Lumen Mariae

Inicio » abominación » Desde Corea con el odio de la fe de un masón

Desde Corea con el odio de la fe de un masón

Virgen de Guadalupe

Corazón de Jesús

El Gran Milagro

Infiltración en la Iglesia

El Reino de la Paz

falsoecumenismo

1. Bergoglio anuncia su renuncia.

Estamos presenciando el declive de un hombre, que ha subido al poder de la Iglesia, aupado por su orgullo: un Obispo apóstata de la fe, hereje manifiesto desde siempre, que ha hecho de su ministerio un negocio político, económico y cultural.

Nadie sabe el tiempo de su vida: «yo sé que esto durará como yo, dos o tres años»; nadie conoce si se va a salvar o a condenar: «y luego… ¡a la casa del Padre!». Estas dos frases indican que la masonería, que lo eligió antes del Cónclave como el hombre que debía iniciar la usurpación del Trono, ha puesto plazo a su gobierno y que es necesario un cambio en el poder. Debe dejar su orgullo, que le ha mantenido en esa Silla, para que otro la siga destruyendo, a base, no ya de pasatiempos, ni de entretenimientos, ni de payasadas, sino de golpes certeros al dogma y a la Tradición de la Iglesia. Y ese cambio no es para dentro de tres años, sino muy cercano: de la noche a la mañana.

2. Ha fracasado para el mundo.

Un hombre que no puede ver su pecado: «La oración por la paz no fue absolutamente ningún fracaso» (ver texto). Gran fracaso para los hombres porque es un gran pecado ante la faz de Dios: «Ese encuentro no era una coyuntura; es un paso fundamental de la actitud humana, una oración» (Ibidem). La oración no es una actitud humana, sino una obra divina en las almas. Y para esa obra sólo es necesario una cosa: que el hombre abra su corazón a Dios. Y sólo se puede abrir quitando lo humano de la vista del hombre. Allí donde está el hombre no está Dios. Allí donde los hombres se reúnen para decir sus palabras humanas, allí no hay oración a Dios. Porque orar es decir las Palabras del Hijo, con el Espíritu de Dios, para obrar la Voluntad del Padre. Y en esa coyuntura, en esa reunión de mentes humanas en el Vaticano, nadie creía en el Dios que ha revelado la paz a los hombres. Todos buscaban el lenguaje humano de la paz. ¡Gran fracaso ante los hombres de un gobernante ciego para la Verdad! La puerta para la paz fue cerrada a causa del pecado de Francisco en esa oración demoniaca. Es lo que no ve ni puede entender este hombre: «pero la puerta permaneció allí, abierta, desde aquel momento. Creo en Dios, creo en el Señor, esa puerta está abierta» (Ibidem). Está metido en su mente humana, dándose culto a sí mismo.

3. «El que es injusto continúe aún en sus injusticias»

Un hombre que ha perdido el juicio: «En estos casos, en los que hay una agresión injusta, solo puedo decir que es lícito «detener» a agresor injusto. Subrayo el verbo «detener», no digo bombardear, hacer la guerra, sino detenerlo. Los medios con los que se puede detener deberán ser evaluados». Estados Unidos está bombardeando Iraq. Y esto es hacer la guerra. ¿Por qué no se calla la boca este hombre? ¿Por qué no acepta que está de acuerdo en bombardear Iraq? ¿Por qué emplea su lenguaje humano para poner su idea: «es lícito detener»? La respuesta es bien sencilla: «Estoy dispuesto a ir a Irak». Y ¿para qué ese viaje?: «el verdadero islam y una adecuada interpretación del Corán se oponen a toda violencia» (EG – n 254). Entonces, ya entendemos lo de es «lícito detener». Él está urgido de ir a Iraq para enseñar a todos esos que cortan cabezas la verdadera interpretación del Corán, según la sabia mente de Bergoglio, y así conseguir la paz. Él es un maestro en el Corán, no del Evangelio. Quiere ir a predicar su lenguaje humano para que todos vean que es el defensor de los marginados, de los pobres, de los sin techo, de las minorías: «En segundo lugar, las minorías. Gracias por haber usado esta palabra. Porque a mí me hablan de cristianos, los que sufren, los mártires. Y sí, hay muchos mártires. Pero aquí hay hombres y mujeres, minorías religiosas, no son todos cristianos, y todos son iguales frente a Dios». Todos los que sufren son mártires. Todos los que se llaman cristianos son mártires. Todos los hombres, no importa lo que crean, son hijos de Dios, son amados por Dios, sin iguales frente a Dios. Todos hay que meterlos en mismo saco, en un mismo lenguaje, en un mismo sentimiento, para no faltar a la caridad contra la humanidad.

Y, claro, en su ceguera sentimental se ve su locura: «Detener al agresor injusto es un derecho que la humanidad tiene, pero también es un derecho que tiene el agresor de ser detenido, para que no haga mal». Esta frase sólo la puede comprender él, porque es un absurdo: «es un derecho que tiene el agresor de ser detenido». ¿No dice la Palabra de Dios: «El que es injusto continúe aún en sus injusticias, el torpe prosiga en sus torpezas, el justo practique aún la justicia, y el santo santifíquese más» (Ap 22,11)?. El agresor tiene muchos derechos y obligaciones, pero nunca la de ser detenido. El que detiene al agresor posee el derecho de detenerlo. Pero si una persona hace el mal, lo obra por su voluntad libre. Y esa libertad es su derecho: ha elegido hacer el mal. Y, por tanto, no ha elegido hacer el bien. Ya no tiene derecho de hacer el bien, lo opuesto al mal. Sólo tiene derecho y obligación de hacer su mal, hasta que su conciencia despierte y vea su error. Mientras su conciencia no vea el error, sigue en el derecho de hacer siempre el mal. No tiene el derecho de no hacer el mal, porque su voluntad libre eligió hacer el mal. Esto es el abc de la lógica. Francisco, cuando habla, no tiene lógica. Ha perdido el juicio. Detener al agresor injusto es un derecho de Dios, no del hombre, porque el mal no está en la mano del hombre, sino del demonio: ¿y quién puede atar a Satanás con palabras humanas de paz? ¿Quién puede frenar su obra de maldad si las palabras de los hombres son el juego de la mente de Satanás? ¿Quién para una guerra sino el mismo Dios que dice al demonio: basta? El hombre no tiene derecho a detener el mal, sino a hacer el bien. Y sólo así Dios obra en los corazones que le temen. Y el hombre que agrede, que hace el mal, sólo tiene derecho de seguir haciendo el mal, de seguir agrediendo. Pero carece del derecho de ser detenido. Él no puede poseer ese derecho porque pertenece a otro. Y nadie puede imponer su derecho a otro, sino que cada uno, en su derecho, obra una injusticia o una justicia.

4. Calla la verdad ante las multitudes para decir lo políticamente correcto

Es inaceptable que un hombre, que se las da de sabio, incurra en semejante relativismo moral igualando las dos coreas: «para que se extienda cada vez más la convicción de que todos los coreanos son hermanos y hermanas, miembros de una única familia, de un solo pueblo. Hablan la misma lengua» (ver texto). Pero es aún más inaceptable querer reconciliar a Dios y al demonio, poner en el mismo plano moral a las víctimas y a los agresores, a los comunistas y a los católicos, a los salvajes y a los civilizados: «Espero que, en espíritu de amistad y colaboración con otros cristianos, con los seguidores de otras religiones y con todos los hombres y mujeres de buena voluntad, que se preocupan por el futuro de la sociedad coreana, sean levadura del Reino de Dios en esta tierra». No se colabora con el pecado, ni con los hombres que viven haciendo el mal, ni con las personas que no quieren creer en el evangelio de Jesucristo. No se hacen amigos en los países comunistas. Con el que se ha apartado de la Verdad, ni comer, ni una sonrisa, ni un abrazo.

Corea del norte representa el totalitarismo, la miseria, la basura, la negación a la prosperidad, la falta absoluta de libertades. Y ¿por qué hay que ponerse a dialogar con estos hombres? ¿No son ellos lo que primero tienen que demostrar que ya no quieren el mal, que ya luchan en sus vidas por hacer el bien? ¿Por qué Francisco no dice esto y, sin embargo, tiene que llorar su sentimiento humano: «Recemos para que surjan nuevas oportunidades de diálogo, de encuentro, para que se superen las diferencias, para que, con generosidad constante, se preste asistencia humanitaria a cuantos pasan necesidad»? ¿Por qué este hombre se mete en cuestiones socio-políticas que no le competen, que no son su campo, que es ir en contra del mismo Magisterio de los Papas? ¿Por qué invita a superar las diferencias y no invita a quitar los pecados a Corea del Norte? ¿Por qué no se atreve a ir a Corea del Norte y hablarles la verdad en sus mismas narices? Porque es un comunista, como los que viven en Corea del norte. Y está haciendo su trabajo, su apología: la búsqueda de un nuevo orden mundial. Y, por tanto, le importa un carajo la verdad. Sólo vive en su idealismo y su comunismo.

5. Derechos humanos e injusticias sociales son la clave de su magisterio

Un hombre sólo para lo humano: «Asistir a los pobres es bueno y necesario, pero no basta. Los animo a multiplicar sus esfuerzos en el ámbito de la promoción humana, de modo que todo hombre y mujer llegue a conocer la alegría que viene de la dignidad de ganar el pan de cada día y de sostener a su propia familia» (ver texto). La dignidad de tener el estómago lleno y una vida asentada en todo lo material: este es el pensamiento de un falso pastor, que ha despreciado el alimento espiritual, y da a las almas sólo una comida que a ellas les gusta, pero que no sirve ni para salvarlas ni santificarlas.

Este hombre, al que muchos llaman Papa, y no es Papa –no es lo que parece-, sólo habla de que el hombre está «amenazado por la cultura del dinero, que deja sin trabajo a muchas personas» (Ibidem), pero no habla del pecado de orgullo, de avaricia, de usura, que cada hombre comete como ofensa a Dios y, en consecuencia, vive una cultura, una vida social, una vida política donde impera su pecado. Y si cada hombre, en particular, no quita su pecado, el pecado permanece en esa cultura, en esa vida social, en esa familia, en esa Iglesia que ya no llama a las cosas por su nombre.

La fe de este hombre es de raigambre masónica: «la fecundidad de la fe se expresa en la práctica de la solidaridad con nuestros hermanos y hermanas, independientemente de su cultura o condición social, ya que en Cristo «no hay judío ni griego»» (Ibidem). Da la vuelta a la tortilla: coge a San Pablo y dice lo contrario, porque sólo le interesa nombrar a Dios de manera blasfema, pecando contra el segundo mandamiento de la ley de Dios: «no tomarás el nombre de Dios en vano». No cojas a San Pablo para decir tu laicismo masónico: hay que ser solidarios con todo el mundo, sin estar investigando sus errores, sus mentiras, sus herejías, sus pecados, porque el hombre es bueno y hay que tolerar las mentes de cada hombre, porque se aprende de ellos muchísimo. La sabiduría humana es lo que persigue esta falsario del Evangelio de Cristo.

6. Su fe masónica destruye la Verdad del Dios que se ha Revelado en Jesucristo

«ser custodios de la memoria y ser custodios de la esperanza» (ver texto). Esta su principal herejía: la memoria fundante, que la tienen en su lumen fidei. Custodia la memoria, pero no custodies a Cristo en tu corazón. Si el corazón se entrega totalmente a Cristo, entonces ya el corazón sólo le pertenece a Cristo. Y así el hombre no tiene que estar recordando, haciendo un acto de memoria del pasado, porque Cristo está vivo en su corazón.

Pero este hombre pone al hombre en el centro: «He dicho que los pobres están en el centro del Evangelio; están también al principio y al final» (Ibidem). Cristo es el Evangelio, no los pobres. Cristo el alfa y la omega de la vida espiritual, no son los pobres. Cristo es el Evangelio de la salvación y de la santificación de las almas. Cristo es la Palabra que da la Vida Divina a las almas. Cristo no es un lenguaje bello, bonito, agradable. Cristo no es para llenar estómagos. Cristo es para dar al hombre la vida divina, que éste nunca puede encontrar en sus culturas, en sus políticas, en sus economías, en sus vidas humanas.

«La solidaridad con los pobres está en el centro del Evangelio; es un elemento esencial de la vida cristiana» (Ibidemn): Un hombre, que no habla del amor al prójimo, ni por tanto, de los 7 mandamientos de la ley de Dios que hay que cumplir para poder amar al prójimo, sino que sólo está en su solidaridad. Ser solidarios, como si esta palabra fuera más importante que la doctrina de Cristo. La solidaridad de Cristo con los hombres consistió en morir en una Cruz para quitar el pecado de los hombres. Esta virtud de Cristo conlleva muchas otras virtudes, que si no se viven, si no se practican, es imposible ser solidarios con toda la humanidad, como lo fue Cristo.

Pero este hombre sólo está en su negocio comunista, no está en la vida del Espíritu. Y nunca lo estará porque ya ha blasfemado contra el Espíritu Santo. Ahora, sólo vive su idilio con el demonio: se cree santo, justo, sabio, inmaculado, lleno de temor de Dios. Y, sin embargo, es el más pobre de todos los hombres, porque no tiene a Cristo en su corazón. Sólo tiene a un demonio que guía su vida de pecado.

Y, al poner a los pobres en el centro, cae en el panteísmo: «Si aceptamos el reto de ser una Iglesia misionera, una Iglesia constantemente en salida hacia el mundo y en particular a las periferias de la sociedad contemporánea, tenemos que desarrollar ese “gusto espiritual” que nos hace capaces de acoger e identificarnos con cada miembro del Cuerpo de Cristo» (Ibidem). Cristo no está en los hombres, sino en la Eucaristía. Hay que imitar a Cristo. Hay que identificarse con Cristo. Hay que transformarse en Cristo. No hay que identificarse con cada miembro de la Iglesia. O se es Cristo o se es un demonio. Pero no hay término medio.

Este claro panteísmo le lleva a proclamar: «¿Cómo podemos ser custodios de la esperanza sin tener en cuenta la memoria, la sabiduría y la experiencia de los ancianos y las aspiraciones de los jóvenes?» (Ibidem). Si se custodia la memoria humana, entonces se busca la sabiduría humana de unos viejos y la inexperiencia de unos jóvenes. Si el alma custodia a Cristo en su corazón, entonces no se busca al viejo para recibir una enseñanza, sino para cumplir con él el cuarto mandamiento de la ley de Dios, y se indica a los jóvenes el verdadero camino de la vida: Cristo Crucificado. Si un joven no aspira a la vida que Cristo le ofrece, entonces su vida es un sin sentido, un absurdo, un juego humano. ¿Qué experiencia de la vida tiene Francisco a sus ochenta años? Ninguna. No ha aprendido a vivir para Cristo, sino para su ideal masónico. No ha aprendido a obedecer a Cristo; no puede ser la voz de Cristo en la Iglesia. No ha aprendido a vivir la pobreza; no puede enseñar la virtud de la magnanimidad ni la virtud de la justicia a los hombres.

7. Contra el capitalismo

Muchos leen a este hombre y se lo tragan todo: eso es señal de que no tienen vida espiritual. Este hombre ataca el capitalismo: «La hipocresía de los hombres y mujeres consagrados que profesan el voto de pobreza y, sin embargo, viven como ricos, daña el alma de los fieles y perjudica a la Iglesia» (Ibidem). Esto es herir a toda la Iglesia. Esto es caer en la trampa de su mismo lenguaje: Francisco se dice pobre, humilde, y hace un viaje costosísimo para predicar tres cosas: fraternidad, teología de la liberación y vida humana. No ha ido a misionar a Corea, a predicar el Evangelio de Cristo. Ha ido a pasear, a estar entre la gente, a consolidar su nueva sociedad, a contar fábulas a los hombres. Y eso cuesta dinero. Francisco, que se dice pobre, vive como un rico: vive derrochando el dinero, porque no lo usa para hacer la Voluntad de Dios. Si estuviera en la Iglesia, como lo estuvo el Papa Juan Pablo II, obrando lo que Dios le pedía, entonces los gastos en los viajes no son derroches. Pero este hombre está en la Iglesia haciendo su negocio: buscando dinero y gastando dinero. Y tiene el orgullo de criticar a los religiosos porque no viven su pobreza. Francisco tiene que quitar antes su hipocresía para poder llamar hipócritas a los demás. Si no hace eso, entonces esta frase es comunista: tú, religioso pobre, estás malgastando un dinero que puede servir para llenar estómagos en la Iglesia. Es la misma frase de Judas. No vivir el voto de pobreza no es una hipocresía, sino un pecado en contra de la caridad. Ser hipócrita es un pecado en contra de la fe. Profesar el voto de pobreza no significa no tener dinero, sino saberlo usar en la Voluntad de Dios. Se puede tener voto de pobreza y tener millones. La Iglesia tiene millones y es pobre. Porque el problema y el pecado no está en el dinero, sino en su uso.

Este anticapitalismo de Francisco le pone en la cuerda floja. No hay homilía que no dé vueltas al dinero. Este hombre está obsesionado con el dinero: «vivimos en sociedades en las que, junto a inmensas riquezas, prospera silenciosamente la más denigrante pobreza; donde rara vez se escucha el grito de los pobres; y donde Cristo nos sigue llamando, pidiéndonos que le amemos y sirvamos tendiendo la mano a nuestros hermanos necesitados» (ver texto). Cristo nos llama para dar de comer a los pobres. Esto es todo en la mente de este hombre. Para Francisco, Cristo no llama para salvar el alma de un pobre. Nunca dice esta frase, porque no vela por las almas, sino por las necesidades de los cuerpos. Está predicando constantemente su falso Cristo, el de la falsa misericordia. Y los católicos, como borregos ante su inicua palabra.

«Hay un peligro, una tentación, que aparece en los momentos de prosperidad: es el peligro de que la comunidad cristiana se “socialice”… pierda la función que tienen los pobres en la Iglesia …Hasta el punto de transformarse en una comunidad de clase media, en la que los pobres llegan incluso a sentir vergüenza: les da vergüenza entrar. Es la tentación del bienestar espiritual, del bienestar pastoral. No es una Iglesia pobre para los pobres, sino una Iglesia rica para los ricos, o una Iglesia de clase media para los acomodados….No se expulsa a los pobres, pero se vive de tal forma, que no se atreven a entrar, no se sienten en su propia casa. Ésta es una tentación de la prosperidad…. Que el diablo no siembre esta cizaña, esta tentación de quitar a los pobres de la estructura profética de la Iglesia, y les convierta en una Iglesia acomodada para acomodados, una Iglesia del bienestar… no digo hasta llegar a la “teología de la prosperidad”, no, sino de la mediocridad». Todo esta parrafada se llama lucha de clases. Esto es rasgarse las vestiduras porque hay pobres en la Iglesia y criticar a los ricos porque producen riquezas.

Esto es siempre el lenguaje de la teología de la liberación. Con el ideal de que la Iglesia tiene que ser pobre para los pobres, entonces se hace esta clara política comunista. No hay nada en este párrafo que pertenezca a la doctrina de Cristo, sino que es de la doctrina marxista y protestante. Un hombre que no entiende lo que es el bienestar espiritual y que no sabe lo que significa la pobreza de espíritu. Un pobre ignorante de todo, que da claras muestras de su cansancio en el gobierno de la Iglesia. Está enfermo y está harto de no conseguir lo que su orgullo quería. Por eso, pronto tendremos a otro al frente de esa sociedad que ya no representa a la Iglesia Católica, sino a una nueva iglesia universal, donde impera el humanismo en todas las vertientes.

Anuncios

19 comentarios

  1. josephmaryam dice:

    El viaje a Corea patrocinado por Kia Soul

    “This will help Kia by bringing far-reaching exposure through the mass media (…) That exposure will be related to the pope, who has a very positive image among the public, which in return will trigger a halo effect for Kia.” (Kim Jin-kook, jefe ejecutivo)

    Publicidad para Kia apoyada en la imagen del falso Papa, una imagen de pobreza, de humildad: un carro para los pobres que es elegido por el más pobre de todos, un santo que se sienta en el Trono más alto de la tierra por su gran pobreza.
    Con Kia Soul, guiados por Francisco, de tour al cielo.
    Es el negocio de Francisco en el Vaticano: vende carros a los pobres, vende su estilo de pobreza, lo que él, en su corta inteligencia de hombre, entiende por pobreza. Y esto le trae millones al Vaticano. Francisco no salva un alma, sino que las vende al mejor postor.

    Ver video

    • josephmaryam dice:

      Se disparan las ventas de un carro y se apaga la fe en el pueblo coreano. Este es el resumen del viaje a corea: todo un negocio para los hombres del Vaticano. Toda una propaganda política para apoyar a un usurpador. Todo es marketing con Francisco. Nada viene del Espíritu Santo.

  2. Manuel Cf dice:

    A Dios, doy gracias por haber encontrado estas páginas en el censurador FaceBook. Desde hace mucho tiempo (antes de que Sionoglio usurpara la Santa Sede, me dí cuenta de lo que sobrevendría ( corregido y aumentado) con la renuncia de Ratsinger a quien igual que a sus antecesores con tristeza, dolor y enojo, no puedo considerar verdaderos Papas, Ratsinger abandonó a sus ovejas como el mal pastor y las dejo a merced del lobo. Bergoglio, representa a ese núcleo oscuro y nefasto que ingresó de plano en la Santa Sede envuelto en los “humos de satanás”. La Discencio, la apostasía fue anunciada por Ntra. Santísma Virgen de Fátima y la de la Sallette, no es nuevo esto, pero lo que es nuevo, es que sabiendo lo que está ocurriendo, quiénes pueden desde adentro mismo de la antes inexpugnable fortaleza de la FE, no detienen el proceso de auto destrucción, y se orienta a los fieles con valor y destreza…Un saludo respetuoso con mi admiración y mis mejores deseos para su empresa…muy difícil por cierto. Bergoglio no está solo, lo protegen los demás apóstoles del Anticristo (entre otros, Mabus) Obama +Bush…y su legión…

    • Cristina de López dice:

      Manuel Cf, el padre, administrador de este espacio, ha sostenido siempre que tanto SS Benedicto XVI, como sus antescesores son VERDADEROS Papas de la Iglesia.
      El único que NO es Papa sino un usurpador es Bergoglio, alias Francisco.

  3. Juan Pablo dice:

    ¿Todavía alguien puede pensar que Francisco-Bergoglio es el sagrado Vicario de Cristo?: “San Lorenzo (club de fútbol) es parte de mi identidad cultural”, dijo. Con razón podríamos decir.:

    http://canchallena.lanacion.com.ar/1720125-el-emotivo-encuentro-del-papa-francisco-con-marcelo-tinelli-la-copa-libertadores-y-jugadores-de-san-lorenzo

    Este sujeto Tinelli, a quien Francisco recibe y besa (a Dios protocolo si quedaba algo) es una de las personas públicas más inmorales del país, que ha hecho sus fortunas con la complicidad de sus programas inmorales de TV lo que le valió tener el suficiente dinero como para comprar parte (o todo, no sé) del club San Lorenzo ya que esa es su religión: Un club de fútbol.
    Como mínimo, para no avalar ese estilo de vida y generar escándalo, NO debería recibirlo en el Vaticano pero son tal para cual.
    En su vida personal, también a Tinelli le importa un pito todo ya que cambia de mujer como quien cambia de ropa pero a Bergoglio le importa poco ya que es también un vividor.

  4. kaoshispano dice:

    está poseso, es así en cualquier clerical Demoledor tarado y loco de ego mundi como él, …lo malo es que habla del demonio, se puso ahora de moda neoconicamente estos años, para ver si tambien camela CON SUS DEMONIOS a los que también sólo saben frikimente algo del demonio, del rebaño borregón ignorante ex-catolico.

  5. Jose M dice:

    Lo que subyace a Bergoglio, aparte de ser un hereje manifiesto y como consecuencia de su herejía, es un carácter claramente puritano-calvinista. De ahí su desprecio a las vacaciones y su obsesión con solo servir a los pobres. Como todo hereje apartado de la Verdad católica, ha hipertrofiado ciertos aspectos de la doctrina (por ejemplo, servir a los demás, convirtiéndolo en una obsesión neurótica y centrada solo en lo material), a la vez que hacen de la austeridad un fin en sí mismo, cuando, en realidad, la austeridad no es el fin, sino el reflejo de la falta de apego a las cosas materiales, por cuya razón no hay nada malo si alguien quiere hacer vacaciones. No olvidemos que los protestantes empezaron su rebelión por considerar que los católicos eran demasiado laxos. De ahí surgió el rigor calvinista, el puritanismo, etc. Desprovistos de la Iglesia que los guiara luego surgieron 30000 variantes en las que se puede encontrar de todo (desde el puritano, hasta el degenerado), pero en su origen los protestantes eran grandes puritanos inmersos en un rigor farisaico.

    Y con lo de su posible dimisión, habla de nuevo con boca de dragón, está intentando consolidar como “tradición” el hecho de que los Papas puedan dimitir. Una vez más un torpedo a la línea de flotación de la Gracia y la verdadera Tradición.

    De igual forma, ha lanzado su vómito envenenado respecto a lo que se entiende por mártir y, diciendo que es cosa que habrán de decidir los teólogos, ya está abriendo la puerta para que en la nueva iglesia sea mártir cualquier izquierdista o persona muerta por sus ideas secular-izquierdistas. Poco a poco va sembrando de minas el campo teológico católico, con el objetivo de crear una nueva religión que nada tiene que ver con la católica.

    Lo bueno de todo esto es que los tiempos se aceleran y que tenemos la promesa de que los tiempos se acortaran.

    Adveniat Regnum Tuum.

  6. kaoshispano dice:

    la mención propia del porteño DEMOLEDOR coincide con los plazos calculables de LA GRAN TRIBULACION final….

    • Matias Esteban dice:

      Apocalipsis 13, 5:

      “Y se permitió a la Bestia proferir palabras altaneras y blasfemias; y se le dio poder para actuar durante cuarenta y dos meses.”

      42 meses: 3 años y medio.

      Fuente: http://www.vatican.va/archive/ESL0506/__P119.HTM

    • Marita dice:

      Debe ser la Bestia “Sumando el valor numérico que el código ASCII (American Standard Code for Information Interchange”), da a las letras de la palabra BERGOGLIO, el resultado que se obtiene es “666”.

    • Matias Esteban dice:

      Bergoglio es la Bestia de la tierra, el Falso Profeta:

      Apocalipsis 13, 11:

      “En seguida vi surgir de la tierra otra Bestia que tenía dos cuernos como los de un cordero, pero hablaba como un dragón.”

      El Anticristo, es la Bestia del mar, el Falso Cristo:

      Apocalipsis 13, 1:

      “Entonces vi que emergía del mar una Bestia con siete cabezas y diez cuernos. En cada cuerno tenía una diadema, y sobre sus cabezas había leyendas con nombres blasfemos.”

      La Bestia de la tierra, Bergoglio, le hace la propaganda religiosa, a la Bestia del mar, el Anticristo:

      Apocalipsis 13, 12:

      “Esta Bestia ejercía todo el poder de la primera y estaba a su servicio; y logró que la tierra y sus habitantes adoraran a la primera Bestia, a aquella cuya llaga mortal se había cicatrizado.”

      Y hasta se atreve a colocar su retrato en los templos para su adoración:

      Apocalipsis 13, 14-15:

      “Y por los prodigios que realizaba al servicio de la primera Bestia, sedujo a los habitantes de la tierra para que fabricaran una imagen en honor de aquella que fue herida por la espada y sobrevivió.

      También se le permitió dar vida a la imagen de la Bestia, para hacerla hablar y dar muerte a todos aquellos que no adoran su imagen”

      Dios y la Santísima te guarden, iluminen y bendigan

    • Matias Esteban dice:

      Grabado sobre el capitulo 13 del Apocalipsis, por Victor Delhez; notese el ascenso de la Bestia del mar, el Anticristo y sus ejércitos; y la Bestia de la tierra, con apariencia de cordero:

  7. elias dice:

    Siempre me enseñaron:
    “Pobre es aquél que todo lo espera de Dios”
    Pero como va a esperar en Dios quien no cree ni confía en Él ni le conoce?
    Hambre de Dios es lo que necesita el mundo.
    “Quien a Dios tiene nada le falta”

  8. Juan Pablo dice:

    “He dicho que los pobres están en el centro del Evangelio; están también al principio y al final”
    Eso lo ve solo en su imaginación. La consecuencia lógica que se sigue entonces es: terminemos con los pobres, hagamos una prosperidad mundial, todos con su yate, su avión particular, su mansión (porque ¿cuál es el límite que divide la pobreza?) y el Evangelio habrá cumplido su cometido (el pobre el centro del Evangelio) cerremos el Libro Santo y lo guardemos. El paraíso en la tierra. (recordemos su amigo Copeland el “pastor” multimillonario norteamericano) ¿Se puede tener tanta pobreza espiritual? ¿o lo hace apropósito? Este asuntito de los pobres es una verdadera blasfemia.
    Por cierto que no debe creer en la palabras del Evangelio “buscad primero el reino de Dios y su justicia y el resto se os dará por añadidura” pero ya sabemos que éstos montoneros tercermundistas ponen la añadidura antes que el reino. Y eso es no tener fe. Pura demagogia peronista.
    “La hipocresía de los hombres y mujeres consagrados….. etc” ¡Pero es una constante en éste hombre insultar y atacar a los miembros de la Iglesia Católica! recordemos su ataque a las “viejas solteronas” de las monjas de clausura, por dar solo un ejemplo. En cambio es el más políticamente correcto del mundo, no se le mueve un pelo si cortan la cabeza, sus amados islamistas, a un sacerdote católico, o si en Irak están desapareciendo los cristianos, etc. etc. Es insoportable este hombre.
    La foto del principio del artículo parecen los jugadores de la selección brasileña de fútbol antes de cada partido; todos tomaditos de las manos.

    • kaoshispano dice:

      yo proclamo que lo que ha pasado a sus pobres sobrinos nietos ES UN CASTIGO DIVINO (ellos han pasado a mejor vida en la Argentina desquiciada, y sin que nadie le diga que son familia del ANTI papa apostata), Dios se hartó de sus tomaduras de pelo en Rio y ahora justo antes en Korea.

  9. Matias Esteban dice:

    Padre: mire lo que le encontré…vea en que revista salio el “pobrecito”…

    • josephmaryam dice:

      “Este papa significa negocio”

      El salvajemente popular Francisco es más que un pontífice de la gente. Es un gestor de élite que está reformando los problemas financieros del Vaticano.
      Así es como lo ve el mundo. Por eso, Francisco es señal del Anticristo: ha abierto las puertas del Vaticano a la presencia del demonio en un hombre, cuyo rostro todavía no se conoce.

  10. Matias Esteban dice:

    Padre: soy de Buenos Aires, Argentina; donde hay ricos, hay pobres y la mayoría somos de clase media.

    Y le puedo asegurar que los que llenan las Iglesias de dinero, alimentos y ropa para los pobres, es precisamente, esa misma clase media.

    Es la misma clase, doy fe que lo veo en las calles, que da limosna, le compra al vendedor ambulante, socorre a los chicos destrozados con la droga, y consuela a los cientos de linyeras e indigentes que pueblan la ciudad.

    No digo que sean santos, pero dan una mano siempre que pueden; y esas personas son los que van a Misa, mandan a sus hijos a colegios católicos, concurren a las peregrinaciones, llenan los templos para Semana Santa y las fiestas, etc

    Esa clase media, es el sostén material de la Iglesia en Argentina.

    Bergoglio esta agrediendo a los mismos que sostienen su “fiestita”.

    Dios y su Madre lo bendigan
    San Miguel lo proteja
    San José lo sostenga

    • kaoshispano dice:

      y da risa y vergüenza ajena, que idiotas como LF infocaótico le intenten seguir como sea la pista al papón… en sus chorradas y peroratas,como si pobreta y progreta no fuera lo mismo….

Los comentarios están cerrados.

Glosario

Misa espiritual

Benedictus PP. XVI

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Santuario de Fátima

Fátima en directo

Jesús, en Vos confío

A %d blogueros les gusta esto: