Lumen Mariae

Inicio » Francisco » Hablemos claro: Bergoglio no enseña ninguna verdad.

Hablemos claro: Bergoglio no enseña ninguna verdad.

Virgen de Guadalupe

Corazón de Jesús

El Gran Milagro

Infiltración en la Iglesia

El Reino de la Paz

manocornuda

«Hablemos claro» (ver texto).

Así iniciaba su mentira este hombre al cual llaman Papa, alias Francisco.

«Creo que ambos son derechos fundamentales: la libertad religiosa y la libertad de expresión».

Está hablando según Voltaire: defiendo mi derecho a decir lo que pienso, aunque a usted no le guste o esté en contra de lo que usted piensa o dice.

Defender la libertad religiosa o defender la libertad de expresión eso es la modernidad: en la libertad, es decir, en la voluntad libre del hombre reposa todas las libertades públicas y privadas.

Se acabó la ley de Dios. El hombre es el propio fundamento de su libertad, de su pensamiento, de sus palabras, de sus obras.

¡El libre pensamiento! ¡Esta es la soberbia que corroe al mundo y a toda la Iglesia!

¿Cuáles son los derechos fundamentales del hombre?

Si el hombre no viene a este mundo por sí mismo, entonces ¿a qué tiene derecho?

Si el hombre no decide la vida, la existencia, sino que todo eso es un don de Dios, entonces ¿a qué tiene derecho?

El hombre tiene derecho a ser hombre. Eso es lo primero

El hombre tiene una mente y una voluntad humanas, que le constituyen en ser humano.

Pero el hombre no es hombre por sí mismo, sino que Dios lo ha creado. Luego, lo segundo, el derecho fundamental de todo ser humano es ir hacia Dios, vivir para Dios, obrar la Voluntad de Dios. ¡El hombre depende absolutamente de Dios!

Estos son los dos derechos fundamentales de todo ser humano.

Dios ha creado al hombre: le ha dado una naturaleza humana, con una razón, con una voluntad libre. Y Dios quiere que el hombre construya su vida para Dios. Y sólo para Dios. Y, por lo tanto, use su naturaleza humana, su mente y su voluntad humana, su libertad, para Dios, para hacer las obras que Dios quiere.

Por eso, Dios pone en la naturaleza humana, su Ley Eterna. Para que el hombre, con su libertad, tienda hacia este fin, que es el propio de su vida, que es el único en su vida.

Y si el hombre no hace esto, Dios lo castiga.

«No se puede ocultar una verdad: cada persona tiene el derecho de practicar la propia religión sin ofender». Esto no es una verdad. Esto es una mentira.

Cada persona tiene la obligación moral grave de abrazar y de ejercer la verdadera religión. No la propia religión de cada uno; la que cada uno con su mente se fabrica.

Sólo hay una religión positiva verdadera: la que se funda en la naturaleza humana y contiene dogmas, ritos y doctrina revelados por Dios. Y ésta es sola la Iglesia Católica.

Cada persona está obligada a investigar en una religión positiva si ésa es la verdadera, la auténtica. Si ésa es la que Dios ha revelado y ha dado sus leyes para que el hombre dé culto a Dios en ella. Y si no lo es, el hombre está obligado a seguir buscando la verdadera religión.

Pero ninguna persona tiene derecho a inventarse ninguna religión ni a practicarla.

La religión que no se fundamente en la naturaleza humana, es decir, en la ley natural, y que no haga depender al hombre totalmente de Dios, eso no es religión. Eso se llamará lo que el hombre quiera. Hay más de cuarenta mil sectas e iglesias distintas, con sus nombres variados. Toda son un bulo, un engaño.

La religión verdadera es para dar culto verdadero a Dios, con la mente y con la voluntad libre del hombre. El hombre se somete a unos preceptos divinos para realizar ese culto.

Hablemos claro: Bergoglio habla su idealismo.

Como el hombre es el que tiene el concepto del bien y del mal, entonces la obligación moral de buscar a Dios, de dar culto a Dios no procede de Dios, no está en su misma naturaleza humana, no está en lo que Dios revela, sino viene del mismo hombre: de su mente humana. El mismo hombre, en su idea del bien y del mal, busca a Dios, el concepto de Dios; la religión, el concepto de religión; la iglesia, el concepto de iglesia. Consecuencia: cada persona tiene derecho a estar en su religión, en su culto, en su iglesia, pero sin ofender al otro.

¡Sin ofender la libertad de pensamiento!

¡Pero puedes ofender a Dios lo que te dé la gana!

¡Este es el fariseísmo de Bergoglio y de muchos que se dicen católicos!

«Dos: no se puede ofender o hacer la guerra, matar en nombre de la propia religión, en nombre de Dios». Otra gran mentira, con mayúsculas.

La ley del Islam, que castiga con la muerte toda blasfemia contra Alá o su profeta, no fue inventada por los musulmanes, sino promulgada por Dios:

«Saca del campamento al blasfemo; que cuantos le han oído le pongan su mano sobre la cabeza, y que toda la asamblea le lapide. Y hablarás a los hijos de Israel, diciendo: Quienquiera que maldijere a Su Dios llevará sobre sí su iniquidad; y quien blasfemare el Nombre de Yavhé será castigado con la muerte; toda la asamblea lo lapidará. Extranjero o indígena, quien blasfemare el Nombre de Yavhé morirá» (Lev 24, 15-16).

Hoy, como queremos un Dios de ternuritas, entonces nos pasamos esta Palabra de Dios por la entrepierna. Y entonces, decimos una blasfemia: no se puede matar en nombre de la propia religión, en nombre de Dios.

Bergoglio ha blasfemado contra Dios. Dice que su Palabra es una mentira. Que Dios se equivocó cuando se escribió el levítico.

Dios está mandado matar al blasfemo, y lo manda a Su Pueblo, a través de Moisés.

¿Qué hicieron los príncipes de los sacerdotes y todo el Sanedrín con Jesús? Aplicaron la Sagrada Escritura: como te haces Hijo de Dios, eres un blasfemo, a la muerte.

Aquellos Sacerdotes, en su fariseísmo, creían en la Palabra de Dios: Dios manda castigar en Su Nombre. Dios manda matar en Su Nombre.

¿Qué le mandó Dios a Abraham? Matar a su hijo.

¿Qué hace San Pedro con Ananías y Safira? Obrar una Justicia Divina.

Toda la Sagrada Escritura está llena de ejemplos en los cuales Dios daba la victoria a su pueblo con las guerras.

No hay que negar la Palabra de Dios para complacer a los hombres.

No hay que negar la Palabra de Dios para callar la maldad de la ley musulmana: ellos no matan porque Dios se lo manda, sino porque el demonio se lo manda. Es una religión del demonio.

Bergoglio, en su fariseísmo, no cree en la Palabra de Dios. Siempre da una vuelta, siempre la reinterpreta a su manera, para acabar diciendo su blasfemia: «Como se comprenderá, también nosotros fuimos pecadores en esto, pero no se puede matar en nombre de Dios, esta es una aberración. Se debe hacer con libertad y sin ofender».

Anula todas las guerras santas que se describen en la Sagrada Escritura, anula todos los mandatos de Dios a almas que vivían la verdad, para decir su estupidez, una vez más.

No se puede matar en nombre de Dios…, y ¿por qué dices que el Corán es un libro de paz?

Estas son las aberraciones de este hombre. Habla sin lógica. Se contradice constantemente. Bergoglio no ataca a los musulmanes, sino a los que tienen una idea fundamentalista.

Los musulmanes tienen «el derecho de practicar la propia religión sin ofender»: los musulmanes están en la verdadera religión. Pero que no ofendan. Que quiten la idea fundamentalista. Tienen que evolucionar en su pensamiento como los católicos ya han evolucionado:

«pero pensemos en nuestra historia: ¡cuántas guerras de religión hemos tenido! Pensemos en la noche de San Bartolomé. Como se comprenderá, también nosotros fuimos pecadores en esto».

También fuimos pecadores en esto…, ahora no los somos: ahora hemos evolucionado el dogma, hemos cambiado la Sagrada Escritura; ahora son otras interpretaciones: las propias de la masonería.

Hoy el hombre está en los suyo, es decir, en la idea del masón: el horror homicida fundamentalista y el fanatismo intolerante. En esta idea, los hombres están dando vueltas para aceptar la blasfemia de Charlie Hebdo y de todos aquellos que se pasan la vida blasfemando contra Dios, apelando a su libre pensamiento, y queriendo no ver la realidad de los musulmanes. No todos son malos. En ellos, como en todas las demás religiones, hay fundamentalistas y fanatismo.

Esto es lo que enseña Bergoglio: hay que reivindicar la tolerancia, la laicidad y la libre expresión, para reaccionar ante todo terrorismo, que es un idea fundamentalista, cerrada en sí misma, obsesiva, enferma, corrupta.

Es hablar al hombre de manera psiquiátrica, no de manera espiritual: no se le dice la verdad revelada, sino la verdad que conviene, que gusta a los hombres. La verdad inventada por la cabeza del hombre.

«En cuanto a la libertad de expresión: cada persona no solo tiene la libertad, sino la obligación de decir lo que piensa para apoyar el bien común».

Tienes derecho a blasfemar: tienes derecho a decir lo que piensas si eso vale para el bien común.

Y la libertad no es una función social: no es para un bien común. La libertad es para cumplir la ley natural: para un bien privado. Y sólo así, cumpliendo lo natural, se puede cumplir, se puede hacer un bien común, un bien social.

Bergoglio habla de su comunismo, en el cual la propiedad privada, el derecho que tiene el hombre a poseer sus bienes es siempre un bien común: el hombre está obligado (no tiene libertad) a hacer un bien común, un bien para el otro. Eso es el idealismo kantiano, que tanto le gusta a Bergoglio, que le hace desembocar en su comunismo, que es la utopía del bien común, del gobierno mundial, de la iglesia para todos.

«Estás obligado a decir lo que piensas»: el hombre no tiene libertad para callar, para poner la otra mejilla, para guardar silencio, para humillarse ante los improperios de los otros. Está obligado a decir algo.

Y, entonces, tiene que ir en contra de la misma Palabra de Dios:

«si el doctor Gasbarri, que es un amigo, dice una grosería contra mi mamá, le espera un puñetazo. No se puede provocar, no se puede insultar la fe de los demás»

¿Dónde queda:

«al que te abofetee en la mejilla derecha ofrécele también la otra» (Mt 5, 39)?

Esta Palabra de Dios no sirve para resolver el problema. Estas obligado a decir lo que piensas para el bien común, para construir una sociedad justa, armoniosa, redimida.

Si alguien ofende a tu mamá, entonces practica la virtud. Y si no puedes sujetar tu ira, entonces huye de aquel que te tienta en la virtud. Pero si caes en el pecado, una vez que has puesto los medios para no pecar, entonces sólo caes por debilidad, no por malicia. Arrepiéntete por tu pecado.

Pero si no practicas la virtud y te dejas llevar, entonces pecas por malicia. Es más grave tu pecado, pero si te arrepientes, hay perdón de Dios.

Esto es lo que un Papa legítimo tiene que enseñar.

¿Qué enseña Bergoglio? Su idealismo.

«El Papa Benedicto, en un discurso habló de esta mentalidad post-positivista, de la metafísica post-positivista, que llevaba a creer que las religiones o las expresiones religiosas eran una especie de sub-cultura, toleradas, pero poca cosa, no forman parte de la cultura iluminista. Y esta es una herencia de la Ilustración. Hay mucha gente que habla mal, que se burla de la religión de los demás».

Primero: ¿qué cosa dijo el Papa Benedicto XVI?

«En el mundo occidental domina ampliamente la opinión de que solamente la razón positivista y las formas de filosofía que de ella derivan son universales. Pero las culturas profundamente religiosas del mundo perciben precisamente en esta exclusión de lo divino de la universalidad de la razón un ataque a las convicciones más íntimas. Una razón que frente a lo divino es sorda y margina la religión al ámbito de las subculturas es incapaz de incluirse en el diálogo entre culturas» (ver texto).

La razón, cuando se cierra a Dios, a la Revelación de Dios, entonces genera lucha de culturas, enfrentamiento entre los hombres. Esto es lo que dice este párrafo.

¿Cuál es la interpretación de Bergoglio?

«llevaba a creer que las religiones o las expresiones religiosas eran una especie de sub-cultura, toleradas, pero poca cosa, no forman parte de la cultura iluminista». Ha torcido el pensamiento del Papa Benedicto XVI: las religiones son una especie de subculturas. Y no tiene nada que ver con lo que dice el Papa, que habla de la relación entre fe y razón.

Bergoglio está en lo suyo:

«Hay mucha gente que habla mal, que se burla de la religión de los demás». No juzgues. Y, entonces cae en una contradicción:

¿No dices, Bergoglio, que

«cada persona no solo tiene la libertad, sino la obligación de decir lo que pienso para apoyar el bien común»?

Entonces, tengo que decir que los musulmanes no son una religión que sirva para el bien común: ni para la familia, ni para la sociedad, ni para la iglesia, ni para nada.

Estoy obligado a decir esto: tengo «la obligación de decir lo que piensa para apoyar el bien común». Por tanto, tengo que juzgar, tengo que hablar mal de los musulmanes, tengo que decir la verdad de los musulmanes, tengo que burlarme de sus ritos y de sus doctrinas porque son un engaño para todos.  No puedo tomarlo como algo verdadero, como algo serio, algo que dé fruto para el alma.

El mismo Bergoglio se contradice porque está en su idealismo: en su idea. Por eso, Bergoglio tiene que chocar con todo el mundo. Bergoglio no quiere que la gente se burle de los pensamientos del otro, pero sí quiere que la gente siga blasfemando contra Dios. Por defender al hombre, ataco a Dios. ¡Qué gran locura!

El mismo Bergoglio dice que es un loco:

«¿sabe usted que yo tengo un defecto? Una buena dosis de inconsciencia». Se está describiendo en lo que es: un loco de su idea humana. Un vividor de su herejía. Un hombre que obra su orgullo, cada día, en la Iglesia y que nadie le dice nada.

Y esto va a ser la ruina de muchas almas: callan ante un loco, cuando tienen la obligación de hablar clarito a las almas.

Hablemos claro: Bergoglio no es el Papa de la Iglesia Católica. Porque no dice una sola Verdad.

Esto es lo que muchos no creen ni quieren creer: tienen a ese personaje como su papa. Allá ellos. No son de la Iglesia Católica. Porque en la Iglesia Católica se sigue al que enseña la Verdad Absoluta. No se puede seguir al que enseña sus verdades relativas universales.

Hablemos claro: si sigues a Bergoglio te vas a condenar. No puedes obedecer la mente de un hereje. Es un pecado, no sólo grave, sino de blasfemia contra el Espíritu Santo. En Jesús no había ninguna herejía. En Bergoglio están todas las herejías. ¡El que lea entienda! Y si no quiere entender, nos da igual.

Anuncios

28 comentarios

  1. Apocalipsis dice:

    Bueno, supongamos fuera cierto que los sordos usen para “te quiero” la mano en esa posición,…pero sabiendo de antemano que los satanístas practican algo parecido para maldecir , yo me abstendría de hacerlo , es lo que debió evitar hacer Bergoglio .

    • josephmaryam dice:

      Los sordos no usan ese signo, sino que son tres signos distintos, porque son tres palabras distintas. Después, los hombres juntan esos tres signos porque les conviene, por negocio, por maldad. Pero aprendan ya la verdad. La verdad no es como la muestran los hombres, sino como es. Y los sordos no usan ese signo para nada. Punto y final.

  2. Apocalipsis dice:

    A mí se me parece más al lenguaje de signos , fíjense que los dedos que tienen hacia abajo no tocan la palma de la mano , igual que en lengua de signos.
    Vean : http://lasotrasinfografias.files.wordpress.com/2012/02/tequieroenlenguadesignos.jpg

    • josephmaryam dice:

      Todo es sencillo para el alma humilde. No existe esa palabra, se la inventan, porque les conviene:

  3. Apocalipsis dice:

    Es curioso , acabo de ver el video después de haber comentado y lo que dicen esa gente ( satánicos) es parecido al gesto de Bergoglio, aunque también está lo del lenguajes de signos , la cosa no la tengo muy clara.

  4. Apocalipsis dice:

    Quiero decir que en el lenguaje de signos, decir ” te quiero” se hace de la mísma forma como se le ve hacer a Bergoglio en el video , al parecer hay dos formas parecidas , una es rara y que usan los satanicos y la otra es la del lenguaje de signos.

    ver : http://aprendelenguadesignos.com/wp-content/themes/adsimple/thumbs/iloveyou_thumb4160-170×128.jpg

  5. Apocalipsis dice:

    Padre ,pensé que la noticia era importante,por eso traje el video, de Bergoglio se puede esperar cualquier cosa.

  6. Apocalipsis dice:

    ¿Será cierto que Vladimir Putin há pedido la Consagración de Rusia y Bergoglio se há negado ?

    No sé si será cierto, vean el video :

  7. Daniel Cortez Alaña dice:

    Padre: he asumido sus palabras para la Doctrina de los Sacramentos y así poder catequizar y, sobretodo…¡hacer Apostolado!. De momento, le pido sus oraciones para no decaer.

  8. Empera dice:

    Francis imparte la doctrina de domonios como el maestro de Harry Potter y Francisco es la nueva versión de Crepúsculo para corromper a los jóvenes y niños católicos.
    Este es el símbolo para decirle ‘te amo al Diablo’; el mismo símbolo fue utilizado deliberadamente por Helen Keller como ‘te amo’ la que inventó el sistema de lenguaje para las personas sordas ; porque ella era un ocultista y teósofa. Ella era una comunista amiga de Margaret Sanger la fundadora de la eugenesia; la fundadora de Planificación de la Familia que se llama “Proyecto Negro”. Helen Keller es alabada por la sociedad teosofica por su influencia ocultista. En su libro Luz en mi oscuridad ella declara que era una devota estudiante de Emanuel Swedenborg un hereje ocultista y espiritista, teósofista , ella dice que sus enseñanzas fueron su iluminación y un bastón para sus manos.

    No se puede decir que Helen Keller inventó propiamente el lenguaje de señas para los sordomudos porque Zacarías cuando quedó mudo se comunicaba ya sean por medio de señas o escribiendo; igual cuando se colonizaban los territorios de los indios ellos se comunicaban por señas. Los seres humanos somos seres racionales que hasta nos comunicamos con los animales; lo que Helen Keller hizo fue que astutamente inventó una forma de señas ocultistas que ella sabía que incluían una maldición satánicas y que todos se copiaron de su idea y la generalizaron los satanistas que conocían la intención de este caballo de Troya. Por eso las sociedades ocultistas la veneran a ella como su ídolo por su influencia mundial satánica y ahora Francisco en su malicia hace lo mismo.

  9. Emiliano dice:

    Padre le agradezco enormemente su respuesta.
    Le consulto esto, en el concilio 2 se trato el tema de la libertad religiosa, cual era la meta de esta? por que ahora parece que todos se salvan en cualquier religion, que fin persigue por ejemplo la reunion en Asis con JP2?
    Desde ya muchas gracias Padre.

    • josephmaryam dice:

      Pocos han sabido comprender los escritos del Concilio Vaticano II. Y la mayoría, o lo ha dogmatizado (para su negocio en la Iglesia) o lo ha condenado (para su mal en la Iglesia).

      Los escritos del Concilio Vaticano II no son dogmáticos: es decir, no enseñan nada nuevo; no cambian nada ni de la doctrina ni de los dogmas.
      Son espirituales: se va enseñando la doctrina católica y algunos puntos que son para la opinión teológica. Y nada más.
      La gente, como no sabe leer un libro de santos, un libro espiritual, entonces coge el Concilio y se vuelve loco.
      El Concilio Vaticano II no cambia la doctrina.
      Quienes la han cambiado han sido los demás: los rebeldes. Y por rebeldes hay que entender a los Obispos. Y con ellos, a todos los demás sacerdotes que han desobedecido al Concilio, a los Papas y han transmitido una doctrina que no está escrita en el Concilio Vaticano II.
      Después, están todos los demás, que sabiendo teología, le interesa atacar a todos los Papas, porque están en la Iglesia como los tibios: ni frios ni calientes. Hablan de todo y no dice nada. Atacan todo y después hacen sus vidas sin ninguna espiritualidad. Ni aman ni odian: sólo hablan de lo que otros hablan. Pero les importan nada la Iglesia. Sólo hacen bulto y se ponen en el bando que más les conviene.

      Hay una facción que entiende el Concilio y, por tanto, ama la Iglesia.
      Hay otra facción que sigue en la Iglesia por interés y, por tanto, no quiere creer, a pesar de que ve la Verdad en el Concilio. Son los que odian la Iglesia. Lo odian todo y hacen mucho daño.

      Y está la masa de los tibios: que se pone a un lado o al otro, según convenga.

      No haga caso de gente que juzgue el Concilio Vaticano II. Ya la Iglesia ha dado las normas para saber leer el Concilio, Siga esas normas y el Concilio no le hará ningún daño a su vida espiritual.

    • Empera dice:

      Los idolatras de Bergoglio firman falsamente que Bergoglio uso el gesto “Yo te amo para los sordomudos” y personas afines al satanismo lo malinterpretan. Lo cual es falso porque existen 137 sistemas de lenguajes para los sordomudos asi que ese símbolo no es un símbolo universal que utilizan todos los sordomudos para decir “te amo” este es un gesto satánico universaal que introdujo Helen Keller dentro de su propio lenguaje que inventó. Ya que existen 137 sistemas de lenguajes para los sordomudos. Ella introdujo maliciosamente este símbolo satánico , que utilizan los satanistas para decir “te amo al Diablo” y por eso es reconocida y alabada por la sociedad teosofica por su influencia ocultista. El sistema de lenguaje para los sordomudos que se utiliza en los Estados Unidos es el que fue creado por un sacerdote Frances que junto a un profesor mudo ambos se enseñaron a comunicarse . Asi que Bergoglio no utilizó un gesto mundial para los sordomudos sino un signo satánico mundial para maldecir

  10. Emiliano dice:

    Padre podria aclararme 2 cosas que tengo dudas.

    1-Segun lei aqui con respecto a la ley natural y las otras religiones, en el islamismo se puede tener varias mujeres, como seria en ese caso el tema de la salvacion?
    2-Los bautizados catolicos que ahora son protestantes, estan en peligro de condenacion?
    Muchas gracias.

    • josephmaryam dice:
      1. Sólo dentro de la Iglesia Católica hay salvación. No fuera de Ella, en las demás religones.
      2. a. Quien conoce la verdad que enseña la Iglesia Católica y prefiere seguir en su religión, iglesia, filosofía, no puede salvarse. Porque conoció la verdad y eligió su mentira.

        b. Quien no conoce la verdad, pero de manera culpable, entonces tampoco puede salvarse, porque no puso los medios para conocer la verdad.

        c. Quien no conoce la verdad, pero de manera inculpable, entonces todavía puede salvarse por la ley natural y por la ley divina.

        Por tanto, si el musulmán conoce la verdad, pero no la sigue, entonces no se salva.
        Si no conoce, pero de manera culpable; entonces tampoco.
        Si no la conoce, pero de manera inculpable, entonces tampoco, porque no cumple ni con la ley natural: un hombre para una mujer; ni con la ley divina: no fornicarás.

      3. Todos los bautizados que son paganos, estén en una u otra religión, y que sean católicos, es decir, que han conocido toda la verdad, es seguro su condenación, si no se arrepienten antes de morir.
  11. Mariana dice:

    Mas…Padre nós estamos no NOVO TESTAMENTO….O Véu do SANTUÁRIO já foi rasgado…JESUS nos proíbe matar pessoas,seja por que motivo….Penso que LEVITICO 24 (15-16) não pode ser executado em nossos dias,por católicos,…além do mais…no meu País—–o BRASIL—-por exemplo…é proibido matar….é proibido criticar,discriminar pessoas por suas religiões…isso dá.processo judicial e…..uma cadeia braba!!! É crime no BRASIL proibir…ofender pir causa de religiões.Penso que estamos certos!

    • josephmaryam dice:

      Quien quita el pecado, anula la Justicia de Dios.
      Jesús no prohíbe matar. Jesús recuerda la ley divina, el quinto mandamiento: no matar.
      Pero Jesús no anula el levítico, porque es Su Palabra, es la Palabra del Pensamiento de Su Padre. Y esa Palabra nunca cambia.
      Lo que Dios ha promulgado en el levítico es para SIEMPRE. Porque existe el pecado y, por lo tanto, la Justicia, el castigo del pecado y del pecador.
      Como los hombres anulan el pecado, entonces se inventan leyes en contra de la Justicia Divina.
      Dios sigue haciendo su justicia a través del demonio y de hombres, que él escoge, para obrar lo que siempre ha obrado.
      ¿Qué eran la cruzadas? La Justicia Divina.

      “[San Francisco de Asís] no desaprobó las Cruzadas. Admiraba a los héroes de Roncesvalles que describía la Chanson de Roland, consideraba mártires a aquellos que morían combatiendo al infiel, acepaba el derecho de los cristianos sobre Tierra santa, y pensaba que podía deducirse de los Evangelios que la Cruzada era un acto de legítima respuesta a la conquista de territorios cristianos llevada a cabo por los sarracenos, así como a sus blasfemias contra Cristo.” (“Los Templarios monjes y guerreros”, p. 252; “Crusade and Mission: European Approaches towards the Muslims”, Benjamín Z. Kedar, Princeton, 1984, p. 157).

      Como los católicos se han vueltos idiotas, ya no saben leer el evangelio ni las Sagradas Escrituras. Todo lo interpretan según sus leyes y pensamientos humanos. Pero nadie sigue la Palabra de Dios, que nunca cambia.
      A los hombres no les gusta la Justicia de Dios, por eso, niegan el levítico y todas las guerras santas. Y ya se creen santos porque no matan.
      En nombre de Dios, hay que seguir matando. Pero, para eso, hay que ser muy espirituales. Cosa que no hay entre los católicos. Ellos quieren ser del mundo y sólo del mundo. Y claro, tiene que acoger a los musulmanes como religión verdadera y combatir a los que matan, tratándoles como enfermos mentales.
      Los musulmanes matan porque el demonio se lo pide, en nombre del demonio. Y eso no es una enfermedad mental, sino un pecado espiritual.
      Y los católicos se han olvidado de hacer Justicia. Y así nos va: buscando un nuevo orden mundial, una nueva iglesia para todos, en una falsa paz, que llevará a una gran guerra mundial

  12. Mariana dice:

    Mas…padre….!!! Aonde fica o…”livre-arbítrio” dado por DEUS aos seres humanos?
    Esse “livre-arbítrio” não nos garante o direito de escolher?….de pensar?…de expressar-nos como acharmos melhor?.

    Merci!!!!

    • josephmaryam dice:

      Primero es la ley de Dios.
      Dios da al hombre la capacidad de elegir muchas cosas. Pero la libertad no es para pensar como uno quiere ni para escoger la religión que a uno le gusta.
      Dios da la libertad al hombre para obrar la verdad. Y si elige obrar la mentira, es libre para hacerlo, pero no queda sin el castigo de Dios.
      Dios, ante todo, es orden. Y no da una libertad al hombre para un desorden, sino para que siga el orden divino.
      La gente habla de la libertad y quiere complacer a los hombres, pero desagradando a Dios.
      La gente quiere ser libre para pecar y después irse al cielo en sus pecados.
      Eso es una abominación.
      Si eres libre para pecar, entonces te mereces el infierno por tus pecados y a pesar de tu libertad.
      La libertad del hombre nunca puede ponerse por encima de la Justicia de Dios, de la ley de Dios, de la norma de moralidad, de la ley natural, de la ley divina, de la ley de la gracia.
      Dejen de maquillarse diciendo que quieren se libres.
      Sujétense a la ley de Dios: esa es la verdadera libertad. Lo demás, es libertinaje.

  13. Empera dice:

    Malachi Martin leyó el Secreto de Fátima y en su última entrevista aceptó que la Virgen señala: «el último “papa” estará bajo el poder de Satanás»

    • josephmaryam dice:

      Bergoglio no es el último papa. Bergoglio no es Papa. El último Papa es Benedicto XVI.
      Bergoglio es el primer falso papa de una falsa iglesia, que la quieren ubicar en el Vaticano. Bergoglio no aparece en las verdaderas profecías, sólo en los falsos profetas.
      Bergoglio es nada. Es sólo un hombre que hace todos los días ruido.

    • Pues si Bergoglio es el “último en proclamarse Papa” ante el mundo, encaja perfectamente con lo que dijo el Padre Malachi Martin “el último estará bajo el poder de satanás”. Pero para quienes dicen que Bergoglio no es el último Papa, porque Malachi Martin se refería al último Papa Legítimo, AUN ASI encaja perfectamente, puesto que entonces está diciendo que nuestro santo padre Benedicto XVI es el último Papa verdadero y está bajo el poder de satanás, osea, de el poseso de Bergoglio. Recuerden que el Papa Pablo VI dijo: “Por alguna fisura el humo de satanás entró al Templo de Dios”, pero nunca nadie ha dicho que salió. Empera, yo estoy de acuerdo contigo. Sin embargo (con todo respeto) le digo a josephmaryam que difiero en algunas cosas con él. Por ejemplo que digan que Bergoglio es solamente un “hombre que hacer ruido” y no el Falso Profeta y que el Papa Benedicto XVI debe renunciar a su pecado. Bueno, sabemos bien que la Virgen no da nombres en ninguna profecía que yo recuerde, sin embargo yo si creo que Bergoglio si tiene que ver con la profecía del 3er. secreto y las de Garabandal y creo que sin duda el presidente Obama pudiera ser el anticristo, eso aparte de que su nombre significa Barack Obama ►Baraq O Bam-Maw = relámpago del cielo ó rayo del cielo, ( en inglés es “lightning from the heights”). El es el hombre mas poderoso del mundo y es musulman, y esta destruyendo Estados Unidos, es el quien apoya a ISIS el grupo terrorista y sera el mismo quien ataque a Israel. En Estados Unidos 4 de cada 10 lo consideramos el Anticristo. Está destruyendo el país mas libre del mundo. Nos está iedno mal, y a los mexicanos no les dará jamas la admistia para hacerse legales, sin embargo esta trayendo cientos! cientos! de musulmlanes al país. Yo vivo en frontera y hasta alla los está llevando!

    • josephmaryam dice:

      Que los hombres del mundo consideren a Obama como anticristo eso es normal, pero él no es el Anticristo, el del fin de los tiempos.
      El Anticristo es el rey del mundo que se opone a Cristo, Rey del Universo.
      El Anticristo conoce a Cristo, pero lo ataca en todo.
      El Anticristo hace los mismos milagros que Cristo hace.
      Obama no hace ningún milagro y no conoce lo que es Cristo.

      Sepan discernir las cosas, que es lo que los católicos no saben.
      Sobre Bergoglio como Falso Profeta ya se ha hablado mucho. Lean lo que se ha escrito.
      Sobre que es un hombre que hace mucho ruido es estar diciendo que es un falso profeta. Habla para que la gente lo ame, para que la gente hable de él, para que la gente siga su doctrina….Y lo hace cada día: eso es ser un falso profeta: hacer ruido. No dar ninguna verdad y meter el ruido de su mentira para que los demás hagan propaganda de él.
      Que el Papa Benedicto XVI pecó: ya se ha hablado, largo y tendido, sobre ello. Nadie deja a la Iglesia en manos del lobo si no hay un pecado.
      Si no quieren entender esto, no lo entiendan.
      El que permanece en la verdad de su papado no puede pecar. Benedicto XVI no hizo lo que Juan Pablo II: permanecer hasta el final. Luego, hay un pecado que hay que reparar.
      Esto es claro: esto es la vida espiritual. Que Dios juzgue ese pecado del Papa. Nosotros sólo lo señalamos porque es una verdad que hay que contemplar para ser Iglesia y para comprender qué pasa en la Iglesia.
      Bergoglio no tiene nada que ver con las profecías verdaderas: ¿en dónde está en el tercer secreto? ¿en dónde en garabandal?
      ¿No disciernen lo que es Bergoglio?
      Ni siquiera es católico. ¿Entonces?
      Hablen con la verdad, no con sus teorías magníficas.
      El Anticristo no es cualquier persona. Y menos se pone a gobernar un país que no le interesa.
      El Anticristo es un judío que se hará pasar por Mesías, es decir, por Dios.
      Obama es un masón más al servicio de ese judío, que se esconde ahora a la vista de todos.

    • Empera, esta monjita catolica tambien opina que Obama es el mentiroso. Para la mitad aprox. de los estadounidenses, el presidente es el anticristo.

    • josephmaryam dice:

      «Hijitos, ésta es la hora postrera, y como habéis oído que está para llegar el anticristo, os digo ahora que muchos se han hecho anticristos, por lo cual conocemos que ésta es la hora postrera» (1 Jn 2, 18).
      Obama es uno de los muchos anticristos, pero no el Anticristo.
      Si quieren seguir la opinión de la gente, háganlo. La Palabra de Dios dice otra cosa.
      Hay que seguir lo que Cristo dice, no lo que los estadounidenses dicen.

  14. Empera dice:

    Recuerda la Férula Satánica va en la misma sintonía con la pulserita gay y la mala palabra de Bergoglio que dijo en el Angelus.

    http://gloria.tv/media/raupRchyrr7

Los comentarios están cerrados.

Glosario

Misa espiritual

Benedictus PP. XVI

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Santuario de Fátima

Fátima en directo

Jesús, en Vos confío

A %d blogueros les gusta esto: