Lumen Mariae

Inicio » fabulas » La falsa vidente Luz de Maria

La falsa vidente Luz de Maria

Virgen de Guadalupe

Corazón de Jesús

El Gran Milagro

Infiltración en la Iglesia

El Reino de la Paz

border560x1verde

  1. 1. 26: «¿Por qué sigue Cristo sufriendo y manifestándose aquí en la tierra?»: Cristo sufre en el Cielo, de una manera mística. Cristo sufre por los pecados de Su Iglesia, de Su Cuerpo Místico, es decir, por los pecados de sus almas, que conforman su Cuerpo. Cristo no sufre porque sufre el hombre en la tierra. Cristo no se manifiesta porque los hombres obran en la tierra. Es Cristo quien sufre, no son los sufrimientos de los hombres la señal del sufrimiento de Cristo. Cristo se manifiesta en los corazones de los humildes, no en las obras ni en las vidas de las personas. Cristo vive en el corazón, no en la mente ni en la voluntad de los hombres. Cristo no está en los hombres, unido a ellos. Es el hombre el que tiene que estar en Cristo. Y eso supone quitar el pecado, arrepentirse de él y luchar contra todo aquello que impide la unión con Cristo. Eso supone estar en Gracia.

  2. 3. 10: «Expertos en el amor crístico»: este amor no es del evangelio, sino del lenguaje de los hombres. Sólo existe el Amor de Dios. Lo demás, es pura cizaña. Es hablar para confundir. Cristo puso por obra el Amor de Su Padre. Es el Amor de Cristo al hombre. Es el Amor de Dios que Cristo ofrece al hombre. Y le da un camino para poder obrarlo: la Cruz. Es el único camino. No es un camino del hombre. El Amor de Dios no se puede obrar sin el Espíritu de Dios. Para eso, se necesita la Gracia que se da en los diversos Sacramentos. Para eso se necesita pertenecer a la Iglesia que Jesús levantó en Pedro. Hay que ser expertos en el amor católico, no en el amor crístico. En el Amor Divino que Cristo pone en Su Iglesia. Amor Divino que se da en la Gracia: si las almas no están en Gracia, no permanecen en Ella, no son fieles a Ella, no perseveran en la Gracia, no hay Amor de Dios en la Iglesia, no hay amor católico. El amor católico es el Amor Divino que se da en la gracia divina: es un amor divino que lleva a la salvación y a la santidad del alma y de la Iglesia. El amor crístico es querer meter a todos los hombres, a todos los que creen en Cristo, en una sola cosa, en una comunidad, en un grupo global.

  3. 4. 10: «Cristo necesita un pueblo fiel, no un pueblo unido a una determinada iglesia»: ya esto es lenguaje comunista y masónico, al mismo tiempo. Cristo sólo necesita Su Iglesia: la que ha puesto en Pedro. Cristo no necesita un pueblo y, mucho menos, un pueblo que no es iglesia, que no está determinado a una iglesia. Cristo ha puesto Su Iglesia Católica. Y sólo salva al hombre, al pueblo, dentro de esta Iglesia Católica. Si el hombre no se une, si el pueblo no se une a la Iglesia Católica, ese pueblo no se salva, ese hombre no se salva. Es la Iglesia la que salva al hombre; no son los hombres, no es el pueblo el que se salva. Hay necesidad absoluta de la Iglesia Católica para salvarse. Para eso Cristo necesita que el hombre fiel esté unido a la Iglesia, al Cuerpo Místico, que es Él Mismo. Y el hombre se une a la Iglesia obedeciendo a Pedro y a la Jerarquía. Aquí, esta falsa vidente anula a Cristo y anula la Iglesia católica como Cuerpo Místico.

  4. 4. 31: «(Cristo necesita) una humanidad conformada en su amor, en el amor crístico». Esto es ya hablar en términos de la Nueva Era: el hombre que se moldea según la inteligencia que tiene del amor. Cristo es un hombre para la Nueva Era, pero no Dios. Un hombre que ha practicado un amor hacia los hombres. Se trata de imitarlo, pero en el plano humano, material, apoyado en una falsa espiritualidad, que es un culto a la voluntad del hombre. Cristo, al poner Su Iglesia, no busca una humanidad en el amor, porque eso es imposible de realizar por el hombre. Cristo, al levantar su Iglesia en Pedro, que es la Verdad, sólo busca que cada alma se salve y se santifique. Y si cada alma procura eso, entonces irradia la salvación y la santificación en toda su vida: familiar, social, humana, carnal,… Pero si cada alma no busca esa salvación, entonces lo que el hombre encuentra, y a lo que el hombre se va conformando, es a su idea del amor, a su idea de lo que es Cristo, a su idea de una humanidad modelo, en que todos tengan para comer, para hacer el bien de muchas maneras. Dios no busca del hombre sus obras: no des a Dios tus obras, tu vida, tu mente. Dios busca del hombre su nada, su miseria espiritual y humana. Y cuando el hombre se pone en su nada, entonces Dios obra lo divino en él. Mientras el hombre quiera ser algo para Dios y para los hombres, Dios no obra nada, sino que deja en libertad al hombre para que viva su vida. Después, Dios juzgará a cada uno según sus obras, según la fidelidad o no a la Obra del Espíritu en su corazón. Hoy la gente va tras estos profetas de Baal, y sólo porque hablan bonito de las cosas del hombre. Hablan con un lenguaje sentimental, sensible, que capta el oído del oyente, pero que le deja lleno de demonios en su alma. ¡Pobres católicos que no han aprendido a discernir las palabras de una pobre mujer, que sólo habla tonterías, y que son engañados por esta mujer!

  5. 7. 30: «¿Por qué no entran los demonios? Porque el demonio no necesita tentar al hombre; está fuera de la tierra, tranquilo, porque ya el hombre ha excedido su pecado». Esto es desconocer el trabajo de las jerarquías del demonio en los hombres. Hay demonios que tientan a los hombres y, cuando han conseguido su objetivo, ya no les tientan; sino que se apartan para dejar que otra jerarquía los tiente de otra manera. Y, por eso, siempre el demonio necesita tentar al hombre. Y lo hace de muchas maneras, para conseguir lo que quiere. Si lo deja de tentar, el hombre se convierte, porque Dios siempre está ahí para dar su luz al hombre, para llevarlo del pecado a la gracia. Cuando un demonio ha dejado de tentar, es que la tentación se ha hecho más fuerte: el demonio toma posesión de ese alma en el pecado, y la va trabajando de otra manera. La va tentado, sobre todo, en el pecado de soberbia y de orgullo. Nunca el demonio está tranquilo, porque tiene la misión de llevar al hombre a la perfección del pecado. Cuando el hombre llega a esa perfección es por obra del mismo demonio, pero de una jerarquía más perfecta en el pecado. El hombre que ha excedido su pecado es el mismo demonio: se hace uno con el demonio. El hombre no está solo sin el demonio. Es imposible. Porque hay dos caminos para el hombre: o ser de Cristo o ser del demonio. No está el camino del hombre solo. Soy yo solo el que pienso, el que obra, el que vivo. Ese camino no existe. Porque en la vida espiritual se hace todo por un Espíritu: ya el de Dios, ya del demonio. Pero nunca el hombre está sólo; y menos cuando ha llegado a la perfección del mal.

  6. 8. 05: «voluntad crística»: en la Iglesia Católica sólo conocemos la Voluntad de Dios, no esta falsa voluntad crística. Una pseudovoluntad que nace de la mente de esta mujer; un lenguaje humano, pero no la Verdad del Evangelio. Es el lenguaje de la Nueva Era, representado en esa falsa vidente.

  7. 8. 16: «cada uno de nosotros es una pieza fundamental en ese gran rompecabezas que es la voluntad crística»: esto ya anuncia el pelagianismo de esta mujer. El hombre es pieza, el hombre es clave, el hombre con sus obras, es lo que importa en el mundo. La Voluntad de Dios no es un rompecabezas, sino el mismo Amor Divino. En la Voluntad de Dios no hay partes, no hay piezas. Cuando Dios crea un alma no crea una pieza de Su Voluntad; no crea un proyecto de Su Voluntad; no crea una Obra de Su Voluntad; no crea una Vida de Su Voluntad. Dios crea un alma de Su Amor. Y Dios enseña a ese alma a obrar, a vivir, a discernir la Voluntad de Dios. Dios crea un ser divino y lo hace hijo de Dios. Eso fue la Obra de Dios al crear el hombre, en Adán. Creó una naturaleza humana lo más semejante a Él en su Naturaleza Divina. Dios no crea, en Adán, una parte de su esencia divina. Dios crea semejanza divina en la naturaleza humana. Es un Misterio Divino. Y Adán tenía la misión de engendrar semejanza divina con su naturaleza humana: hijos de Dios que fueran al Cielo directamente. Esa Obra, Adán la destruyó con su pecado. Y Dios puso otro camino al hombre para llegar a lo que quiere con el hombre cuando lo creó. Y en este camino, el hombre no es una pieza, no es una parte de ningún rompecabezas; sigue siendo un ser, pero que nace con la semejanza del demonio en su carne, y que debe luchar toda su vida para alcanzar, con la gracia, la semejanza divina. Esta mujer habla así para poner la fuerza sólo en el hombre.

  8. 8. 38: «estamos aquí para dar testimonio de la presencia de Cristo y de la presencia de la Madre aquí en la tierra». En esta voluntad crística, cada hombre tiene que dar un testimonio de Cristo y de la Virgen. Se pone el acento en el esfuerzo del hombre. Estamos en la tierra para salvarnos o condenarnos. Y no hay otro camino. Y, por eso, la vida espiritual es una lucha, una batalla contra los diversos espíritus. Y no se puede dar testimonio ni de Cristo ni de Su Madre, si no se reconoce el Espíritu de Cristo, si no se discierne. Y aquel que no discierne, entonces acaba dando testimonio de una presencia: de lo que tiene en su mente, del engaño del demonio en su vida espiritual, que es lo que hace esta mujer: está dando testimonio de una presencia demoníaca, que ella dice que es de Cristo y de su Madre. Engañada por el mismo demonio, por no sabe discernir espíritus, acaba en este engaño para muchas almas. Así es un falso profeta, como lo están viendo en el video: cree que le habla Dios y es el demonio el que le comunica la mentira, pero disfrazada de muchas verdades.

  9. 9. 43: «Tenemos que cambiar nuestra conciencia y no ser uno más del mundo…debemos unirnos, formar una muralla impenetrable, porque el arma que usa el demonio es la división.. Cada uno tiene que ser consciente que es un instrumento de amor y de unión crística». La conciencia sólo cambia en la verdad, sólo se forma con la verdad, sólo se transforma en la verdad. La conciencia hace referencia al pecado de la persona. La Nueva Era, usa la palabra conciencia para referirse a la mente del hombre. Por tanto, este mujer clama el cambio de nuestra mente: no estar divididos en las ideas humanas: no importa la verdad, no importa tener la fe verdadera, no importa la iglesia a la que pertenezcas; lo que importa son las obras buenas cristianas. Hay que ser instrumentos de este amor crístico y de esta unión crística: un amor que lo concibe la mente del hombre, y una unión en la diversidad de mentes humanas.

¡Cuántos católicos siguen a esta falsa vidente! ¡Muchos!

Después, no saben discernir las palabras de Bergoglio. Le creen a esta mujer, necesariamente se ciegan con Bergoglio.

En el video (minuto 11.16) se ve a Giorgio Bonjovani diciendo que no importa si la gente tiene  a Jesús en su mente, hasta puede no creer ni siquiera en el Padre, ni en el Hijo, «lo importante es que me tiene en el corazón con sus sentimientos» .

Este es el resumen de la enseñanza de todo falso profeta. Esto es Bergoglio, Luz de María, el Anticristo y cualquiera que pone el sentimiento humano por encima de la Verdad.

Todo falso profeta llora por los hombres, pero es incapaz de llorar por sus pecados.

Todo falso profeta recurre siempre a la imagen del castigo de Dios por el pecado del hombre, pero para ensalzar al hombre: como los hombres se unen para hacer el mal, el hombre tiene que unirse para hacer el bien.

Todo falso profeta tiene que negar la verdad inmutable de muchas maneras, dando verdades a medias, produciendo confusión en el que le oye; y sólo ofreciendo un sentimiento al hombre, nunca una verdad a la que puede agarrarse. El falso profeta habla horizontalmente, nunca de manera vertical. Habla de Dios pero para convencer al hombre de hacer obras humanas: obras horizontales. Nunca habla de Dios para que el hombre obre su salvación, su santificación: que es una obra vertical.

Nunca el falso profeta puede llevar a Dios, a su conocimiento, a su amor; sino que siempre se queda en lo humano, en lo terrenal, para una comunidad de hombres.

¿Por qué leen a esta mujer, si es un demonio encarnado?

¿Por qué sigue a Bergoglio, si es un falso papa en una falsa iglesia?

¿A qué se dedican en la Iglesia si no han aprendido a discernir espíritus?

¿A juzgar a todos? ¿A hacer partidismos? ¿A alimentarse de lo bueno y de lo malo?

¡Es increíble la oscuridad, la división y el cisma que hay dentro de la Iglesia! Y nadie se da cuenta de lo que estamos viviendo. Nadie llama a las cosas por su nombre. Todos buscan un camino en que se excuse o se aplauda el pecado de los hombres.

Estamos en el tiempo del Anticristo, que es el tiempo de los falsos profetas, de la falsa jerarquía, de los falsos católicos, de los falsos religiosos y religiosas, de los falsos cardenales, de los falsos obispos y de los falsos papas.

Por tanto, estamos en el tiempo en que en Roma se ven dos iglesias: la verdadera y la falsa.

La verdadera: en el Papa legítimo Benedicto XVI;

La falsa: en el falso papa Bergoglio.

Y si en el Vaticano se vislumbran dos iglesias, también en todas partes, aparece esa división: en las capillas, en las parroquias, en las diócesis del mundo entero.

La Iglesia es una: pero la de Cristo. La de los hombres, es múltiple, diversa. Y si no aprenden a discernir estas dos iglesias, es que no saben ver lo que hay en Roma. Quedan engañados,

Anuncios

14 comentarios

  1. maria jose dice:

    VIDEO CON AUDIO DEL 2/O9/2012 EN HOTEL CATANIA EXCELSIOR (Italia) EN CONFERENCIA DE GIORGIO BONGIOVANNI PRESENTA A LUZ DE MARIA DE REVELACIONES MARIANAS ver desde minuto 43 a 56

  2. Apocalipsis dice:

    Qué tontería dice Mario,perdone, pero discernir algo como verdadero o falso porque haya comercio me parece absurdo ,son pretextos sin fundamentos , lamentablemente muchas personas tienen esa manera de pensar y les alejan de las cosas importantes.

    Mire en Fátima y Lourdes , a ver si no hay comercio.

  3. Mario dice:

    Leo habitualmente las revelaciones de Luz de María en la página http://www.revelacionesmarianas.com y nunca leí nada New Age.
    Esta es la primer noticia de “amor cristico” relacionado a Luz de María.

    También leo con frecuencia http://www.diospadresemanifiesta.com

    • josephmaryam dice:

      Es ella misma la que se revela como es, la que se quita la careta: ¿cuándo van a despertar?
      ¿cuándo van a aprender a discernir a los falsos profetas?
      ¿para qué van de un profeta a otro si no los entienden, si no saben si son de Dios o del demonio?
      ¿Para qué pierden el tiempo en leer mensajes del demonio?

    • Mario dice:

      No dije que los creyera, dije que los leía.
      Nunca leí nada new age en sus mensajes.
      Luz de María es una de los pocos videntes que leo, y todavía no decidí sobre de qué lado está, pero a la luz de lo que publicas sobre el “amor cristico” … digamos que ya sé de que lado está.

      Sobre otros mensajes que leo, los de J.V., en diospadresemanifiesta.com, nunca encontré nada malo en sus mensajes.

      Me llama la atención que en Lumen Mariae se den como ciertos los mensajes de MDM, que para mí no son de Dios. Es suficiente entrar a la pagina principal en inglés http://www.thewarningsecondcoming.com/ para darse cuenta que es un comercio.

    • josephmaryam dice:

      Ninguno discernimiento de espíritus muestra usted en su respuesta.
      Sólo sabe juzgar el exterior de las cosas, de las personas, pero no el interior, no sabe llegar al corazón de la verdad.
      Es lo que pasa a muchos católicos, que viven una fe exterior, pero que no saben lo que es la fe en el corazón.
      No entienden el corazón porque sólo están en lo que ven sus mentes humanas, es decir, en lo exterior de la vida.
      Sólo ven el comercio. Y ahí se quedan.
      Pero ven el comercio de lo que quieren ver.
      Miran a Roma y no ven el comercio, porque no les interesa ver eso en Roma.
      Pero allí donde la razón ya ha formado el juicio, se hacen destructores de la verdad con sus inefables pensamientos humanos.
      Deje de pensar en usted mismo y aprenda a poner su mente en el suelo.
      Si no lo quiere hacer, no lo haga.
      A nosotros nos trae sin cuidado que usted no crean en MDM.
      Nosotros damos la verdad como es. Y ésta a nadie le interesa. Pero no luchamos para que interese, porque no hacemos publicidad de la verdad. La transmitimos como es.
      Y MDM es verdadera, y los mensajes que usted lee y que no encuentra nada malo, los de J.V, ahí tiene usted la referencia a MDM. Pero esto no ha sabido verlo, porque no sabe leer profecías. Sólo va de acá para allá, y encuentra lo que le interesa para su mente o para su sentimiento humano.
      Y tiene que ir en busca de toda la verdad, no de lo que le gusta o no le gusta, porque haya comercio o no lo haya.
      Dios habla al hombre comerciante y al hombre miserable, pobre. Dios habla al rico y al pobre. En Dios no hay acepción de personas.
      En ustedes, los hombres, les gusta juzgar por lo que ven y, entonces, siempre hacen un juicio equivocado.
      Que pase una buen día buscando sus intereses; pero sepa que eso no le va a llevar al cielo.

  4. Apocalipsis dice:

    Gracias padre por su aclaración sobre esta falsa vidente , seguro que es de la “Nueva Era” y bergogliana hasta la médula .

    Gracias por su tiempo.

  5. Matias Esteban dice:

    A propósito de los “extraterrestres”…

    Padre: intuyo que seria soberbio de nuestra parte suponer que la Vida en el Universo se limita solo a nuestro planeta.

    Eso por un lado, pero investigando, estos seres grises, cabezones y delgados, no parecen estar cerca de Dios, y suelen ser relacionados con sectas masonicas y grupos poderosos vinculados a las altas finanzas y a la alta brujeria; que operan con ellos, experimentando son seres humanos y llevando a cabo todo tipo de aberraciones.

    Considerando que Bergoglio esta dispuesto, según declaro, a bautizar a uno de estos sujetos…¿cual es la posición de la Iglesia al respecto?

    • josephmaryam dice:

      Sobre esta cuestión, ya respondimos hace mucho en una entrada.
      Los extraterrestres no existen; existen los demonios en los aires. Estos seres no son capaces del Bautismo, porque sólo este Sacramento es para la naturaleza humana, no para la naturaleza angélica ni demoníaca.
      Los extraterrestres son sólo demonios en unos cuerpos que no tienen el adn del hombre. Es una forma de vida superior a la del hombre. Son puros demonios: es la obra del demonio en la Creación de Dios. Nacen por el pecado de Lucifer. Y es, por tanto, un misterio esa existencia de estos seres; porque el mal es un Misterio.

  6. Maria dice:

    Además Dios no habla de una manera empalagosa ni cursienta.
    Su palabra es a veces muy dura..como lo es aceptar la Cruz de Cristo.
    El mayor amor de Dios con el hombre es la Cruz de su Hijo Jesucristo…único camino para redimir lo perdido….y lo perdido para el género humano….
    Es terrible lo que sufrió Cristo como para que venga cualquiera a querer anular la Cruz.
    La vida de los santos es un auténtico sufrimiento….a veces terribleeee otras mas llevadero….
    Por comer plantitas no se obra la salvación…..
    El hombre está en deuda con Dios…
    Y el único que satisfizo al Padre fue su hijo Jesucristo….
    Luego….para salvarse la Cruz….
    Que terrible no?
    Se invita a ponernos en víctimas y coquetear con el esoterismo…y yo diciendo todo esto…..
    Blasfema!! Me han dicho….
    Dormidos!!!!! Les digo yo.

  7. Matias Esteban dice:

    Dios y la Virgen lo bendigan Padre

  8. maria jose dice:

    Gracias padre por el discernimiento. Esta mujer habla como la New Age, religion del Anticristo. En su pagina “promociona” a este falso estigmatizado Giorgio que recibe mensajes de extraterrestes segun el o mas bien de demonios para ser claros. Y aun con este dato que deberia alertarnos los seguidores de luz Maria no entienden razones. parece les exhalta la curiosidad cuando esta seudo vidente anuncia catastrofes o pide “oracion” por paises determinados, o da seudorecetas medicinales. Le pido padre si es posible discierna algun “mensaje” de esta mujer para sacar a luz el engaño.

Los comentarios están cerrados.

Glosario

Misa espiritual

Benedictus PP. XVI

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Santuario de Fátima

Fátima en directo

Jesús, en Vos confío

A %d blogueros les gusta esto: