Lumen Mariae

Inicio » abominación » La historicidad del pensamiento

La historicidad del pensamiento

Virgen de Guadalupe

Corazón de Jesús

El Gran Milagro

Infiltración en la Iglesia

El Reino de la Paz

10540744_1417193441907239_8118367378573564455_n

«Cuando nos acercamos a una persona que profesa con convicción su propia religión, su testimonio y su pensamiento nos interpelan y nos llevan a preguntarnos sobre nuestra espiritualidad misma. Al principio del diálogo está, pues, el encuentro» (Bergoglio, 24 de enero 2015).

Dos cosas se revelan en el pensamiento de este hombre:

  1. La duda de Descartes: nos preguntamos sobre nuestra espiritualidad: tenemos dudas en lo que creemos, no estamos convencidos, porque no existe la verdad absoluta. Hay que dudar de todo para encontrar una verdad absoluta: que será la mente de cada uno. La mente que se vuelve consciente a sí misma, que se ve reflejada en sí misma. Y como la mente del hombre no puede tener en sí toda la verdad, entonces tiene que buscar al hombre, tiene que dialogar con todos los hombres, para así poseer toda la verdad. Por eso, es necesario buscar una religión mundial en donde se reúnan las mentes diversas de los hombres, y así poseer toda la verdad, que será encontrar la felicidad en la tierra.
  2. Al principio del diálogo, ya no está la verdad, sino la mente de los hombres, el encuentro con cada mente humana: esto se llama el pensamiento histórico.

O con las palabras de Kasper:

«Aprendemos en presencia de una historización radical de todos los ámbitos de la realidad. Todo está en agitación y cambio; apenas hay algo sólido y resistente. Este cambio histórico también ha tomado la iglesia y su comprensión de la fe» (Kasper – E. Troeltsch, más del método histórico y dogmático en la teología)

Todo el problema de estos hombres está sólo en esto: en negar a Dios Creador.

El hombre no es obra de la historia, sino del Creador. Esta es la verdad combatida por toda la Jerarquía herética, modernista, cismática, que guía, en la actualidad, a la Iglesia.

La mente del hombre es obra de Dios, no es la consecuencia de una historia, de un suceso cambiante, de unas circunstancias en las que vive el hombre.

Dios ha hecho la mente del hombre para la verdad absoluta, para que el hombre haga en su vida la obra de una permanencia, de una estabilidad, de algo que sea eterno, para siempre. Si el hombre no vive para un fin absoluto, sino que vive para algo que cambia, que es inestable, entonces el hombre no puede dar sentido a su existencia humana.

Siempre, y en todas partes, el hombre es lo que es, es como Dios lo ha creado. En cada tiempo de la historia. Y a pesar de los sucesos históricos, el hombre sigue siendo hombre. Su mente no cambia, su esencia no cambia. Y, por lo tanto, para resolver el problema del hombre sólo hay que mirarlo como Dios lo creó. Sólo hay que ver lo que hizo el hombre ante la Creación de Dios. Y sólo así se puede entender qué Dios quiere de cada hombre.

Si el hombre está en cambio y en agitación, entonces ¿qué es el hombre? Si lo que Dios ha creado, está siempre en evolución, entonces ¿qué es la Creación? Si la Iglesia que Jesús ha puesto en Pedro no es siempre la misma, entonces ¿qué es la Iglesia? Si los dogmas no son verdades absolutas, entonces ¿para qué los dogmas?

Este es el grave problema de la historicidad del pensamiento de estos hombres. No conciben al hombre como ser dependiente de Dios, con una dependencia absoluta. No lo ven como un ser creado por Dios. Lo conciben sin la sujeción a un ser inmutable, eterno, infinito.  Y, por lo tanto, buscan en el hombre sólo una cosa: el imperio de su libertad, anulando así la esencia propia del hombre. No buscan lo que es el hombre, su esencia, el orden de su naturaleza, sino que se ponen por encima del mismo ser del hombre, para así crear, con sus inteligencias humanas, un nuevo hombre, un ente de razón sin fundamento en la realidad.

Primero es el orden, no la libertad:

«Orden, no la libertad, es el principio más elevado, y la mejor garantía también del grado correcto de la libertad» (Ethics and the national economy – Henrich Pesch – pag 34).

Sin un orden moral, el hombre se esclaviza a su propia libertad, que será la obra de su propio pecado. Sin un orden divino en la creación, el hombre la destruye con su libertad. Sin un orden humano, las sociedades son sólo engendros del demonio.

Primero es la naturaleza que Dios ha creado; después es la obra en esa naturaleza.

«en lo más íntimo del ser humano, el Creador ha impreso un orden que la conciencia humana descubre y manda observar estrictamente. Los hombres muestran que los preceptos de la ley están escritos en sus corazones, siendo testigo su conciencia» [Rom 2,15] (Juan XXIII – Pacem in Terris).

La libertad es para obrar la naturaleza racional del hombre: para poner por obra lo que el hombre piensa y decide, de acuerdo al orden natural, racional, divino, que Dios ha escrito en la naturaleza del hombre.

Pero si la mente duda de su propia naturaleza humana, de su propia esencia, entonces el hombre sólo busca su interés en la vida, pero no la verdad de su naturaleza humana.

Busca su autonomía, su independencia, su libertad y, con ella, engendra un “orden” contrario a su propia naturaleza, que es siempre un desorden en el hombre, en su misma esencia.

Hoy se pone la libertad como madre del orden. Por tanto, el hombre tiene que destruirlo todo para construir su mundo, su creación, su humanidad, su dios, su religión, su iglesia.

Si en la naturaleza humana no hay un orden inmutable, puesto por Dios, entonces el hombre vive buscando ser como Dios: se hace dios para sí mismo.

Bergoglio dice a los fieles del islam: «cuando nos acercamos a una persona que profesa con convicción su propia religión», entonces no hay decirle la verdad: vas mal en tu religión. Está prohibido decir esto, porque la mente enseña a dudar: «su testimonio y su pensamiento nos interpelan y nos llevan a preguntarnos sobre nuestra espiritualidad misma».

No puedes juzgar el testimonio y el pensamiento del otro porque son verdaderos: «nos interpelan y nos cuestionan». Por eso, Bergoglio no puede juzgar a nadie, porque ve la mente de los demás como una verdad, no como una mentira. Y lo ve así porque ha anulado el orden divino en la naturaleza humana. Se ha construido un nuevo orden, que su mente lo crea en ella misma. Y lo construye porque mira la historia, mira al hombre. Ya no mira a Dios.

El hombre, su mente, su vida, sus obras, son una hechura de la historia: no son una creación divina, una providencia de Dios, un poder divino. La mente ya no se rige por la ley de su naturaleza, sino por la ley de la historia, que es una ley gradual, de perfección en la inteligencia humana.

Por eso, Bergoglio, al no poseer la verdad en su naturaleza humana, tiene que buscarla en los demás, en el diálogo, en la charla, en las ideas diversas de todos los hombres. Y, por eso, dice: «Al principio del diálogo está, pues, el encuentro».

El encuentro con la verdad se halla sólo en el diálogo con los hombres. Bergoglio anula la fe, porque ha anulado a Dios como ser real, independiente del hombre y de la Creación.

Para Bergoglio, Dios está en la creación, metido en ella. Y hay que descubrirlo en los cambios, en cada época, en cada tiempo de la historia, en cada hombre, en cada cultura. Ese dios se va manifestando de muchas maneras, y sólo así se puede llegar a toda la verdad. Y se llega en el asombro, en la sorpresa, en la maravilla:

«si se parte del presupuesto de la pertenencia común a la naturaleza humana, se pueden superar los prejuicios y las falsedades, y se puede comenzar a comprender al otro según una perspectiva nueva».

Hay que partir del hecho de un humanismo: todos pertenecemos a una naturaleza humana. Bergoglio no parte del hecho de un orden moral, de una ley divina. Bergoglio se centra en el hombre.

Para hablar con los hombres que profesan una fe distinta, no hay que fijarse en el contenido de esa fe. Sólo hay que mirar que son hombres como nosotros. Y así se puede superar los prejuicios y las falsedades. Esto que dice Bergoglio no tiene ni pies ni cabeza en la vida real de los hombres.

Por más que mires al otro como un hombre, siempre vas a ver cosas que no te gustan y que no quieres seguir. Siempre vas a rechazar a los hombres por las ideas que muestran, y que no están conformes a una ley, a una norma de moralidad, a un orden establecido.

Bergoglio enseña  algo utópico: si miras al otro como hombre, entonces no hay diferencias, se superan los prejuicios y las falsedades. Bergoglio siempre carece del mínimo sentido común. No tiene lógica humana su pensamiento.

Claro: si sólo vemos al otro como hombre, entonces nos tenemos que inventar una perspectiva nueva, que tiene  que ir, necesariamente, en contra de toda verdad. Y eso conlleva inventarse un nuevo pensamiento, el de la historia:

«El trabajo académico, fruto del esfuerzo diario, va a investigar las fuentes, a colmar las lagunas, a analizar la etimología, a proponer una hermenéutica del diálogo y, a través de un enfoque científico inspirado en el asombro y la maravilla, es capaz de no perder la brújula del respeto mutuo y la estima recíproca».

Investigar las fuentes: no hay que creer en las fuentes de la Revelación. Todo debe ser medido, sopesado, triturado, por la inteligencia del hombre. Es la razón la que debe mostrar la verdad de las cosas. No es la fe: no es la obediencia de la razón humana a Dios lo que revela la verdad al hombre. Es la conquista de la razón por la razón. El hombre se hace dios en su historia propia.

Y, por eso, hay que colmar las lagunas: aquello que la razón no comprenda,  tiene que llenarlo con sus investigaciones, suplirlo, con sus ciencias, con su progreso humano.

Hay que analizar la etimología de las palabras porque no hay palabras absolutas. Todas cambian. No hay una palabra que signifique una verdad absoluta. Hay que dar al lenguaje humano una nueva forma de comprensión, para que todos los hombres participen en ella, y puedan ser comprendidos y aceptados por los demás hombres.

Es lo que dicen continuamente Kasper y demás compañía: no queremos cambiar la doctrina, sino la forma del lenguaje.

Todo -el hombre- lo analiza, lo sintetiza, lo divide, hasta el diálogo: hay que proponer una hermenéutica del diálogo. Los hombres no saben dialogar, no saben escucharse: hay que educarlos. Una nueva educación.

Y, ahora, viene el colmo de la estupidez: «a través de un enfoque científico inspirado en el asombro y la maravilla». Hay que dedicarse a hacer ciencia ficción.

¡Este es el mensaje de Bergoglio!

Una ciencia inspirada en el asombro y en la maravilla. El científico se basa en datos, en razones, en comprobaciones. Esa ciencia no vale. Como Dios es un Dios de sorpresas, hay que dialogar para crear un método de ficción, en donde haya cosas mágicas, mentales, preternaturales, etc… Por eso, si un extraterrestre se aparece, hay que bautizarlo. Es la ciencia inspirada en el asombro…

Los católicos, cuando leen a este hombre, ¿qué leen? ¿No se dan cuenta de las estupideces que dice a cada rato? ¿No disciernen esto?

«Con estas premisas, uno se acerca de puntillas al otro, sin levantar el polvo que enturbia la vista»: esto es para reírse. Si le muestras al otro un mundo de asombro, de maravillas, mágico, ficticio, ¿cuál va a ser la respuesta del otro? Este hombre, ¿de qué me está hablando? Este hombre se está riendo de mí;  me cuenta un cuento, una fábula. De esta manera, es claro que espantamos a los demás –no nos acercamos de puntillas-, porque no hay seriedad en las palabras.

¡Esto es Bergoglio! ¿Qué se creen que es este hombre?

Un hombre sin ninguna verdad:

«el antídoto más eficaz contra cualquier forma de violencia es la educación en el descubrimiento y la aceptación de la diferencia como riqueza y fecundidad».

Caín mató a Abel porque no descubrió en él la diferencia; no la aceptó como riqueza y fruto para su vida, no fue un valor para su vida.

Todos los hombres que ejercen una violencia, tienen el mismo problema: no fueron educados para descubrir las diferencias que hay en el pensamiento de los otros.

Y, entonces, ya no se mata por odio o por cualquier otro pecado. Sólo se mata por falta de educación. Hay que meter a los asesinos en clases de diálogo, para que aprendan a ver a los demás como algo valioso para sus vidas. El remedio para la violencia, el remedio para acabar con Isis: el psiquiatra.

El católico tiene que aprender a quitar sus dogmatismos, porque son una especie de violencia contra los musulmanes. Los católicos tienen que descubrir que los musulmanes son buena gente, son hombres que Dios ha salvado. Dios los ama  aunque maten muchos hombres.

En el pensamiento histórico de estos herejes y cismáticos, la gracia se da de manera absoluta a todos los hombres. Y, por eso, todos se salvan y se van al cielo:

«en el concepto absoluto del cristianismo no se trata de las pretensiones absolutas de una comunidad religiosa particular, sino del valor absoluto del evangelio de la gracia para todos los hombres» (Carácter absoluto del cristianismo -Walter KASPER – Sacramentum Mundi, Herder, Barcelona 1976, vol II, cols. 54-59).

No hay una Iglesia que posea toda la Verdad, sino que existe el evangelio de la gracia: la gracia, que Cristo ha traído, ha sido derramada en todos los hombres. Cristo ha dado a la historia del hombre un nuevo cambio. Ya lo antiguo, el Antiguo Testamento no existe, ha quedado suplantado por lo nuevo, que trae Cristo.

Ellos van buscando un cristianismo que «implica una aceptación y afirmación incondicionales del hombre y del mundo»,  en el cual se proclame «que Dios ama al mundo  y lo ha aceptado en forma absoluta y divina, y que, por tanto, él no puede hallarse abandonado en el abismo del vacío y de la nada, del absurdo y de la esquizofrenia» (Ib).

La maldición del Paraíso ha sido quitada por la bendición de Cristo. Y, por lo tanto, Dios ya puede amar el mundo, de una manera absoluta y divina. Antes no podía: el hombre no había progresado en su pensamiento histórico:

«El hombre no vive sólo en una historia que de alguna manera sigue siendo externo a él; la historia es más bien  […] la constitución del pueblo […] El hombre […] es profundamente histórico» (Kasper – E. Troeltsch, más del método histórico y dogmático en la teología).

El hombre es profundamente histórico: el hombre y  su historia: el hombre es la obra de la historia. Según el progreso de la historia, así va a ser el hombre y su mente. Y, por eso, con Kant, con Hegel, con el idealismo alemán, el hombre llega a su culmen, a la perfección del pensamiento. El modernismo sólo es el fruto de esa perfección.

Y, por lo tanto, hay que concluir que «el cristianismo no excluye sino que incluye las otras religiones y los demás esfuerzos en torno a la verdad; más que exclusivo es inclusivo. Por eso el cristianismo está dispuesto al diálogo con las religiones y la filosofía» (Carácter absoluto del cristianismo -Walter KASPER – Sacramentum Mundi, Herder, Barcelona 1976, vol II, cols. 54-59).

Ellos buscan una religión que no excluya a nadie, sino que lo incluya todo. En la práctica es siempre una utopía este proyecto. Levantarán esa nueva iglesia mundial, que lo incluye todo, pero será por poco tiempo. Por el pecado original, los hombres siempre tienden a separarse, a dividirse, a criticarse unos a otros. Nadie puede ocultar el pecado original en la sociedad.

Para estos herejes, no existe la norma de moralidad, la ley:

«Cristo, como cumplimiento, es también el final de la ley (Rom 10, 4); él cumple la ley en cuanto la suprime (Ef 2, 15; Col 2, 14); el cumplimiento, por ser una acción prodigiosa de Dios, crea una realidad nueva que no puede deducirse de otra anterior» (Ib).

Cristo ha suprimido la ley. Por eso, para estos herejes sólo existe la ley de la gradualidad: todo es una evolución del pensamiento del hombre. Cristo mismo es una evolución en la historia del hombre.

Toda esa Jerarquía va buscando la falsa iglesia, que incluya a todo el mundo, menos a los católicos verdaderos. A estos no; porque son un claro peligro a la paz y a la felicidad que va a dar a todo el mundo esa nueva y falsa religión. Y será esta iglesia universal la que imponga la marca de la bestia. No es un gobierno mundial. La marca de la bestia es el sello de la nueva iglesia mundial; es el nuevo credo, el nuevo pensamiento, la nueva fe en el hombre que se cree, que se ha hecho a sí mismo, en su mente, dios.

Cristoc Rey

«Es la iglesia la que pondrá la marca en la frente y en la mano. Es la iglesia la dispensadora de los alimentos y la que se presentará como única salvación del hombre… Pero es la falsa iglesia (…) «Ponte esta señal en la frente y te dispensaremos los alimentos». «Únete a nosotros». «Abandona ritos ancestrales». «Ven a una reunión con tus hermanos y goza de la alegría fraterna verdadera». «No vivas aislado». «¿Te crees mejor? ¿Te crees bueno?…». «No te aíslas tú, sino que aíslas a tus hijos por querer seguir con tradiciones ancestrales pasadas de moda». «¿No sabes que la iglesia ha cambiado?». «Libérate y no te llenes de hijos. Sobre todo no en esta época de carestía». Y una vez que dices que no, que no te pueden convencer, los malos, los peores te perseguirán hasta procurarte, incluso, la muerte» (Jesús, 19 de marzo del 2004 – La verdadera devoción al Corazón de Jesús, Dictados de Jesús a Marga, Parte II, pág. 50).

Anuncios

24 comentarios

  1. Alejandros dice:

    Nos encontramos en el período denominado “Fin de los Tiempos”, desde el mismo instante en que el KATEJON, (Benedicto XVI), papa verdadero, fue quitado del trono sagrado por la masonería eclesiástica. Estos mismos colocaron en su lugar (SIN LA INSPIRACIÓN DEL ESPIRITU SANTO), a uno de ellos, al FALSO PROFETA (Bergoglio), éste, tiene la misión de modificar la doctrina sagrada cometiendo un sin fin de herejías, para ir adoctrinando a los que no tienen formación religiosa ni la han querido tener jamás.
    Dentro de poco tiempo Bergoglio, se apartará para dar paso en el trono sagrado a su jefe el anticristo, quien pondrá en marcha el chip de la bestia (666), sellando a todos los que se han de condenar por haber rechazado a Cristo y a su doctrina.
    2 Tes 2. Apocalipsis 13 y 14. Catecismo 675.
    Enorabuena por todos vuestros artículos.
    Un saludo en Cristo y en Maria.

  2. Martina dice:

    Padre, perdone que cambie de tema pero lei hoy ultimo mensaje a MDM y me llamo la atencion algo.Le transcribo.
    MDM – 2do Mensaje 25/01/15‏
    Dijo:”…Amo a todos Mis hijos y Yo llamaré a todo hombre, mujer y niño mayor de siete años, a la Luz de la Misericordia de Mi Hijo. …..”
    Por que no a los menores de esa edad, si algunos de ellos también pecan, como Ud muy bien lo ha escrito anteriormente, diciendo que algunos hasta están en el infierno.????
    Muchas gracias.

    • josephmaryam dice:

      Es la edad en que el demonio comienza a atacar a los niños. Eso no significa que haya niños que no pequen, sino que a esa edad el niño es considerado con uso de razón por los hombres. Y lo que es válido para los hombres, también lo es para el demonio y para Dios. Antes de los siete años, el niño puede pecar, dependiendo si se ha abierto o no a la luz de su inteligencia. Hay niños precoces en la inteligencia y ya pueden pecar. El pecado es siempre un conocimiento. Si no hay conocimiento no hay pecado.
      Que existan niños, antes de los siete años que pequen y que sean introducidos en la Misericordia de Dios, para su purificación, eso está claro. Eso no se niega en la profecía. Dios habla al hombre según sus leyes, para que el hombre comprenda. Dios no lo dice todo, porque no es el tema del cual trata el mensaje.

    • Martina dice:

      Muchas gracias Padre, muy claro.Bendiciones por todo lo que esta haciendo.

  3. Daniel Cortez Alaña. dice:

    Padre Joseph: he ido a varios Templos de mi Arquidiócesis y hay de todo un poco, y me estoy decantando por uno en donde no se menciona a Francisco sino en la anáfora dice el Sacerdote “por el Papa” sin mencionar a Bergoglio. Lo único es que permiten la comunión en la mano, aunque yo he recibido al Señor de rodillas y en la boca y el Padre no me ha dicho nada.

    • Juan Pablo dice:

      ¿Dónde es eso??? ¿En serio que hay una Misa donde se dice: “oremos por el papa”, sin el “Francisco”? ¿Dónde es eso para ir? O mejor no. Dejemos que sea anónimo, no sea que los persigan.

  4. No estoy avalando los dichos de Francisco, al contrario, pero Jesús daba a la mujer más valor que el que le daban los hombres de su tiempo, y en igualdad de condiciones a la hora de salvarse.

    • josephmaryam dice:

      Deje de decir tonterías: Jesús puso a la mujer donde la corresponde: en el plan de Dios. Imiten a la virgen María, pero no diga que Jesús daba más valor a la mujer que le daban los hombres de su tiempo. Los hombres de su tiempo seguían la revelación de Dios y, por eso, ponían a la mujer como Dios quería. Y la mujer siempre ha tenido la misma igualdad de condiciones a la hora de salvarse. Siempre. En el AT y en el NT. Dejen el pensamiento modernista a un lado, si no no hay manera de que se salven.

    • Laodicea dice:

      Qué verdad más bien dicha y cómo escuece a la mayoría oír eso padre joseph, Jesús se humilló en la cruz y venció, la Virgen María se humilló y no se reveló contra nadie sufriendo espiritualmente lo indecible y venció con su hijo también y hoy es Reina de todo lo creado, las mujeres hoy en día no se someten a nadie y menos a sus maridos, sólo reivindicando ser cómo los hombres para hacer lo que les da la gana,no lo que Dios les pide, y así nos va.
      Dejen de imitar a los hombres de una vez y de envidiarlos y empiecen a imitar a la Virgen María y para siempre pues ella es el modelo de mujer perfecta y reina de todo lo creado y así cómo ella ayudó a su hijo a cumplir su misión, ayuden a sus hombres a cumplir la suya y no quieran ser cómo ellos pues Dios no les pide eso, sólo aspiren a ser perfectas cómo la Virgen María es perfecta.
      Entréguenle su corazón a ella y el Espíritu Santo hará el resto.

  5. Juan Pablo, no olvidemos que el Evangelio está escrito por hombres en tiempos en que la sociedad era extremadamente machista y la mujer no tenía importancia (salvo la de transmitir la fe a sus hijos, tarea no menor). Sin embargo las mujeres eran parte del círculo de Jesús, ellas lo acompañaban a él y sus apóstoles, en ningún lado se destaca su rol, pero eso no quiere decir que no lo tuvieran.

    • josephmaryam dice:

      Este es el pensamiento modernista de tantos católicos que han perdido la fe en la Palabra de Dios, y que sólo reflejan su amor al hombre, pero no el amor a Dios.
      1. El Evangelio ha sido escrito por Dios, usando a los hombres. No hay una palabra del Evangelio que sea del hombre. Por tanto, acaben ya con el pensamiento machista y feminista.
      2. Parece mentira que católicos que comulgan a Cristo en la Eucaristía, todavía tengan el pensamiento del mundo en su soberbia mente humana. Pongan sus ideas maravillosas sobre la sociedad en el suelo.
      3. La Palabra de Dios es para hacer la sociedad que Dios quiere: el hombre, sembrando la Palabra: esa es la paternidad espiritual y física. Y, por lo tanto, el hombre es el que predica, el que pone a Cristo en el Altar, el que gobierna las familias, las sociedades, los pueblos,…, el que hace caminar hacia la verdad, hacia la salvación de su familia y de toda la Iglesia. Y la mujer es la que guarda silencio, como la Virgen; la que sufre, como la Virgen; la que engendra hijos, como la Virgen: maternidad espiritual y física.
      4. Todo el pueblo judío del AT era el pueblo de Dios: se regía por la Palabra de Dios, que sólo quería a la mujer para la maternidad. Y no para otra cosa. Déjense ya de feminismos y de tonterías, que eso no lo quiere Dios.
      5. El plan de Dios original era hacer hijos para el cielo. Y eso era todo. Y todo el pueblo judío vivía ese plan: la mujer, para hacer hijos. Y eso no es machismo, sino la ley natural, la ley de la gracia, la ley divina y la ley del Espíritu, que el pecado arruinó; pero que Dios lo enseñó de nuevo en Su Palabra, a través de Sus Profetas y de Cristo, en el NT.
      6. Cuando hoy se reivindica la posición de la mujer se está en la conquista de una nueva mujer, que sea como el hombre. Y eso es una aberración.
      7. Y todo aquel que ponga a la mujer con los derechos que Dios no le ha dado por Creación, entonces está pervirtiendo su fe en Cristo y en la Iglesia.
      8. Que las mujeres imiten a la Virgen María, que es el gran don que el Corazón de Jesús ha dado al mundo, a las familias, a las sociedades, a la Iglesia. Como las mujeres ya no quieren ser como la Virgen, calladitas y sufridas, entonces el mundo va como va.

    • Jose M dice:

      Ad JosepMariam,

      Amén, Amén, Amén.

      Sinceramente, veo el feminismo radical (bueno, todo feminisimo por definición es “radical”) como una abominación más similar en su maldad a la homosexualidad. Ambas persiguen lo mismo: evitar la procreación. Los homosexuales haciendo estéril el acto “ab initio” y las feministas con su “derecho a su cuerpo”, usando anticonceptivos, abortando y en general limitando o eliminando su potencial maternal.

      No olvidemos que solo tenemos UN fin aquí en la tierra. UNO solo. Todo lo demás es nuestro maldito orgullo (“nuestras metas profesionales”, “nuestra felicidad”, etc.). Ese fin es llenar de almas las moradas que Jesús nos aseguró su padre nos guarda en el cielo. Somos los “obreros de la mies”, simples subordinados de Dios para Su proyecto: crear el número de almas (y transmitirles la Fe para que se salven) que Él tenga a bien hasta que se llenen todas las moradas celestiales. Este es el fin último y todo lo demás (“buenismo” incluido) son simplemente medios para alcanzar ese fin. De ahí la FE que no entiende el Usurpador, en la Providencia. Hace falta mucha FE para tener hijos.

      Por eso, aunque nos parezca nimio, la anticoncepción, el creernos libres y “dueños” de nuestro cuerpo y todo lo que evite tener hijos (salvo que se esté dentro de los estrictos límites de la Humane Vitae, Casti Connubii, etc., que en el fondo conduce a la quasi castidad) es un escupitajo en la cara a Dios. Nuestro orgullo, nuestra lujuria, nuestras ganas de salirnos con la nuestra, nos ciegan y buscamos mil formas de no cumplir con la Voluntad del Padre. El “fiat voluntas tua” nos duele. Y esa rebelión se hace más patente en las feministas.

      Aquí no estamos ni para presumir de ser muy buenas “diaconAs” (si es que existe eso), ni ObispAs, ni nada de eso. Ni tampoco para que los hombres nos creamos nada. Hombres y mujeres somos gusanos ante Dios, y la única forma que tenemos de ser algo ante Él es procreando o, en su caso, siendo castos o quasi castos. Por eso se dice que estamos llamados a la santidad; para eso tenemos la Gracia y los Sacramentos para mantenerla.

      Por eso el feminismo debería dar tanto “repelús” a un católico como la homosexualidad. Ambos son intrumentos diabólicos (Ave María Purisima) de rebelión frente a la voluntad de Dios.

      Y de ahí la MALDAD del Usurpador, cuando hace bromas de conejos, o cuando dice que la Humane Vitae era fruto de un contexto histórico (con lo cual se alía con el hereje Masià, S.J.). No son comentarios inocentes, sino que tienen una carga tremenda de maldad. El demonio (Ave María Puírisma) odia a la raza humana, a todo lo que sea “imagen y semejanza de Dios” y por ello lucha en todos los frentes para evitar que se llenen las “moradas que Dios nos tiene preparadas en el cielo”.

      El innombrable lucha de las siguientes maneras:

      a) Evitando la generación de nuevos seres humanos (homesexualidad, feminismo, contracepción)

      b) Perdiendo sus almas si han sido generados (pecado mortal en general, suicidio/eutanasia).

      c) corrompiendo su ADN, de forma que ya no sea “imagen y semejanza de Dios” o, sea, intentado transformar la raza humana de forma que se un “algo” futuro irredimible por la sangre de Cristo. Todos los experimentos con ADN, etc. van en esa dirección. Y, si bien no es dogma de fe, hay muchos cristianos que creen, que detrás del pecado original hay un problema (por culpa del orgullo de Adán) de corrupción de ADN, y que los gigantes (no es dogma de fe, insisto) algo tienen que ver con todo eso, y de allí el diluvio. Y que el ataque final contra el ADN redimible viene ahora con la ingeniería genética que acabará creando un hombre “mejorado”, pero que ya no será la “imagen y semejanza de Dios”.

      Por todo eso el feminismo no es un “pecadillo” más; en una auténtica rebelión, fruto del orgullo contra el orden natural. Y como tal debe ser combatido, aunque de ello se derive el ostracismo y, en el futuro, el martirio.

      En Cristo y María (el ejemplo de mujer a seguir).

    • Perdón si me expresé mal. No hablé de feminismo, ni de igualdad del hombre para con la mujer, hablé de la importancia. Quién puede negar la importancia de la Virgen María o Santa Isabel? Serán roles silenciosos y obedientes, pero poco importantes?

    • josephmaryam dice:

      Su pensamiento fue claro. Por eso, se le corrigió.

    • gracias padre, por ayudarme a ver el error. Dios lo guarde.

  6. Juan Pablo dice:

    ¡Qué castigo del Cielo! Hay que soportarlo al ridículo de Santa Marta:

    http://www.lanacion.com.ar/1766670-para-el-papa-es-urgente-ampliar-la-presencia-de-mujeres-en-la-iglesia

    Su frase idiota del día:

    “La Iglesia es mujer, es la Iglesia, no el Iglesia.” (¿”la casa”, “la heladera”, “la puerta” son mujer?)
    ¿Qué quierrá decir, este tipo, con que la Iglesia es mujer?

    “es urgente ofrecer espacios a las mujeres en la vida de la Iglesia” ¿Eso es urgente? Tal vez sus mandantes (masones seguramente) se lo exigen.

    Y en el resto de sus afirmaciones, una completa mescolanza de cuestiones religiosas con políticas y sociales, como se puede comprobar, si se tiene el estómago suficiente para seguir leyendo el artículo hasta el final. Un completo ridículo. ¿Nadie cercano le dice que es un ridículo?

    No podía faltar su lamentación de que el Papa Juan Pablo II “cerró la puerta” para el sacerdocio femenino. De cualquier modo, él, si quisiera, podría habilitarlo, total no tendría ningún valor. Pero el engaño tiene que continuar: el de ser verdadero papa.

    Desde ahora Pancho I° es Cristóbal Colón: descubrió América: “La relación hombre-mujer debería reconocer que ambos son necesarios por poseer una naturaleza idéntica, con modalidades propias. Uno es necesario al otro para que se cumpla la plenitud de la persona”

    Hay muchas tonterías más en ese atículo.

    Pero en resumen: ¿dónde está la promoción de la mujer en el Evangelio? En ninguna parte.

  7. Matias Esteban dice:

    Es el lema de la Masonería…”Ordo ab chao”…orden en el caos…

  8. Empera dice:

    Hola hermanitos no tengo tiempo de explicar mejor esta noticia pero Francisco dijo que Jesús fue aniquilado luego la pagina del vaticano cambio la palabra por anonadamiento y ahora aciprensa muestra que dijo anonadamiento vean ustedes y saquen fotos de ambas fuentes y además hay un audio no lo he revisando todo pero aqui dejo los enlaces para que ustedes investiguen
    Bendiciones

    http://www.news.va/it/news/francesco-oggi-tanti-i-cristiani-vittime-di-chi-od

    Aqui se encuentra el audio.

    “Alla fine, dopo questa purificazione, dopo questo calare continuo nell’annientamento, facendo strada all’annientamento di Gesù, finisce la sua vita. Quel re perplesso diventa capace di una decisione, ma non perché il suo cuore sia stato convertito, ma perché il vino gli ha dato coraggio. E così Giovanni finisce la sua vita sotto l’autorità di un re mediocre, ubriaco e corrotto, per il capriccio di una ballerina e per l’odio vendicativo di un’adultera. Così finisce il Grande, l’uomo più grande nato da donna”.

    ACIPRENSA:

    “También yo acabaré. Todos nosotros acabaremos. Nadie tiene la vida ‘comprada’. Nosotros también, queriendo o no queriendo, vamos por el camino de la anonadación existencial de la vida, y esto, al menos a mí, me hace rezar para que esta anonadación se parezca lo más posible a Jesucristo, a su anonadación”.

    https://www.aciprensa.com/noticias/martires-de-hoy-son-asesinados-por-corruptos-que-odian-a-jesucristo-dice-el-papa-francisco-23579/

  9. Empera dice:

    Bergoglio esta arrastrando almas al infierno

    1 Cor 6:9 No se dejen engañar: ni los inmorales, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los homosexuales heredarán el reino de Dios

    Romanos 1:29-30 muestra que la fornicación es pecado tan grave como el aborrecer a Dios, y «que los practican tales cosas son dignos de muerte» Y Dios dice que quien rechaza y desprecia esta enseñanza no rechaza a ningún hombre sino al Espíritu Santo. (Cf. 1 Tesalonicenses 4:8) Es decir se Rebela contra Dios mismo.
    1 Corintios 5:1-13 nombra la acción de tener la mujer del padre de uno «la fornicación.» El verso cinco les manda entregar al fornicario a Satanás. El versículo nueve dice, «os he escrito por carta, que no os juntéis con fornicarios.» Se refiere a los fornicarios en la iglesia. El versículo once añade, «con el tal ni aun comáis.» 1 Corintios 6:9-10 pregunta, «¿no sabéis que los injustos no herederán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, herederán el reino de Dios.» El versículo 18 dice, «Huid de la fornicación. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; mas el que fornica, contra su propio cuerpo peca.» 1 Corintios 10:8 exhorta, «ni forniquemos, como algunos de ellos fornicaron, y cayeron en un día veintitrés mil.» Efesios 5:3 dice, «pero fornicación y toda inmundicia, o avaricia, ni aun se nombre entre vosotros, como conviene a santos.» Colosenses 3:5-6 manda: «haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría, cosas por las cuales la ira de Dios viene sobre los hijos de desobediencia.» Y 1 Tesalonicenses 4:3 agrega, «pues la voluntad de Dios es vuestra santificación; que os apartéis de fornicación.» Los actos homosexuales son fornicación.

    1 Tesalonicenses 4: 2 Ustedes conocen las instrucciones que les dimos por la autoridad del Señor Jesús. 3 Lo que Dios quiere es que ustedes lleven una vida santa, que nadie cometa inmoralidades sexuales 4 y que cada uno sepa dominar su propio cuerpo en forma santa y respetuosa, 5 no con pasión y malos deseos como las gentes que no conocen a Dios. 6 Que nadie abuse ni engañe en este asunto a su prójimo, porque el Señor castiga duramente todo esto, como ya les hemos advertido. 7 Pues Dios no nos ha llamado a vivir en impureza, sino en santidad. 8 Así pues, el que desprecia estas enseñanzas no desprecia a ningún hombre, sino a Dios, que les ha dado a ustedes su Espíritu Santo.

    • Empera dice:

      El cuidado Pastoral de Bergoglio conduce las almas al Infierno mueren sin arrepentimiento y en estado de pecado Mortal veamos el caso de Clelia Luro:
      http://www.panoramacatolico.info/articulo/la-mujer-de-mons-podest-amiga-del-papa-francisco
      La mejor amiga de Bergoglio famosa radical feminista “católica” Clelia Luro, que abandonó a su marido y seis hijos para amancebarse con el entonces obispo de Avellaneda Buenos Aires Argentina. Se inició una relación sentimental lo que lo obligó a renunciar al obispado en 1967.
      El Papa Pablo VI publicó la encíclica “Sacerdotalis Caelibatus” en 1967, ratificando votos sacerdotales de celibato perpetuo.

      El Obispo Podestá dejo el sacerdocio para casarse con la adultera y Bergoglio apoyó que Podestá dejara el sacerdocio y rompiera con sus votos perpetuos de castidad que le había prometido a Dios.
      Clelia Luro se casó con el Obispo Jerónimo Podestá – Ya era un obispo, y muy comprometido con las causas sociales, fue propulsor de la teología de la liberación como parte del Movimiento de Sacerdotes del Tercer Mundo; uno de los líderes de las reformas progresistas que siguieron al Concilio Vaticano II – Clelia Luro concelebraba la Misa con Jerónimo Podestá , el tipo de cosas que hace que el pelo de un clérigo católico se ponga de punta. Pero Bergoglio reaccionó de manera diferente.
      Luro habló largo y tendido sobre su amigo, de quien tiene la más alta opinión, y contó que le escribiría casi todas las semanas, y él siempre respondía se comunicaban por teléfono y tenían una breve charla.

      Por eso Leonardo Boff dijo que Bergoglio era mas liberal de lo que la gente se imaginaba: “Hace un par de meses por ejemplo aprobó expresamente que una pareja de homosexuales adoptara un niño. Tiene contacto con sacerdotes que han sido repudiados por la iglesia oficial por haberse casado.”
      ¿Cómo imagina el Pontificado de Francisco?
      Clelia Luro contestó : “Va a ser como Juan XXIII. Bergolgio es muy afín al Vaticano II, ya empezó. En el Vaticano II uno de los puntos es “La Iglesia es el pueblo de Dios” y en el Balcón antes de dar la bendición pidió que el pueblo lo bendijeran a él. Después habló de la libertad de conciencia que también es del Vaticano II que estaba silenciado porque el anterior Papa silenció todo eso. Va a ser un vuelco dentro de la Iglesia, va a ser una primavera para todos los que pensamos como nosotros.”

      Clelia Luro era su mejor amiga y se hablaban frecuentemente por teléfono con Francisco hasta que hace poco murió.
      Ambos murieron fuera de la Iglesia católica gracias al cuidado “Pastoral” de Bergoglio.

      Ambos murieron como murió Tony Palmer sin arrepentirse y sin reconciliarse con la Iglesia católica, murieron obstinados en su pecado de adulterio y rebelión contra las Leyes de Dios.

      Es por esto que Bergoglio sugiere que la que tiene que cambiar es la Iglesia no el pecador.

      “El confesionario no es una sala de tortura, sino aquel lugar de misericordia en el que el Señor nos empuja a hacer lo mejor que podamos. Estoy pensando en la situación de una mujer que tiene a sus espaldas el fracaso de un matrimonio en el que se dio también un aborto. Después de aquello esta mujer se ha vuelto a casar y ahora vive en paz con cinco hijos. El aborto le pesa enormemente y está sinceramente arrepentida. Le encantaría retomar la vida cristiana. ¿Qué hace el confesor?”. Francisco ( Cita tomada de la pagina Aciprensa que por cierto se ha desviado de la fe y ahora predica la agenda liberal de Bergoglio ) https://www.aciprensa.com/noticias/lo-que-si-dijo-el-papa-francisco-sobre-el-aborto-y-los-gays-en-nueva-entrevista-61158/

      En su Libro Francisco anima a los sacerdotes que dejen el sacerdocio si ellos se enamoran

      Jorge Bergolio, dice en su libro Conversaciones, pag. 100:
      “Es cierto que, a veces, se produce el enamoramiento y el sacerdote tiene que revisar su sacerdocio y su vida. Entonces va al obispo, le informa ‘hasta acá llegué… no sabía que iba a sentir algo tan lindo… a esta mujer realmente la amo…’ y pide dejar el ministerio sacerdotal.

      — ¿Y usted que hace frente a esos casos?

      Jorge Bergolio: No lo dejo solo, lo acompaño en todo el camino; en la elaboración espiritual de lo que está viviendo. Si está seguro de su decisión, incluso lo ayudo a conseguir trabajo… que solicitemos lo que llamamos ‘la dispensa’, el permiso a Roma y así pueda estar en condiciones de recibir el sacramento del matrimonio”.

      El Libro “Papa” Francis. Conversaciones con Jorge Bergoglio, fue re-publicado en marzo del 2013 por sus biógrafos autorizados, Sergio Rubin y Francesca Ambrogetti”.

      Francisco se opone a lo que enseñan la Iglesia como leemos en el catecismo : CIC 1583 Un sujeto válidamente ordenado puede ciertamente, por causas graves, ser liberado de las obligaciones y las funciones vinculadas a la ordenación, o se le puede impedir ejercerlas (cf CIC can. 290-293; 1336, §1, 3 y 5; 1338, §2), pero no puede convertirse de nuevo en laico en sentido estricto (cf. Concilio de Trento: DS 1774) porque el carácter impreso por la ordenación es para siempre. La vocación y la misión recibidas el día de su ordenación, lo marcan de manera permanente.

Los comentarios están cerrados.

Glosario

Misa espiritual

Benedictus PP. XVI

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Santuario de Fátima

Fátima en directo

Jesús, en Vos confío

A %d blogueros les gusta esto: