Lumen Mariae

Inicio » Benedicto XVI » Francisco reina, pero no gobierna

Francisco reina, pero no gobierna

Virgen de Guadalupe

Corazón de Jesús

El Gran Milagro

Infiltración en la Iglesia

El Reino de la Paz

reinanobobierna

El Papa es el sucesor de San Pedro, es decir, es el que substituye a la persona de San Pedro en toda la potestad ordinaria anexa a la función del Primado. Es decir, que posee la misma potestad suprema de jurisdicción, con la que Jesucristo mismo constituyó a San Pedro como Vicario Suyo en la tierra. En otras palabras, es la suprema cabeza visible de toda la Iglesia. Es decir, él sólo gobierna la Iglesia. Es el Vértice en el gobierno. Y, en la Iglesia, no hay más cabezas que gobiernen. No hay otros gobiernos que el Vertical.

Los Obispos son los sucesores de los Apóstoles, no de San Pedro. Son dos sucesiones distintas en la Iglesia. Los Apóstoles son aquellos doce discípulos de Jesús con los cuales el Señor instituyó el Colegio Apostólico. Y tienen la misión de enseñar, santificar y gobernar la Iglesia bajo el Papa. No son la Cabeza Visible de la Iglesia. Son cabezas en sus iglesias particulares, con todo el poder, que reciben del Papa legítimo, pero no pueden gobernarlas según sus mentes humanas, sino obedeciendo en todo a la Cabeza de la Iglesia, que es el Romano Pontífice.

Quien gobierna la Iglesia es sólo el Papa. Los demás, no gobiernan nada.

Muchos católicos desconocen el dogma del Papado y, ante Francisco, dudan, temen, lo aplauden, lo llaman Papa, lo llaman antipapa, quieren defenderlo como Papa objetando que quien no esté con el Papa en la Iglesia no es católico, quieren estar en comunión con el Papa y con el Magisterio de la Iglesia obedeciendo a uno que no es Papa, cuando, precisamente, el Magisterio y el dogma, van en contra de Francisco….

Los católicos, hoy día, no conocen su fe, la Verdad Revelada, no siguen la línea de la Gracia, sino que están en la Iglesia sin ser católicos en la práctica. Son católicos tibios, pervertidos en sus mentes.

Sólo puede haber una persona que reciba la sucesión de San Pedro. Sólo una Cabeza Visible en la Iglesia. Sólo un Papa. Y, por el contrario, son muchas las personas que pueden recibir la sucesión apostólica, por el Sacramento del Orden. Hay muchos Obispos. Sólo hay un Papa.

Esto es lo que dice el dogma del Papado. Y, por tanto, si sólo una persona puede recibir el Espíritu de San Pedro, entonces se es Papa por Gracia, no por ley canónica. La ley canónica permite renunciar al Papa. En esa ley, el Papa renuncia al gobierno de la Iglesia, pero no puede renunciar a la Gracia que ha recibido: el Espíritu de San Pedro. Y hasta que no muera el Papa, ese Espíritu permanece en él y no se da a otra persona. Porque los dones de Dios son irrevocables. La Iglesia está fundamentada sólo en Pedro. Y sólo hay un Pedro. Sólo hay un Espíritu de San Pedro. Sólo hay un sucesor de San Pedro. Sólo hay un Papa. Y hasta que no muera el Papa, sigue siendo Papa, aunque no gobierne en la práctica. Y, en el momento de morir, se produce la Sede Vacante, porque el Espíritu de San Pedro ha dejado esa alma y espera una nueva elección.

Este es el dogma del Papado: tan sencillo, pero que nadie en la práctica lo ha seguido. Y aquellos que siguen dudando si Francisco es o no es Papa, sólo tienen que ir al dogma y resolver el enigma.

Se es Papa por Gracia, no por ley canónica. Y la Gracia exige tener el don hasta la muerte. Se es Papa hasta que se muere. Igual que con el matrimonio, con el sacerdocio: hasta que la muerte separe, quite la unión, el lazo sacramental. No se deja de ser Papa porque lo digan los hombres o la ley canónica. No se es Papa porque se encierren los cardenales y digan que han elegido a un nuevo Papa. No son las leyes de los hombres lo que construye la Iglesia. Cristo funda Su Iglesia en una sola cabeza, en solo Pedro. No la funda en Sus Apóstoles. Y, Pedro, es Apóstol, por ser discípulo de Cristo. Pero sólo él recibe el carisma de ser Vicario de Cristo. Y ningún otro Apóstol tiene ese carisma. Y esto sólo porque Cristo ha hecho así Su Iglesia. Es una ley positivo divina.

mason

Por tanto, ante la renuncia del Papa Benedicto XVI, Francisco no es Papa ni antipapa. ¿Por qué? Porque Benedicto XVI sigue vivo. Luego, todavía posee el Espíritu de San Pedro, es decir, tiene el Primado de Jurisdicción, que ninguna ley canónica le puede arrebatar. No hay ley jurídica que quite al Papa legítimo el Primado de Jurisdicción, porque ha sido instituido directamente por Jesucristo mismo (cfr. D 1825), no por los hombres. La ley de sucesión es de derecho divino, no humano, por la cual, el ser Papa o el ser Apóstol ha sido instituido positivamente por Dios: Dios le ha dado al Papa o a los Apóstoles un Poder para ejercer su función. Ese Poder no viene por ley canónica, sino por ley de la Gracia. Es una ley positiva divina, no humana. Es Dios quien elige al Papa, el cual posee la sucesión de San Pedro, y a los diversos Obispos, que tienen la sucesión apostólica.

Y el Primado de Jurisdicción no puede ser arrebatado del Papa por ningún cambio jurídico, porque Pedro tiene la plenitud de la Jurisdicción en la Iglesia. Es el Primado de Jurisdicción. Por tanto, no existe el Papa emérito. No se da un Papa con el Primado de Honor. El Primado de honor sólo corresponde a los Obispos. Ninguna ley jurídica puede quitar al Papa legítimo el Primado de Jurisdicción. Y, por eso, el Papa Benedicto XVI sigue teniendo el Poder Divino en la Iglesia. Y, en consecuencia, lo que hace Francisco es nulo totalmente: no puede proclamar santos, no puede quitar o poner excomuniones, no puede celebrar Sínodos, etc…Porque no tiene el Poder Divino. Está en la Iglesia con un poder humano. Sin el Primado de Jurisdicción no hay Iglesia, no se hace la Iglesia, no se construye la Iglesia.

La Iglesia la forma Dios, no los hombres. La Iglesia la guía Dios, no los hombres. Es Dios quien enseña en la Iglesia, no los hombres.

Este dogma del Papado, muy pocos católicos lo saben. No conocen su fe. Y, claro, dudan y no saben resolver sus dudas.

Todo el problema en la Iglesia, desde siempre, ha sido este punto: el Papa y los Obispos. Es decir, los Obispos quieren gobernar la Iglesia sin el Papa. Todos los cismas de la historia, lo que ha pasado en estos cincuenta años, desde el Concilio Vaticano II, es sólo la ambición de poder que todos los hombres tienen. Y, por esa ambición, vienen las desobediencias, las rebeldías, las herejías, las apostasías de muchos sacerdotes, Obispos y Cardenales.

Quien no comprenda que la renuncia del Papa Benedicto XVI es sólo por el pecado de la ambición de poder que tienen muchos Purpurados, es que no se entiende qué hace tanto católico ignorante e iluso en la Iglesia.

Hay tanto católico que se escandaliza de que los sacerdotes, Obispos y Cardenales sientan el atractivo del poder y vivan, dentro de sus ministerios, para alcanzar un puesto, un poder en la Iglesia. Entran en las vocaciones, en los seminarios para tener poder: quieren ser obispos para gobernar como ellos quieren. Quieren ser cardenales para estar en la mira de ser Papa, para entrar en el bombo de los Papables.

Hay que abrir los ojos de una vez: la corrupción en la Jerarquía, ya hace mucho tiempo, que es clara. Corruptos en el poder de la Iglesia. Así hay que definir a mucha Jerarquía. No viven como los Apóstoles, que aprendieron la humildad antes de estar en el Poder. Viven como Judas: su negocio humano que le llevó a vender a Cristo por unas cuántas monedas. Judas era un Apóstol que mendigó dinero de los hombres, pero que era incapaz de vivir de la Providencia Divina. Se movía para estar seguro en su vida humana. Y esa seguridad económica le llevó a la ambición de poder.

Primero, en el hombre, es la conquista del dinero. Una vez que el hombre tiene lo material asegurado, comienza a conquistar otras facetas en su vida. Y, siendo un Apóstol, conociendo el Poder que iba a recibir, todo era maquinar para poseer ese Poder al margen de la verdad.

Judas no llegó a ejercer como Apóstol, porque la Iglesia comenzó en el Calvario, pero sí subió al poder, codeándose con los fariseos, los legistas, los saduceos de su tiempo que le ofrecieron un puesto a cambio de información sobre Jesús. Judas no tenía vocación para el sacerdocio. Y fue rechazado por Jesús. Pero su mente obtusa, incrédula, su obsesión humana por servir al Mesías, sin creer en Su Reino ni en Su Divinidad, le llevaron a estar en una vocación que Dios no quería, pero que le daba para no tener en contra ninguna injusticia por parte de Judas: no tienes vocación, Judas, pero persistes en tu idea humana…Entonces, tu misma idea humana, que persigues, será tu justicia, lo que te condene. No crees en Dios que te dice sigue por otro camino, entonces tu falta de fe es tu condenación. Y Dios nunca se mancha las manos de sangre.

El Señor tiene que dar una vocación a muchos Obispos que, en realidad, no la tienen. Que él sabe que son como Judas: ven la Iglesia como un reino material, humano, para sus negocios, para sus conquistas.

El Señor muestra el camino a todas las almas, pero éstas son libres para aceptar o rechazar ese camino.

Por eso, los Cardenales que se pusieron a elegir a un Papa, estando el legítimo vivo, sólo siguieron la ley canónica, pero no la ley de la Gracia. Y, por tanto, en ese Cónclave no estaba el Espíritu Santo, porque Dios no podía dar el Espíritu de San Pedro a otra persona, ya que no había muerto el Papa.

Es así de sencillo el dogma del Papado. Y, por tanto, lo que los Cardenales eligieron fue a un anticristo. No un antipapa. A un hombre, que eligieron, para poner un gobierno horizontal en la Iglesia. Esta fue la movida de los Purpurados. Lo demás, que Francisco ha hecho es entretenimiento para las masas. Había que poner muchas cabezas para regir, para mandar, para imponer, para enseñar, para guiar.

Desde el momento que Francisco pone ese gobierno, ya no hay Iglesia Católica en el Vaticano. Porque en la Iglesia Católica sólo se puede dar la Verticalidad. Se quita y se acabó la Iglesia. La Iglesia es Pedro. La Iglesia no es un conjunto de Obispos que dicen muchas cosas y que no hacen lo que dicen.

Lo que hay en el Vaticano es un nueva sociedad, una nueva iglesia, compuesta por hombres que se visten de Púrpura y que sólo tienen un poder humano. Han perdido todos los Obispos que obedecen a Francisco, que sigue ese gobierno horizontal, el Poder Divino, que les viene del Papa legítimo, Benedicto XVI. Sólo aquellos Obispos que sigue en obediencia al Papa Benedicto XVI y que, por tanto, se oponen, en la práctica, al gobierno horizontal que está en Roma, siguen poseyendo el Poder Divino.

Por tanto, Francisco reina su sociedad, su iglesia, pero no gobierna la Iglesia Católica. La arrastra hacia el comunismo, el protestantismo, hacia su nueva iglesia. Pero no tiene poder divino para nada en la Iglesia. Francisco no hace la Iglesia Católica, no la construye, sino que hace su propia iglesia y, por tanto, destruye la verdadera Iglesia.

Esto es el dogma del Papado. Y muy pocos lo conocen. Muy pocos hay que sigan la ley de la gracia. Hay muy pocos católicos en la Iglesia católica. Ya no son católicos por gracia, sino por otra cosa, de nombre, de apellido, por diversión.

Y hay que ir al mundo y ver a la gente que, en verdad, tiene fe, tiene sentido común. Hay gente en el mundo que dice verdades como puños, y no son católicos. Pero son un ejemplo para todos. Por eso que creen son perseguidos. Por la Verdad que transmiten, que testimonian porque creen como niños en el Evangelio

verdad

Anuncios

9 comentarios

  1. kaoshispano dice:

    CLERO DEMOLEDOR farsante mundano.

    de los obispos que he conocido, la mayoria me han demostrado ser mundanos de poder y poltrona, algunos incluso PUERCOS pro mundi.

    y los puercos solo tienen un destino, EL MATADERO Y SER LONGANIZAS, para el que coma esa carne…

  2. josephmaryam dice:

    Es un ejemplo para que se entienda que la iglesia que lidera Francisco no da la Verdad. Y, por tanto, los católicos que sigan a Francisco ya no están en la Verdad porque han dejado de pertenecer a la verdadera Iglesia Católica. La Iglesia, ahora, es parte del Reino de Dios. Y, por tanto, hay otra almas que, sin ser de la Iglesia, hablan con la verdad de siempre.

  3. kaoshispano dice:

    a los EX-CATOLICOS… gentilla posmoderna de ego-mundi, un dia se acuestan ufanos con marxistas, otro contento con masones, otro con las feministas…. así con todas las mafiadas laicistas demoniantes… al final resulta ALGO infumable para alguien con la conciencia católica normal, y PROSTITUIDO MISERABLE de todos ellos, pero la mayoría parece estar tragando, y bien….

  4. josephmaryam dice:

    Este hombre ha ido a Corea para lo de siempre: comunismo, diálogo, tirarse la foto. Habla de custodiar la memoria de su mente (eso lo explica en la lumen fidei: la memoria fundante. Todo está en recordar el pasado, en hacer un acto mental. Hay que custodiar que los hombres piensen la vida como ellos quieran). Y habla de custodiar la esperanza, es decir: vive y deja vivir. Hay que estar alegres y, por eso, hay que hacer un mundo de alegrías, que eso es lo que da esperanza al hombre: la alegría de vivir. No hay que crucificarse porque es necesario ver a Cristo alegre: resucitado. Esa es la esperanza: la resurrección. Pero, no como el Evangelio la pinta, sino como la mente humana la entiende: todos hemos sido salvados, somos perfectos, somos impecables, porque la sangre de cristo nos ha hecho divinos. Y todo está en la cultura del encuentro: vamos a encontrarnos para hacer mucho bien en el mundo y así todos nos vamos derechos al cielo porque somos buenísimos.
    Esto es todo en Francisco. Este es el resumen de su negro pensamiento. Y los católicos se les cae la baba ante las palabras de este necio.

  5. Juan Pablo dice:

    Otro artículo esclarecedor sobre por qué Francisco no puede ser papa.
    Solo una pregunta: En algún post anterior de ésta misma página, se ha dicho que el papa renunció mal por haber convocado a un nuevo cónclave. ¿significaría eso que Benedicto XVI desconoce como papa que no podía hacerlo? Es difícil aceptarlo, lo cual no significa que no lo crea, pero ¿TODOS los Cardenales habilitados a votar, también desconocieron que no podían reunirse en Cónclave para elegir un nuevo papa o todos están, en cierto modo conspirando? Esto también es difícil de aceptar.
    De todos modos, las revelaciones privadas (y no solo modernas), que con el necesario discernimiento, abrumadoramente sostienen la impostura de Francisco así como las heterodoxias en todo sus documentos como sus predicaciones y entrevistas.
    Y otra pregunta: También recuerdo un post anterior donde se dice que la ley eclesiástica está para hacer cumplir la ley divina por lo que el papa debería tener y dar una razón divina para renunciar. Pero aquí se dice que el papa se puede acoger a la ley eclesiástica para renunciar. ¿Por qué lo haría? como una suerte de jubilación hasta su muerte aduciendo razones de salud o alguna otra razón? ¿Hay antecedentes de algún papa que haya renunciado y NO se haya elegido otro? Gracias

    • josephmaryam dice:

      1. Ya se explicó que la renuncia del Papa Benedicto XVI no sigue la línea de la gracia y, por tanto, eso convierte al Papa en un Papa no católico: no ha sabido renunciar según la ley de la Gracia ni según la ley canónica.
      2. Consecuencia: si su renuncia no sigue la línea de la gracia, tampoco los Cardenales la siguen en la elección.
      3. El Papa Benedicto XVI conoce a fondo el dogma y también todos los Cardenales.
      4. Pero son fariseos: cada uno en su grado. Y el fariseísmo consiste en aplicar la ley canónica, dejando a un lado la ley de la Gracia. Siempre se va a buscar una razón para que se cumpla la ley canónica.
      5. Esto es, a las claras, una conspiración contra el Papado. Pero esta conspiración no es nada nueva. Esto lleva años y años fraguándose. Y los católicos no acaban de despertar y llamar a la cosas por su nombre: los Cardenales han engañado a toda la Iglesia. Esto es lo duro de aceptar. Abran los ojos y no vean la Iglesia con sentimentalismo, con cariñitos, diciendo que todo el mundo es bueno, que todos somos unos santos porque estamos en la Iglesia Católica.
      6. Abran los ojos: ambición de poder. Y perfecta ambición de poder en muchos Purpurados. Y esconden ese pecado con sonrisitas, con alabanzas, con palabritas que a todo el mundo le encantan. Y, claro, todos están en el bello lenguaje humano y les cuesta aceptar la conspiración al Papado.
      7. Han obligado a renunciar a un Papa. Le han puesto una pistola en la cabeza. Esto no se dice, se esconde. Y han puesto su falso Papa: la alegría de la Iglesia. Ese hombre que con sólo nombrar su nombre los católicos de masa empiezan a aplaudir y a llorar porque tenemos a un santo en vida.
      8. Si los católicos ven a Francisco como un santo, entonces ven a los Cardenales que lo han elegido como otros santos: hombres llenos del Espíritu Santo, que en ese Cónclave fue tan perfecta su oración y su penitencia que en un solo día se pusieron de acuerdo para que saliera elegido un Francisco, el cual ya había sido proclamado Papa antes de comenzar el Cónclave.
      9. Despierten de una vez. Están todos dormidos y no ven la clara conspiración en la Iglesia. No ven el bacatazo que se van a llevar por seguir dudando que la Jerarquía de la Iglesia no es tan mala como parece.
      10. Sepan lo que significa el pecado de fariseísmo. Nadie ha captado este pecado. Y es el principal en toda la Jerarquía. Ahí tienen al P. Santiago Martín: un fariseo por los cuatro costados. Y muchos no saben ver su doblez, porque todos somos muy buenos en la Iglesia Católica. Ya somos impecables. No pecamos porque estamos saturados de gracia.
      11. El Papa puede acogerse a la ley canónica para renunciar, pero el problema es que tiene que saber renunciar. Éste es el punto. Y esto ya se explicó en otro post. Y también se explicó que cuando un Papa renuncia y se elige a otro, siempre se elige un antipapa. Y hasta que no muera este a antipapa y el papa legítimo, no hay sucesión de Pedro en la Iglesia.

  6. kaoshispano dice:

    es un fantoche, un actorcete comediante distractor, ahora que ya la progre-masonada y siónicos romanos en sus diferentes clanes eclesiales (jesuitas, opusinos, kikada, liberacionistas….) TOMARON plenamente EL PODER SIN REMEDIO en Roma. Poder y capas jerarquiles que obligan a comulgar con el nuevo Orden Bergogliano anti-cristico final.

    SOLO QUEDARA YA EL RESTO Y LOS RESTOS, ….y en Espiritu, ésto es lo esencial para Dios, además.

  7. José Manuel Guerrero dice:

    Padre para mi que que el fantoche engreido ni gobierna ni reina, al no ser pontìfice. Y por su puesto que hay más verdad y luz en el tal Robersont que en el prohomosexualista Francisco como de aquì a Conecticu.

    • josephmaryam dice:

      Eso es verdad, porque en su nueva sociedad quien gobierna son otros. Él sólo es una estatua, una figura, que hace el papel de líder, pero que se dedica a vivir su vida. Él sólo está para la foto, pero es un dictador en su nueva sociedad. Con su orgullo reina y se opone a los que, en verdad, gobiernan ocultamente.Pero es un reinado como los reyes del mundo: no deciden nada. Deja que otros tomen las decisiones de gobierno. Él pone la firma a los documentos.

Los comentarios están cerrados.

Glosario

Misa espiritual

Benedictus PP. XVI

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Santuario de Fátima

Fátima en directo

Jesús, en Vos confío

A %d blogueros les gusta esto: