Lumen Mariae

Inicio » abominación » Bergoglio es sólo tiniebla para toda la Iglesia

Bergoglio es sólo tiniebla para toda la Iglesia

Virgen de Guadalupe

Corazón de Jesús

El Gran Milagro

Infiltración en la Iglesia

El Reino de la Paz

10377011_983036988390439_7207717665023865004_n

«Cuánto quisiera esto, que se tocara la carne de Cristo presente en los necesitados…» (Mensaje a Cáritas en Roma)

Tocar la carne de Cristo, que está presente en los necesitados: ésta es la principal herejía de Bergoglio.

«Es el misterio de la carne de Cristo: no se comprende el amor al prójimo, no se comprende el amor al hermano, si no se comprende este misterio de la Encarnación. Yo amo al hermano porque también él es Cristo, es como Cristo, es la carne de Cristo. Yo amo al pobre, a la viuda, al esclavo, a quien está en la cárcel… Pensemos en el «protocolo» a partir del cual seremos juzgados: Mateo 25. Amo a todos ellos porque estas personas que sufren son la carne de Cristo, y a nosotros que vamos por esta senda de la unidad nos hará bien tocar la carne de Cristo. Ir a las periferias, precisamente donde hay tantas necesidades, o hay —digámoslo mejor— tantos necesitados, tantos necesitados…» (Caserta, lunes 28 de julio 2014).

Bergoglio anula el culto a Dios en Jesús, para poner el culto al hombre: «yo amo al hermano porque…es la carne de Cristo»…«Amo a todos ellos… que sufren… porque… son la carne de Cristo»… «(los) que vamos por esta senda de la unidad nos hará bien tocar la carne de Cristo».

La carne de Cristo es la naturaleza humana de Cristo. Es la propia del Verbo Encarnado. Todo hombre, engendrado de mujer, tiene una carne, que es suya propia. Carne que pertenece a la naturaleza humana, pero es de cada hombre.

En el Misterio de la Encarnación, el Verbo asume una naturaleza humana, pero no asume a todo hombre.

Ésta es la herejía de Bergoglio: en ese misterio se asume a todo hombre. El hombre queda divinizado en la carne. Por eso, Bergoglio puede decir, según su herejía, la idolatría:

«Cuánto quisiera que las comunidades parroquiales en oración, al entrar un pobre en la iglesia, se arrodillaran en veneración del mismo modo que cuando entra el Señor».(Mensaje a Cáritas en Roma)

Su herejía le lleva a la idolatría. La idolatría es el culto al hombre. Es decir, es anular el culto a Dios. Es interpretarlo de una manera humana, con un lenguaje apropiado, lleno de errores, de oscuridades, en donde sólo el amor al hombre está presente.

Es habitual en Bergoglio hablar de muchas cosas, tratar muchos temas y no centrarse en el culto a Dios, en la adoración a Dios. Su hablar siempre hace referencia a su principal herejía: tocar la carne de Cristo en los hombres.

Todo hombre, para Bergoglio, es dios, es santo, es justo, es bueno. Al igual que todo lo creado. Todo participa de Dios, pero no por la gracia, no por la Presencia Omnipotente de Dios en todo lo creado, sino porque realmente las cosas son divinas.

Es su herejía del panenteísmo, que se ve en la fraternidad:

«Como hermanos y hermanas, todas las personas están por naturaleza relacionadas con las demás, de las que se diferencian pero con las que comparten el mismo origen, naturaleza y dignidad. Gracias a ello la fraternidad crea la red de relaciones fundamentales para la construcción de la familia humana creada por Dios» (Mensaje para la Jornada mundial de la paz del 2015, 8 de diciembre del 2014).

Es la fraternidad, es esa relación entre los hombres por tener una misma naturaleza humana, por compartir el mismo origen, por tener la dignidad de persona humana, la que crea una red de comunicación, de relaciones entre los hombres.

Para Bergoglio, Dios  «creó los seres humanos y los dejó desarrollarse según las leyes internas que Él dio a cada uno, para que se desarrollase, para que llegase a la propia plenitud» (Discurso a la Academia Pontificia de Ciencias, 27 de octubre de 2014).

Bergoglio anula la Omnipotencia de Dios en el acto creador y el atributo de su Perfección, poniendo en todo lo creado un evolucionismo, que va desarrollando todas las cosas hacia su perfección, hacia su plenitud, de acuerdo a unas leyes internas. Dios no crea las cosas perfectas, sino de un modo imperfecto. No tiene ese poder para crearlo todo en su plenitud: «Cuando leemos en el Génesis el relato de la creación corremos el riesgo de imaginar que Dios haya sido un mago, con una varita mágica capaz de hacer todas las cosas. Pero no es así» (Ib).

Por eso, cuando habla de la fraternidad, está hablando de una ley interna que Dios ha puesto en el hombre cuando lo ha creado. Y esa ley interna de la fraternidad lleva al hombre hacia su plenitud.

La familia humana nace de la fraternidad original. Este es su panenteísmo: la imagen y semejanza de Dios, en la creación del hombre, la tiene todo hombre, gracias a la fraternidad.

Adán y Eva crearon la primera fraternidad: «Hizo que Adán y Eva fueran padres, los cuales, cumpliendo la bendición de Dios de ser fecundos y multiplicarse, concibieron la primera fraternidad, la de Caín y Abel. Caín y Abel eran hermanos, porque vienen del mismo vientre, y por lo tanto tienen el mismo origen, naturaleza y dignidad de sus padres, creados a imagen y semejanza de Dios» (Mensaje para la Jornada mundial de la paz del 2015, 8 de diciembre del 2014).

Adán y Eva no concibieron la primera fraternidad: no pudieron concebir hijos como Dios lo quería. Los concibieron en el pecado de Adán, por la astucia de Eva, engañada por el demonio. Luego, los hijos que tienen no pueden ser fraternales. No son hermanos y hermanas como Dios los quería. Vienen de la misma carne y sangre, pero no del Espíritu.

Y «lo que nace de la carne, carne es» (Jn 3, 14). Caín y Abel son carne. No tienen el Espíritu de Dios. Luego, no pueden amarse en Dios, según el amor de Dios. Consecuencia, es necesario que uno mate al otro, porque si no hay amor de Dios, tampoco hay amor al hermano, es imposible obrar este amor.

Esta verdad es la que niega constantemente Bergoglio. Porque él se centra en su idea de la fraternidad, como ley interna que lleva a la plenitud a todo hombre. Por esa ley interna, Adán y Eva conciben hijos fraternales, hijos que son hermanos.

Y el pecado de Caín es un error al pensamiento de la fraternidad: «El asesinato de Abel por parte de Caín deja constancia trágicamente del rechazo radical de la vocación a ser hermanos» (Ib). Su pecado no es una ofensa a Dios, sino un rechazo a la vocación de ser hermanos, un rechazo a la ley interna de la fraternidad, que rige en todo hombre, la cual le lleva a su plenitud.

Esta vocación la renueva Cristo en el misterio de la Encarnación. Quien cree en Cristo, entra de nuevo en la fraternidad: «Todos los que respondieron con la fe y la vida a esta predicación de Pedro entraron en la fraternidad de la primera comunidad cristiana» (Ib). La obra de Cristo es, para Bergoglio, volver al origen de la primera fraternidad. Y, además, se hace eso por medio de un imperativo: «El ser hijo de Dios responde al imperativo de la conversión» (Ib).

Ya el ser hijo de Dios no es un don de la gracia, sino un imperativo: o te conviertes, o cambias de mentalidad, o no entras en la fraternidad.

Es un imperativo al modo de pensar humano: hay que convertirse, hay que predicar el Evangelio según los tiempos, según las culturas, según la perfección de la mente humana. De esta manera, se encuentra la perfección de la ley de la fraternidad, que Caín rechazó. No tenía alguien que le predicara, que le mostrara el evangelio de la fraternidad. Cristo viene a trae de nuevo la palabra mágica -fraternidad- que el olvidó en el Paraíso. Y la pone en su misma carne, la obra con su misma carne.

Adán y Eva concibieron el amor al prójimo, pero Caín rechazó esta vocación. Tuvo un error en la mente. Su mente no era perfecta en la ley de la fraternidad. Dios creó a Adán, pero no es un mago. No lo crea en perfección, sino con unas leyes internas que van llevando al hombre hacia su plenitud. De esa manera, Bergoglio explica el pecado de Adán y el todos los demás hombres. Hasta llegar a Cristo, que pone en el hombre el amor que ya no pasa, que es para siempre. Lo pone en la carne del hombre.

Lo tienen en cualquier homilía:

«El mandamiento de Cristo es nuevo porque Él primero lo ha realizado, le ha dado carne, y así la ley del amor está escrita una vez para siempre en el corazón del hombre…Jesús ha demostrado que el amor de Dios se obra en el amor al prójimo…Es un amor redentor, liberado del egoísmo. Un amor que dona a nuestro corazón la alegría…» (Regina Coeli, 10 de mayo del 2015

Cristo ha dado carne a su amor: lo ha materializado, lo ha puesto en el corazón del hombre. Y para siempre.

Este es el desvarío de este hombre.

«Yo pondré Mi Ley en ellos, y la escribiré en su corazón, y seré su Dios y ellos serán Mi Pueblo» (Jer 31, 33).

Jesús no da carne a su amor, sino que obra en su naturaleza humana el amor de Su Padre, el amor divino. Su mente humana tiene la idea divina, piensa lo divino. No puede apoyarse en ninguna idea humana. Su voluntad humana obra aquella idea divina, aquello que es Voluntad de Dios. La pone en acto. Y su carne humana es el instrumento para que se pueda obrar la idea divina, el Pensamiento de Su Padre.

Jesús nunca da carne a su amor. Jesús usa su carne humana para una obra divina.

En el panenteísmo de Bergoglio, la carne es algo divino. La carne misma obra lo divino, no es instrumento de lo divino. Por eso, Bergoglio tiene que caer en su idolatría, de manera necesaria.

Dios pone la Ley Eterna en la naturaleza humana: todo hombre tiene que regirse por esta Ley para ser de Dios, para adorar a Dios, para obrar el amor de Dios en su vida.

Dios pone en el corazón la gracia divina, la vida de Dios, para que el alma participe de la divinidad: sea Dios por participación, sea hijo de Dios por gracia, no por naturaleza.

El hombre ya ha perdido la imagen y semejanza de Dios, por el pecado de Adán: ya no es Dios por creación. Sólo es Dios por participación de la gracia divina.

Pero la gracia se puede perder por el pecado personal de cada hombre. Por eso, no está escrita para siempre en el corazón del hombre. Bergoglio siempre anula el pecado. Y, por tanto, pone al hombre como si fuera un dios, como si fuera un ser que nunca ha perdido la semejanza con Dios.

Dios crea al hombre a imagen y semejanza. Pero el hombre perdió las dos cosas: la imagen y la semejanza en su pecado.

Bergoglio, al poner la ley del amor escrita para siempre en el corazón, tiene que hablar de un amor redentor, liberado del egoísmo. Y, por eso, tiene que decir: el amor de Dios se obra en el amor al prójimo.

¡Gran disparate!

El amor de Dios se obra por sí mismo, en sí mismo, desde sí mismo. Nunca Dios obra en el otro, en el prójimo, desde el hombre, con el hombre.

Dios obra su Amor sin necesidad de nada ni de nadie.

Como Dios ha obrado todo por Su Amor, Dios da su Amor a todo lo creado. Pero, este dar Su Amor no es sacar lo creado de sí mismo, de lo divino. Dios lo crea todo de la nada, es decir, no existe el ser de nada.

El hombre es nada para Dios. La Creación es nada para Dios. No es algo. No pertenece a Dios. Es nada. Y de la nada, Dios saca todo lo creado.

Dios sólo se ama a Sí mismo. No ama nada fuera de Sí Mismo. Y cuando decide crear al hombre, pone en el hombre creado la capacidad para amar. Y esa capacidad es el Poder del Amor Divino, que sólo se puede obrar en la gracia y en el Espíritu.

Por eso, el amor de Dios se obra con la gracia, y así se realiza un amor al prójimo. El amor de Dios no se obra en el amor al prójimo. Se obra en la gracia, en la vida divina. La ley del amor necesita la ley de la gracia, en el corazón del hombre. Quien viva en el pecado, no puede ni amar a Dios ni amar al prójimo como a sí mismo. Hará un bien natural, un bien humano, un bien carnal, que no tiene la capacidad para salvar su alma, para poner la Voluntad de Dios en el otro. El que peca no puede amar a Dios. Sólo se ama a sí mismo en su obra de pecado.

Para Bergoglio, amor de Dios y amor al prójimo son dos cosas iguales: se confunden, se mezclan, se anulan. Es la ley de la fraternidad, que ha llegado a su plenitud con Cristo. En Cristo, amar a Dios es amar al prójimo. Es el lenguaje que él constantemente emplea para confundir a las almas que no conocen su fe. Es un imperativo moral: si amas a Dios tienes que amar al prójimo.

Nunca Bergoglio enseña el camino para amar al prójimo: que es usar la gracia divina, que es en la vida divina, en la Mente de Cristo, en los mandamientos de Dios.

Por eso, Bergoglio enseña su nueva y falsa espiritualidad:

«¡Jamás hay que negar el Bautismo a quien lo pide!» (Homilía del 26 de abril del 2015)

Una espiritualidad sin discernimiento espiritual, porque «el amor de Dios se obra en el amor al prójimo». El amor de Dios no es una Ley Eterna en la naturaleza humana. Todos los hombres son hermanos, han sido concebidos en la fraternidad. Es la ley interna de la fraternidad. Por lo tanto, en todos los hombres está la carne de Cristo. No niegues la carne de Cristo negando el bautismo a tu hermano de carne y sangre.

«En el confesonario estaréis para perdonar, no para condenar» (Ib). Es una espiritualidad amorfa, sin justicia, sin rectitud. Es un perdón que no sirve para nada porque no juzga nada, no condena nada.

El perdón al prójimo viene del amor que juzga, del amor que castiga, del amor que es recto, del que ama en la verdad de la vida.

En la espiritualidad de Bergoglio, el amor de Dios es en el amor al prójimo: está condicionado por el amor al prójimo; depende del amor al prójimo; está limitado por el amor al prójimo. Y como el prójimo es tu hermano, entonces no puedes condenarlo. Tienes que ir a la plenitud de la fraternidad, para que no seas como Caín, que rechazó la vocación – la ley interna de su naturaleza humana- que tenía escrita  en su interior.

Así, los nuevos sacerdotes, que son falsamente ordenados por Bergoglio, se hacen voz del pueblo:

«Al celebrar los sagrados ritos y elevando en los diversas horas del día la oración de alabanza y de súplica, os haréis voz del pueblo de Dios y de toda la humanidad» (Ib).

Ya no son la voz de Dios al pueblo, a toda la humanidad. Ya no enseñan la verdad divina al pueblo, sino que hablan lo que el pueblo quiere escuchar. Son los servidores del pueblo, los instrumentos del pueblo, los veletas del pensamiento de los hombres.

Es así como se va formando el cuerpo místico del Anticristo.

Primero, haciendo de la gracia un saco roto. Ya no se vive en muchas almas la gracia de cada sacramento. Sólo se viven palabras humanas, lenguaje humano, imperativos morales: jamás niegues el bautismo, no juzgues cuando confieses, conviértete…

Una vez que los hombres hacen de los Sacramentos algo –un lenguaje- que no sirve para nada, viene el cambio en la liturgia de los sacramentos. Y aparecerán los nuevos sacramentos, que son sólo burdas imitaciones de la verdad. Pronto se van a ver estos nuevos sacramentos.

Ya, de hecho, hay sacerdotes que empiezan a confesar a través del teléfono, de las redes sociales. Ya se hace una caricatura del Sacramento de la Penitencia. Ya no hay que ir en busca del sacerdote, lo que supone una penitencia, en muchos casos, sino que con un dedo, con un botón, lo encuentras al momento, y te da una falsa absolución.

Es la revolución de la estupidez.

Mucha es la Jerarquía que calla ante las palabras de Bergoglio. Y se hacen estúpidos, como lo es Bergoglio.

Y muchos son los fieles auténticamente estúpidos, que se creen todas las palabras bellas de ese bastardo de la Sagrada Escritura, que es Bergoglio.

Bergoglio es tiniebla:

«Queridos hijos, rezad con el corazón y no os apartéis de la verdad. Llegará un día en que habrá desprecio en la Casa de Dios y lo sagrado será lanzado fuera. Un Xino estará en el Trono, contrariando a muchos, pero Dios es el Señor de la Verdad. Lo que os digo ahora, no lo podéis comprender, pero un día os será revelado y todo estará claro para vosotros. El espejo: éste es el misterio. Como criaturas, confiad. Como siervos, sed fieles. Dios está controlándolo todo…» (04.04.2005 – Mensagem de Nossa Senhora, n° 2.505)

Bergoglio es el Xino. La palabra Xino hay que leerla en el espejo, delante de un espejo: Onix.

La palabra Onix viene del griego o-νυξ, que significa la noche, la tiniebla, la oscuridad, la calamidad, la desgracia.

Esto es Bergoglio: una desgracia para toda la Iglesia. Una luz que no ilumina. Una tiniebla que combate, que persigue la luz. Una piedra negra, como el ónix, que brilla por lo exterior que da, en la superficialidad de la vida, para aparentar una riqueza que no se tiene.

Bergoglio está en el trono para contrariar a muchos, para producir confusión y división en todas partes. Pero Dios es el Dueño de la Verdad. Por eso, Bergoglio sólo puede hablar sus estupideces todos los días, pero no las puede poner en ley. No puede obligar a los demás a seguir sus idioteces. Quien lo sigue es porque es idiota, como él; porque vive lo mismo que ese sujeto, piensa lo mismo, porque tiene su negocio en la Iglesia –y no quiere soltarlo- como Bergoglio.

Bergoglio es la tuerca necesaria que el demonio necesitaba para poner su camino de destrucción de la Iglesia. Ahora, vendrá el que, de verdad, rompa la autoridad papal y deje a la Iglesia en el abandono más total ante el mundo.

Salgan de lo que se cuece en el Vaticano. Queda poco tiempo para entender los signos de los tiempos. Ya son muy claros. Y hay que vivir la vida de acuerdo a esos signos, que sólo se pueden discernir en el Espíritu.

No quieran conocer el futuro viendo lo que pasa en el Vaticano, porque donde reina el demonio, allí no hay conocimiento de la verdad. Sólo está el error y la mentira, que son la base para inventarse las fábulas que todo el mundo se las traga como verdaderas, como divinas. Bergoglio es un cuenta fábulas. Y no es otra cosa. Cuenta lo que el otro quiere escuchar. Y habla a cada uno en su lenguaje. Por eso, es tan popular. Usa el lenguaje de los necios, el propio que rige en el mundo actual.

En Roma suceden muchas cosas. Pero sólo se da a conocer lo que interesa, lo que vale para la propaganda del nuevo gobierno mundial. Lo demás, lo que no interesa revelarlo, se esconde para así tener un as debajo de la manga.

Como Bergoglio no sirve, hay que cambiarlo. Pero esto no se dice al público. Sino que se da la orden de sostener las palabras heréticas de ese hombre hasta que llegue el tiempo de su renuncia. Se le hace propaganda a ese hereje porque conviene a los planes de todos. Y así como ha sido puesto en el gobierno, por el imperativo de unos pocos, así será quitado, por el imperativo de esa gentuza, que es la jerarquía masónica en Roma.

Anuncios

12 comentarios

  1. Martina dice:

    Aclaro: difunde con enfasis las herejias para ADVERTIR ….!!!por supuesto.

  2. Martina dice:

    A una amiga que vive en una provincia de Argentina y que esta difundiendo con mucho énfasis las herejias y blasfemias del innominado,una persona le comento que tiene un amigo sacerdote que en confidencia le dijo.”si supieras el desastre que se esta dando dentro del Vaticano!!!! Es una division total, pero poco sale para afuera “.Mi amiga tratara de ponerse en contacto con este sacerdote.Cuando tenga mas informacion lo escribire.Por lo visto, ya algunos estan advirtiendo el caos, incluso el sacerdote donde va mi amiga a Misa, que nombraba incansablemente y alababa idem a Bergoglio…ya no lo esta haciendo, lo nombra lo minimo posible y esta haciendo mencion a cada momento que le es posible a nuestro Benedicto !!!! buena señal tambien !! Bendiciones para todos.

  3. Empera dice:

    Esta es la misma trampa de la Serpiente astuta en el Paraíso que parecía que abogaba por los derechos de Adán y Eva pero astutamente logró fue ellos desobedecieran el mandato de Dios.

    Hoy en día muchos católicos ya han renegado de su propia fe por adherirse a la mentira de Satanás que reduce los Sacramentos como si fueran derechos sin necesidad de la conversión necesaria y del arrepentimiento Jorge Bergoglio es un apostata rebelde desde que estaba en Argentina predica un falso evangelio y al igual que la mayoría de los Jesuitas se ha desviado de la fe católica. Por eso Bergoglio repite como un loro las blasfemias escritas en sus libros heréticos Sobre el Cielo y la tierra y conversaciones con Jorge Bergoglio.
    Muchas personas están siguiendo a Bergoglio y con ellos rechazan el Verdadero Evangelio.
    Bergoglio astutamente para justificar el bautismo de niños que se han convertido en propiedad privada de los sodomitas habla del bautismo de los marcianos

    “… en los postreros tiempos algunos se apartarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios ….” 1 Timoteo 4:1

    Bergoglio se disfraza de ministro de Justicia cuando lo que busca es que el mayor numero de católicos caigan junto con él en la apostasía , rechacen la verdad y acepten la mentira.

    2 Corintios 11:13-15
    Porque esos tales son unos falsos apóstoles, unos trabajadores engañosos, que se disfrazan de apóstoles de Cristo.
    Y nada tiene de extraño: que el mismo Satanás se disfraza de ángel de luz.
    Por tanto, no es mucho que sus ministros se disfracen también de ministros de justicia. Pero su fin será conforme a sus obras.

    Los sodomitas son el impedimento mismo de la enseñanza en la fe católica y eso viola el requisito bíblico del bautismo en los niños contenido en el código de derecho canónico que exige que para que un bautismo sea valido es necesario tener la garantía de la educación cristiana y que educación le van a dar quienes se rebelan con sus propias vidas contra Dios?. Y la Iglesia recomienda que cuando no existe la garantía el bautismo debe ser aplazado hasta el uso de razón del menor para que el mismo si lo desea pida el bautismo. Sin embargo esos falsos sacerdotes ministros de Satanás ven a los sodomitas suicidándose espiritualmente y se disfrazan de ministros de Justicia diciendo que abogan por el bautismo de los niños que además están en peligro de condenación eterna porque esos niños están siendo condenados a ser adoctrinados en la rebelión contra Dios y los sodomitas los están pervirtiendo.

    En realidad estos falsos sacerdotes no protegen a los niños contra los corruptores de menores aunque los sodomitas clamen el derecho de ser sus padres las leyes corruptas no están protegiendo los derechos de los niños sino que ahora prima el derecho de los sodomitas por encima del derecho de los niños de tener un padre y una madre y ahora con la venia del Estado y de la anti iglesia esos niños son doblemente victimas; son tratados como una propiedad para ser adoctrinadas en la ideología satánica de género legalizándose así la nueva modalidad de esclavitud humana.
    Todos los que apoyen a Bergoglio recibirán el mismo castigo del fuego eteno por unirse a la mentira rechazando la verdades eternas que siempre han sido predicadas por la verdadera Iglesia católica de Jesucristo.

  4. Edgar Loera dice:

    Hermoso Himno Eucaristico que nos da fortaleza para estos momentos dificiles. que todo sea para Gloria y Honra de Cristo Rey.

    VIVA CRISTO REY!!!!!

  5. Cristo vuelve ya dice:

    Más mensajes a Pedro Regis:

    3.098 – Mensaje de Nuestra Señora Reina de la Paz, el 23/12/2008

    “… La Iglesia de Mi Jesús cargará pesada cruz. Llegará el día en que habrá
    dos tronos, mas solamente en uno estará el verdadero sucesor de Pedro.
    Será éste el tiempo de la gran confusión espiritual para la Iglesia.”

    3.093 – Mensaje de Nuestra Señora Reina de la Paz, el 09/12/2008

    “… El humo de Satanás se extendió por todas partes y
    Mis pobres hijos se convirtieron en ciegos espirituales. Pocos serán aquellos que permanecerán fieles a Dios. Rezad. Rezad. Rezad. La Iglesia de Mi Jesús beberá el cáliz amargo del dolor. El Trono de Pedro será debilitado y la confusión estará presente en todas partes(…) Llegará el día en que en el Trono de Pedro estará sentado aquél que cambiará para siempre los rumbos de la Iglesia.”

    3.046 – Mensaje de Nuestra Señora Reina de la Paz, el 29/08/2008

    “Queridos hijos, doblad vuestras rodillas en oración en favor de la Iglesia de Mi Jesús. Aquél que podrá ser Pedro se convertirá en Judas. Abrirá las puertas a los enemigos y hará sufrir a los hombres y mujeres de fe”

    https://aparicionesdejesusymaria.files.wordpress.com/2011/06/vidente-pedro-regis-anguera-brasil-mensajes-2005-201114.pdf

    • Cristina de López dice:

      Ad Cristo vuleve ya,

      Durante muchos años seguí los mensajes de Pedro Regis, encontrando en ellos siempre Luz y Verdad. Más sin embargo, luego de uno de ellos dejé de seguirles ya que en él reconocía al falso y apóstata Bergoglio como Papa.

      Ya nos había advertido Nuestro Señor que muchos de sus profetas elegidos caerían, y para mi, luego de dicho mensaje que menciono, fue ver que este podía ser uno de ellos. Los mensajes que usted coloca hablan claramente de lo que ahora vemos en la Iglesia, más sin embargo, el mensaje que menciono practicamente los anula.

      Las tinieblas del demonio envuelven cada vez más densamente todo, causando confusión, engaño y mentira y vemos comomuchos elegidos empiezan a caer en sus redes.

      Aquí dicho mensaje:

      Queridos hijos, de rodillas y en oración, adorad a Mi Hijo Jesús en la Eucaristía. En vuestra oración con Jesús, escuchadlo. Él quiere hablaros. Postraos delante de Él y adoradlo verdaderamente. Vuestra fuerza y victoria están en la Eucaristía. Delante de Jesús rezad por la Iglesia. Rezad por el Papa Francisco. La Iglesia camina hacia un futuro doloroso. Decisiones van a contrariar a muchos y el camino del Calvario será doloroso. Yo soy vuestra Madre y os amo. Coraje. Éste es el Mensaje que hoy os transmito en Nombre de la Santísima Trinidad. Gracias por haberMe permitido reuniros aquí por una vez más. Yo os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. Quedad en Paz.
      8 junio 2013

    • Cristo vuelve ya dice:

      Gracias Cristina, es cierto que este vidente se ha desviado; es el caso también de la española Marga , en el entorno de esta y de su director espiritual hay ahora satanistas, es una pena grande. Lo pongo para que se sepa .

    • Cristina de López dice:

      Asi es Cristo vuelve ya, son varios los profetas del Señor que han caído y es una gran pena, como usted misma lo menciona, ya que muchos por no saber discernir y por haber hecho de los profetas seres inaflibles (dioses) ahora aceptan a Bergoglio como Papa, guiados pues por sus mensajes. Mensajes en los que el mismo demonio ha logrado meterse, y por medio de ellos ha logrado engañar a miles.

      Gracias por compartir estos mensajes que nos describen claramente lo que hoy en día vemos en Roma.

  6. kaoshispano dice:

    3ª BURDELADA ROMANA castrista , AHORA CON MUCHO GUSTO PORTEÑO POPULISTA LETRINOAMERICANO.

    el usurpador del anticristo NO PIERDE UNA SEMANA para el N.O.M. del fin civilizatio, DIOS NO PERDONE A LOS DEMOLEDORES.

    • Laodicea dice:

      y la masa borregomatrix se tragará la supuesta conversión de raul castro por caput nigrut bergoglio?

  7. Cristo vuelve ya dice:

    06/02/2010 Mensaje de Nuestra Señora a Pedro Regis No: 3.276

    “Llegará el día en que un hombre con apariencia de bueno y justo surgirá. Engañará a muchos, pues realizará grandes prodigios. Vendrá del Hemisferio Sur y muchos lo tendrán
    como un salvador. Estad atentos para no ser engañados. ”

    https://aparicionesdejesusymaria.files.wordpress.com/2011/06/vidente-pedro-regis-anguera-brasil-mensajes-2005-201114.pdf

Los comentarios están cerrados.

Glosario

Misa espiritual

Benedictus PP. XVI

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Santuario de Fátima

Fátima en directo

Jesús, en Vos confío

A %d blogueros les gusta esto: