Lumen Mariae

Inicio » Benedicto XVI » La Iglesia tiene lo que se merece: un falso Papa, llorón de la vida humana

La Iglesia tiene lo que se merece: un falso Papa, llorón de la vida humana

Virgen de Guadalupe

Corazón de Jesús

El Gran Milagro

Infiltración en la Iglesia

El Reino de la Paz

usurpador2

A nadie le interesa vivir hoy el dogma, sino que todos lo interpretan según sus filosofías y teologías.

Si no se vive el dogma, que es la Verdad que Dios ha revelado al hombre, no se vive de fe. Y quien no tiene fe, sólo posee una fe humana, una fe según el lenguaje humano que se utilice.

Una cosa es el dogma, la Verdad Absoluta, y otra cosa es expresar esa Verdad con palabras claras e inequívocas.

Muchos dicen que Dios es Uno y Trino: están diciendo el dogma de la Santísima Trinidad. Y lo expresan de muchas maneras. Pero, muchas de ellas, son equívocas, oscuras, con malicia, con doble sentido.

Muchos engañan diciendo que creen en el Dios Católico, pero después obran otra cosa a eso que dicen.

Quien vive el dogma habla claramente: es decir, obra lo que vive. Su palabra es el testimonio en su vida. Sus obras dan testimonio de lo que cree en el corazón, no de lo que dice su boca.

Muchos ponen la fe en la boca: según su lenguaje humano, así creen. Muchos se esfuerzan por buscar argumentos humanos para servir a Dios. Pero son pocos los que obran la fe.

La fe, la auténtica fe, es una obra divina, que el hombre no es capaz de medir con su inteligencia humana; que el hombre no es capaz de obrar con su voluntad humana. Es Dios quien pone el camino de esa fe, que Él da al alma en el corazón, para que obre lo divino en lo humano.

Ante la realidad de lo que vemos en la Iglesia, muchos viven de su lenguaje humano. Pero son pocos los que viven de fe: los que ven la Iglesia en la Verdad Revelada, en el dogma, en la Tradición Divina. Y, por eso, hay de todo en la Iglesia: hay mucha cizaña, mucha maldad, mucha ignorancia en todas las cosas.

Los hombres, hoy, en la Iglesia, viven de legalismos, de estructuras, de ideas y obras humanas, pero no saben vivir lo divino, lo espiritual, lo sagrado, lo santo. Por eso, vemos lo que vemos. Asistimos a la Gran Apostasía de la Fe: la misma Iglesia, la misma Jerarquía apostata de la Verdad Revelada, para seguir su lenguaje humano. Y si la Jerarquía vive así, dentro de la Iglesia, entonces los fieles andan en la oscuridad más total: creen en todo y no creen en nada.

Una Jerarquía que no da la Verdad a las almas, siempre las hace pastar por prados del demonio, que son los del hombre y los del mundo.

Una Jerarquía que no gobierna con la Verdad, entonces impone su mente humana al Rebaño.

Y una Jerarquía que no vive para santificarse dentro de la Iglesia, entonces vive para condenar a las almas al fuego del infierno.

La Iglesia está fundamentada en la Jerarquía, no en los fieles. Si la Jerarquía no hace su trabajo, los fieles tampoco lo harán en la Iglesia. Y así se llegará al populismo en la Iglesia, a la democracia en Ella, a la opinión pública para vivir lo sagrado, lo santo.

Hoy la gente quiere una Iglesia del mundo porque eso es lo que la Jerarquía enseña a vivir: las cosas del mundo, sus culturas, sus políticas, sus economías, sus filosofías, etc. No se enseña la ley divina, la ley natural, la norma de moralidad. Se enseña cualquier cosa, porque sólo interesa dar el lenguaje humano a la gente. No se habla con claridad de la Verdad Absoluta.

Muchos confunden lo que es un Papa con un hombre hereje o cismático. Y así no saben ver a Francisco por lo que es: no es Papa. No se ponen en el dogma, sino en el lenguaje humano.
verdadero

Francisco no es Papa sólo por una razón: porque no puede tener el Primado de Jurisdicción, que sólo está en el Papa legítimo, Benedicto XVI. Este Papa recibió el Primado de Jurisdicción porque ha sido elegido cuando el anterior murió. Se es Papa hasta la muerte. Esto es lo que dice el dogma del Papado.

Por tanto, Francisco no es Papa, no porque sea hereje y cismático, sino porque está obrando en la Iglesia con un poder humano, que los hombres le han otorgado. No pudo recibir el Primado de Jurisdicción, en su elección, porque el Papa seguía vivo. El Primado de Jurisdicción no se recibe por la renuncia del Papa, sino por la muerte del Papa: por sucesión del Espíritu de Pedro, que exige morir, llevar la Gracia, el Carisma, hasta la muerte.

Así de sencillo es el dogma. Pero, después, en la práctica nadie lo vive. Y eso es indicio de falta de fe. La gente no sabe pensar la fe católica, los dogmas, sino que hablan de muchas cosas y no dicen nada. Lo confunden todo.

El problema de la Iglesia no está en que Francisco es hereje y cismático, sino que es llamado Papa sin serlo. Han dado al Papa Benedicto XVI el Primado de Honor, lo han hecho Papa emérito, cuando él sólo posee el Primado de Jurisdicción en su elección divina. Y a Francisco le han dado el Primado de Jurisdicción que no puede poseer. Es decir, que los Cardenales han puesto a un usurpador del Papado y lo llaman Papa. Este es el problema.

Y es un problema que nace antes de que Francisco suba a la Silla que no le pertenece. Es lo que la Jerarquía de la Iglesia ha venido persiguiendo durante 50 años hasta obtenerlo. Ahora tiene al Papa que ellos quieren en su lenguaje humano. No han puesto al Papa que quiere el Espíritu Santo. A ese Papa, le han obligado a renunciar. Por supuesto, que no hablan así, sino que dicen que el Papa Benedicto XVI ha sido libre para hacer eso. Y, ciertamente, el mismo Papa Benedicto XVI se ha declarado libre en su renuncia. Pero no es este el punto. El punto, que nadie dice, es que todo ha sido planeado, desde hace mucho, para poner a un hombre en la Silla de Pedro, que no viene de Dios y que lleva a la Iglesia hacia su desastre más total.

Ahora, estos hombres están en su lenguaje humano. Y ya no son capaces de hablar de verdades Absolutas, de dogmas, porque quieren otra cosa en la Iglesia.

Francisco, además de no ser Papa, es hereje. Y su herejía viene de antes de subir a la Silla de Pedro. Lo que predica ahora es lo que siempre ha predicado. Y lo que obra es lo mismo. Francisco no ha cambiado ni su estilo de predicar ni sus obras en el sacerdocio. Siempre ha sido hereje y siempre lo será. Es un masón y, sólo por eso, está fuera de la Iglesia. El ser hereje no le invalida para decir que no es Papa. Francisco es un usurpador y, además, hereje. En su herejía, lleva a la Iglesia por el camino del protestantismo y del marxismo. Eso es lo que siempre predica.

Pero Francisco, además, es cismático: ha usurpado el Trono de Dios para poner división en la cabeza de la Iglesia: su gobierno horizontal es el cisma: es el inicio de una nueva sociedad en el Vaticano. Su gobierno horizontal ya no representa al gobierno de la Iglesia, que es siempre vertical, por el dogma del Papado. Como a nadie le interesa este dogma, entonces todos viven en sus lenguajes humanos.

Por tanto, no es posible la obediencia a ese gobierno horizontal: están trabajando con un poder humano para crear una sociedad religiosa en el Vaticano. La obediencia sólo se da a quien tiene el Primado de Jurisdicción, que es el Papa Benedicto XVI. En estas circunstancias, Dios no obliga a obedecer al Papa Benedicto XVI porque no está ejerciendo el Primado. Lo tiene, pero no lo usa. Se ha vuelto inútil para la Iglesia. Quien la gobierna es un usurpador con un poder humano.

Por tanto, Francisco es tres cosas: no es Papa, es hereje y cismático. Estas tres no son una, sino tres realidades diferentes y hay que saber verlas, como son, en la Iglesia. Hay que saber mirar a Francisco como un falso Papa, o un falso Profeta, o uno de los anticristos; hay que saber leer sus escritos, que son siempre la herejía del protestantismo y del comunismo; y hay que saber estar en la Iglesia sin darle la obediencia: vivir sólo para Cristo, no para un gobierno de hombres.

Es hora de que la Jerarquía de la Iglesia diga no a Francisco, antes del Sínodo. Ese Sínodo no es la Voluntad de Dios, sino lo que los hombres van a querer, porque ha sido puesto para comenzar a destruir las Verdades Absolutas. Y se comenzará dando un palo a la familia, que es lo que todo el mundo espera. Ya no hay vuelta atrás. Que nadie se haga la ilusión de que en el Sínodo van a salir cosas buenas para la Iglesia. Va a salir mucha maldad.

Y lo que tiene que hacer, ahora, la Jerarquía es oponerse a ese Sínodo y no asistir. No van a hacerlo, porque han perdido la fe. Todos viven en sus lenguajes humanos sobre lo que es la Iglesia y lo que es Cristo. Pero, realmente, a nadie le interesa ni Cristo ni Su Iglesia. Y, mucho menos, a la Jerarquía, que sólo está en la Iglesia haciendo su negocio.

Los Cardenales han puesto al hombre que se merece la Iglesia: un hombre necio, estúpido e idiota. Este es el resumen de lo que es Francisco. Un hombre incapaz de hablar la Verdad (= necio), que sólo medita en su herejía (= estúpido) y que obra para dar a los hombres su locura en la mente (= idiota), lo que él piensa que es bueno y malo.

Francisco nunca dará una doctrina que lleve al alma a la salvación y a la santificación: no habla nunca de la santidad. Siempre habla del mundo, de lo social, de las culturas, de las estructuras, de los hombres. Francisco quiere salvar sin santificar al alma. Y eso es imposible en la Iglesia. Dentro de la Iglesia estamos para santificarnos, no sólo para salvarnos. La Iglesia, no es sólo salvación, sino santificación: es hacer la Voluntad de Dios que Francisco nunca puede hacer.

Por eso, Francisco siempre condena: habla para condenar, habla para llevar a la mentira, habla para hacer que los hombres se queden en sus vidas humanas, naturales, carnales, buscando el reino en este mundo, y construyendo un mundo, que es un infierno.

La Iglesia tiene lo que se merece: un hombre que llora por los hombres, pero que no es capaz de llorar ni sus pecados, ni los del mundo entero: «Algunas veces dije que Buenos Aires es una ciudad que necesitaba llorar, que todavía no había llorado lo suficiente. A riesgo de caer en un lugar común, lo repito: nos hace falta llorar» (19 de julio de 2014).

«Deja que los muertos entierren a sus muertos», deja que los hombres se maten, si eso es lo que quieren. Tú predica la Verdad: os matáis porque no tenéis a Dios en vuestros corazones. Volved a Dios y los problemas se resuelven.

Pero Francisco les dice lo que los hombres quieren escuchar: el lenguaje humano, el sentimiento del hombre perdido en las cosas del mundo, y que sólo ve la vida con su inútil pensamiento humano.

Después de hacer una oración blasfema en el Vaticano, ahora se pone a llorar. Tenéis al falso Papa que os merecéis: a un llorón de la vida humana, un ciego para la Verdad y con la cojera de su blasfemia contra el Espíritu Santo.

Toda la Iglesia se ha puesto a llorar por la vida humana: a resolver problemas de los hombres. Y nadie llora por su negros pecados. Y así nos va en todas partes: queriendo ser de Dios y, en realidad, somos del demonio. La Iglesia está atada al demonio. Y es una atadura que la misma Jerarquía ha puesto en Ella. Y sólo Dios podrá desatarla. Hay que permanecer fieles a la Gracia. Quien no sea fiel al Don de Dios, va a quedar atrapado en esa atadura y, muchos, saldrán con el alma destrozada, porque no han sabido creer en el momento oportuno: están esperando a ver si Francisco quita la Eucaristía para llamarlo falso Papa.

Anuncios

7 comentarios

  1. Significado de “Pedro Romano” en la lista de San Malaquías:

    Pedro: No menciona “Vicario” sino que hace referencia al cargo; por lo tanto NO es alguien designado por Dios.

    Romano: Es total referencia a quien es de/hace caso/sigue a los intereses de Roma (entiéndase Roma como a una institución y no como la ciudad).

    • josephmaryam dice:

      Francisco no es Pedro Romano. No figura en la lista de San Malaquías, porque no es Papa ni antipapa.
      Es uno de los anticristos; de los muchos que hay en la Iglesia, que se ha calzado con las sandalias del pescador para llevar almas al fuego del infierno.
      Con el Papa Benedicto XVI se ha acabado el Papado como se ha entendido hasta ahora. Pero el Papado sigue, pero en el Reino Glorioso.
      Hasta que no llegue ese Reino, en la muerte del Papa verdadero, Benedicto XVI, aparece el Anticristo, con su Falso Profeta, que será un falso Papa de una Iglesia que ya no será católica. Tendrá lo exterior del catolicismo, pero vivirá otra cosa.
      Hasta que no muera el Papa Benedicto XVI, muchos anticristos se sentarán en la Silla de Pedro, que ya no será la Silla. Se sentarán para destrozar la Iglesia y así prepararla para el Anticristo.
      Una vez que liquiden la eucaristía, entonces el Gran Aviso tendrá lugar. Y, después, de ese evento la aparición del Anticristo con todo su poder demoníaco.
      El Señor pondrá a Pedro Romano, que llevará a la Iglesia remanente, con los Profetas Elías y Henoc, hacia el Gran Milagro y el Castigo. Y una vez cumplido todo, comienza el tiempo de la nueva era, la gloriosa, la que el Señor quiso para Adán desde el principio. Y Pedro gobernará el mundo y la Iglesia. Por eso, es Romano: tendrá también el poder en el mundo, como el Señor quiere. Gobernará el mundo con reyes católicos; gobernará la Iglesia con Papas verdaderos y eternos, Papas que sólo el Cielo puede poner, no ya los hombres en sus Cónclaves.

  2. Juan Pablo dice:

    Murió trágicamente uno de los amigotes herejes de Francisco: el pastor Tony Palmer el mismo que bregaba por el falso ecumenismo con la Iglesia Católica y otras sectas así como con el pastor multimillonario y falcísimo Kennet Copeland:

    http://moimunanblog.wordpress.com/2014/07/21/noticia-impactante-muere-palmer-antes-de-ver-a-francisco/

  3. Marita dice:

    Meditaciones de JNSR
    LLORAD ANTES POR MI IGLESIA

    12 febrero 2013

    † Hijitos míos, es Jesús quien está hablando…

    El cielo está tan conmocionado como todos ustedes en estos días oscuros.
    La Virgen de los 7 dolores llora sobre Mi Divino Sagrado Corazón. Un luto llega sin poder evitarlo y el mundo llora por el final del anterior Papa Juan Pablo II.

    En cuanto a mi hijo Benito XVI, quien ha tomado la decisión de retirarse de la Iglesia, él ha desposado con todo su corazón el “dolor de la Iglesia” que muere en su última sacudida. Y es él quien la acompaña en su tumba. Es él quien muere por Ella (antes que ella).

    Acaba de entregarle su Vida, al verla ya en agonía, “él agoniza con Ella”…

    Este hijo de Dios conserva su pureza, acompañándola en su tumba, la Verdadera Iglesia de Jesucristo que ya no es más (desapareció delante de Él), pero Ella pronto va a renacer con Jesús en su próxima Venida (Mi Verdadera Iglesia con todos sus Santos que aguardan.)

    La Iglesia no ha enterrado a su Papa. Ella lo glorificará bien pronto con Ella.
    Ella va a renacer de todos los sufrimientos de sus hijos Santos que la lloran en este Santo Papa.

    Jesús, María, José, delante la CRUZ Mundial

  4. Vania dice:

    Realmente, esta descripcion que nos da, es impresionante en las pocas veces que he podido observar la forma como habla y sus movimientos corporales es realmente sorprendente, y es verdad hay muy pocos que pueden percibir su arrogancia, disfruta de cada aplauso y hasta pareciera que dice pobres tontos no saben lo que les espera eso duele por que no demuestra nada de humildad cero.
    Ahora me gustaria saber que podemos hacer frente a esto, no podemos seguir y hacernos complices de la traicion a Jesus y sus ensenanzas.
    oramos claro que si para que no se lleve a cabo los planes de este Falso profeta(“papa”), nesecitamos unirnos como Catolicos que somos.
    bendiciones para los Sacerdotes que nos hablan con la verdad del peligro en la que nos encontramos y la que se nos viene.

  5. kaoshispano dice:

    Este tipo PAYASETE FIGURANTE sioni-masonetes Romae, y casi toda la clericalada posmoderna Demoledores tienen un gran dogma, el de la poltrona funcionarial, burócratas del culto litúrgico, envilecido ya a tope además, si no pseudo-eucaristeta. El CVII no fue la causa, si no el Medio, que los clanes humanos demoniados llevaban ya unos siglos buscando, y la consiguieron, con permiso divino, por supuesto…

    Y el YA pobre lelo de BXVI, tras el topetazo que le dió el mayordomo, sólo es una bomba de Relojeria Demolitio de esta jerarcada romana sioni-masona. DIos dispondrá de él como estatua viva.

    • josephmaryam dice:

      Respete siempre al Papa legítimo, Benedicto XVI: Él no es lelo, sino que tiene su pecado. Rece por él para que pueda finalizar la obra que Dios le ha mandado en la Iglesia.

Los comentarios están cerrados.

Glosario

Misa espiritual

Benedictus PP. XVI

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Santuario de Fátima

Fátima en directo

Jesús, en Vos confío

A %d blogueros les gusta esto: