Lumen Mariae

Inicio » 666 » En el Vaticano se levanta la falsa iglesia con su falso cristo

En el Vaticano se levanta la falsa iglesia con su falso cristo

Virgen de Guadalupe

Corazón de Jesús

El Gran Milagro

Infiltración en la Iglesia

El Reino de la Paz

zanatema

«Falsa Iglesia, verdadera Iglesia; falso Cristo, verdadero Cristo. La falsa Iglesia la constituye aquellos sacerdotes herejes, aquellos sacerdotes anatemas, aquellos sacerdotes que mutilan la Palabra de Dios, aquellos sacerdotes que se salen del contexto bíblico; aquellos sacerdotes que llevan una doble vida, una doble moral; aquellos sacerdotes que aparentan santidad frente a las demás personas, frente a sus fieles; aquellos sacerdotes con apariencia de buenos, mientras que su corazón es un cementerio mal oliente, un sepulcro putrefacto; la blancura no se mide por lo exterior, la blancura se mide es por la pureza del alma, en la limpieza del corazón. Vosotros estáis llamados a la coherencia de vida. Vosotros estáis llamados a vivir en la radicalidad del Evangelio; estáis llamados a huir de la falsa Iglesia» (María, Madre de la Iglesia – Falsa Iglesia, verdadera Iglesia Mayo 25/09 – pag. 2- Revelaciones dadas a un alma a quien Jesús le llama Agustín del Divino Corazón. Mensajero de los Sagrados Corazones Unidos y Traspasados de Jesús y de María)

La Iglesia no es el Vaticano. En el Vaticano está la falsa Iglesia. En las diócesis que se someten al Vaticano está la falsa Iglesia.

El Vaticano ya ha demostrado, en su Jerarquía, que no es y no quiere ser parte de la Iglesia Católica. Ellos han puesto una falsa cabeza, que ha levantado una falsa iglesia, con un falso cristo. Y esto es lo que ellos venden al mundo entero. Venden un hombre al que proclaman como Papa y exigen que se le obedezca porque es el Papa.

Después de 50 años, en que en el concilio Vaticano II, los teólogos modernistas pudieron introducir la doctrina colegial según la cual el Papa tiene la misma jerarquía que los obispos —primus inter pares (el primero entre muchos)—Y, por tanto, su función se limitaría a hacer de policía entre los miembros de un poder sinárquico y no ya monárquico, sin ninguna autoridad en la Iglesia, ocasionando, por ello, la igualdad de todos los Obispos en el poder de la Iglesia, la independencia de los sínodos, de las conferencias episcopales, poniéndose por encima de la Voz del Papa, de la Voz de cada Obispo. Ya los Papas, los Obispos, como personas aisladas son absolutamente impotentes en la Iglesia; la fuerza está sólo en la colegialidad. Esto lleva, por supuesto, a la desobediencia, rebeldía y división entre los Obispos. Esto es la anarquía en el poder.

Ahora -después de 50 años- , esos teólogos, ahora los que siguen a Bergoglio pretenden que todos obedezcan a un falso Papa, cuando son ellos los que nunca han obedecido a un Papa en la Iglesia. Ellos quitaron la obediencia al Papa, para ponerla en colegialidad. El mismo Bergoglio nunca se ha sometido a la obediencia a un Papa. ¿Y ahora quiere obediencia? Ahora es cuando hay que desobedecerle en todo. Esa desobediencia no es pecado, sino una virtud, un deber moral de todo católico que sepa lo que es su fe, que haya entendido lo que es Cristo y Su Iglesia.

El Papa Pablo VI, comprendiendo que había sido engañado, se derrumbó y lloró. Por este motivo convocó de urgencia, una tarde de noviembre de 1964, al cardenal Ruffini:

«Eminencia, ¡salve el Concilio! ¡salve el Concilio! Y decía gimiendo y llorando: Sono i periti che fanno il Con-cilio! … Hay que hacer frente a la prepotencia de esos empleados». (Raymond Dulac, La collégialité épiscopale au concile Vatican II, p. 156)

El Papa mandó adjuntar, en apéndice, una Nota explicativa previa que excluía la interpretación herética, salvando la doctrina católica al último momento. Pero, el mal ya se había hecho: quedó la ambigüedad de los textos conciliares. Así es como funciona el don de la infalibilidad de un Papa, que mucha gente no entiende. Las personas creen que sólo el Papa es infalible cuando enseña ex catedra. Y se equivocan. Ese don es una providencia divina particular sobre la persona del Papa para remediar lo que es el mal en la Iglesia, para no caer ni hacer caer que la Iglesia caiga en la herejía. Por eso, ningún Papa legítimo es hereje. Puede estar rodeado de muchos herejes, que hacen mucho mal a su alrededor y procuran que sus obras heréticas tengan el sello papal. Pero nunca un Papa cae en herejía, en algo que le puede sacar de la Iglesia.

El Vaticano es una muralla que nadie puede transitar sin perder la fe católica. Los que viven allí no pertenecen a la Iglesia Católica. No tienen la fe verdadera; tienen una fe inventada por su razón humana. El culto a la idea del hombre: eso es el Vaticano. Es una madriguera de lobos en donde se viven los sietes vicios capitales, en donde los tres pecados de herejía, cisma y apostasía, son el sello de sus obras. Sacerdotes y Obispos anatemas, que mutilan, que destrozan toda Verdad en la Iglesia.

La Iglesia es Cristo con todas sus almas, que fieles a la Gracia, permanecen unidas a Él, en el Espíritu. Almas que han comprendido la vida de Cristo y que la imitan sin más, dando testimonio de la única Verdad, que es Cristo.

Iglesia y Vaticano son ya dos cosas distintas. Y, por lo tanto, en la Iglesia existe una confusión total debido a muchos Cardenales y Obispos del Vaticano.

El Papa de la Iglesia Católica es Benedicto XVI, el cual no gobierna porque ha renunciado al ministerio de Obispo de Roma, pero sigue conservando, en su persona, el Primado de Jurisdicción, la Autoridad Divina, que sólo él puede tener. Esto, mucha gente, no acaba de comprenderlo, porque no vive en Gracia en la Iglesia. Viven en su mentalidad modernista y quieren que todo el mundo se someta a esa mentalidad, que supone someterse a la mente de un hereje, como es Bergoglio. Y eso es imposible en la Iglesia que Jesús ha fundado en Pedro. En la Iglesia se obedece a la Verdad, que es Cristo, no a los hombres que reniegan de la Verdad.

Pedro nunca fue hereje. Negó a Su Maestro, pero su pecado no llegó a la apostasía de la fe. No renegó de la Verdad. Una vez que vio su pecado, volvió a Cristo, a la Verdad. Esto es lo que no hace toda esa gentuza, que se llama a sí misma sacerdote y Obispo de la Iglesia, y que no tienen en sus mentes la Mente de Cristo. Sus mentes se han quedado en la mentira y sólo dan vueltas a esa mentira, sin posibilidad de arrepentimiento. No son un Pablo VI, que cayó en la cuenta de la mentira, y puso un remedio.

«¡Basta con la disensión dentro de la Iglesia! ¡Basta con una disgregadora interpretación del pluralismo! ¡Basta con la lesión que los mismos católicos infligen a su indispensable cohesión! ¡Basta con la desobediencia calificada de libertad!» (18-VII-1975). Pablo VI nunca fue escuchado ni perdonado por mucha gente, que se cree erudita en la Iglesia, porque sabe algo de teología. Su Pontificado fue un gran calvario, porque conoció la obra del mal en el mismo Concilio.

El falso Papa del Vaticano es Bergoglio: hereje, cismático y apóstata de la fe. Jefe de la nueva secta del Vaticano, que posee un clan abominable, un gobierno horizontal, con un poder humano, sin ninguna autoridad divina ni espiritual sobre la Iglesia Católica. Todo cuanto hace es nulo para Dios y para la Iglesia; válido para su nueva sociedad religiosa. Esto, tampoco, mucha gente lo acaba de comprender. Ven a un Bergoglio bueno en lo humano. Es lo que vende a todos. Pero no pueden ver la maldad que hay en su mente. Están oscurecidos por su misma palabra de herejía.

Son dos Papas en Roma. Son una clara división en la fe. Son un cisma que los propios Cardenales del Cónclave han abierto en el Vaticano. Hicieron renunciar al Papa legítimo, que gobernaba la Iglesia Católica, y pusieron a un Papa, falso y maldito, que sólo gobierna el Vaticano; no puede gobernar la Iglesia, porque no es Pedro, no es la piedra, la roca, que Cristo ha elegido para Su Iglesia: no tiene -ni puede tenerlo- el Espíritu de Pedro. Y esto lo sabe muy bien el mismo Bergoglio. Él sabe quién lo ha puesto ahí y para qué: lo ha puesto la secta masónica, de la que él es miembro. Y lo han colocado con el fin único de levantar una nueva estructura opuesta, en todo, a la Iglesia Católica: la iglesia de los malditos, de los que se van a condenar porque han elegido el infierno aquí en vida.

Estos 18 meses son su farsa, su gran engaño, su hipocresía elevada al cubo.

Estos 18 meses sólo han servido para vivir su infierno en la tierra, y así hacer méritos para tener un puesto, cuando muera, en la cumbre del infierno, al lado de los tres demonios-jefes de ese antro oscuro y tenebroso, en el cual Bergoglio no cree.

En estos 18 meses, él ha derribado al suelo gran parte de las estrellas de la Iglesia: sacerdotes, Obispos, que esclavizados por Roma, no han podido liberarse, a tiempo, de las ataduras de la inteligencia humana.

El Vaticano es maestro en pedir obediencia ciega a sus Obispos y sacerdotes. Pide obediencia a la idea del hombre, pero no a la Mente de Cristo. Sabe cómo maniatar a todos con sus leyes. Sabe cómo hacer callar a todos con sus ritos, que parecen sagrados, y son una clara profanación al Misterio de la Eucaristía. Sabe meter miedo a la Jerarquía si no se somete a su plan. Es fácil venderse al Vaticano por un plato de lentejas. Es lo que hacen muchos sacerdotes en sus diócesis: se venden a la mente de sus Obispos para que no les falte la comida todos lo días.

Quien todavía no haya comprendido esto, quien todavía no discierna lo que pasa en la Iglesia, es que es un católico tibio y pervertido, incapaz de ser de Cristo, inútil para salvarse.

«Lo que debemos buscar y esperar… es un Papa según nuestras necesidades… imbuido de los principios italianos y humanitarios… Que el clero camine bajo vuestro estandarte creyendo siempre que camina bajo la bandera de las Llaves Apostólicas…» (Los papeles secretos de la Alta Venta de los Carbonarios – Monseñor Delassus, La conjuration antichrétienne, III, pp. 1040-1046; Ploncard d´Assac, La Iglesia ocupada, p. 71.)

Bergoglio: el gran engaño puesto por la masonería en el Vaticano. Un falso Papa según las necesidades masónicas; un falso papa lleno de humanismo, que ha puesto al hombre en el centro del universo; un falso papa que hace caminar a la Jerarquía bajo la bandera de la masonería creyendo que sigue la bandera de Cristo.

¡El gran engaño, que muchos no han discernido!

¡El gran engaño preparado por el mismo clero de la Iglesia Católica! Por aquellos que se dicen de Cristo, pero que obran en contra de la doctrina de Cristo. Es la Jerarquía infiltrada desde hace mucho tiempo en la Iglesia, que en el Concilio Vaticano II tomó posiciones para poner un lenguaje teológico ambiguo, del cual han salido, dentro de la Iglesia, todas las herejías que actualmente se viven.

Estamos viviendo la corrupción de lo mejor en la Iglesia: una Jerarquía llamada a servir a Cristo que se ha convertido en demonios encarnados. ¡Auténticos demonios! Y no tienen otro nombre. Desde el vocero del Vaticano, el P. Lombardi, fariseo perfecto, inútil de hombre, auténtica miseria espiritual en su ministerio sacerdotal, hasta el idiota que se sienta en el Trono de Pedro, Bergoglio, un hombre sin inteligencia, un hombre pervertido en su juicio, un hombre que enseña a pecar, poniéndose por encima de la ley natural, de la ley divina y de la ley de la gracia. ¡Son todos unos demonios! ¡Son todos unos malditos! ¡Son todos unos babosos del mundo!

¡Gran engaño es Roma! ¡Gran Ramera, llena de fornicadores de la mente del demonio! ¡Gran Prostituta, que se alimenta de las lascivias de tantos Obispos y Cardenales en sus obras con el mundo!

Ya lo dijo Pablo VI, pero nadie le hizo caso: «La Iglesia se encuentra en una hora inquieta de autocrítica o, mejor dicho, de autodemolición. Es como una inversión aguda y compleja que nadie se habría esperado después del Concilio… La Iglesia está prácticamente golpeándose a sí misma» (Discurso al Seminario Lombardo, Roma – 7 de diciembre de 1968 – En Amerio, Iota unum, número 7).

Autodemolición: la misma Jerarquía de la Iglesia Católica ha ido demoliendo todo. Los enemigos de la Iglesia están dentro de Ella misma: son los mismos que hacen el teatro, cada día, de poner a Cristo en el Altar. ¡Es un teatro! ¡Es un cuento chino muchas misas de la Jerarquía!

El Cardenal Raztinger elevaba el grito de alarma: «Después del Concilio, las diferencias de confesiones entre la exégesis católica y protestante desaparecieron prácticamente… Pero el aspecto negativo de ese proceso es que, a partir de ahora, incluso en ambientes católicos, la separación entre la exégesis y el dogma es total, y la Escritura se ha convertido por sí misma en una palabra del pasado que cada cual debe esforzarse en traducir al presente, sin poder apoyarse demasiado en la base en que se aguanta. La fe se convierte entonces en una especie de filosofía de la vida que cada cual trata de extraer de la Biblia. El dogma, privado del fundamento escriturario, carece de sostén. La Biblia, que se ha separado del dogma, se convierte en un documento del pasado; ella misma pertenece al pasado» (Ratzinger, L’interprétation biblique en question, en L’essegesi cristiana oggi, Piemme, 1991).

Muchos no perdonan al Papa Benedicto xVI su teología protestante de sus inicios, cuando era un sacerdote. Muchos no han visto el cambio en su teología. Nunca un teólogo hereje puede discernir entre la verdad y la mentira. Siempre un teólogo hereje da la mentira y la proclama como verdad, que es lo que hace Kasper. Si Raztinger, como Prefecto de la Congregación, sabe lo que es lo católico, y lo sabe diferenciar de lo protestante, es que es católico, posee una fe católica, es que no puede ser hereje, sino que está en la Verdad, permanece en Ella.

«Gran parte de la teología parece haber olvidado que el sujeto que hace teología no es el estudioso individual, sino la comunidad católica en su conjunto, la Iglesia entera. De este olvido del trabajo teológico como servicio eclesial se sigue un pluralismo teológico que en realidad es, con frecuencia, puro subjetivismo, individualismo que poco tiene que ver con las bases de la tradición común» (Informe sobre la fe, de 1984 – Señales de peligro – pag 79).

La Jerarquía ha olvidado que la ciencia teólógica está para servir a la verdad, no para servir a los intereses de cada uno en sus ministerios sacerdotales. El sacerdote es para las almas, no es para la mente de las almas. Es lo que muchos no saben hacer : hablan con las almas como si fueran un conjunto de ideas, de razones, de proyectos humanos ; y no son capaces de ver la vida espiritual de las almas. Y, por eso, muchos sacerdotes son psiquiatras, pero no pastores de almas. Y, con eso, llegan al pecado contra el Espíritu Santo. Tienen el poder de penetrar en el santuario de cada alma para guiarla hacia la verdad. Y hacen el trabajo del mismo demonio : inculcan a las almas pensamientos errados, mentirosos, funestos, que las llevan a la clara condenación.

«En esta visión subjetiva de la teología, el dogma es considerado con frecuencia como una jaula intolerable, un atentado a la libertad del investigador. Se ha perdido de vista el hecho de que la definición dogmática es un servicio a la verdad, un don ofrecido a los creyentes por la autoridad querida por Dios. Los dogmas –ha dicho alguien- no son murallas que nos impiden ver, sino, muy al contrario, ventanas abiertas al infinito» (Informe sobre la fe, de 1984 – Señales de peligro – pag 80).

La fe católica ha desaparecido y se ha convertido en protestante. En la Iglesia Católica aparecieron lo nuevos Luteros : sacerdotes y Obispos que niegan el infierno, la virginidad de María, la existencia del purgatorio, que dan la comunión a los malcasados, que defienden los anticonceptivos como solución a los problemas del matrimonio y de la pareja, que lo niegan todo y siguen ahí, en la Iglesia, como si nada pasara. Son tenidos como santos en sus grandes pecados, en sus manifiestas herejías. Son aclamados por las multitudes como hombres que salvan el mundo, lo social, lo político. Eso es un Kasper, un Bergoglio, eso es todo su clan abominable de su gobierno horizontal.

Y del protestantismo se ha pasado, rápidamente, al comunismo: todos los teólogos de la liberación, que hacen de la iglesia su pecado: una iglesia de los pobres y para los pobres. Son los nuevos burgueses de la Iglesia. Una Jerarquía para la política, para el mundo, para el bien del hombre, pero nunca para el bien divino.

Y, en el marxismo, la idea masónica: la fraternidad universal, el diálogo de la igualdad, necesario para encontrar la unidad aun a costa de la verdad, y los derechos y libertades del hombre.

Hoy nadie lucha por la Verdad. Nunca ha sido tan débil la lucha contra los errores y abusos de toda la Jerarquía en la Iglesia. Nunca en el Vaticano se puede apreciar, como ahora, la distinción entre la verdadera y falsa Jerarquía.

Es el tiempo en que los católicos verdaderos salgan del Vaticano, salgan de sus parroquias, porque ya no es posible que la verdad venga de sujetos que no pueden buscarla por su pecado manifiesto.

El Vaticano ya no pertenece a la Iglesia Católica. Si esto no lo tienen claro, se van a tragar el Sínodo como un bien para la Iglesia.

Bergoglio auna las tres ideas: la protestante, la comunista y la masónica. Todo su hablar es esto. Y no hay una fe católica en él. No puede haberla. Es especialista en tergiversarlo todo, según lo que encuentra en su mente pervertida por su juicio loco. Y del Sínodo, convocado por este maleante, no puede salir nada para la fe católica. Nada bueno. Todo una mentira bien preparada por la masonería. Ellos no quieren salvar las almas, sino condenarlas. La Iglesia ha desaparecido en el Vaticano.

«Probablemente los jóvenes no hayan escuchado nunca hablar de la salvación del alma en las homilías de sus sacerdotes…La Iglesia desaparece cuando grupos, comunidades y personas se despreocupan de su misión principal: la salvación de las almas» (Cardenal Rouco – Conferencia dada en El Escorial sobre «La salvación del alma» – 30-VII-2004).

Anuncios

15 comentarios

  1. Carlos Gay dice:

    Padre,que pena decirlo pero que imagen tan impudica, la advocacion de la virgen desantanudos que le gusta a Bergoglio,
    en el circulo numero 1 se ve como le quitaron la parte del vestido de arriba, la dejaron con los hombros destapados…..
    en la numero 2 se ve un angel con senos y mostrandolos y la parte de abajo del angel recojida su tunica…le adjunto el link de la fotografia paz y bien.

  2. Anonimo dice:

    He comenzado a pensar que el choque entre 2 Papas como ha sido profetizado (en visiones particulares) No será como creemos, cuerpo a cuerpo; SERA en el plano de las ideas, el pensamiento Teológico, doctrinal, etc, y ya comienza a darse pues, Benedicto a pesar que para el mundo esta escondido en la oración, ya se adelantó en el tiempo, escribió, aprobó, manifestó los argumentos en defensa de la Fe y la sana Doctrina mientras era Papa en funciones mostrándonos el camino, El ya no puede acompañarnos físicamente pues ahora está en el huerto de los Olivos con su Señor, pero nos dejo La Palabra de Dios revelada y explicada en su Magisterio y en los 2000 años de la tradicion de la Iglesia y De tantos Papas Santos Y Padres de la Iglesia.

  3. Laodicea dice:

    Interesante noticia en la que se ve el legado de un verdadero papa cabeza de la verdadera iglesia de Dios:

    Edward Green, que apoyó las tesis de Benedicto XVI contra el sida, advierte de que no aplicarlas frena “los progresos” contra el VIH
    El eminente epidemiólogo y antropólogo se reafirma en que la clave para combatir las infecciones por el VIH está en cambiar los comportamientos. Cada vez más científicos desmitifican la prevención con preservativos y recomiendan la abstinencia y la fidelidad.
    http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=31059

    “Dios salve a Benedicto XVI”

  4. josephmaryam dice:

    La conciencia se define así: es el juicio práctico de la inteligencia, por lo cual se juzga lo que, aquí y ahora, se ha de hacer o se ha de omitir.
    La conciencia es diferente a la ley natural, ley divina y ley de la gracia. Por estas leyes, todo lo que es malo y pecado se debe evitar. Este juicio no pertenece a la conciencia, sino a la mente de Dios.
    La conciencia lo que hace es juzgar si aquella obra que voy a hacer es pecado, y si lo es, no se puede hacer: la mentira que yo pienso, aquí y ahora, la tengo que evitar.
    La conciencia es un sagrario en cuanto que es la voz de Dios. Para llegar al juicio práctico, la persona conoce que esa obra es pecado. No sólo lo conoce porque sabe que existe la ley natural o divina o de la gracia, sino porque Dios siempre da luz a todo hombre, así no conozca lo que Él ha puesto en la naturaleza humana (la ley natural) o ha revelado (ley divina y ley de la gracia)
    Todo hombre sabe si está haciendo un bien o un mal. Y no por su juicio práctico, sino porque Dios siempre ilumina a todo hombre sobre el bien y sobre el mal.
    Un hombre que vive anclado en la ley natural, en la ley divina, en la ley de la gracia, enseguida sabe hacer un juicio práctico de una obra.
    Pero un hombre anclado en su pecado, viviendo en toda clase de apegos materiales, humanos, naturales, carnales, etc…, se le dificulta la ley natural, la ley divina, la ley de la gracia, y el escuchar la voz de Dios en su interior.
    Pero, sin embargo, el hombre, por más pecador que sea, por más demonio que sea, siempre escucha la voz de Dios, siempre escucha la voz de su conciencia, que le dice: no hagas eso, es malo a los ojos de Dios.
    Las almas son de Dios. Y sólo de Dios. Por eso, Dios conoce todos los caminos para salvar a un alma. Si el alma, en el último segundo de su vida escucha la voz de Dios, en su conciencia, entonces se puede arrepentir y salvar.
    El hombre tiene la ley de Dios inscrita en su corazón, en su naturaleza humana. Y la ley de Dios no es un conjunto de palabras, sino una vida. En Dios, la palabra es una obra. Y, por tanto, en la conciencia, la voz de Dios es una obra. Dios habla para que el hombre obre.
    El problema de Bergoglio es que se sabe la filosofía moral, pero no da el contenido de ésta. Utiliza la palabra sagrario de la conciencia. Y es sólo una palabra vacía del contenido real. Es sólo su comunismo: «Por una parte, oímos en el sagrario de la conciencia la llamada a tocar la miseria humana y a poner en práctica el mandamiento del amor…».
    Dios, en la conciencia de todo hombre, no llama a tocar la miseria humana. No es eso la conciencia. Dios llama a quitar el pecado. Y, por eso, avisa al hombre para que no peque. No tiene nada que ver la interpretación que da Bergoglio, de lo que es la conciencia. Si el hombre, en la miseria humana, ve un pecado que no puede obrar, tiene que dejar la miseria humana en su miseria. Esto es la Justicia que no entiende Bergoglio.
    El homosexual es una miseria humana; pero hay que dejarlo en su pecado porque no lo quiere quitar. Cuánta gente en la calle vive de forma miserable. Pero quieren vivir así, en su miseria humana. No viven para ser santos y, por tanto, tampoco viven para salir de su miseria humana material.
    Hoy día no se ve el pecado como ofensa a Dios y, por tanto, los hombres sólo se dedican a resolver males humanos, sociales, etc… Pero nadie quiere salvar su alma.
    El sagrario de la conciencia es para salvar el alma, no para quitar injusticias sociales o vivir para implantar los derechos de los hombres en la creación. Esto último es el pensamiento de muchos en la Iglesia. El pensamiento de Bergoglio está tomado del pensamiento de Muller:
    «Esos pobres no son una masa anónima. Cada uno de ellos tiene un rostro. Cómo puedo yo como cristiano, sacerdote o laico, bien sea en la evangelización o en el trabajo científico- teológico, hablar de Dios y de su Hijo que se hizo hombre y murió por nosotros en la cruz y dar testimonio de Él, si no quiero construir otro sistema teológico junto al ya existente, sino decirle al pobre concreto, cara a cara: Dios te ama y tu dignidad imperdible tiene su fundamento en Dios. Cómo se hace concreta la consideración bíblica en la vida individual y colectiva si los derechos humanos tienen su origen en la creación del hombre a imagen y semejanza de Dios» (Mis experiencias con la Teología de la Liberación – Gerhard Ludwig Müller ).

    ¿Ven la maldad de este pensamiento? Dios, en la creación del hombre no le ha dado al hombre derechos humanos, sino que ha puesto en él su Ley. Y si el hombre no quiere caminar en esta Ley, por su pecado, que después no se queje de que el planeta va mal, de que hayan muchos pobres, muchas injusticias sociales….
    Es la palabrería de tantos sacerdotes, Obispos, que ya no son de la Iglesia Católica, sino del comunismo, pero que quieren seguir dentro de la Iglesia para destrozarla con sus abominables pensamientos y obras humanas.
    Sepan escupir cualquier palabra de Bergoglio, porque él sabe usar las palabras apropiadas para su público. Sabe dar lo que el otro quiere escuchar para engañar a todo el mundo.
    Bergoglio es un engañabobos: a los tibios y a los pervertidos los tiene en la bobería más estúpida de todas.

  5. alma dice:

    Padre estará bien lo que he observado?
    Hay dos profecías que se mencionaron de los papas de la iglesia católica nostradamus acertó a muchas de las cosas que anuncio pero muchos cuestionamos cuando no acertó en lo del papa negro pero yo pensaba que hablaba del color de su piel ahora creo que si acertó y que nostradamus se refería al color de su alma…

    http://m.taringa.net/posts/ciencia-educacion/16405613/Profecia-del-Papa-Negro.html

    Ahora bien, tambien están las profecías de San Malaquías y a todas acertó pero muchos tambien cuestionamos la ultima acerca del papa que le seguía a Benedicto XVI y nada tenia que ver Francisco con Pedro el Romano pero yo creo que que él se refiere a que desde el cielo San Pedro guiara nuevamente a su iglesia como lo dice San Malaquías ante tanta tribulación…
    Aquí dejo los últimos Papas según San Malaquías

    ◾107: “Pastor y nauta” (Pastor y navegante). Juan XXIII (1958-1963), fue el Patriarca de Venecia, ciudad de navegantes.
    ◾108: “Flos florum” (Flor de las flores). Pablo VI (1963-1978). Su escudo contiene la flor de lis (la flor de las flores).
    ◾109: “De medietate lunae” (De la media luna). Juan Pablo I (1978). Albino Luciani (del italiano, luz blanca). Nació en la diócesis de Belluno (del latín ‘bella luna’). Fue elegido el 26 de agosto del 1978 y falleció un mes después, el 28 de septiembre de 1978.
    ◾110: “De labore solis” (De la fatiga o trabajo del sol). Juan Pablo II (1978-2005). Ha sido capaz de un trabajo extraordinario y extenso. Otros lo interpretan porque el día de nacimiento y muerte de Juan Pablo II hubo un eclipse solar. De ahí el significado de “De la fatiga del sol”.
    ◾111: “Gloria olivae” (La gloria del olivo). Benedicto XVI (2005-2013), nació en y fue bautizado en Sábado de Gloria. También se atribuye al escudo de la Orden de los Benedictinos que contiene un olivo.
    ◾112: “Petrus Romanus” (Pedro el Romano). Francisco I (2013-…), no se le ha hallado ningún parecido con el lema asignado hasta el momento, y se cuestiona su legitimidad. In psecutione extrema S.R.E. sedebit Petrus Romanus qui pascet oues in multis tribulationibus, quibus transactis ciuitas septicollis diruetur, & Judex tremendus iudicabit populum suum. Finis”. En español la frase significa: En persecución extrema, en la Santa Romana Iglesia reinará Pedro el Romano quien pacerá a su rebaño entre muchas tribulaciones, tras lo cual la ciudad de las siete colinas [Roma] será destruida y el Juez Terrible juzgará al pueblo suyo. Fin’.

    • josephmaryam dice:

      Lo de Nostradamus se refiere a un falso Papa que pone el camino para el anticristo.
      Lo de San Malaquias, ya se ha dicho con anterioridad, pero todavía estamos en la Gloria olivae. Y hasta que no muera este Papa, lo demás de la profecía no interesa.
      Bergoglio no está en esta profecía ni en ninguna. Es sólo un peón del anticristo.

  6. josephmaryam dice:

    La visión del “corazón de Bergoglio”

    Muchos niños en el mundo están recibiendo sueños y visiones de Dios nuestro Padre y de Jesucristo.

    Conozco a dos niños. Son menores de 10 años de edad. Están viendo tanto el corazón negro del señor Bergoglio, enteramente negro. Tanto los niños dijeron que Jesús les dijo que durante la visión que Él no puede permanecer en su corazón, sino también a causa de los cinco demonios en su cuerpo, que los niños están viendo en el interior….

    Los niños no ven ninguna cruz en la frente, que es el signo del sello del Dios vivo que están viendo en la frente de la iglesia remanente fiel. Los niños ven también en el interior de su cuerpo el microchip en la mano, un pequeño objeto con el tamaño de un grano de arroz y el número oculto en el interior 666.

    Sin ningún conocimiento previo de la operación el señor Bergoglio tenía y que ahora vive con un solo pulmón, dijeron que estaban viendo un solo pulmón. Esto solo puede confirmar la verdadera gracia de ver a través de los ojos de Dios con lo que estos niños son agraciados y bendecidos…
    Si el papa negro se une con el cuerpo de Cristo en la Eucaristía podría escandalizarnos a nosotros y dejarnos confundidos. Es por eso que los niños explican que los demonios más fuertes resisten a la presencia de Dios, en lo que ellos han observado con su experiencia de verlos. Los demonios son torturados por su santa presencia.

    Ellos dijeron que Dios mismo está sufriendo por estas comuniones, en el estado de los pecados más grandes. Eso es por desgracia, por esta razón Bergoglio está tomando la Sagrada Eucaristía, el anfitrión en su cuerpo porque conoce los efectos y él odia a Dios. Esta fue la explicación dada por el mismo Jesús. Sin embargo, los niños dan fe de que incluso el propio Bergoglio está sufriendo dentro de su cuerpo por la quemada, así como los demonios mismos en el momento de la comunión. Pero después de entrar en el cuerpo, Jesús lo deja a solas con sus demonios. Una verdadera comunión es imposible.

    Las reformas de la liturgia se producen porque el único que no se puede desnudar y soportar la comunión, la Santa Eucaristía, es el propio anticristo. El objetivo de Bergoglio es detener la transformación del pan en Cristo no sólo para el Anticristo, sino también para sí mismo “.

    Visto en:
    http://www.teleamiga.com/index.php/foro/15-un-cafe-con-galat/3394-aparecen-mas-revelaciones-sobre-francisco

    • ana dice:

      Padre, mi hermana -quien tiene el don de discernir a las personas- también ha visto varios demonios que salen de la boca de Bergoglio, especialmente cuando se encuentra frente a los micrófonos respondiendo preguntas, y me ha señalado que esos demonios los ha visto entrar en personas y algunos sacerdotes jóvenes.

  7. Juan Pablo dice:

    Padre, un sacerdote que oficia en una iglesia de la ciudad donde vivo, en el momento de la consagración del Vino, no dice las palabras “por muchos” si no que claramente -como lo constaté este domingo ppdo- “por TODOS los hombres”, casi como para que se note bien. No tengo muy claro si ese cambio implica la anulación de la Consagración o no. Gracias.

    Asimismo, en la predicación, donde nunca falta alguna chupada de medias al “papa Francisco”, hizo una triste interpretación de la lectura del Evangelio de ayer (“los últimos serán los primeros y los primeros serán los últimos”) referido a los trabajadores, a la “justicia social” lo cual deja a la pobre feligresía toda confundida de sentirse culpable de las desigualdades sociales cuando dicha lectura NADA tiene que ver con ello. Comento esto para mostrar a dónde estamos llegando con este enfermizo humanismo que conduce a no otra cosa que un socialismo o lucha de clases. Nos obliga a estar muy en guardia en las predicaciones. Muy triste.

    • josephmaryam dice:

      Decir por todos los hombres no anula la consagración. Sólo el cambio sustancial en las palabras consagratorias es lo que la anula: Esto es Mi Cuerpo. Este es el Cáliz en Mi Sangre.
      Vayan viendo las homilías, porque si sólo se centran en ideas comunistas, masónicas y protestantes, y no hay nada del pecado, cruz, penitencia, infierno, purgatorio, etc., entonces después no hay consagración.

  8. Edgar Loera dice:

    Muchas gracias padre por la sabiduría que el Señor le ha otorgado, con lo que nos hace discernir la verdad de la mentira, para prepararnos espiritualmente y ser defensores de la Fe, en estos tiempos sumamente difíciles, por el poder arraigado del maligno mundialmente en todos los aspectos politico, econocmico, social y religioso, se acerca el unico Gobierno Mundial o Nuevo Orden Mundial que tanto se anuncia todo planificado por el mismo demonio, utilizando a sus marionetas, precursores del anticristo, Dios nos de la fortalezca para soportar estos tiempos venideros de persecución y martirio de los que defienden la verdad.

    Pasando a otro tema le solicito me aclare una duda, para la Iglesia Catolica es correcto cremar los cuerpos de los difuntos???, la pregunta es con motivo de que pretendo comprar unas criptas en una parroquia, los cuales son para depositar cenizas, asimismo no se si sea conveniente comparar las criptas en la parroquia debido a la actual situacion, o si sea mas conveniente comparar las criptas en otro espacio publico.

    • josephmaryam dice:

      1. Hay que imitar en todo a Cristo. Y Cristo fue enterrado, pero no cremado: Mt 27, 59-60.
      2. Esta es la enseñanza de la Sagrada Escritura: Gn 23, 9; Gn 35, 4; 2 Cro 16, 14.
      3. La cremación significa castigo y es utilizada para este propósito: 2 Re 23, 16- 17: se cremaban los huesos de los hombres idólatras.
      4. La Iglesia cremó a los herejes, siguiendo la Sagrada Escritura: 1 Re 16, 18 y 2 Re 21, 6; y cremó los huesos de los herejes: en 1428 se desenterró el cadáver del traductor inglés John Wyclif y se cremó. Sus cenizas fueron esparcidas en un río como una forma explícita de castigo póstumo, por negar la doctrina católica de la transubstanciación.
      5. En la Iglesia, se ha introducido una ley canónica que permite la cremación: “La Iglesia aconseja vivamente que se conserve la piadosa costumbre de sepultar el cadáver de los difuntos; sin embargo, no prohíbe la cremación, a no ser que haya sido elegida por razones contrarias a la doctrina Cristiana” (canon 1176 del Código de Derecho Canónico). Es sólo una ley de los hombres, por su falta de fe en la Palabra de Dios. Como ya no se cree en el castigo, en el infierno, entonces ya no se relaciona la cremación con eso, y se da una ley contraria a la Palabra de Dios, que es muy clara.
      6. No siga la ley canónica, sino la ley natural, la ley divina y la ley de la gracia.
      Por ley natural, el cuerpo vuelve al polvo: «polvo eres y en polvo volverás» (Gn 3, 19)
      Por ley divina, se extermina al pecador, pero no se crema: «Todo hombre o mujer que evoque a los muertos y se dé a la adivinación, será muerto, lapidado; caiga sobre ellos su sangre» (Lev 20, 27)
      Por ley de la gracia, hay que imitar en todo al que es la Gracia: Cristo Jesús, que fue sepultado, no cremado.

      Es una obra de misericordia enterrar a los muertos: «Cuando enterrabas a los muertos, yo te asistía» (Tob 12, 12). Asiste el Espíritu de Dios. Dios no guía a Tobías para que los creme.

    • Edgar Loera dice:

      Muchisimas gracias padre, la verdad que me ha hecho ver lo que sospechaba pero no tenia argumentos, Dios le pague y le bendiga!!!

  9. kaoshispano dice:

    paco1 JESUITAS no es loco, ES DEMONIADO clerical demolitio.

    el satán infiltrado lo ha poseído, en el retrete porteño letrinoamericano ex-catolico del post-Concilio PRE-APOCALIPTICO. Por eso su castigo será peor, pues saben cúal es la VERDAD, se formaron aún en ella, viendo la DESVARIADA que se metió por obra demoniante. THE END.

Los comentarios están cerrados.

Glosario

Misa espiritual

Benedictus PP. XVI

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Santuario de Fátima

Fátima en directo

Jesús, en Vos confío

A %d blogueros les gusta esto: