Lumen Mariae

Inicio » agnostico » Bergoglio es modernista, ateo y agnóstico

Bergoglio es modernista, ateo y agnóstico

Virgen de Guadalupe

Corazón de Jesús

El Gran Milagro

Infiltración en la Iglesia

El Reino de la Paz

2006_osman_shrine_circus

«Y nuestra oración debe ser así, trinitaria. Tantas veces: ‘¿Pero usted cree?’: ‘¡Sí! ¡Sí!’; ¿En qué cree?’; ‘¡En Dios!’; ‘¿Pero qué es Dios para usted?’; ‘¡Dios, Dios!’. Pero Dios no existe: ¡no se escandalicen! ¡Dios así no existe! Existe el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo: son personas, no son una idea en el aire… ¡Este Dios spray non existe! ¡Existen las personas!» (ver texto)

«¡Este Dios spray non existe!»: no existe Dios como Uno. No existe la Esencia Divina. No hay un conocimiento natural de Dios. ¡Ateísmo!

«Dios no es una presencia impalpable, una esencia en la niebla que se extiende alrededor sin saber realmente lo que es» (ver texto). No es una presencia impalpable; no es una esencia extendida. ¿Ven la clara herejía?

Dios no existe como Ser Espiritual. Dios no es Espíritu. Su Esencia, que no puede verse, no puede tampoco existir. Esta es la herejía de este hombre.

Este Dios Spray, esa cierta representación profana o abstracta de la divinidad, no puede existir. No puede darse esa representación en la mente del hombre. Sólo se da un Dios personal, porque es objeto de un conocimiento religioso (= existencialismo). El conocimiento natural de Dios no se da.

Para Bergoglio, sólo existe el conocimiento religioso de Dios:

«¡Existen las personas!»: solo existe Dios como tres personas. Sólo hay que concebir a Dios como persona, pero no como esencia. ¡Modernismo!

«Dios es “Persona” concreta, es un Padre, y por lo tanto la fe en Él nace de un encuentro vivo, de una experiencia tangible» (Ib).

Y la fe nace de la experiencia con esa “Persona”. No se puede llegar a la fe a través de una realidad divina, porque no existe. Es decir, los que dice que Dios es Uno, los que creen que existe la esencia de Dios, no tienen fe, se equivocan.

Bergoglio se inventa su fe, su conocimiento religioso sobre Dios. No es una fe católica. Es su fe masónica, puramente del demonio. Que es lo que declaró en su entrevista con Eugenio Scalfari:

«Yo creo en Dios, no en un Dios católico. No existe un Dios católico. Existe Dios, y creo en Jesús, su encarnación. Jesús es mi maestro y mi pastor; pero Dios, el Padre, Abba, es la luz y el Creador. Este es mi ser» (1 de octubre 2013).

«No existe el Dios católico»: el Dios Uno; la esencia divina. No hay un conocimiento natural ni científico de Dios.

«Existe Dios»: las personas. Sólo hay un conocimiento religioso de Dios.

Esas personas, ese conocimiento religioso, son distintas a lo que el dogma católico entiende por la Trinidad, porque Bergoglio no cree en el dogma de la Santísima Trinidad. Sólo cree en tres personas:

1. Jesús, que no es Dios, que no es un Espíritu, sino que es una persona humana, un hombre: «¿Pero Jesús es un espíritu? ¡Jesús no es un espíritu! Jesús es una persona, un hombre, con carne como la nuestra, pero en la gloria» (ver texto);

es su maestro, su gurú, que es la encarnación de este dios, que es «persona concreta, es un padre»; es la encarnación de este conocimiento religioso sobre el Padre. El Hijo es un gurú para Bergoglio.

2. El Padre es la luz y el Creador.

3. Y el Espíritu Santo es un extra, como en las películas: «el Espíritu Santo que es el don, es ese extra que da el Padre» (ver texto)

«‘¿Pero usted cree?’: ‘¡Sí! ¡Sí!’; ¿En qué cree?’; ‘¡En Dios!’; ‘¿Pero qué es Dios para usted?’; ‘¡Dios, Dios!’. Pero Dios no existe: ¡no se escandalicen! ¡Dios así no existe!».

¿Ven la barbaridad?

Se niega el conocimiento de Dios y su existencia: no se conoce la esencia de Dios ni su existencia. Sólo se conoce a Dios como Persona, pero no como naturaleza divina. Es decir, que Dios es el invento de la mente del hombre, que para hablar en un mundo de fe, tiene que poner tres personas, pero tampoco se cree en Ellas, sino sólo en la interpretación que la mente da de Dios como persona.

Esto se llama la filosofía del existencialismo, que en la Encíclica Humani generis Pío XII describe:

«el cual no haciendo caso de las esencias inmutables ‘de las cosas, solamente se preocupa de la existencia individual de los seres; y el cual con ninguna corrección o complemento puede ser compatible con el dogma católico, bien profese el ateísmo, según es evidente, bien al menos sea contrario al valor del raciocinio metafísico».

Bergoglio no hace caso de la esencia divina: no mira a Dios como Uno en su Esencia.

Sino que sólo se fija en la existencia individual de cada persona. Y esto es negar totalmente a Dios. Esto no puede ser compatible con el dogma católico, que dice que Dios es Uno en Su Esencia y Trino en las Personas. Uno y Trino.

Bergoglio anula lo Uno y se queda con lo Trino: está redefiniendo con su mente humana, su dios, su tipo de dios, su idea de dios, su idea de la trinidad, totalmente contraria al dogma. Ese dios trino no tiene nada que ver con la Trinidad. Es sólo la mente de ese hombre que se inventa cada persona.

No sólo Bergoglio dice que no puede conocerse la esencia inmutable de Dios, sino que va más allá y dice que Dios, como Uno, no existe: «¡Dios, Dios!’. Pero Dios no existe: ¡no se escandalicen! ¡Dios así no existe!»

Kant admitía la existencia de Dios – y la admitía absolutamente-, pero no podía admitir el conocimiento de Dios. Con su razón negaba que podía alcanzar un conocimiento natural, pero sí demostrar su existencia.

¿No es esto una gran locura?

• Está negando que el conocimiento de Dios brote en el hombre naturalmente, de un modo espontáneo por la consideración de las cosas naturales. Y que, por tanto, sólo el hombre puede conocer a Dios de una manera sentimental, existencial, pragmática. Es un conocimiento religioso, pero no natural. Sólo conoce la persona, pero no su esencia: Dios no existe.

• Está negando que la existencia de Dios puede demostrarse de manera científica e intelectual: Dios no existe.

• Está negando que pueda salvarse el que sólo conozca a Dios por la luz de la razón.

• Está diciendo que los que creen en la existencia de Dios como Uno están equivocados: todo el dogma católico está errado con Bergoglio.

¿Qué dice la Sagrada Escritura?

«Porque desde la creación del mundo, lo invisible de Dios, su eterno poder y su divinidad, son conocidos mediante las creaturas. De manera que son inexcusables…»: lo invisible de Dios, esa presencia impalpable, esa esencia que se extiende en la niebla, es conocido mediante la luz de la razón, por las creaturas. No hay excusa para Bergoglio (Rom 1, 20).

Y, por tanto, ¿quién es Bergoglio?

«Vanos son por naturaleza todos los hombres que carecen del conocimiento de Dios, y por los bienes que disfrutan no alcanzan a conocer al que es la fuente de ellos…» (Sab 13, 1-9).

¿Qué dice la doctrina de la Iglesia?

1. «El razonamiento puede probar con certeza la existencia de Dios y las perfecciones infinitas de El» (D 1622).

2. «El razonamiento puede probar con certeza la existencia de Dios, la espiritualidad del alma, la libertad del hombre» (D 1650).

3. el Juramento en contra de los modernistas: «Confieso que puede conocerse con certeza, y que incluso puede demostrarse también, como se conoce y se demuestra la causa por los efectos, la existencia de Dios, principio y fin de todas las cosas, mediante la luz natural de la razón a través de lo que ha sido hecho, esto es, por las obras visibles de la creación» (D 2145); el cual juramento antimodernista Pío XI lo proclamó en la Encíclica Studiorum Ducem, que interpretó de forma preclara el dogma definido solemnemente por el Concilio Vaticano I.

¿Qué dicen los Santos Padres?

«Al ver que el mundo y todo lo que hay en él se mueve necesariamente, hay que conocer a aquél por el que todo se mueve y es conservado, a saber a Dios» (Aristides – R. 110).

«Así la razón, que proviene de Dios y está inserta en todas las personas y la ley primera grabada en nuestros corazones y vinculada íntimamente a todos los hombres, nos condujo de las cosas que percibimos con la vista a Dios» (S. Gregorio Nacianceno – R 987).

«¿Cuántas veces la gente dice que cree en Dios? ¿Pero en qué tipo de Dios creen?

Frente a un ‘dios difuso´, un “dios-spray”, que está un poco en todas partes, pero que no se sabe lo que es, nosotros creemos en Dios que es Padre, que es Hijo, que es Espíritu Santo. Creemos en las Personas, y cuando hablamos con Dios hablamos con Personas: o hablamos con el Padre, con el Hijo o hablamos con el Espíritu Santo. Y ésta es la fe» (ver texto)

Bergoglio dice: frente a un dios que no se sabe lo que es, tenemos tres personas. ¡Agnosticismo!

Bergoglio ha perdido la cordura, los dos dedos de frente, la lógica natural que tiene todo hombre: Dios existe. Tiene que existir un Dios, al margen que sea Trino o no. La Trinidad es un dato de la Revelación: sólo se sabe por la fe, por la verdad revelada. Pero la Unidad es un dato al alcance de toda mente humana.

Bergoglio es un loco: no tiene mente humana. No sabe pensar adecuadamente, como lo hace un niño. Es todo confusión, oscuridad, un caos en la doctrina, un galimatías.

El existencialismo es una teoría pragmática y sentimental, que es lo propio de la mente de este hombre: un llorón de sus sentimientos humanos, de la vida humana.

Bergoglio es un modernista, ateo y agnóstico. Sólo cree en el conocimiento religioso de Dios, que no procede de la fe católica, sino de su fe masónica. Es un conocimiento inventado por su mente, no sacado de la Revelación. Usa la revelación para apoyar su conocimiento.

Bergoglio sólo cree en su idea de Dios; sólo cree en su mente. Su dios es su mente, lo que su razón concibe sobre Dios. No puede llegar al conocimiento natural de la existencia de Dios y, por tanto, concibe la existencia de Dios como algo mental, ideal, pero pragmático.

Bergoglio es un existencialista: un vividor de su idea. Pone en práctica lo que concibe en su mente. No se queda en el idealismo puro. Y, por eso, no le interesa ni la filosofía ni la teología. No le interesa la moral. Sólo le interesa lo que él puede obrar con la idea que ha concebido, que ha adquirido en su mente.

Bergoglio sólo mira su mente y, por tanto, no puede escuchar la verdad fuera de su mente. No sabe escuchar al otro. No sabe obedecer ni a Dios ni a los hombres. Sólo le interesa el otro para su obra pragmática. Si ese otro le sirve, entonces lo usa, pero no es capaz de amarlo. Si no le sirve, lo combate, lo persigue, pero no lo hace él mismo, sino a través de otros.

Bergoglio, al no tener fuerza intelectual, sino sólo existencial, pragmática, no es capaz de enfrentarse a los intelectuales. Los escucha, pero no es apologeta. Se enfrenta a ellos de manera indirecta.

A Bergoglio sólo le interesa su propia vida, no la de los demás. No sabe estar en el otro. Por consiguiente, no sabe ser líder, gobernante. Quiere el mando para su provecho propio, pero no para otra cosa. Cuando ve que el poder le ayuda para su plan, entonces lo acepta. Pero cuando ve que el poder se opone a su plan, entonces o no lo acepta o renuncia a él.

Su comunismo en la Iglesia es su obra pragmática: es poner en práctica esa idea de Dios, que tiene metida en su mente. Él sólo busca lo social, el pueblo, lo cultural, el bien común, los derechos de los hombres, las justicias humanas, las políticas de todos los gobiernos. Pero los busca para su plan, no para hacer un bien a los demás. Bergoglio sólo se mira a sí mismo. Por tanto, busca en el pueblo su gloria, la alabanza, el aplauso, el reconocimiento de los demás. Está ávido de que los demás hablen bien de él. No soporta a los que hablan mal de él.

Su masonismo le ayuda a perfeccionarse en su idea de Dios. Para el masón, el concepto de Dios es una perfección que debe evolucionar. Cada hombre tiene que llegar a un grado de perfección en la idea de Dios. Bergoglio, con su fraternidad, se abre a todas las religiones y acepta todos los dioses, todos los cultos, porque cada uno de ellos es un grado de perfección. Hay que aceptar las ideas que tienen los demás sobre Dios para alcanzar su grado de perfección. Hay que tolerar a los demás en sus cultos, en sus ritos, en sus adoraciones. Hay que admitirlos como buenos, como santos, como perfectos.

Su protestantismo le lleva a la perfección de la obra del pecado. El pecado, para este hombre, es un ser social, no es un estado del alma. Es algo que nace por la convivencia entre los hombres y se queda ahí, con sus frutos, con sus obras, que otros hombres, haciendo lo correcto, quitan. Para Bergoglio, la perfección del hombre es la sociedad, la comunidad, el Estado. No existe la perfección individual, sino la de una comunidad, la de un pueblo. Su idea de la iglesia es sólo social. Y, por tanto, las leyes de esa iglesia nacen de lo social. No son leyes para el alma, para la vida de cada persona. Son leyes para un estado social, una vida comunitaria. Por tanto, el pecado no existe; sólo se dan los distintos males entre los hombres que viven en sociedad, en familia, en un trabajo, en un sindicato, etc. No le interesan las almas, la vida espiritual. Sólo le interesa el hombre como comunidad, como un ser social.

Esto es Bergoglio.

¿Cómo es que todavía le obedecen como Papa?

No tiene ningún sentido.

¿Cómo pueden esperar algo del Sínodo teniendo a un ateo y a un agnóstico dirigiendo el negocio de los negocios: su falsa iglesia?

No comprendemos a tantos católicos, que se dicen intelectuales, y que acaban sometiendo su mente a un loco. No lo comprendemos.

¿Qué es la obediencia para toda esta gente? Si es someterse a un hombre, entonces tienen que obrar ese sometimiento. Tienen que ser ateos y agnósticos como este hombre. Si no hacen esto, entonces, ¿para qué están obedeciendo a este hombre? No entendemos, tampoco, esta obediencia.

¿Lo obedecen sólo porque se sienta en la Silla de Pedro? ¡Qué absurda obediencia!

No se obedece, en la Iglesia, a aquel que no enseñe la Verdad. Si esto no lo tienen claro, entonces ¿qué hacen en la Iglesia? La Iglesia no es como el Estado, en que hay que obedecer al gobernante, así sea ateo y agnóstico. En la Iglesia no puede darse esta obediencia nunca. Los católicos no saben lo que es la Iglesia.

No entendemos que la gente pierda el tiempo esperando, ilusionándose de que Bergoglio algún día deje de decir estas herejías y se comporte como un Papa verdadero.

Si Bergoglio no es Papa, entonces el Sínodo es nulo. Saquen las consecuencias: dejen de mirar a Bergoglio. Dejen de mirar a Roma. Dejen de mirar a toda la Jerarquía de la Iglesia. Dejen de ser estúpidos en la Iglesia. Dedíquense a vivir su fe católica, escupiendo todo lo que venga de Roma.

La Iglesia remanente no tiene cabeza visible, porque es la que permanece sólo obedeciendo a Cristo, como Cabeza Invisible. Y hasta que Él no ponga Su Papa, de manera extraordinaria, sin el concurso de ningún Cónclave, no se obedece a nadie en la Iglesia. Esto es lo que cuesta entender a tantos católicos que se han hecho ignorantes con tanta teología y filosofía que les oscurece la mente humana.

Profesen su fe católica, la que Cristo enseñó a Sus Apóstoles, al margen de todo lo que venga de Roma, porque ellos ya levantan su falsa iglesia, con su falso cristo y con su falso evangelio. Y, por tanto, con su falsa jerarquía.

Anuncios

19 comentarios

  1. Apocalipsis dice:

    Parece ser que este hombre viene bien despistado (Rot) , se contradice y no sabe ni lo que habla. Esto le sucede a muchos católicos tibios, desconocen nuestra fe, y encima te dicen que ” no van a misa ni creen en los sacerdotes “, o sea , tienen una fe a su medida y a su comodidad , no entiendo cómo una persona puede llegar a ignorar lo que dice ser , ó eres católico con todas sus consecuencias o no lo eres, me parece una actitud muy poco inteligente , además ,lo que van a recibir ya Jesucristo lo advierte “”Así, puesto que eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de Mi boca.” Apocalipsis 3:16

    La advertencia es clara.

  2. rot (el que aqui comenta) no sabe lo que dice. Pone 2 paginas: una del vaticano y otra que aparentemente esta a favor de Benedicto XVI nuestro verdadero santo padre….. rot te contradices puesto que la pagina del vaticano ya no es catolica, el vaticano esta bajo el control de la masoneria y la segunda pagina contradice la primera.

  3. arturo dice:

    la lectura del domingo pasado trataba sobre “los viñadores asesinos”, esos que se habían apoderado de la viña del patrón, devolviendo apaleados o muertos a sus enviados, llegando a matar incluso al hijo.Cuanta actualidad cobran estas palabras, ahora que los labradores que estaban destinados a cultivar la viña del Señor hoy lo niegan con el afán de apoderarse de lo que no les pertenece. Hoy están asesinando a Cristo por segunda vez con su falso humanismo, negando su divinidad, afirmando la mundanidad como único objeto de la iglesia, desvinculandonos del cielo que tenemos por destino. Esto no teníamos como verlo con tanta claridad hace dos años atrás.

    “Ese es el heredero; matémoslo y así nos quedamos con su herencia. Y así lo hicieron. Cuando vuelva el dueño de la viña, ¿que hará con esos labradores? ”

    Esa es la misma idea que estan fraguando hoy en el vaticano, por parte de una jerarquía atea, apostata, blasfema, y cismatica como no lo ha habido nunca en la iglesia.

  4. ana dice:

    Aparte de como siempre muchisimas gracias!!! P sus escritos son maravillosos,una inculta como yo aprendo muchisimo!!!!y Padre ni que decir los “magnificos “montajes fotograficos como el de hoy!!!Reir x no llorat!!

  5. Mima dice:

    El hereje de Bergoglio cree y se piensa que uno es burro, idiota o estupido que no sabe o puede leer entre lineas… no entiendo como aun asi hay personas que se la dan de tan intelectuales y aun se creen que este sujeto es verdadero papa, será el papa del diablo o de la secta satanica masonica, pero papa mio ni de la Iglesia Católica Apostolica Romana es y podrá ser.

  6. Juan Pablo dice:

    “Pero Dios no existe: ¡no se escandalicen! ¡Dios así no existe”.

    Para mí que Bergoglio quiso decir eso sin el “así”:

    “Pero Dios no existe: ¡no se escandalicen! ¡Dios no existe”.

    Pero sabía que si no lo arreglaba con el “así”, lo ponían de patitas de vuelta al “fin del mundo”…

  7. Maria dice:

    Dios mío…..que hombre tan ordinario Bergoglio….y como subestima a esas masas que lo adoran….se les burla con total descaro…
    El término Dios spray es algo irrisorio…
    Pero mire algo Padre Joseph…Dios es el Único que del mal puede sacar un bien mayor…y en este caso si permite decir tanto disparaté a Bergoglio es para que sacerdotes como Ud. puedan enseñar los dogmas como corresponde….
    Bergoglio se olvida de Dios ad intra y Dios ad extra….se olvida de que Dios es Uno….y que en sus relaciones ad extra se revela en tres personas que son el MISMO DIOS…
    Dios con respecto a sí mismo y Dios con respecto a su creación…..y todo lo que se conoce de Dios es por revelación…..sino de que otra manera?
    Y esas personas divinas son co eternas y tienen la misma gloria….
    Es un burro Bergoglio….
    Y la teologia es hermosa para que los cerdos la pisoteen.

    • Laodicea dice:

      Uno de los mejores comentarios que he visto en este blog.
      Opino como usted, las refutaciones a bergoglio del Padre joseph son un valioso instrumento para aprender y descubrir la teología, sobre todo para los que no tenemos estudios teológicos sino en otras materias. Una vez que descubres la teología te das cuenta que es la más excelsa y hermosa de todas las ciencias.

      Que Dios y su bendita madre les bendigan.

    • rot dice:

      María eso de que Dios saca bien del mal es concepto protestante, al mejor estilo peca fortiter de Lutero
      ; Dios no es varita mágica. Se sigue de ese razonamiento que entonces hagamos mal que total Dios de eso saca bien, ¿es decir que ÉL tiene que estar a nuestro servicio todo el tiempo arreglando lo que vamos dejando descalabrado?
      cuidado con ese tema. Dios quería la consagración, no se hizo y aquí tenemos las consecuencias.
      ¿es necesario que los cerdos pisoteen la verdad para que nosotros conozcamos los dogmas?¡de ninguna manera! eso deberían enseñárnoslo de chiquitos como corresponde en los catecismos verdaderos no las catequesis aguadas de hoy en día, pero es muy difícil que enseñen como antes pues los catecismos de antes les gritan en la cara a los modernistas okupas las verdades que ellos deliberadamente ocultaron desde el vaticano segundo. Yo no sabía lo que era un dogma a pesar que iba a colegio católico, asi fue el posconcilio, enterraron las verdades bajo mil kilos de tierra. ¿Quién hablaba del extra ecclesia en los años setenta? lo reemplazaron por la masónica libertad religiosa.

    • josephmaryam dice:

      Dios saca bien del mal: “la maldad no triunfa de la sabiduría (de Dios)” (Sab 7, 30).
      El concepto protestante significa que hay que buscar el mal para hacer un bien.
      El concepto católico significa que hay que expiar el mal para hacer un bien.
      Buscar el mal: pecar, seguir pecando
      Expiar el mal: reparar el pecado.
      Sólo expiando el pecado se puede comprender el mal en el mundo. Ovidadndo esta expiación, el hombre busca sus caminos para poder comprender y dar una solución al mal.
      Dios saca del mal un bien: «nosotros predicamos a Cristo Crucificado…poder y sabiduría de Dios» (1 Cor 23b.24a)
      Predicamos que del mal del hombre: Cristo crucificado; Dios saca un bien para Su Iglesia y la humanidad: la obra de la Redención, salvar las almas, santificándolas por el poder de la Sangre de Cristo.
      Es la Cruz, un mal, la que libera al hombre del pecado, del demonio, del mundo. Porque en la Cruz está la sabiduría de Dios.
      En la Cruz, el pecado es sometido al bien de la redención y de la salvación.
      En la Cruz, el demonio es vencido en su misma batalla.
      En la Cruz, Cristo pone el camino hacia el bien total y pleno: Su Iglesia.
      Y, por tanto, si Cristo vino a expiar los pecados para sacar un bien, la Redención de todos los hombres; los hombres tienen que imitar a Cristo en sus vidas, haciendo lo mismo: expiando los pecados: los suyos, los de su familia, etc…
      Hoy el hombre busca quitar los males con su mente humana, pero no hace oración ni ayunos, ni sacrificios ni se desprende de su humanidad. Y, por tanto, se queda en el mal y produce otros males, mayores todavía.
      Y el mayor mal es tener el entendimiento oscurecido por la mentira y así el hombre no puede comprender qué es la Cruz y cómo sólo a través de Ella está la solución a todos sus problemas.
      Cristo Crucificado es la varita mágica de Dios, que usted no ha comprendido porque tampoco entiende la Providencia Divina.
      Si Dios dejara al hombre en su pecado, ya hace tiempo que no existiría este mundo.
      Pero Dios lo va guiando todo, hacia el bien, a pesar del mal de los hombres.
      Deja que los hombres hagan sus males, pero Él tiene sus almas víctimas que van expiando los males de muchos hombres. Y tiene almas llenas del Espíritu que hacen muchos bienes.
      El Misterio de la Gracia y de la libertad del hombre no quieran entenderlo sin la Cruz de Cristo.
      Hay que vivir en un mundo lleno de pecado: los hombres pecan constantemente.
      Y hay que saber vivir en este mundo.
      Y, para eso, no se necesita mucha inteligencia, sino mucho amor a Cristo Crucificado: Él enseña el camino de la Verdad, que lleva a la Vida que Él quiere para cada alma, en un mundo que es un infierno.
      Sepan entender la Cruz y conocerán todo lo demás.

    • josephmaryam dice:

      Ahí dice Bergoglio que sólo la Misericordia salva y, por tanto, está negando lo que es el pecado, como ofensa a Dios y lo que es la cruz, como expiación del pecado.
      El hombre sólo tiene que fijarse en lo maravilloso, en lo bello, de la misericordia para quedar salvado, perdonado. Es la doctrina luterana:

      «No lo olvidemos: Dios siempre perdona y nos recibe en su amor de perdón y de misericordia. Hay quien dice que el pecado es una ofensa a Dios, pero también una oportunidad de humillación para percatarse de que existe otra cosa más bella: la misericordia de Dios».

      1. Dios siempre nos perdona: no hace falta confesar el pecado
      2. «nos recibe en su amor»: Dios ama el pecado y al pecador; Dios no castiga al que peca; Dios no hace justicia al que peca; Dios no odia el pecado.

      3. «amor de perdón y de misericordia»: Dios no tiene un Amor Divino y no tiene una Misericordia Divina. Bergoglio no hace distinción entre Amor y Misericordia, porque ha anulado el pecado como ofensa a Dios. Dios, en su amor divino, no ama a nadie. Sólo ama al Santo (=Jesús), al hijo de Dios que nunca ha pecado (=María) o que ya ha expiado todo su pecado (=los santos en el cielo). Dios, en Su Misericordia, muestra un camino al hombre para que encuentre el Amor: Cruz, Penitencia, expiación, purgatorio, limbo. Si el hombre no trabaja en su vida para expiar su pecado, nunca se va a acercar a las fuentes del Amor Divino. Nunca. Siempre estará en el camino de la Misericordia, donde también se halla la Justicia. Un hombre que olvida totalmente la oración y la penitencia, como único camino para salvarse y santificarse, que es el mundo de hoy, que es la Jerarquía de la Iglesia, son hombres condenados en vida, que marchan contentos al infierno. Y, para ellos, ya no hay Misericordia. Sólo Justicia: viven sólo en su pecado y obran sólo su pecado. Y, por eso, tienen a un Bergoglio que les recuerda que bella es la Misericordia para ir al infierno. Es lo que dice:

      4. «Hay quien dice que el pecado es una ofensa a Dios, pero también una oportunidad de humillación para percatarse de que existe otra cosa más bella: la misericordia de Dios»

      a. «Hay quien dice que el pecado es una ofensa a Dios»: esta es la doctrina católica, de toda la vida, que Bergoglio no defiende, porque no es el defensor de la fe católica, sino su destructor. Combate a Cristo en su misma Iglesia y sentado en la Silla de Pedro. Y muchos quieren a Bergoglio por esto: porque destruye la fe. Y esta verdad nadie la predica: Bergoglio ha sido puesto en Roma para destruir la Iglesia. Todos los que le obedecen van de la misma mano: destruyen la Iglesia. Hacen lo mismo. Y lo hacen con bonitas palabras, con sonrisas, buscando el aplauso de todo el mundo que odia a la Iglesia Católica.

      b. «una oportunidad de humillación»: peca para saborear la misericordia. Si no pecas, si no te humillas en tu pecado, entonces no alcanzas la misericordia. El pecado es una oportunidad para que Dios muestre la misericordia. Entonces, compra el pecado. Peca fuertemente, y así sentirás la misericordia. Bergoglio tiene nublado su entendimiento humano y no puede captar lo que es la misericordia divina, la cual no es una oportunidad, sino un camino para no pecar más.

      En ese camino, el alma ve el amor de Dios y lo elige para hacer frente al pecado, al demonio. Y comienza una vida de batalla diaria contra las huestes espirituales. Y, al final de ese camino, está la victoria. Pero si no se batalla cada día contra el pecado, contra el demonio, contra el mundo, contra Bergoglio y los suyos, al final el alma es vencida y ya no puede ver el amor de Dios, que es la fuerza para vencer.

      Muchos son vencidos así: como el pecado no es una ofensa a Dios, sino una oportunidad para ser amados por Dios, entonces a pecar. Ya Dios te ama, ya Dios es muy bueno, ya Dios entiende tu vida: no importes que peques. Dios no mira la ofensa que el pecado le hace. Dios sólo mira tu vida humana, en la que tienes tantos problemas que Dios está ahí para darte un beso y un abrazo, porque eres tan bueno, tan maravilloso en la vida, que te lo mereces…

      Este es el pensamiento de muchos.
      Por eso, Dios saca del mal muchos bienes. Uno de ellos: mandar al infierno a los que viven en sus pecados. Eso es un bien para el alma que peca y que quiere vivir en su pecado siempre.

      Hay que saber sacarlos, con la Cruz de Cristo, con la batalla diaria al pecado, al demonio, al mundo entero, a uno mismo.

    • rot dice:

      “la maldad no triunfa de la sabiduría (de Dios)” (Sab 7, 30).
      la explicación de esta frase no es precisamente Dios saca bien del mal.

    • josephmaryam dice:

      Usted no tiene la fe católica sino que pasa la vida juzgando al otro y quiere una Iglesia a su medida. Usted no traga a los Papas desde el Concilio Vaticano II. Usted, como muchos, ha juzgado a un Papa legítimo y ha quedado con una mente oscurecida. Y, de esa manera, no sabe discernir ni siquiera la Palabra de Dios. Y si no sabe hacer eso, no sabe distinguir entre falsa Jerarquía y verdadera Jerarquía. Y, lo que es peor aún, no sabe discernir entre los verdaderos católicos y los falsos. Para usted, los verdaderos católicos son, precisamente los falsos, los que atacan a todos los Papas. Y viene aquí a hacer su juego, que es el del demonio. Y como no se atreve a hablar claro, porque sabe que aquí defendemos a todos los Papas, menos a Bergoglio, quiere meter su oscuridad y se enfrenta con almas que dicen la verdad para quedar usted como el que tiene la razón.
      Váyase con sus palabras blasfemas a otra parte, allí donde le dejen barbotar sus lindezas.
      Si no sabe entender que Dios del mal saca bien, como ya se lo he explicado, con sencillez, entonces deje de molestar más.
      No queremos personas que no vean la verdad como es, de manera sencilla.
      No nos interesa los intelectuales que se la saben todas, menos lo que importa para su vida: oración y penitencia.

    • Maria dice:

      Quisiera que una persona que me contesta…en este caso Ud. Rot no ponga su interpretación a mis palabras como una verdad sellada…esa tarea es del Padre Joseph….que como sacerdote verdadero tiene al Espíritu Santo que SIEMPRE dice la verdad….
      A Ud Rot le digo como se atreve a pasar por la palabra de Dios….y atacarme diciéndome protestante….porque eso es un insulto para mi….y ya ve no tengo misericordia con la mentira….en este caso hablamos de los protestantes…que Ud trae….
      Este es un sitio CATÓLICO.
      Segundo….Un atributo de DIOS inseparable de su ser es su JUSTICIA…
      Y jamás dije que se salvan todos…..
      Dios no puede Sisi…..NOPUEDE…. Dejar de SER DIOS….así que su justicia es PERFECTA….
      El concepto varita mágica….no viene de Dios…la magia no pertenece a DIos…..Dios no obra por exabruptos….
      La obra perfecta de Dios es la Cruz de Cristo….claro que para la mayoría Dios podría haber hecho todo de otra manera….así piensan los que no quieren verse culpables ni limpiar sus pecados…..
      Si Ud Rot lee la vida de los santos…..como San Juan de la Cruz por ejemplo….quizás se de cuenta que no es tan sencillito salvar el alma…
      O Ud cree que Dios esta obligado.??? O qué lo obliga a salvarse????
      Nunca más traiga doctrinas erróneas y las ponga en mis palabras.
      Lo que esta pasando es terrible pero Cristo…..Hijo de Dios…o sea DIOS…lo dice bien clarito….las puertas del infierno no prevalecerán sobre mi Iglesia….

    • Cristina de López dice:

      Tan deleznable es leer, ver o escuchar las medias verdades, herejías, blasfemias y un largo etcétera que constantemente escupen en contra de la Santa Iglesia Católica, el usurpador Bergoglio y su séquito, como los comentarios necios de aquellos “pseudo católicos”, arrogantes y orgullosos, que creyéndose doctos, viven cegados a la Verdad y movidos por su “gran inteligencia”, terminan sirviendo, al igual que los primeros, al los planes del mismo Satanás: despotricar en contra de la VERDAD.

      ¿Tan difícil es ver que si Dios permite el mal es solo para de ello sacar un bien mayor? – Me temo que para aquellos que viven sin someter sus estúpidos razonamientos humanos a la Mente de Dios, no solo difícil, sino IMPOSIBLE!!

      Solo aquellos con un corazón de niño, contemplativo y sencillo, pueden mirar la acción de Dios en la historia.

      «sabemos que en todas las cosas interviene Dios para bien de los que le aman» (Rom. 8,28);

    • Dadrev dice:

      x rot:

      “María eso de que Dios saca bien del mal es concepto protestante, al mejor estilo peca fortiter de Lutero; Dios no es varita mágica. Se sigue de ese razonamiento que entonces hagamos mal que total Dios de eso saca bien,”

      Extracto del libro “IOTA UNUM” de Romano Amerio:
      “Las cosas buenas subsiguientes a la crisis de la Iglesia son por tanto algo a posteriori, no cambian su carácter negativo ni mucho menos la hacen deseable, como algunos atreven a afirmar. Dicho optimismo espurio está equivocado, porque atribuye al mal una fecundidad solamente propia del bien. San Agustín ha dado un expresión felicísima a esta doctrina en De continentia VI, 15 (PL. 40, 358): «Tanta quippe est omnipotent eius ut etiam de malis possit facere bona, sive parcendo, sive sanando, sive ad utilitatel coaptando atque vertendo, sive etiam vindicando: omnia namque ista bona sunt» (Porque es tan grande la bondad omnipotente, que de los mismos males puede sacar un bien conveniente, ya perdonando, ya sanando al pecador; ora adaptando y trocando el pecado en beneficio del justo,<>)

    • Dadrev dice:

      <> “sancionándolo con justicia. Todo esto es bueno”

      “No es el mal quien, en un momento posterior, genera a partir de sí mismo el bien: solamente una entidad positiva y distinta (en última instancia, Dios) tiene esta potencialidad.”

  8. kaoshispano dice:

    eso a los neocones mundi burguesotes SE LAS TRAE FLOJA, los justifica de ego pilático y YA ESTÁ.

    A LOS DEL SYSTEM eclesial no te digo lo felices que están con su payasada mediática. THE END . Dios no los perdone .

Los comentarios están cerrados.

Glosario

Misa espiritual

Benedictus PP. XVI

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Santuario de Fátima

Fátima en directo

Jesús, en Vos confío

A %d blogueros les gusta esto: