Lumen Mariae

Inicio » abominación » Renunciar a la obra de Satanás en el Vaticano

Renunciar a la obra de Satanás en el Vaticano

Virgen de Guadalupe

Corazón de Jesús

El Gran Milagro

Infiltración en la Iglesia

El Reino de la Paz

«un gran número de católicos seglares y, lo que es aún más deplorable hasta sacerdotes, los cuales, so pretexto de amor a la Iglesia; impregnados, por el contrario hasta la médula de los huesos de venenosos errores bebidos en los escritos de los adversarios del Catolicismo, se jactan, a despecho de todo sentimiento de modestia, como restauradores de la Iglesia, y en apretada falange asaltan con audacia todo cuanto hay de más sagrado en la obra de Jesucristo…» (San Pío X – Pascendi)

images (3)

Los tiempos se acercan para todos. No son los tiempos de la historia, sino del Espíritu.

El hombre ha creado su historia y, por tanto, sus tiempos. Y, en esos tiempos, Dios ha ido trabajando para sacar del mal un bien para el hombre.

Cuando Jesús funda Su Iglesia tiene un plan para Ella. Pero ese plan no es humano, ni histórico, ni se puede discernir en las diferentes culturas humanas.

Dios no funda Su Iglesia para una obra humana: para tener capillas o parroquias o una estructura en Roma.

La Iglesia es el Reino Glorioso de Dios, que abarca tres estados: humano, preternatural y sobrenatural.

En el estado humano, está la Iglesia militante, que milita o lucha bajo la bandera de Cristo: son las almas que viven en Gracia y que son fieles a Ella cada día, sin importar sus vidas humanas, sociales, económicas o políticas. La Gracia no anula la naturaleza del hombre, sino que está por encima de ella, guiándola hacia la verdad de su ser. El hombre, en su naturaleza humana, debe ser transformado para adquirir la naturaleza divina, que se da en la Gracia.

La Gracia reviste al hombre de lo divino: es el vestido espiritual que el hombre posee al ser hijo de Dios por el bautismo. Y esa vestidura es invisible a los ojos de los hombres. Esa vestidura no es un comportamiento humano, ni unos ideales humanos, ni consiste en obrar cosas humanas.

La Gracia da al hombre la misma Mente de Dios. Y, en esa Mente, el hombre aprende a vivir como hombre y a ser fiel a la Gracia.

Si la Gracia no anula la naturaleza humana, eso significa que Dios necesita esa naturaleza para obrar su vida divina en la gracia. Y el hombre tiene que aprender a mirar su naturaleza humana desde la gracia, desde la vida que Dios le ofrece. De esa manera, la naturaleza del hombre se va transformando en instrumento de lo divino.

Ya el hombre, en la gracia, no es el centro de su naturaleza humana, sino que es el instrumento de Dios para obrar en su naturaleza de hombre aquello que Dios quiere.

La gracia dignifica a la persona humana, le da el sentido de la vida que nada humano, ni natural, ni social, le puede dar.

Cuanto más el hombre anda en la vida social, cuanto más está interesado por los otros hombres, menos vive en la gracia, menos es fiel a la gracia, menos entiende la vida de Dios.

La gracia no es para ser más hombres, más humanos, más fraternos, más sociales. Dios no da Su Vida para que el hombre siga siendo hombre. Jesús murió a su vida humana para que el hombre haga lo mismo. Y sólo a través de la muerte de todo lo humano se llega al estado de gloria. Y sin esa muerte, los hombres siguen siendo hombres. Y tendrán mucha perfección en todo lo humano. Pero son sólo hombres, incapaces de seguir a Dios, de servirlo, de ser instrumentos de Su Voluntad, de adorarlo en Espíritu y en Verdad.

El antropocentrismo es la herejía de estos tiempos históricos: el hombre es el centro de la creación. Eso da a todo una visión horizontal de todas las cosas. Y eso lleva, de manera inevitable, a la destrucción del hombre por el mismo hombre. Y se hace con obras buenas, obras tecnológicas que el mismo hombre ha creado, y con pensamientos y filosofías que los mismos hombres han adquirido y aceptado como un valor en sus vidas.

El humanismo es lo que todos ven en la Iglesia y en el mundo. Todos luchan por algo humano: un derecho, una justicia, una ley, una vida, una obra. Y luchan poniendo el nombre de Dios (o el de la Iglesia, o el de Cristo) en medio, como si Dios quisiera esa lucha, ese derecho, esa vida.

En el humanismo, los tres primeros mandamientos de Dios se anulan completamente: ya no hay culto debido a Dios y, por tanto, ya no hay una religión revelada; se toma el nombre de Dios en vano y para una blasfemia bien maquillada en las palabras y en las obras; se santifican los días y las obras de los hombres para señalar que Dios está en todas las obras de los hombres.

Quien viva mirando al hombre, en esta etapa histórica que vivimos, se va a perder de manera absoluta, no ya relativa. El hombre es capaz, con sus inventos, con sus obras, con sus filosofías, de condenar a los demás hombres en vida: de hacerles vivir una vida de condenación, en la que no es posible el arrepentimiento del pecado, que es la única vía para salvarse.

Cuando los hombres ya no se arrepienten de sus pecados es que ya el hombre ha dado al pecado magisterio de santidad. El pecado es una escuela que el hombre histórico del siglo XXI tiene que probar y vivir si quiere ser hombre, si quiere pertenecer a un país, a una sociedad, a una familia, a una iglesia.

Cuando el pecado es un valor y una virtud para el hombre, entonces su condenación es absoluta. Mientras permanezca en lo que es, una ofensa a Dios, y por tanto, un mal, un vicio, un error, la condenación es relativa: hay modo de salvarse.

El pecado ha sido anulado en muchas partes del mundo y, también, dentro de la Iglesia Católica. Los hombres se han olvidado de que fue, precisamente, el pecado lo que dividió a la Creación.

El Paraíso era todo Gracia: vida divina, bondad, amor divinos. No había ninguna maldad. Y por el pecado de un hombre, todos condenados. Condenación relativa, por la esencia del pecado original; pero absoluta para algunos hombres, como Caín y su descendencia.

Cuando los hombres se olvidan y anulan esta Verdad Absoluta: lo que pasó en el Paraíso, entonces viven su condenación absoluta, sin posibilidad de salvarse.

Y estamos en el tiempo histórico en que se vive esta condenación absoluta en muchos hombres, ya del mundo, ya de la Iglesia.

Es el tiempo del Anticristo: tiempo para condenarse, no para salvarse. El Anticristo no salva, sino que lleva, sin posibilidad de cambio, de arrepentimiento, al fuego del infierno.

Como los hombres ya no creen en el pecado, tampoco creen en el demonio ni en el infierno; y por tanto, todas estas palabras sobre la condenación son sólo eso: palabras.

En el humanismo se vive sólo el lenguaje humano. No se vive de filosofías, de ideas, de pensamientos elaborados. Se vive de una maqueta, de un timbre, de una etiqueta, de un nombre, que hace referencia a algo que todos conocen, pero que nadie vive.

El humanismo no pelea por los conceptos absolutos, porque sabe que no puede pelear. Lo que hace es poner la etiqueta a ese concepto absoluto, para vivir una relatividad. Este es el juego de muchos hombres y, sobre todo, de la Jerarquía infiltrada en la Iglesia.

Es fácil poner el nombre de católico, de Papa, a Francisco. Es fácil decir que su doctrina es católica. Se le pone la etiqueta, que a todos gusta. Porque la masa lo que quiere es que le digan que ese hombre, al que llaman Papa, su magisterio es católico. Si alguien les dice eso, entonces siguen sus vidas como si nada.

Este es el juego del lenguaje humano, propio del humanismo. Son las formas exteriores. Francisco se reviste del manto de la humildad y de la pobreza. Esto es lo que atrae a todo el mundo. Todo el mundo se queda con eso exterior. Y no les importa lo interior de ese hombre: Francisco, ¿obedece o no obedece a la Verdad, a Cristo, al Magisterio de la Iglesia? Esto no se lo preguntan, porque viven en el humanismo.

Y el que concibe su vida de manera antropocéntrica, sólo vive para encontrar un pensamiento positivo, que le agrade, que le ayude a quitar temores, miedos, que hay muchos en la vida. El humanista no lucha por una verdad inconmovible en su vida. No puede luchar, porque se ha acomodado a todo lo humano, que es cambiante: está mirando el mar de lo humano, sus riberas, sus confines, sus conquistas. Y no puede salir de esa mirada. Y no puede encontrar, en lo que ve, un absoluto, una eternidad, un ideal que no cambie, que permanezca. Sólo encuentra lo propio de lo humano: lo que es temporal, lo que se puede medir, lo que cambia en cualquier momento.

Cuando la vida se vive así, entonces la vida carece de sentido. Cuando el hombre permanece en él mismo, en su vida pasajera, haciendo de la tierra su patria definitiva, viviendo su historia como el centro de todas las cosas, entonces el hombre ha perdido la fe, la trascendencia, la capacidad de ir más allá de su humanidad; ya no tiene en su alma la disposición requerida para pasar adelante, para ir a otro estado de vida, que no sea el pecado y todas las cosas humanas.

Los hombres que se instalan en su pecado son los humanistas, los inmanentistas, los idealistas, los que ha dado muerte a Dios en todas las cosas. Y sólo ponen la etiqueta de Dios en todo lo que hacen en sus vidas, porque de lo que se trata es de agradar a todos los hombres.

Francisco y todos sus seguidores viven el antropocentrismo, es decir, cabalgan en la herejía del humanismo, poniendo etiqueta a todo. Se revisten de sentimientos de modestia, de humildad, de pobreza, de misericordia, pero son incapaces de obedecer a la verdad. No pueden poner sus mentes en el suelo para aceptar la verdad que Cristo ha revelado. Han bebido de todas las herejías posibles. Y sólo encuentran en sus mentes la idea apropiada para dividir toda verdad. Y con ese alimento herético están dentro de la Iglesia para reformarla y acabarla completamente.

En el humanismo, se reduce a Dios a la historia, a la cultura, a lo social, a la vida de cada hombre. Es la visión que cada hombre tiene de Dios. Es la experiencia que cada hombre tiene de la religión, de la iglesia, de Cristo. Es la conciencia tomada como dogma en el pensamiento humano: el hombre es el que decide lo que es bueno y lo que es malo. El hombre se absolutiza él mismo. Se vuelve un dios para él y para los demás. Consecuencia: es imposible salir de este estado.

Cuando el hombre se mira sólo a sí mismo comete el pecado de blasfemia contra el Espíritu Santo. Y de ese pecado, no es posible salir.

La Iglesia en el Vaticano vive la horizontalidad: han anulado el gobierno vertical en Pedro y han puesto una maqueta. Un gobierno de muchas cabezas con el nombre de un Papa, y todos dicen que están bajo Pedro, en obediencia a Pedro.

Esta etiqueta es sólo eso: una figura de lo que es Pedro y su gobierno en la Iglesia. Una figura vacía. Una estatua sin vida espiritual, sin vida de la gracia.

En el gobierno horizontal, que actualmente está en el Vaticano, no está la Gracia. La ley de la Gracia exige un gobierno vertical de uno solo: una sola cabeza, el Papa, que mira desde arriba a todos y que exige a todos la obediencia absoluta a su voz. Esto ha quedado anulado completamente. Esta trascendencia ha sido revocada por la inmanencia: en el Vaticano consideran ese gobierno de ocho cabezas, que es sólo algo natural, humano, como algo sobrenatural, como una Voluntad de Dios. Permanecer en el consejo de los hombres es más importante que hablar con Dios. Reunirse una serie personas para tratar los asuntos de la Iglesia y dar soluciones es llamado cosa sobrenatural. Es la trampa del lenguaje humano. Es la etiqueta que usan para acallar a todos en la Iglesia y que nadie se rebele.

Pero lo más grave es la consecuencia de este gobierno horizontal para toda la Iglesia: es la anulación de la Gracia en la Iglesia. Pocos han meditado esto.

Cristo da Su Gracia a toda la Iglesia sólo a través de Su Pedro. No existe Pedro, no hay gracia. Y, por tanto, una vez que se consolidó este gobierno horizontal, la Iglesia ha ido perdiendo la línea de la gracia en todos los campos: en la Jerarquía y en los fieles.

Ya Cristo no reparte su Gracia a través de Pedro, porque han blasfemado contra el Papado, en el Papa Benedicto XVI. Ellos, la masonería, la Jerarquía infiltrada en la Iglesia, han anulado el dogma del Papado en su raíz. Y, por eso, no puede haber más Papas, por vía ordinaria. Habrá Papas, pero por vía extraordinaria.

Poco a poco, se ha ido viendo en la Iglesia el cúmulo de errores en todos sus miembros, porque ya la Iglesia ha dejado de ser infalible. Ahora vive en el error, en la mentira y en el pecado. Ahora vive en el esfuerzo de los hombres. Es el pelagianismo y el protestantismo.

Se da un pelagianismo social: todo es luchar, esforzarse para conseguir que los hombres vivan bien en sus vidas humanas, para que nadie sea pobre, esté sin trabajo, sin escuela, sin salud, etc. Y se da un protestantismo social: todos los hombres son justos y santos; son buenos, aunque sean muy pecadores.

Ante este desastre que vemos en el Vaticano, con la formación de una nueva estructura de iglesia, sin la gracia, una sociedad horizontal, que sólo vive mirando al hombre y poniendo etiquetas a todo lo divino, es necesario que el miembro de la Iglesia Católica renuncie.

Muchos esperan a un Sínodo, que es convocado por un falso Papa, que es horizontal, que no tiene la línea de la gracia, que es falible por los cuatro costados, para decidir su destino en la Iglesia. Muchos esperan esperanzados, con la ilusión de que allí no va a pasar nada, de que no van cambiar el dogma. Muchos viven así: en su humanismo, en su horizontalidad, en su inmanencia.

Hay mucha gente en la Iglesia que ya le trae sin cuidado la Gracia: ni sabe lo que es ni para qué sirve. Y sólo esperan en las decisiones de los hombres. Sólo confían en esos hombres que se ponen un manto de humildad y de pobreza y que les cuenta una serie de fábulas para adormecer sus inteligencias humanas. Con la palabra barata y blasfema es cómo Francisco ha conquistado a las almas, que se han vuelto masa en la Iglesia. Ya no son almas de gracia, sino de hombres, de ideas humanas, de estructuras externas, de leyes concebidas sólo en la herejía del pensamiento del hombre.

Quien siga a Francisco no puede seguir a Cristo y, por tanto, ya no pertenece al Rebaño de Cristo, sino a la nueva iglesia, que se levanta en Roma. Esa nueva iglesia le ponen la etiqueta de católica, pero ya no tiene la fe católica porque comienza a ser como una de tantas en el mundo: una religión para los hombres, para defender sus derechos sociales y para contar batallitas sobre el mundo, la creación y la salvación.

Es necesario no hacerse ilusiones ya con el Vaticano. El Sínodo es sólo una abominación más en la Iglesia. De ahí saldrá mucho mal para todos. Y nadie en la Jerarquía va a abrir la boca y se va a oponer a lo que salga en ese Sínodo. Nadie. Todos aceptarán, en sus mentes, una abominación. Y eso será un mal para ellos, para su vocación sacerdotal y un mal para todo el Rebaño en la Iglesia.

Para no tragarse esa abominación, cada católico tiene que renunciar a lo que hay en el Vaticano. Es como renunciar a Satanás. Es lo mismo. El gobierno horizontal es la obra de Satanás dentro de los muros del Vaticano. Hay que renunciar a esa obra. Y eso lo que muchos no van a hacer, porque no tienen vida de la gracia. Viven sólo su humanismo, contentos en todo lo humano, sin hacer caso a la Voluntad de Dios, que sólo se puede entender viviendo en gracia y para la gracia.

Anuncios

37 comentarios

  1. Mima dice:

    Filomena, muchas gracias por tratar de advertirme sobre los lobos con piel de oveja de Infocatolica, pero ya hace años que esa pagina la tengo en mi lista de paginas anticatolicas, solo visite el link para ver la noticia sobre esa posible reforma que quiere poner Francisco y que ya esta en camino… y con lo primero que me encuentro es con ese comentario del chico este que habla del cura, me da mucha lastima y tristeza como estos sacerdotes llevan consigo a miles de almas al infierno asi como se fue al infierno Verdi Garandieu el demonio sacerdotal que habla en los exorcismos realizados en la decada del 70 en suiza y que pueden encontrar en esta pagina. He descargado la segunda Edicion del Padre Arnold Renz. Esta muy bueno. Saludos.

  2. Mima dice:

    Visitando el link que envió Andreina a la página de Infocatolica, vi un comentario que quiero transcribir aca con el permiso de la persona que lo emitio, para que veamos el nivel de apostasia que hay y que los curas necesitan que oremos por ellos tambien y salgan de las garras del demonio.

    “comentario de aris:
    más que plantearse el hecho de acelerar el proceso de nulidad matrimonial habría que plantearse el por qué hay tantos matrimonios nulos. Como ejemplo contaré un caso real:

    el sacerdote de la parroquia nos comenta: este verano me voy de vacaciones a Sevilla a celebrar un matrimonio nulo.

    Se pueden imaginar la sorpresa de todo el mundo al oír la expresión de celebrar un matrimonio nulo. Nos contó que se casaba un amigo de toda la vida, es no creyente como su futura esposa, pero querían casarse por la Iglesia porque casarse en el juzgado es un poco triste y que el no podía negarse al ser una gran amistad y además: “quien soy yo para negar un sacramento y quien sabe si Dios puede obrar el milagro”.

    esa es la gran excusa de este siglo, los sacerdotes administran sacramentos como el que reparte lotería, padrinos de bautismo que no son practicantes, bodas y comuniones convertidas en meros eventos sociales, confirmaciones en las que “yo confirmo mi fe porque ya soy mayor”, … al final de los tiempos Dios no pedirá cuentas por todas estas cosas. “

    • josephmaryam dice:

      Los casó para condenarlos a ambos: la gracia, cuando no es usada en la Voluntad de Dios implica condenación.
      1. Hay que discernir a quién se da el Sacramento para no cometer pecado de sacrilegio. No se puede dar un Sacramento a quien no cree en el Sacramento. Se comete una blasfemia. Un sacerdote que no sabe lo que es el ministerio sacerdotal y que, por tanto, condena a su rebaño. Y lo condena porque son sus amigos.
      2. Y los que se casan sin fe, lo hacen para condenarse. Unen sus intenciones, sus voluntades, en una obra en contra de la misma Gracia del Sacramento. Es una blasfemia contra el Espíritu Santo.

  3. Mima dice:

    Bueno que se espera con Francisco, nada bueno. Me sorprende la alarmante cifra que se da solo en Argentina, habria que ver las del resto de latinoamerica.

  4. Andreina dice:

    Ahora viene la nulidad de los matrimonios. si lo que es unido por Dios nada los separa, si el propio Benedicto dijo que primero tocaba hablar con las parejas y tratar de que hubiera reconciliación, pero ahora quieren acabar con los matrimonios. Que Dios padre nos ilumine http://infocatolica.com/?t=noticia&cod=21760

  5. Matias Esteban dice:

    Padre: en los mensajes Jesús siempre le insiste a su sacerdotes que recen el Breviario; disculpe mi ignorancia: ¿que es el Breviario? ¿y porque Dios pide que lo oren diariamente?

    • josephmaryam dice:

      El Breviario es la oración de Cristo: es el compendio de toda la vida de Cristo y, por tanto, de Su Obra Redentora.
      Es la oración que une a la Iglesia, como Cuerpo de Cristo, con Cristo.
      Es la oración que da culto debido a Cristo en la Iglesia.
      La santa misa, el breviario y el Rosario son las fortalezas de la Iglesia. Son las principales oraciones que todo católico tiene que hacer en su vida diaria.
      El breviario no es una oración privada, sino que pertenece a todo el cuerpo de la Iglesia e influye en él. Por eso, hay que hacerla con la Jerarquía de la Iglesia para que tenga valor.
      Antiguamente, antes de comenzar la misa, se hacían estas oraciones con el pueblo e, incluso, se hacían dentro de la misa.
      En algunos sitios se sigue haciendo, pero ya se perdió la costumbre.
      Es la oración que salva a la Iglesia, con la cual se obtienen muchas gracias para todas las almas.

  6. kaoshispano dice:

    EN ESE ARTICULO profetizante en un Medio MASONIL MUNDI, fijarse bien en los comentarios, y en los votos positivos y negativos…. ASI ESTÁ EL PATIO apoc satanoide.

  7. kaoshispano dice:

    sobre todo por que Ortega Habanero EL AGENTE CASTRISTA y masonada letrinoamericana fue uno de sus padrinos de conclave…

    esa gente ya no es catolica y APOSTATAN sin remedio. Hay que apostatar de ellos claramente, aun ellos ahora sueltan el paquete a los que claman la Verdad… DIOS NO LOS PERDONE . f i n .

  8. elias dice:

    Quisiera dejar claro que no hablo por hablar sino desde la experiencia de mi familia, que un buen dia se vio en la calle, sin casa,mi padre sin trabajo, con siete hijos y el octavo en camino y sin más amparo que el Señor y su Santísima Madre y por parte de mi madre una Fe enorme en Dios y su auxilio, Fe que se vio recompensada y auxilio Divino que nunca nos faltó porque sólo Dios fue nuestro refugio. Si tuvimos un tiempo de cruz ” dulcificada” pero como los caminos de Dios siempre terminan en éxito, Él restauró nuestra vida. Hoy recuerdo con gozo las palabras de Jesús: ” tu fe te ha salvado”
    Dios hizo que nos llovieran ayudas de sus buenos hijos ricos, que Dios les bendiga.

    • José Manuel Guerrero dice:

      Elias se guian por parametros mundanos y polìticas marxistas en esta falsa igkesia q está erigiendo Bergoglio. Como dia ayer un comentarista en un blog: ” ESTE ATAJO DE ACÉMILAS,HABRÍAN TILDADO A NUESTRO SEÑOR DE BURGUÉS POR COMER EN CASA DEL RICO SIMÓN;DE COLABORACIONISTA, POR NO DECIR NI PÍO SOBRE LA OCUPACIÓN ROMANA; DE DERROCHADOR, POR DEJARSE LAVAR LOS PIES CON NARDO PURÍSIMO;DE TRAFICANTE DE INFLUENCIAS,POR LLEVAR ENTRE LAS MUJERES QUE LE SERVÍAN A LA MUJER DE CUSA,ADMINISTRADOR DE HERODES;DE CONFORMISTA,POR PAGAR LOS IMPUESTOS Y ELEGIR A UN RECAUDADOR DE LOS MISMOS COMO APÓSTOL;DE OPORTUNISTA Y SNOB,POR HOSPEDARSE PRECISAMENTE EN CASA DE UN PÁJARO DE CUENTAS CUAL ERA ZAQUEO….”

  9. elias dice:

    Si, hay que decirlo, Dios tambien ama a los ricos y los quiere ricos en bienes y en amor a Dios y a sus hermanos mas pobres, porque el cristiano rico es hermano mayor del pobre y pone sus bienes para servir a Dios en sus hermanos y para ayudar a su Madre, la Santa Madre Iglesia, esposa de Cristo.
    Según he leído, Lázaro y sus hermanas eran ricos y ayudaban a Jesús, en su casa Jesús y sus discípulos eran muy bien acogidos y el Señor los amaba.
    El prototipo de los traidores a Jesús y a su Evangelio lo tenemos en Judas: disimulan su traición escondiéndose tras un presunto humanismo, “defendiendo” públicamente a los pobres sin practicar la caridad como Dios quiere “que tu mano derecha no sepa lo que hace tu mano izquierda”.
    La Iglesia siempre ha practicado la caridad sin propaganda, basta mirar la vida de muchos santos. La mayor caridad que se puede hacer es enseñar a todos los hombres a “amar a Dios sobre todas las cosas y a confiar plenamente en Él”.
    Si a los pobres se les enseña primero a amar a Dios ellos mismos experimentarán lo que nos aconseja San Pablo “gustad y ved que bueno es el Señor, dichoso el hombre que se refugia en Él” porque Dios se compadece del pobre y del afligido que claman a Él y éstos experimentarán su auxilio y su alma se llenará de gozo como dice la Escritura “pedid y recibiréis para que vuestro gozo sea colmado”.
    Así que no nos dejemos engañar por falsos humanismos y caridades que hasta el mundo tiene su refrán “haz harina y no toques bocina” y como nos dice Jesús, no hagamos las cosas para que nos vean pues con eso quedaremos pagados, hagamoslo en secreto y Nuestro Padre que ve en lo secreto nos recompensará.

  10. Juan Pablo dice:

    My God! Partido interreligioso para demostrar la UNION con otras religiones por la paz, promovida por Francisco:

  11. Mima dice:

    Hola Padre, hace 6 meses que ni mi esposo ni yo hemos recibido los sacramentos, ni de confesión ni de comunión porque el no crees que en esas iglesias modernistas de la ciudad donde vivimos haya verdadera fe, asi que el se niega a ir, ya que esos aplausos y canticos con guitarras lo indignan, al principio yo insistia en ir porque era la unica via que teniamos para los sacramentos en especial el de la comunión. Pero hemos notado que ya hasta para ir a confesarnos en esas parroquias hay que rogarle practicamente al cura que te confiese y eso a mi esposo le indigna y a mi ha empezado a dejarme un sin sabor y siento bronca porque es como si ellos lo hicieran de mala gana.

    La ultima vez que recibimos los sacramentos fue en una Iglesia de la FSSPX fue cuando viajamos a la Argentina hace 6 meses atras. De alli mi esposo no ha querido ir a misas novus ordo mas nunca en la ciudad donde vivimos hasta encontrar un cura que celebre misa tradicional.

    Le digo porque mi esposo antes de casarse conmigo ya iba a misas de la FSSPX en su ciudad natal y yo no las conocia y él me enseño y aprendi la misa y cuando la aprendi ya no quise saber mas de la misa nueva, no por orgullo o soberbia sino porque siento que no es nada ni me llena de gozo como las misas verdaderas.

    Como bien dice usted que no debemos ir a parroquias que no conserven la fe, como podemos hacer para mantenernos fieles a Cristo sin sacramentos? Nosotros lo que hacemos los domingos es seguir la misa por radio, o leemos las lecturas y toda la parte de los catecumenos, pero igual siento que no es lo mismo como asistir a una misa. Que podremos hacer padre? Es dificil encontrar en estos dias fe en algun cura de mi ciudad o en alguna parroquia. Hemos ido a varias y todas impregnadas de ese horrendo modernismo.

    • josephmaryam dice:

      Hay que distinguir entre algarabía, fiesta y herejía.

      Si en una misa hay cantos, bailes, comidas, etc., pero el sacerdote no participa en todo eso, sino que lo permite, y su predicación, más o menos es aceptable, con un humanismo, pero sin caer en la herejía, entonces hay consagración: en el altar está Cristo.

      Pero si en esa misa el sacerdote participa de muchas maneras y su predicación es claramente herética; entonces no hay consagración.

      No porque haya guitarras o aplausos, la misa ya no vale. El que hace la misa no es el pueblo, sino el sacerdote. Y no hay que fijarse en nada de lo que hace el pueblo para discernir si hay consagración o no la hay. Sólo hay que fijarse en lo que hace el sacerdote, independientemente de lo que ocurra a su alrededor.

      Si se predica a Cristo (=la verdad como es), entonces Cristo baja en la consagración.
      Pero si se predica un comunismo, entonces no hay nada en el Altar.

      Tienen que fijarse en lo que dice y obra el sacerdote, no en el pueblo. Por eso, si todavía hay fe en el sacerdote, vayan por lo menos a recibir la Comunión, a pesar de la bulla de la gente.

      Las parroquias que no conservan la fe son aquellas en las que ningún sacerdote tiene fe en lo que hace porque todo es un protestantismo y un marxismo. Y de estas hay que salir.
      Sigan yendo a Misa hasta que vean que ya no hay fe en el celebrante. No se fijen en los demás.

    • Laodicea dice:

      Ese mal no es nuevo filomena, llevo ya muchos años viéndolo, se hacen los piadositos pero nada de nada, se adueñaban antes de las parroquias y eran amiguitos de curillas parroquiales, ratas de sacristia, celebrando fiestecitas y excursiones con el curita, se las daban de piádosos y manejaban el cotarro en cada parroquia, los de esta especie los tengo bien catados por desgracia, acaban echando de las parroquias a los que de verdad son fieles para que no les quiten protagonismo cómo sacristanes, ministros extraordinarios de la eucaristia, catequistas o simplemente mafiosos de la parroquia. La mayoría comulgan en la mano por cierto.
      Ahora que la vida parroquial es tan decadente y el protagonismo está cada vez más en la red, es normal que se apunten a todo.
      Se puede engañar a la masa borreguil y a sacerdotes que no rezan el breviario pero no a nuestro Señor.

  12. msema dice:

    Gracias a Dios por haberle puesto en nuestras vidas, dandonos ensenyanzas tan valiosas. Que Dios le bendiga y proteja.

  13. Teresa dice:

    Me parece muy importante su comentario Padre. Yo no decía de unirnos contra Francisco. A lo que me refería era a unirse para apoyarse en la fe, fortalecerla en momentos tan duros como estos. Yo rezo muchísimo sola para que Dios nos ayude, pero es muy difícil que, si quieres confesarte, por ejemplo, nadie te entienda o no puedas hacerlo. Es muy complicado defenderte sola en la fe cuando nadie quiere ayudarte ya que piensan que en la Iglesia no ha cambiado nada, cuando en la realidad es que todo ha cambiado. ¿Podremos resistir y defender nuestra fe con total pureza en completa y absoluta soledad? ¿Es posible sin ayuda de nadie? (Siempre contando con la ayuda de Dios de las cuales tengo muchisimas pruebas)
    Gracias Padre por su paciencia.

    • josephmaryam dice:

      Es que la fe es para cada alma. El don de la fe pertenece a cada alma. Otra cosa es la Iglesia, donde se reúnen las almas de fe para una obra divina.
      Y lo que importa ahora es perseverar en la fe, no tanto en la Iglesia, porque la Iglesia es un camino oscuro, en estos momentos.
      Hay que saber dejar esas parroquias donde ya no hay fe.
      Hay que saber renunciar a todo lo externo que hay en Roma y en las diferentes parroquias y que ya no sirve para crecer en la fe ni para obrarla.
      La fe ahora es necesario obrarla sólo siguiendo al Espíritu, no a ninguna Jerarquía.
      Hasta que la Jerarquía no cambie, no vea la maldad, la Jerarquía no sirve para salvar al alma, sino para condenarla. Y, por eso, es preferible estar sin Jerarquía.
      Si no hay Iglesia, tampoco hay Jerarquía. Ya Dios no obliga al alma a obedecer a una Jerarquía para ser Iglesia, porque NO HAY IGLESIA.
      Permanezcan su fe, en la de siempre. Perseveren en esa fe. Y ya Dios pondrá el camino de Su Iglesia, que es diferente al camino de cada alma en la fe.

  14. Teresa dice:

    Padre dice Ud. que ya no habrán más Papas por la vía ordinaria pero que sí puede haberlos por la vía extraordinaria….¿A qué se refiere? ¿Cómo ocurrirá? ¿Cómo se sabrá que es un verdadero Papa?
    Otra pregunta: ¿No sería bueno que las personas que piensan que Francisco no es Papa legítimo nos uniéramos de alguna forma?

    • josephmaryam dice:

      La Iglesia ya no está en Roma. Y si no comprenden esto, no han entendido lo que es la Iglesia.
      La Iglesia se edifica en Pedro. Y Pedro gobierna en Roma.
      Han quitado a Pedro, ya no hay Iglesia. En Roma hay una abominación.

      1. Ya no hay más Papas, porque han anulado el Vértice con el gobierno horizontal.

      2. Si no hay vértice, no hay Iglesia.

      3. Es decir, la Iglesia pasa a ser una parte del Reino de Dios, pero no es el Reino de Dios.

      4. Con Pedro, la Iglesia es el Reino de Dios; sin Pedro, la Iglesia (lo que queda de la Iglesia), es sólo una parte, no el todo, porque no está Pedro.

      5. Es muy importante entender que Pedro es el gobierno en la Iglesia. Él solo. Una Cabeza que gobierna. El gobierno en la Iglesia no es la colegialidad de los Obispos: no es algo horizontal. Es algo vertical de una sola cabeza.

      6. Por tanto, si se quita la verticalidad, no hay más Papas. Ya se pueden reunir en un cónclave, ya pueden elegirlo de otra manera: no hay más Papas. Los hombres en la Iglesia ya no tienen la capacidad de elegir a un Romano Pontífice, porque han blasfemado contra el Papado, poniendo un gobierno horizontal, anulando el dogma del Papado. Esta es la blasfemia contra el Espíritu Santo de Francisco.

      7. Consecuencia lógica: los Papas los pone sólo el cielo.

      8. Otra consecuencia: habrá una sede vacante, cuando muera el Papa Benedicto XVI, y el cielo no pondrá ningún Papa, para castigar a toda la Iglesia por su pecado.

      9. Otra consecuencia: para que el cielo ponga un Papa, es necesario que la Jerarquía vuelva a creer en el Papado.

      10. Otra consecuencia: no es posible que la Jerarquía vuelva a creer en el Papado si no se purifica con un castigo ejemplar dentro de la Iglesia, que manda Dios para despertar a todos los ilusos y descreídos, que se han puesto por encima de Dios en la Iglesia.

      11. Una vez que la Iglesia ha visto su pecado (porque ha sido castigada ejemplarmente), entonces estará capacitada para un Papa nuevo, elegido sólo por Dios.

      12. Esta Iglesia que ha visto su pecado, es la remanente: la de muy pocos. Gente con auténtica vida de fe, que no se escandaliza de que Dios tenga poder para poner Su Papa, el que Dios quiere, sin necesidad de cónclaves. Gente que no se escandaliza de que Dios siga hablando a sus almas. Gente que sabe discernir entre la fe y la razón. Que sabe ver que no se puede medir con la razón el don de la fe.

      13. Hasta que el cielo no ponga su Papa, los hombres pondrán sus líderes y sus papas. Y ninguno valdrá nada. Serán todos unos impostores, suplantadores de la verdad. Ni siquiera serán antipapas, porque ya no hay dogma del Papado.

      14. No quieran mirar la Iglesia como antes. Es que ya no es como antes, como se ha dado en 20 siglos.

      15. Ahora no hay Iglesia militante. El Cuerpo de Cristo en la tierra está en desbandada, está desperdigado, está en oscuridad, guiado por sujetos que se visten de púrpura y que llevan al rebaño a una iglesia universal que no es la de Cristo.

      16. No hay que unirse para hacer un movimiento en contra de Francisco. Es que la Iglesia no es Francisco. La Iglesia es Cristo. Hay que unirse para dar la verdad de Cristo y de la Iglesia. Hay que unirse para dar testimonio de la Verdad. ¿Qué interesa ese payaso de Francisco? Nada. Él no es Iglesia. Él no merece nada. El tiempo de combatir a Francisco ha pasado. Una vez que han discernido lo que es Francisco, ya hay que dejarlo a un lado, como una patraña bien montada por la masonería. Francisco ya se va de la Iglesia. Ahora viene otro tiempo para la Iglesia, mucho más fuerte. Francisco es sólo un bufón, uno que entretiene a todo el mundo para que todos hablen bien o mal de él. No hay que unir fuerzas contra un bufón. Hay que seguir siendo de Cristo, le pese a Francisco, le pese a quien siga a Francisco. La batalla ya no es contra Francisco, sino contra los que le suceden en el gobierno de la Iglesia. La batalla es contra todo ese Sínodo, que es el principio de la abominación en la Iglesia.

      Francisco es algo IMPUESTO por la masonería en la Iglesia. Francisco no es una elección. No da libertad a la Iglesia, sino esclavitud. Francisco no es luz para la Iglesia, sino profundas tinieblas para todos, originadas en las mentes de muchos que se visten de Púrpura. No hay que combatir a Francisco, sino a toda la Jerarquía infiltrada en la Iglesia, que son todos los que rodean a Francisco y lo apoyan y le obedecen. Cuando la masonería lo decida, Francisco se va. Él SABE que ha SUPLANTADO la Silla que le corresponde al Papa Benedicto XVI. Él SABE que sólo está de paso, sólo un tiempo en el gobierno de la Iglesia. Él SABE que ya tiene que irse, y está preparando todo para dar a la Iglesia su última escupitajo. Una vez que escupa su vómito, entonces se va.
      Con conocimiento de causa está Francisco en esa Silla, sabiendo lo que tiene que hacer y cómo hacerlo. Y sabiendo que tiene que irse muy pronto.

      17. ¡Qué pocos han discernido lo que viene a la Iglesia! Y es muy fácil verlo. Es una consecuencia del gobierno horizontal.

  15. josephmaryam dice:

    Aquí tienen otros ejemplos de humanismo:

    Muchas cosas hay en esta entrevista, pero todas ellas vistas desde el punto de vista del hombre, no de Cristo. Incluso, cuando habla de la Iglesia como Madre (minuto 8:35 y siguientes), es para indicar sólo el acercamiento a lo humano, nunca para llevar a lo divino.

    Sólo dos puntos a resaltar, para ver su manto externo de humildad y de pobreza:

    2: 56 : «Nuestro pueblo exige la pobreza a los sacerdotes».

    Es Cristo quien exige esa pobreza, no el pueblo. No los hombres. El pueblo tiene que exigir a los sacerdotes que sean otros Cristo, que imiten a Cristo, no que sean pobres o ricos.

    Cristo no tuvo dónde reclinar la cabeza, pero poseyó casas y riquezas por la fe de otras personas en Él. En la Iglesia no estamos para hacer lo que el pueblo exige, no estamos para agradar a ningún hombre, a ninguna masa de pueblo, sino sólo para hacer lo que Cristo pide y exige de sus sacerdotes.

    Es claro su humanismo, su marxismo, su anulación de la pobreza espiritual, como virtud y como consejo evangélico. Francisco se reviste del manto de la pobreza e invoca el pensamiento del pueblo para hacer una iglesia pobre, que no es la de Jesucristo, sino que es la propia de la masonería, que alarga sus brazos en el comunismo, con la teología de la liberación.

    3: 58: «Nuestro pueblo le ofende mucho el corazón cuando ve que los que estamos consagrados estamos apegados al dinero».

    Lo que ofende al pueblo es ver el pecado de su Jerarquía. Pecado que no quieren quitar.

    Lo que ofende al pueblo es ver a sacerdotes que predican la verdad y que tienen un auto lujoso; y ver a Obispos, como Francisco, que predican la mentira y tienen un auto pobre. Esta es la ofensa grave a Dios. Este es el pecado que se encubre en las palabras de este necio.

    Ni lo uno ni lo otro es la vida de la pobreza espiritual.

    Y en esto Francisco es modelo de hipocresía y de fariseísmo en la pobreza que vive en la Iglesia.

    Muchos aprovechan estas palabras de este lobo para aparentar ser pobres en la Iglesia. Quitan sus carros lujosos, pero sus herejías no las quitan; sus desobediencias a Cristo las mantienen.

    ¿De qué les sirve tener un auto pobre si su mente es rica en mentiras, en engaños, en falsedades? ¿No es preferible que sigan usando el auto lujoso para tener menor pecado en sus almas? Pero usan la pobreza exterior, se revisten del manto de la pobreza, para su negocio en la Iglesia.

    4: 14: «La elección de Santa Marta es por mi modo de ser: no puedo vivir solo».

    Entonces, ¿para qué te has hecho sacerdotes si, precisamente, la vida sacerdotal es soledad de todo lo humano? ¿Para qué eres Obispo si no sabes escuchar la Voz de Cristo en tu corazón, sino que buscas escuchar la voz de los hombres en tus oídos en y en tu mente? La respuesta: se fue a Santa Marta para iniciar allí su nueva iglesia, con su residencia privada.

    • Laodicea dice:

      He hecho el sacrificio de ver esta entrevista, y hay que reconocer que el individuo tiene poder de seducción precisamente cómo dice Josephmariam por ese sentimentalismo herético, esa ansía por “tocar” a los demás y cierto amaneramiento y muchos respetos humanos. Quiere solucionar los problemas de todos, quedar bien con todos, pero no habla para nada de Cristo, ni por asomo habla cómo un papa ni defiende en ningún momento la Santa fe católica. En el fondo es la encarnación de la tibieza mental y espiritual, habla muy bien para que lo escuchen y digan que bueno es, pero deja un vacío y una soledad en el alma, precisamente porque no pone a Cristo ni a su bendita madre en ningún momento y si lo pone es para seguir a continuación con su discurso humanista y buenista, donde la cruz de cristo y su sacrificio perpetuo no están, Dios no está presente, sólo el hombre y sus problemas que los vamos a resolver entre todos porque somos muy buenos. Abominable y patético. Un mequetrefe dirigiendo el vaticano y la falsa iglesia.

      Ya lo profetizó la Santísima Virgen: ” Muchos sacerdotes y obispos van por el camino de la perdición y arrastraran a muchas almas con ellos”

      Sigamos adelante con nuestro rosario y nuestra fe inquebrantable.

      A pesar de tener que sufrir toda esta desolación tenemos la firme esperanza que nos dió la santísima Virgen en Fátima:

      ” Al final mi inmaculado corazón triunfará”

      Qué Dios les bendiga.

  16. Laodicea dice:

    Llevamos tantos años escuchando homilías heréticas y absurdas de tantos sacerdotes que claro al final la masa aborregada está acostumbrada y no se sorprende, hasta le aplauden porque habla de forma tan campechana?

    Y los que deberían contestarle y levantarse contra esta abominación no lo hacen y se callan.

    Al final se están cumpliendo las profecías de tantos santos y beatos, y de la propia Virgen María en sus apariciones. Roma perderá la fe y se convertirá en la sede del anticristo

    • kaoshispano dice:

      asi es, y al final una vez que EL DEMONIO te ha desvariado en lo esencial y clave, TE PIERDES CADA VEZ más en mayor o menor nivel, y ya no sabes donde está la verdad y no puedes volver atrás, SI NO es con ayuda del E.S. y personas que Dios te ponga, PERO AUN ASI MUCHOS NO PUEDEN YA TAMPOCO !!

      y presumirán de Opusinos, Kikos, Jesuitas, Franciscanos, ohhhhh…… SIN FE y ya sin LA GRACIA en la Tradición, NADA.

  17. josephmaryam dice:

    Ejemplo de humanismo, de antropocentrismo en Francisco:

    Muchos errores contiene esta homilía del falso Papa el domingo 24 de agosto del 2014 (Ver homilía).

    Pero uno solo importa saber: se silencia que a San Pedro se le promete exclusivamente la potestad suprema en la Iglesia. Es todo un juego de palabras sobre la fe de Pedro, de los Apóstoles y de los demás en la Iglesia. Ninguna verdad se encuentra en esta homilía.

    Es un ejemplo claro del humanismo de este hombre: su fe confiable, su fe masónica, su fe fraternal, su fe medida con su inteligencia humana. La fe que cada uno posee y que da al Señor.

    No es la fe que da Dios y que crece en la medida de la fidelidad a la gracia.

    Es una aberración de homilía que pocos saben discernir.

    El Papa León Magno sintetiza en breves palabras lo que Francisco no sabe decir nunca: la verdad sobre Pedro y el Papado:

    “Por tanto permanece la disposición de la verdad y el bienaventurado San Pedro se mantiene en la fortaleza de piedra que ha recibido… En efecto ha sido ordenado por encima de los demás de forma que, al ser llamado Piedra, al ser proclamado fundamento, al ser constituido como poseedor del gobierno de las puertas del Reino de los Cielos y juez en lo concerniente a atar y desatar, teniendo que permanecer incluso en el cielo la decisión de sus juicios, se anticipa el que pudiéramos conocer mediante los misterios mismos de su denominación, qué unión tendría él con Jesucristo” (Sermones 3,3: ML 54,146).

    Cristo pone Su Iglesia, no en la fe de Pedro, sino en la persona de Pedro. Es su persona, y sólo su persona, la piedra en la que se edifica toda la Iglesia. Y esa persona posee la fe necesaria para dar a la Iglesia la Voluntad de Dios. Y, poner Cristo la piedra en la persona de Pedro, significa una unión de Cristo con Pedro muy particular, muy extraordinaria, muy divina, que ningún Apóstol tenía. Es una elección de Jesús sobre Pedro, distinta a las demás elecciones sobre sus Apóstoles. Es una vocación divina sobre Pedro en que se contiene toda otra vocación en la Iglesia. Y, por eso, en la Iglesia todo está unido a Pedro, a la persona de Pedro. Se quita Pedro y no hay Iglesia. Permanece la fe en cada alma, pero no la Iglesia como Cuerpo Místico de Cristo.

    • Jose M dice:

      Y veo en el link que, según Francisco, cuando Jesús funda su Iglesia es lo mismo que su “comunidad”. Otra vez más, la dichosa teología de la liberación (o su simple obsesión colectivista) corrompiendo la sana doctrina. Al final va a ser que Nuestro Señor fundó una comuna para una obra material, en lugar de su Iglesia para una obra sobrenatural. Si me tengo que salvar en comunidad estoy frito, pues no todos hemos nacido para ser gregarios. Pero, en cambio, todos hemos nacido con un alma, con la capacidad de orar (aunque sea evitando las masas) y de hacer penitencia. Y todo ello se puede hacer perfectamente (e incluso preferiblemente) en privado.

      Jesús no fundó una comunidad. Jesús fundó algo muy superior. Pero este pedazo de hereje con sus medias tintas intenta mundanizar lo que es una institución puramente espiritual.

  18. Jose M dice:

    Cito al blogger:

    “Esa nueva iglesia le ponen la etiqueta de católica, pero ya no tiene la fe católica porque comienza a ser como una de tantas en el mundo”

    Fin de la cita.

    Con el debido respeto me permito afirmar que los de la nueva iglesia son los primeros en evitar el adjetivo “católica”; más bien repiten ad nauseam lo del “pueblo de Dios”, “iglesia universal”, o lo que sea con tal de evitar decir “católica”. Sin ningún disimulo oímos en homilías “iglesia” o, peor aún “iglesias”. Se nota que hay como un rubor, una vergüenza a manifestar que somos católicos. O sea, que en la fe ya no lo son, pero, además, se están quitando ya las caretas y se empieza a considerar políticamente incorrecto insistir demasiado en lo de “católico” (¿tal vez porque lo ven divisivo? ¿por entorpecer el ecumenismo fuera de madre?).

  19. Mar R Beng dice:

    Gracias, padre JM. Estoy comenzando a comprender gracias a sus palabras que ese afán por sumergirnos en el humanismo y hacer que nos centremos en el hombre y en las cuestiones humanas, casi hasta la exasperación, lo que pretende es cegarnos a la Divinidad, Hacer que estemos continuamente mirando de un lado a otro, siempre en horizontal e impedir que miremos hacia arriba.

  20. Andreina dice:

    Encontre este video del primer bautizmo de una nina de una pareja transexual en argentina, seria tambein el primer pasompara los matrimonios en la iglesia? Dios nos proteja

    • Laodicea dice:

      Sólo hay una palabra para describir esto:

      ABOMINABLE

    • Andreina dice:

      El bautismo de Genesis la bebe de estos transexuales es en septiembre, la bebe no tiene la culpa de que pueda ser bautizada, el problema es que la iglesia estaria aceptando familias transexuales y homosexuales en estos sacramentos tan bellos y respetuosos para la iglesia, de verdad esto ya es una abominable. Que triste.

    • josephmaryam dice:

      El problema es sólo uno: sólo se da el bautismo en la fe de la persona.
      Si la fe de esta persona es nula, por su pecado de abominación, como es este caso, entonces no se puede bautizar al bebé.
      El bebé recibe el bautismo por la fe de su padre o de su madre.
      Se da un Sacramento porque existe la fe, no porque es un niño pequeño que no tiene culpa.
      Ese bebe tiene mucha culpa porque está en pecado original. Nació con una grandísima culpa.
      No sean sentimentales, porque Dios no da el bautismo por un sentimiento humano.
      Se necesita la fe en el papá y, por tanto, la garantía de educar a ese niño para el cielo.
      Unos homosexuales y transexuales que viven para su pecado, que viven para condenarse, es una abominación bautizar a un niño si no van a educarlo para ir al cielo. Lo bautizan para condenarlo con ellos al infierno. Y ese niño, tan bebé para algunos, irá al infierno con el sello del bautismo, que es mayor infierno, mayor dolor, mayor sufrimiento.
      Si los papas no tienen fe, entonces no hay bautismo. Así de sencillo.
      Ese niño, cuando crezca, que decida él bautizarse para salvarse o condenarse. Pero que no decidan sus papas homosexuales condenarlo.
      Este es el punto que nadie discierne por el cariñito hacia ese bebé, que tiene mucha culpa, porque trae por generación todo un infierno.
      Dios sabe esperar a las almas. Dios no da un sacramento porque es un bebé. La gracia se recibe porque hay fe en la persona.
      Si no existe esta fe, permanece el óbice y no se da la gracia del Bautismo.
      Por el óbice de los papas, aunque se bautice, el niño no recibe la gracia. Queda sellado, pero inútil para Dios.
      ¡Qué pocos entienden la dignidad del Sacramento del Bautismo!
      ¡Qué pocos saben su fe católica!
      ¡Qué pocos viven de fe en la Iglesia!
      ¡Cuántos viven de su estúpido sentimiento humano!

    • Andreina dice:

      Gracias Joseph por aclararlo, por que que lo que dices es cierto, este bebe lo pueden estar condenando desde ya, ademas esta pareja no la hace por fe, solo es por llamar la atencion del mundo y mostrarle al mundo que ellos tienen tambien derechos en la iglesia. Y no es asi. Lastimosamente tambien los estan aceptando como familia. si el modelo a seguir es el de la familia de Nazareth y no la de los hombres. Mi tristeza es como estan pisoteando el hermoso sacramento del bautismo y la familia.

  21. kaoshispano dice:

    los que son instrumento de lo humano, como la Jesuitada, sirven ya al Demonio sin remedio, tambien neocones borregos y listillos de secta …y no podrán decir que no fueron avisados, no.

    Ya advirtió que “Muchos serán los llamados y pocos los escogidos” y que si al volver encontraria fe en la Tierra. THE END .

    • fredytorres dice:

      Me parece interesante su análisis, pero con mucho respeto, no estoy de acuerdo a pesar de los errores que se están cometiendo, y tal como ustedes lo colocan …”A pesar de lo que desastre en el Vaticano….es necesario que el miembro de la Iglesia Católica renuncie”, pareciera que con esta expresión se están poniendo en el mismo plano del demonio, creo que no se trata de renunciar sino de ser fiel a Cristo, a la Eucaristía y a Nuestra Madre María, se trata de luchar no de renunciar, aunque eso sin duda nos puede acarrear pruebas duras. Disculpen por el comentario, sino es lo que quisieron dar a entender, entonces tener más cuidado en como se quiere trasladar la idea.

    • josephmaryam dice:

      La idea está clarísima, pero usted no lo ha captado, como muchos que no se ponen en la verdad.
      En la Iglesia Católica no se renuncia a la verdad, sino a la mentira, que es siempre una obra del demonio. Y, por tanto, se renuncia al demonio.
      Lo que vemos en el Vaticano es la obra del demonio. Luego, hay que renunciar a esa obra.
      Esto es lo que usted no comprende, porque ve el Vaticano como algo verdadero. Y este es el error.
      Desde el momento en que han puesto un gobierno horizontal, el Vaticano ya no es de Dios, sino del demonio. Todavía tendrá algunas cosas que sean de Dios. Todavía permanecerá en algunos purpurados la fe, etc; pero la cuestión es en la esencia de lo que es la Iglesia.
      En esa esencia, el Vaticano ya no es la Iglesia Católica.
      Si usted quiere permanecer en el Vaticano luchando por la Verdad, entonces se equivoca, porque ya la Verdad no está en el Vaticano.
      Allí se levanta una nueva sociedad fundamentada en un gobierno horizontal. Allí se levanta otra cosa, que no es la Iglesia Católica.
      Porque la esencia de la Iglesia Católica es su verticalidad: su gobierno vertical, en Pedro.
      Quitan la verticalidad, quedan las formas exteriores, pero no queda la Iglesia Católica.
      Conclusión del que tiene dos dedos de frente: hay que renunciar al Vaticano por ser la obra de Satanás y sólo así se permanece dentro de la Iglesia Católica, que ya no se puede ver dentro del Vaticano. Ya está en el desierto.
      Este es el punto que muchos no saben discernir, porque se acomodan a cualquier gobierno en la Iglesia.
      Y no se dan cuentan de que no es posible el Poder Divino con un gobierno horizontal. No hay autoridad divina y, por tanto, no existe la autoridad moral, ni espiritual en la Jerarquía que está en el Vaticano obedeciendo a un gobierno horizontal.
      Este es el punto más trágico, que nadie medita. Esta es la abominación en el Vaticano. Todo lo que hacen es nulo para Dios. Y no puede ser válido. ¿Por qué usted quiere luchar por algo nulo, algo que no vale para nada? Este es el punto que usted no medita, porque no ha comprendido lo que es la esencia de la Iglesia. Y está en la Iglesia, como todos, esperando algo de ese gobierno horizontal. Esto es una necedad.
      Sólo se puede esperar algo del Papa legítimo, que tiene la Autoridad Divina, el Primado de Jurisdicción.
      Y sólo se puede esperar algo de los sacerdotes y Obispos que sigue obedeciendo al Papa Benedicto XVI.
      Y, por tanto, sólo se puede luchar por esta Verdad: por el Papa Benedicto XVI y por la Jerarquía que le sigue obedeciendo.
      Por los demás, ni mover un dedo. Renunciar a todo eso, a todas sus obras, porque son del demonio.
      Pónganse en la Verdad y déjense de fábulas, de cuentos chinos.
      Si quieren seguir siendo hombres con un gobierno horizontal, sigan luchando por el Vaticano.
      Si quieren ser hijos de Dios en la Iglesia Católica, entonces sigan luchando por la Verdad, que es Cristo, sigan luchando por la Iglesia que fundó Cristo en Pedro, pero renuncien al Vaticano, porque allí no está la Iglesia verdadera. Allí se levanta un monstruo de muchas cabezas.
      No pierdan el tiempo con los hombres. No merece la pena. No luchen para que en el Vaticano se vuelva a la verticalidad. Es imposible esa batalla. Esa batalla no la quiere Dios, porque Su Iglesia no cambia. Quien ha cambiado han sido los hombres de la Iglesia que se han inventado otra cosa.
      Y Dios deja libres a los hombres en sus vidas, pero sigue con Su Iglesia, guiándola de otra manera, no a través de la Jerarquía.
      Este es el punto más difícil para ustedes fieles, porque no comprenden el Misterio de la Iglesia y quieren pertenecer a una Iglesia donde haya hombres y donde esos hombres gobiernen de alguna manera.
      La Iglesia es divina y su gobierno es divino. Este es el Misterio.
      Y aquel que anula este gobierno divino, como lo ha hecho Francisco, se pone automáticamente fuera de la Iglesia, levantando otra nueva iglesia. Y no es posible luchar por esa nueva iglesia. Hay que renunciar a esa nueva iglesia.
      ¿Todavía no lo han comprendido? ¿Todavía luchan por un cisma en el Vaticano? Batalla perdida.
      Luchen por Su Iglesia, por la Iglesia de Cristo; no luchen por la iglesia de un payaso, que es un cisma dentro de Roma. No luchen por sus estrucutras internas. No luchen por lo bueno que todavía pueda tener.
      Luchen por Cristo, por Su Doctrina, que es Divina. Lo demás, hay que renunciar, porque no es la Iglesia, es un conjunto de necios, estúpidos e idiotas, que se han creído que con guardar la formas exteriores, con decir que todo va bien, que la doctrina católica no ha cambiado, etc., quieren seguir perteneciendo a una iglesia que ya no es la Iglesia. Y así engañan a todos.
      Es difícil ver la Verdad; pero es más difícil elegir la Verdad; porque los hombres les gusta sus vidas humanas y se acomodan a cualquier viento de doctrina que parezca bueno.
      Los errores de los hombres no anulan la Iglesia; pero la blasfemia contra el Espíritu de la Iglesia eso es lo que anula la Iglesia. Y el gobierno horizontal es una blasfemia contra el Espíritu Santo. Pero, ¿ustedes se atreven a llamar a ese gobierno por su nombre? No; no se atreven. Y muchos por su ignorancia de la teología del Papado; otros por su maldad: saben como son las cosas y prefieren la maldad; prefieren seguir estando con los hombres y así tener un plato de comida en la mesa todos los días.

Los comentarios están cerrados.

Glosario

Misa espiritual

Benedictus PP. XVI

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Santuario de Fátima

Fátima en directo

Jesús, en Vos confío

A %d blogueros les gusta esto: