Lumen Mariae

Inicio » abominación » Puñal de Bergoglio a las familias numerosas

Puñal de Bergoglio a las familias numerosas

Virgen de Guadalupe

Corazón de Jesús

El Gran Milagro

Infiltración en la Iglesia

El Reino de la Paz

familia

«Pero vosotros no representáis solamente a la familia, sois, más bien, y representáis a las familias numerosas, es decir, a las más bendecidas por Dios, predilectas y estimadas por la Iglesia como preciosísimos tesoros. Pues de ellas recibe más abiertamente un triple testimonio que, a la vez que confirma ante los ojos del mundo la verdad de su doctrina y la rectitud de su práctica, redunda, por fuerza del ejemplo en gran provecho de todas las demás familias y de la misma sociedad civil. Porque donde se encuentran con frecuencia, las familias numerosas atestiguan la salud física y moral del pueblo cristiano –la fe viva en Dios y la confianza en su providencia–, la santidad fecunda y alegre del matrimonio católico» (PíoXII, 1939-1958 • Las familias numerosas, testimonio de la salud física y moral del pueblo cristiano – De la Alocución Tra le visite, a la Federación Nacional Italiana de Asociaciones de Familias Numerosas, 20 enero 1958).

En la Iglesia sólo está representada la familia numerosa. Es el estandarte de la verdad. Es lo que toda familia debe tender: tener hijos. Y tener muchos hijos.

Los muchos hijos son el tesoro precioso de la Iglesia: son la obra de la fe de la Iglesia.

Con los muchos hijos se da ante el mundo la verdad de la doctrina de Cristo: se es testimonio de la Verdad en el mundo. El mundo no quiere hijos. Dios quiere hijos. Está en su Palabra. Pero hay que tener fe en Ella.

Para traer hijos al mundo, sólo una cosa es necesaria: la fe, profunda fe:

«Para dar vida al hombre se necesita la fe en Dios. Si hoy vivimos esta gran crisis, llamada demográfica, crisis de la familia, crisis de la paternidad, crisis de la maternidad, es propiamente una consecuencia de la falta de fe en Dios. No se puede mejorar este problema sino con una profunda fe en Dios.  Se necesita una gran fe en Dios para dar la vida al hombre» .(Juan Pablo II – ver texto).

No se puede mejorar el planeta sin los muchos hijos, que vienen de la fe profunda en la Palabra de Dios.

«Fuente de vida es la boca del justo, pero la boca del malvado encubre la violencia» (Prov 10, 11).

Fuente de vida es la boca del Papa Juan Pablo II. La boca del malvado Bergoglio encubre la violencia:

«hay algunos que creen que para ser buenos católicos debemos ser como conejos». Hay que limitar los hijos: hay que matar la vida. Hay que cuidar el planeta.

¿Dónde está la verdad: en el Papa Pío XII, en el Papa Juan Pablo II o en el falso papa Bergoglio?

La verdad sólo está en el Papa verdadero y legítimo que sólo sabe enseñar la doctrina de Cristo.

La Verdad nunca está en Bergoglio. Nunca.

«Las familias numerosas, lejos de ser la “enfermedad social”, son la garantía de la salud de un pueblo, física y moral. En los hogares, donde hay siempre una cuna que llora, florecen espontáneamente las virtudes, a la par que se destierra el vicio, casi barrido por la niñez que allí se renueva como aura nueva y salutífera de primavera». (PíoXII, 1939-1958 • Las familias numerosas, testimonio de la salud física y moral del pueblo cristiano – De la Alocución Tra le visite, a la Federación Nacional Italiana de Asociaciones de Familias Numerosas, 20 enero 1958).

La familia numerosa no es una enfermedad social: no hay que medir los hijos para mantener la población.

Bergoglio habla sin Ley, sin norma de moralidad, porque ha perdido –totalmente- la fe católica. ¿Qué va a enseñar?

Que los hijos vienen de la mano de los expertos: «Yo creo que el número de tres hijos por familia, según lo que dicen los técnicos, es el número importante para mantener a la población».

«Lo que dicen los técnicos»: los que opinan los hombres: es el pueblo, es el hombre el que decide el bien y el mal. Es el hombre el que construye la iglesia. Es el hombre el que hace su matrimonio y su familia.

Ya no es Dios: «Creced y multiplicaos». Dios es la vida, pero los técnicos deciden la vida, miden la vida.

Ya no es lo que enseña la Iglesia en Sus Papas: «Las familias numerosas, lejos de ser la “enfermedad social”, son la garantía de la salud de un pueblo, física y moral».

Las familias numerosas son la garantía moral de un pueblo: no hay que tener tres hijos como máximo para cuidar el planeta. Hay que reproducirse, como conejos, porque es Voluntad de Dios. Ahí está la salvación del planeta, el cuidado de la creación: en tener muchos hijos.

«Mantener la población»: Bergoglio está en la idea masónica del nuevo orden mundial. Hay que cuidar el planeta: si hay muchos hijos, mucha población, nos cargamos el planeta. Hay que limitar los nacimientos. Vamos a medir la Voluntad de Dios. Sí, sí, los hijos son un tesoro, pero no tengas más de tres, porque «hay que ser prudentes». Como hombres técnicos en la vida sexual dicen que no más de tres, entonces la prudencia humana; pero nunca la prudencia divina. De tejas para abajo, el hombre resuelve cuántos hijos va a tener: su materia gris: su mente.

Y los hijos son una bendición de Dios: es decir, se tienen hijos como conejos porque se cree en Dios, no porque haya dinero: «Se necesita una gran fe en Dios para dar la vida al hombre».

Bergoglio es un hombre sin fe, sin ninguna fe en Dios. Sólo cree en su concepto de Dios, en su idea masónica de Dios. Pero no cree en el Dios de los católicos. Y, por eso, no enseña la doctrina de la Iglesia católica, que todos los Papas enseñan.

Hace falta fe para formar una familia y dedicarse a tener hijos para Dios. Fe. Pero como los hombres no tienen fe: se casan para algo humano; si hay dinero, entonces el hijo. Si no lo hay, entonces se recurre al juego político: es que para cuidar el planeta, es mejor tener pocos hijos. Se pone la excusa del planeta para cargarse la Voluntad de Dios sobre el matrimonio: creced y multiplicaos. Bergoglio dice: sí, creced, pero no multiplicarse más allá de tres. Hay que cuidar el planeta.

Dios no pone número. Dios no dice al hombre los hijos que tiene que tener. Es el hombre el que se dice a sí mismo, el que quiere convencerse de que hay que tener pocos hijos. Y, claro, se ampara sólo en su mente humana, no en lo que Dios revela. Y viene, por tanto, la crisis, física y moral, de todos los pueblos de la tierra.

¿Por qué el mundo está así? Porque la gente no quiere tener muchos hijos; no quiere formar familias numerosas.

Si la forman, viene el regaño de Bergoglio:

«Regañé a una mujer que se encontraba en el octavo embarazo y había tenido siete cesáreas: ‘¿Quiere dejar huérfanos a sus hijos? No hay que tentar a Dios…».

No sólo lamentable, sino satánico.

¿Este es el mensaje que un Obispo transmite a la Iglesia?

No es un mensaje para la vida, sino para la muerte, para la destrucción de la verdad en la Iglesia. La verdad del matrimonio, de la familia y de los hijos. Es un puñalada a las familias numerosas. Así habla siempre Bergoglio: haciendo daño a la Iglesia católica.

Nuestras vidas valen en tanto en cuanto haya dinero: no hay que tener los hijos que Dios quiere, que Dios da: «no hay que tentar a Dios».

Tienes siete hijos: no tengas más: «¿quieres dejar huérfanos a tus hijos?».

La idea satánica de la vida: no pongas en riesgo tu vida con otro embarazo, porque ya tienes siete hijos. No te compliques la vida con otro embarazo; es más: no compliques la vida de tus hijos porque quieras otro embarazo: no tientes a Dios buscando otro embarazo. Peca: aborta, toma pastillas, el preservativo…: «Yo conozco muchas vías lícitas, que han ayudado en esto».

Un Papa legítimo nunca dice: «yo conozco…»: nunca da su opinión en la Iglesia. ¡Nunca!

Un Papa verdadero siempre recuerda lo que la Iglesia enseña sobre la paternidad responsable.

¿Hace falta poner aquí todo lo que la Iglesia ha enseñado sobre la paternidad responsable?

Pero, a los católicos les da igual lo que es un Papa verdadero. Prefieren a este marciano, a este extraterrestre como su papa.

Bergoglio no es el Papa de la Iglesia católica, porque no enseña la Verdad de siempre. Y, por eso, habla así: como habla Satanás.

«Perdonen, pero hay algunos que creen que para ser buenos católicos debemos ser como conejos».

Perdone, Bergoglio, cállase la boca ante lo que enseña la Iglesia para ser un buen católico en el matrimonio:

«La sagrada Escritura y la práctica tradicional de la Iglesia ven en las familias numerosas como un signo de la bendición divina y de la generosidad de los padres» (CIC 2373).

Perdone, Bergoglio, pero la Iglesia cree que para ser buen católico hay que formar una familia numerosa.

Familias numerosas: para ser buenos católicos hay que ser como los conejos. Debemos ser como conejos. ¿Entiende, Bergoglio? Él no entiende. Él no puede comprender esta Verdad Absoluta. Sólo está en su relativismo.

Esto es lo que enseña la Iglesia: las familias numerosas son un signo de la bendición de Dios. Allí donde hay un hijo, allí está Dios. Allí donde hay muchos hijos, allí está la providencia de Dios.

Perdone, Bergoglio, pero esto es lo único que hay que seguir. Esto es lo único que hay que enseñar en la Iglesia.

Perdone, Bergoglio, pero váyase a su pueblo a descansar y a morir como un energúmeno, entre los aplausos de su gente podrida en el alma como usted. No moleste más en la Iglesia, con su barata y blasfema idea masónica de la familia.

Perdone, Bergoglio, lo suyo es: satanismo. ¡Y sólo eso!

Un Papa legítimo enseña lo mismo que enseña la Iglesia. ¡Esa es la señal para discernir a un Papa!

Ahí tienen la prueba de que Bergoglio no es el Papa de la Iglesia católica. ¡Ahí la tienen!

Muchos les duele esta frase de este hereje. Y vomitan a Bergoglio. Pero son como los perros: como es su Papa, como el Espíritu Santo le sostiene en su ministerio, hay que seguir obedeciendo.

Muchos católicos son como los perros: se comen su propio vómito. No tienen las agallas de ponerse de pie en frente de Bergoglio y decir: tú no eres el Papa. Tú eres un farsante, un impostor, un embaucador, un idiota, un necio inteligente, que te han puesto en ese trono para destrozar la Iglesia con tu lengua viperina.

Bergoglio declara a los padres de familias numerosas como “conejos católicos”: para ser un buen padre católico no hagas hijos como los conejos. Ponte el máximo de tres. No manches la creación con muchos hijos.

¡Esto es satánico!

El concepto de paternidad responsable no se refiere a reducir el número de los hijos. No; no es esa visión reduccionista de la familia, del sexo, de la vida matrimonial.

La paternidad responsable es darle a Dios los hijos que Él quiere: esto es lo que cuesta en todo matrimonio, porque los hombres, enseguida, buscan sus acomodos en la vida para no tener más hijos.

Es decidir, en la presencia de Dios, con oración y con penitencia, los hijos que Dios quiere que se tengan en ese matrimonio. Es hacer responsable al sexo de sus actos ante Dios. Es meter en la relación sexual la Voluntad de Dios. Es buscar, en la prudencia divina – no en la humana, los hijos de Dios.

El Papa Juan Pablo II habló de esto en el jubileo de las familias del 2000.

El Papa Juan Pablo II, un Papa verdadero y legítimo, enseñó el camino para no tener miedo a la Vida.

Bergoglio recrimina a las familias numerosas por hacer caso a este Papa.

¡Esto es satanismo! Y no hay otra palabra.

¿Dónde está la Sucesión Papal de Bergoglio? ¿A qué Papa continúa? A ninguno. Porque no es el Vicario de Cristo, no es el Sucesor de Pedro.

Bergoglio ha lanzado un puñal a la familia: ha tirado con bala para hacer llegar su mensaje satánico. Bergoglio sólo habla para ser popular, para que los demás hagan propaganda a sus ideas maquiavélicas. Y así va destruyendo la Iglesia, con el aplauso, con el apoyo de TODOS LOS CATÓLICOS.

«Los que abandonan la Ley alaban al impío, los que la guardan le hacen la guerra» (Prov 28, 4).

¿Quieres ser de la Iglesia Católica? Haz la guerra a Bergoglio y a toda su corte, que son muchos entre jerarquía y fieles.

Bergoglio es el impío: guerra en la Iglesia al impío Bergoglio. ¡Guerra!

¿Dices que tanto amas a tu iglesia? ¡Demuéstralo, no con palabritas bonitas, sino con obras!; dando testimonio de la verdad, que es una:

¡Bergoglio no es Papa!

¡Guerra al impío usurpador del Papado: Bergoglio!

Los que no aman la Ley, los que obedecen a Bergoglio, son los que idolatran a Bergoglio, los que lo defienden. ¡Defienden a un hombre y no defienden al Papado, a su Iglesia! Así está la Iglesia: defendiendo a un hombre, pero no a la doctrina de Cristo. Excusando las palabras baratas de un subnormal, que no sabe lo que es Cristo ni lo que ha enseñado Cristo a la Iglesia.

¡Qué pocos luchan por la verdad de la Iglesia!

¡A nadie le interesa la Verdad!

¡Así nos va: idolatrando a un hombre y destruyendo a Cristo en Su Iglesia!

Anuncios

12 comentarios

  1. Hoy día la inmensa mayoría de los matrimonios y parejas formados por bautizados católicos tiene muy pocos hijos. Ni siquiera los que “por enchufe”viven en lo profesional de la IGLESIA CATÓLICA.

    Qué indignidad todo esto. Consentida por los pastores de la Iglesia.

  2. Empera dice:

    Por casualidad alguien sabe si el derecho canónico remueve a un papa que este loco para solicitar que a Bergoglio le hagan un examen psiquiátrico ? Yo de mi parte ya le hice el diagnostico. Y de paso hay que pedir que le hagan un exorcismo.

    • josephmaryam dice:
      1. No pierdan la paz espiritual por lo que Bergoglio habla.
      2. Nadie va a remover a ese hombre porque quien lo ha puesto ahí no lo ha puesto para quitarlo, a pesar de su locura. Ha sido puesto para que obre una misión. Cuando la haya completado, entonces los mismos que lo han puesto, lo quitan.
      3. No sean ingenuos en lo que vive la Iglesia, en el estado actual de la Iglesia: es el tiempo del fin. Por tanto, aunque Bergoglio desvaríe no hay derecho canónico que lo remueva de la Silla de Pedro. Los caminos del bien han sido cerrados en el Vaticano. Allí sólo tiene poder el demonio. Y un gran poder porque tiene el Trono de Pedro a sus pies. Y el demonio no va a soltar ese Trono porque a los católicos no les gusta ese hombre.
      4. Ningún exorcismo quita lo que tiene ese hombre: está poseído en su mente humana. Y es una posesión perfecta: es decir, él, en su voluntad humana, ha elegido el camino de la mentira, de la oscuridad, del error, de la duda. Y ya no puede ver la Verdad. No hay argumento humano que pueda convertir a Bergoglio. No hay liberación del demonio que pueda desatar a Bergoglio. Él quiere ese camino. Su soberbia y su orgullo impiden rezar por él para que se convierta. Sólo se puede convertir por una extrema misericordia de Dios. Y esa gracia divina sólo Dios sabe si se la da a este hombre, después de estar destruyendo Su Iglesia y condenando almas como lo hace. Dios es Justicia. Y sólo Dios sabe hasta dónde llega un hombre en su pecado. Por tanto, sólo Él conoce el camino de misericordia de un pecador.
  3. Jacobo B. dice:

    Gracias, muchas gracias, Padre…Es buenísimo el post. Que Dios le bendiga. En verdad sus publicaciones son necesarias, como un faro de luz para las almas.

  4. amaliamoreno dice:

    En el Vaticano ni nadie alza la voz para sancionar este papa ?

    • Marita dice:

      Debo confesar que tambien me quedé helada .Yo nací en una familia católica bendecida por el Señor y soy la primera de cuatro hijas de un matrimonio católico y no sabía que soy conejo y que mis padres son tambien conejos por tener más de tres hijas.
      Bergoglio desatina! Es hora de encarar a este hereje, pisotea la Palabra de Dios cada vez que abre la boca.

    • Cristina de López dice:

      En primer lugar amaliamoreno, este hombre, Bergoglio, NO es ningún Papa. Ni siquiera es católico.
      En segundo lugar, el Vaticano nunca alzará la voz para sancionar a este impostor porque toda la alta jerarquía apoya a este impostor.
      La Verdadera Iglesia no está ni estará más en Roma.
      La Iglesia Católica será solo un pequeño resto que siendo FIEL a la Iglesia vivirá en el desierto, siendo perseguida por esta secta satánica que hoy dirige desde el Vaticano, fingiendo ser la Iglesia Católica a los ojos de los ciegos y sordos.

      Permanecer pues en la Verdad en estos tiempos y por ende, pertenecer a la Iglesia Católica, tiene como inicio el reconocer que Bergoglio NO es Papa.

    • Cristina de López dice:

      Corrijo:

      *La Iglesia Católica será solo un pequeño resto que siendo FIEL a la VERDAD, vivirá en el desierto, siendo perseguida por esta secta satánica que hoy dirige desde el Vaticano, fingiendo ser la Iglesia Católica a los ojos de los ciegos y sordos.

  5. amaliamoreno dice:

    Quedé helada con su comentario, ni siquiera respestuoso, de las lindas y bendecidas familias con numerosos hijos. Obviamente mi cinco hijos para este papa es un escándalo. No somos conejos, somos padres amorosos que les entregamos nuestra Fe Católica para que sean buenos hombres y mujeres para Dios y la patria y más adelante ser ciudadanos del cielo.

  6. Claudia Castro dice:

    Padre Joseph mucha gracias por todas sus reflexiones, por ayudarnos a confirmar quien es Judas Bergoglio.
    La Iglesia Católica necesita tanto hoy, personas tan valientes como Usted, pero desgraciadamente la mayoría han agachado la cabeza y se han dejado llevar por la falsa humildad de judas bergoglio. Aunque eso los lleve a condenarse.
    Soy de las personas que están rotundamente en contra de bergoglio y sus ideas hereticas, y que difícil ha sido expresar mis ideas y pruebas sobre bergoglio, que difícil ha sido tratar de sacar del error a muchos que ven como un santo al judas de hoy, Bergoglio.
    La gente se cierra a ver la verdad, solo lo siguen y lo obedecen porque es “el papa” por seguir la tradición. Por que siempre se ha obedecido al papa de Roma. Para ellos es preferible seguirlo y decirle a todo que si, con los ojos cerrados antes que detenerse un momento a reflexionar, para ellos es preferible decir a todo que si, antes que leer y reflexionar, analizar lo que dice la Biblia, la Palabra de Dios, tantas miles de profecias dadas al hombre por Dios desde hace muchos siglos.
    Porque, que flojera da leer, que flojera analizar la Biblia, no hay tiempo para eso, piensan ellos, es mejor decir que si y tragarse todo lo que diga Bergoglio.
    A ellos les da flojera y no tienen tiempo de escuchar y analianalizar algunos vídeos donde se ven claramente las herejias de Bergoglio.

    No cabe duda que algunos católicos tenemos mucho trabajo que hacer, principalmente con la oración, para que primero Dios se apiade de ellos y les otorgue su don del Espíritu Santo, pues solo así podrán dicernir correctamente quien es Bergoglio.

    Esperemos pues y tengamos fe y confianza en Dios, que Él abrirá los ojos de los que aun no ven y les mostrará Su Luz Divina.
    Y nosotros debemos alegrarnos, pues ya se ecerca nuestra liberación ¡Aleluya!

  7. José Manuel Guerrero dice:

    A dìa de hoy ya no tengo dudas. Millones de almas están siendo diabolicamente abducidas por este demonio al que llaman papa. El falso profeta. Si no, no me llamarìa poderosamente la atencion las ganas de rezar y pedir que tienen millones de bautizados por el demonio que está llevando la Iglesia al despeñadero, y con Ella, a las almas. Es todo una locura. Una abominación. Parece que el temido sìndrome de la mujer maltratada que apoya y entiende a su maltratador, que lo enaltece, afecta a una gran mayorìa de bautizados. Que nos queda por ver? Ademås, resulta asombroso observar como los llamados católicos justifican cualquier barrabasada de Bergoglio.

    Esto no tiene vuelta atrás. Que el Señor nos dé fuerzas en la lucha final.

Los comentarios están cerrados.

Glosario

Misa espiritual

Benedictus PP. XVI

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Santuario de Fátima

Fátima en directo

Jesús, en Vos confío

A %d blogueros les gusta esto: