Lumen Mariae

Inicio » abominación » Las fábulas comienzan a aparecer en el Vaticano

Las fábulas comienzan a aparecer en el Vaticano

Virgen de Guadalupe

Corazón de Jesús

El Gran Milagro

Infiltración en la Iglesia

El Reino de la Paz

58134507

«Has de saber que en los últimos tiempos sobrevendrán tiempos difíciles, porque habrá hombres egoístas, avaros, altivos, orgullosos, maldicientes, rebeldes a los padres, ingratos, impíos, desnaturalizados, desleales, calumniadores, disolutos, inhumanos, enemigos de todo lo bueno, traidores, protervos, hinchados, amadores de los placeres más que de Dios, que con una apariencia de piedad están en realidad lejos de ella. Guárdate de ellos» (2 Tim 3, 1-5).

Este es el fiel retrato de los hombres de este final de los tiempos que vivimos. Y están en el mundo y dentro de la Iglesia. Están en la familia y en la Jerarquía. Son amigos y son gente que gobierna una parroquia para destruirla.

«Vi otra bestia que subía de la tierra, y tenía dos cuernos semejantes a los de un cordero, pero hablaba como un dragón» (Ap 13, 11).

Esta bestia es el falso Profeta, que es un falso Papa en la Iglesia, representado en los dos cuernos, y que habla como un dragón.

Este falso Papa ya ha aparecido en el Vaticano: es Francisco, el cual no es el legítimo Sucesor de Pedro, no es el Vicario de Cristo.

Tiene la apariencia religiosa de un Papa, pero su lengua, su malicia, ambigüedad y astucia son infernales. Son del dragón. Tiene el espíritu del dragón.

El dragón tiene siete cabezas y diez cuernos; es decir, es el espíritu que lucha contra todo lo divino en el mundo y en la Iglesia. Lucha contra la Mujer envuelta en el Sol. Lucha contra las siete iglesias, que son los siete candeleros de oro, los siete espíritus que mueven a las almas en la Iglesia. Y lucha con diez cuernos, para derrocar toda ley divina en la Iglesia.

Por su apariencia religiosa, este falso Papa es visto como el más sabio y confiable que los demás. Su humanidad es lo que atrae a la gente. Las almas quedan con la boca abierta antes las obras humanas, tan sencillas, de este personaje. Es el culto al hombre lo que irradia este falso Papa. Es la sed de gloria humana lo que persigue este personaje, idílico para muchos. Es querer convencer a todos que, como somos hombres, en lo humano hay un camino para encontrar una solución a todos los problemas de los hombres y de la Iglesia. Ése es el significado de su partido de fútbol para encontrar la paz en el mundo. Es su fábula. Y muchos han querido hacer una teología de un partido de fútbol para indicar la maldad de este hombre. Y no han comprendido que es una obra de un vividor. Y con esa obra ha querido llegar a los tibios y a los pervertidos del mundo y de la Iglesia. Pero esa obra lo hace un inútil para los intelectuales del mundo y de la Iglesia. Esto es lo que nadie dice, porque no saben medir lo que es Francisco: un juguete de la masonería.

«Ejerció toda la autoridad de la primera bestia en presencia de ella e hizo que la tierra y todos los moradores de ella adorasen a la primera bestia, cuya llaga mortal había sido curada» (vs. 12).

Este falso profeta o falso Papa no tiene la autoridad divina en la Iglesia, porque no posee el Primado de Jurisdicción, que sólo puede estar en una Cabeza, en el Papa legítimo, que es Benedicto XVI, hasta su muerte.

Pero posee una autoridad humana, la que tiene recibida de la primera bestia, que es una pantera, con pies de oso y boca de león. Es decir, tiene el poder de la masonería. Y con ese poder obra en la Iglesia lo propio del masón.

10565029_1480357498885214_8551634951701304609_n

Este falso papa fue adornado con un carisma diabólico, que imitaba el carisma de Pablo, con el cual se ha ido al mundo para lograr una cosa: abrir las puertas de la Iglesia a las sectas y a las religiones, provocando el falso ecumenismo. Y esto es una señal para el Anticristo y para aquellos que reconocen al Anticristo como el auténtico mesías esperado. A este falso Papa lo creen toda esta gente, tibia y pervertida, porque son muchos dentro de la Iglesia Católica que ya no creen en la Divinidad de Jesucristo y, por tanto, están esperando a un salvador, a un hombre que les saque las castañas del fuego: «¿Dónde está la promesa de su venida? Porque desde que murieron los padres, todo permanece igual desde el principio de la creación» (2 Pe 3, 4)

El verdadero ecumenismo sólo se puede dar entre las Iglesias de origen apostólico, con sucesión apostólica, pero jamás con las sectas y demás religiones. «Porque todos los dioses de los pueblos son vanos ídolos» (Sal 96, 5). La unidad total la hará Dios después de la purificación universal, en el Reino de Paz, entonces «habrá un solo rebaño y un solo pastor» (Jn 10, 16). La unidad es imposible en la diversidad de pensamientos y de obras humanas, porque la unidad del Espíritu sólo se da en la Verdad de la Mente de Dios. Y aquel hombre que no pisotee su mente humana, no pertenece a la Iglesia de Cristo. Por eso, la iglesia que se muestra en el Vaticano no es la de Cristo, sino la de los hombres: en la que ellos dan culto a sus inteligencias humanas.

Antes que el anticristo muestre su cara al mundo, «ha de venir la apostasía» (2 Ts 2, 3b), que es el rechazo de cualquier verdad absoluta, es decir, de los dogmas que se siguen en la Iglesia. En ese rechazo, Roma se convierte en la Sede del Anticristo: «Las siete cabezas son siete montañas sobre las cuales está sentada la mujer» (Ap 17, 9). Una mujer, borracha de la sangre de los mártires, y que es llevada por la bestia de diez cuernos y siete cabezas, es decir, por la masonería. Es llevada = es gobernada.

Con el falso Papa, con Francisco, se ha iniciado la apostasía de la fe. Y el Sínodo es sólo la puerta para que todo vaya más rápido, para conseguir que el Anticristo aparezca. Ese Sínodo no lleva la línea de la gracia: es decir, no es católico. Es el Sínodo que ha promovido el falso Papa para levantar, de una vez, su nueva iglesia, que está fundada en su gobierno horizontal. A partir de ahí, puede cambiar todo lo demás en su iglesia y que producirá la abierta apostasía de la fe.

El Vaticano, es decir, Roma, camina hacia su destrucción, junto al Anticristo: «La bestia que era y ya no es, es también un octavo, que es de los siete, y camina a la perdición» (Ap 17, 11). El Anticristo es el octavo rey que gobernará Roma. Es un rey masónico, como los siete anteriores, «de los cuales cinco cayeron, el uno existe y el otro no ha llegado todavía» (v. 10).

Durante cincuenta años, la masonería ha gobernado la Iglesia, de manera oculta, no a través de un Papa. Han usado a todos los Papas legítimos, de todas las maneras imaginables, para ser reyes. Y cinco cayeron; pero uno existe. Ese uno no es el falso Papa, no es Francisco, es el que se oculta en el gobierno de Francisco, detrás de la imagen de Francisco.

Francisco es sólo un pelele de este rey masónico: un juguete que se mueve como lo quiere la masonería: «ejerce su autoridad en presencia de ella». Es decir, Francisco hace todo lo que ese rey masón le pide.

Francisco tiene su orgullo. Y ese orgullo se manifestó al principio de su falso Pontificado. El ideal de Francisco es su negocio en la Iglesia: los pobres. A la masonería no le interesan los pobres, sino el poder en la Iglesia. Y este falso Papa ha estado trabajando por este negocio, sin importarle un rábano las almas en la Iglesia. Y se ha enfrentado a la masonería que lo ha puesto ahí.

Tengan en cuenta que en el infierno no se aman, pero se juntan para hacer la maldad. Se unen en la mentira para muchas obras malas. Y Francisco ha dado a la masonería lo que ésta le ha pedido: el gobierno horizontal y abrir las puertas de la Iglesia al mundo, a las sectas, con el falso ecumenismo. Pero Francisco ha querido su tajada en este negocio. Y ha luchado por su dinero, porque no va a renunciar a ser un falso Papa sin llevarse en el bolsillo fajos de billetes, para pasar el resto de su vida tranquilamente.

Que Francisco deja el poder en el Vaticano: eso es clarísimo. Él mismo lo ha dicho. Y también lo dicen los falsos profetas. Porque la masonería tiene que inventarse la forma de que este hombre deje el poder. Como es un ídolo de las gentes, entonces ¿por qué no matarlo? Esto es lo que anuncia el falso profeta Enoch, al cual muchos siguen y lo tienen por verdadero. Y es sólo un demonio que se viste de ángel de luz: «La vida de mi Vicario corre peligro, fuerzas ocultas dentro del Vaticano están planeando atentar contra él» (2 de septiembre del 2014 – Ver texto).

Hay muchos falsos profetas y no hay que escucharlos: «No escuchéis lo que os profetizan los profetas. Os engañan. Lo que os dicen son visiones suyas, no procede de la boca del Señor» (Jer 23, 16)

Hay que quitar a Francisco: esto es lo que está planeando ahora la masonería, que ha puesto al mismo Francisco en el gobierno. Y Francisco ya ha recibido la orden de irse, pero es orgulloso hasta el final. No se cumplirá hacerlo mártir, porque ya Dios ha hablado, y porque la falsa profecía nunca se cumple ni puede cumplirse: «El plan orquestado por satanás… ya que has desbaratado el otro plan suyo es el siguiente… matar a este Innominado… al Falsario….Y ahora que he desenmascarado también este plan suyo… lo que han de hacer ya pronto lo verán y será difícil de soportar» (28 de julio del 2014 – Ver texto).

Difícil de soportar lo que viene desde el Vaticano. Francisco tiene que irse. Va a ser una sorpresa para muchos que no lo esperan. Es ya el tiempo. El demonio está que trina porque sabe que el tiempo se ha acortado. Ataca con todo su furor «por cuanto sabe que le queda poco tiempo» (Ap 12, 12)

sanfrancisco8Profecía de Asis

Las profecías tienen que cumplirse: «En el momento de esta tribulación un hombre, elegido no canónicamente, se elevará al Pontificado, y con su astucia se esforzará por llevar a muchos al error y a la muerte» (Opuscoli del seráfico patriarca Francesco D´assisi – Bernardo da Fivizzano – Tip. della SS. Concezione di R. Ricci – ver texto).

Francisco ha sido elegido según los cánones, pero no según la ley de la gracia. No fue elegido en la muerte del Papa legitimo, sino en su renuncia. Se reunieron en un Cónclave, como mandan los cánones, para sacar al primer impostor. Es necesario que aparezca el hombre elegido no canónicamente, no según un Cónclave.

Francisco es el primero que tiene el espíritu del Falso Profeta, que toma el lugar, arrebata, usurpa el Trono: «cuando él se vaya, el impostor, el Falso Profeta, tomará su lugar» (26 de mayo del 2013 –ver texto). El primero de muchos destructores.

Francisco es el impostor, el Falso Profeta, pero no es el único. Nunca olviden que hay un solo Falso Profeta que señala al Anticristo, como hubo un Gran Profeta, San Juan Bautista, que señaló a Cristo. El demonio imita en todo la obra de Dios. En cualquier cosa. Y antes de San Juan Bautista, hubo muchos profetas que hablaron del Mesías, pero que no lo señalaron. Así, antes del «falso Papa que está esperando para revelarse a sí mismo al mundo» (20 de marzo del 2012 – ver texto), hay otros falsos Profetas (= falsos Papas) que hablan del anticristo, de su obra, pero no lo señalan.

Con Francisco, «el gran cisma es presenciado por todo el mundo, pero no va a ser visto como tal inmediatamente» (Ibidem). Porque Francisco tiene que cambiar algunas cosas en la Iglesia, como lo ha hecho.

Pero es necesario el falso Papa de la falsa Iglesia. Francisco se encontró con la verdadera Iglesia. Y puso su ladrillo: su gobierno horizontal. Y está construyendo la falsa iglesia. Se convirtió en un falso Papa lo que al principio era un antipapa. Se necesita al hombre que dé consistencia a la obra de Francisco, porque éste es sólo un vividor, no sabe de teología. Y tampoco le interesa. No le interesa el plan de la masonería; lo que le interesan son sus pobres, su teología de la liberación, su negocio en la Iglesia.

Francisco posee el espíritu del falso Profeta, pero no es la persona del falso Profeta, no es el falso Papa que se sienta en la falsa Iglesia y que señala al Anticristo directamente. Francisco no cree en el Anticristo. No cree en el demonio. Si no cree que Jesús es un Espíritu, entonces no cree en ningún espíritu.

«Habrá tal diversidad de opiniones y cismas entre la gente, entre los religiosos y entre el clero, que, si esos días no se acortaren, según las palabras del Evangelio, aun los escogidos serían inducidos a error, si no fuere que serán especialmente guiados, en medio de tan grande confusión, por la inmensa misericordia de Dios». (Opuscoli del seráfico patriarca Francesco D´assisi – Bernardo da Fivizzano – Tip. della SS. Concezione di R. Ricci – ver texto). Esto es lo que iniciamos a ver en todas partes: división, cisma dentro de la misma Iglesia Católica. División entre católicos. Lucha entre católicos. Odio en la Iglesia Católica.

Las gentes, con este falso Papa, buscan pastores a su gusto, que les consientan en su pecado. Y, por eso, aparecen las fábulas: «vendrá un tiempo en que no sufrirán la sana doctrina; antes, deseosos de novedades, se amontonarán maestros conforme a sus pasiones» (2 Tim 4, 3). Es la decadencia del clero, que dan a las gentes lo que éstas quieren ver y escuchar. ¡Cuántos sacerdotes ya tienen su página de fans en el Facebook! Es la gloria del mundo. Es la sed de beber en las aguas putrefactas que todos beben, porque no se aguanta la Verdad Absoluta. Y la consecuencia es clara: «y apartarán los oídos de la verdad para volverlos a las fábulas» (v. 4).

La gente hoy quiere fábulas en la Iglesia. Que le cuenten un cuento muy bonito. Pero no soportan que le digan que Francisco no es Papa y que su doctrina no es católica. Ya no escuchan la Verdad. No quieren escucharla. Y no hay manera de que la escuchen. No hay una razón que les haga ver su maldad, su mentira, porque han hecho de sus vidas de pecado un camino de santidad. Por eso, hay sacerdotes que bautizan a los hijos de los afeminados, de los transexuales, y aparecerán, dentro de poco, lo que ya casen a los homosexuales.

Es lo que dice el profeta Isaías: las doctrinas empieza a prostituirse: «¿Cómo te has prostituido, Sión, ciudad fiel, llena de justicia? Antes habitaba en Ella la Justicia, ahora el homicidio» (Is 1, 21). Se matan las almas en la Iglesia. Y lo hacen los mismos sacerdotes, Obispos. Son ellos y sólo ellos lo que derrumban la doctrina divina de la Iglesia.

«¡Ay de los pastores de Israel que se apacientan a sí mismos! ¿Los pastores no son para apacentar el rebaño? Pero vosotros coméis su grosura, os vestís de su lana, matáis lo que engorda, no apacentáis las ovejas…Y así andad perdidas Mis Ovejas por falta de Pastor, siendo presa de todas las fieras del campo. Andan errantes por montes y collados, derramadas por toda la haz de la tierra» (Ez 34, 2b. 5-6a). ¿No es esto lo que hacen sacerdotes y Obispos en este momento en la Iglesia? ¿No está el Prelado del Opus Dei, Javier Echevarría, dispersando el rebaño al declarar que la doctrina de Francisco, en su evangelium gaudium, es católica, da continuidad al Papado? (ver texto). ¿No es esto abominable en personas que tienen que saber más que el fiel en cuestiones de teología? ¡Que personas de la calle –y gente que no es católica- vean el comunismo de Francisco en su evangelium gaudium, y que un Prelado de la Iglesia no sea capaz de verlo, es no sólo triste sino abominable!

¿A qué se dedican los Prelados, los sacerdotes, los Obispos en la Iglesia? ¿A lavar la cara de Francisco cuando dice una herejía? ¿A quitar las babosidades que se le caen de su boca cuando habla? ¿Por qué quieren seguir guardando las formas exteriores con un hombre que no es Papa, que saben que no es Papa? ¡Porque no quieren perder el plato diario de comida en su mesa!

«Primero vendrá la purificación de mi Iglesia como os estoy diciendo. Si queréis oír una Misa Santa Católica verdadera, en que mi Divino Hijo Jesucristo, redentor del hombre, se inmole y actualice su Sacrificio en la Cruz, tendréis que tener o buscar un Sacerdote que siga la tradición y el dogma verdadero, que los habrá, pero muy pocos, y tendréis que ayudarlos y protegerlos, porque ellos estarán también perseguidos, confusos y sin recursos. Estará todo muy confuso, por esto tenéis que afianzar vuestra vida de fe» (Mensaje de un profeta (julio 2002) recordado en un Mensaje de Dios Padre a su hija María – 27 de marzo de 2013 – ver texto).

Son muy pocos los que deciden hablar claramente de lo que está pasando en la Iglesia, porque saben las consecuencias: persecución y sin recursos para nada. No es fácil vivir colgados de la Providencia Divina, en que sólo Dios da el alimento, el dinero, el trabajo. No es fácil quedarse en la calle y seguir predicando la Verdad, aunque nadie la quiera escuchar. Es más fácil hacer lo que la mayoría de la Jerarquía hace: tapar a Francisco. Hacer ver que su doctrina es católica.

«Los modernistas y apóstatas os querrán convencer con sus filosofías y falsas teologías de un ecumenismo y una religión católica falsa, y os propondrán una eucaristía sin sacrificio incruento de mi Hijo Jesucristo, que será una simple reunión o asamblea en el nombre de mi Hijo, pero no Eucaristía, aunque en la consagración se pronuncien las palabras de mi Hijo, dichas en la cena del jueves santo, vuestro Divino Redentor no bajará al cáliz, ni al pan, porque los sacerdotes modernistas no tendrán esa fe de la verdadera Iglesia Católica; No reconocerán su sacrificio en la Cruz ni la transubstanciación; dogma de fe Católica. Estad alertas, porque todo esto está sucediendo ya en algunos lugares de mi Iglesia, con ministros y obispos que aparentan ser Católicos, pero con el antipapa se separarán las ovejas de las cabras, y la cizaña del trigo» (Ibidem).

En el Vaticano, se comienza a manipular las mentes de los católicos con muchas fantasías. Antes, en el Vaticano, habitaban los teólogos rectos; ahora los teólogos cuestionan los dogmas y tradiciones: ahí tienen a un Muller, a un Kasper, a tantos otros que ya no están en la Verdad y que gobiernan la Iglesia. ¿Y que van a hacer a partir del Sínodo? Derogar los dogmas con el pretexto de que esto facilita el acercamiento ecuménico con las sectas y las otras religiones: «¿Cómo os decís: Tenemos la sabiduría, poseemos la Ley de Yavé? La convirtieron en mentira, las mentiras plumas de vuestros escribas. Han sido confundidos los sabios, avergonzados, cogidos. Arrojaron de sí la Palabra del Señor. ¿Qué sabiduría les queda?» (Jer 8, 8-9).

En el Vaticano han arrojado la Palabra de Dios al cubo de la basura. Y aparecen las nuevas doctrinas, las falsas doctrinas teológicas que tratan de desfigurar la Iglesia Católica: «La serpiente arrojó de su boca detrás de la Mujer como un río de agua, para hacer que el río la arrastrase» (Ap 12, 15).

La masonería eclesiástica, instalada desde hace años en el Vaticano, va a destruir la Iglesia desde adentro: «Y había unos veinticinco hombres, de espaldas al Santuario de Yavé y cara al oriente, que hacia el oriente se postraban. Y me dijo: ¡Hijo de Hombre, ¿has visto? ¿Será cosa ligera para la casa de Judá hacer las abominaciones que en este lugar se hacen, que han llenado la tierra de violencias para irritarme? Y hasta se llevan la zemorra (= raíz de virtud mágica que creían daban vida al que las olía) a sus narices» (Ez 8, 16-17). La destruye con abominaciones, permitiendo que se introduzcan herejías perniciosas. Han dado culto a dioses extraños que han oscurecido sus mentes con sus lujurias de la vida. Han olido perfumes lisonjeros y han quedado atrapados en ellos.

«Algunos predicadores mantendrán silencio sobre la verdad, y otros la hollarán bajo sus pies y la negarán. La santidad de vida se llevará a cabo en medio de burlas, proferidas incluso por aquellos que la profesarán hacia el exterior, pues en aquellos días Nuestro Señor Jesucristo no les enviará a éstos un verdadero Pastor, sino un destructor» (Opuscoli del seráfico patriarca Francesco D´assisi – Bernardo da Fivizzano – Tip. della SS. Concezione di R. Ricci – ver texto). Esto ya está en curso. Muchos destructores aparecen en la Iglesia para hacer su trabajo. Las almas tienen que renunciar a todo lo que hay en el Vaticano si quieren permanecer siendo Iglesia, perteneciendo a la Iglesia. No luchen por Roma ni por una Jerarquía que no sabe discernir entre la verdad y la mentira. Oren por ellos, pero luchen por la Verdad de la Iglesia que ya no está en el Vaticano ni en la Jerarquía que se acomoda al Vaticano. Está sólo en los humildes de corazón. Y esos son pocos y están escondidos de todo el mundo.

Anuncios

20 comentarios

  1. Matias Esteban dice:

    Padre, yo no si sera cierto, pero acabo de leer esta frase que le adjudican a Francisco:

    “El sitio privilegiado para encontrar a Jesús es el pecado”.

    ¿No es un siniestro y diabólico disparate?

    • josephmaryam dice:

      Es otra herejía de este personaje.
      Ya empezó a dar herejías con las misas de santa marta:
      http://www.news.va/es/news/nuestros-pecados-son-el-lugar-privilegiado-para-el
      Cristo no está en el pecado, sino fuera del pecado. Cristo es la Verdad y, por eso, el lugar privilegiado para encontrar a Cristo es ponerse en la verdad, buscar la verdad, hallar la verdad. Y sólo saliendo del pecado, del error, de la mentira, el alma encuentra a Cristo. Y, por eso, el Señor da el Sacramento de la Penitencia, para que el alma aborrezca el pecado, tenga odio al pecado y así Dios lo perdona y pueda encontrar la verdad.

      Pero Francisco es sólo el aborto de Cristo y de la Iglesia. No esperen nunca una verdad de este miserable personaje.
      Este hombre falaz nunca habla del arrepentimiento del pecado: «“El lugar privilegiado para el encuentro con Jesucristo son los propios pecados. Si un cristiano no es capaz de sentirse precisamente pecador y salvado por la sangre de Cristo, de este Crucificado, es un cristiano a mitad de camino, es un cristiano tibio».

      Hay que sentirse pecador, pero no hay que arrepentirse del pecado. Esta es su herejía.
      Dios lo perdona todo. No te arrepientas. Sólo siéntete pecador.
      El ateo se siente pecador, miserable. Y, por eso, Dios lo perdona con Su Sangre.
      El homosexual se siente pecador. Y Dios también lo perdona.
      ¿Ven la herejía?
      Nunca dice: quita tu pecado para que puedas ser salvado por la Sangre de Cristo. Esto no lo puede decir.
      Y cuántos católicos se tragan esta frasecita de este hereje y la tienen como sabiduría divina.

  2. Marita dice:

    Ad Filomena
    Le agradezco enormente su aclaratoria respecto de la falsa vidente Luz de María. Nunca la he seguido y por no conocerla en sus mensajes incurrí en el error de mencionarla días atras en este blog.
    Muchísimas gracias que Dlb.

  3. Teresa dice:

    El Señor le bendiga Padre. Me gustaría que comentase esta noticia de ABC. Parece que Francisco quiere cambios más “fuertes”. Aquí dejo unos fragmentos:

    “El Evangelio es alegría y novedad. ¡El Evangelio es fiesta! Y sólo se puede vivir plenamente el Evangelio en un corazón gozoso, en un corazón renovado”.

    “Francisco hizo notar el contraste entre la doctrina de los doctores de la Ley, que habían impuesto una multitud de pequeñas normas y la doctrina de Jesús «que lleva a Ley a su plenitud en el mandamiento del amor y en las Bienaventuranzas». Jesús reprende a los doctores por haber hecho al pueblo «esclavo de tantas pequeñas leyes, de tantas cosas menudas que no se podían hacer».”

    Me imagino que las pequeñas leyes será para él que hay que dejar de cumplir los mandamientos (como predica siempre) y que el Evangelio es fiesta (lógicamente una religión sin cruz ni sufrimiento).

    No sé cuanto tiempo podremos resistir un desastre como éste. Muchas gracias por el comentario que siempre me ayuda mucho

    • josephmaryam dice:

      Tienen que leer lo que dice Francisco directamente, no lo que ponen en las demás webs. Suelen poner lo que entienden ellos, pero no la verdad de lo que dijo Francisco. Hay que ir siempre al original. Y por lo que se pone aquí es claro: un hombre idiota que no entiende lo que es el Evangelio. Un necio que no sabe lo que es la Ley Divina. Y un estúpido que no ha entendido lo que Jesús vino a hacer con la Ley de Dios: la plenitud que la Gracia da a la ley divina.
      Ni merece comentar esta estupidez de homilía.
      ¿Por qué pierden el tiempo leyendo estas estupideces?
      En el original de la homilía se ve el comunismo que ese hombre predica. Y eso es lo que hay que atacar: su visión política del Evangelio. Con esa visión, mal interpreta todo: Evangelio y Magisterio de la Iglesia.
      Y así da su falso magisterio en su falsa iglesia.
      Y a los católicos verdaderos, que yan han discernido a este pedante, ya no tienen que importarle este falso magisterio, sino escupirlo directamente, sabiendo que en Roma hay una abominación. Y, por tanto, no lloren por Roma ni por la Jerarquía que se acomoda a Roma. No se sorprendan de las estupideces que cada día este aborto de Cristo y de Su Iglesia diga en sus falsas homilías. Vendrán más abominaciones por parte de este monstruo de la maldad. Pero no hay que sorprenderse de ello.
      No teman ni se asusten por la palabrería de este idiota. Ni por el coro de idiotas que tienen a su alrededor.
      Sean valientes y enfrenten a los hombres con la Verdad. Y eso es lo único que hay que hacer para ser de Cristo y de Su Iglesia.
      Pero no sean juguetes de los lenguajes humanos y de las bocas de tanta Jerarquía que sólo sabe llorar por los derechos humanos y las justicias sociales. Pero ya no sabe poner el rostro en el suelo, cubrirse de penitencia y salvar un alma del demonio.

  4. msema dice:

    El Señor Le bendiga y le guarde y pueda seguir instruyendonos con sus conocimientos tan generosamente compartidos. Por favor, escribame, hay alguien que tiene contacto personal con MDM, que quiere comunicarse con los autores de esta pagina.
    Gracias

  5. ana dice:

    Padre, hace poco encontré esta página que me aclaró la confusión respecto a Francisco, incluso tuve lo que considero una confirmación sobrenatural, porque pedí al Señor que me indicara la verdad y tuve un sueño donde veía a un confesor mío -ya fallecido- al que le preguntaba si Francisco era el papa a lo que me contestaba: NO. Con esta seguridad plena le escribí a un sacerdote que fue mi confesor durante dos años y que ahora se encuentra en el extranjero, él siempre era muy atento y se despedía mandando saludos y bendiciones para mi y mi familia; sin embargo, esta vez me contestó diciendo que “no le gustan esas cosas” y ni siquiera me dio su bendición como lo hacía habitualmente. Yo nunca imaginé una reacción así puesto que era muy tradicional, muy devoto del Rosario, de la misa, del uso del hábito de su congregación. Entonces cuando Ud. aconseja encontrar sacerdotes para la iglesia remanente, lo encuentro bastante difícil, porque si este padre con el cual tenía confianza y era devoto reaccionó así, me imagino que los demás tampoco querrán ni siquiera escuchar una palabra sobre esto.

    • josephmaryam dice:

      Hasta que a los sacerdotes no se les obligue a aceptar un credo contrario a la fe, ellos se acomodan a lo que hay porque saben las consecuencias. Y prefieren actuar así, que dar luz sobre la situación. Y eso es también señal de falta de vida espiritual. Por eso, son pocos los sacerdotes que tienen las agallas de hablar claro.

  6. josephmaryam dice:

    ¿Cómo la Iglesia está en la efervescencia cuando vive en la corrupción del pecado?
    ¿Hay que retornar a la realidad llenando estómagos de la gente? ¿La realidad no significa salvar las almas?
    ¿La Iglesia ya no es de Cristo, sino de las almas, de los pobres, de los marginados?
    ¿Hacer el milagro de los peces y de los panes es olvidarse del Pan del cielo?
    ¿Qué hace la institución de la Iglesia que no vuelve a la misa de antes, a la Eucaristía que santifica y salva a las almas?
    ¿A qué se dedican los pastores de la Iglesia en las misas que no cuidan el Altar ni el ambón y permiten que suban al presbiterio personas no consagradas?
    ¿Cómo es que ya no se da la comunión de rodillas, con una bandeja, para que las partículas no caigan en el suelo?
    Todas estas cosas, los falsos profetas no la dicen, porque no interesa.
    Sólo interesa dar lo del mundo.
    Y mucha gente sigue a estos falsos profetas como si nada, como si hablaran una verdad y después quieren discernir las profecías con mentiras.
    Desde que subió Francisco, han aumentado los falsos profetas con el solo fin de apoyar a Francisco. Sólo para eso. Y así confundir más a todos los católicos.
    Y la masa de católicos leen a MDM y después se va a leer a estos falsos profetas para entender más. Y quedan oscurecidos. No entienden nada de nada.
    Hay muchos católicos, de comunión diaria, así: con un empacho mental de profetas.
    Aprendan a dejar los profetas que no sirven, que aunque den cosas verdaderas, en apariencia, son sólo eso: la burda apariencia.
    Ningún falso profeta da la verdad. Ninguno. Porque son movidos todos por la mente del demonio. Y el demonio es mentiroso desde el principio.
    Pero a los católicos les gusta la mentira más que a un niño un chupachús.
    Y así ante las palabras del falso profeta Francisco, los católicos siguen dudando y le hacen el juego.
    Ya empezó ese pedante con sus homilías en santa marta. Y cuantos católicos de comunión diaria se quedan con la boca abierta ante sus herejías, que por supuesto no las ven.
    ¡Cuánta falsedad hay en todos los católicos! ¡Cuánta gente estúpida! Sólo está en la Iglesia para besar el trasero de una Jerarquía que sólo habla para pasar el tiempo, para hacer que la gente se entretenga, para oír que todo va de maravilla. Y dentro de poco, Roma sucumbirá ante un gran desastre en el mundo.

  7. Jose M dice:

    Me pone de mal humor la ambigüedad respecto a la Santísima Virgen María. Callar lo de madre de Dios es rebajarla, pues la Virgen no es una mujer “bobita”, nuestra mamá, sino la criatura más perfecta jamás creada cuyo destino era ser la madre del Dios encarnado. Por eso es “llena” de gracia. Ya no cabe persona con más gracia. Las tiene todas y por eso pudo ser la única posible madre de Cristo. Sin pecado original y con plenitud (gratia plena, en latín) de gracia. Ser la madre de Dios es algo tan divino que deberíamos andar todo el día postrados ante su grandeza. Todos los dogmas marianos (que, por cierto, hasta pueden ser explicados una vez se entiende lo que representó el pecado original) deberían dejarnos con la boca abierta ante la contemplación de la Santísima Virgen María.

  8. Juan Pablo dice:

    Padre, aprovecho la cita que usted hace de un supuesto mensaje privado -el que cita con fecha 02/09/2014), Mensajes a un tal Enoch que yo conocía de antes (por Internet logicamente) y nos ayude a discernir porque en esos mismos mensajes se habla absolutamente favorable al papa Francisco. Algunos ejemplos: los de fecha 19/06/13; 18/10/13; 20/11/13; 23/06/14; 14/08/14, para citar algunos. Porque si dos supuestas revelaciones se contradicen entre sí, por lo menos una no es verdadero. Desde ya muchas gracias.

    • josephmaryam dice:

      Es claro el falso profeta Enoch. Sólo tienen que leer sus diversos mensajes y ver las contradicciones con la realidad. Nunca pone a Francisco como el malo, sino a los que le rodean. Dice que esos Cardenales quieren poner la teología de la liberación en el Vaticano. Dice que Francisco quiere reformar la Iglesia como Dios se lo pide. Dice muchas cosas que son un absurdo. Sólo es leerlo con calma y se verá la mente del demonio.
      Siempre en los mensajes del demonio se habla de forma general de muchas cosas, pero nunca de forma particular. Nunca se va al grano. Nunca el alma recibe una verdad que la atrapa, sino muchas medias verdades que dejan al entendimiento en oscuridad, con un algo que le suena a cosa buena, pero, en el fondo, no está convencido. Siempre que habla el demonio, queda una duda, un temor, una inquietud, un malestar en el alma.
      Cuando Dios habla, el alma siente la paz y no tiene turbación en nada, porque se asienta en la verdad, ha recibido la verdad. Y la verdad es siempre sencilla, directa, clara, sin tapujos, sin dar vueltas a las cosas.
      El demonio es maestro en repetir los mensajes del Señor a sus profetas verdaderos, pero poniendo su idea diabólica. Y siempre se repiten en lo mismo.
      No pierdan el tiempo con Enoch. Hay otros falsos profetas por internet. Y son pocos los verdaderos.

  9. Emiliano dice:

    Muchas gracias Padre, Dios lo bendiga!

  10. Emiliano dice:

    Padre quiero hacerle dos consultas:
    1- Asisto a una misa tridentina por el motu propio, el sacerdote en sus homilias (que son muy cortitas) no habla nada de lo que pasa en la iglesia hoy, y ha defendido a francisco cuando ha hablado en alguna ocasion: Ami me a dicho que el ve muchos errores en la iglesia actual pero me lo ha dicho personalmente, no al grupo de fieles, que opina ud?
    2- Teniendo en cuenta esto, y no existiendo otra misa tridentina en mi ciudad, seria apropiado asistir a las misas de fsspx?
    Muchas gracias

    • josephmaryam dice:

      Defender a Francisco no es anular la misa, sino el no creer en lo que se realiza en el Altar. Predicar herejías: comunismo, protestantismo, etc., con claridad, eso es lo que anula la misa. Pero decir algo sobre Francisco y después predicar, más o menos, la doctrina, sin caer en la herejía, es sólo un pecado del sacerdote, que no anula la misa.
      No se trata de asistir a una u otra misa; se trata de ver si realmente el sacerdote cree o no cree en lo que hace. Eso es lo único que importa. Lo demás, no interesa. Los de la fsspx tienen el problema del Concilio Vaticano II, que no lo tragan.
      Aguanten hasta que no puedan más y vayan buscando sacerdotes para la iglesia remanente o perseguida. Esos son los que importan. Y esos no van a estar ni en la tridentina ni en la fsspx.
      La Iglesia no es de nadie. Sólo de Cristo.

    • Marita dice:

      Lo que el Clero no va a explicar esta en los Mensajes de MDM.

      Encontré muy interesante este párrafo de los Mensajes del Señor Jesús y de la Virgen María a su instrumento anónimo con fecha oct. 2013 donde dice:
      “No ves mis pequeñitos que si la humanidad no quiere escuchar mi verdad, y no leen nuestros mensajes que estamos dando a María de la Divina Misericordia, no van a saber nada, y es ahí donde revelaremos la verdad que el Clero no va a explicar, excepto algunos que si creen pero se ocultan para poder compartir con otros de mis niños que si creen y son de los míos y creen”.
      http://jesusymaria77.blogspot.com.es/2013_10_01_archive.html

  11. josephmaryam dice:

    Es sencillamente un herejía encubierta: nunca puede decir que se ha que ver a la Virgen María como Madre de Dios. Sino que sólo termina la frase en Madre, para que todos se queden en lo humano: ver a la Virgen como humana, no como un ser divino; como una madre de todos los hombres, madre de toda la humanidad, pero nunca la Madre de Dios. La madre de Jesús hombre. Una madre llena del cariño humano que tanto gusta a los idiotas católicos que viven llorando sus vidas humanas.

  12. Jose M dice:

    EL Dios trino le recompense sus esfuerzos. Mil gracias por el nuevo artículo que nos fortalece espiritualmente.

    cito al blogger:

    “La gente hoy quiere fábulas en la Iglesia. Que le cuenten un cuento muy bonito. Pero no soportan que le digan que Francisco no es Papa y que su doctrina no es católica. Ya no escuchan la Verdad. No quieren escucharla. Y no hay manera de que la escuchen. No hay una razón que les haga ver su maldad, su mentira, porque han hecho de sus vidas de pecado un camino de santidad”.

    fin de la cita//

    Es difícil condensar en tan pocas líneas esta gran verdad. Y es la realidad. En nuestra familia vemos que antiguos católicos (y otros que dicen seguir siéndolo) dicen estar encantados con Francisco, que por fin hay un papa humano y que se interesa por los pobres, que no juzga y que muestra amor por todos. Y hoy un familiar decía a mi esposa que en su entorno todos los católicos están encantados con Francisco. También se percibe odio cuando se les intenta mostrar que Francisco es un impostor. Son muy tolerantes con todos, menos con los que intentan recordarles la Verdad. Esta es la desoladora realidad de la Iglesia. Me atrevería a decir que el 99.5% de los nominalmente católicos han perdido la FE. Ahora tienen, como dice el blogger, sus fábulas en lugar de la FE.

    • kaoshispano dice:

      la panda naziDEMOLEDORA está agarrada y hasta poseída por los demonios apocalipticos y el Satán infiltrado eclesial.

      sin Fe, Gracia, y un ansia que solo pudo haber dado Dios, no se es nada…. “Encontraré fe en la Tierra?”., y “Hasta los elegidos se perderían”.

Los comentarios están cerrados.

Glosario

Misa espiritual

Benedictus PP. XVI

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Santuario de Fátima

Fátima en directo

Jesús, en Vos confío

A %d blogueros les gusta esto: