Lumen Mariae

Inicio » Fin de los Tiempos » Consummatum est

Consummatum est

Virgen de Guadalupe

Corazón de Jesús

El Gran Milagro

Infiltración en la Iglesia

El Reino de la Paz

«Todo se ha cumplido» (Jn 19, 30).

Llegamos a los días claves en la vida espiritual: la Pasión del Señor.

Esta Cuaresma marca una etapa en la vida de la Iglesia, etapa espiritual. Se acaban los días de la Misericordia y se entran en los días de la Justicia Divina, en que todo será juzgado según las obras de cada uno.

Una obra fue encomendada por Dios que se hiciera en este blog: dar la verdad de la Iglesia en estos momentos de su existencia. Esa obra ya se ha hecho: se ha encaminado a las almas por el camino de la Voluntad de Dios para este tiempo. La Iglesia pasa al desierto, y allí es alimentada por Dios con un manjar espiritual, el maná divino de la misa espiritual.

El cometido de este blog ha sido llevar a las almas hacia la Iglesia Remanente, hacia esa unión de las almas con Cristo, unión mística y espiritual, que permanecen en la obediencia a Dios, porque la Jerarquía de la Iglesia está comulgando y obedeciendo a un hombre que no es de Dios, que Dios no lo ha puesto para dirigir Su Iglesia en la tierra. Esa Jerarquía pierde sus derechos de gobernar al Pueblo de Dios, porque no se pueden servir a dos señores. No se pueden hacer dos obras al mismo tiempo: no se puede incensar a Dios y al diablo.

Nunca fue el cometido de este blog hacer la Iglesia Remanente, cosa que muchos confunden, sino el de llevar hacia esa Iglesia, llevar a la permanencia en la verdad, hacer comprender a las almas dónde está la verdad, en un mundo y en una Iglesia llena de ciegos y de sordos espirituales.

El ciego espiritual es aquel que dice que ve, y en realidad no ve nada: está tan lleno de sus conocimientos teológicos y filosóficos, tan rebosante y envenenado de su soberbia, que ha perdido hasta el sentido común de la vida; y el sordo espiritual es el que se niega a escuchar la verdad, porque pone su mente como principio de su conocimiento espiritual.

La Palabra de Dios, que se da en las profecías, es para ponerla en obra. Y, por lo tanto, se ha dado a las almas la misa espiritual, que es el maná divino para las almas que están en este desierto espiritual de la Iglesia. Es un error no hacer la misa espiritual, error que proviene o porque no se cree en las profecías o porque se interpreta la profecía según un discernimiento racional, no espiritual.

Vienen los tiempos en que se va a suprimir el sacrificio eucarístico y , si no tienen un sacerdote a su lado, en las catacumbas, tendrán que recurrir a este maná espiritual para fortalecer sus espíritus.

Los que ya lo hacen, están preparados para los acontecimientos que vienen después de la Semana Santa.

También se ha cumplido el tiempo de las misas espirituales públicas, ofrecidas por la radio, en favor del Papa Benedicto XVI, pedidas por el cielo. Las misas seguirán ofreciéndose, pero variará la programación en la radio.

Quedarán, para cada día, las misas espirituales privadas, que podrán ser descargadas por quien desee escucharlas.

Nuestra misión ha terminado en este blog. Recuerden que estamos en el tiempo de la gran apostasía, en la que todo el mundo se aleja de toda verdad, no sólo de una parte, y serán multitudes los que seguirán al Falso Profeta y al Anticristo, en esta hora del Apocalipsis.

Es tiempo de persecución, de angustia y de castigos divinos. Es el tiempo de la renovación del mundo, de los corazones y de los cuerpos. Es el tiempo del advenimiento del Reino de Jesús: en el mundo transformado reinará Cristo. Verdad divina negada y combatida por la fe intelectual de muchísimos católicos.

Recen por el Papa Benedicto XVI, último papa verdadero y legítimo de la Iglesia, al cual le quedan pocos días de vida. Después de su muerte, la Sede de Pedro quedará vacante un tiempo, hasta la aparición de Pedro Romano, que gobernará la Iglesia remanente en una gran tribulación.

Busquen la verdad y permanezcan en ella, porque sólo la verdad los hace libres, con esa libertad propia que da el Espíritu a sus hijos, una libertad para el amor y para la vida en Dios.

Anuncios

Glosario

Misa espiritual

Benedictus PP. XVI

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Santuario de Fátima

Fátima en directo

Jesús, en Vos confío