Lumen Mariae

Inicio » Francisco » La blasfema bula de convocación del jubileo

La blasfema bula de convocación del jubileo

Virgen de Guadalupe

Corazón de Jesús

El Gran Milagro

Infiltración en la Iglesia

El Reino de la Paz

00

Es propio de una mente protestante imponer, desde el principio de su discurso, un falso cristo: «Jesucristo es el rostro de la misericordia del Padre» (ver texto).

Así comienza Bergoglio su escrito, al que llaman Bula de convocación del Jubileo, el cual está lleno de errores y de claras herejías. Por supuesto, que ya nadie atiende a estos errores y herejías, sino que se dedican a lavar las babas que este hombre da en este discurso.

Jesús es «el Verbo» que «se hizo carne, y habitó entre nosotros, y hemos visto Su Gloria como de Unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad» (Jn 1, 14).

El Verbo es la Palabra del Padre, la Palabra del Pensamiento del Padre: es la Revelación del Padre a los hombres en la Palabra de Su Hijo.

Y Jesús, cuando predicó a los hombres, les dio palabras de justicia y de misericordia. Les dio la Mente de Su Padre. Y , por lo tanto, en Jesús se vio la Justicia del Padre y, al mismo tiempo, la Misericordia. Luego, Jesús es el rostro de la Justicia y de la Misericordia del Padre.

Bergoglio anula la Justicia: «No será inútil en este contexto recordar la relación existente entre justicia y misericordia. No son dos momentos contrastantes entre sí, sino un solo momento que se desarrolla progresivamente hasta alcanzar su ápice en la plenitud del amor» (Ib, n.20).

Un solo momento: su ley de la gradualidad. Es un solo momento histórico, pero que se va desarrollando, va alcanzando el grado que necesita para manifestar el amor. Esta idea es la propia de una mente masónica. No distingue las dos cosas; las anula. Y pone en cada hombre, en la perfección de la mente de cada hombre, la plenitud del amor.

¿Qué ha dicho este farsante? Él lo explica más abajo:

«…en la Sagrada Escritura la justicia es concebida esencialmente como un abandonarse confiado en la voluntad de Dios» (Ib, n.20).

¡Gran mentira! ¡Cómo tuerce las palabras de la Sagrada Escritura!

¿Qué es la Justicia para Bergoglio? Abandonarse confiadamente en la Voluntad de Dios.

Este significado no corresponde a la Justicia Divina. Una cosa es abandonarse a la Voluntad de Dios, otra cosa es hacer la Voluntad de Dios. La Justicia es una Santidad Divina. Es obrar esa santidad. No es conformarse con la santidad de Dios.

Todo el problema está en saber cómo un alma se justifica, cómo un alma adquiere la justicia.

Para Bergoglio, un alma es justa porque se abandona confiadamente a la Voluntad de Dios. Es su fe fiducial: como Dios te ha perdonado los pecados, como Dios te ha prometido la salvación, entonces el alma sólo tiene que hacer una cosa: confiar. Si confía, Dios no le imputa sus pecados, Dios le salva, Dios le ama, Dios le muestra su ternura…

Este concepto de fe fiducial va en contra de la fe dogmática. En la fe dogmática, es necesario aceptar las leyes de Dios, el orden divino, asentir a las verdades reveladas por Dios. Y si el alma hace esto, entonces recibe la justicia de Dios.

El mismo Bergoglio lo explica:

«Con la justicia se entiende también que a cada uno debe ser dado lo que le es debido. En la Biblia, muchas veces se hace referencia a la justicia divina y a Dios como juez. Generalmente es entendida como la observación integral de la ley y como el comportamiento de todo buen israelita conforme a los mandamientos dados por Dios» (Ib, n.20).

¡Qué astuto es este hombre!

Pone la justicia como un asunto del pasado, de los buenos israelitas. Ellos observaban los mandamientos de Dios. Cumplían una justicia. Pero, ahora hay que pensar de otra manera.

La Justicia es «la voluntad perpetua y constante de dar a cada uno su derecho» (S.To. 2.2 q.58 a.1 a 1).

Dios, en la Biblia, muestra dos Justicias: la estricta y la vindicativa. La estricta o la divina es la razón divina por la cual Dios acoge o rechaza a los pecadores: Dios salva o condena. Dios perdona la culpa y todo el pecado; o Dios no perdona ni la culpa ni el pecado.

La vindicativa es el castigo divino por el pecado: «El castigo se hace por la imposición de una pena. Y es de razón, por la pena, que sea contraria a la voluntad y que sea aflictiva y que se imponga por alguna culpa» (S.To. 1.2 q.46 a.6 a 2).

Muchos niegan estas justicias en Dios, y la reducen a una justicia legal o gubernativa o distributiva o conmutativa.

Esta es la visión de Bergoglio: «La justicia es un concepto fundamental para la sociedad civil cuando, normalmente, se hace referencia a un orden jurídico a través del cual se aplica la ley» (Ib, n.20). Bergoglio no cree en la justicia divina, y menos en la justicia vindicativa. Todo se reduce a un orden humano, a una justicia en el orden de las leyes civiles, legales, etc…

Por eso, tiene que argumentar así: «Para superar la perspectiva legalista, sería necesario recordar que en la Sagrada Escritura la justicia es concebida esencialmente como un abandonarse confiado en la voluntad de Dios».

Anula la Justicia en Dios: y las dos justicias. Por eso, Bergoglio une la justicia con la misericordia. Como la justicia es un confiarse en Dios, entonces la misericordia ofrece al hombre el perdón y la salvación.

Él mismo cae en su propia trampa:

«Ante la visión de una justicia como mera observancia de la ley que juzga, dividiendo las personas en justos y pecadores, Jesús se inclina a mostrar el gran de don de la misericordia que busca a los pecadores para ofrecerles el perdón y la salvación» (Ib, n.20).

Como la justicia es sólo un asunto legal, civil, de orden distributivo, conmutativo, entonces para no caer en la idea legalista, para no implantar una ley que juzga, que divida a las personas en justas y en pecadoras, Jesús te salva por tu cara bonita.

¡Esto es lo que dice este hombre!

¡Es su fe fiducial!

Ya no tienes que creer en una ley divina, que pone una espada, una división entre los hombres, en las sociedades, en las familias, etc…Están los hombres que cumplen con los mandamientos de Dios y están los hombres que no cumplen con los mandamientos de Dios. Los que viven en gracia y los que viven en sus pecados….

Begoglio, porque anula las dos Justicias en Dios, presenta su fe fiducial, propia de los protestantes.

¡Gravísima herejía la contenida en esta falsa bula!

Bergoglio no sabe distinguir entre el fariseísmo, el legalismo,  y los mandamientos de Dios. Y cae en este error porque no cree en Dios. Él está en su concepto de Dios. En este concepto, Dios no es Justicia, sino sólo un Padre, que es creador y que ama a todos los hombres. Y, por lo tanto, tiene que presentar un Jesús que no tiene nada que ver con el Redentor, sino que es la figura del Anticristo.

Bergoglio es claro en su herejía: «El reclamo a observar la ley no puede obstaculizar la atención por las necesidades que tocan la dignidad de las personas» (Ib, n.20). Está en su herejía de su humanismo: hay que estar atentos a las necesidades de las personas humanas, porque lo primero es la dignidad de ser persona humana. Si observas la ley pero no estás atento a las necesidades de tu prójimo, entonces eres un corrupto, un legalista, un fariseo. Tienes que tener ternura con tu prójimo, aunque sea un hombre que quiera vivir en su pecado. No juzgues su vida. Comparte su vida de pecado. Comparte la mesa con los pecadores. Comparte la herejía, comparte la apostasía de la fe, comparte el cisma.

Por eso, presenta un Jesús no real: «Jesús afirma que de ahora en adelante la regla de vida de sus discípulos deberá ser la que da el primado a la misericordia, como Él mismo testimonia compartiendo la mesa con los pecadores» (Ib, n.20).

¿Dónde Jesús afirma que la regla de vida de sus discípulos debe ser el primado de la misericordia? En ningún sitio de la Sagrada Escritura. Sólo en la cabeza de Bergoglio, gran pastor protestante. Esta frase se la saca de la manga, como muchas en esa falsa bula. Es el lenguaje bello propio de un falso profeta.

«La misericordia, una vez más, se revela como dimensión fundamental de la misión de Jesús» (Ib, n.20): ¿Cuál es la dimensión fundamental de la misión de Jesús? ¿A qué vino Jesús a la tierra? A quitar el pecado de Adán. Es una obra de Justicia, no de Misericordia. En esa obra de Justicia, hay una Misericordia para todos los hombres.

La dimensión fundamental de la misión de Jesús es la Justicia de Dios.

Y todavía Jesús no ha redimido el cuerpo de los hombres, sólo su alma. El hombre sólo tiene el cuerpo mortal, pero no el cuerpo espiritual y glorioso que tenía Adán. El hombre está a la espera de la redención de su cuerpo. El hombre está esperando el cumplimiento de una Justicia Divina: «Pues sabemos que la creación entera hasta ahora gime y siente dolores de parto, y no sólo ella, sino también nosotros, que tenemos las primicias del Espíritu, gemimos dentro de nosotros mismos suspirando por la adopción, por la redención de nuestro cuerpo» (Rom 8, 22-23).

Bergoglio, al anular la Justicia en Dios, tiene que anular esta obra de la redención, y tiene que enseñar a los hombres una sola cosa: el paraíso en la tierra.

«La misericordia posee un valor que sobrepasa los confines de la Iglesia. Ella nos relaciona con el judaísmo y el Islam, que la consideran uno de los atributos más calificativos de Dios» (Ib, n.23): el paraíso en la tierra. Los judíos son los primeros salvados por la misericordia a pesar de haber despreciado la Misericordia matando al Redentor, a Su Mesías. Y los musulmanes tienen en la misericordia el gatillo de su justicia. Están sostenidos por la misericordia para cortar cabezas de los cristianos. Tienes que relacionarte con el judío y con el islam para hacer un paraíso en la tierra.

¿No ven la falsa misericordia que predica este hombre?

¿No ven que ese jubileo no es para convertir almas sino para hacer una iglesia universal, que apoye un gobierno mundial?

¿Todavía están ciegos?

Sólo hay que creer en Jesús. Como el judío cree en Jesús, como el musulmán cree en Jesús, entonces están salvados. Ámalos, porque son tus hermanos de sangre y carne.

«La conversión a Cristo lo condujo a ampliar su visión precedente al punto que en la carta a los Gálatas afirma: “Hemos creído en Jesucristo, para ser justificados por la fe de Cristo y no por las obras de la Ley” (2,16). Parece que su comprensión de la justicia ha cambiado ahora radicalmente. Pablo pone en primer lugar la fe y no más la ley. El juicio de Dios no lo constituye la observancia o no de la ley, sino la fe en Jesucristo, que con su muerte y resurrección trae la salvación junto con la misericordia que justifica. La justicia de Dios se convierte ahora en liberación para cuantos están oprimidos por la esclavitud del pecado y sus consecuencias. La justicia de Dios es su perdón» (Ib, n.20).

¿Captan la herejía?

El Concilio Tridentino, s.6, cn.9 (D 819), definió: «Si alguno dijere que el impío queda justificado por la sola fe, de tal forma que entienda que no se requiere nada más, lo cual coopere para alcanzar la gracia de la justificación… sea anatema».

¿Qué dice Bergoglio?

«El juicio de Dios…lo constituye…la fe en Jesucristo». Nada dice este hombre del requerimiento, además de la fe, de los actos de otras virtudes para que el alma se justifique, adquiera la justicia de Dios.

Bergoglio está en su lucha contra los legalistas. No por la ley el hombre se justifica, sino por la fe. Pero no por la fe fiducial. No queda justificado el hombre por la sola fe. Hace falta «cooperar para alcanzar la gracia de la justificación».

Los judíos, ¿cooperan a la gracia? No. Luego, permanecen en la Justicia.

Los musulmanes, ¿cooperan a la gracia? No; ni siquiera creen en la gracia. Luego, sólo les espera el fuego del infierno si no se convierten.

La «muerte y resurrección trae la salvación junto con la misericordia que justifica» (Ib, n.20). Si ustedes analizan esta frase, verán una clara herejía.

Jesús, con su muerte y resurrección, trae la salvación. Pero además, esa salvación viene con la misericordia que justifica. En otras palabras, la salvación no es misericordia. La salvación es sólo eso: una muerte y una resurrección: es decir, un hecho histórico. Una obra que Jesús, como hombre, hizo. Pero esa obra, que se llama salvación, no es la misericordia, no es lo que justifica al hombre.

¿Qué es esa misericordia que justifica?

Lo dice él mismo: «la justicia de Dios es su perdón».

Dios, cuando hace justicia, sólo perdona, no condena.

¿Ven la blasfemia? Ya no hay infierno. Todos al cielo.

¿Ven el pensamiento tan complicado de este hombre?

Así habla siempre un falso profeta: dice muchas cosas y no dice nada. Para terminar hablando de nada, llenado cuartillas de herejías y de blasfemias.

Jesús, con su muerte y su resurrección trae la salvación junto con el perdón que justifica. Esta es la herejía: la misericordia es el perdón que, además, justifica. Ya no hay que expiar ningún pecado. No hay justicia vindicativa.

Y cae en la siguiente herejía: la justicia de Dios perdona.

Por eso, tiene que decir una gran blasfemia:

«Si Dios se detuviera en la justicia dejaría de ser Dios, sería como todos los hombres que invocan respeto por la ley. La justicia por sí misma no basta, y la experiencia enseña que apelando solamente a ella se corre el riesgo de destruirla. Por esto Dios va más allá de la justicia con la misericordia y el perdón» (Ib, n.21).

«Si Dios se detuviera en la justicia dejaría de ser Dios»: esto, no sólo es una herejía sino una blasfemia contra el Espíritu Santo.

Dios, cuando aplica Su Justicia, no es como los legalistas, los fariseos, ni como el propio Bergoglio: Dios no invoca respeto por la ley. Dios manda a cada hombre cumplir Su Ley. Y esto es la Justicia estricta de Dios. Y cuando Dios aplica Su Justicia, cuando Dios se detiene en Su Justicia es para aplicar la ley, no para hacerla respetar, no para decir: aquí estoy Yo con mi ley, respetad a mi ley.

¿Ven la blasfemia?

Bergoglio, en esas palabras, está diciendo que Dios no manda al infierno. Si Dios se detuviera en la justicia, y mandará al infierno a un alma, entonces sería como todos los hombres que invocan el respeto por la ley. Pero Dios no se detiene en la justicia, sino que va más allá. Es una justicia que perdona, que nunca condena. ¡Gravísima blasfemia!

En Dios, la Justicia por sí misma basta. Esto es lo que niega Bergoglio: el atributo de la Justicia Divina. ¡Es una gran blasfemia!

En Dios, no se puede negar que la Justicia y la Misericordia se bastan por sí mismas. Quien niegue esto blasfema contra el Espíritu santo, como hace este hombre. Y, por eso, se inventa una falsa misericordia: «Dios va más allá de la justicia con la misericordia y el perdón».

Por eso, Bergoglio pone el primado de la misericordia por encima de todo. No existe esta misericordia que está más allá de la justicia. Es un invento de la cabeza de este hombre. Es su locura mental. ¡Esta es la demencia de Bergoglio!

En la Justicia, el Padre halla una Misericordia para el hombre.

Pero Bergoglio dice esto: en la Justicia, hay una Misericordia que anula la Justicia, que va más allá de la Justicia.

Y él pretende resolver esta metedura de pata, con otra metedura de pata:

«Esto no significa restarle valor a la justicia o hacerla superflua, al contrario. Quien se equivoca deberá expiar la pena. Solo que este no es el fin, sino el inicio de la conversión, porque se experimenta la ternura del perdón. Dios no rechaza la justicia. Él la engloba y la supera en un evento superior donde se experimenta el amor que está a la base de una verdadera justicia» (Ib, n.21).

El que se equivoca, que expíe la pena. Y uno se pregunta, ¿de qué pena habla? Porque no ha tocado el pecado en toda la bula. Habla, por supuesto, de las penas que traen las justicias civiles, distributivas, conmutativas, etc… Pero no habla de la Justicia que el Padre exige para reparar su honor ofendido por el pecado del hombre.

Él niega la expiación: «Solo que este no es el fin, sino el inicio de la conversión, porque se experimenta la ternura del perdón». Lo que importa es la ternura de Dios. Dios te ha salvado, no con un decreto, sino con una caricia, con un beso y un abrazo. Expía el mal pensamiento de juzgar a tu hermano. Quita ese pensamiento negativo y pon el pensamiento positivo: los judíos y los musulmanes son santos. Ámalos. Son tu carne. Son tus hermanos naturales.

¡Esto es Bergoglio!

«”Desconociendo la justicia de Dios y empeñándose en establecer la suya propia, no se sometieron a la justicia de Dios. Porque el fin de la ley es Cristo, para justificación de todo el que cree” (Rm 10,3-4). Esta justicia de Dios es la misericordia concedida a todos como gracia en razón de la muerte y resurrección de Jesucristo. La Cruz de Cristo, entonces, es el juicio de Dios sobre todos nosotros y sobre el mundo, porque nos ofrece la certeza del amor y de la vida nueva» (Ib, n.21).

¡Gran error en el que cae este hombre!

«Esta justicia de Dios es la misericordia concedida a todos como gracia»: en la Justicia de Dios, se halla la Misericordia para el hombre. Pero la Justicia de Dios no es la Misericordia.

Bergoglio no distingue entre la justicia activa, que es la acción de Dios que infunde la gracia; y la justicia pasiva, que son los actos necesarios en la criatura para que se reciba esa justicia.

Jesús, en la obra de la Redención, consigue la gracia de la justificación para todo hombre: es la justicia activa. Pero esa gracia, merecida por Cristo, no se da al hombre si éste no quiere: es la justicia pasiva.

Por eso, en la Justicia de Dios, en la justicia activa, se halla la justicia pasiva, es decir, la Misericordia para aquellas almas que aceptan la verdad revelada por Dios. Pero si el alma no acepta los mandamientos de Dios, esa alma queda en la Justicia Divina, que puede ser estricta o vindicativa.

Bergoglio sólo expone su fe fiducial. Y nada más que esto. Y, por eso, cae en gravísimos errores y herejías.

Y esto es sólo un punto de la bula. ¡Qué no habrá de errores en toda la bula!

¡Qué pena de católicos que no saben ver esto!

Cogen este documento y se tragan la fábula que contiene como una verdad.

Bergoglio es ruptura con el magisterio auténtico e infalible de la Iglesia. Ruptura con toda la tradición. Ruptura con el Evangelio de Cristo. Está levantando su nueva iglesia.

Y aquí tienen esta basura de bula. Es una basura ideológica: llena de protestantismo, de comunismo y de ideas masónicas, desde el principio hasta el fin.

Esta bula es una blasfemia contra la Justicia y la Misericordia Divinas. Es un acto blasfemo y herético de ese hombre que se ha creído dios. ¡Ay de aquel que obedezca a este hombre!

No se puede obedecer la mente de este tipejo. Para los que todavía permanecen anclados en las estructuras externas de la Iglesia, les va a ser durísimo ese año consagrado a condenar almas al infierno.

Para quienes hemos dejado esas estructuras, somos libres de atacar a Bergoglio por los cuatro costados. Es el precio de la verdad: «y la verdad os hará libres».

Anuncios

17 comentarios

  1. Confundida dice:

    Gracias Padre por la respuesta quisiera asemejarme en santidad aunque fuera un pelo como decimos en Venezuela a Santa Teresita del Niño Jesús es mi gran anhelo, pero cada día que pasa me doy cuenta que soy un cadaver en el desierto . Que Dios le cubra con su manto y le bañe con su Santísima Sangre, que Dios le bendiga.

    • Daniel Cortez Alaña. dice:

      Confundida:
      Paisana…¡recuerde que Venezuela es tierra de “Nuestra Señora de Coromoto”!; y…¡afèrrece a Ella!. Porque tenemos el privilegio junto con México de ser los dos únicos países de América colonial con apariciones de la Madre de Dios aprobadas por el Magisterio auténtico de la Iglesia!.
      ¡Pax tecum, Confundida!.
      Así sea.

  2. Confundida dice:

    Padre Josephmaryam a mi me gustaria tener un director espiritual pero no me atrevo a pedirselo al sacerdote pues creo que la direccion espiritual es solo para las personas elevadas espiritualmente o para los sacerdotes. Que condiciones se requieren para poder llegar a tener un director espiritual?
    Gracias por su respuesta Que Dios le bendiga y proteja

    • josephmaryam dice:

      La dirección espiritual es para todas las almas. Pero el problema son los sacerdotes y las mismas almas.
      Un sacerdote que no sepa discernir espíritus, no sabe guiar a un alma hacia la santidad. Ejemplos de esto hay muchos a lo largo de toda la historia. La misma Santa Teresa de Jesús tuvo tantos confesores que negaban lo que tenía en su alma que hicieron mucho daño.
      El director espiritual debe saber lo que es la vida del Espíritu y debe conocer de Dios qué cosa quiere con esa alma. No es fácil ser un director espiritual. Hay muchos que son teólogos, pero no directores espirituales: se saben los libros, pero no saben seguir al Espíritu.
      Y las almas, generalmente, no se prestan para dirigirlas: no buscan la santidad.
      Para la dirección espiritual no se requiere tener una elevación en la vida espiritual: esto no tiene sentido. Sólo se requiere querer ser santo.
      Nadie puede medir el grado de la vida espiritual. Eso sólo lo mide Dios.
      Pero sí se puede ver si la persona quiere ser santa o no.
      Generalmente, las personas no van en busca de la santidad, sino de tratar temas de su vida con el sacerdote. Y esto no es la dirección espiritual.
      El director espiritual es para la vida del Espíritu, no para la vida humana, natural, etc…No está para resolver problemas de la gente, sino para ayudar al alma en su camino espiritual.
      En las actuales condiciones de la Iglesia, no es recomendable que busque un director espiritual. Ahora, la Jerarquía no es clara con el rebaño. Están siguiendo a un falso papa y eso incide en la dirección espiritual.
      Ahora, sólo busque en el Espíritu lo que Dios quiere para su vida. Y deje a Dios que le muestre el sacerdote si Él desea ese director para su alma.
      Ahora, es tiempo de buscar la santidad en el desierto, como los antiguos monjes o anacoretas. Vivían solos. Luchaban solos contra el demonio. Sin un sacerdote, sin una guía. El Espíritu es el que los guiaba hacia la santidad de su vida.
      Ahora, la Iglesia está en el desierto, no en la Jerarquía. Busque, en el desierto, su vida espiritual.

  3. Mariana dice:

    MARTINA!

    Paz e Bem!
    Muito obrigada por sua explicação também!!
    Eu me preocupo com as palhaçadas desse….LOBÃO, porque em meu País,o BRASIL….infelizmente…100% do Clero ê fã cego de D.BERGOGLIO!!!
    A-m-a-m …. adoram esse Cardeal e lhe obedecem….direitinho!!
    No BRASIL..não hâ para aonde corrermos!! Não há Paróquias aonde se possa ficar longe dos….”bergoglietes”!!!
    Fico imaginando quando esse…celerado for mexer na MISSA…na EUCARISTIA….no MISSAL ROMANO….no CATECISMO…!!
    Ai..meu DEUS!!
    E…para piorar…a minha família admira muito esse homem…e me censuram ,quando lhes digo que ele é falso e mau.
    Por isso,preocupo-me. Mas vou seguir as orientaçoes do PADRE JOSEPH MARYAM e tambêm as suas.
    Muito obrigada. Gracias!! Merci bien!

  4. Mariana dice:

    Re-al-men-te…..!!!!!

    D.BERGOGLIO zomba da inteligencia das pessoas…com tantas bobagens ….con las tonterias….que ele escreve para nós…!! Depois de ler as explicações de um TEOLOGO competente ,como é nosso querido PADRE JOSEPH MARYAM…a gente fica pensando que esse D.BERGOGLIO,vulgo PADRE JORGE…pensa que somos crianças tolas…que ê enganada com “balinhas”….

    Me sinto insultada com as palhaçadas desse LOBO…que nos considera…burros e desconhecedores da DOUTRINA DE CRISTO!!
    Uma vergonha!!! Esse “religioso” coloca nossa IGREJA CATOLICA no ridículo internacionalmente….e avacalha com o Papado!!!! Um desastre….esse Cardeal argentino…!!! Nem parece que se formou num Curso de TEOLOGIA…pois de DEUS e Suas Coisas….BERGOGLIO parece não entender…nem saber de nada!!!

    DEUS que me perdoe…mas esse Cardeal é além de LOBO….um palhaço !!!
    Está no lugar errado. Cruz credo!!!
    DEUS nos acuda!!!

  5. Fundacion Salvat dice:

    en la misa de ayer, el párroco dijo en su homilía las mismas palabras de Bergoglio: “Dios perdona siempre”, unos minutos después de haber leído el Evangelio que claramente dice “Los pecados serán perdonados a los que ustedes se los perdonen, y SERAN RETENIDOS A LOS QUE USTEDES SE LOS RETENGAN”

    ¿Acaso Ananías y Safira fueron perdonados por Pedro y la comunidad? No, y fueron condendos por Dios.

  6. Marita dice:

    Lista de Templos Católicos con Reclinatorio para Comulgar (VI Jueves de Campaña)
    http://www.adelantelafe.com/lista-de-templos-catolicos-donde-hay-reclinatorio-para-comulgar/

  7. Juan Pablo dice:

    Parece que están haciendo una batería de medidas para fin de año. La culminación del Sínodo de los Obispos sobre la familia y el Jubileo de la Misericordia. A los que se opongan a las conclusiones del sínodo le echarán en cara el jubileo de la misericordia y quedarán como duros, inhumanos y faltos de caridad y de misericordia. Parece todo orquestado.

  8. Mariana dice:

    PADRE JOSEPH MARYAM!

    Mais uma vez: muito obrigada!!!
    DEUS o guarde e abençoe muito,pela bondade em nos orientar!!
    Gracias.

  9. Cristina de López dice:

    Resulta asqueroso leer este “documento” que solo destila “odio contra la Verdad”. Más que una “bula”, habría que llamarle BURLA, misma que ha sido hecha como continuación al plan diabólico de esta falsa iglesia que ahora se sienta en Roma y que no es sino como prologo a aquello que será presentado en su diabólico y ya muy próximo sínodo de octubre.

    Palabras oscuras y torcidas que en resumidas cuentas lo único que buscan dejar en el subconsciente de las aletargadas almas es el deber que tienen de no “juzgar a nadie” sino antes bien abrazar, besar, apapachar y acoger a todos aquellos que anteriormente la Iglesia-por mala y justiciera, según este maldito- “despreciaba” (divorciados y vueltos a casar, homosexuales, abortistas, judíos, musulmanes, masones, ocultistas, etc., etc., etc.)

    Este maldito, con sus inaceptables y asquerosas palabras, busca simplemente llevar a las almas a la negación del pecado y a la unión de las religiones, todo ello con la maldita bandera falsa de la instauración del paraíso en la tierra, como bien lo ha dicho el padre en este artículo.

    Bergoglio no se detiene y sigue su plan trazado de destruir la Iglesia de Nuestro Señor Jesucristo y entregarle al Anticristo esa falsa iglesia que al día de hoy el encabeza y sigue levantando sobre las estructuras de Roma.

    Una a una se cumplen las palabras de Nuestro Señor contenidas en su Palabra, en sus profecías y en el Magisterio de su Iglesia.

    La última prueba de la Iglesia (CC)

    675 Antes del advenimiento de Cristo, la Iglesia deberá pasar por una prueba final que sacudirá la fe de numerosos creyentes (cf. Lc 18, 8; Mt 24, 12). La persecución que acompaña a su peregrinación sobre la tierra (cf. Lc 21, 12; Jn 15, 19-20) desvelará el “misterio de iniquidad” bajo la forma de una impostura religiosa que proporcionará a los hombres una solución aparente a sus problemas mediante el precio de la apostasía de la verdad. La impostura religiosa suprema es la del Anticristo, es decir, la de un seudo-mesianismo en que el hombre se glorifica a sí mismo colocándose en el lugar de Dios y de su Mesías venido en la carne (cf. 2 Ts 2, 4-12; 1Ts 5, 2-3;2 Jn 7; 1 Jn 2, 18.22).

    676 Esta impostura del Anticristo aparece esbozada ya en el mundo cada vez que se pretende llevar a cabo la esperanza mesiánica en la historia, lo cual no puede alcanzarse sino más allá del tiempo histórico a través del juicio escatológico: incluso en su forma mitigada, la Iglesia ha rechazado esta falsificación del Reino futuro con el nombre de milenarismo (cf. DS 3839), sobre todo bajo la forma política de un mesianismo secularizado, “intrínsecamente perverso” (cf. Pío XI, carta enc. Divini Redemptoris, condenando “los errores presentados bajo un falso sentido místico” “de esta especie de falseada redención de los más humildes”; GS 20-21).

    Ven Señor Jesús!

  10. Mariana dice:

    PADRE JOSEPH MARYAM!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    Paz e Bem!!!!!!!

    PADRE!!!!! Socorroooo!!!

    Li a parte do Documento divulgada……!!!!!!
    DEUS SANTO !!!
    Qualquer pessoa leiga,não especializada em TEOLOGIA,lendo “isso”…vai acreditar em BERGOGLIO!!
    Vai considerá-lo certo,caridoso,…e…Pontífice!!!
    Agora…quem falar…quem criticar esse LOBÂO….agora sim,ficará em “maus lençóis”…mal visto por todos!!
    Foi esse “jubileu” ,uma jogada alta de SATANÁS..!! Estamos todos…”contra a parede”…porque ele mexeu com a CARIDADE…com as OBRAS DE MISERICORDIA!!!!!!!!!!!!….
    Se não as fizermos,…pecaremos contra o próximo e contra DEUS…!!! Se as fizermos,….pode parecer que “obedecemos ” a LOBO-BERGOGLIO!!!

    O MALIGNO usou a mesma “tecnica” ,que empregou no JARDIM DO ÉDEN, para derrubar ADAO e EVA!!!!!!!…a mesma “tecnica”, que usou para atacar JUDAS ISCARIOTES e LUTERO …!!!!!
    Usa as Coisas de DEUS para atrair, e de um jeito mal ,atacar as pessoas….levando-as ao Erro…pensando que fazem o Certo!!!!!…
    Touché..!!!
    E…….agora…..??????????????????…..!???????…

    Que faremos nós…?

    Aguardo que me oriente…mais uma vez!
    Muito obrigada! Grazie! Merci bien!!!

    Gracias.

    • josephmaryam dice:

      El jubileo de la misericordia es falso, es una blasfemia contra Dios. Y, por lo tanto, no hay que hacer nada. No sigan las instrucciones de ese hombre. La Iglesia Católica, que es la Iglesia en Pedro, no está en Bergoglio.
      ¿De qué se preocupan?
      Que la falsa iglesia haga su falso jubileo: ¿a usted eso qué le importa?
      Que el falso papa proclame sus falsos santos y beatos: ¿a usted eso que le interesa?
      Que el falso profeta siga predicando su falsa misericordia: usted no vive del pensamiento de ese hombre. Usted no tiene que seguir el pensamiento de ese hombre.
      Usted siga haciendo el bien divino en la Iglesia, haciendo sus obras de misericordia.
      Lo demás, ¿por qué tanta preocupación?
      El cisma de la Iglesia está ya ahí: dos papas en Roma.
      Usted siga al Papa verdadero: Benedicto XVI.
      Que los demás sigan al falso papa que es otro Hitler: es un maestro en la oratoria y sólo busca la perfección de su iglesia, que es una iglesia mundial. Es recoger la perfección de la mente humana usada para el mal: todos los herejes, todos los cismáticos, todos los que viven en sus errores, mentiras, pecados, pertenecen a esa falsa iglesia porque en ella se da la perfección del mal en la inteligencia del hombre. En ella entra el hombre perverso en su inteligencia, para hacer las obras cumbres de la maldad.
      Pero usted no pertenece a esa falsa iglesia.
      Desprecie a Bergoglio y se queda en paz.

    • Martina dice:

      Mariana: todo lo que este hombre hace es FALSO !!! Olvidesde de él y sus palabras y sus obras…por su salud mental y espiritual se lo digo.
      Haga de cuenta que no EXISTE !!!! ES POR SU BIEN.Bendiciones de Jesus y Maria.

  11. Cristo vuelve ya dice:

    Letanía de Jesús a la Humanidad (1)

    Letanía de protección contra del falso profeta

    “Queridísimo Jesús, sálvanos del engaño del Falso Profeta.
    Jesús, ten Misericordia de nosotros.
    Jesús, sálvanos de la persecución.
    Jesús, presérvanos del anticristo.
    Señor ten Misericordia.
    Cristo ten Misericordia.
    Queridísimo Jesús, cúbrenos con Tu Preciosa Sangre.
    Queridísimo Jesús, abre nuestros ojos a las mentiras del falso profeta.
    Queridísimo Jesús, une a Tu Iglesia.
    Jesús, protege nuestros Sacramentos.
    Jesús, no dejes que el falso profeta divida Tu Iglesia.
    Queridísimo Jesús, ayúdanos a rechazar las mentiras, presentadas a nosotros como la verdad.
    Jesús, danos fortaleza.
    Jesús, danos esperanza.
    Jesús, inunda nuestras almas con el Espíritu Santo.
    Jesús, protégenos de la bestia.
    Jesús, danos el don del discernimiento, para que podamos seguir el camino de Tu verdadera Iglesia
    en todo momento, por los siglos de los siglos. Amén.”

    Más oraciones y letanías:

    http://www.elgranaviso-mensajes.com/cruzada-de-oracion/

    http://www.elgranaviso-mensajes.com/novedades/letanias/

  12. kaoshispano dice:

    THE END, Dios no perdone a los Demoledores y pase por la piedra final a los de la masa borrega babosa que aplaude su puerca lastimera habladuría hereje y apostata.

    aun queda por ver bastante…

  13. josephmaryam dice:

    Aquí tienen cómo Bergoglio ha perdido la cabeza: ha nombrado doctor de la Iglesia a un monje que no pertenece a la Iglesia Católica:

    http://catholicvs.blogspot.com.ar/2015/04/el-papa-ha-nombrado-hoy-doctor-de-la.html

    ¡Mayor desatino no puede haber!
    Pero esto es consecuencia de ponerse por encima de Dios.

Los comentarios están cerrados.

Glosario

Misa espiritual

Benedictus PP. XVI

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Santuario de Fátima

Fátima en directo

Jesús, en Vos confío

A %d blogueros les gusta esto: