Lumen Mariae

Inicio » Benedicto XVI » Sin la Eucaristía nadie se puede salvar en la Iglesia

Sin la Eucaristía nadie se puede salvar en la Iglesia

Virgen de Guadalupe

Corazón de Jesús

El Gran Milagro

Infiltración en la Iglesia

El Reino de la Paz

papaconsagracion

«En verdad, en verdad os digo que, si no coméis la Carne del Hijo del Hombre y no bebéis Su Sangre, no tendréis Vida en vosotros» (Jn 6, 53).

Cristo, en la Eucaristía, es la fe del alma, la vida del alma.

Quien no come a Cristo, quien no recibe la Eucaristía como alimento de su alma, no tiene la vida de Dios en él. Sólo tiene la vida de su mente humana. Sólo puede obrar lo que concibe con su pensamiento de hombre.

Uno no se salva porque crea en Dios, porque tenga argumentos para creer en un Dios bueno y misericordioso.

Los judíos no se salvan porque sean hijos de Abraham por la fe; ni los ortodoxos se salvan porque tengan unos ritos iguales a los católicos; ni los musulmanes se salvan porque creen en un solo Dios; ni los sedevacantistas se pueden salvar apelando sólo a la fe en Cristo, pero sin Misa; ni nadie se puede salvar si no adora a Cristo en el Altar y lo comulga de manera reverente, dando a Dios el culto debido.

Sin Misa no se puede entrar en el Cielo. Ya no.

En la Misa está Dios. Quien quiera buscar a Dios fuera de la Misa no lo encuentra, no lo puede encontrar.

Si no hay sacerdotes que pongan a Cristo en el Altar, no hay Cielo. Sólo hay infierno.

Con Abraham, hasta Cristo, sólo era necesaria la fe en el Mesías que tenía que venir. Pero desde Cristo, lo único que salva es la Eucaristía. La Misa es el camino de salvación y de santificación de toda alma. Y es el único camino para llegar al Padre. No puede haber otro.

El camino no es unir las tres religiones: católicos, judíos y ortodoxos en una sola.

El camino no es rezar junto a los judíos y musulmanes para una ficticia paz mundial.

El camino es Cristo. Y Cristo es la Eucaristía. Sacramento de unión y de unidad.

dsc6082

La Eucaristía es una Gracia: no es un conjunto de ideas, ni de ritos, ni de normas litúrgicas.

Una Gracia que es el Mismo Cristo: Cristo se dona Él Mismo como alimento del alma: «Yo soy el pan de vida» (Jn 6, 35b). Es alimento –pan- para la vida de cada alma que lo recibe. Cristo no es una idea para el alma, sino Él Mismo que se da al alma.

Cristo es una Verdad para el alma y una Vida para su corazón.

«vosotros me habéis visto» (v. 36b): con vuestras inteligencias, vuestras teologías, vuestras obras en la Iglesia…habéis comprendido la verdad de Mi doctrina…

«pero no Me creéis» (v. 36c): no queréis someter vuestras mentes humanas a la verdad que habéis conocido. La Verdad, que he dado a conocer a Mis Apóstoles, no la creéis. No creéis en Mi Mente Divina. Sino que cogéis esa Verdad, que es inmutable, y la reinterpretáis con vuestras inteligencias humanas. Desarrolláis la Verdad que no puede cambiar nunca, que nadie puede desarrollar.

Hoy todos en la Iglesia Católica se han convertido en protestantes: no hay Papa, no hay sacerdotes, no hay Obispos, no hay monjas, no hay religiosos, no hay nada… Sólo queda la fe.

La fe, ¿en qué? En lo que cada uno tiene en su mente: la fábula que cada uno se inventa con su grandiosa cabeza humana.

Y, no sólo los sedevacantistas no pueden salvarse, sino muchos católicos que siguen a un Papa que no es Papa. También esos católicos son protestantes: quieren salvarse sin la gracia de Pedro, buscando a un hombre que no es de la Iglesia Católica. Pretenden salvarse sólo porque creen en lo que han hecho los Cardenales. Creen en los hombres, pero ya no creen en el Magisterio de la Iglesia.

Cuando ese hombre, al que unos Cardenales lo han sentado en la Silla de Pedro, ha comenzado a decir herejías por su boca, ya no creen en la Gracia, ya no creen en la Verdad, ya no creen a los profetas, sino que sólo creen en sus mentes humanas.

Se han fabricado una fe humana: es necesario obedecer a Bergoglio, aunque diga herejías. No pueden salvarse con la sola fe de su inteligencia humana. Porque la que salva es la gracia que se da mediante la fe en Cristo: el creer en la Mente de Cristo.

Quien se someta, quien obedezca a Bergoglio, no puede salvarse, porque sólo vive de su fe humana, de intelectual, pero no vive de la gracia de la Eucaristía, no vive de la gracia de Pedro.

Todos protestan de la doctrina de la Verdad. Todos. No hay ninguno que permanezca en la verdad en la Iglesia. Ninguno. Todos van, en la Iglesia, hacia sus verdades.

La Iglesia es Pedro. Quitan a Pedro, no hay Iglesia. Se pierde esa Gracia. Y si se pierde, las demás gracias se van perdiendo, anulando.

Toda la Iglesia está ahora en el Papa Benedicto XVI. Cuando se muera, ya no hay Iglesia.

La Iglesia se construye en Pedro; la Iglesia se destruye sin Pedro.

Hicieron renunciar al Papa legítimo: se crea o no se crea. Desde ese momento, la Iglesia empieza a autodestruirse. Ella misma. Ella misma se pone otro Papa, Ella misma busca una nueva doctrina: el evangelium gaudium; Ella misma hace su sínodo; Ella misma pone sus leyes. Ella misma levanta una nueva estructura, una nueva sociedad, en la que la Verdad brilla por su ausencia.

Todo es herejía en Roma. Todo.

A nadie le interesa el magisterio de la Iglesia, ni los profetas que anuncian la verdad en cada tiempo, ni las obras divinas que Dios quiere hacer en Su Iglesia. A nadie.

Todos viven de sus fábulas en el Vaticano. Todos.

A nadie la interesa salvarse.

A nadie le interesa Cristo.

A nadie le interesa la Eucaristía.

A nadie.

La Eucaristía es el mismo Dios en Persona, en la Persona de Su Hijo.

¡Es para poner la cabeza en el suelo!

¡Es para decirse a sí mismo: no soy digno de recibir a Dios en mi alma!¡No soy digno de pertenecer a la Iglesia de Cristo!

Que Dios se haga pan; que el Invisible se muestre Visible; que el Eterno se haga dueño del tiempo; que la Bondad te muestre el camino de la Verdad dentro de tu alma… Eso es para anonadarse, para humillarse, para caer con la frente en el suelo y pedir arrepentimiento de todos los pecados…

Pero esto, a nadie le interesa en la Iglesia. A nadie. Si les interesara, no estarían detrás de un hombre sin fe, como es Bergoglio. No estarían.

Bergoglio no pone a Cristo en el Altar: sólo hace una obra de teatro. Y nada más.

Pero nadie cree esto.

Tú, que comes a Cristo, que recibes la Verdad cuando comulgas, ¿y no ves la verdad de lo que es Bergoglio? ¿No ves que es un falsario? Entonces, no comulgas bien. No comulgas con fe, sino con la rutina de recibir una galleta en un acto social. Comulgas con tu mente humana. Comulgas con el invento de tu fe humana. Y te crees salvo porque sigues a un hombre que no es Papa, pero que te han dicho que es el Papa.

¿Qué hacen tantos católicos comulgando todos los días y obedeciendo la mente de un mentiroso, como es Bergoglio? ¿Qué hacen? ¿A qué se dedican en la Iglesia?

¿Para qué comulgan si sus vidas son abominación?

¿Para qué reciben a Cristo si después no obran las mismas obras de Cristo en la Iglesia?

¿Por qué quieren ser santos en la comunión si no expresan esa santidad con las obras? En la vida de cada día, aplauden, justifican, ensalzan los pecados de una Jerarquía sin Cristo en sus corazones. Eso es una abominación. Eso no es santidad de vida. Esas no son las obras de Cristo en la Iglesia.

Cristo obró la Verdad.

¿Qué hacen los católicos? Obran la mentira al dar su obediencia a un falso Papa.

No te puedes salvar comulgando todos los días y teniendo como Papa a Bergoglio. No te puedes salvar. Si no lo comprendes, poco importa. En la Iglesia estás para salvarte no para comprender las cosas, no para justificar la vida de nadie. Muchos es para lo que hacen Iglesia: para justificar la vida de Bergoglio. Para justificar sus pecados; para excusar su vida de pecado en la Iglesia.

No te puedes salvar confesando todos los días tus pecados sin confesar el pecado de obedecer a un impostor en la Iglesia, el pecado de tener a Bergoglio como tu Papa. No te puedes salvar. Y no importa que no lo veas como pecado. El pecado no es una idea de tu mente, sino una obra de tu corazón. No es como lo piensas, es como lo obras.

Obras llamando Papa a uno que no es Papa: eso es un pecado.

La Gracia no se da en partes: como estoy bautizado, al cielo. No.

Hay que vivir la gracia en cada uno de los sacramentos. Si se falla en uno solo, se falla en todos los demás.

La Gracia es para todo en la vida del alma: bautismo, confirmación, penitencia, eucaristía, matrimonio, orden y unción. Abarca toda tu vida: desde lo más pequeño, desde la rutina de tu vida, hasta lo más grande.

No te puedes inventar tu bautismo, ni tu confirmación ni ningún sacramento. No te puede fabricar la vida divina, que se da en la gracia. Tienes que vivirla. Y si no la vives en cada sacramento, por más que estés bautizado, por más que comulgues, por más que tengas un matrimonio, no te salvas, no vas al cielo.

La Gracia es para todo en la vida de la Iglesia: no puedes estar en la Iglesia bajo un hombre que no es Papa, que no tiene la gracia del Papado. No puedes estar en gracia si sigues en la Iglesia a un hombre que no tiene la gracia del Papado. Es imposible: tu salvación depende de a quién llamas Papa en la Iglesia, de a quien obedeces como Papa en la Iglesia. No te puedes salvar solo, con tu gracia del bautismo o de tu matrimonio. Te tienes que salvar con el verdadero Papa, siguiendo la gracia que el verdadero Papa da a la Iglesia.

Todo es Gracia. Nada es como el hombre lo piensa y decide y obra en la Iglesia.

Los Cardenales pusieron su pensamiento en la Iglesia: un falso Papa. Eso no sirve para ser Iglesia. No sirve.

No salva el pertenecer a la Iglesia Católica. Salva el vivir la Gracia dentro de la Iglesia Católica.

Salva el tener al Papa Benedicto XVI como único Papa, como el verdadero, como el legítimo. Lo que salva es seguir al Papa que tiene la gracia del Papado: Benedicto XVI.

Lo que condena es seguir a un hombre que no posee la gracia del Papado: Bergoglio.

Esto es lo que muchos católicos ya no hacen: no son fieles a la Gracia que reciben en cada Sacramento. No hay fidelidad a la gracia de tener un Papa. No hay fidelidad a la Verdad Divina, que es una Vida para el alma; entonces, no hay Camino Divino en sus vidas humanas.

Si el Papa es el vicario de Cristo, si es la Voz de Cristo, si es el mismo Cristo el que habla por su boca, ¿cómo es que no sabes ver al demonio en Bergoglio?

¿Qué es, para ti, ser Papa?

¿Cuál es tu invento del Papado?

Si estás comulgando todos los días y Cristo te habla la Verdad a tu corazón, todos los días, ¿cómo es que no reconoces la voz del demonio en Bergoglio?

¿La voz que recibes en tu alma cuando comulgas es la misma que escuchas de Bergoglio?

Cristo en tu alma te dice: Yo soy Espíritu.

Bergoglio, con su boca, te dice: Jesús no es Espíritu.

¿Y no te das cuenta que son dos voces distintas?

¿Todavía no caes en la cuenta?

Pero, ¿cuál es tu fe en la Iglesia? ¿De qué vives en la Iglesia? De tu mente humana, de tu lenguaje humano, de tus obras humanas.

Si Cristo ha puesto a Su Papa para hablar por Su Papa, Cristo no puede negarse a sí mismo. Luego, si un Papa no te dice lo mismo que Cristo, es que no es Papa.

Esto, tan sencillo, nadie lo ve.

Los católicos andan embobados, mirando a un lado y a otro. Y eso significa que viven una vida de abominación en sus almas y en sus corazones. Ya no pueden ver la Verdad, ya no pueden vivir el Amor.

watermarks

«El que come Mi Carne y bebe Mi Sangre está en Mí y yo en Él» (Jn 6, 54).

Cristo y el alma: una sola cosa. No puedes mentir a Dios. Te mientes a ti mismo con tu inteligencia, con tus obras, con tu vida.

Si Cristo se une a tu alma, entonces conoces la Verdad que hay en Su Iglesia. Y al instante dices: Bergoglio no es Papa. Al instante.

Pero como comulgas y Cristo no puede unirse a tu alma por tu pecado, entonces ves a Bergoglio y le besas el trasero. Esto es lo que hacen muchos católicos. Y son gente intelectual, que se saben el dogma, pero que no creen en el dogma.

Cristo, en la Eucaristía, te da una verdad para que la obras. Y si la obras, entonces tu vida se hace divina. Pero si no la obras, tu vida es sólo del hombre y del demonio.

Cristo no es una idea para pensar en ella. Cristo es una Vida que se obra en la Verdad de tu existencia humana. Y esa Vida es un Camino. Esa Vida no es un proyecto del hombre, una programación para el año.

Dios te hace caminar si tienes fe en Su Mente Divina. Si no hay esa fe, tú mismo te haces tu camino, tu vida, tu verdad, tus obras, tus pensamientos. Y acabas haciendo tu religión y tu cristo.

Es lo que vemos por todas partes en la Iglesia: gente que da culto a su mente y a sus obras humanas en la Iglesia. No puede adorar a Cristo en el Altar ni pueden escucharlo en la comunión, porque no son de Cristo, son del demonio.

Anuncios

27 comentarios

  1. Apocalipsis dice:

    Pues yo cuando comulgo hago la genuflexión y en la boca , diga este falso papa lo que diga, no hay que oir sus palabras sacrílegas.

  2. Juan Pablo dice:

    El juego de las diferencias: CON genuflexión – SIN genuflexión

    ¿O estamos imaginado cosas?

  3. Confundida dice:

    Padre cuando me vuelva a confesar no le voy a decir al padre de que no creo y no comulgo con las ideas herejes de Francisco por temor a quedarme sin la absolución porque si lo hago y la absolución no es valida la comunión es sacrílega?. Vi un programa de Colombia con el Dr. Galat que hablaba sobre la homosexualidad y el dice “no debemos despreciar al homosexual sino a la practica de la homosexualidad que es lo que es pecado que es lo que condena Cristo y dio algunas referencias de la Sagrada Biblia Romanos 1:27-27 Timoteo 1:8-10 1a.Corintios 6:9-10. el problema y pido a Dios todos los dias de esta forma “Señor ten piedad y misericordia de mi hijo dale solo un instante para que vuelva los ojos a ti y arrepentido se convierta y se salve ayúdeme padre por favor ore por mi y por mi hijo

    • josephmaryam dice:

      El homosexual todavía tiene posibilidad de arrepentimiento si lucha por quitar su pecado. El problema de su pecado es que no es como los demás. Al ser una abominación, es más difícil salir, pero no imposible.

    • Maria Ines dice:

      Ad Confundida
      No entiendo por que se confiesa con un sacerdote diciendo que no cree en este “papa”.Si no cree, si ve y cree que es falso, no esta cometiendo ningun pecado como para ir y “confesarlo ” a un sacerdote.Espero con esto poder ayudarla, porque percibo cierta confusion con este tema.Disculpas si me equivoco.

    • josephmaryam dice:

      En la vida espiritual hay necesidad de confesar hasta los más mínimos pensamientos o deseos aunque no sean pecaminosos. Sólo así el alma se siente liberada de cualquier carga que el demonio la ponga. El demonio sabe usar los pensamientos y sabe ponerlos como pecados, sin serlo. Y el alma debe confesar eso, para encontrar la paz que necesita. La confesión es bálsamo para el alma. Y un buen confesor escucha, no sólo los pecados graves y leves, sino las imperfecciones y los pensamientos y deseos que no son pecado. Es la claridad de conciencia con el confesor.

    • Laodicea dice:

      El problema está en encontrar confesores cómo los que usted dice. Habrá que buscarlos, porque a veces un mal confesor puede hacer mucho daño.

    • Apocalipsis dice:

      Gracias ,padre , cierto recuerdo que era san Cirilo, pero añadían lo de comulgar en la mano , así que habrán mezclado una cosa con la otra para justificar lo injustificable.

    • Maria Ines dice:

      Gracias padre por su respuesta, , yo tenia entendido que eso que usted explica era tarea de un director espiritual, no de un sacerdote en la confesion.Siempre se aprende algo nuevo.

    • Marita dice:

      Padre Joseph, ¿es muy importante que el confesor escuche muy bien y entienda lo que se le dice en la confesión para el pecador pueda recibir una absolución válida?. A veces puede suceder que el sacerdote o esta enfermo o es anciano y tiene algo de sordera o no entiende por causas externas como ruidos dentro de la iglesia, o a veces por apuro o distracción que no es culpa del fiel que se confiesa.
      Me ha sucedido algunas veces salir del confesionario con la sensación de no haber sido escuchada.
      Muchas gracias, Padre.

  4. Apocalipsis dice:

    Hace dos meses en una Iglesia , ví una información en la entrada , en ella decía que un Padre de la Iglesia o un santo del primer o segundo siglo , no recuerdo bien el nombre, mencionaba de cómo recibir la Eucaríastía en la mano y hasta de cómo situar las manos! Cuando leí la información me quedé muy sorprendida y me pregunté si realmente esa información era cierta ó la habían manipulado con el fin de engañar a los fieles, me la traje para casa , lamentablemente ahora no la encuentro,para poder decir algo más de la información .Pienso que es posible que le añaden palabras y adjudican palabras en bocas de santos que NO SON CIERTAS , con el fin de engañar ,lo que les acabo de contar es verdad , y me parece algo MUY PELIGROSO porque estarían queriendo justificar la Comunión en la mano , estaré muy atenta mirando esas hojillas que estan a la entrada de las Iglesias .

    • josephmaryam dice:

      Se refiere a San Cirilo, que enseñaba cómo en casos excepcionales había que tratar la Eucaristía: cuando se encuentra una forma en la Iglesia y no hay sacerdote, entonces enseña la manera de cogerla con los dedos y con toda reverencia. Pero no enseña a comulgar en la mano, que es lo que quieren decir con eso.

  5. Juan Pablo dice:

    “La Eucaristía …es el mismo Dios en Persona, en la Persona de Su Hijo.
    ¡Es para poner la cabeza en el suelo!”

    Hay más de una revelación privada (de aquellas que creo) que Dios dice que cuando Jesús instituyó la Ecucaristía en la Ultima Cena, los ángeles quedaron estupefactos. Los ángeles no pueden tocar ni recibir al Señor. Eso es la infinita Misericordia de Dios para con el hombre.

  6. Maria dice:

    Padre Joseph….hace unos días tuve una especie de sueño con Cristo….llore mucho mucho….como lo estoy haciendo ahora…porque me conmueve tanto amor de Dios por el hombre…lloro por el sufrimiento de Cristo en la Cruz…por ese amor infinito….pisoteado por Bergoglio y sus semejantes….
    Medito su Santa Pasion…el dolor de la Virgen Maria….y lloro mucho….
    La santidad de Jesucristo arranca lágrimas este donde este…hay veces que tengo que disimular….y decir que estoy sensible para que no sea objeto de burla o despreció la Sagrada Pasion de Jesucristo….porque ya me ha pasado de ser burlada…y siento que lo que se burla es a Cristo y no lo voy a permitir….
    Sin señalar con el dedo….pero he visto como se les enseña a los niñitos a comulgar en la mano y casi como tomando una goma de mascar y he llorado mucho….
    Veo como Cristo esta siendo despreciado y no lo soporto….
    Esta tan cerca el amor puro purísimo de Cristo….tan cerca….que a veces se me hace difícil soportar ese dolor….
    Es tan glorioso que la Segunda Persona de la Santisima Trinidad…nuestro Señor Jesucristo se haya encarnado y subido a la Cruz…que solamente puede arrancarme lágrimas y fidelidad con El…mi Dios….para siempre.

  7. elias dice:

    Y si se predica la herejía en vez del puro Evangelio sigue siendo válida la Misa?

    • josephmaryam dice:

      La Misa son dos cosas: Evangelio y Consagración.
      Si se predica otro Evangelio, si se predican claras herejías, después no hay consagración.
      Se pone en el Altar aquello que se habla.
      La IDEA lleva al ACTO. Se obra lo que se piensa.
      Si el sacerdote no cree, sino que piensa su herejía, eso es lo que obra en el Altar: una herejía. Hace del Sacrificio de la Misa una burla, una obra de teatro, una irrisión, una fariseimo. Hace creer que allí está Cristo y sólo hay un pan.
      Quien no habla la Verdad no puede obrar la Verdad.

  8. natalia dice:

    Qué hermoso y sabio :” Uno se convierte para comer a Cristo y beber Su Sangre”. Que así sea!!!
    Completamente de acuerdo, lo experimento en mi propia vida : de manera absoluta necesito de la Eucaristía. Si la dejo unos días, estoy más expuesta a pecar, estoy en riesgo de ir para atrás…
    Muchas gracias

    • Apocalipsis dice:

      Padre me refería al punto 1 a las personas que son catolicos practicantes que solo conocen lo esencial , me refiero a los ancianos ,por ejemplo , espero que ellos mísmos se den cuenta de los errores de Bergoglio o alguien les guie .Y con el punto 2 totalmente de acuerdo como en todo lo que usted escribe tiene mucha razón .Gracias

  9. Tere dice:

    Padre por favor le pido que me enseñe si en todas las iglesias que voy todas piden por el pa.fran.(en mi interior yo pido por el Papa Benedicto xvl,), vale?, y tambien me he confesado con un sacerdote mayor en Santa Rita (Bs.As. Argentina) y cuando le dije que no creia en Bergolio, me miro y me dijo que cuidado con la herejia que estaba diciendo. Hay en Argentina Sacerdotes que den la misa pidiendo solo por el Papa Benedicto? gracias Dios nos proteja

    • josephmaryam dice:

      Usted no se tiene que unir a las intenciones del sacerdote cuando pide por ese hombre y así no comete su mismo pecado, que es unirse a la mente de un hombre herético en un acto sagrado. Es un gran pecado del sacerdote, que muchos no han discernido, pero que lo obran y son culpables de ello. El sacerdote va perdiendo la fe, poco a poco, y se expone a la herejía y al cisma. Todo el que no discierne a un hereje, se hace él mismo hereje.
      Si el confesor no discierne a Bergoglio y llama pecado a lo que no es, entonces busque a otro. Un confesor tiene que saber juzgar a un alma. Y si un alma le dice sobre sus dudas con Bergoglio, tiene que preguntar por qué duda, y así puede hacer un juicio válido. Pero ese confesor la juzgó sin preguntar; entonces su absolución no es válida.
      Para una absolución válida, el confesor tiene que juzgarlo todo. Si hay algo que no sabe o duda, tiene que preguntar antes de juzgar. Si no hace esto, el confesor peca y puede hacer su absolución nula, dependiendo del pecado. En este caso, el confesor juzgó su alma de herejía. Y juzgó mal. Luego, el fruto, la absolución no vale.
      Busque confesores que sepan juzgar todo y que no tengan miedo de Bergoglio.
      La Misa no se invalida por las oraciones del sacerdote, sino por su falta de fe en lo que hace. No tiene que buscar una misa en la que se pida por el papa Benedicto XVI. No la va a encontrar.

    • Apocalipsis dice:

      Padre , al principio ya dudaba del recien elegido Bergoglio , fuí a confesarme a un sacerdote por tener esa duda y me dijo que no pensara así ,no tenía motivos porque él había sido elegido en un cónclave etc ,,, , tiempo después ese mísmo sacerdote no lo hé vuelto a ver , mi pregunta es ¿ puede un sacerdote, obispo o Cardenal ser excomulgado por estar opuesto a Bergoglio , tiene que abandonar la Iglesia ? Qué problemas son a los que se enfrenta la Jerarquía fiel ?

      Difícilmente , encontraremos a un sacerdote que nos de la razón y hable contra Bergoglio , esto es imposible, además , por lo menos una vez en la Misa mencionan el nombre “papa F,,,” , lo cual podrían sustituír solo “por el Papa” ( sin nombrar a nadie ) , esto por lo menos nos haría ver a quienes conocemos la situación , que el sacerdote también la conoce y no nombra a Bergoglio .

      Personalmente creo que muchos callarán hasta que vean conveniente hablarlo PUBLICAMENTE , arriesgándose , de lo contrario un católico practicante con poca experiencia como son la gran mayoría , núnca van a poder decidir del lado de quien estar , ni sabrán las intenciones de Bergoglio porque no habrá nadie que les avise de esta tremenda gravedad que vive la Iglesia .

      Nadie es capaz de ír contra un Papa ,al menos que se les demuestre lo contrario y esto será muy difícil si no hay quien lo haga.Por todos ellos pido a Dios lo necesario para que las personas puedan discernir y no se dejen llevar como borregos al matadero.

      ¿ Serán los dos Testigos quienes den a conocer los errores ? Pienso que sí .

    • josephmaryam dice:
      1. No esperen a los dos Testigos para dar a conocer los errores de Bergoglio. Comiencen ya; déjense de ser perezosos para la obra espiritual de salvar almas. Las almas se pierden de muchos católicos que sigue a Bergoglio como Papa. Se van al infierno por causa de la dejadez de los propios católicos. Tienen miedo de enfrentarse a los malos católicos, a la falsa jerarquía.
      2. Las excomuniones de la falsa iglesia son nulas. No sirven para nada, sólo para crear más confusión. La Jerarquía calla por miedo a la Verdad, porque no quieren quedarse en la calle, pidiendo limosna. Y así no cumplen la misión a la cual han sido llamados: a conducir al Rebaño a la Verdad. Señalan el camino del infierno a todo el mundo porque hay que estar unidos a un Papa hereje. Esto es de locos. Pero esto es lo que hace toda la Jerarquía. Y, después, salen en los diarios a decir cositas que no interesan para nada, sólo para mantener al rebaño dormido
        ¿Cuándo los católicos van a abrir sus ojos ante lo que pasa en la Iglesia?
        Cuando sea demasiado tarde.
  10. Marilyn dice:

    Yo me convertí sin la eucaristía. Obedeciendo a nuestro Señor abandoné padre y madre, abandoné casa y trabajo y todos mis bienes y fui en busca de El. Me fui de peregrinaje, me dejé encontrar, y me encontró. La eucaristía vino después, como elección de mi parte por querer ser fiel, pero mi conversión, mi llamado, el encuentro con Su amor, en eso no había nada de religión, ni de eucaristía, ni de textos ni de doctrinas. Sólo El y su amor.

    • josephmaryam dice:

      ¡Cuántas almas hay en la oscuridad!
      Nadie quiere entender la Verdad. Ni se molestan en leer lo que se escribe.
      ¿No saben discernir entre conversión del pecado y vida de gracia?
      ¿No saben lo que es eso?
      Para convertirse sólo hace falta un corazón humilde. Si no hay eso, no hay nada.
      Pero para vivir en la gracia, para ser fiel a la gracia, para perseverar en la gracia, es necesario, de manera absoluta, la Eucaristía.
      De manera absoluta.
      Sin la Eucaristía se vuelve hacia atrás, al momento de la conversión y al tiempo de la vida de pecado.
      El tiempo de la conversión no es una gracia permanente. Es un tiempo en que el alma tiene que luchar mucho contra su maldita vida de pecado.
      La conversión no son flores para el alma, sino una cruz, una penitencia continua.
      Muy pocos se convierten, porque enseguida se olvidan de sufrir. Muy pronto.
      Sepan leer las cosas.
      Los judíos no se convierten porque tienen un corazón duro como las piedras: conocen la verdad del evangelio, conocen lo que es la Eucaristía y siguen duros, porque no son humildes. Son rebeldes como su padre el demonio.
      Bergoglio, a pesar de todo su conocimiento de teología, es un maldito demonio que ya no se puede convertir, porque ha hecho de su corazón un culto al hombre.
      Y toda alma que se convierte es por la Eucaristía: si no es así, ¿para qué se va a convertir?
      ¿Para qué buscan conversiones al margen de la Eucaristía?
      Uno deja su maldito pecado para alimentarse de la gracia divina, que sólo se puede recibir en la Eucaristía.
      Si no existiera la Eucaristía, entonces no tendría ningún sentido el convertirse.
      Uno no se convierte para un ideal bonito, para un sentimiento agradable de la vida, para pasarlo más o menos bien.
      Uno se convierte para comer a Cristo y beber Su Sangre.
      ¡La gente le gusta idealizarlo todo y no va al grano de la vida espiritual!

    • Marilyn dice:

      Como dije, después de la conversión comencé a comulgar, y diariamente. Hasta que a los sacerdotes pareció no gustarle que participe en tantos grupos de la parroquia y buscaron la manera de expulsarme. Lo mismo me pasó en otras, incluso personas de la comunidad estaban envueltas en peleas, celos, discusiones por cargos, por lo que entendí que el Señor me estaba diciendo que Su Iglesia estaba corrompida y que no estaba mal quedar afuera. No dejé de buscar algún sacerdote que me guíe, pero vivo en una zona de mucho dinero, supongo que el dinero lo corrompe todo y a todos.

  11. martin dice:

    esto debieran ponerlo en fasebook. donde ay tanta jente siguiendo lo ke ase bergoglio por ke nadie lo ase?

  12. Mariela dice:

    “Cristo, en la Eucaristía, es la fe del alma, la vida del alma.

    Quien no come a Cristo, quien no recibe la Eucaristía como alimento de su alma, no tiene la vida de Dios en él (…)

    (…) Si no hay sacerdotes que pongan a Cristo en el Altar, no hay Cielo. Sólo hay infierno”.

    ¡Excelente padre Joseph, excelente!… Otra cosa no puedo decir.

Los comentarios están cerrados.

Glosario

Misa espiritual

Benedictus PP. XVI

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Santuario de Fátima

Fátima en directo

Jesús, en Vos confío

A %d blogueros les gusta esto: