Lumen Mariae

Inicio » anatema » Bergoglio niega la Creación Divina y la Omnipotencia de Dios

Bergoglio niega la Creación Divina y la Omnipotencia de Dios

Virgen de Guadalupe

Corazón de Jesús

El Gran Milagro

Infiltración en la Iglesia

El Reino de la Paz

santa

«La acción del hombre participa de la potencia de Dios y es capaz de construir un mundo apto a su doble vida corporal y espiritual; construir un mundo humano para todos los seres humanos y no para un grupo o una clase privilegiada» (ver texto)

Este es el orgullo de un hombre sin sabiduría divina: «construir un mundo apto a su doble vida corporal y espiritual». Bergoglio quiere construir un Paraíso en la tierra ¡Este es su fin en su gobierno en la maldita iglesia que ha levantado en el Vaticano! Para eso trabaja, para eso se levanta cada día: para recibir el aplauso de la gente que busca vivir una vida sin Dios. A toda esa gente, Bergoglio les da lo que piden. Y sólo de esa manera, consigue adeptos para su maldita iglesia.

Y quiere su comunismo: «construir un mundo humano…no para un grupo o una clase privilegiada». Es su lucha de clases, porque pone el pecado como un mal social, como un mal que producen las clases pudientes en contra de las clases pobres y miserables. Quiere un mundo para todos los hombres en igualdad de condiciones; que todos tengan de todo. Y eso es imposible, un absurdo, porque existe el pecado como ofensa a Dios. Y, por tanto, se da, tanto en los ricos, como en los pobres, la avaricia, el poder, el orgullo, la autodependencia, vivir como a uno le dé la gana sin contar con los demás. Y sean comunistas, ateos, liberales, conservadores, socialistas, adinerados, pobres…todos quieren una cosa: pecar; vivir pecando. Y, por tanto, es un absurdo un mundo para todos los hombres en que no se den diferencias. Un auténtico absurdo, que es lo que viven y predican todos los comunistas, como Bergoglio.

Después del rotundo fracaso del Sínodo, este hombre tiene que conseguir acaparar, de nuevo, a la gente que ha comenzado a distanciarse de él.

Tiene que hablar bien del Papa legítimo, Benedicto XVI. Tiene que inaugurar un busto para él, para que todos vean que él continúa la obra de Benedicto XVI. Todos miran, ahora, al Papa Benedicto XVI después del escándalo del Sínodo. Todos le buscan, porque comienzan a ver lo que es Bergoglio: uno que se aprovecha de la situación de la Iglesia para hacer su negocio en Ella, que es lo que hacen todos los dictadores en el mundo.

Pero el problema de Bergoglio es que no sabe esconder su herejía: cuando dice una verdad, al mismo tiempo, tiene que decir una mentira. No sabe callar su mente, que es propia de un demonio. Es la mente de un hombre que sólo vive para lo que hay en su inteligencia humana: y su inteligencia está rota por su gran soberbia. ¡Es una locura! Y esa rotura la revela a todo el mundo con su espíritu orgulloso: aquí estoy yo para levantar un busto al Papa verdadero, pero también para deciros que Dios no ha creado el universo de la nada.

«Cuando leemos en el Génesis el pasaje de la Creación corremos el riesgo de imaginar que Dios haya sido un mago, con una varita mágica capaz de hacer todas las cosas»: esto es una blasfemia contra el Espíritu Santo.

¡Qué falta de lucidez tiene este hombre cuando habla de Dios! ¡Cómo se palpa su locura!

Dios tiene poder para hacer todas las cosas: si Bergoglio niega esto, lo niega todo. ¡Está negando la Omnipotencia de Dios! En el concepto que este hombre tiene de Dios, Dios no es Omnipotente.

Dios ha creado el mundo, pero lo que combate Bergoglio es esto: el mundo comenzó a ser; entonces, ¿de dónde le viene al mundo el que después de haber recibido el ser ya no lo pierda y se convierta en lo que es?

En otras palabras: el mundo ¿depende absolutamente de Dios para que siga siendo mundo, o son los hombres los que se encargan de hacer y de conservar el mundo?

Bergoglio niega que el mundo dependa absolutamente de Dios, porque Dios «no es un mago, con una varita mágica capaz de hacer todas las cosas». Este es el lenguaje propio de su herejía: es un lenguaje barato, pero que da una blasfemia: Dios no es «capaz de hacer todas las cosas» ¡Una gran blasfemia! Y muchos la aplauden. Muchos. Porque les gusta el lenguaje barato de este hombre: «corremos el riesgo de imaginar que Dios haya sido un mago». Este lenguaje barato no significa que esté exento de pecado: no; es un lenguaje barato lleno de pecado: falta al respeto a lo que es Dios. A Dios nunca se le puede relacionar con un mago. Bergoglio no sabe hablar de Dios, porque quiere poner a Dios en el lenguaje hortera de la calle: abaja a Dios al hombre. Por eso, su pecado apesta en la Iglesia: es el pecado de un orgulloso, que se cree que sabe algo de Dios, porque habla de una manera barata al pueblo.

Así que Dios creó el mundo y prescinde de él: «Él ha creado a los seres y los ha dejado desarrollar según las leyes internas que Él ha dado a cada uno, para que se desarrollaran, para que llegaran a la propia plenitud».

¡Leyes internas! ¿Qué serán esas leyes? ¿Leyes psicológicas? ¿Leyes biológicas? ¿Leyes sexuales? ¿Leyes psiquiátricas?.. ¿En dónde queda la ley natural? ¿En dónde la Ley Eterna de Dios en toda la Creación? Esto, para Bergoglio, no existe en su concepto de Dios.

Cada ser ha desarrollado una vida según unas “leyes internas”. Y así ha llegado, cada ser, a su propia plenitud. ¡Una gran blasfemia! La criatura sola, sin el concurso inmediato de Dios (porque Dios no puede hacerlo todo), llega a su plenitud. Dios no es la Vida que lo sustenta todo, sino que cada ser tiene su vida y así, en la evolución de sus leyes, llega a la perfección, a la santidad, a la plenitud de todo. ¡La ley del pecado no se da! ¡La ley de la gracia no se puede dar! ¡La ley divina nunca se va a dar con Bergoglio!

La creación de Dios, a causa de la ley del pecado, está como está: un desastre. No hay plenitud. Dios creó el Universo, creó a un ángel que se rebeló contra Él; y ese ángel metió la ley del pecado en la Ley Eterna, que rige toda la Creación. Imposible que la Creación, ni siquiera la material, llegue a su plenitud en lo material. Imposible. Porque la ley del pecado es destrucción de toda plenitud.

Los cuerpos de los hombres, por la ley del pecado original, nacen llenos de abominación. Y por más que crezcan, que se desarrollen naturalmente, como cuerpos, el hombre, al mirar su cuerpo, mira su muerte, mira una cosa que se va a morir pronto. Y se muere porque este cuerpo no es plenitud, no puede llegar a la perfección por más desarrollo en su vida carnal que tenga.

Bergoglio es anatema: se carga la ley Eterna para dar sus leyes internas, para contar la fábula de la Creación según Bergoglio.

Y ¿qué dice la Iglesia?

El Concilio Vaticano I (D 1784): «Todas las cosas que ha creado, Dios las cuida y las gobierna con su providencia…». Esto es de fe divina y católica. Esto es un dogma de fe, enseñado en el Magisterio auténtico de la Iglesia. Esto no es una opinión teológica. Dios conserva indirecta y directamente Su Creación. Bergoglio se carga este dogma con su lenguaje barato y blasfemo.

Dios tiene poder para cuidarlo todo, para gobernarlo todo con Su Providencia.

Y ¿qué dice la Sagrada Escritura?

Sab 11,25s: «Nada de lo que hiciste aborreces… Y ¿cómo habría permanecido algo si Tú no hubieses querido? ¿Cómo algo que no hubiera sido llamado por Ti se habría conservado?».

Dios conserva todas las cosas de manera directa e inmediata. Es Su Voluntad: «si Tú no hubieses querido»; «algo que no hubiera sido llamado por Ti». Dios lo conserva todo, concurre con todas las cosas con su sola Voluntad. Su Voluntad Divina es Poder. Por encima de la voluntad de los hombres, de su libertad, se encuentra el Poder de la Voluntad de Dios, que niega Bergoglio.

Sab 1,7: «Porque el Espíritu del Señor llena la tierra y El, que todo lo mantiene unido, tiene conocimiento de toda palabra».

Dios todo lo mantiene unido. Tiene poder para eso. Dios asiste con Su Omnipotencia a todas las cosas. Dios llena con Su Presencia y mantiene unido en el ser todas las cosas, para que no desaparezcan.

Un ser no puede vivir, no puede crecer, no puede desarrollarse –ni siquiera materialmente- sin la Omnipotencia de Dios.

Un hombre no puede pensar si Dios no le ayuda, no concurre con él. Un hombre no puede moverse, si Dios no gobierna sus movimientos. Un hombre no puede obrar si Dios no lo lleva en sus manos.

Hchs 17,24-28: «Dios, que hizo el mundo y todo lo que hay en él, que es Señor del cielo y de la tierra, no… como si de algo estuviera necesitado, el que a todos da la vida, el aliento y todas las cosas… Pues en El vivimos, nos movemos y existimos».

El hombre vive y se mueve y existe en Dios. Y no en un sentido panteísta.  Todas las cosas han recibido de Dios, y no sólo al principio de su creación, sino que continuamente reciben de Dios, la vida, el ser, el movimiento. Es decir, que Dios conserva todas las cosas directa e inmediatamente. Todas las cosas dependen de Dios absolutamente para que puedan desarrollarse en su vida natural.

Hebr 1,2s: «En estos últimos tiempos nos ha hablado por medio del Hijo…, por quien también hizo los mundos: el cual, siendo resplandor de su gloria… y el que sostiene todo con su palabra poderosa»

Todo está sostenido por la Palabra Poderosa del Hijo. ¿Tiene o no tiene Poder Dios? Con su sola Palabra lo sostiene todo. No sólo lo ha creado todo. Sino que lo conserva, lo gobierna todo.

¿Qué dice Bergoglio?

«Él ha dado la autonomía a los seres humanos del universo al mismo tiempo en el que les ha asegurado su presencia continua, dando el ser a cada realidad».

¿Captan la herejía?

Dios es presencia continua, pero no el que conserva en el ser. Dios está ahí presente, viendo cómo las criaturas nacen, crecen, mueren, se desarrollan, evolucionan… Dios es un espectador de Su Creación, pero no gobierna nada. Son las criaturas las que, con su autonomía, se gobiernan a sí mismas.

Dios ha dado el ser a cada realidad, pero ha dado la autonomía a todo ser. Dios no conserva en el ser. Sólo ha creado al ser, pero con la autonomía de cada ser, ese ser ha llegado a su plenitud.

Dios está presente, pero no conserva en el ser: “así ha ido adelante la creación durante siglos y siglos, milenios y milenios hasta que se ha convertido en la que conocemos hoy, precisamente porque Dios no es un demiurgo o un mago, sino el creador que da el ser a todos los entes». Dios es, sólo, el Creador. Y nada más. No tiene poder para más. No es un mago. ¡Ésta es su gran blasfemia!

¿Qué dicen los santos?

San Agustín (R 1694): «Hay quienes dicen que solamente el mundo ha sido creado por Dios, y que todo lo demás ya lo realiza el mundo mismo, así como Dios lo ha ordenado y lo ha mandado, pero que Dios mismo no es el que lo realiza… Tenemos que creer y, si podemos, también que entender que hasta ahora Dios sigue actuando, de tal manera que, si la actuación de Dios se sustrajera a las cosas creadas por El, éstas perecerían».

San Agustín pone entre las cuerdas el pensamiento de Bergoglio. San Agustín condena a Bergoglio.

San Gregorio Magno (R 2310): «Una cosa es ser, y otra es ser principalmente; una cosa es ser pudiendo experimentar cambios y otra es ser sin posibilidad de cambio. En efecto todas estas cosas son, pero no son principalmente, porque de ninguna manera subsisten en sí mismas, y si no fueran sostenidas por la mano del que las gobierna, de ningún modo pueden existir… En efecto todas las cosas han sido creadas de la nada, y la esencia de ellas tendería de nuevo a la nada, a no ser que el autor de todas las cosas mantuviera dicha esencia con la mano de su gobierno».

Todo está en la mano del gobierno de Dios. Nada está en la mano de los gobiernos de los hombres. Nada. Nada son las criaturas sin el Creador: no pueden subsistir. Lo que hoy conocemos, esa creación que ha ido adelante es sólo por Dios, no por la Creación misma.

Bergolgio dice que, como Dios no es un mago, no es un demiurgo, entonces nada hace en Su Creación. Está anulando la dependencia de todas las cosas a Dios. Dependencia Absoluta.

¿Quién hace los milagros? El hombre: «el científico debe ser movido por la confianza que la naturaleza esconde, en sus mecanismo evolutivos, potencialidades que corresponde a la inteligencia y la libertad descubrir y actuar para llegar al desarrollo que está en el diseño del Creador».

¿Ven la gran soberbia de este hombre? ¿Captan su gran blasfemia?

¿Quién puede medir la Mente del Creador y ver lo que el Creador quiere para Su Creación? ¿Un científico? ¿Un teólogo? ¿Bergoglio?

«Mis pensamientos no son vuestro pensamientos»: lo que hay en la naturaleza de cada ser es un misterio. Y la inteligencia de los hombres, por más que quiere conocer lo que es una naturaleza no llega a su misterio. Y si no llega a ese misterio con su inteligencia humana, tampoco sabe obrar lo conveniente para dar a esa naturaleza lo que pide esa naturaleza. Dios es el gobierna cada ser que ha creado y lo lleva a la perfección de ese ser. El diseño del Creador sólo está en el Creador, no en la inteligencia ni en la libertad de cada hombre. ¡Ésta es su gravísima blasfemia! ¡Que todo esté en la libertad e inteligencia de los hombres para descubrir y actuar y así llegar a un Paraíso en la tierra!

Nadie puede entrar en la Mente de Dios para saber cuál es el diseño del Creador. Nadie puede descubrir en la naturaleza el misterio de la Creación. Nadie. Es lo que pretende este hombre.

Pero la mente de Bergoglio se centra en esto:

«cuando, en el sexto día del pasaje del Génesis, llega la creación del hombre, Dios da al ser humano otra autonomía, una autonomía diferente de la que tiene la naturaleza, que es la libertad. Es decir, le hace responsable de la creación, también para que domine la Creación, para que la desarrolle y así hasta el final de los tiempo».

Bergoglio niega que Dios concurra con todas las criaturas, física e inmediatamente, cuando obran, porque ha puesto en el hombre: la autonomía.

Bergoglio, al final de su discurso, va a decir una gravísima blasfemia:

«la acción del hombre, cuando transforma su libertad en autonomía –que no es libertad, sino autonomía– destruye la creación y el hombre toma el lugar del Creador. Y este es el pecado grave contra Dios Creador»

La libertad se transforma en autonomía. Y es ésta – la autonomía- el pecado contra Dios, al destruir la Creación.

¿Qué es la autonomía para Bergoglio? Es algo que viene de Dios: «Dios da al ser humano otra autonomía»; y que es diferente a la libertad, que es también otra autonomía:   «una autonomía diferente de la que tiene la naturaleza, que es la libertad».

Así que la naturaleza del hombre tiene dos autonomías: una, la propia del ser humano; y otra, la libertad.

Esa autonomía de la naturaleza es una ley interna: «las leyes internas que Él ha dado a cada uno».

No existen, en la naturaleza humana, dos autonomías. Sólo existe en la naturaleza humana la ley natural. Y no hay más leyes internas ni autonomías. Y esa ley natural no es una ley interna: es la ley Eterna de Dios, inscrita en la naturaleza humana. Es algo divino que mueve al hombre a la verdad de su ser humano. Es algo divino que mueve al hombre hacia la verdad de su vida. Es algo divino que produce en el hombre la verdad de su existencia humana.

Bergoglio niega todo esto y pone dos autonomías en los hombres, dos leyes internas. Todo es un invento de la cabeza de este hombre. Todo es una fábula. Y con esas dos leyes internas, quiere explicar el pecado contra Dios Creador.

¿Ya han captado la gravísima blasfemia? ¿Ya ven por dónde va Bergoglio en este discurso?

«El Big-Bang, que hoy se pone en el origen del mundo, no contradice la intervención creadora divina sino que lo exige. La evolución en la naturaleza no contrasta con la noción de Creación, porque la evolución presupone la creación de los seres que evolucionan».

Todo en la mente de este hombre es la lucha entre Creación y evolución. Él se decanta por la evolución, por los seres que evolucionan, suprimiendo el que Dios lleve a cabo todas las cosas

Is 26,12: «Yahvé, Tú nos pondrás a salvo, que también llevas a cabo todas nuestras obras».

Es Dios el motor de toda la Creación. No es la evolución en la naturaleza.

Sal 146,7s: «Cantad a Yahvé en acción de gracias… El que cubre de nubes los cielos, el que lluvia a la tierra prepara, el que hace germinar en los montes la hierba, y las plantas para usos del hombre».

¿Quién cubre el cielo de nubes? ¿La evolución del agua y del viento, que producen las nubes? ¿Los cambios climatológicos? No; solo Dios, que mueve al agua y las nubes en el ser de cada una para que obren lo que tienen que obrar.

¿Quién hace germinar la hierba? ¿La semilla que se siembra? ¿La tierra donde se cultiva? ¿El agua que se echa? ¿El sol que calienta? No; es Dios quien, con Su Ley Eterna, con Su Providencia, lo mueve todo, en cada ser, para que obren aquello para lo cual han sido creados.

No existe la evolución de la naturaleza. Existen los cambios en ella, los desarrollos naturales, su crecimiento, su decrecimiento. Pero cada naturaleza es siempre la misma en su esencia. No evolucionan. Sólo cambian en lo exterior de ellas.

Mac 7,22s: Les decía (la madre de los Macabeos): «Yo no sé cómo aparecisteis en mis entrañas, ni fui yo quien os regaló el espíritu y la vida, ni tampoco organicé yo los elementos de cada uno; pues así el Creador del mundo, el que modeló al hombre en su nacimiento y proyectó el origen de todas las cosas…».

¿De dónde viene el hijo? ¿Del semen del padre?¿Del óvulo de la madre? ¿Cómo crece en el vientre de la madre? ¿Ese crecimiento es una evolución de su naturaleza o es una obra divina en la naturaleza? Ese ser nuevo, ¿se va desarrollando por sus leyes internas, o es Dios el que concurre con esa naturaleza para que llegue al orden divino que Él ha establecido en esa naturaleza?

Bergoglio se queda sólo en la evolución de la naturaleza, negando incluso que Dios haya creado el Universo: «El Big-Bang, que hoy se pone en el origen del mundo, no contradice la intervención creadora divina sino que lo exige».

El Big-Bang es exigido en la creación divina: ya Dios no crea de la nada, sino de algo: del Big-Bang.

El mundo ha sido creado solamente por Dios, sin el Big-Bang. No hace falta el Big-Bang. Es inútil. Es una leyenda de los científicos, a la cual Bergoglio es fan.

Dios crea de la nada. NADA. Este es el Misterio. Y, por tanto, no existe el Big-Bang, porque nadie conoce el Misterio de la Creación. ¿Qué pasó en ese principio? ¿Cómo fue ese principio? ¿Cómo se crea algo de la nada?

Los científicos se rompen la cabeza con esto; pero Bergoglio cuenta sus fábulas a sus oyentes, cayendo en gravísimas blasfemias y herejías.

El Concilio IV de Letrán, en contra de los Albigenses (D 428), dice: «Creemos firmemente y claramente confesamos que uno solo es el verdadero Dios, eterno…: un solo principio de todas las cosas, creador de todas las cosas visibles e invisibles, espirituales y corporales: el cual con su poder omnipotente creó de la nada simultáneamente desde el principio de los tiempos a ambas creaturas, la espiritual y la corporal, esto es a los ángeles y todo lo de este mundo…».

Sólo hay un principio en la Creación: Dios. No existe el principio del Big-Bang.

«Si alguno no confiesa que el mundo y todas las cosas, que se hallan en él, tanto espirituales como materiales, han sido creadas por Dios de la nada en cuanto a toda su substancia…: sea anatema» (D 1805).

Bergoglio es anatema, porque no confiesa que Dios ha creado todas las cosas de la nada, sino que predica que las ha creado del Big-Bang.

Por una parte, niega que Dios cree de la nada; por otra parte, dice que Dios es creador. Y, por tanto, en esta contradicción, tiene que negar la Omnipotencia de Dios, no sólo en el acto creador, sino en todo lo demás. Dios ya no conserva todas las cosas, no concurre con ellas, sino que las deja en su autonomía, en sus leyes internas. Así, Bergoglio se carga la ley Eterna. Y, al final, es el hombre el dios de la creación: el pensamiento del hombre, lo que el hombre piensa y cree.

Como ven, no hay en este discurso ninguna verdad. Ni siquiera cuando habla del Papa Benedicto XVI. Son sólo flores para captar la atención de aquellos que ya miran a Benedicto XVI como el Papa verdadero. Y esto le sienta a Bergoglio como una patada en el vientre.

Bergoglio pierde popularidad y credibilidad. Y ahora son los otros los encargados de mantener la popularidad de este hombre, diciendo cosas como estas:

Cardenal Vincent Nichols, arzobispo de Westminster:

«El impulso del Papa Francisco para hacer que la Iglesia sea más acogedora con los gays no debe ser interrumpido por la violenta reacción de los obispos conservadores. Es preciso ir más lejos».

«Estoy decepcionado porque no se usó un lenguaje más fuerte acerca de la necesidad de respetar, recibir y valorar a quienes mantienen relaciones homosexuales»

«Este retroceso no es de ninguna manera algo definitivo y espero que el Sínodo del año próximo reinstale la actitud más acogedora hacia los gays»

«El Papa Francisco rompió las normas como parte de un proceso de diálogo y discernimiento para el futuro de la Iglesia» (ver texto).

Todo es convencer a las masas para que sigan confiando en un hereje, en un cismático, en un hombre que se ha vuelto loco en su pensamiento humano. Sólo vean su gran locura en este discurso a los científicos.

Le quieren sacar las castañas del fuego en su gran derrota, que ha sido el Sínodo. Y ya no pueden.

¿Quién defiende a Bergoglio en su fracaso? La jerarquía pervertida que unida a él quiere destruirlo todo en la Iglesia. Los católicos pervertidos, que ya no pueden ver la maldad de este hombre, sino que la siguen a ciegas. La gente del mundo que quiere a un pervertido, como Bergoglio, líder de la Iglesia.

Estamos en el tiempo de la perversión de las inteligencias humanas. Y, en este tiempo, no hay ni puede haber medias tintas: o estás con unos, o con los otros. O se tiene toda la Verdad, o se poseen todas las clases de herejías.

Ustedes deciden con quiénes quieren estar: o con Cristo; y, por tanto, en la Iglesia remanente, la que no es de masas; o con el demonio; y, por tanto, con la iglesia mediática del Vaticano. Todo se hace para ganar adeptos a la causa de la masonería en Roma.

Anuncios

39 comentarios

  1. José Manuel Guerrero dice:

    “Primero de todo los felicito por el coraje, ayer me encontré a la puerta del Sínodo con un obispo luterano, y le dije , ¿usted está acá? ¡Qué coraje! Porque en otra época quemaban a los luteranos aquí”

    Hoy dia es mas probable que un luterano sea violado publicamente en una plaza de Roma por un maricón de la corte de Bergoglio que muera quemado por el fuego. Ese idiota de Bergoglio cree que le va a salir gratis sus mamonadas…

  2. Laodicea dice:

    Abominable, un charlatán de feria disfrazado de papa, haciendo burla de Cristo y de su iglesia. A lo largo de la historia ha habido papas que han cometido pecados personales de muchos tipos, pero jamás semejante blasfemia. Todo el que está de parte de este payaso y su circo montado en Roma lo va a pagar caro…

  3. José Manuel Guerrero dice:

    A los luteranos en Roma hace pocos días :

    “Primero de todo los felicito por el coraje, ayer me encontré a la puerta del Sínodo con un obispo luterano, y le dije , ¿usted está acá? ¡Qué coraje! Porque en otra época quemaban a los luteranos aquí”.

    Siempre atacando lo católico. Siempre falseando la verdad. Siempre alabando lo que no es católico. Siempre defendiendo todo lo que huela a herejìa. Me apuesto lo que no tengo que no les recordará a sus amiguitos y amantes luteranos la masacre de las que fueron victimas los católicos de Alemanìa o el Reino Unido. Pero da igual, si tampoco se trata aqui de recordar nada. Se trata, mas bien, de llamarte al orden, de decirte que dejes de escupir de una maldita vez a quien te da de comer, desgraciado. Se trata de sacarte publicamente tus demonios, y ese odio que siente por la Iglesia de Cristo. ” ayer me encontré a la puerta del Sínodo con un obispo luterano, .”. Me pregunto qué demonios hace un hereje en un congreso católico?. Sencillo, seguir a su lìder.

  4. Marita dice:

    Se ve claramente que Judas Bergoglio está en su salsa, bañado en agua de rosas!

  5. Marita dice:

    Hoy en la oración colecta de la Misa se pidió por Bergoglio, por el diálogo y la unidad de las religiones cristianas. Todos dijeron : oremos al Señor. Les confieso que se me desgarró el corazón . Esto se esta poniendo cada vez peor.
    Padre, muchas gracias por todo su esmero, dedicación y coraje en dar siempre la Verdad. Que Dios lo bendiga.

  6. Marita dice:

    Francisco al Movimiento Schoenstatt.- “El cristiano no tiene derecho ‘a ser huérfano’”, tiene a María como Madre, advirtió que si el fiel no la quiere como Madre, “¡la va a tener como suegra!”, pues sin ella no se puede crecer en la fe ni llegar a Jesús.
    Bergoglio, protestante, blasfemo, irrespetuso!!!!

    • Matias Esteban dice:

      Recuerdo una homilía cuando era Cardenal, que comentando el pasaje evangélico, donde la Santísima se entera del embarazo de su prima Isabel (madre de Juan el Bautista) y sale feliz hacia su casa a saludarla (apenas enterada por la voz y la presencia del Ángel Gabriel de que ella iba a ser la madre del Mesías prometido) Bergoglio, siempre haciéndose el “piola” o “canchero” (como decimos acá en Argentina, que vendría a ser como aparentar tener una sabiduría que esta por encima de la del resto lo que volvería a uno superior) dijo que la Virgen era una “madre apuradita”, que todo lo hacia con diligencia, con rapidez…pero sonó feo, porque se escucho como uno de esos sujetos que se burlan de las amas de casa que hacen las compras y las señalan con el dedo mientras le dicen una guarangada a una joven que pasa…en fin, irrespetuoso.

      Un “zarpado” como también decimos acá…como uno que no tiene limites.

  7. Apocalipsis dice:

    Este rostro da miedo.

  8. Marita dice:

    Dice Jesús (a María Valtorta):

    -Horrenda, pero no inútil. Demasiados creen que Judas cometió una cosa de poca importancia. Es más, algunos llegan a catalogarlo de benemérito, pues -dicen-sin él la Redención no se habría producido, y, por tanto, está justificado ante Dios.

    En verdad os digo que si el Infierno no hubiera existido -con una existencia perfecta en cuanto a los tormentos-habría sido creado para Judas, incluso más horrendo y eterno. Porque de todos los pecadores y réprobos él es el mayor réprobo y pecador; y para él no habrá, por los siglos de los siglos, mitigación en la condena.

    • Matias Esteban dice:

      Padre ¿que es peor en Judas?

      ¿La traición en si o haber conocido la Verdad y así y todo, haberla rechazado?

    • josephmaryam dice:

      Lo peor en un alma es su pecado.
      El alma peca de muchas maneras. Y cada obra de pecado tiene una medida de Justicia en Dios. No se puede ver el pecado de una manera general, sino particular, en cada alma.
      Y muchos pueden ser traidores, pero uno solo es el traidor que llevó a Jesús a su muerte en Cruz. Y, por eso, su pecado de traición hay que medirlo en la obra que él hizo en contra de Jesús.
      Judas tenía a Jesús como Maestro, igual que los demás Apóstoles. Es un privilegio, es un don, es una gracia para los Apóstoles. Y sólo para ellos.
      Según sea la fidelidad o infidelidad a esta gracia, así será la santidad o el pecado del alma.
      Judas traiciona la Verdad. Pero no es la Verdad que viene por fe, por boca de otro. Es la Verdad que el mismo Jesús, en Persona, enseña a Sus Apóstoles.
      Tengan en cuenta que la enseñanza de esta Verdad, por Jesús, es una Vida en los Apóstoles.
      Hoy se predica, pero el predicador no sigue a las almas que predica, no está con ellas, no las enseña a vivir lo que se ha predicado.
      Jesús no sólo predica, da una enseñanza, sino que vive con Sus Apóstoles: les hace vivir esa Verdad que les predica.
      Y, por tanto, la vida de cada Apóstol es para Jesús directamente. Él enseña a cada uno lo que tiene que quitar en su vida para ser Él mismo: para ser otro Cristo. Les enseña a vivir como Él vive. Les enseña a pensar como Él piensa. Les enseña a discernir como Él discierne.
      Por eso, la enseñanza de Jesús a Sus Apóstoles fue una vida, no una predicación, no una charla: les mostró el Camino para ser Él Mismo. Un Camino que es Vida, que es una Verdad. Un Camino que es la Obra de la Verdad. Un Camino en donde se da Testimonio de toda la Verdad. Y, por tanto, se vive de ese Testimonio: se hace Vida la Verdad.
      Jesús es la Verdad: y no es una verdad intelectual: es una Vida. Y Vida Divina.
      Por tanto, los Apóstoles aprendieron a vivir de manera divina su vida humana. Y eso no les fue fácil a ninguno de ellos. Pero, para eso, estaba ahí Jesús: para que esos doce Apóstoles captaran, no con la inteligencia de sus mentes, sino con las obras de su vida humana, la Vida Divina, la Verdad Divina, el Amor Divino.
      Por eso, cada Apóstol es un Santo en la Iglesia.
      Y sólo uno de ellos es un Demonio: Judas.
      Cuando se sigue a Jesús el alma tiene que elegir: ser santa o ser un demonio. Porque Jesús es piedra de tropiezo. No se puede ir a Jesús y seguir viviendo la vida humana como si nada.
      Cuando el alma se acerca a Jesús, cuando el alma recibe la Eucaristía, el alma está en una encrucijada: o ser, o vivir, u obrar, como el mismo Jesús; o ser, o vivir, u obrar, en contra del mismo Jesús.
      Judas no fue fiel a la Gracia que recibió. Y su pecado de traición es diferente al pecado de los Apóstoles que, por miedo, se escondieron. Diferente al pecado de Pedro que, por duda, negó a Jesús.
      Judas no tuvo ni miedo ni dudas con Jesús.
      Judas conoció toda la Verdad con Jesús. Y dijo: no la quiero. La traicionó. Y no tuvo dudas cuando entregó a Jesús por unas monedas de plata; no temió cuando dio un beso a Jesús en el huerto; ni su conciencia le remordió antes de quitarse la vida: un charco de sangre es el fruto de su vida humana. Y eso señala su traición a la Gracia de la Verdad, en Jesús.
      Porque traicionó la Verdad, la misma Verdad, que es Jesús, que le enseñaba con obras lo que era la Verdad, por eso, su pecado es para siempre, eterno.
      Un hombre que desprecia la Verdad, y toda la Verdad, no merece que lo nombren ni que se acuerden de él, ni de que se busque una razón humana para justificar su pecado.
      No se puede justificar el pecado de Judas. No se puede. Quien quiera justificarlo -y son muchos entre la Jerarquía- es que es otro Judas; tiene el mismo pecado que obró Judas.
      La traición en sí es nada; porque el pecado nace en el corazón de la persona. Después, esa persona lo obra de muchas maneras.
      El pecado de Judas es su obediencia a la mentira y, por tanto, su total rechazo a la Gracia de la Verdad, que recibió del mismo Jesús. Gracia que no la tienen todas las almas: sólo sus Apóstoles y aquellos almas que Dios elige para Su Iglesia, con una misión especial en Ella.

    • josephmaryam dice:

      Cuando un pecador hace santo a otro pecador eso sólo significa una cosa: abominación.
      Cuando un pecador no ve en un sacerdote ni en un Obispo un camino para salir de su pecado, para luchar contra su pecado, para llamar al pecado con el nombre de pecado, es que el pecador y ese sacerdote u Obispo son la misma cosa: abominación. Viven en su pecado y obran su pecado como un bien en sus vidas, como un valor. Y así se rodean de gentes que excusan el pecado, que lo alaban, que lo justifican y que hacen leyes humanas del pecado.
      Estamos viviendo en los tiempos de la gran abominación: tiempos de la perversión intelectual, en la Jerarquía y en todos los hombres.
      Cada uno vive su idea, la que ha concebido en su grandiosa mente, con su grandioso lenguaje humano.
      Cada uno mira su idea, su maravillosa y perfecta idea. Y, por supuesto, la da a conocer a todo el mundo para que todos participen de su idea.
      Cuando se habla, se hace propaganda de una idea abominable, como lo hace este hombre, eso marca a toda la sociedad y abre caminos para condenar a muchas almas.
      El mundo está con Bergoglio.
      El demonio está con Bergoglio.
      El mundo llama santo a un demonio encarnado: Bergoglio.
      La Iglesia llama santo a un demonio encarnado: Bergoglio.
      Los católicos llaman santo a un demonio encarnado: Bergoglio.
      ¡Qué gran oscuridad, no sólo en el mundo, sino en la misma Jerarquía, en aquellos católicos, que fieles a su idea de lo que es la Iglesia, no saben discernir lo que Cristo quiere de Su Iglesia. No lo saben, porque ya han santificado a uno que no sabe abrocharse el pantalón, sino que va por la vida enseñando sus verguernzas.
      Cuanto más se haga publicidad al hereje Bergoglio, más toda la Iglesia cae en la herejía y en la apostasía de la fe.
      Si nadie combate al hereje Bergoglio, sino que le dejan hacer, justificando sus herejías, que cada día dice sin faltar, más la Iglesia se va transformando en una Ramera del demonio.
      Putas es lo que tenemos en toda la Jerarquía: almas putas, que se acuestan con la mente del demonio para llenarse de sus inmundicias intelectuales. Y se acuestan con cualquier demonio que encuentran en el mundo; porque toda la Jerarquía está fornicando con la mente del mundo, que es la mente del demonio, de la que muchos hombres, en el mundo, participan por sus pecados.
      Hoy se quiere, se busca una iglesia del lenguaje humano. Por eso, este lenguaje nadie lo soporta, porque, en ese lenguaje que se busca, todos somos muy santos, muy buenos, menos los que hacen su vida enganchados, apoyados a la Verdad Absoluta. Estos son los pecadores, los demonios, lo egoístas, los que odian a todos los hombres, porque no aceptan el lenguaje humano, que se ha fabricado en toda la Iglesia por la Jerarquía masónica, la que fornica con el intelecto del demonio.
      Iglesia maldita es la que está en Roma: ¡cómo escuece este lenguaje en Roma!
      Nadie quiere escuchar la Verdad y nadie quiere seguirla. Nadie. Por eso, todos caen en la maldición de Dios, que es una Justicia: ahí os quedáis con vuestros lenguajes hasta que el Señor diga: Basta.
      La Iglesia la gobierna sólo Jesús, no los hombres. Y Jesús viene para dar a cada uno lo que merece: a unos misericordia, y a los más -a los otros-, al infierno. Porque todos en la Iglesia tienen la plenitud de la Verdad. Pueden llegar a ella con el Espíritu de la Verdad. Ya no hay excusa, ya no hay justificación para quedarse en el lenguaje humano, en una idea que se acomoda a los tiempos que se viven.
      Ya no hay excusa, ante Dios, para el alma que siga sometiéndose a Bergoglio. No hay una razón humana que pueda salvar a un alma que tiene a Bergoglio como Papa legitimo. Antes sí; ahora, ya no. Los tiempos se han cumplido: es decir, el tiempo de discernir lo que hay en la Iglesia se ha cumplido. Todos ven lo que es Bergoglio: unos más, otros menos; a muchos ni les interesa Bergoglio, porque están en la Iglesia para su fin humano o social. Pero esa falta de interés es pecado en ellos; es ignorancia culpable. Y muchos, ya sepan o no sepan lo que es Bergoglio, se van a condenar por eso.
      El tiempo de discernir a un Papa en la Iglesia ha terminado.
      Ahora viene el tiempo de la Justicia. Y primero comienza en toda la Jerarquía. Primero ellos. Ellos que tienen la plenitud del sacerdocio. Lo tienen todo y no han sido capaces de enfrentarse a Bergoglio. La Justicia va a ser terrible con ellos, porque van a quedar totalmente ciegos con lo que viene a la Iglesia en el gobierno que hay en Roma. Lo que pase en ese gobierno va a ser la puntilla para condenar a mucha Jerarquía. Sólo pocos saldrán con vida para una misericordia: los demás, tienen su Justicia. Y es una Justicia que condena, no que salva, por la excelencia de la Jerarquía.
      Adán lo tenía todo y, por su pecado, se fue al infierno. Adán no se salvó, como muchos creen.
      Adán tenía la plenitud de la Gracia y eligió el camino que el demonio le presentó.
      Cristo es el Nuevo Adán. Por tanto, la Jerarquía tiene toda la plenitud de la Gracia. Toda. Luego, no hay excusa para obedecer a Bergoglio. No hay excusa. No hay Misericordia. Sólo queda la Justicia de Dios.
      Tiempo de Justicia en la Iglesia.
      Cuando se cumpla ese tiempo, viene la Justicia en el mundo.
      No estamos en los tiempos de la Misericordia, sino de la Justicia que condena. Justicia vindicativa. No es cualquier Justicia en Dios.
      Por eso, cuando Dios condena, muestra su Justicia, el alma no tiene que verla, no tiene que poner sus ojos en aquella Jerarquía que vive para un pecado: someterse a un hereje. Es un pecado de herejía, que lleva en sí la apostasía y el cisma.
      Hay que dejar que la Jerarquía se condene, porque se lo merece.
      Quienes combaten, en verdad, ahora, contra Bergoglio, son los muchos fieles, pero no la Jerarquía. Y mientras haya combate contra el demonio, hay salvación. Pero si las almas dejan luchar contra el demonio, sólo queda condenación.
      Sigan luchando, no sólo contra Bergoglio, sino contra toda aquella Jerarquía que ya no es de la Iglesia por su triple pecado: herejía, cisma y apostasía de la fe.
      Sigan luchando y no teman lo que piensan los hombres.
      Porque no se vive para la mente del hombre, para una idea del hombre. Se vive para la Verdad. Y sólo Cristo es la Verdad. Sólo la Mente de Cristo tiene toda la Verdad.
      Escupan la mente de cualquier hombre que, con palabras baratas y blasfemas, les quiera seducir de lo bien que está la Iglesia con Bergoglio. Ni siquiera ellos mismos se creen esto. Alaban a Bergoglio y lo mantienen donde está porque les interesa para sus planes. Pero una vez que Bergoglio no les interese, lo quitan de en medio, como han hecho con todos los Papas, con muchos sacerdotes, y con Obispos.
      Todo aquel que justifique a un pecador es un demonio encarnado en el mundo y en la Iglesia.

    • Laodicea dice:

      Qué dulce escuchar sus palabras josephmaryan pero qué amargo es poder cumplirlas pues resulta duro y amargo enfrentarse a todos ahora mismo pues muy pocos quieren escuchar la verdad y aceptarla.

      Apocalipsis :

      07 apenas se oiga el sonido de la trompeta del séptimo ángel, se habrá cumplido el plan misterioso de Dios, tal como lo había hecho anunciar por medio de sus siervos los profetas.»
      08 La voz que me había hablado desde el cielo se dirigió de nuevo a mí y me dijo: «Acércate al ángel que está de pie sobre el mar y la tierra, y toma el librito que tiene abierto en la mano.»
      09 Me acerqué al ángel y le dije que me diera el librito. Me respondió: «Toma, cómetelo; en tu boca será dulce como la miel, pero te producirá acidez en el estómago.»
      10 Tomé el librito de la mano del ángel y me lo comí; en la boca era dulce como la miel, pero cuando terminé de comerlo se me volvió amargo en el estómago.
      11 Entonces me dijeron: «Tienes que profetizar de nuevo amenazando a muchos pueblos, naciones, lenguas y reinos.»

      Acuerdense de mi y mi familia en sus oraciones, yo también oraré por ustedes.
      Qué JESÚS Y SU BENDITA MADRE les guíe y les guarde.

    • Maria dice:

      Se tiran rosas los cerdos….entre ellos….no nos olvidemos que entre demonios no puede haber amor….podrá ser cofradía pero jamás amor….por eso no hay verdad…
      Cristo y la Cruz se les hacen insoportables al mundo….
      Y hay sacerdotes católicos…que no quieren que vuelva Cristo….que quieren rebajar a metáfora o mito las santas y perfectas palabras de Dios…porque no soportan a Cristo.

  9. Maria dice:

    No solo de los ojos del Rostro el profeta Daniel describió el rostro de ese rey usurpador en Daniel 8:23 Y al fin del reinado de éstos, cuando los transgresores lleguen al colmo, se levantará un rey altivo de rostro y entendido en enigmas.

    fuerte de rostro; rostro adusto; serio fuerte de carácter.

  10. Matias Esteban dice:

    Y siguiendo con el tema de los ojos…

  11. Matias Esteban dice:

    Ya que estamos con Santa Faustina…

  12. acà otra foto con su mirada…..

  13. Aquì el video de los “ojos raros” de Bergoglio (ver a partir del minuto 1:25)

  14. José dice:

    Magnífico artículo. Muchísimas gracias.

  15. Juan Pablo dice:

    Prefiero creer más en la autenticidad de éstos mensajes que en las palabras de un necio como… ya saben quien:

    “El orgullo también convence al hombre de que él sabe cómo fue creado el universo, cuando él es, de hecho, ignorante de tal milagro.”

    Leer más: http://www.elgranaviso-mensajes.com/news/a15-dic-2013-el-orgullo-es-un-rasgo-peligroso-porque-convence-al-hombre-que-el-es-mas-grande-que-dios/

  16. elias dice:

    Profecía de San Maximiliano Kolbe, padre franciscano canonizado :”Un día la bandera de la Inmaculada Virgen Maria ondeará sobre el Kremlin (centro del poder comunista), pero antes, la bandera roja flotará sobre el Vaticano”.

  17. Juan Pablo dice:

    El EVOLUCIONISMO: UNA FARSA

    Haciendo clic sobre la imagen del libro, se puede descargar en formato .PDF
    Serio y divertido librito.

    http://corazoncatolico.blogspot.com.ar/2010/10/fosiles-polemicos-analisis-critico.html

  18. Juan Pablo dice:

    Pasamos de asombro en asombro desde hace ya 585 DIAS. Y va otra frase célebre de Bergoglio para la colección:

    • No existe Dios católico
    • Dios no existe,

    y ahora:
    – Dios no es Omnipotente (ya que “no es capaz de hacer todas las cosas”)

    Bergoglio, ¿Odia a Dios?

    El Papa Benedicto XVI se debe estar tapando los oídos con las dos manos luego de éste discurso de Francisco Pancho I°.

    Pero de los que cabría esperar se escandalizaran de tener a un anatema como jefe de la Iglesia, ocurre lo contrario; un Cardenal declarando abiertamente su homosexualismo; el cardenal Vincent Nichols.
    Y tanta gente que cree que todo está perfecto en la Iglesia…

  19. Apocalipsis dice:

    Aunque como lamentablemente JB “está borracho con la sangre de los santos” , le viene bien la botella de whisky con sus mísmas iniciales para identificarlo .

  20. kaoshispano dice:

    progrerío posmoderno del s. XXI en estado puro ecumenicista masonil.

    pero hace tiempo que se decidió quien era católico, tras llegar Bergoglio usurpante a la silla…

  21. Apocalipsis dice:

    Recien mandado mi comentario, Matias Esteban , me acabo de dar un susto impresionante al ver esa foto, que supongo es de Bergoglio.

    • Matias Esteban dice:

      Es sobre un fotograma de la saga de películas de “Harry Potter” (bastante controvertida por cierto) ese personaje se llama Voldemort, y es un brujo que usa su magia para asesinar y esclavizar a los demás.

      En la saga, todos usan varitas mágicas.

      Francisco Bergoglio tiene su propia “magia” y son sus “palabras”, usa un lenguaje muy simple e “inocente” para introducir sus ideas satánicas en la mente de los demás.

      Es muy astuto, leerlo o escucharlo sin atención o estando mal catequizado puede ser letal: porque sus predicas azucaradas y al parecer inofensivas, esconden dentro de si, esquemas de pensamiento que conducen al sometimiento del demonio.

      Habla mucho de Dios, pero vacía a esa palabra de contenido, y llena ese vació que el mismo genera, con humos y vapores infernales que cuesta mucho luego extraer de la propia conciencia.

      Lo vi personalmente dos veces en mi vida: la primera hace muchos años en una celebración de Corpus Christi, en la Catedral de Buenos Aires, en Plaza de Mayo; sucedió algo extraño aquella tarde fría y gris cuando empezó a predicar, hubo inconvenientes con el micrófono y no se le escucho nada.

      En la segunda oportunidad, me paso algo que nunca me había pasado; para que se entienda: una noche en una peregrinación a Lujan, tuve la gracia de conversar con una monja, y pude mirarla fijo a los ojos: fueron los ojos mas cristalinos que había visto, como el agua mas pura que ustedes puedan imaginar…era su alma….pero aquel Domingo de Ramos, en San Jose de Flores, Bergoglio estuvo allí para bendecir las ramitas de olivo, estando yo muy cerca, nuestras miradas se cruzaron por un instante y puedo asegurar que en sus cuencos, solo había oscuridad.

      Su mirada, negra, delataba un abismo enloquecido dentro de si.

    • Pepi dice:

      Matias Esteban, el personaje ficticio tiene mucho en común con JB,cierto, solo que cuidado con ver películas de Harry Potter porque dicen que es demoníaca, yo ví la primera parte en el cine hace tiempo y las otras posteriores preferí evitarlas .

      A JB mejor que ni mirarle mucho tiempo, apartar la mirada o apagar la tv cuando está “bendiciendo” , quien sabe lo que encierra este hombre, tiene una mirada misteriosa.

  22. Apocalipsis dice:

    A mí me dan mucha pena mis hermanos católicos que desconocen a este ser irrespetuoso , blasfemo y grosero, muchos se dejan guiar por él , espero algo cambie en su manera de hablar , para que nuestros hermanos se den cuenta de la realidad o sean advertidos por los mísmos sacerdotes para que no se dejen embaucar .

    Qué cierto lo que dijo Nuestra Señora de la Salette ” la Iglesia será eclipsada “, la Iglesia está siendo oscurecida por los sedevacantístas por su abandono anticipado, ignorada por la frialdad de los católicos de nombre,y a hora los que quedamos,los fieles ,estamos siendo ENGAÑADOS por este usurpador del papado, blasfemo e hijo del diablo .

    AVE MARIA PURISIMA !

  23. Matias Esteban dice:

    Hablando de varitas mágicas…

  24. Teresa dice:

    A mi me deja perpleja como JB ensucia lo que toca. Ya ponernos a mirar lo que ha hecho, oir lo que dice, no cabe en nuestro corazon tanta basura, y es que describirlo ya nos pone en una posicion grosera.

    Por ejemplo las blasfemias con el parlamento de religiones o en el Vaticano con sus vistantes y tantas cosas, que tan solo describirlas escandalizan mas. Yo las quiero dar a conocer para tratar de que los demas sepan quien es el que gobierna la Iglesia, pero siento que me ensucio y se ensucian..
    .
    Las blasfemias al nombre de Dios, son cosas que no se pueden comprender. Y quien va a defender el nombre de Dios?

    Pues lo que ha hecho el autor de blog es volver a ensalzar el Nombre de Dios, explicando su poder y su gloria. Y con esa rectificacion se ayuda a que respiremos en la Pureza de Dios.

    Siempre decimos ” Santificado sea Tu Nombre”, y el segundo mandamiento exige no tomar el nombre de Dios en Vano .
    Padre, no comprendo la dimension de esa peticion a Dios o de esa glorificacion a El, a Su Nombre.
    Sagradisismo es Su Nombre y el poder que tenemos de pronunicarlo o de empaparnos de su Magestad al pronunciarlo.
    Padre, debe haber un gran misterio, en relacion al Nombre de Dios.
    Asi como el Verbo de Dios , es otra pesona divina.
    Su Nombre supera nuestra existencia supongo.

  25. josephmaryam dice:

    Ahí tienen al comunista Bergolgio.
    ¿Pueden obedecer a un comunista en la Iglesia?
    Esta es la revolución marxista en Roma con Bergoglio. Dentro de poco, la bandera rusa en Roma.
    ¿Todavía no lo disciernen?

  26. Maria dice:

    Es aberrante la manera de escribir de Bergoglio…y esta ciego de soberbia…porque se pone….por arriba de Dios siendo una criatura.
    Le encanta el concepto de mago…la magia…la alquimia….la sorpresa…y como a su alma le FASCINAN estas cosas…no puede evitar mencionarlas y ponerlas en Dios….como sí Bergoglio fuera Dios…..
    Pone a la creación por encima del Creador que es Dios…y un solo Dios que es Padre Hijo Espíritu Santo.
    Por momentos da lástima escucharlo…pero no quiere salir de su necedad….y la soberbia de un necio es repugnante.
    Y es taaaaan evidente que esta preparando todo para el anticristo….al cuál los trucos falsos milagros falsos exorcismos falsa piedad le sientan de maravilla.
    Sin el Espíritu Santo no hay discernimiento…
    Y fíjese Padre Joseph que en su sitio se habla con el Espíritu Santo…de Bergoglio lo único que sale es mundo…alabanza al mundo y al pecado….
    Si a una persona en este mundo se le da todo…..materialmente hablando….acaso puede impedir su muerte.??? Acaso puede ser feliz????

    • kaoshispano dice:

      los putos Medios MUNDI cope y 13tv alaban lo que ha hecho Bergoglio con las matanzas en Irak…. JAJAJA, y lo mejor es que la borregada lerda ex-CATOLICA se lo cree todito y lo adoran… Y AL QUE DICE OTRA COSA DIFERENTE:

      está loco y se va fuera de comunión, SIC del E.S.

    • Marita dice:

      Ad María
      Cierto, a Bergoglio le encanta ese tipo de lenguaje.
      No hace mucho Francisco respondiendo a una pregunta de un joven turco de los Scholas ocurrentes , el 4 de septiembre, le respondió: “Yo no tengo esa bola de cristal que tienen las brujas para saber si el futuro será mejor o peor, pero os quiero decir una cosa: ¿Sabéis dónde está el futuro? Está en vuestro corazón, en vuestra mente y en vuestras manos”.

Los comentarios están cerrados.

Glosario

Misa espiritual

Benedictus PP. XVI

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Santuario de Fátima

Fátima en directo

Jesús, en Vos confío

A %d blogueros les gusta esto: