Lumen Mariae

Inicio » comunismo » Es imposible buscar un bien común mundial

Es imposible buscar un bien común mundial

Virgen de Guadalupe

Corazón de Jesús

El Gran Milagro

Infiltración en la Iglesia

El Reino de la Paz

p31d_large

La Verdad nadie la quiere escuchar porque asusta: «Toma y cómelo, y amargará tu vientre, mas en tu boca será dulce como la miel» (Ap 10, 10).

La Verdad, es dulce predicarla, pero es amarga para la vida, porque nadie apoya al que dice la Verdad. Todos le dejan a un lado, porque la Verdad mete miedo a la razón del hombre. La Verdad descoloca la mente de los hombres de sus medidas, de sus planteamientos, de sus seguridades, al ponerles un camino oscuro de fe; un camino que sólo se puede conocer siguiendo al Espíritu de la Verdad; un camino que el hombre nunca puede pensar, nunca puede adivinarlo, nunca puede abarcarlo con su intelecto humano.

Por eso, cuando no se cree en la Verdad, que es Cristo, se dice esta herejía: «La Iglesia, que es discípula misionera, necesita crecer en su interpretación de la Palabra revelada y en su comprensión de la verdad» (EG, n. 40). Este pensamiento es fruto de la respuesta que Francisco, en su búsqueda de la conexión entre la fe y la verdad, da: «la pregunta por la verdad es una cuestión de memoria, de memoria profunda, pues se dirige a algo que nos precede y, de este modo, puede conseguir unirnos más allá de nuestro « yo » pequeño y limitado. Es la pregunta sobre el origen de todo, a cuya luz se puede ver la meta y, con eso, también el sentido del camino común» (LF, n. 26).

La Verdad no es, para Francisco, la adecuación de la mente a la realidad, sino una cuestión de memoria. Es decir, la verdad está en cada mente humana, en las ideas de cada hombre. Esas ideas pueden ser, más o menos perfectas, buenas, malas; pero son la verdad. Por eso, él dice que la Iglesia tiene que creer en su interpretación de la Palabra, en su memoria, en su discurso intelectual, en sus estudios, en sus filosofías, en sus teologías. Pero no puede decir que la Iglesia necesita creer en la Palabra Revelada. Se cree a Dios que revela, que habla. Pero no se cree al hombre que interpreta o a la Iglesia que interpreta.

Se cree a la Iglesia que enseña la misma Palabra de Dios sin cambiarla nada. Por eso, hay un magisterio infalible en la Iglesia: hay unos dogmas que no se pueden tocar. Y esos dogmas no son una interpretación de la Palabra de Dios, sino que son la misma Palabra de Dios. Es la misma enseñanza divina, que no tiene tiempo, que es siempre la misma para todos los hombres y para cualquier circunstancia de la vida de los hombres. Es una Verdad que nunca pasa y que sólo puede ser creída, no pensada. No se llega a ella pensando, no es cierta por un pensamiento teológico, sino que se llega a ella creyéndole a Dios que la dice sin más, sin dar argumentos al hombre, sin explicarla, para que el hombre viva de fe, no de razones, no de memoria, no de una acto intelectual.

Por eso, cuesta decir la verdad, hablar con la verdad y creer a la verdad. Es muy fácil hablar nuestras verdades (las que nos gustan, las que nos hacen sentir bien, las que nos producen un acercamiento a los hombres), creer en nuestros sagaces pensamientos; es muy fácil medirlo todo con nuestros inútiles pensamientos; es muy fácil hacer del Misterio de Dios una filosofía para el hombre, un lenguaje para el mundo, un gobierno para los hombres.

Al hablar así, Francisco tiene que anular toda Verdad y buscar las verdades que le interesan para hacer su iglesia, su evangelio, su estilo de vida como sacerdote.

Por eso, en su evangelium gaudium anula el Misterio de la Cruz, la Obra Redentora que Cristo vino a hacer en este mundo, que está maldito por el pecado de Adán. Lo anula para poner su idea de los pobres y del amor fraterno.

1. «Cada cristiano y cada comunidad están llamados a ser instrumentos de Dios para la liberación y promoción de los pobres, de manera que puedan integrarse plenamente en la sociedad; esto supone que seamos dóciles y atentos para escuchar el clamor del pobre y socorrerlo» (EG, n. 187). Francisco está haciendo su progresismo en la Iglesia, su populismo, su comunismo, su protestantismo. Porque no comprende la obra social de la Iglesia. Y no puede llegar a comprenderla porque ha anulado la esencia de la fe en Cristo.

Cristo sufre y muere para salvar y santificar cada alma. Eso es el Misterio de la Cruz. Cristo no sufre ni muere para llenar estómagos en Su Iglesia, que es a lo que se dedica este hombre: «El mal más grave que afecta al mundo en estos años es el paro juvenil y la soledad de los ancianos. Los mayores necesitan atención y compañía, los jóvenes trabajo y esperanza, pero no tienen ni el uno ni la otra; lo peor: que ya no los buscan más. Les han aplastado el presente. Dígame usted : ¿se puede vivir aplastado en el presente? ¿Sin memoria del pasado y sin el deseo de proyectarse en el futuro construyendo un proyecto, un futuro, una familia? ¿Es posible continuar así? Este, en mi opinión, es el problema más urgente que la Iglesia tiene que enfrentar» (Entrevista a Scalfarri).

Si Francisco tuviera un poco de vida espiritual diría: El mal más grave que afecta al mundo en estos años es la falta de fe en los mandamientos divinos, en lo que Dios ha revelado. Como la gente no cree en la ley divina, como la gente no tiene vida moral, no sigue una norma de moralidad y, por tanto, no practica las virtudes morales, entonces tiene lo que se merece: paro juvenil, soledad en los ancianos, etc. Porque, al no cumplir con los mandamientos de Dios, no se puede amar a Dios ni al prójimo y, por tanto, los hombres se aplastan unos a otros, los hombres hacen guerras entre sí.

Pero, como a Francisco le es imposible creer en Cristo, en su obra, tiene que decir: «¿Sin memoria del pasado y sin el deseo de proyectarse en el futuro construyendo un proyecto, un futuro, una familia?». Es un hombre que si no hace un acto de memoria no puede vivir. Francisco no vive para hacer un acto de fe: no sabe tener fe. Sólo vive para encontrar el pensamiento que más le guste en su vida miserable de hombre.

No se vive para una memoria, no se hace una familia para un bien humano, para un bienestar humano, para un futuro diseñado por los hombres. No hay que buscar el bien común humano, sino el bien común divino, el que Dios pone a una familia, a una sociedad, a un mundo que cumple con la ley eterna.

En la Iglesia se está para diseñar la ciudad católica, el Reino de Dios, que no tiene nada que ver con los reinos y ciudades humanas, sociales, culturales económicos, de los hombres. Porque «Mi Reino no es de este mundo». Pero Francisco no cree en esta Palabra Divina, y por eso busca el Reino de Dios en este mundo, humanizando lo divino, abajando lo sagrado a la mente del hombre.

Por eso, Francisco se dedica a poner en los hombres el Evangelio: «Es imperiosa la necesidad de evangelizar las culturas para inculturar el Evangelio» (EG, n. 69). El Evangelio de Cristo es para el alma, no para las culturas. Pero como Francisco cree que el alma no puede creer por sí misma, por eso dice esta frase. Hay que creer en masa, en la cultura de cada hombre, en una comunidad. Hay que hace grupos de hombres y allí inculturar el Evangelio, hacer cultura del Evangelio, hacer una ideología, un proselitismo, porque la Iglesia -dirá ese hereje- crece por atracción de ideas: busquemos la idea que más atraiga. Busquemos la moda; busquemos lo que al hombre le gusta. Esto es, sencillamente, destruir la Palabra de Dios con las culturas, con las ciencias, con las filosofías de los hombres.

El hombre, para creer en Cristo, tiene que salir de sus culturas, de su sabiduría humana. Si no hace esto, entonces el hombre, sencillamente, se inventa su evangelio en su cultura, en su ciencia, en su progreso técnico. Y, por supuesto, se inventa su iglesia para el evangelio de su cultura. Por eso, a Francisco le gusta hablar del evangelio de los pobres, del evangelio de las familias, del evangelio de todo el mundo. Pero no habla del Evangelio de Cristo.

2. «Mientras no se resuelvan radicalmente los problemas de los pobres, renunciando a la autonomía absoluta de los mercados y de la especulación financiera y atacando las causas estructurales de la inequidad, no se resolverán los problemas del mundo y en definitiva ningún problema» (EG, n. 202). Esto es querer construir una casa por el tejado.

¿Qué enseña la Iglesia?: «es preciso promover una regulación razonable del mercado y de las iniciativas económicas según una justa jerarquía de valores y con vistas al bien común» (Catecismo, 2425).

Una cosa es la primacía absoluta de la ley de mercado sobre el trabajo humano, en que se basa el liberalismo económico, y que es algo inmoral; y otra cosa es la autonomía de los mercados. No se puede suprimir la libertad humana y, por tanto, no se puede quitar la autonomía de las obras de esa libertad en el mercado. El hombre, en su libertad, tiene que practicar las virtudes morales para que el mercado no produzca ninguna injusticia, no rebaje a la persona, no la lleve a una visión materialista, consumista de la vida.

Francisco quiere cargarse la libertad del mercado. Esto es propio del comunismo. Hay que regular, según normas morales, naturales, divinas, el mercado. Y, entonces, la especulación financiera será recta.

Pero Francisco se olvida del pecado de avaricia y de usura: «Mientras no se resuelvan radicalmente los problemas de los pobres». Es siempre su error, su constante error. Mientras no se resuelven radicalmente el pecado de los ricos y de los pobres: su avaricia, su codicia, su usura; entonces no se resuelven los problemas económicos.

Este fallo de visión es fruto de su negación del Misterio de la Cruz: si se niega que Cristo vino a sufrir y a morir, y se pone por encima la idea de que Cristo viene a remediar, a liberar, la vida de los pobres de su pobreza material, entonces tiene que caer en una grave herejía.

3. «La política, tan denigrada, es una altísima vocación, es una de las formas más preciosas de la caridad porque busca el bien común» (EG, n. 205). Esto, no es sólo un pensamiento necio, sino el más estúpido de todos .

El hombre es un ser social y político por naturaleza. En el hombre está la vocación al amor, a obrar lo divino en lo humano. Y, por tanto, toda política que no refleje lo que es el hombre, que vaya en contra de lo que es el hombre, no sirve para nada. Ni la política, ni la filosofía, ni la ciencia, ni la sabiduría humana, son vocaciones, sino que son instrumentos, recursos que el hombre tiene para dar su vocación divina, para ser lo que es en su naturaleza humana.

La política es lo más contrario a la caridad. Si el corazón del hombre no practica la virtud de la caridad, por más política que haga, no se ve en lo social ninguna caridad, ningún amor a Dios ni al prójimo.

Es el hombre el que busca el bien común, no la política. Los sistemas políticos buscan sus intereses en el mundo, pero no el bien común. El bien no es algo de la masa, de la comunidad, sino del hombre. Hay un bien particular que todo hombre busca en su vida y un bien común, que debe ser realizado en la voluntad de Dios. El hombre tiene que saber discernir los distintos bienes comunes, porque no todos son apropiados ni para un sistema político ni económico.

«Ruego al Señor que nos regale más políticos a quienes les duela de verdad la sociedad, el pueblo, la vida de los pobres!»: Francisco siempre se olvida de que los políticos tienen que tener vida moral, práctica de virtudes para hacer un bien común en la política. Un bien común sin injusticas. Y esto es lo más difícil sin vida espiritual. Y muchos políticos de Dios no quieren saber nada. Hay que pedir al Señor que los políticos sientan dolor de sus propios pecados, se arrepientan de ellos, hagan penitencia por ellos y, entonces, van a resolver la vida de los pobres. No hay que pedir a Dios que los políticos se acuerden de los pobres, sino de sus pecados personales.

4. «La economía, como la misma palabra indica, debería ser el arte de alcanzar una adecuada administración de la casa común, que es el mundo entero» (EG, n 206).

La economía, como la misma palabra indica es, en griego, οἰκονομία [oikonomía], de οἶκος [oikos], ‘casa’, y νόμος [nomos], ‘ley’; es decir, la ley de la casa. Y el mundo entero, no es la casa de los hombres. Y una sociedad no es la casa de los hombres. Y una familia no es la casa de los hombres. Ni el propio hombre es casa para sí mismo.

La economía es regular, mediante normas divinas, los asuntos de los hombres: en lo social, en lo cultural, en lo político, en lo humano. Se dan normas. No es un arte, no es una ciencia humana. Son normas para alcanzar un bien común, distinto del bien particular. Y, por tanto, hay bienes comunes diferentes, de acuerdo a lo que viva cada hombre. Hay un bien común para la familia, otro para el matrimonio, otro para el trabajo, otro para la sociedad, etc. Y, por tanto, según el bien común buscado, existirá una economía para la familia, otra para el matrimonio, otra para el trabajo, etc. Son diferentes economías; son diferentes reglas, leyes, porque son diferentes bienes comunes a alcanzar.

Y, por tanto, no se puede hablar de una economía mundial. Eso es una aberración, una abominación. Por eso, en aquellos países en los que se da una moneda para todos, caen en esta aberración. Cada país es distinto en su economía como país, porque los hombres son diferentes en sus vidas y en sus obras particulares, familiares, etc. Hay hombres más emprendedores y otros menos en el trabajo. Hay trabajos más delicados, que necesitan de una economía más flexible, y otros con otra diferente economía. No se puede regular un bien común mundial. El bien común es para cada acto de la vida del hombre. Depende de lo que el hombre viva y obre. Depende del fin que ponga el hombre a su vida. Querer regular un bien común mundial es querer poner un fin mundial, terrenal, a la vida de todos los hombres. Y eso es una aberración moral.

5. «Cualquier comunidad de la Iglesia, en la medida en que pretenda subsistir tranquila sin ocuparse creativamente y cooperar con eficiencia para que los pobres vivan con dignidad y para incluir a todos, también correrá el riesgo de la disolución, aunque hable de temas sociales o critique a los gobiernos. Fácilmente terminará sumida en la mundanidad espiritual, disimulada con prácticas religiosas, con reuniones infecundas o con discursos vacíos» (EG, n 207). Esto se llama perder la cabeza y publicar que se ha vuelto loco. Aquí está plasmada su idea masónica sobre el nuevo orden mundial. Aquí está, no sólo la estupidez de un hombre, que no sabe lo que es la doctrina social de la Iglesia, sino la locura de una mente que sólo tiene una idea: el amor a los hombres. En ese amor, que es una idolatría en Francisco, dice una blasfemia contra el Espíritu Santo: cualquier comunidad de la Iglesia que no se ocupe de los pobres e incluya a todos, se disolverá, será mundana, profana, vacía de Dios. En otras palabras, sólo Francisco tiene el Espíritu Santo en la Iglesia, y sólo su idea de los pobres es lo que hace a la Iglesia Santa, Universal, Romana, Católica, Una.

En esta palabras se ve, con gran evidencia, que Francisco se ha alejado del Evangelio de Cristo y sólo le interesa el evangelio de sus pobres, de la fraternidad, del bien común mundial. Se cree el más inteligente de todos con esta basura intelectual, que ha destilado en su evangelium gaudium. Si la Iglesia no trabaja por lo pobres y para unir a todos los hombres, entonces es mundana, entonces se disuelve. ¡Gran locura de la mente de Francisco!

¿Y se atreverá alguien a exigir obediencia a la mente de un loco en la Iglesia? Después de leer estas babosidades, ¿alguien en la Jerarquía tendrá la estupidez de decir que la doctrina de Francisco es católica, es muy hermosa?

Después de ver la ruina a la cual Francisco ha llevado a la Iglesia, desde que se sentó en el Trono, que no le pertenece, sino que se lo ha robado al legítimo Papa, Benedicto XVI, ¿a alguien le cabe alguna duda de que en el Sínodo la Iglesia va a comenzar su cisma abiertamente?¿Es que no ven que la doctrina de Francisco separa a la Iglesia de la doctrina de Cristo? ¿Es que no ven que Francisco nunca predica de la expiación, del sufrimiento, del pecado, de la penitencia, de la cruz, del infierno, del purgatorio, sino que sólo está en sus pobres y en cómo besar el trasero de todos los hombres?

Mayor estupidez y locura no puede estar sentada en el trono de Pedro.

Si esto es Magisterio de la Iglesia, entonces ¿qué son los escritos de Marx y de Lutero? Sigan lo que pensaron esos personajes y tendrán la mente de Francisco al dedillo.

Es triste comprobar cómo la Jerarquía se ha acomodado al engaño y ha dado la espalda a Cristo en la Iglesia. Está mirando lo que un dictador de mentiras está publicando en la Iglesia. Está observando como un hombre sin fe habla de lo que no sabe. Aplaude la mente de un loco en la Iglesia y ha abandonado a sus ovejas por hacer la pelota a un idiota.

Cuando Francisco abre su bocazas es para vomitar su demonio: el demonio que le lleva a la condenación en vida. Si no cambia, muy pronto veremos señales de su condenación en la Iglesia.

Anuncios

27 comentarios

  1. Bertha Zapata dice:

    Existe una serie de videos del Padre Iglesias, y en uno de ellos explica el significado del emblema de Bergoglio cuando era obispo de Buenos Aires y como se efectuaron los cambios hacia el actual emblema.
    http://gloria.tv/?media=631704
    A partir de este video se pueden obtener los demás, no los he visto todos pero admiro el valor de este sacerdote, que habla claramente de las intenciones de la actual jerarquía y de las herejías que están apareciendo cada vez más abiertamente, para consternación de los verdaderos católicos. B.Z.

  2. Marita dice:

    Ad Filomena
    Disculpe Filomena , no habia leído su ultimo mensaje, pero ahora me he quedado preocupada con el tema de esas estrellas de cinco puntas.
    Ayuda, por favor!

  3. José Manuel Guerrero dice:

    EL LLAMADO ENCUENTRO DE PAZ DE FRANCISCO :

    «Espero que este encuentro sea el comienzo de un camino nuevo en busca de lo que une, para superar lo que divide» 

    Preguntamos: ¿Qué es lo que fundamentalmente ha dividido a los Cristianos de los Judíos y los Musulmanes?

    La respuesta es que fundamentalmente a los cristianos nos divide de los Judíos y musulmanes el CREER QUE JESUCRISTO ES DIOS.

  4. maria ines dice:

    A eso apuntaba yo,a que lo que salva es la Fe en Cristo.Sé de muchas personas que estan desesperadas por tener(comprar) las medallas para ser salvadas ellas y las personas que las lleven!!!! Por eso escribi lo anterior.Sé que no salvan las medallas por si solas. aunque en alguno de los mensajes diga que el que la lleve recibira gracias d conversion.El que salva es Cristo, su Madre nos lleva a El, pero solo El salva!!!.No puedo entender la desesperacion de tantos que se aferran a un trozo de alummino, en verdad me asusta.Lo de mas de 7 mil millones salvados lo extraje de mas de 2 mensajes a MDM que afirmaban esto.(antes de lo de las medallas)Ojala sea asi.Bendiciones.

    • Marita dice:

      Cierto lo que usted dice. De todos modos una medalla es solo un sacramental que llevado con fe ayuda. Pero no olvidemos que la Virgen además esta pidiendo lo siguiente:
      Todos aquellos, que reciban la Medalla de Salvación, deben rezar esta
      Cruzada de Oración (115): Por el Don de la Conversión

      Oh Madre de la Salvación, cubre mi alma con Tus lágrimas de Salvación!
      Líbrame de dudas!
      Tráeme paz y consuelo!
      Ruega para que yo sea realmente convertido!
      Ayúdame a aceptar la Verdad y a abrir mi corazón,
      para recibir la Misericordia de Tu Hijo, Jesucristo. Amén.

  5. maria ines dice:

    Disculpenmde.a mi, cuando se empieza a hablar de dinero ,,,y mucho, las cosas me suenan mal.Dicen que las medallas convertiran miles de millones de almas(en el mundo hay poco mas de 7 mil millones,entonces seriamos todos salvos),En Argentina, cada medalla nos cuesta 1 Euro y envio (dicen tambien 1euro) Eso suma mucho dinero!!!! No habra forma para que se fabrique por donaciones y solo cobrar el envio? Asi no estaria tan en duda un supuesto lucro con las mismas.Y aclaro, yo creo en los mensajes a MDM pero esto, mmmmhhh,no me cierra.Perdon si me equivoco.Muchas gracias.

    • josephmaryam dice:

      Las medallas sólo convierten si la persona tiene fe en Cristo. Si no hay esa fe, la medalla no convierte. Luego, no puede darse la conclusión de que todos nos salvamos. Sepan pensar las cosas.
      Todo cuesta en esta vida. Y el problema no es hablar de dinero, sino hablar de fe. Cuando hay fe, el dinero viene: ya sea para pagar, ya sea para donar medallas. Lo que importa es la fe, no hacer un plan para repartir medallas, para fabricar por donación.
      El problema es que queremos medir la fe. Y si repartimos medallas gratis, entonces hay más gente que las recibe y se salva. Y este planteamiento es una falacia.
      Que cada uno, en su fe, obre lo que el Señor le inspire, pero no hagan negocio de la fe.

  6. Marita dice:

    Ad Filomena
    A mi personalmente la Medalla de la Salvación no me inquieta, no me transmite nada malo. Tampoco soy ninguna autoridad, pero siento que esta bien.
    De todos modos para su tranquilidad la medalla de la Milagrosa, también tiene sus estrellitas de cinco puntas y estan bien. A lo que sí debemos estar alertas es las estrellas de cinco puntas invertidas pues son satánicas.
    Aqui envío un link donde Ud. podrá ver una imagen de la Medalla Milagrosa tal como es, con sus estrellas de cinco puntas.

    Disculpen si opino. Muchas gracias

  7. josephmaryam dice:

    Ap 22, 16: «Yo soy la Raíz y el linaje de David, la Estrella brillante de la Mañana».

    Jesús es la estrella de la mañana, que es Venus. Y todo el problema está en cómo se dibuja una estrella de venus: 5,6,8,12, puntas.
    La estrella de Belén es representado con ocho puntas:

    En la medalla milagrosa, las doce estrellas tiene cinco puntas:

    El escudo del carmelo hay estrellas con seis puntas:

    Venus, para los científicos hace un recorrido, alrededor del Sol, formando una estrella de cinco puntas:

    En la teología no hemos encontrado nada sobre este particular.
    En la iconografía hay muchas variantes a la hora de poner puntas a las estrellas.
    En muchas catedrales hay diferentes tipos de estrellas y puntas. En Roma, hay una con seis puntas.

    Por tanto, sólo con referencia a la medalla milagrosa, se puede aceptar las cinco puntas.
    Si alguien sabe de alguna revelación privada sobre esto, que lo diga.

  8. Jose M dice:

    Ad Filomena,

    si bien no tengo la autoridad y conocimientos del blogger, me uno a la inquietud de Filomena. Hay algo que mi sexto sentido me dije que no cuadra con esa medalla (a pesar de estimar ciertos, salvo error mío, los mensajes). Personalmente, como la medalla no es dogma de fe, me quedo con mi escapulario y con la medalla de la Milagrosa de cuyos méritos no hay duda alguna.

  9. Marita dice:

    Es muy necesario estar alerta ante aquellos que no saben dar cara a la Verdad, pués con sus propias mentiras se hacen herejes. Si antonio Yague no esta en la Verdad por mas cosas “buenas” que haya escrito puede conducir a cualquier ingenuo a la ruina de su espíritu.

    Maria Valtorta :
    Apartaos de aquellos que son idólatras de Satanás, del mundo y de la carne. Sin desdeñarlos, separaos de ellos. A nada conduce el desdén. Viene a ser causa de ruina sin provecho alguno. Pero apartaos de ellos para que no os contagien. Amadlos con amor de redentores interponiendo entre vosotros y ellos el baluarte de vuestra fe en Cristo. No sois lo suficientemente fuertes como para poder vivir sin peligro en medio de ellos. Demasiados siglos de decadencia espiritual, cada vez más intensa, han acabado debilitándoos. Imitad a los primeros cristianos. Sabed vivir en el mundo, pero aislados del mundo, en virtud de la fuerza que os presta vuestro amor a Dios.

  10. ana dice:

    25 jun 2014 No cortéis los vínculos con aquellos que os odian por causa Mía 01.07.2014 15:49

    Miércoles 25 de junio de 2014 a las 23:37 hrs.

    Mi muy querida bienamada hija, no hay necesidad de que la gente detenga todas sus actividades normales del día a día cuando me prometen lealtad. Yo no Soy un Dios que os ordena que caigáis a Mis Pies, en detrimento(desventaja) de vuestras responsabilidades diarias. Yo no hago ostentación; parado majestuosamente, con un comportamiento orgulloso, para gobernar la raza humana, ni tampoco os dicto cada movimiento o trato de sofocaros en total sumisión a Mí. Eso no es lo que Yo Soy, porque Yo llegué como un humilde servidor para liberar al hombre de las ataduras(esclavitud) del diablo.

    Vine para salvaros y vengo de nuevo para completar Mi Plan de Salvación. Yo Estoy aquí para serviros. Vengo para atraeros a Mí y mientras me deleito en vuestro amor para Mí y por el tiempo que me dedicáis, Mi intención es hacer esto de una manera que no os cause demasiada angustia. Aunque aprecio el tiempo que me dáis y las oraciones que vosotros me ofrecéis, todavía tenéis que vivir vuestras vidas con el fin de alimentaros y vestiros a vosotros mismos y a vuestras familias. Todo lo que pido es que viváis vuestras vidas de la manera que sea necesaria para poder estar a Mi servicio. Y a medida que vuestra relación Conmigo se profundice, sentiréis un deseo irresistible de hablar Conmigo a través de vuestros pensamientos y palabras.

    Os pido que tratéis a los demás con el respeto que me mostráis a Mí. No discutáis ni perdáis la calma con los demás por Mi causa. Nunca justifiquéis las acciones o palabras, aún así, de los que me insultan – solo orad por ellos. A medida que vuestro amor por Mí crece, vuestra relación Conmigo va a ser más íntima. Cuando eso suceda, ese será el momento en el que será arrojada sobre vosotros la ira de aquellos cuya fe es débil. Esperad que esto ocurra y no os alarméis o angustiéis, pues cuando estáis en unión Conmigo, entonces seréis odiados por esto. Sed pacientes con estas personas. Sed amables. Sed corteses. No os molestéis en discutir, porque nada de lo que digáis hará una diferencia. En cambio, mostradles el significado del Cristianismo respondiendo al odio con amor.

    No cortéis los vínculos con aquellos que os odian por causa Mía. En su lugar, por favor, orad por ellos. Debéis tratar de mantener un equilibrio en vuestra vida cuando estáis en unión Conmigo. Mientras Yo deseo vuestra compañía también deseo que améis a los que me necesitan, pero que no pueden verme; a quienes no pueden descubrirlo en su corazón para aceptarme o a quienes no tienen ningún concepto de lo que significa la Vida Eterna. Vuestro deber es para Conmigo y Mi Deseo es que vosotros utilicéis vuestro tiempo sabiamente para amar a estas almas. A través de vuestras palabras, actos, acciones y oraciones, podéis y me traeréis estas almas.

    Vuestro Jesús

    Leer más: http://www.elgranaviso-mensajes.com/news/a25-jun-2014-no-corteis-los-vinculos-con-aquellos-que-os-odian-por-causa-mia/

  11. elias dice:

    Casi todos hemos pasado por una situación de pobreza, o sufrimiento, o enfermedad, o por algún problema grave y difícil de solucionar. Antes, la mayor parte de las personas (que yo conozco) recurriamos a Dios de forma inmediata e instintiva. Hoy en día se espera la solución a los problemas por medio de políticas sociales de tal o cual partido en el poder, es decir, se ha descartado a Dios como Padre amoroso que se ocupa de todo lo que atañe a sus hijos.
    En la pobreza, en la enfermedad y el sufrimiento muchos nos hemos reencontrado con Dios y hemos experimentado su amor.
    Gracias a la fe en Jesús hemos salido de los problemas con su ayuda.
    Que pena que hoy se prefieran las soluciones humanas a la ayuda divina.Cuando decimos en el padrenuestro “venga a nosotros tu reino” le estamos diciendo al Padre: nadie nos puede cuidar mejor que tu.
    Que triste palabrerío y retorcimiento en las expresiones emplea para crear confusión y hacer propaganda de las soluciones humanas y políticas quien debiera alentar la Fe en Dios.

  12. Laodicea dice:

    El que alguien como Antonio Yague o quien quiera que sea no llegue al conocimiento por los motivos que sea de que Bergoglio es un antipapa y un hereje no descalifica todas sus obras , hay que saber discernir, y el llegar al conocimiento de que Bergoglio es antipapa no nos hace más santos que los demás, el tener una vida espiritual que significa crucificar nuestra voluntad en la cruz de Cristo, eso nos hace Santos. Mi mujer no acaba de reconocer a Bergoglio como antipapa y por ello no me separo de ella, es más, ha sido gracias a ella que he alcanzado mi conversión, Dios tiene sus tiempos y muchos últimos serán primeros, no seamos soberbios y tengamos paciencia y sepamos sufrir en el desierto y esperar la conversión de nuestros hermanos pues Dios es el que tiene la última palabra y el buen ladrón llegó al cielo al aceptar su cruz y reconocer su pecado delante de Dios crucificado.

  13. José Manuel Guerrero dice:

    ” La Guardia Suiza verá el Argentina-Suiza de esta tarde en una pantalla gigante instalada en los cuarteles del Vaticano, y esperan que papa Francisco los acompañe.”

    Cuánta frivolidad, cuanto vaina en el Vaticano actual y cuanta fe abolida en el mundo por esa gentuza burocrata de la jerarquia. Acabarán convirtiéndolo en un parque temático pseudoreligioso al servicio del sátrapa porteño. En ese nido de vanidosos, pelotas a sueldo y afeminados ya no está Cristo.

  14. Laodicea dice:

    Con el permiso de josephmaryan y dado de la actualidad que ha vuelto a tener Garabandal debido al fallecimiento de Joey Lomangino quería poner el enlace a un video que fue grabado por el gran apologeta Padre Jorge Loring seis meses antes de morir en el que da testimonio de sus propias experiencias favorables sobre las apariciones de Garabandal
    Al Padre Loring lo conocí a través de Radio María pues en muchas ocasiones ponían sus maravillosos sermones apologéticos sobre muy diversos temas, Era un hombre de una gran cultura y formación y un siervo de Dios cuyo testimonio vale la pena escuchar.

    • Jose M dice:

      Muchísimas gracias por colgar este video. Y Dios tenga en su gloria al padre Loring. Recuerdo que su libro “Para salvarse” empezó a cambiar mi vida y abrir los ojos a la sana doctrina. Era un jesuita de “los buenos”, totalmente ortodoxo.

      Su apoyo a Garabandal le da aún más credibilidad.

    • Jose M dice:

      Antonio Yagüe abunda sobre la validez de Garabandal tras la muerte de Lomangino:

    • Laodicea dice:

      Sí ,es una pena que Antonio Yague con la formación que tiene y demuestra en sus vídeos no haya descubierto a Bergoglio cómo lo que es, un hereje. Pero ya sabemos que son muy pocos los que lo ven o lo quieren ver lo cual no quita que sus vídeos sigan siendo de gran interés.

      Ya sabemos que retirarse al desierto es duro, pero gracias a Dios tenemos pequeños oasis cómo es el caso de este blog.

    • josephmaryam dice:

      No se descubre que Francisco no es Papa por la formación intelectual, sino por la vida espiritual. La Jerarquía de la Iglesia, formada en filosofía y en teología, no está, sin embargo preparada en la vida espiritual. Y, por tanto, la sabiduría que poseen los ciega, los lleva a obedecer a un Papa porque se sienta en la Silla de Pedro; y no caen en la cuenta de que es necesario obedecer al Papa porque la Verdad desde esa Silla. Y todo el problema está en la verdad, en el concepto de verdad.
      Como la Jerarquía de la Iglesia ha anulado la verdad como adecuación de la mente a la realidad de las cosas; y ponen la verdad en adecuar la mente a los hombres, a sus pensamientos, a sus opiniones, a sus culturas, a sus mundos, a las circunstancias que se viven, entonces todo es relativo, todo vale, todo tiene un camino. Y esa Jerarquía espera que Francisco muestre un camino en su error. Porque ven el error, pero como está sentado en la Silla de Pedro, le tributan la falsa obediencia por el falso concepto de la verdad. Si un Papa ha renunciado, entonces es bueno tener otro Papa para que siga gobernando la Iglesia.
      Ya no buscan la verdad en lo revelado en el dogma del Papado: ya no adecuan su mente a la realidad de ese dogma, que manda esperar a que el Papa muera para elegir otro; que enseña que el Papa sólo tiene el Primado de Jurisdicción, no tiene el Primado de honor y, por tanto, no existe un Papa emérito. Y, entonces, adecuan su mente a las circunstancias que pasa la Iglesia, a un problema en el Papado, y así quedan ciegos en lo que hacen en la Iglesia.
      Como la Jerarquía de la Iglesia no tiene fe en lo revelado por Dios, no creen en Dios que ha revelado cómo hay que gobernar la Iglesia, entonces no se han opuesto a lo que ha hecho Francisco en el gobierno, sino que lo ven como bueno: ¿por qué no tener un gobierno horizontal, de ayuda, si en la práctica es así como se gobierna? Al perder la vida espiritual, la ciencia que tienen los ciega y quieren encontrar una solución al problema de la Iglesia con su ciencia.
      Si Antonio Yague tuviera vida espiritual, si creyera de verdad en Garabandal, entonces diría que Francisco no es Papa por lo que Conchita ha revelado: sólo quedan cuatro Papas. Luego, todo Papa que venga después del Papa Benedicto XVI no es un Papa verdadero, sino un impostor. Este es el discurso simple que hace una persona que tiene vida espiritual, que cree como un niño en Garabandal. Pero Antonio Yague se ha vuelto arrogante en su creencia de Garabandal y no puede ver la verdad. Y si no ve la verdad sobre Francisco, entonces lo que él predica sobre los signos de los tiempos, crea más confusión y es errado. Sus nuevos videos, ya están mal en la interpretación de los hechos. Los primeros eran buenos; pero su falta de fe, su falta de vida espiritual, hace que su ciencia le oscurezca, le haga un soberbio.
      Como él hay muchos. Como él están muchos sacerdotes que tienen programas en la TV (Santiago Martín, etc), que sacan videos y que su doctrina es buena, pero a la hora de hacer un juicio sobre Francisco fallan lastimosamente. Y esto sólo porque no están preparados en la vida espiritual. No creen en la verdad, que es Cristo, como los niños, sino que quieren poner su mente, sus medidas filosóficas y teológicas. Y, claro, tienen que fallar.
      Cuando la mente no se adecua a lo que Dios revela, que es la realidad sobrenatural de las cosas, entonces la Jerarquía se dedica a hacer su teología, su iglesia, su vida espiritual, y sólo creen en lo que hay en su cabeza humana.
      La Iglesia no se hace con la mente de los hombres, sino con lo que Jesús ha enseñado a Sus Apóstoles. Y, por tanto, es necesario deducir que el vaticano y la Iglesia ya son dos cosas totalmente opuestas. En el Vaticano hay una iglesia que ya no es la de Cristo, ya no están en Pedro, sino en un gobierno de herejes. Y, por tanto,la Jerarquía que se someta a esa iglesia no es la Jerarquía verdadera, no pertenece a la Iglesia, sino al Vaticano. Y no es posible darle obediencia. Hay que hacer, como dijo el Señor de los fariseos: «Haced lo que os digan, pero no hagáis lo que ellos hacen». Es decir, hay que estar en la comunión con la Iglesia, pero no hay que estar en la comunión con el vaticano. Hay que obedecer al Papa legítimo, no hay que obedecer a un hombre que se sienta en la Silla de Pedro y que la ha usurpado. Hay que obedecer a la Jerarquía que enseña la Verdad, no es posible obedecer a una Jerarquía que no señala el camino de la verdad, sino que invita a la gente a seguir teniendo a Francisco como Papa.
      En este tiempo de confusión se pierden aquellos que no tienen vida espiritual, que sólo están en la Iglesia con su mentalidad humana, la que sea, pero que son incapaces de ver más allá de sus ideas humanas.

  15. Una invitación al margen: El papel del mundial de futbol con el cual se ha comprometido Francisco en la alienación de los católicos. Con respeto para los editores de este blog, pongo la página: http://www.elcatolicismo.co/futbol.htm

    • Laodicea dice:

      Sí, ya hace tiempo que me dí cuenta de la idolatría que es hoy el futbol en general y algunos otros deportes en particular, no es más que pienso para los pollos. Y se lo digo yo que fui muy deportista cuando era más joven, pero cuando el deporte no se hace con honor y alejado de todo valor cristiano no es más que idolatría y bazofia consumista.

  16. José Manuel Guerrero dice:

    Francisco: ” (…) fácilmente terminará sumida en la mundanidad espiritual, disimulada con prácticas religiosas, con reuniones infecundas o con discursos vacíos»

    Los discursos llenos de gracia deben ser los suyos…. Este hombre odia terriblemente todo lo santo de la Iglesia, lo espiritual, odia cualquier recogimiento del alma para acercarse a Dios. Odia la tradición milenaria de alejarse del mundo y sus pecados para enclaustrarse tras unos fuertes muros para asì poder abrazar mejor la cruz de Cristo. Da mucho miedo el odio que este tipo siente por la vida monacal, por sus tradiciones, por la belleza de su liturgia, en definitiva, por su pureza. Y es que, las piedras preciosas no están hechas para los cerdos ni para los soberbios. Y él lo sabe. Y el acceso al Misterio y la Belleza lo tiene vetado de por vida debido a so orgullo y su vanidad plumìfera. Hace unos dìas clamaba en su mitin politico diario que Jesùs “no era un contemplativo!!!” …

    Hay que ser un majadero medioanalfabeto para afirmar tal cosa. Y la finalidad de esta mentira, no es otra que atacar y agredir lo más santo y verdadero de la Iglesia Catolica: su espiritualidad. Todo tiene un fin malvado en la politica de este tipo. Y cada vez está mas a la vista de todo el que lo quiera ver.

  17. Marita dice:

    El Anticristo: «Ruego al Señor que nos regale más políticos a quienes les duela de verdad la sociedad, el pueblo, la vida de los pobres!»

    El Evangelio: «Rogad al dueño de la mies que mande operarios a su mies»

    El lenguaje de este charlatan es oscuro, comunista y lleno de malicia. Se da culto a sí mismo, es prepotente. Solo habla para ganarse los aplausos de fans.

  18. José Manuel Guerrero dice:

    Yo ya no me voy a sorprender de nada de lo que diga o piense Francisco. Conozco su alma negra como el carbón, y eso ya no hay quien lo cambie. Lleva el veneno del error y la cofusión en sus genes. Ni siquiera me sorprendo ya cuando se mofa escandalosamente de las Escrituras al hacerle a la -de momento- ùltima periodista una gracieta a cuenta de la “costilla de Adán” y el nacimiento de ella de la mujer. No obstante, aùn sigo asqueandome profundamente con su prosa pringosa y la diabólica idea que desprende esta parrafada que podrìa haber sido firmada por el mismìsimo Vladimir Lenin:

    . «Mientras no se resuelvan radicalmente los problemas de los pobres, renunciando a la autonomía absoluta de los mercados y de la especulación financiera y atacando las causas estructurales de la inequidad, no se resolverán los problemas del mundo y en definitiva ningún problemas”

    Cuales son para este rufián las ” causas estructurales de la inequidad, ?. Los pecados y la maldad que provocan estos está claro que para él no los son? Entonces, si no cree en el pecado como causante de los males que aflige al mundo y al hombre, por qué muchos “católicos” se empeñan en llamarle Papa.? Pues porque la mayorìa de bautizados odian la Verdad.

    • Marita dice:

      Este rufián no puede conocer la ” causas estructurales de la inequidad” porque él mismo no conoce la doctrina católica. El daño que Francisco ha hecho a la Iglesia es tan grande que ya no hay vuelta atrás.
      En Mensajes del Cielo leí que su reinado será corto. Pero ya el daño existe e irá en peor. Es de temblar.

Los comentarios están cerrados.

Glosario

Misa espiritual

Benedictus PP. XVI

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Santuario de Fátima

Fátima en directo

Jesús, en Vos confío

A %d blogueros les gusta esto: