Lumen Mariae

Inicio » Benedicto XVI » Bergoglio: líder fanático

Bergoglio: líder fanático

Virgen de Guadalupe

Corazón de Jesús

El Gran Milagro

Infiltración en la Iglesia

El Reino de la Paz

xnecio4

El Papa Benedicto XVI renunció al ministerio de Obispo de Roma, pero no al Papado. Y lo hizo por la necesidad de desligarse de una situación insostenible para toda la Iglesia: llegó el momento de dejar el gobierno de la Iglesia, porque otros la quieren gobernar a su manera. Otros, con su rebeldía y desobediencia clara y manifiesta, han inutilizado el gobierno del Papa reinante con el fin de llevarle a la renuncia.

Es una rebeldía y desobediencia que no son sólo una serie de actos en concreto, sino un plan bien tramado y concebido, para quitar a un Papa y poner a un falso Papa.

Es una rebeldía y desobediencia, no de una sola persona, sino de muchas en la Jerarquía eclesiástica. Es un pecado social de la Jerarquía, no de los miembros de la Iglesia. Es un pecado que nace en las altas Jerarquías: Obispos y Cardenales; y que lleva a arrastrar a otros para conseguir un fin en el gobierno de la Iglesia, en su cúpula. Un fin maquiavélico. Un fin desastroso, abominable, que no tiene marcha atrás.

El Papa Benedicto XVI sigue teniendo los Poderes Divinos y, por lo tanto, todo cuanto hace ese falso Papa es nulo para Dios y para toda la Iglesia Católica.

Bergoglio se encontró con una Iglesia Católica en su cabeza y la destrozó poniendo un gobierno horizontal. Ese gobierno de la horizontalidad es como el grupo Bilderberg, grupo masónico que se reúne públicamente, pero que nadie sabe de los temas que hablan. Todo es en secreto. Y todo se obra en el secreto.

Bergoglio ha formado su grupo secreto, en donde tratan de muchos temas y, después, nada sale a la luz. Como en el grupo Bilderberg, las cosas tratadas se obran sin que nadie se dé cuenta. Esto es lo que hacen esos ocho herejes, que no pertenecen a la Iglesia Católica, pero que están en el gobierno levantando su nueva iglesia. Han usurpado el Trono de Pedro, junto con Bergoglio. Ya no es uno el usurpador, sino muchos. Son muchas las cabezas las que ahora piensan y deciden en la Iglesia. Por eso, se observa tanta división en toda la Iglesia, en todas las parroquias, en todos los apostolados. Nuevas cabezas, nuevos cabecillas, nuevas ideas, nuevas estructuras, para una iglesia del demonio.

¿Qué ha hecho Bergoglio hasta ahora? Ocuparse de asuntos mundanos: guerra, política, gays. Y esto sólo significa una cosa: Bergoglio se ocupa en destruir la Iglesia Católica. En sus 18 meses no ha luchado por ninguna verdad en la Iglesia: por ningún dogma, doctrina, liturgia, teología. Sino que ha atacado todo esto: todo lo tradicional divino, todo el magisterio auténtico de la Iglesia, a todos los santos.

Bergoglio no representa nada, sólo a su idea masónica, protestante y comunista. En Bergoglio se da la permanente negación de la doctrina católica tradicional, se da el hombre vividor, que se mueve en un ambiente de mundo, de farándula, de vulgaridad. Bergoglio está llevando a la Iglesia a la destrucción. Y esto, para muchos es algo muy bueno. Es lo que esperaban. Pero, para los católicos es el comienzo de la purificación del Cuerpo Místico de Cristo.

Bergoglio ha defraudado a mucha gente dentro y fuera de la Iglesia. A los del mundo, porque ha mostrado su ideología marxista, agitador de masas sociales, político que promete mucho y nunca hace nada, un lengua larga, un pisapapeles, bonito en lo exterior, pero inútil cuando se levanta y se ve qué papeles está pisando. Bergoglio vive su idea, que es incompatible con la del mundo, porque el mundo no quiere religiosos marxistas, no quiere papas comunistas. Quiere líderes sin Dios y sin iglesia. Por eso, Francisco fracasa en el mundo como falso Papa. Lo quieren como hombre de ideales universales, como hombre masón, pero no como hombre de ideas religiosas.

A los de la Iglesia, Francisco es un hombre que se dedica a hacer continuamente declaraciones altamente controversiales sobre el dogma católico. Esas son todas sus entrevistas a los diferentes diarios y todos sus escritos y homilías. Un hombre que destruye la Verdad Absoluta para poner su “verdad” fanática.

Bergoglio es un fanático de su idea. Es un hombre que vive dando vueltas a su mentira, la cual defiende con tenacidad, con apasionamiento: sus pobres, su dinero, su economía marxista, su gobierno mundial.

Bergoglio se adhiere afectivamente a su idea y la comparte socialmente. Es una idea que tiene un valor absoluto para él: la idea del hombre. Por eso, llora por toda la vida de los hombres. Llama mártires a todos los hombres. Pone al hombre como el centro de la creación, de la vida. Vive para esta idea absoluta y la realiza destruyendo cualquier obstáculo que se le ponga por medio.

Su nueva iglesia es eso: dar de comer al hambriento, amar la creación, ocuparse de los enfermos, resolver las injusticias sociales, defender los derechos humanos. Esto es su fanatismo.

Esto, en un hombre de mundo, en un político, no es fanatismo, si se hace por una causa justa. Pero esto en un Obispo, que sólo tiene que dedicarse a la vida espiritual, no a la vida social, se llama fanatismo religioso. Se cambia el dogma por una mentira, por un error, al cual se dogmatiza. Bergoglio vive para su idea mentirosa hecha dogma, hecha valor absoluto. Y, por eso, constantemente tiene que atacar la doctrina católica.

Bergoglio es un iluminado, que posee un ideal sobrevalorado por su inteligencia humana. Y ese ideal lo ha elevado a verdad absoluta: lo ha dogmatizado en su mente. Y ha puesto su carga afectiva: su sentimentalismo. Es un sentimental perdido. Todo lo hace porque lo siente. Y si no lo siente, si siente lo contrario, no lo hace. Y esta carga afectiva le hace deformar la verdad absoluta: cuando habla del Evangelio, lo tiene que destrozar, le da la vuelta, le pone otra interpretación que no existe, que él se la inventa, de acuerdo a su sentimiento. Y de aquí le nace su falso misticismo. Y esta falsedad en su espiritualidad es lo que atrae a mucha gente. Es la manera de engañar a los demás: un lenguaje bello, bonito, pero blasfemo. Y la blasfemia queda oculta en la gran carga sentimental que pone a sus palabras.

Bergoglio es un fanático de su idea, que es la idea del hombre: el hombre como hombre, como centro de la creación, como el principal en todas las cosas. A Bergoglio le trae sin cuidado Dios. Cree en su concepto de Dios, pero lo que le interesa es la obra de su idea. Y, por eso, abaja todo lo divino, diluye todo lo sagrado, en su profanidad, en su mundanidad, en sus declaraciones vulgares y plebeyas.

Bergoglio abomina del pensamiento lógico, humano, teológico, filosófico. La mente de este hombre está fundamentada en lo emocional, no en lo racional. Y en ese mundo de sentimientos, en esa experiencia de sensaciones, no hay lugar para la verdad. No hay conexión con la Verdad Absoluta, que lo puede salvar. Ha hecho como absoluto su sentimiento. No tiene dudas de lo que siente.

a. El pensamiento de Bergoglio es muy concreto: los pobres;

b. y ha hecho de su idea un juicio categórico (o blanco o negro, pero sin matices): si no hay pobres, lo demás no me interesa: «Si la educación de un chico se la dan los católicos, los protestantes, los ortodoxos o los judíos, a mí no me interesa. A mí me interesa que lo eduquen y que le quiten el hambre. En eso tenemos que ponernos de acuerdo» (29-07.2013);

c. la idea se ha sacralizado: «que lo eduquen y le quiten el hambre»;

d. esa idea se ha transformado en creencias que excluyen la libertad de pensar, que no admiten examen, crítica: «En eso tenemos que ponernos de acuerdo».

Esta idea fanática de Bergoglio le viene por no ajustarse a la Mente de Cristo: se es sacerdote para llevar el alma hacia la salvación y la santificación, no para alimentar sus cuerpos ni resolver sus vidas humanas.

Si Bergoglio no fuera Obispo, sino un hombre de mundo, entonces no caería en este fanatismo, sino, a lo mejor, en otros.

Bergoglio se siente orgulloso de sus ideas, de la superioridad moral de sus ideas. Y, por eso, lo primero que hace es imponerlas a los demás. Y lo hace de muchas maneras. Todos tienen que aceptar la idea de Bergoglio: hay que alimentar a los pobres. Todos a predicar eso en las parroquias. Todos a vender el carro del comunismo, a repartir el alimento marxista. Y que nadie diga que la doctrina de Begoglio no es católica. Es la imposición de su fanatismo. Con lo cual aparecen en la Iglesia, en todas las parroquias, sacerdotes y fieles fanáticos de Bergoglio.

El fanatismo de un hombre se vuelve social y peligroso, porque ya se hace combativo. Ya muchos emplean la violencia para defender a Bergoglio y sus ideas fanáticas en la Iglesia.

Bergoglio es obstinado en sus ideas; es de cabeza dura, de juicio propio, incapaz de cambiar de opinión. Entonces, cuando se tiene un cargo de gobierno, se produce el atentado: que los otros sean lo que cambien de opinión.

Por eso, Bergoglio es intolerante con los católicos tradicionalistas: muestra siempre su intransigencia: «No podemos seguir insistiendo solo en cuestiones referentes al aborto, al matrimonio homosexual o al uso de anticonceptivos. Es imposible».

«No podemos»: justifica su idea en una creencia de la masa; se apoya en lo que otros creen, en una realidad que él ya vive, y que otros también, pero no dice quién son esos otros. Nunca Bergoglio hace referencia a la doctrina de Cristo o al Magisterio de la Iglesia. Nunca se apoya en la verdad Revelada, porque Bergoglio está convencido de poseer la verdad, en su sistema de ideas cerradas y elevada a la categoría de dogma, que le incapacita para desarrollar el verdadero sentido del aborto, del matrimonio homosexual, de los anticonceptivos. No puede: «No podemos seguir insistiendo… Es imposible».

Por eso, ha permitido bautizar a hijos de lesbianas, la comunión a mal casados, matrimonio de homosexuales. Porque no comprende la verdad como es, sino como su mente se la crea, se la inventa.

Es su fanatismo que lo irradia a los demás.

El que cree en el dogma, en las Verdades Absolutas no es fanático, porque la Verdad no produce que la mente se cierre en un sistema ideológico, en un juicio categórico; sino que esa misma verdad le hace entender que la plenitud de la Verdad, que tanto ansía el hombre por alcanzar, no está en la mente de los hombres, sino en Dios. Y el que tiene fe, no está dando vueltas a las verdades absolutas, sino que las pone en práctica, para comprender qué es la Verdad. Y, por tanto, está abierto a todos los matices de esa verdad. Y puede comprender el error en las personas, las dudas, las mentiras, porque se apoya en la Verdad que nunca engaña, que siempre da luz, que le hace caminar en un mundo sin verdad.

Pero el fanático se aferra sólo a su idea, que es su error, su mentira, su falsedad. Y vive sólo dando vueltas a ese sistema cerrado. Y no admite más verdades. Y todas las demás verdades las interpreta según su sistema de ideas, según su fanatismo. Ha dogmatizado su pecado, su mentira, su error, su filosofía, su espiritualidad.

Bergoglio es un líder fanático que crea seguidores fanáticos. Crea fans. Y son los más peligrosos en la Iglesia. Viven encerrados en su fanatismo sin comprender la verdad de su líder.

Por eso, lo que viene ahora a la Iglesia es la consecuencia de este fanatismo: una persecución brutal contra la doctrina católica y contra los sacerdotes que quieran seguir con lo de siempre, con la verdad que no cambia, aunque se siente en la Silla de Pedro un idiota, como es Bergoglio.

Este personaje vela sólo por sus ideales: los ideales de su yo, de su orgullo. Y no puede velar por el ideal de Cristo ni por Su Iglesia. Está sólo para destruir la verdad con su fanatismo. Y no hay más en este hombre.

El resumen de estos 18 meses: han colocado a un idiota en la Silla de Pedro. Y todos se han vuelto idiotas, como él, en la Iglesia. No hay otro resumen.

Anuncios

13 comentarios

  1. mariana dice:

    Aquí pongo como ejemplo uno de los mensajes

    28 jun 2014 Madre de la Salvación: La Verdadera Iglesia llegará a ser la Remanente
    06.07.2014 00:16
    Sábado 28 de junio de 2014 a las 15:03 hrs.

    Mi muy querida hija, el mayor engaño, que descenderá sobre la humanidad, vendrá desde el interior de la Iglesia de mi Hijo en la Tierra y será promovido/iniciado por Sus enemigos, que se han infiltrado con maneras tortuosas*. Satanás entrará en la Iglesia de mi Hijo y las señales serán claramente visibles/vistas por aquellos que tienen el Espíritu de Dios firmemente implantado en sus almas.

    La fe de los santos siervos/servidores de mi hijo será destruída/desecha, ya que muchos se sentirán obligados a abandonarlo través de actos de sacrilegio. A muchos desafortunados pobres siervos se les pedirá jurar lealtad a un nuevo juramento y ellos estarán demasiado asustados para marcharse, aunque muchos sabrán, en lo profundo de sus corazones, que eso estará mal.

    Muchas nuevas reglas serán introducidas en la Iglesia de mi Hijo en la Tierra, ya que miles de recién llegados se comprometerán dentro de la Iglesia y no serán auténticos, porque ellos no tendrán el Verdadero Espíritu de Cristo dentro de sus corazones. Ellos entrarán en la Iglesia y darán testimonio de una nueva religión única mundial, que no honrará a mi Hijo, Jesucristo. No sólo no van a servirle, sino que el deber de ellos consistirá en estar al servicio de las necesidades del humanismo, lo que, en su esencia misma, negará la Existencia del Estado/Naturaleza Sobrenatural de Dios y todo lo que Él representa.

    Los clérigos, que una vez comprometieron sus vidas a Dios, serán arrastrados a este gran engaño y como consecuencia perderán la Fe Verdadera. No fomentarán la importancia de la salvación de las almas, que fue hecha posible gracias a la muerte de mi Hijo en la Cruz. La Cruz está en el centro del Cristianismo. Solo hay una Cruz y será a través de la Cruz que las primeras señales/signos visibles de la traición a mi Hijo serán vistas. Nuevos tipos de cruces serán introducidas las cuales ofenderán la Señal de la Cruz y lo que ésta significa en el corazón del hombre.

    Los no creyentes, quienes hasta ahora no tenían interés en el Cristianismo, serán atraídos a la así llamada(supuesta) nueva iglesia única mundial. Junto con todas las demás religiones, que no surgen de la Verdad, ellos se burlarán y mirarán con desprecio a los hijos de Dios que permanecerán fieles a la Palabra de Dios.

    La Verdadera Iglesia llegará a ser la Remanente y este Ejército unirá a todo el mundo para convertirse en los santos de los últimos días y serán fortalecidos por el Espíritu Santo para que preserven la Verdad. Se les escupirá; se reirán de ellos y se les acusará de ser radicales, igual que mi Hijo, Jesucristo, fue acusado de herejía cuando Él anduvo/caminó en la Tierra para predicar la Verdad.

    Se requerirá un tremendo coraje para permanecer fiel a la Palabra de Dios, porque se os acusará de delitos. Vuestro crimen ellos, los enemigos de Dios, van a decir que vosotros esparcís falsedades acerca de esta abominación. Todo, lo que viene de Dios, será declarado ser una mentira, mientras la verdad, la que ellos dirán que está representada por la nueva religión única mundial, será una mentira.

    El Espíritu Santo, sin embargo, cubrirá a aquellos que sigan difundiendo los Santos Evangelios y mi Hijo os cubrirá y os protegerá. El futuro de la supervivencia de la raza humana y el derecho a la Vida Eterna, prometida a cada hombre, mujer y niño, reposará sobre vuestros hombros. Este será el Remanente, que mantendrá la Luz de Dios brillando en un mundo, que será hundido en la oscuridad.

    Muchos de vosotros seréis desafiados y las mentiras serán sembradas dentro de vuestros corazones, por el espíritu del mal, para llevaros lejos de la Verdad. Tristemente, a muchos de vosotros os resultará demasiado difícil permanecer fieles a vuestras convicciones y seréis seducidos/tentados a darle la espalda a mi Hijo.

    Para asegurar que permanezcáis fuertes, valerosos, con calma/tranquilos y en paz, a medida que llevéis la Cruz de mi Hijo sobre vuestros hombros, debéis recitar esta Cruzada de Oración. Porque a muchos de vosotros, os resulta difícil de aceptar que estas cosas han de venir: vendrá un día en donde recitaréis esta Cruzada de Oración (158) tres veces al día, porque las presiones, que se colocarán sobre vosotros para negar a mi Hijo, serán abrumadoras.

    Cruzada de Oración (158) Protégeme de la religión única mundial:

    Querido Jesús, protégeme del mal de la nueva religión única mundial, la cual no viene de Ti. Sostenme en mi trayecto hacia la libertad, a lo largo de la ruta hacia Tu Santo Reino.

    Guárdame en unión Contigo, siempre que sea atormentado y forzado a tragar mentiras, que serán esparcidas por Tus enemigos para destruir las almas.

    Ayúdame a resistir la persecución, a permanecer firme en la Verdadera Palabra de Dios en contra de las falsas doctrinas y otros sacrilegios, a los que podría ser obligado a aceptar.

    A través del Don de mi libre albedrío, llévame al Dominio de Tu Reino, para darme la capacidad de levantarme y proclamar la Verdad, cuando esta sea declarada ser una mentira.

    Jamás dejes que yo vacile, dude o huya por miedo, en medio de la persecución. Ayúdame a mantenerme firme y constante a la Verdad todo el tiempo que yo viva. Amén.

    Id, mis queridos hijos, y aceptad que estas cosas van a suceder, pero sabed que si vosotros seguís siendo leales a mi Hijo, estaréis ayudando a salvar a esas almas que serán sumidas en el error.

    Vuestra amada Madre

    Madre de la Salvación

    maneras tortuosas* = que las maneras no son muy claras y ocultan sus verdaderas intenciones o propósitos

  2. mariana dice:

    Espero que estén ya al tanto de los importantes mensajes publicados en EL LIBRO DE LA VERDAD, predicho en Daniel 10,21 y Apocalipsis 5, 1-9. La profeta MDM los recibe casi a diario, desde el 2010. Ya en ese año profetizó que vendría un papa muy carismático, muy envolvente con su discurso de los pobres y la misericordia, pero que era el Falso Profeta predicho en la Biblia y que estaba abriendo camino al Anticristo. El libro habla del Aviso que pronto vendrá a la humanidad y de cómo irán sucediendo las cosas hasta llegar a una única religión mundial y un único gobierno mundial bajo el reinado del Anticristo sentado en Roma, tal cual la profecía de La Salette. Descarguen sin costo alguno el libro y / o los mensajes diarios de http://www.jesushabla.org/. o www el aviso de Dios..gracias y bendiciones!

  3. josephmaryam dice:

    Este sacerdote, junto con su Obispo y con Bergoglio, son los causantes de esta apostasía de la fe, en donde se obra la maldad en nombre del Señor.
    Eso se llama: blasfemia contra el Espíritu Santo.

  4. SE dice:

    No nos guardemos todo lo que sabemos, compartamoslo. Hay que intentar llegar al máximo posible de personas, que puedan abrir los ojos antes de que sin darse cuenta estén adorando a Satanás en nuestra propia Iglesia.
    Dios les bendiga.

    • kaoshispano dice:

      esto no es una campaña publicitaria. El que no haya asumido su cruz y muerto al mundo, ni verá ni podrá asumir lo que ocurre. Y menos hacer ya en Gracia la Voluntad Divina.

      menos borreguismo ñoño amiguista.

  5. Juan Pablo dice:

    Qué confuso es este hombre. Porque empecé escandalizado con esto de que:

    “Jesús no es un profesor, un maestro, un místico que se aleja de la gente y habla desde la cátedra…” (No es un místico ni un maestro!)

    y después finalizó “Así es nuestro Maestro, así es nuestro Señor”.

    ¿En qué quedamos? ¿Es Maestro o no lo es?:

    http://es.radiovaticana.va/news/2014/09/09/jes%C3%BAs_est%C3%A1_en_medio_de_la_gente,_no_es_un_profesor_que_habla_desde_la/spa-824240

    • josephmaryam dice:

      Bergoglio es sólo oscuridad. No quieran entender la verdad con sus homilías. Es imposible.
      Es un idiota, que habla estupideces, y que muestra constantemente su necedad a todo el mundo.
      Da vueltas a las ideas y nunca se para en lo absoluto. Sino que siempre da su mentira, su idea maravillosa, que no tiene nada que ver con la verdad.

  6. ana dice:

    Tiene mucha razón todo lo que se señala en este artículo, pues como Ud. ya ha explicado, los católicos -para ser tales- debemos creer los dogmas definidos por el Magisterio de la Iglesia porque ahí está la Verdad de Cristo, y no fijarnos en personas que nos digan cosas bonitas pero que van contra esos dogmas; así de simple es nuestra fe.
    Muchas gracias por todos estos escritos que me ayudan a aprender cosas nuevas, me estoy instruyendo con los escritos guardados en el sitio del mapa, todos muy interesantes, que nuestro Señor le bendiga abundantemente en este trabajo.

  7. Monica dice:

    Sepan disculpar mi pensamiento si me equivoco, pero yo no creo que Bergoglio sea un idiota, es mas, creo que es muy astuto y sutil como una serpiente, sabe manejar muy bien los sentimientos humanos con sus melosas palabras llenas de humanidad y podemos ya ver como gobierna y maneja las masas no solamente a los que se dicen llamar catolicos que lo defienden a capa y espada.sino tambien podemos ver como ha cautivado gente que pertenecen a otras religiones y sectas.
    Tiene el lenguaje de la serpiente que mezcla verdades con mentiras llevando asi a todo el rebaño al matadero, y estos le siguen sin protestar por comodidad, por habito, por indifetencia, por conveniencia, y por una gran ignorancia y una gran falta de fe. Y todo esto el Bergoglio lo sabe y lo manipula muy bien en sus discursos, es por eso que creo que nunca hay que subestimar al enemigo.
    Dios bendiga y proteja a toda su iglesia remanente.

    • josephmaryam dice:

      Idiota no es una palabra despectiva, sino que significa: la persona privada de conocimiento verdadero: ruda, vulgar, plebeya, ignorante, inexperta.

      «y aunque soy idiota de palabra, no así de conocimiento, pues en todo y siempre os lo hemos demostrado» (2 Cor 11, 6).

      Bergoglio es idiota de palabra y de pensamiento: no puede demostrar, revelar, la verdad. No puede dar la sabiduría divina. Ni la entiende ni la entenderá jamás.

      Es un necio que vive en su estúpido conocimiento humano y que se pasa la vida en la idiotez de su idea, dando vueltas a su mente.
      Este ser idiota le hace ser astuto y sutil como la serpiente.

      Son dos cosas muy diferentes.
      El demonio es idiota, pero sabe jugar con esa idiotez. El demonio, en su idiotez, es más inteligente que Bergoglio, porque posee un entendimiento angélico. Bergoglio sólo posee un entendimiento humano.
      Al demonio no se le capta su idiotez al momento.
      Pero a Bergoglio, al instante, se ve su idiotez, porque no revela ningún conocimiento.
      No le interesa ni la filosofía ni la teología.
      Sólo está en su idea. Y, para un filósofo, esa idea es absurda. Para un teólogo, esa idea es cismática. Para un hombre del mundo, esa idea no sirve para vivir, sólo para captar adeptos.
      Bergoglio no es ningún enemigo, porque no sabe oponerse con la idea a la doctrina de Cristo. Sólo sabe oponerse con el sentimiento herético: con su propia vida se opone a Cristo. Él vive eso. Los demás, tienen que hacer una filosofía de eso para vivirlo, para acomodarse a la vida de Bergoglio.
      Son los demás los enemigos. Son los demás los que tienen que pensar para romper el dogma.
      Bergoglio es lo propio de lucifer: arrastra con su orgullo. Pero no sabe romper la Verdad con su inteligencia.
      Lucifer necesita a Satanás, para romper.
      Bergoglio necesita acompañarse de hombres inteligentes, herejes, cismáticos, como él, que le ayudan a meter su doctrina en los demás, que van rompiendo la verdad.
      Por eso, de ese hombre poco. Pero del que le sucede, mucho. Hay que temer al Temido, no a Bergoglio.
      Bergoglio es un papanatas.
      Eso no significa que los demás sean más sabios que él. No.
      Eso significa que los demás, por su falsa obediencia a un falso Papa, se hacen idiotas, como Bergoglio.
      Y quien no se hace idiota, tiene que hacerse el despistado y seguir a Bergoglio si quiere seguir comiendo y teniendo un techo en la Iglesia.
      Se está rompiendo la Iglesia por el trabajo oculto del gobierno horizontal. Es el propio de la masonería. Porque sabe que tiene que ir con pies de plomo y que no puede poner leyes claramente contrarias al dogma.
      Deja que Bergoglio entretenga a la gente con estupideces. para ir calentando el ambiente. Y los demás, se encargan de romper, pero por debajo. Como hace Bergoglio: con un telefonazo.
      Pero es necesario quitar a este sujeto, que es sólo un bufón, para poner al que en verdad rompe la Iglesia. Es el Temido. Y a ese hay que temerle. Hay que esconderse de ese sujeto. Porque ya no será idiota de conocimiento, sino perfecto en el conocimiento del mal: idea el mal con su cabeza. Idea cualquier mal. Bergoglio sólo vive el mal con su sentimiento barato. Pero no lo sabe explicar, ponerlo en teología. Sólo vean su evangelium gaudium, que sólo sirve para limpiarse el trasero a los teólogos. Para los tibios y pervertidos es una obra maestra. Pero en la Jerarquía, todos nos conocemos. Y sabemos de qué pie cojea Bergoglio.

  8. Maria dice:

    Hasta ahora en estos horrorosos meses no se ha hablado de la naturaleza caída del hombre…de la Pasion de Cristo…de Getsemani…de la expiacion de los pecados…en fin….una berretada Bergoglio…y un sinvergüenza.
    Pero de Dios no se burla nadie.
    Jamás.

    • josephmaryam dice:

      Mala calidad es Bergoglio; se muestra al mundo como algo bueno, la gente lo compra, y resulta que es sólo una ilusión, una fantochada, que no sirve para nada. Ninguna nobleza tiene Bergoglio. Ninguna personalidad tiene ese hombre de fábulas. Ningún respeto se merece aquel que ha negado a Cristo y a Su Iglesia colocando el ladrillo del gobierno horizontal.

  9. kaoshispano dice:

    LA CRIBA FINAL. paco1 Jesuitas tenía que ser el gran puerco.

    el que no se ha escondido tiempo ha tenido. THE END.

    DIOS NO PERDONE a los Demoledores mundi satanii

Los comentarios están cerrados.

Glosario

Misa espiritual

Benedictus PP. XVI

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Santuario de Fátima

Fátima en directo

Jesús, en Vos confío

A %d blogueros les gusta esto: