Lumen Mariae

Inicio » adulterio » Matrimonio Sacramental

Matrimonio Sacramental

Virgen de Guadalupe

Corazón de Jesús

El Gran Milagro

Infiltración en la Iglesia

El Reino de la Paz

border560x1verde

El matrimonio por la Iglesia es para una vida divina, no es para una vida humana.

No se casa el hombre con una mujer para imponerla su vida humana; no se une una mujer a un hombre para indicarle un camino humano y carnal.

Hombre y mujer, en el matrimonio, hacen una unidad irrompible, que sólo Dios puede anular, no en esta vida, sino en la otra. En el cielo, no hay marido ni mujer. En el Cielo sólo se da la obra de Dios en cada alma que se ha salvado.

El matrimonio por la Iglesia no es una cuestión social, sino un fin y una vida divina. Sin ese fin divino, todo cuanto hace un hombre con una mujer no sirve para nada. Sin esa vida divina, una mujer sólo ofrece su vida carnal a un hombre que, por naturaleza, no sabe lo que es el amor a una mujer.

En el matrimonio, el amor lo pone la mujer; el hombre sólo sabe dar el placer.

En un matrimonio, el camino lo hace la mujer; el hombre, aprende de ella, a caminar. Si una mujer no vive para Dios, entonces da al hombre sus amores, pero no el amor divino.

El amor divino es una obra, no es el pensamiento o el plan sobre el matrimonio.

Dios da al hombre una mujer para que busque en ella el hijo que Dios quiere. Muchas parejas no saben buscar este hijo, porque la mujer no tiene vida de fe, auténtica vida espiritual.

Tener un hijo no es una función biológica, sino una conquista del Espíritu. Dios quiere sus hijos, los que van al cielo, los que buscan la santidad en sus vidas. Y esos hijos sólo pueden venir de un hombre y de una mujer que han puesto a Dios en el centro de su matrimonio.

¡Pocos son los que hacen esto! ¡Y menos en este mundo de incrédulos donde el matrimonio se ha convertido en un juego de intereses humanos, porque así es como se concibe la sexualidad.

El sexo no es para un placer, sino para un amor. Y si los dos no buscan el amor divino, su sexo es sólo un rato de cama, pero no una obra divina.

Muchos no saben lo que es un matrimonio por la Iglesia, porque se dedican en la Iglesia a sus negocios, a sus apostolados humanos, a sus servicios, que nada tienen que ver con el plan divino para el hombre en un matrimonio.

Muchos viven de utopías en su matrimonio.

Muchos usan el sexo para un servicio social.

Muchos ofertan sus cuerpos para conquistar el aplauso del mundo.

Y nadie vive la gracia del Sacramento del Matrimonio.

¡Cuesta buscar el hijo que Dios quiere! ¡Cuesta educarlo como Dios quiere!¡Y cuesta llevarlo a la santidad que Dios quiere para él!

Todos se han vuelto cómodos en sus matrimonios. Nadie busca la pareja que lleva a la santidad. Y, por tanto, todos se embarcan en un matrimonio que es siempre una cruz para el hombre y para la mujer. Y, muchos, viendo esa cruz, reniegan de ella, porque es más fácil buscar otra cosa sin cruz, otra vida sin tener que cargar con un hombre o con una mujer que se ha convertido en un fracaso.

Anuncios

8 comentarios

  1. Laodicea dice:

    Extracto de la primera carta a los Corintios:

    27 Por eso, el que coma el pan o beba la copa del Señor indignamente tendrá que dar cuenta del Cuerpo y de la Sangre del Señor.
    28 Que cada uno se examine a sí mismo antes de comer este pan y beber esta copa;
    29 porque si come y bebe sin discernir el Cuerpo del Señor, come y bebe su propia condenación.
    30 Por eso, entre ustedes hay muchos enfermos y débiles, y son muchos los que han muerto.
    31 Si nos examináramos a nosotros mismos, no seríamos condenados.
    32 Pero el Señor nos juzga y nos corrige para que no seamos condenados con el mundo.

    Sí esto se dice de los que se condenan por comer indignamente el cuerpo del señor, cuanto más de los sacerdotes que lo administran indignamente, su condena será mayor, pues en los condenados también hay grados.

    Por eso hay que rezar por los sacerdotes pues los pocos que se mantienen fieles son un tesoro.

    Qué Dios y su bendita Madre les bendiga y les guarde.

  2. Mima dice:

    Hermoso este post!, gracias por publicar este tipo de articulos que nos ayudan mucho a fortalecernos en la fe y que tristeza da ver que ya el matrimonio no es visto como lo que es y para lo que fue instituido. Este tipo de charlas como este post deberian darlo en los cursos de preparacion prematrimonial, desgraciadamente la Iglesia apostata y modernista de estos tiempos ya no enseña nada y las personas que van a esos cursos salen igual o hasta peor que cuando entraron al curso.

  3. José dice:

    SAN BERNARDO DE CLARAVAL

    “EL QUE, POR OBEDIENCIA, SE SOMETE AL MAL, ESTÁ ADHERIDO A LA REBELIÓN CONTRA DIOS Y NO A LA SUMISIÓN DEBIDA A ÉL”.

  4. Tere dice:

    DIOS ayudanos, (hace unos años los Testigos de Jehova nos dijeron que en la Iglesia Catolica iban a casar a los homosexsuales,) dije estos están locos, Dios mio por favor ven, “VEN SEÑOR JESUS”

  5. kaoshispano dice:

    HOY, más del burguesismo, cooperativa de egoismos con un barniz espiritualista Y VA QUE CHUTA…

    NO HAY MATRIMONIOS MILITANTES, porque la Iglesia ya no es que no sea militante, es que es apostata, sodomitica y hereje. F I N .

    Dios bendiga a los que se unen para hacer la voluntad de Dios en su vida mutua en amor verdadero, único, pleno.

  6. josephmaryam dice:

    El cardenal Angelo Bagnasco, arzobispo de Génova y presidente de la Conferencia Episcopal Italiana, da la comunión a dos transexuales en Génova:

    Visto en:

    http://roberto-cavalcanti.blogspot.com.es/2014/09/cardeal-distribui-comunhao-transexuais.html

    • Juan Pablo dice:

      Este cardenal no es un segundón. Presidente de la Conferencia Episcopal Italiana…. no me gustaría estar en sus zapatos.

Los comentarios están cerrados.

Glosario

Misa espiritual

Benedictus PP. XVI

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Santuario de Fátima

Fátima en directo

Jesús, en Vos confío

A %d blogueros les gusta esto: