Lumen Mariae

Inicio » alma » Entre risas y esperpentos de la Jerarquía, las almas van al fuego del infierno

Entre risas y esperpentos de la Jerarquía, las almas van al fuego del infierno

Virgen de Guadalupe

Corazón de Jesús

El Gran Milagro

Infiltración en la Iglesia

El Reino de la Paz

condenacion

«No te ayuntarás con hombre como con mujer; es una abominación» (Lv 18, 22).

Si los hombres creyeran en la Palabra de Dios, entonces no serían homosexuales, ni lesbianas, ni bestias, sino hombres para una mujer y mujeres para un hombre.

No hay católicos homosexuales; no hay cristianos homosexuales; no hay hijos de Dios homosexuales. Hay sólo demonios encarnados: sodomitas.

El homosexual ha perdido, no sólo la inteligencia espiritual y racional, sino también la natural. Es decir, es peor que un animal. Una bestia, en su naturaleza, nunca se une a otra del mismo sexo. Su ley natural se lo impide. Su instinto se lo impide. Su inteligencia sensible se lo impide.

El pecado de fornicación es un acto racional de la naturaleza humana, es un pecado natural, que no transforma al hombre en algo abominable. Pero el pecado de sodomía es un acto en contra de la naturaleza humana, que hace que el hombre sea un ser abominable: ya no es un hombre, sino un demonio encarnado. Y es un acto irracional, sin inteligencia humana. Es un acto guiado, en todo, por la mente del demonio en la persona homosexual. Por eso, es necesario hacer muchos exorcismos para sacar al demonio de un hombre o de una mujer que vive su sodomía, su abominación en el cuerpo.

Fornicar es algo propio del cuerpo; pero juntarse a otro hombre es algo propio del demonio que posee ese cuerpo. Es el demonio el que guía a un homosexual. No es el hombre el que elige esa vida. El hombre homosexual está poseído por el demonio, que le obliga a vivir una vida que no es suya, que es abominable, porque es la propia de un demonio en el infierno.

El hombre, que se une a otro hombre, o que penetra a una mujer por el vaso indebido, no sólo peca, sino que comete un acto en contra de su misma naturaleza humana. Va contra natura. Y eso es la abominación. Va contra el orden que Dios ha puesto en su naturaleza humana. Es un orden natural, que viene del orden divino.

Un animal nunca comete un acto contra natura, nunca se pone por encima de su naturaleza. Sólo el hombre puede cometerlo. Sólo el hombre se atreve a ponerse por encima de su naturaleza parar creerse otra cosa de lo que realmente es. El acto sodomítico es un acto de idolatría de sí mismo. Se idolatra el cuerpo como cuerpo. Se da culto a la carne como carne, como órgano físico. Y, cuando el hombre ensalza ese pecado, lo justifica ante la sociedad, lucha para poner un derecho, una ley que le permita vivir su pecado de abominación, entonces ha cometido la blasfemia contra el Espíritu Santo.

Y todo aquel que apoye a un homosexual en su vida abominable, que le ponga un camino para que tenga derechos en la sociedad, también comete el mismo pecado contra el Espíritu Santo. Todo aquel que no juzgue al homosexual, camina hacia el pecado contra el Espíritu Santo.

Dios ha enseñado lo que es un homosexual, para que el hombre aprenda de la Palabra de Dios y viva de acuerdo a esa Palabra. Viva rectamente su vida humana. Pero son muchos los que quieren vivir una vida de abominación: el orgullo de ser distintos a los demás porque así se concibe en la mente. El culto a la sodomía es el culto a la mente del demonio.

Todos los hombres, con sus bocas dicen que creen en Dios, que aman a Dios, que sirven a Dios y, después, no viven como Dios ha enseñado. Son muy pocos los hombres que, en la realidad de sus vidas humanas, cumplan con los mandamientos de Dios. Cada uno vive como le parece y hace de la sociedad otra Sodoma y Gomorra.
esperpemntos

Ni siquiera, entre la Jerarquía, hay sacerdotes, Obispos y Cardenales, que ataquen convenientemente el mundo de los homosexuales, que es un mundo demoníaco, sino que los dejan estar y, por eso, cada día, tienen más fuerza, porque no hay nadie que combata este pecado contra natura, esta plaga abominable. Hoy los sacerdotes ya no exorcizan sino que se han vueltos psicólogos y psiquiatras. Todo quieren resolverlo con su inútil cabeza humana.

¡Cuántos sacerdotes ya están enseñando a ser homosexuales; ya están bautizando a hijos de parejas homosexuales; ya están viviendo como sodomitas! Y lo hacen con la aprobación de la misma Jerarquía de la Iglesia. Es la abominación en la Iglesia. Es el esperpento entre los hombres. Es decirle no a Dios, claramente, y, por consiguiente, estar en la Iglesia para una sola cosa: condenarse y condenar al infierno.

Y, si desde el gobierno de los herejes y de los sodomitas, que guía actualmente a la Iglesia, se sienta uno que aplaude al homosexual y, después, tiene la osadía de juzgar a una Jerarquía que ha cometido el pecado de abuso sexual contra los niños, entonces es claro que estamos ante un mundo boca abajo. Estamos ante una Iglesia que ha caído en lo más bajo: reconocer al homosexual como un bien para la Iglesia y para la sociedad. Eso es llevar a toda la Iglesia hacia la Apostasía de la fe.

Francisco: ¿no juzgas al homosexual y juzgas a sacerdotes que son pederastas? ¡Has perdido la cabeza! No juzgas al homosexual, porque son hombres en el mundo, porque viven buscando el mundo, porque te agradan los homosexuales; y juzgas al sacerdote, porque es una Jerarquía en la Iglesia, porque vive buscando a Dios, porque odias el sacerdocio de Cristo. Conclusión: juzgas para destruir la Iglesia. Y no tiene otro sentido tus lágrimas sobre esos niños maltratados. Te conviene juzgar al clero pederasta porque estás en la Iglesia para destruirlo todo. Pero no te conviene juzgar a los homosexuales, porque no quieres destruir el mundo, sino que quieres construir un gobierno mundial con todos los homosexuales. Quieres construir un esperpento, una abominación. Es decir, amas el mundo, pero odias la Iglesia. Amas el pecado y odias la Verdad. Y, por eso, tu juicio es una abominación en la Iglesia. Tus palabras son una abominación en todo el mundo. Tus lágrimas son de cocodrilo.

«Ante Dios y su pueblo expreso mi dolor por los pecados y crímenes graves de abusos sexuales cometidos por el clero contra ustedes y humildemente pido perdón» (texto). Esta es la palabra de un hombre sin juicio, de un hombre que ha convertido la Silla de Pedro en una gloria humana, en un sitio para enseñar las vergüenzas del mundo.

¿Pides perdón por los pecados del clero y no pides perdón por levantar la bandera moral de los homosexuales? ¿No pides perdón por llevar una pulsera que escandaliza a los pequeños en la Iglesia ¿No sabes que llevándola te unes a la vida de cada persona homosexual? ¿No sabes que aplaudiendo la vida de un homosexual te conviertes en uno de ellos?

¿Pides perdón por el pecado de la Jerarquía y no pides perdón por haber dicho: no soy quién para juzgar a los homosexuales? ¿Qué significan tus palabras? ¿Quién puede dar crédito a lo que hablas en la Iglesia si exaltas el pecado de un homosexual y corriges el pecado de una Jerarquía que peca? ¿Por qué tienes acepción de personas? ¿No sabes que eso es un pecado mucho mayor que el que comete la Jerarquía cuando abusa sexualmente de los niños? ¿No sabes que juzgar a unos, porque así lo pienso, y no juzgar a otros porque así lo pienso, es una blasfemia contra el Espíritu Santo? Pones tu mente como el ideal de la justicia, como la medida de toda justicia. Eso es blasfemar contra Dios. Eso es blasfemar contra la Mente de Dios, contra la Mente de Cristo. Si no sabes juzgar según la Palabra de Dios, entonces cállate para no cometer el pecado contra el Espíritu. El hombre que juzga en Dios, arremete contra los homosexuales y contra la Jerarquía que peca. Pero el hombre que juzga en los hombres, que juzga según su medida humana, entonces tiene acepción de personas y pone su juicio como dios.

¿Pides perdón a Dios, que te enseña a juzgar a los homosexuales como abominación, haciendo una oración en la que muestras tu sodomía a Dios, tu amor al pecado de abominación de los homosexuales?

Si no juzgas a los homosexuales como tales, como abominación, es que eres otro homosexual. Y si te atreves a clamar a Dios por las víctimas de los abusos sexuales del clero contra los niños, ¿qué crees que te va a contestar Dios? ¿Crees que tu oración la escucha Dios, si no eres capaz de escuchar Su Palabra ni vivirla? ¿Es tu palabra humana más importante que la Palabra Divina? ¿Te crees con derecho de pedir a Dios perdón cuando no haces caso de la Palabra de Dios, para juzgar rectamente el pecado y al pecador? Pero, ¿quién te crees que eres? Pon tu cabeza en el suelo, humíllate y reconoce tu pecado primero. Y, después, pide perdón a Dios por los pecados de los otros. Pero nunca sabrás humillarte porque sólo has aprendido a ensalzarte a ti mismo. .Si no dices que hay que juzgar al homosexual, entonces no pidas perdón a Dios por los pecados de otros.

Estás mostrando tu sodomía al mundo y a la Iglesia. Pides perdón, por la sed de gloria que tienes del mundo. Buscas el aplauso de los hombres, que te digan: ¡por fin, alguien en la Iglesia ha hablado contra ese pecado! Sólo esto buscas, Francisco. Por eso, tus lágrimas, en esa Misa que celebraste, son tu condenación en la Iglesia. Son tu abominación en la Iglesia.

Los homosexuales se están condenando al infierno por culpa de tus palabras: no soy quien para juzgarlos. Y, ahora, ¿vienes pidiendo perdón a Dios por el pecado de un clero? ¡Por favor, Francisco, basta ya de fariseísmo, de hipocresía, de querer dar una de cal y otra de arena! Te quitas la careta, de una vez, y dices que eres homosexual, y todos tan contentos.

No se puede ser homosexual, impuro, lujurioso, con los homosexuales; y ser un santo, poner carita de casto, de pureza angélica, con el clero homosexual. No se puede, Francisco.

La gente ya no sabe ver lo que es Francisco: se lo traga todo. Está viendo a Francisco en versión política: ahora, conviene ir de la mano de un hombre y defender a los homosexuales; después conviene atacar duramente al clero homosexual. ¿Quién te cree, Francisco? Sólo los idiotas que te obedecen.

«Pido esta ayuda para que me ayuden a asegurar de que disponemos de las mejores políticas y procedimientos en la Iglesia Universal para la protección de menores y para la capacitación de personal de la Iglesia en la implementación de dichas políticas y procedimientos. Hemos de hacer todo lo que sea posible para asegurar que tales pecados no vuelvan a ocurrir en la Iglesia». ¡Qué supina idiotez es la que muestra aquí Francisco!

La Iglesia no está para proteger a los menores ni para capacitar al personal en políticas, en procedimientos, en psicologías, en psiquiatrías, para quitar el pecado. ¡Pobrecitos los que sigan la mente de este energúmeno!

Se quita el pecado del clero atacando el pecado de lujuria, el pecado de sodomía, el pecado de bestialidad. Hay que enseñar al clero cómo se combate contra los demonios de la carne. ¿Sabes hacer eso, Francisco? No lo sabes, porque no crees en el demonio. Para ti, estos pecados del clero son cosa de la mente, un asunto psiquiátrico. Pero no son un asunto espiritual. Y, por eso, hablas de políticas, de procedimientos humanos, para no hacer nada en la Iglesia.

¡Qué absurdas son tus palabras: »Hemos de hacer todo lo que sea posible para asegurar que tales pecados no vuelvan a ocurrir en la Iglesia». ¿Sabes cómo se quitan estos pecados en la Iglesia? Con oración y con penitencia. Con una vida de castidad. Con el empleo de métodos espirituales, en los que el cuerpo sufre para que no siga el deleite carnal? ¿Has predicado esto en esa Santa Misa? Por supuesto, que no. Porque ya no crees en la Cruz de Cristo, sino que sólo crees en tus filosofías humanas, en tus psiquiatrías, en tus obras humanas en la Iglesia.

¡Cómo engaña Francisco a toda la Iglesia! ¡Qué bien lo hace!

«Agradezco este encuentro. Y por favor, recen por mí para que los ojos de mi corazón siempre vean claramente el camino del amor misericordioso, y que Dios me conceda la valentía de seguir ese camino por el bien de los menores». ¡Cómo te gusta ensalzarte, Francisco! Pero si eres un cegato y no eres capaz de ver el camino de la Misericordia. Pero si no sabes lo que es el amor misericordioso. La Misericordia exige al hombre quitar su pecado. Y tú, Francisco, exiges al hombre que siga en su pecado, que ame su pecado, que exalte su pecado. ¡Pero qué palabritas más hermosas y más blasfemas! ¡Cómo te gusta tu lenguaje humano! ¡Cómo te gusta que le gente diga: es que Francisco ha atacado al clero que peca!

¿Valiente, tú, Francisco? Eres un maldito cobarde, porque no sabes hablar con la Verdad en tu boca. La Verdad no te guía en tu vida, sino que tienes un demonio que te muestra el camino para condenar las almas en la Iglesia. Y eso es lo que cada día haces en esa Roma pervertida, que ya no pertenece a Dios, sino a tu padre, el demonio.

Estamos en la Iglesia para salvar almas, no para condenarlas. Y, por eso, estamos en la Iglesia para odiar al pecador y al pecado: «al hombre sanguinario y traicionero lo aborrece el Señor» (Salm 5, 7). Hoy, en la Iglesia, está la doctrina de que hay que amar al pecador, pero odiar su pecado. Y esto es un error. Hoy nadie quiere hablar con la Palabra de Dios. Todos hablan con sus lenguajes humanos: con sus interpretaciones de la Palabra de Dios.

Dios odia el pecado y al hombre que vive en su pecado: «odias a todos los obradores de la maldad» (Salm 5, 6)). Dios no puede amar al hombre si, primero, no lo saca de su pecado. Y para eso es la Misericordia: una mano del Señor para que el hombre atienda a su pecado, luche contra él y sea digno del amor de Dios. Una vez que el hombre ha batallado, de forma conveniente, contra su pecado, Dios le muestra el camino de la santificación, que es el camino del amor divino, no de la misericordia.
abominacion

La gente no sabe hablar, hoy día, de nada en la Iglesia: confunden la Misericordia con el Amor de Dios. Y, por eso, la Iglesia, siguiendo a Francisco, se ha hecho protestante y comunista: es decir, se predica una misericordia falsa, que sólo sirve para condenar a las almas. Una misericordia sin verdad, porque Dios todo lo perdona y se está en la Iglesia para llenar estómagos de la gente, no para salvarla.

Estamos en la Iglesia para odiar a Francisco y a su pecado. Y, por lo tanto, para odiar a todos aquellos que siguen, que obedecen, que trabajan para Francisco. No estamos en la Iglesia para hacer un doctrina de campanillas: te digo que eres hereje, pero te abrazo.

Estamos en la Iglesia para hablar como habla Dios a los hombres: con justicia y con misericordia. En Dios, no hay ternuritas, cariñitos, sentimentalismos baratos, besitos, abrazos.

La Virgen María no es la Virgen de la tierna misericordia como dice ese rufián. Es la Madre de Dios que juzga a Sus Hijos y les señala un camino de Misericordia para que puedan transformarse en Su Hijo. Y aquellos hijos que no quieran ese camino, la Virgen los manda al infierno, porque Ella es la Reina junto al Rey: tiene poder para salvar y para condenar. No es una criaturita más. Es la Madre de Dios. Y terrible castigo es el que da a los sodomitas, porque Ella no ha engendrado a los sacerdotes para que sean sodomitas, para que enseñen a ser homosexuales a las almas. Ella ha engendrado a los sacerdotes para salvar las almas de los sodomitas del demonio. Por eso, las lágrimas de la Virgen son abundantes, porque tiene que condenar a Sus Hijos predilectos al infierno.

Hoy la Virgen María no tiene sacerdotes que la amen como Madre de Dios. Ve, con tristeza, a tantos sacerdotes que la odian con sus palabras humanas. Sacerdotes que ya no saben rezar el Rosario ni, por tanto, saben crucificarse con Su Hijo en la Cruz de sus sacerdocios. Son sacerdotes para el mundo, pero no para la Madre de Dios. La Virgen María quiere sacerdotes puros, inmaculados, no lujuriosos, no dados a la vida del mundo y de la profanidad.

¡Qué gran desencanto para la Madre de Dios ver una Iglesia perdida en la sodomía! ¡Cómo llora esa Madre y no hay consuelo para Ella!
abominacion2

Anuncios

28 comentarios

  1. Devoto dice:

    La sodomía es abominable hasta para los mismos demonios, tientan al sodomita y cuando entra en acción su pecado se van para no verlo, eso dijo el mismo Jesús en una aparición.

    • Marita dice:

      Exactamente eso leí en las obras de Santa Catalina de Siena!!!

    • Marita dice:

      Santa Catalina de Siena:
      Es desagradable a los demonios, no porque les desagrade el mal y se complazcan en lo bueno, sino porque su naturaleza fue angélica, y esa naturaleza rehúye ver cometer tan enorme pecado en la realidad. Cierto es que antes les ha arrojado la saeta envenenada por la concupiscencia; pero, cuando el pecador llega al acto de ese pecado, el demonio se marcha por las razones dichas.

  2. José Manuel Guerrero dice:

    Felipe berrios, sacerdote traidor a Cristo: ” A mí los homosexuales me están diciendo que la sexualidad es mucho más profunda todavía. Me están ampliando mi visión de la sexualidad”.

    Lamentablemente me malicio pensando que sus queridos “homosexuales” a este pàjaro de mal aguero le estàn ampliando algo más que la “visión”. Son cobardes hasta para reconocer su homosexualidad. Claro que, suponemos, deducimos, que una vez reconocida su condición de sodomita serìa expulsado de la iglesia.
    O tampoco?.

    • Marita dice:

      Recordemos la intercesión de Abrahan Sodoma…. “Por favor, dijo entonces , que mi Señor no se enoje si hablo por última vez. Quizá sean solamente diez”. “En atención a esos diez, respondió, no la destruiré”…..

      Pregunto, ¿a qué se debe la destrucción de la Iglesia? Qué ha pasado con el Clero? Abrá llegado el Clero a ese número 10 para que el Señor quiera demolerlos a ellos y a toda esa falsa Iglesia?

  3. Carlos dice:

    al ver ese video padre veo con tristeza que la mayoria de la humanidad ha quedado deslumbrada por el falso profeta, padre como es posible que muy pocas personas hasta el dia de hoy se hayan dado cuenta de la verdad acerca de este impostor y quien es realmente?Letanía de Jesús a la Humanidad (1)
    Letanía de protección contra del falso profeta

    “Queridísimo Jesús, sálvanos del engaño del Falso Profeta.
    Jesús, ten Misericordia de nosotros.
    Jesús, sálvanos de la persecución.
    Jesús, presérvanos del anticristo.
    Señor ten Misericordia.
    Cristo ten Misericordia.
    Queridísimo Jesús, cúbrenos con Tu Preciosa Sangre.
    Queridísimo Jesús, abre nuestros ojos a las mentiras del falso profeta.
    Queridísimo Jesús, une a Tu Iglesia.
    Jesús, protege nuestros Sacramentos.
    Jesús, no dejes que el falso profeta divida Tu Iglesia.
    Queridísimo Jesús, ayúdanos a rechazar las mentiras, presentadas a nosotros como la verdad.
    Jesús, danos fortaleza.
    Jesús, danos esperanza.
    Jesús, inunda nuestras almas con el Espíritu Santo.
    Jesús, protégenos de la bestia.
    Jesús, danos el don del discernimiento, para que podamos seguir el camino de Tu verdadera Iglesia
    en todo momento, por los siglos de los siglos. Amén.”

    Leer más: http://www.elgranaviso-mensajes.com/news/ver-la-letania-1/

  4. josephmaryam dice:

    Ayer, 17 de julio de 2014, la bandera gay ya fue enarbolada en el sitio web del vaticano, con un artículo de el Obispo de Trier, Stephan Ackermann, titulado La homosexualidad no debe ser “curada”:

    img

    Hoy, 18 de julio del 2014, han quitado la foto,
    img

    pero permanece el artículo:

    Texto original en alemán

    La traducción del artículo es la siguiente:

    La homosexualidad no debe ser “curada”
    El Obispo de Trier, Stephan Ackermann ofrece una mirada crítica sobre la cura de la homosexualidad. “Para este tipo de iniciativas, no hay respaldo oficial de la Iglesia”, dijo Ackermann en la noche del miércoles en Saarbrücken.

    Recientemente, el periódico “Die Zeit” había reportado acerca de los médicos que hacen publicidad con el fin de cambiar la tendencia sexual aplicando sus consejos estrictamente en algunos círculos cristianos.
    Ackermann se dirigió a la Asociación de Lesbianas y Gays (LSVD) un debate organizado públicamente en Sarre, a la que asistieron y participaron alrededor de 100 personas. La reunión de dos horas fue la primera de su tipo en Alemania. En una escala menor, discusiones similares habían tenido lugar con los representantes de los gays y las lesbianas, por ejemplo, en la diócesis de Essen y Alemania antes de la visita del Papa Benedicto XVI. que tuvo lugar en 2011 en la Arquidiócesis de Berlín.

    La Ley de Empleo para Iglesia
    La reunión en Saarbrücken formuló preguntas sobre la visión de la Iglesia acerca de la sexualidad y el empleo dentro de la Iglesia. Un tema fue el de las denominadas “obligaciones de fidelidad”. De este modo, los empleados en el ministerio eclesiástico, que viven en un matrimonio gay y quieren darse de alta según la ley de sociedades, enfrentan el despido. La LSVD llama la “Apelación Saarbrücken” a la intervencion de Ackerman al declarar públicamente que “en su diócesis, los empleados de la Iglesia Católica ya no necesitan preocuparse sobre su empleo si entran en una unión registrada.” Esto debería aplicarse al menos a los “no profesan ninguna fe,” como médicos y enfermeras en los hospitales católicos.

    Ackermann pidió la comprensión de que las obligaciones de fidelidad a la Iglesia como institución son importantes. Al mismo tiempo, reconoció que en algunas zonas hay una “tensión”, “que no es buena”. “En la actualidad, los obispos deben un debate en profundidad sobre cómo los deberes de fidelidad deberían ser concebido en el futuro”. La audiencia en Saarbrücken saludó al Obispo de Trier como “honesto”. Él quería ser una “presencia para escuchar” y contribuir a la comprensión mutua sobre cuestiones controvertidas. Los organizadores destacaron que serviría para construir puentes y para participar en la conversación con los demás. “En ese camino, el camino del diálogo sigue abierto”

    Comentario nuestro: Si no están oficialmente registrados como católicos para los propósitos de la legislación alemana y de impuestos del Estado, entonces pierden sus empleos. Pero si los gays son de la Iglesia Católica, entonces no pierden el empleo.
    Esto es destruir la doctrina católica al no poner un remedio a la persona homosexual y al querer proteger a estas personas de la justicia en la sociedad. La Iglesia hace una injusticia y promueve la acepción de personas. Un gran pecado.

  5. josephmaryam dice:

    Para los que todavía dudan sobre la cogida de manos entre Francisco y Ciotti, vean el video original:

  6. Marita dice:

    “Yo soy célibe, yo he renunciado a tener hijos y mujer porque yo entiendo que la sexualidad es mucho más profunda que solamente un instrumento de reproducción. A mí los homosexuales me están diciendo que la sexualidad es mucho más profunda todavía. Me están ampliando mi visión de la sexualidad, me están haciendo mucho más humano. ¿Por qué no pueden ellos casarse? Basta ya”, sostuvo.

    Padre , ¿como puede ser que Felipe Berríos diga que es célibe y al mismo tiempo decir esas aberraciones de arriba?

    • josephmaryam dice:

      Porque ya no se cree en la Verdad Revelada, sino en las filosofías de los hombres.
      La fe no es un pensamiento humano, sino la obra del Pensamiento Divino. Y, cuando los hombres no someten su inteligencia humana a la Verdad que Dios ha revelado, pierden la fe divina y aparece la fe humana: se cree sólo en el propio pensamiento, idea, razón humana. No se asiente a lo que Dios Revela, sino que se comienza a interpretar el evangelio desde lo humano.
      Siempre una señal de que la persona no tiene la fe divina es que no dice el evangelio como es: Dios creó a los homosexuales. Esta idea no está en la Biblia. Quien habla así está diciendo que ya no cree, no tiene fe. Y, por tanto, está en la Iglesia sin fe: es sacerdote, dice su misa, predica, pero hace un teatro: no hay consagración, no enseña el magisterio de la Iglesia, hace caminar a los fieles hacia lo humano, lo terrenal, etc.
      En mucha Jerarquía ocurre esto: ya no son auténticos sacerdotes, aunque se vistan como tales, aunque sigan haciendo lo de siempre. Son lobos vestidos de piel de oveja. Y el conocimiento que tienen de la Verdad lo usan para el mal. Pero lo saben usar, sin que al exterior hagan obras malas. Al exterior parecen santos, humildes, pobres, caritativos, porque se saben la doctrina, pero no la practican. Es el fariseismo, la hipocresía. Como saben que en la Iglesia hay que aparentar humildad, pobreza, etc., eso es lo que dan a todos exteriormente, pero trabajan en lo oculto para otra cosa. Es la aberración en la fe de mucha Jerarquía. Y, cuando hay un hombre que se sienta en la Silla de Pedro y hace estas cosas con el apoyo de todos, entonces los demás lo imitan y es cuando viene la catástrofe para toda la Iglesia.

  7. marien gallardo dice:

    Es realmente muy triste todo esto, darse cuenta de lo que se esta haciendo con lo que con tanto amor, fue creado.
    Padre me podría decir la cita Biblica en donde Dios repudia a estas personas, recuerdo que esta fuerte, no he podido encontrarla.
    Gracias

    • josephmaryam dice:

      La tiene al principio de la entrada:
      «No te ayuntarás con hombre como con mujer; es una abominación» (Lv 18, 22).

  8. Cristina de López dice:

    Roma apóstata agita orgullosamente su bandera “arco iris” y bajo el lema “quien soy yo para juzgar a los gays” se burla de la misma Iglesia, abierta, burlona y malvadamente a los ojos de todos.

    El carnaval diabólico continúa un día si y otro también y hoy desde la pagina radio vaticana se puede leer la “voz de otro demonio”, esta vez en boca del obispo alemán apóstata, Stephan Ackermann, ya conocido por su rebeldía a la Verdad.

    Este obispo, Stephan Ackermann de Trier, de Alemania, entre otras abominaciones, cree que es necesario cambiar la moral católica. La Prohibición de Cristo de un nuevo matrimonio después de un divorcio es para él – cita – “desactualizada”. Ackermann también cree que las relaciones sexuales antes y fuera de un matrimonio no son un pecado. Aboga también por la anticoncepción y la fornicación homosexual.

    En fin, el artículo que se puede leer en radio vaticana, pertenece pues a este apóstata y corre con el título demoníaco:

    “La homosexualidad no debe ser curada”

    En alemán:

    http://de.radiovaticana.va/news/2014/07/17/d:_homosexualit%C3%A4t_muss_nicht_%E2%80%9Egeheilt_werden/ted-813772

    En inglés:

    http://eponymousflower.blogspot.mx/

    Para aquellos que no leyeron otras abominables declaraciones de otro “orgulloso y sabio sacerdote de la misma escuela de Francisco”, aprovecho para compartir lo que semanas atrás también vomitó el mismo Satanás por medio del padre chileno, Berríos, quien “mostró su acuerdo con el reconocimiento del matrimonio homosexual”, llegando incluso a decir lo más estúpido que he leído:

    “¿Cuál es el problema del matrimonio homosexual? Los homosexuales son hijos de Dios. Él los creó homosexuales y lesbianas, y Dios está orgulloso de que lo sean”, aseveró.

    “¿Por qué no pueden ellos casarse? Basta ya”, insistió. “El problema está en nosotros, que no lo entendemos. No en ellos”, añadió.

    “Quiero decirlo claramente: Los homosexuales y las lesbianas son hijos de Dios y están llamados a la santidad como todos nosotros. No son ciudadanos de segunda clase ni están en pecado. Es una condición distinta y nos ayudan a ampliar nuestro concepto de sexualidad”, afirmó.

    Esa es pues la Roma apóstata que hoy en día existe y que pronto será destruida…
    Oremos por SS Benedicto XVI!

    Aquí
    http://www.theclinic.cl/2014/06/25/padre-berrios/

    Y acá el video de este apóstata:

    https://redaccion.lamula.pe/2014/06/25/los-homosexuales-son-hijos-de-dios-y-el-esta-orgulloso-de-ellos/ginnopaulmelgar/

    • josephmaryam dice:

      Todos lo que defienden a los homosexuales declaran que Dios se equivocó, que Dios ha dicho una herejía en esta frase:
      «Y creó Dios al hombre, a imagen suya, a imagen de Dios los creó, y los creó varón y hembra» (Gn 1, 27).
      Entonces es necesario replantear el Génesis. Vamos a interpretarlo como nos dé la gana. Y vienen las groseras afirmaciones de muchos.
      1. Dios creó al hombre hijo de Dios: a imagen suya.
      2. Y el hombre es varón y hembra. El hombre no es homosexual. Dios no ha creado un homosexual, sino un varón. Dios no ha creado una lesbiana, sino una mujer.
      3.Dios creó al varón como hijo de Dios.
      4. Dios creó a la hembra como hijo de Dios.
      5. Dios creó al hombre como imagen Suya: con un alma y con un espíritu.
      a. Ese alma es para un varón y para una hembra. No hay un alma para un homosexual. No hay un alma para una lesbiana.
      b. Ese espíritu es para un varón y para una hembra. No existe un espíritu para un homosexual ni una lesbiana.
      6. La palabra hebrea para varón significa varón, macho, no homosexual; la palabra hebrea para hembra significa hembra, mujer, no lesbiana.

      Y el Señor manda al hombre y a la mujer una cosa: «Procread y multiplicaos»
      Por tanto, el hombre actúa como hombre uniéndose a una mujer. Y la mujer actúa como mujer uniéndose a un hombre. Sin la unión entre hombre y mujer no se da la procreación. El homosexual no puede procrear, ni la lesbiana. Son un absurdo. ¿Qué sentido tiene ser homosexual o lesbiana si el sexo no sirve para nada. No hace la función para la cual ha sido puesto en el hombre y en la mujer? ¿Para qué quieren un sexo los homosexuales y lesbianas? Es un absurdo tener un sexo sin poder actuarlo como sexo. Conclusión: los homosexuales y lesbianas sólo viven para su carne, no para su sexo. Eso es la abominación de la que el Señor habla en Su Palabra.

    • Cristina de López dice:

      Como bien lo dice usted padre, lo que vemos es precisamente la abominación de la que el Señor habla en su Palabra.
      Por ello resulta doloroso, indignante, asqueroso y un largo etcétera leer abominables palabras en boca de “pseudo”‘ sacerdotes, quienes como usted bien lo ha dicho ponen a Dios como un hereje, tonto o mentiroso y elevan al mismo Demonio como “camino, verdad y vida”, atreviéndose a decir, como es el caso de este apóstata chileno, p. Berríos, que ahora son pues los “homosexuales quienes vienen a ayudarnos a ampliar nuestro concepto de sexualidad”.

      Es un verdadero horror ver cómo la PALABRA del mismo Dios es hecha a un lado para en su lugar colocar y enaltecer como “maestros” a aquellos que cometen semejante abominación.

      Todo en Roma es diabólico y todo aquel que no se quiera condenar más le valdría dejar de “aceptar, obedecer y aplaudir sus diabólicas directrices” y esforzarse momento a momento en escuchar, obedecer, amar y defender solo a JESUCRISTO.

      Gracias padre por ser portador de Luz en medio de estas densas tinieblas que hoy en día nos envuelven y buscan devorarnos.

  9. kaoshispano dice:

    Los gays lgtb de género 68, uno de los lobbies del N.O.M. sodomo sioni-mason. Ya tomó Roma sin remedio.Roma manejada por demoniados clericales, Paco1 jesuitas no es si no un payaso, un fetiche, un figurante, un hombrete de paja.

  10. Miguel Angel dice:

    El papa no avala la homosexualidad necios, el papa considera al homosexual como hijo de Dios con dignidad por eso rechaza la enfermedad mas no al enfermo.

    • josephmaryam dice:

      1. Francisco no es Papa;
      2. El homosexual no es hijo de Dios, sino hijo del demonio.
      3. El homosexual no es un enfermo, sino un demonio encarnado.
      4. El homosexual si no vive para quitar su pecado no puede salvarse. Y, por tanto, Dios no lo ama. Dios aborrece a los obradores de la maldad (Salm 5). Dios odia al homosexual y odia su pecado. Dios ama al que lucha por quitar su pecado, al que expía se pecado, al que se arrepiente de su pecado. Dios no ama al comodón, que vive en su maldito pecado, sin hacer nada para quitarlo, sino buscando leyes humanas para seguir viviendo en su maldito pecado.
      5. El homosexual sólo tiene dignidad humana, pero no tiene dignidad moral: no tiene derecho a vivir su homosexualidad. Tiene el deber y la obligación de quitar su pecado de homosexualidad.
      6. Francisco no juzga al homosexual y, por eso, va en contra de la Mente de Dios que le obliga a juzgarlos, no sólo porque es sacerdote, sino porque lo dice Dios. Y, cuando Dios Revela Su Palabra, el hombre está obligado a aceptarla y a ponerla en práctica.
      7. El hombre, que no sigue la Mente de Dios, se vuelve tres cosas: necio, estúpido e idiota.
      a. vive su su vida sin sabiduría divina (como necio, alimentándose de sus inútil sabiduría humana), porque no acepta la Palabra de la Verdad, que sólo Dios puede dar al hombre;
      b. obra su vida en su estúpido pensamiento humano, es decir, con sus errores, falsedades, utopías, ilusiones, mentiras, engaños, etc. El hombre es estúpido porque conoce la Verdad, que viene de Dios, que Dios ha Revelado, pero la desprecia, la interpreta de miles de formas con el solo objetivo de seguir su mente humana y así obrar otra cosa en su vida, lo que a él le parece en su estupidez;
      c. vive en la locura de su pensamiento humano (es idiota), está dando vueltas a lo que su estúpido pensamiento humano le dice, da vueltas a su error, a su engaño, y saca de ese dar vueltas, un absurda filosofía de la vida: como no juzgo al homosexual, entonces se salva porque busca a Dios y es buena persona. El homosexual tiene un problema mental con la sociedad. Y hay que curar ese problema mental haciendo que los hombres los acepten. Vamos a ver cómo ponemos una ley humana, un derecho, una razón, un gobierno, una filosofía, para que los homosexuales sean reconocidos por todos porque son maravillosos como personas, son hijos de Dios, son pobres enfermos. ¡Pobrecitos!
      8. Francisco no pone un camino para resolver el problema homosexual y, por tanto, no puede amar al homosexual. Francisco señala el camino para condenar al homosexual al infierno y, por tanto, los odia. Con su palabra hermosa dice que los ama, pero le trae sin cuidado sus almas. Francisco no vela por el alma del homosexual, sino por su carne. Que sigan en su carne, en su deleite carnal, porque eso es lo que a ellos les gusta.

      9. Usted no cree en el pecado, ni cree en el demonio, tampoco cree en el infierno. No cree en la Revelación de Dios. No cree en Jesús. No cree en nada. Sólo cree en un idiota. Y lucha, en su vida, por el pensamiento de un idiota. ¿Cómo se atreve a decir una mentira afirmándola? El papa no avala la homosexualidad. Esto es una mentira. Y la afirma: saca su conclusión mentirosa. Para Francisco, la homosexualidad es un valor, un bien, un camino, una vida, una respuesta. Y, por eso, no puede juzgar porque es un bien que hay que respetar, que hay que guardar, que hay que defender. No es un mal que hay que corregir, que quitar, que sanar. Francisco quiere la plaga de la homosexualidad. Es decir, quiere otra sodoma y gomorra. ¿Tan ciego anda que no ve esta Verdad? Entonces, también usted comulga con los homosexuales, es uno de ellos. Y eso, no sólo es una necedad, una estupidez y una idiotez, sino una abominación: es un pensamiento y una vida irracional, que ni los animales pueden vivir.
      Sepan hablar con cordura, no con sus estúpidas cabezas humanas.

  11. José Manuel Guerrero dice:

    La bandera satanista y homosexual la llevó Bergoglio en forma de pulserita cutre y hortera sobre su muñeca. Yo dije hace tiempo en otro sitio que Bergoglio es, por entender y apoyar la causa sodomita, reo de este pecado. Una alimaña forma parte del festìn carroñero por el simple hecho de participar en el. Que le pregunten al parguela moseñor Ricca quien es Francisco. Lo adora. Sus caricias lo constata.

  12. Marita dice:

    Esta es la Iglesia de los últimos tiempos, la decadencia y el horror!

  13. Marita dice:

    Aqui les dejo un audio de la entrevista de Spadaro a Francisco. Es un resumen, tocaron diversos temas como el homosexualismo.

    [audio src="http://media.rcn.com.co/audios/rcnradio/Papa-sep23.mp3" /]

  14. Juan Pablo dice:

    ¿Es cierta o trucada la foto de francisco extendiendo la bandera homosexual? Esa foto y el resto así como los videos son una prueba evidente de ser un falso papa. ¿Alguien se imaginó antes de la renuncia de Benedicto un “papa” haciendo así apología de los gay con banderas y pulseras? Francisco no es papa.

    Viene al caso recordar un mensaje privado del 22 de marzo de 2013 (recordar el fatídico 13 de marzo de 2013), mensaje de Dios Padre a J.V.:

    Obviamente no tenemos la certeza de la autenticidad de éstos mensajes, pero yo no los rechazaría sin más:

    “Como os dije, Mis pequeños, sois Mis hijos, sois Mi Creación y os protejo y os guío cuando vosotros os acercáis a Mí y, a veces, aún a pesar de vosotros mismos. Os cuido de satanás, porque es más hábil que vosotros y si Yo no os cuidara, os destrozaría completamente. Por eso, os aviso, Mis pequeños, que el lobo con piel de oveja ya está en su sitio, viene para destruiros, viene para causar un mal mundial, los gobernantes de las naciones lo han reconocido, están con él, lo apoyan, mientras él, os engaña.

    Satanás, tomándolo como instrumento de su mal, dará pronto su último golpe, con el que quisiera destruiros, pero Yo estaré con vosotros y Mi Hija, la Siempre Virgen María, también. El Cielo os protegerá, pero deberéis entender, Mis pequeños, que en grave peligro estáis, si no os protegéis con Mi Gracia, con Mi Amor, cumpliendo Mis Leyes y buscando el servirMe. Mucha maldad se va a desencadenar, Mis pequeños, mucha mentira saldrá de sus labios, pero con su bondad aparente, os llevará al error y muchos creerán estar haciendo el bien cuando, realmente, estarán en contra de lo Mío.

    Los gobiernos se apoyarán los unos a los otros y le darán su lugar, porque saben que es instrumento de satanás, respetarán su trabajo y lo apoyarán. Vosotros, los que estéis Conmigo, seréis perseguidos porque, querréis mantener la Verdad. Os daréis cuenta de la mentira que saldrá de sus labios y de sus acciones pero, por su apariencia trabajada, para dar una benevolencia aparente, hará que muchos se vuelvan contra vosotros, que estaréis en el Bien. El mal irá cundiendo por todos lados, se apoyarán vuestros hermanos en el mal que de él brote, creyendo que es un Bien.”

    Origen:
    http://www.diospadresemanifiesta.com/index.php?option=com_content&task=view&id=1194&Itemid=157

    • josephmaryam dice:

      En cuanto a la foto, anda por internet. No es un truco nuestro. Y lo que importa no es la foto, sino el aplauso que Francisco da a los homosexuales, su apoyo para que sigan siendo una abominación para Dios.
      Francisco enarbola la bandera moral de los homosexuales, no tanto la bandera física. Está de acuerdo con la vida de pecado de esas personas: vive una moral contraria a los mandamientos de Dios. Vive sin moral: una moral decadente y absurda. Por eso, la foto refleja el pensamiento de ese hombre sobre los homosexuales.

  15. José Manuel Guerrero dice:

    “La Iglesia pide a Corea del Norte que permita a un grupo de católicos participar en la Misa del Papa en Seúl”

    Estos tipos de la Nueva Secta Bergogliana son tan imbéciles que son capaces de pasar a las autoridades comunistas un listado con el nombre y la dirección de los norcoreanos que practican el catolicismo. Corea del Norte ejecuta sin piedad a cualquier disidente interno. Y a sus familias las matan de hambre, cuando no son devorados directamente por una jauría de perros más hambrientos que ellos. Corea del Norte es toda ella un campo de concentración comunista tan bestia, inhumano y tenebroso que deja a los antiguos gulags soviéticos como encantadores lugares donde formar una bonita y feliz familia.

    Pero lo importante, como se pueden imaginar, es la foto de Bergoglio con un grupito de norcoreanos católicos, que muy católicos tampoco deben ser si se juntan con el diablo Francisco. Pero bueno, que sabran estos pobres desgraciados de la debacle de la Iglesia.

    La suerte de estos pobres condenados a muerte luego es lo de menos. Qué piensan hacer con ellos cuando acabe el festival francisquista? Dejarlos en manos de sus ejecutores? Devolverlos a Corea del Norte? Se los llevará con él a Casa Santa Marta.

    Lo importante, que es lo que buscan, es la foto del déspota argentino para venderla al mundo entero. A este insólito nivel de incompetencia y locura a llegado esa gentuza del Vaticano.

    – ¡Mirad, el “papa” ecologista amigo de los comunistas ha logrado unir a las dos Coreas…..

    y en ese diabólico plan….

  16. José Manuel Guerrero dice:

    Es el pecado una enfermedad?. No. Pues entonces me pregunto porqué ultimamente desde ciertos sectores eclesiástico, ciertas tribunas religiosas y la misma jerarquìa se insiste una y otra vez que la homosexualidad es una enfermedad y el sodomita un enfermo al que se puede curar con terapias clìnicas psicológicas?. Tanto han dejado de creer en el mal que procede el pecado? Los actos demonìacos basados en la sodomìa es un pecado gravìsimo. Padre, es el pecado, en cambio, una enfermedad del alma?. El alma nace pura, y con el tiempo, como una mala bestia parda refocilándose en un lodazal de impurezas, se va ensuciando con los pecados. Uno lleva a otro, y éste, al siguiente, hasta solidificar pausadamente una robusta coraza de pecados alrededor del alma que ya no permiten la contemplación de la Luz de Dios. Muerte del alma. Fin. Es en esta coraza dura como el pedernal, frìa como el aliento perverso de un déspota, donde germina para el Mal el pecado de sodomìa. La ofrenda al Diablo llega a su culmen.

    —-

    Otra cosa que es importantìsimo ir dejando claro: la mayorìa, por no decir el cien por cien de sacerdotes pederastas son homosexuales. Este infome lo deja absolutamente claro. Haganme el favor de leerlo:

    http://tradiciondigital.es/2013/12/09/una-carta-abierta-al-papa-francisco/

    • Devoto dice:

      El alma NO nace pura, nace manchada por el pecado original, cosa que inclina al alma hacia el mal, luego ya el alma decide si dejarse inclinar al mal o no, ayudado siempre de la gracia del Espíritu Santo recibida en el Bautismo, por tanto aquellos que no se bauticen jamás podrán inclinarse al Bien.

    • josephmaryam dice:

      1. El alma nace con el pecado original: es decir, nace sin vida divina, pero con una vida humana, natural, carnal.
      2. Por tanto, el alma en pecado puede hacer obras buenas naturales, carnales, materiales, humanas. Pero no puede hacer obras divinas, sobrenaturales.
      3. El alma sin gracia no puede salvarse, pero puede caminar hacia la salvación: puede buscar el bien divino que salva, se puede inclinar hacia ese Bien con la ayuda del Espíritu Divino: nadie se puede convertir sin una gracia. La conversión es también una gracia. Recibir la gracia del Bautismo es otra gracia, independientemente del Bautismo.
      4. Sepan discernir las gracias:
      a. la gracia de la salvación;
      b. la gracia de la conversión;
      c. la gracia del bautismo;
      d. la gracia de la santificación;
      e. la gracia de la perseverancia en la conversión;
      f. la gracia de ser fiel a la gracia.

      Todo es Gracia. Nada que el hombre obra es sin Gracia. Quien no posee la Gracia, entonces posee al demonio y obra todo en el demonio: sin la gracia y con el Espíritu del demonio. Pero, puede inclinarse hacia el bien y puede convertirse, con una gracia divina, que Dios da al que quiere y como quiere.

      Sepa comprender que la Silla de Pedro no está vacante porque el Papa Benedicto XVI es el verdadero Papa. Y él no cometió ninguna herejía. Y todos aquellos que, por su fanatismo, quieren ver herejías en todos los Papas anteriores, no podrán salvarse si no quitan su pensamiento diabólico. Cojan el dogma y aprendan que un verdadero Papa nunca dice una herejía.

  17. Cristina de López dice:

    Días atrás y como ya es su costumbre, Bergoglio, alias Francisco, concedió una vez más una “entrevista” al periodista y ateo Scalfari, misma que aprovechó para seguir haciendo lo que el padre en este artículo menciona: arremeter contra la Iglesia… ¡Destruirla!
    Asi pues, vomitando su ya conocido odio contra Ella y colocándose como el “gran salvador y reformador de la Iglesia” volvió a vociferar el caso de los sacerdotes pederastas, entre otras cosas.

    Por supuesto, que dicha entrevista fue puesta en entredicho, como también ya es costumbre, por el padre Lombardi, poniendo en duda lo que se dice “dijo Francisco al periodista”.

    “Como Jesús utilizaré el bastón contra los sacerdotes pederastas”

    Es increíble, frustrante e inaceptable ver cómo esas malditas frases pueden llevar a muchos a aplaudirle a este implacable destructor y peor aún, ver que dichos aplausos vengan de propios sacerdotes, como personalmente me ha tocado escucharlo en alguna homilía que desgraciadamente me ha tocado escuchar.

    http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2014/07/140714_papa_curas_pedofilos_jgc.shtml

Los comentarios están cerrados.

Glosario

Misa espiritual

Benedictus PP. XVI

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Santuario de Fátima

Fátima en directo

Jesús, en Vos confío

A %d blogueros les gusta esto: