Lumen Mariae

Inicio » demonio » La mente pervertida de Francisco, el usurpador del Papado

La mente pervertida de Francisco, el usurpador del Papado

Virgen de Guadalupe

Corazón de Jesús

El Gran Milagro

Infiltración en la Iglesia

El Reino de la Paz

iglesia4a

La renuncia del Papa Benedicto XVI ha abierto la puerta a todas las herejías que han presionado a la Iglesia Católica durante 50 años. Y, ahora, estamos en los momentos que anteceden al horrible sacrilegio, la abominación de la desolación, que el Profeta Daniel describe, y que aparece retratado en la liturgia católica, contaminada de la protestante, y que sólo está a un paso, a un toque, de perder la línea de la Gracia Santificante, dada por el Espíritu Santo.

Han trabajado para preparar otra Iglesia, separada del Papa, y la han puesto en la persona de un usurpador: Francisco, que es el primero entre muchos, que está provocando el escándalo de una división y de un cisma en toda la Iglesia.

El Papa Benedicto XVI es el fundamento de la Iglesia, porque posee el Espíritu del Sucesor de Pedro: es el Vicario de Cristo, puesto por Cristo para guiar a la Iglesia hacia la Verdad. Han quitado este fundamento, y están construyendo una estatua sin vida de la Gracia, que es la imagen de la Bestia, para que el Anticristo le infunda espíritu de vida, el espíritu que lleva a la muerte eterna, a la vida del infierno, la vida de un demonio, la vida de un condenado.

Esta estatua es un falso Cristo y una falsa Iglesia, que nace en el mismo Vaticano, como una iglesia modelo, universal, global, compendio de todos los errores, constituida por todas las vidas depravadas, pervertidas, inicuas de la cizaña, que sólo sirve para la quema. Y la primera vida maldita es la de Francisco, que ha estado en la Iglesia Católica haciendo caminar a las almas fuera de la Iglesia, donde no hay salvación: les quita la gracia y les infunde su herejía, su apostasía y su cisma. Y todos los payasos que le sirven en su gobierno están malditos, porque el que sigue a un maldito se hace maldito con él.
iglesiaa

“Ve, camina en mi presencia y se irreprensible. No entiendo al cristiano que no camina. No entiendo a un cristiano quieto. El cristiano tiene que caminar…porque lo que está quieto, lo que no se mueve, se corrompe como el agua quieta que es la primera que se pudre…Pero hay cristianos que confunden el caminar con el dar vueltas. No son caminantes, son errabundos y van por aquí y por allá en la vida…Les falta la parresía, la audacia de seguir adelante; les falta la esperanza” (caserta).

Ve y camina en la presencia del demonio y serás un bastardo para Dios, pero un amigo de los hombres y de todos los condenados en el infierno. Así, de esta manera, es necesario escupir las palabras de Francisco, porque son herejía pura. Nacen de un corazón cerrado a la Verdad y de una mente abierta a la mentira. Y no hay, con este hombre, término medio, porque ya ha demostrado que no quiere convertirse dentro de la Iglesia Católica, sino que está en Ella para condenarse él mismo y condenar a muchos a la eternidad de las penas del fuego del infierno: un lugar y un estado para aquellos que decidan vivir al margen de la Palabra de Dios, es decir, colgados, todo el santo día de sus palabras humanas, de sus sentimientos humanos, de su estúpida vida de hombres. ¡Cuántos católicos echan a un saco roto la vida de la Gracia! ¡Merecen el infierno! ¡Desprecian la plenitud de la verdad por seguir la plenitud de la mentira!

No entendemos que hace todavía Francisco sentado en la Silla de Pedro, porque él no camina con la Iglesia Católica. Él no camina en la Verdad del Evangelio. Él no camina con las almas que pertenecen a Cristo, sino que es un lobo que ha hecho su camino de maldad, dentro de la Iglesia, y que se atreve a engreírse ante todo el mundo como el que sabe caminar en la presencia de Dios. ¿Por dónde camina Francisco? Por los senderos de su estúpida cabeza humana. ¿Qué obras ha hecho? Por sus frutos los conoceréis: hace una oración por la paz y al día siguiente se declara la guerra. Esto es perder credibilidad ante todo el mundo. Este es el mayor espanto que Francisco tiene que asumir en su popularidad. Sus obras están contaminadas porque su mente está pervertida. Esto significa no ser infalible. Esta es la obra del Vicario del Anticristo, que llama a la guerra con las palabras de la paz.

No entendemos a una Jerarquía que se queda quieta y que no combate las herejías de Francisco y no le pide que renuncie, de una vez por todas, al gobierno de maldad que ha puesto en Roma. No entendemos esa quietud de muchos, que se dicen católicos – y son sólo de nombre- , y que les da igual que un necio los gobierne y les muestre el camino de la perdición. No entendemos cómo los católicos se ciegan ante un hombre que sólo es capaz de tirarse la foto con todo el mundo, para ganarse el respeto de la masa idiota e incrédula. No entendemos cómo los católicos no saben discernir entre la virtud de la humildad y el vicio de la falsa humildad. No entendemos cómo los católicos les gusta tanto aplaudir a un ignorante de la vida espiritual y eclesial, que no sabe decir con su boca la Verdad como es, sino que tiene que añadir siempre su mentira, su interpretación, su locura mental.
iglesia4d

No entendemos a los medios de comunicación del vaticano que no silencian las palabras de este hereje, para no ser cómplices de su pecado en la Iglesia. Ellos transigen con su pecado y no lo corrigen, y se hacen herejes y cismáticos como este señor, que de Papa sólo tiene el nombre de guerra: es una estatua sin vida, que ha fabricado un monumento a la herejía y a la blasfemia en el Vaticano. Es un pelele del marxismo y del protestantismo, que ha ido a Caserta a hacer propaganda de su pecado en la Iglesia. No tiene la fe verdadera y sólo transmite su falsa fe.

Francisco es un alma que se pudre por su pecado. Un alma que huele mal. Un alma llena de la mierda de su intelecto humano, que sólo sabe fabricar pensamientos de maldad en la Iglesia. Él es el que da vueltas a su cabeza, él es el errabundo de la vida, el vividor de su maldito pecado, que va por aquí y por allá alcanzando a las almas, haciendo prosélitos, para llevarlos al fuego del infierno, porque no les habla con la Verdad del Evangelio, no les corrige de sus errores, sino que los deja en sus mentiras, para que se crean salvos y santos y se condenen. Y esto es lo único que ha hecho con los pentecostales: sigan viviendo en sus errores, que van por buen camino, el del demonio. Que nadie les quite esa esperanza: la de condenarse
iglesia3a

Cuando caminamos en presencia de Dios, encontramos la hermandad. En cambio, cuando nos quedamos quietos, empezamos a mirarnos unos a otros y se abre otro camino, muy feo, el de las habladurías… Así empezaron, desde el primer momento las divisiones en la Iglesia. Y el Espíritu Santo no crea divisiones…Ya desde el primer momento de la comunidad cristiana hubo esta tentación: ”Yo soy de este, yo de este otro… No; Yo soy la iglesia, tu eres la secta”.

Cuando se camina en la Presencia de Dios se encuentra la Verdad en el amor divino, que manda amar y dar al otro la Voluntad de Dios. El amor al prójimo no es una hermandad de mentes humanas, de obras humanas, de vidas humanas. No somos hermanos porque lo diga Francisco. No se ama al prójimo porque se le haga un bien humano. Se ama al prójimo porque se le da una cruz, la de Cristo. El amor al prójimo es una crucifixión de todo lo humano. Si los hombres, cuando se aman, no pisan sus pensamientos humanos, los que están llenos de errores; si no quitan aquellos pensamientos que los llevan a la obra del pecado, entonces no son capaces de amarse en Cristo. Porque Cristo no manda dar un beso y un abrazo a los hombres cuando pecan. Cristo manda sacarlos de su pecado, corregirlos de su pecado, hacerles ver que están pecando. Y quien no hace esto no ama al prójimo. Aquellos sacerdotes, como Francisco y toda su panda de herejes, que hacen de sus sacerdocios un negocio, una mercadería de las almas, yendo a ellas para contarles fábulas, historias de sociedad, leyendas urbanas, haciendo que sigan viviendo en su inútil vida de hombres, son los que crean la división en la Iglesia, son los que abren la puerta al cisma de la Iglesia. Son los que se han inventado una nueva secta que ya no se rige por el dogma: sólo en la Iglesia Católica hay salvación. Fuera de Ella no se da ninguna salvación.
iglesia4cY, por tanto, hay que decirles a los pentecostales: Yo soy de la Iglesia Católica: vosotros sois de la secta del demonio, creada por Lutero, y si no cambiáis vuestra mentalidad, si no humilláis vuestra cabeza humana, os vais a condenar al fuego del infierno, aunque no creáis ni en el infierno ni en el demonio. Estas cosas, Francisco, por supuesto que no las dice, por su marketing: está haciendo proselitismo. El falso proselitismo de su nueva sociedad en el Vaticano. Quiere convencer a las almas, que viven en el mundo y en sus sectas, que van por el camino de la verdad, que tienen una parte de la verdad; y, por tanto, que se queden en ese camino, que no entren en la Iglesia Católica para salvarse, porque la Iglesia es una secta más, con sus verdades, pero que no las posee todas. Y, claro, tiene que escupir su vómito:

“El Espíritu Santo crea la ‘diversidad’ en la Iglesia… una diversidad, rica y hermosa. Pero, al mismo tiempo, el Espíritu Santo crea la unidad y así la Iglesia es una en la diversidad. Y para emplear una bella frase de un evangélico que me gusta mucho, una ”diversidad reconciliada” por el Espíritu Santo, que crea las dos cosas: la diversidad de carismas y después la armonía de los carismas”.

Esta es la perversión de una mente humana. Aquí está lo que muchos no se atreven a decir: la blasfemia contra el Espíritu Santo: El Espíritu Santo crea diversidad…el Espíritu Santo crea la unidad y así la Iglesia es una en la diversidad….el Espíritu Santo hace la diversidad reconciliada… Francisco predica la unidad según la mente del hombre. La Iglesia predica la unidad en el Espíritu, según la mente de Dios.

El Espíritu Santo es la unidad en la Verdad y, por tanto, en la mente de aquellos que tienen dos dedos de lucidez mental (y Francisco vive en la locura, en el desvarío de su mente), en la conciencia formada de aquellas almas que creen en el Evangelio (y Francisco sólo cree en su interpretación del Evangelio), en el sentido común, que es el menos común de los sentidos (y Francisco carece de sentido común porque sólo posee el sentido global de la existencia humana); el Espíritu Santo quita la diversidad (no crea la diversidad) de pensamientos inútiles, rastreros, pervertidos…, enseñando a discernir los espíritus, que son los que ofrecen al hombre la cantidad de pensamientos varios, que pasan por su cabeza, para que el hombre aprenda a dejar toda esa diversidad de pensamientos, que son del demonio y de los hombres, y se quede con la Mente de Dios. Y sólo un hombre, que piensa la vida con la Mente de Cristo, puede hacer unidad con los hombres, porque ya no existe la diversidad en la Iglesia, sino sólo un mismo pensar, una misma doctrina, llena de dogmas que no cambian, una Tradición Divina, que no tiene nada que ver con las diversas culturas de los hombres, con sus estúpidas tradiciones. Y sólo así se hace la unidad, que es rica y hermosa, porque la diversidad de los hombres es un pastizal de herejías y de cismas, propias de mentes que sólo piensan con oscuridades, con ignorancias, con errores, con maldades, con todo tipo de mentiras.
iglesiab

Así que la Iglesia no es una en la diversidad. La Iglesia es Una en la Trinidad. Pero como Francisco no cree en la Trinidad, tampoco cree en la Unidad. En la Trinidad, no hay diversidad de pensamientos. Es una sola Mente Divina, que la tienen los Tres: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. No son tres mentes. Es una sola mente. Y, por tanto, es sólo una manera de pensar: la divina. No son tres maneras distintas de pensar. Los Tres piensan los mismo y al mismo tiempo. Los Tres piensan lo mismo y están de acuerdo siempre. No dialogan para ponerse de acuerdo. No hablan, como los hombres, reunidos en la diversidad de sus pensamientos, para adecuar sus mentiras a una verdad que guste a todos. Dios es la Verdad y la comunica al hombre plenamente. Y, por tanto, el hombre que camina en la presencia de Dios tiene toda la Verdad y no hace consorcios con los hombres, no se pone a dialogar con los hombres para meterse en el juego y así vivir con la mentira de unos y de otros, complaciendo a unos y a otros. El hombre de fe auténtica tiene toda la verdad y, por tanto combate a aquellos hombres que viven en sus medias verdades; saca del error a los hombres que sólo saben mirar sus extraños pensamientos sobre la vida. El hombre de fe da testimonio de Cristo diciendo la Verdad que los hombres nunca quieren escuchar. Pero Francisco es el que da el testimonio de su mentira, de su cabeza mentirosa, de su mente depravada, pervertida, ignorante de la Verdad, que es Cristo. Y, por eso, dice esta blasfemia: para emplear una bella frase de un evangélico que me gusta mucho, una ”diversidad reconciliada” por el Espíritu Santo, que crea las dos cosas: la diversidad de carismas y después la armonía de los carismas. ¿En qué parte del Evangelio se encuentra esta diversidad reconciliada por el Espíritu? En ninguna parte. Es la blasfemia de un hombre que sólo mira su engreimiento en la Iglesia. No entiende ni lo que es un carisma, ni lo que es la gracia, ni la virtud de la armonía, ni cree en la Tercera Persona de la Santísima Trinidad. Coge a San Pablo que habla de la diversidad de funciones y mete su pata hablando. Y la mete hasta el fondo, sin poder sacarla de ese agujero negro.
iglesia4b

Nadie, que pertenezca a la Iglesia Católica, puede pensar salvarse siguiendo las enseñanzas de un necio, como es Francisco. Que nadie se llame a engaño: Francisco condena, no salva. Y condena fuera de la Iglesia y dentro de Ella. Para la gente del mundo, para los pentecostales, para los judíos, etc…, Francisco es el hombre con el cual pueden vivir su falso cristianismo, sus errores, sin pensar en quitarlos y unirse a la verdadera Iglesia de Cristo, la católica. Francisco es ese hombre que ha tomado el nombre de católico para ponerlo en servicio de la maldad. Con esa etiqueta condena a las almas. Tergiversando y anulando la Palabra de Dios con su mente humana impide que la Iglesia Católica se muestre ante el mundo como la única que tiene la Verdad y que salva. Y este es el mayor desastre de todos. Y es una pena ver cómo la Jerarquía de la Iglesia ve este desastre y sigue llamando a Francisco como Papa. Es lo más absurdo que se da actualmente en la Iglesia. Por eso, vienen días negros para todos, porque esto ya no se puede sostener más.

iglesia2a


8 comentarios

  1. José Manuel Guerrero dice:

    Marita: ” Francisco ha perdido el juicio, demasiadas acupunturas chinas, eneagramas, masonería, ecología de la Nueva Era lo han dañado hasta el fondo”.

    Excelente analisis. No hay mas, ni menos. Tal vez solo añadir que ese impetu, esas ganas del tipejo por agradar al mundo, al hombre, ese afeminado arrobamiento por la masa, lleva años cultivandola. A este tio, alguien le metió en la cabeza ese veneno. Lo q todavia no tengo claro es si fue voluntario o inducido. Sea lo que sea es un bicho cancerigeno q solo merece el ostracismo de los locos, el frio pesar de sus pecados, la desolación de su reto a Dios.

  2. Matias Esteban dice:

    Padre: usted lo esta escribiendo, cuando un Obispo con fe y coraje, levante la voz, el tiempo de este necio empieza a terminarse.

    La Santa Iglesia solo necesita un Obispo valiente, para comenzar a darle fin al triste reinado de este hereje.

    Ese Obispo, sera, siguiendo a San Malaquias, Pedro Romano II.

    Surgirá el cisma, es cierto, pero la Iglesia conservara la Verdad, y con el tiempo, muchos volverán a ella con sed de las divinas verdades reveladas.

    Solo habrá que resistir en la oración, en la paciencia y en la esperanza.

    Dios y su Dulce Madre lo bendigan, guarden e iluminen.

    • Matias Esteban dice:

      San Malaquias es claro: habrá un ultimo Papa antes de la venida del Señor, y sera un hombre de carne y hueso, y supongo con un poco de sensatez que sera un Obispo, que pueda asumir el papado cuando Su Santidad Benedicto XVI, pase al Reino del Padre.

      Es una deducción lógica, a partir de una profecía.

      Ahora, que tendrá el espíritu de Pedro, no lo dudo, que sera el mismo Espíritu Santo.

      Dios y la Virgen la bendigan

    • josephmaryam dice:

      El último Papa ha sido Benedicto XVI. No hay más Papas por vía ordinaria. Es decir, una vez muerto este Papa, la Sede estará vacante durante un tiempo, porque es el tiempo del Anticristo. Es el tiempo de elegir: estar con Cristo o estar con el Anticristo. Es el tiempo de separar el trigo y la cizaña, no sólo en la Iglesia Católica, sino en todo lo demás.
      Una vez que el Anticristo ha hecho su papel, desaparecerá y vendrá el nuevo tiempo con el nuevo Papa: Pedro Romano, que guiará a la Iglesia y al mundo hacia el Reino Glorioso.
      Mientras tanto, habrá una sucesión de reyes, de dictadores en la falsa Iglesia Católica, que ha surgido en el Vaticano;
      la Iglesia remanente vivirá sin cabeza, sin Papa, en el desierto. Y los Cardenales querrán poner un nuevo Papa, que enfrente a lo que hay en el Vaticano, pero no será Papa.
      Todos querrán guiar a la Iglesia y nadie sabrá el camino.
      La Verdad sólo permanecerá en los corazones humildes, que guardan silencio, que se esconden de todo el mundo, mientras observan la mayor división de la historia en lo que queda de Iglesia.
      Es un tiempo muy oscuro. Y es mejor no ilusionarse con ninguna cabeza, porque ahora sólo el Señor dirige Su Iglesia sin necesidad de ninguna Jerarquía.
      Es el Misterio de la Iglesia, porque la Iglesia es Cristo. Y, por tanto, en la Iglesia el hombre calla su boca. Y si no quiere callarse, entonces se pierde con sus inútiles pensamientos humanos.
      El Señor va a dar una lección a toda esa Jerarquía que se cree que tiene el Espíritu para hacer lo que le da la gana en la Iglesia. A todos ellos los va a mandar el castigo que más les duele, para que despierten de lo que están soñando: son animales sin cordura, incapaces de tener dos dedos de frente ante lo que están viendo.
      Una Jerarquía ciega y sorda es lo que se merece esta Iglesia compuesta por demonios encarnados.

    • kaoshispano dice:

      y muchos pobres borregones seguirán siguiendo a la panda DEMOLEDORES demoniados apostatas, y así les irá… entregando sus retoños y lo mas querido al MOLOC aposentado SIN REMEDIO en Roma.

  3. José dice:

    Muchas gracias por desenmascarar el mal y arrojar luz para la salvación de las almas.

  4. Marita dice:

    Francisco ha perdido el juicio, demasiadas acupunturas chinas, eneagramas, masonería, ecología de la Nueva Era lo han dañado hasta el fondo. Es un hombre corrompido y oscuro. Ha traído el desastre a la Iglesia, el cisma, la división, la confusión, el irrespeto, la vulgaridad.
    Su mente esta ofuscada, confunde el Mensaje del Evangelio con sus fantasías, esta desorientado y la Iglesia ha tomado su mismo camino porque quiere. La Iglesia ya no distingue entre lo bueno y lo malo, las conciencias estan retorcidas. ¿Por qué la Jerarquía no se le enfrenta? ¿es respeto humano?, ¿es miedo? ¿es ignorancia? ¿han perdido el temor de Dios? ¿verdaderamente creen que Francisco es un santo?

    • kaoshispano dice:

      ¿es un efecto clerical dementillo UTILIZADO, o una parte del Problema naziDEMOLEDOR masón tarado ? Las dos cosas potingadas, pero de ninguna se dió cuenta realmente, sólo cuando le llega su día cercano y Juicio, pero ya no podrá estar en Gracia del E.S.

      ex-Iglesia sin remedio por no tener la Gracia, haber apostatado DEMOLICION progre-masona de Roma.

Los comentarios están cerrados.

Glosario

Misa espiritual

Benedictus PP. XVI

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Santuario de Fátima

Fátima en directo

Jesús, en Vos confío

A %d blogueros les gusta esto: