mundo para no dejar que ningún pensamiento y obra de los hombres domine nuestros pensamientos y voluntades. Y se finaliza contra el demonio.

      Este último es el más difícil porque es una inteligencia superior a la del hombre.

      Contra la carne, el hombre lucha no contra una inteligencia, sino contra sus pasiones y sentimientos. La carne es un ser sin inteligencia. Con frecuencia, el hombre cae derrotado por su carne. Luego, para vencer la carne no es suficiente la inteligencia, necesitan una fuerza superior que la doblegue. Pidan el Espíritu de pureza para dominar su carne.

      Contra el mundo, se lucha contra las inteligencias de los hombres. Con frecuencia, los hombres se dejan esclavizar de los demás en muchas cosas, especialmente por los afectos humanos. Para vencer a los hombres necesitan el Espíritu de la lucha, que se recibe en la Confirmación. Este Espíritu los hará intrépidos en las cosas del Espíritu. También necesitan el Espíritu de Discernimiento, necesario para conocer los pensamientos de los hombres y quitar la mentira y errores de ellos. También es necesario la prudencia divina en el actuar con los hombres y la obediencia a la verdad para batallar contra las mentes de los hombres.

      Contra el demonio, se lucha contra un ser superior. Por eso, necesitan al Arcàngel San Miguel para poder derrotarlo.

      Si trabajan en esto interior entonces sabrán cuándo Dios le agrada la penitencia.

  12. Salomé dice:

    Gracias, muchas gracias por su homilía! Gracias Señor por tu acción a través de este sacerdote fiel, bendícelo y protégelo. María Santísima, cúbrelo con tu Manto de Amor y Protector

    • Gracias padre Josephmaryam, por los conocimientos que nos ha dado, y a la profeta Conchiglia, yo hemos cojido el poco de conocimiento que teníamos para darnos a conocer, estuvimos oculto, y el señor nos mando a santos sacerdotes, como ustedes, hace unos días un señor que yo seguí por los temas mariano, me mando un mensaje, el sabes de Conchiglia y de Maria de la divina misericordia, y me dice que esas mujeres fueron descarada, por su credibilidad, pero les conteste y les dije me he mantenido oculta orando y rezando mucho para tener los conocimiento que tengo y saber que bergoglio no es papa, padre estas gentes están haciendo un daño a los pobre de espíritu, y es tantas las confusión, porque el diablo lo esta usando, ese señor es Eduardo Lopez Padilla, mexicano. Bueno que pasen un buen día querido sacerdotes de Dios, gracias Jesús por estar siempre a nuestro lado, en este camino, difícil, padre perdone pero les dije ponte a rezar como lo hise yo para que tenga entendimiento, me escribo por dos veces, son gente, como endemoniada. O dios mio ten compasión de todos nosotros, amén amén Jesús, bendiciones, padre que la Santísima trinidad lo proteja siempre a usted a todos su profeta perseguido.

  13. servodeprata dice:

    Padre, e Ishmael, filho de Abraão, gerou alguma nação? Que tipo de penitência devemos realizar para conhecer a vontade de Deus? No Novo Céu e Nova Terra, Deus vai purificar o nosso ADN? Gracias.

    • josephmaryam dice:

      Los árabes actuales son una mecla de tribus.

      El árabe originario pertenece a la descendencia de Ismael, hijo de la esclava Agar, que nació antes de Isaac y que fue expulsado junto a su madre, diciendo el Señor: le haré un pueblo por ser descendencia tuya.

      Los hijos de Esaú son los edomitas antiguos, los cuales se dedicaban a la extracción del oro y otros minerales, que conquistaron el país donde habitaban los hijos de Ismael, y que en la actualidad la dominan. Una hija de Ismael se casó con Esaú.

      Hay otras tribus en arabia, que son los beduinos que vienen de Median, hijo también de Abraham.

  14. anonima dice:

    padre por favor me aclara bien lo que es juzgar, por que hay mucha confusion en eso. En el medio que vivo todos dicen que no hay que juzgar, inclusive personas que van a la Iglesia( pero claro esas personas ven a francisco como papa, y dicen que no hay que juzgarlo, que es Dios el que lo va a juzgar) y cuando todavia no habia sido nombrado el falso papa, siempre he oido decir a la gente lo msmo. Y ahora como el falso papa francisco lo dice, entonces la gente mas lo sostienen, que no hay que juzgar. Yo entiendo que Francisco como es un falso papa, esta llevando a las almas a la condenacion eterna, dicendo que no hay que juzgar, sino dejar a las personas en sus pecados, para que se condenen. Papa: Que los cristianos se miren al espejo antes de juzgar: https://www.youtube.com/watch?v=d7Kl_Zi1x7o
    Yo se que usted ha dicho que no hay que escucharlo, pero con esto que ha dicho, la gente se va a apoyar mas en eso de no juzgar. Gracias padre.

    • josephmaryam dice:

      ¿por qué les siguen preocupando las palabras de este idiota?

      ¿por qué les preocupa lo que los demás dicen apoyados en las palabras de este idiota?

      Este idiota está levantando su iglesia, a la cual ustedes no pertenecen. Y, por lo tanto, les trae sin cuidado el magisterio de este idiota.

      Ustedes pertenecen a Cristo y están unidos al verdadero papa, Benedicto XVI. Son del Cuerpo Místico de Cristo, de la Iglesia en Pedro, que ahora está en el desierto.

      Ustedes tienen que vivir en el desierto, sin estar pendientes de las idioteces que Bergoglio y compañía hablan.

      El desierto es un estado espiritual en donde el alma sólo escucha a Dios y hace lo que Dios le dice.

      No se va al desierto para pasearse por Internet a ver lo que dicen los demás, especialmente lo que dice el loco de santa marta.

      Ya estamos cansados de que vengan con estas cosas cuando tienen la Palabra de Dios para conocer lo que es el juicio, lo que es juzgar, la diferencia que hay entre juzgar el alma y juzgar sus obras.

      Parece mentira que estas idioteces que este loco dice en esta homilía les haga perder la paz. Eso significa que no tienen las ideas claras sobre lo que es la verdad del juicio.

      Muchas veces se ha respondido a esta pregunta. Muchas veces se ha dado contestación a algo que se cae por su propio peso.

      No se juzga la persona en cuanto a su estado final: es decir, nadie puede saber si una persona está en el cielo, en el infierno o en el purgatorio, sin una revelación divina. Cuando se da está revelación, entonces el alma puede juzgar al otro por su estado final. Así se juzga que Lutero está en el infierno porque ha sido revelado por Dios. De aquí se saca que la vida terrena de Lutero fue maldita. Y, por lo tanto, se juzga a ese hombre como maldito, ya en su vida terrena, como en su vida fuera de la tierra, es decir en el infierno.

      Los que no creen en las revelaciones no pueden hacer este juicio de la persona en cuanto a su estado final, pero sí pueden hacer un juicio de las obras de esa persona. Esa juicio siempre será con error, pues se basa en un juicio humano, pero no sin verdad. Por ejemplo, hay muchos que juzgan como heréticas y perversas las obras que hizo Lutero, pero no se atreven a decir que se condenó. Piensan que podría haberse arrepentido en el último momento. Hacen un juicio con verdad, pero tienen un error.

      Por lo tanto, el que es espiritual lo juzga todo y nadie lo puede juzgar, como dice San Pablo, porque basa su juicio en la Mente de Dios, que juzga sin error, que juzga de manera absoluta.

      El que no es espiritual, siempre tendrá un error en sus juicios porque se apoya sólo en su raciocinio.

      Así, todo hombre espiritual juzga al homosexual apoyado en la Revelación divina, en las Sagradas Escrituras. Y llama al homosexual como abominación. Y este juicio es verdadero y absoluto, es sin error.

      El que es espiritual juzga al homosexual en sus obras, pero mientras vive no lo puede juzgar en cuanto a su estado final ni puede decir que está condenado en vida sin una revelación divina.

      Con las personas que Dios ha revelado que estàn condenadas en vida, como es el caso de Bergoglio, el espiritual juzga sin error, de manera absoluta, que las obras de Bergoglio son las propias de un condenado en vida y que le espera el infierno una vez muera.

      Los que no son espirituales no pueden hacer este juicio porque no creen en las revelaciones divinas, y su raciocinio les impide este juicio, y su conciencia les dice que están pecando si juzgan así.

      Cuando Dios no revela lo que es una persona en vida ni su destino final, entonces el alma se apoya en las mismas palabras de Dios, que dicen: no juzguéis y no seréis juzgados. Con la misma medida que juzgas, así serás juzgado, en esa misma medida.

      Esto significa que si una persona obra muchos pecados graves, el alma puede juzgarla por esas obras, pero no puede hacer un juicio condenatorio de esa persona. Según sea las obras de esa persona, el alma puede alejarse de ella o tenerla a prueba en su vida o llevarla a un tribunal de justicia para que sea castigada según sus obras. Y no comete pecado en esto, pues se basa en un juicio verdadero, el de sus obras.

      Pero el alma no puede medir a esa persona, que obra muchos pecados graves, con otra medida, es decir, no puede juzgarla como loca (no puede meterla en un manicomio), ni como demonio, ni como condenada, ni como estúpida, etc… Estos juicios ya no son según sus obras de pecado, sino según la mente de cada uno que interpreta esas obras según sus ideas propias, filosofías, religiosidades, espiritualidades, etc… Los hombres suelen caer mucho en este pecado. Por eso, el octavo mandamiento es común que no se cumpla debido a las críticas, calumnias, difamaciones, etc., que vienen de un falso juicio de las obras que hace una persona. Además, se va también en contra del séptimo mandamiento, dándole al otro lo que no se merece por sus pecados, es decir, obrando una injusticia. Esta injusticia nace de la medida que la persona ha empleado en interpretar las obras de pecado de otra persona.

      Por lo tanto, tienen que ser personas espirituales. Esto es lo que más cuesta porque es necesario creer en la Palabra de Dios para no equivocarse en el juicio que se emite.

      Pocos son los espirituales en estos tiempos. Muchos son sólo hombres con una razón humana. Y se rasgan las vestiduras porque la gente espiritual se atreve a juzgarlos.

      Cuando se tiene la verdad absoluta, es un pecado no juzgar, pues la verdad es un juicio, es el asentimiento de la mente a lo que Dios ha hablado. Y cuando la mente asiente está haciendo un juicio. No se puede obedecer la Mente de Dios sin un juicio en la mente humana. Con la mente humana el hombre entiende la certeza o el error de lo que se está diciendo. Este entender es ya un juicio del hombre.

      Aquellos que defienden que los hombres no pueden juzgar están yendo contra su propia naturaleza humana, contra su propia mente, y esto es una aberración. No existe una mente humana que no juzgue, que no emita un juicio. Es de sabios discernir los juicios de la propia mente y apartar de ella los que estàn desordenados, los que no estàn de acuerdo a la verdad divina y dogmática.

      Aquel que predica que no hay que juzgar a los demás sólo está imponiendo su propio juicio y quiere que todos sigan ese juicio. Ese juicio no se apoya en la verdad absoluta, sino en la propia mente. E impone este juicio por la obra que está realizando, la propia de una persona orgullosa, que se pone por encima de Dios y proclama su mentira como una verdad que los demás tienen que seguir sólo porque lo dice él, apoyado en sus propias ideas o en su propio lenguaje. Actuando así, el orgulloso muestra su mente soberbia como el ideal a seguir, exigiendo una obediencia y un respeto a sus ideas y a su persona que es una abominación.

      Hoy día se quiere hacer una masa de personas que sean máquinas, que no juzguen, que no decidan sus propias vidas, sino que sigan lo que otros les dicen. Esto es propio de las sectas. Y lo que Bergoglio está levantando es la mayor y perfecta secta de toda la historia, de la cual no es posible salir sin un daño gravísimo a la vida de la persona.

      Que Bergoglio se mire al espejo y vea en sus ojos la condenación que obra y vive. Todo condenado en vida sabe que està condenado. Sabe que no se va a salvar. Sabe lo que està haciendo. Sabe para quién está trabajando: para su padre, el demonio.

      Por lo tanto, dejen que ese idiota siga diciendo sus grandes estupideces. No acompañen a este idiota en su última fase de su delirio. No le hagan publicidad. Vivan como si no existiera. La vida con Cristo no es seguir los delirios de un idiota, que lo han vestido de papa para idiotizar a todo el género humano.

      La vida con Cristo es juzgar la vida con la verdad absoluta. Dedíquense a esto.

      En la vida tienen que defender siempre la verdad hasta la muerte. Y defender la verdad es realizar un juicio sobre los demás, ya de misericordia, ya de condenación. Quien no se atreve a condenar es que no conoce lo que es la verdad y sus exigencias.

      Dejen que los muertos entierren a sus muertos.

    • Virginia dice:

      gracias , padre, gracias. Pienso en la Omnipotencia de Dios que puede soportar a este maldito, que tiene la paciencia para dejarle obrar.

  15. Tere dice:

    GRACIAS DIOS PADRE, HIJO, ESPIRITU SANTO, VIRGEN SANTISIMA, por la Santa Homilia, para nuestra álma, y estar unidos al los Padres de LUMENMARIAE, junto al Papa BENEDICTO XVl, DIOS BENDICENOS GUARDANOS PROTEJENOS, AMEN AMEN AMEN

  16. Daline dice:

    GRACIAS!! LUMENMARIAE;-josephmaryam,
    POR PONER YA EN EL MISMO DÍA SU BELLA Y PRECIOSA HOMILIA, TAN BIEN EXPLICADA Y EXPRESADA COMO POCOS SACERDOTES LO HACEN,. CON MUCHA ATENCIÓN LA HE OíDO Y ME RESULTA EL PERFECTO COMPLEMENTO A LA MISA ESPIRITUAL QUE HOY (dia Domingo) CON AMOR Y POR AMOR A JESUCRISTO, PUDE REALIZARLA, ÉL ME LO PERMITIÓ.
    ES LA SANTÍSIMA TRINIDAD Y NUESTRA AMADA MADRE MARÍA LA PLENITUD DE LA GRACIA, QUIENES NOS BENDICEN Y GUÍAN ATRAVES DE USTEDES QUERIDOS SACERDOTES. UNA VEZ MÁS GRACIAS! POR SU FIDELIDAD Y ENTREGA.
    ¡¡¡¡¡ ALABADO SEA JESUCRISTO Y SU MADRE SANTÍSIMA Y DIVINA !!!!!!
    Daline

    • Gracias padre como usted explica el viejo. Testamento, como nadie lo ha hablado, siempre ohia decir que los árabes eran decendiente de samuel., pero como usted lo explica nunca la iglesia lo ha hablo, gracias a Jesús y a su madre por ponerlo en mi camino, y darnos la verdad, son muy pocos los espirituales, en la iglesia, y por eso esta como está en caos total la mayoría siega, sorda, siguiendo a un loco como papa, y lo grande es que los que son conocido,por el público, están a favor de Bergoglio.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: