Lumen Mariae

Inicio » falsa iglesia » Francisco: ¡vete de la Iglesia Católica!

Francisco: ¡vete de la Iglesia Católica!

Virgen de Guadalupe

Corazón de Jesús

El Gran Milagro

Infiltración en la Iglesia

El Reino de la Paz

escudo

«Hay un gran medio de restauración de la Casa de Mi Hijo. Es una manera sencilla pero dará fruto. Nuestro clero debe regresar a una vida de oración. No reuniréis vuestras ovejas caminando entre ellas y bajando vuestras normas. La base para la Casa de Mi Hijo siempre ha sido firme. ¡No usaréis vuestro rango en la Casa de Mi Hijo para gastar poco a poco las paredes! ¡Vais como roedores perforando en la base de la Casa de Mi Hijo! No necesito nombraros por nombres, hijos Míos. Vosotros quienes usáis los sombreros rojos y los sombreros púrpuras – ¡vosotros sabéis a quien les hablo! ¿Cuándo vais a desechar de la oscuridad de vuestros corazones? Restaurad la Casa de Mi Hijo a su base apropiada; ¡de lo contrario recibiréis la espada! ¡Muchas mitras caen al infierno!» (texto)

Socializar la Iglesia es destruirla, porque el bien común de la Iglesia no es social, sino divino, glorioso, celestial.

Se restaura la Iglesia con oraciones y penitencias, no con el lenguaje de los hombres, que escriben documentos para, después, obrar lo contrario a lo que escriben.

La doctrina de Cristo ya está inventada en la Iglesia. No hay que hacer una ley para que comulguen los malcasados; no hay que hacer una ley para casar a los homosexuales; no hay que hacer una ley para que las mujeres se dediquen a las cosas del Altar; no hay que hacer una ley para poner un gobierno horizontal para que los hombres puedan vomitar sus ideas en la Iglesia. Sólo hay que cumplir las leyes, los reglamentos, la ley de la Fe, de la Gracia, del Espíritu, que nadie la cumple.

Una Iglesia abocada a las injusticias sociales, a los derechos de los hombres, al amor fraterno, es una iglesia del Anticristo. Y, por tanto, es una iglesia de palabra humana, hábilmente escogida para producir el efecto que se quiere: seamos hombres para los hombres, seamos acogedores, seamos benevolentes, seamos estúpidos e idiotas, porque no seguimos la Verdad que Dios ha revelado, sino la que nos inventamos cada día para decirnos a nosotros mismos que trabajamos en el servicio de Dios.

La Iglesia del Vaticano es un conjunto de hombres que han perdido el norte de la fe, que viven como les da la gana y hacen de sus ministerios el instrumento para obrar el mal.

Gente que ya no cree en el dogma. Y el dogma es un misterio, porque la Verdad no está en el hombre, sino en Dios. Y, para poder comprender la Verdad, hay que comprender a Dios: y ¿quién ha medido a Dios? ¿Quién puede abarcar su Inteligencia?

El hombre es su pensamiento: «Ustedes saben que el deber del Cónclave es dar un obispo a Roma» (Francisco, 13 de marzo del 2013). Ya estaba pactado que los Cardenales tenían que elegir un Obispo de Roma, pero no un Papa. El dogma les impedía elegir un Vicario de Cristo; pero no les impedía elegir un Obispo de la ciudad de Roma. Los teólogos saben este punto, pero callan. Saben el fraude de los Cardenales en Roma: un cónclave, no sólo ilícito, sino nulo. Un Cónclave que fue sólo una pantalla exterior para poner al hombre que ellos querían. Y que no podían ponerlo válidamente: el dogma les impide. Pero, quien hace las leyes, hace las trampas.

Ustedes saben que el deber del Cónclave es dar un Vicario de Cristo, pero nos hemos reunido para dar al pueblo de Dios un falso Papa, que tiene que actuar como Obispo de Roma.

Es dogma de fe que el Señor da a Pedro y a sus sucesores el Primado de Jurisdicción; pero no es dogma de fe que el Vicario de Cristo, el Papa, sea también el Obispo de Roma. Es Obispo de Roma porque la Silla de Pedro está en Roma y, por tanto, quien gobierna en Roma es el Papa. Pero el Señor no da a Pedro ser el Obispo de Roma, sino ser Su Vicario. Por eso, dice San Ambrosio: «El Romano Pontífice mismo es Pedro a quien Jesucristo dijo: Tu eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia. Por tanto donde está Pedro, allí está la Iglesia» (R 1261). Para discernir dónde está la Iglesia: si en Roma, si en Jerusalén, si en China, sólo hay que ver dónde está Pedro, no si en Roma hay un Obispo que se sienta en la Silla de Pedro.

En estos momentos, en el Vaticano hay un señor que se sienta en la Silla de Pedro y que se hace llamar Papa. Pero, en ese señor, no está la Iglesia Católica. Jesús no le dijo: Tú eres Pedro. Eso se lo dijo al Papa Benedicto XVI. Los hombres han dicho a Francisco: Tú eres el Obispo de Roma. Actúa como falso Papa y haz lo que te pidamos.

Los Cardenales fueron muy listos para introducir un falso Papa, un antipapa, un impostor, un usurpador de la Sede de Pedro. No lo podían hacer vía legal, vía dogma, pero sí vía ley eclesiástica: elegimos un Obispo de Roma y lo ponemos como falso Vicario de Cristo. Y nadie se entera. Por eso, Francisco da las gracias a los Cardenales: «¡La comunidad diocesana de Roma ya tiene su propio obispo, gracias!». Efectivamente, tiene un nuevo Obispo, pero no puede tener un nuevo Papa. Al mentiroso se le coge en su mentira.

Francisco no puede expresarse como Papa, porque él sabe que no es Papa; pero sí se puede expresar como Obispo de Roma. Esta es la mentira más grande de todas. Aquí se ve cómo mintió a todo el mundo ese hombre cuando salió a decir sus palabras de herejía. Y su mentira escondía la mentira de todos los Cardenales que sabían el juego. Un fraude el cónclave, para poder poner un falso Papa y comenzar a armar una falsa Iglesia en Roma.

Por supuesto, que los Cardenales se reunieron y dieron sus votos: según las leyes canónicas hicieron lo correcto. Pero todo fue un montaje de la Jerarquía masónica, que gobierna la Iglesia actualmente desde el Vaticano, con un falso Papa, que sólo tiene de nombre el ser Papa, pero que no es ni siquiera Obispo.

Al hombre se le ve por su idea: ¿Dónde ha puesto Francisco la Sede de la Iglesia? En el Hotel Santa Marta… ese hotel en el que reside el colegio de los Cardenales, que se incorporan al Cónclave para elegir a los nuevos papas, que en tiempo ordinario sirve de alojamiento a los prelados que habitan o paran en la Ciudad del Vaticano.

Un hotel que no es digno de un Papa, porque eso es lo que obra: obra como un falso Papa. Y, por tanto, vive como un falso Papa. Vive para el mundo, recibiendo a personas que quieren entrar en la Iglesia por la puerta falsa.

¿Dónde está la Iglesia? En Pedro: el Papa Benedicto XVI. En su residencia actual, ahí está la Iglesia verdadera.

¿Qué es lo que hay en el Hotel Santa Marta? El control de los jefes de Estado con sus falsas religiones, hebreos, musulmanes, hinduistas, budistas, etc: es decir, el mundo que se asoma ya en Roma, haciéndola pagana y ramera.

Y ¿qué ha hecho Francisco con los apartamentos papales? Los usa como hospedería, para recibir a los Jefes de Estado y a los Jefes de las distintas falsas religiones, para meter a indigentes, y para rezar tan sólo el Angelus dominical, despreciando – con sus tantas actividades mediáticas bien organizadas por su oficina de marketing – y profanando y demoliendo, con sus manifestaciones públicas equívocas, la Tradición y la Doctrina de la Iglesia, que lamentablemente evidencia no ser más Católica.

¿Qué hace Francisco con el Papa Benedicto XVI? Lo controla: «Hemos hablado y hemos decidido juntos que sería mejor que viese gente, que saliera y participara en la vida de la Iglesia. Una vez vino aquí para la bendición de la estatua de San Miguel Arcángel, luego a un almuerzo en Santa Marta y, después de Navidad, le cursé una invitación para participar en el Consistorio, y él aceptó. Su sabiduría es un don de Dios. Alguno hubiera querido que se retirara en una abadía benedictina lejos del Vaticano. Yo pensé en los abuelos que con su sabiduría y sus consejos fortalecen a la familia, y no merecen terminar en una casa de salud» (Entrevista).

1. A Francisco le interesa muy poco la sabiduría del Papa Benedicto XVI;

2. Francisco emplea siempre su lenguaje sentimental para engañar: yo pensé en los abuelos… En esta frase esconde su verdadera intención: yo pensé en vigilarlo, en tenerlo cerca para ver qué es lo que hace. Que no se vaya a un monasterio. Es toda una institución en la Iglesia. La palabrería de un idiota y de un estúpido.

«Y ahora, vamos a empezar por aquí: el obispo y el pueblo»: la nueva iglesia, contraria a la verdad. El nuevo pueblo: constituido por todos los herejes, cismáticos, hombres que han renegado de su fe católica para dar culto al lenguaje de los hombres, a sus ideas, a sus brillantes teologías, a sus ciencias del mundo.

Francisco ha comenzado algo nuevo, pero le cuesta avanzar, porque no es oro todo lo que reluce. No es fácil destruir una Iglesia de 20 siglos. No es fácil que gente que siempre ha creído la misma verdad quiera aceptar los besos y los abrazos de ese idiota. No se cambia la Tradición con palabras bonitas. Se cambia la Tradición persiguiendo a los que la viven. Y eso no sabe hacerlo Francisco, porque quiere amar a todos y quedar bien con todos. Y, claro, se encuentra con la verdad: nadie lo ama por sus bellas palabras, porque ya los hombres están hartos de gente como Francisco, que habla sus ternuritas para después experimentar en sus vidas que de caridad no hay nada en la Iglesia, de fraternidad, nada.

A Francisco sólo le siguen la gente interesada, que sabe hacerle el juego y saca provecho de todas las cosas. A Francisco se le pone buena cara para que abra puertas en la Iglesia: las puertas al mundo, para que entre toda la bazofia del mundo. Y, por eso, tiene a su jerarquía favorita, que le hace coro, y que predica que ya en la Iglesia surge una nueva primavera. Hay una iglesia emergente con Francisco, con nuevas ideas, con nuevos proyectos. Viva Francisco.

Francisco ha comenzado un nuevo proyecto de Iglesia: con un gobierno horizontal que sólo está preocupado por los asuntos del mundo, pero que ha abandonado a las almas. Ese gobierno ya no salva almas. Está proyectando cómo hacer más felices a los hombres en este mundo.

«Este camino de la Iglesia de Roma, que es el que preside en la caridad todas las iglesias. Un camino de la fraternidad, del amor, de confianza entre nosotros. Por favor, siempre para nosotros: el uno para el otro». 1. Es un camino, el de Francisco, no para la Iglesia Católica, sino para la Iglesia de Roma: una nueva iglesia, una nueva forma de caminar, de vivir, mintiendo a todo el mundo. 2. Que sólo tiene un ideal: la fraternidad. La idea masónica: el uno para el otro. Ya no se vive en Dios, sino en el otro. Ya Dios es un concepto muy hermoso, pero hay que hacer el comunismo y el protestantismo que están en la mente de Francisco. No hay que vivir de dogmas. Ya no hacen falta. Las Verdades Absolutas son de la gente que no sabe amarse, que no sabe mirar al otro, que vive de un pensamiento único. Hay que tener un pensamiento múltiple, universal, elegante, globalizante; es decir, hay que pensar la vida desde el hombre y para el hombre.

«Son más coherentes los cristianos que se hacen budistas o hinduistas o musulmanes que aquéllos que insisten a fin de que la Doctrina Católica sea modificada según sus gustos. Divorciados vueltos a casar, sacerdotes que desean casarse, homosexuales practicantes, mujeres que quieren ser sacerdotes y así sucesivamente (vale decir, píldora, aborto, eutanasia, inseminación artificial, úteros en alquiler…): a todos ellos, si propusieran tales pretensiones a cualquier otra religión, se les echaría con cajas destempladas. Así, continúan zumbando como moscas en torno a la miel, asediando a la Iglesia que no tiene el coraje de decirles que se vayan a rondar a otra parte. Se comportan como uno que, habiéndose inscrito en un club de bridge, comienza a hacer problemas porque él prefiere otro juego de naipes, el “scopone”, en lugar del bridge. Cuando muchos discípulos abandonaron a Jesús porque su «lenguaje» era «duro», Cristo, no sólo no se inmutó, sino que incluso preguntó a los Apóstoles si acaso también ellos querían irse. Ciertamente, no le fue placentero hacerlo, pero, debiendo elegir entre su doctrina y el tener muchos seguidores, no tuvo dudas. No es obligatorio ser católico y, si a una persona la doctrina le resulta demasiado gravosa, puede siempre irse. O, inclusive, directamente no acercarse a ella. El hecho es que, hurgando más a fondo, se puede querer el oro y el moro, o sea, hacer lo que le parece a uno en esta vida y tener asimismo el pasaporte para la bienaventuranza eterna. Pero, aun si una Iglesia atemorizada concediera dicho pasaporte, ¿se puede creer verdaderamente que el Padre Eterno (dueño también de la Iglesia) dejaría entrar a dicha persona? Leamos el Evangelio y descubriremos que esa persona, y los que le han dado el pasaporte, serán únicamente merecedores de castigo» (Rino Cammilleri, católico, ensayista y novelista, uno de los más destacados apologetas italianos).

¡Cuántos sombreros rojos y sombreros púrpuras hay que no se van de la Iglesia para dedicarse a sus vidas de pecado, y siguen en ella para destruirla!

Francisco: ¡vete de la Iglesia para ser judio o masón o lo que quieras! Pero no estés en Ella llorando por los problemas de los hombres, y queriendo que los demás sigan tu estúpido pensamiento humano, porque predicas un falso amor al hombre. Eres un protestante y un comunista en tus ideas. Y tu vida es la de un masón. Entonces, ¿qué quieres de la Iglesia? ¿Que te haga caso porque vives tu vida como lo haces? ¿Es que no sabes que hay que predicar con el ejemplo? Si eres un masón, entonces vete de la Iglesia y vive como masón y predica como masón. Pero no seas idiota: ¡no estés en la Iglesia Católica queriendo convencer a los católcios que se hagan masones!

Francisco: no eres coherente con tu traje de Obispo. ¡Quítatelo y entonces tus ideas convencerán a muchos!

Francisco: deja de decirte que eres humilde y pobre porque te vistes y vives como los pobres. Quítate la careta de la humildad y de la pobreza, y llama a las cosas por sus nombres: eres avaricioso y codicioso, como todos los hombres somos. No quieras ser el santo de la humildad y de la pobreza porque tu cara es la de un demonio encarnado donde se transparenta tu soberbia y tu lujuria de la vida.

San Francisco de Asís se fue al monte desnudo de todo para encontrar el Amor de Dios. Y, cuando ese Amor tomó posesión de todo su corazón, no quiso nada de los hombres y predicó con el ejemplo, no con las palabras.

Francisco: no tienes ni idea de lo que significa quedarse desnudo de todo lo humano, porque vives buscando el dinero para resolver los problemas humanos que Dios no quiere resolver.

Francisco: no tienes ni idea de las exigencias del amor de Dios en un corazón, porque te has puesto por encima de Dios y has hecho de tu corazón el arrabal de todos los demonios.

Francisco: vete a tu casa y deja la Iglesia en paz, que sólo sirves para destruirla.

¡Cuántos Obispos van para el infierno, por seguir la mente de Francisco, y cuántas almas, cuanto rebaño engañado por esa Jerarquía del demonio que ha hecho de la Iglesia la Ramera del mundo.

Anuncios

6 comentarios

  1. Vania dice:

    …..Qué horror lo que estamos viviendo durante este Pontificado! Cada día más, comprendo el dolor de Jesús!

    APARECEN MÁS REVELACIONES SOBRE EL PAPA FRANCISCO
    COMPARTO LA PUBLICACION DE CARLOS EN EL GRUPO SEÑALES DEL FIN DE LOS TIEMPOS.
    “La visión del “Corazón de Bergoglio” (es decir: papa Francisco ‘)
    Muchos niños en el mundo están recibiendo sueños y visiones de Dios nuestro Padre y de Jesucristo.
    Conozco a dos niños. Son menores de 10 años de edad. Están viendo tanto el corazón negro del señor Bergoglio (es decir, Francisco ), enteramente negro. Tanto los niños dijeron que Jesús les dijo durante la visión, que Él no puede permanecer en su corazón, sino que también a causa de los cinco demonios en su cuerpo, que los niños están viendo en el interior. Pero, como usted sabe, cada estado espiritual puede cambiar con nuestra oración.

    Los niños no ven ninguna cruz en la frente, que es el signo del sello del Dios Vivo, que están viendo en la frente de la Iglesia Remanente fiel. Los niños ven también en el interior de su cuerpo el microchip en la mano, un pequeño objeto con el tamaño de un grano de arroz y el número oculto en el interior 666.
    Sin ningún conocimiento previo de la operación el señor Bergoglio tenía y que ahora vive con un solo pulmón, dijeron que estaban viendo un solo pulmón. Esto solo lo puede confirmar la verdadera gracia de ver a través de los ojos de Dios, con lo que estos niños, son agraciados y bendecidos.

    Sus visiones son una bendición para esta misión de salvar almas. Esto es una bendición para el remanente santo de poder compartir esto de las bocas de los niños. Esta es también la Voluntad de Dios, como decían los niños, al compartir esta visión con todos ustedes, como una señal para que ustedes crean en su profecía final.

    Los niños dijeron que los corazones del Santo Remanente son brillantes, la luz viene desde el corazón y también de la cruz en la frente, que es la luz de Jesús si los corazones están en estado de gracia. Dijeron que algunos de ellos están brillando más, si son santos. Los demonios están cegados por la luz y están huyendo de aquellos de ustedes que son los más puros!
    Si el papa negro se une con el cuerpo de Cristo en la Eucaristía podría escandalizarnos a nosotros y dejarnos confundidos. Es por eso que los niños explican que los demonios más fuertes resisten a la presencia de Dios, en lo que ellos han observado con su experiencia de verlos. Los demonios son torturados por su santa presencia.

    Ellos dijeron que Dios mismo está sufriendo por estas comuniones, en el estado de los pecados mas grandes. Eso es por desgracia, por esta razón Bergoglio (es decir: el Papa) está tomando la Sagrada Eucaristía, el anfitrión en su cuerpo, porque conoce los efectos y él odia a Dios. Esta fué la explicación dada por el mismo Jesús. Sin embargo, los niños dan fe, de que incluso el propio Bergoglio está sufriendo dentro de su cuerpo por la quemada, así como los demonios mismos en el momento de la comunión. Pero después de entrar en el cuerpo, Jesús lo deja a solas con sus demonios. Una verdadera comunión es imposible!

    Las reformas de la liturgia se producen, porque el único que no se puede desnudar ni soportar la comunión, la Santa Eucaristía, es el propio anticristo. El objetivo de Bergoglio es detener la transformación del pan en Cristo, no sólo para el Anticristo, sino también para sí mismo.
    SALUDOS , EN CRISTO!

    EL LLAMADO PAPA FRANCISCO DIJO :

    ” YO NO CREO EN DIOS,
    NO EN UN DIOS CATOLICO;
    NO EXISTE UN DIOS CATOLICO.
    YO CREO EN JESUCRISTO,
    SU ENCARNACION.
    JESUS ES MI MAESTRO,
    MI PASTOR,
    PERO DIOS, EL PADRE, ABBA,
    ES LA LUZ Y EL CREADOR.
    ESTE ES MI SER ”

    ESAS PALABRAS SON UNA GRAN BLASFEMIA CONTRA DIOS.

    ESAS MISMAS PALABRAS Y CREENCIAS LAS PUEDE DECIR
    Y TENER UN PROTESTANTE, UN EVANGELICO , UN LUTERANO , UN MORMON, UN TESTIGO DE JEHOVA, HASTA LA GENTE MUNDANA , ETC…

    LA IGLESIA DE DIOS NO ES CUALQUIER IGLESIA, ES LA IGLESIA CATOLICA,
    NO OTRA.
    POR LO TANTO DECIR NO CREO EN UN DIOS
    CATOLICO, ES IR CONTRA DIOS , PUES EN LA IGLESIA CATOLICA Y NO EN OTRA ESTA LA SALVACION.

    EN LA IGLESIA CATOLICA ESTA LA SALVACION.

    A QUE CATOLICO SE LE OCURRIRIA DECIR JAMAS , DIOS NO ES UN DIOS CATOLICO.

    EL CREDO DICE :
    CREO EN DIOS , PADRE TODOPODEROSO CREADOR … CREO EN LA IGLESIA QUE ES UNA , SANTA , CATOLICA …

    ¿ ENTONCES , DIOS NO ES UN DIOS CATOLICO ? …

    UNA MUESTRA MAS QUE CONFIRMA LA VERDAD DE LOS VIDENTES E INSTRUMENTOS QUE NOS ADVIERTEN EN MONBRE DE DIOS, DE QUE EL ENEMIGO
    ESTA GUIANDO A LA IGLESIA CATOLICA , POR MEDIO DEL
    LLAMADO ‘PAPA FRANCISCO’, HACIA LA PERDICION!

    SALUDOS , EN CRISTO!
    YA TODO SE ESTA CUMPLIENDO … EL TEMPLO PARA ADORAR A LA BESTIA , AL HIJO DE LA PERDICIÓN, AL ANTICRISTO COMO A DIOS.
    TODO SIGUE EL PLAN TRAZADO POR SATANÁS Y SUS ÁNGELES , HASTA QUE DIOS DIGA BASTA!

    .

  2. Vania dice:

    oh no que mostruo tenemos en Roma, que triste realidad la que estamos presenciando, irrespetuoso con sus semejantes, nos queda unicamente por el bien de la Iglesia remanente seguir en fidelidad a nuestro santo Papa Benedikto VXI, uniendo nuestras oraciones a las intenciones de su santidad Benedikto XVI y ofreciendo las misas por el, me pregunto habra alguna forma de unirnos y hacer que este inicuo abandone la silla de Pedro, no podemos seguir permitiendo que sigua escupiendo en la cara a nuestro amado Jesus. que dolor Dios mio.

  3. José Manuel Guerrero dice:

    El pantalón negro de Bergoglio habla profundamente a quien lo quiera oir sobre su enfermiza obsesión por demostrar al mundo que es una persona humilde. La humildad de los desvergonzados, la humildad del numerito de ir a pagar la cuenta al hotel acompañado por fotógrafos…. Se trabaja hasta la saciedad esa imagen humilde, falsa como su lengua, pringosa como su sintaxis. Y lo ùnico que consigue verdaderamente es que cualquier persona con dos dedos de frente y sin afición por la idolatrìa descubra que tras esa impostura estética, tras esos gestos obscenos, se esconde un impostor chapoteando a tiempo completo en las aguas de la demagogia tercermundista. Es su peculiar estilo para llegar a la masa amorfa ahita de dueño y señor.

  4. José Manuel Guerrero dice:

    He llegado a este demoledor artìculo sobre Bergoglio en sus tiempos de cardenal en la Argentina. Este hombre da mucho miedo. Es un verdadero peón al servicio del Maligno. Sus ansias de poder le delatan, antes y después. Nadie podrá negar en el futuro que desconocìa el proceder de este fulano.

    http://archive.today/qNSVv

    • José Manuel Guerrero dice:

      Y menos que nadie, los periodistas y religiosos que nos avisaron con tiempo de la pasta que está hecho Bergoglio para, poco después, asquerosamente, aceptar por un plato de lentejas y unas cuantas prebendas el yugo maldito que les aplasta la dignidad. Tanto años creyéndose católicos, y al final solo son desechos de tientas al servicio de un cabrito. Traidores a Cristo.

  5. Juan Pablo dice:

    Clarísimo. Triste, porque estamos hablando de la Iglesia de Cristo, pero genial. Irrefutable. Y si no, que alguien demuestre lo contrario.
    El Santo Padre Benedicto XVI no puede ser “abuelo” porque para ser abuelo hay que casarse, tener hijos y tener hijos de sus hijos y Benedicto XVI es ante todo sacerdote. Me parece horrible el trato de abuelo a un Papa.

Los comentarios están cerrados.

Glosario

Misa espiritual

Benedictus PP. XVI

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Santuario de Fátima

Fátima en directo

Jesús, en Vos confío

A %d blogueros les gusta esto: