Lumen Mariae

Inicio » abominación » Roma se ha separado de Cristo y de Su Iglesia

Roma se ha separado de Cristo y de Su Iglesia

Virgen de Guadalupe

Corazón de Jesús

El Gran Milagro

Infiltración en la Iglesia

El Reino de la Paz

jpii_eucaristia

«Esta historia, o “prehistoria” de la Iglesia, ya se encuentra en las páginas del Antiguo Testamento» (texto).

Francisco está negando las profecías mesiánicas referidas a Jesús en el Antiguo Testamento. Decir que en las páginas del AT se encuentra la prehistoria de la Iglesia es negar la Revelación, es negar la Palabra de Dios: «escrudiñáis las Escrituras, ya que en ellas creéis tener la vida eterna, pues ellas dan testimonio de mí» (Jn 5,39). Las páginas del AT dan testimonio de Cristo, no de la historia de la Iglesia

En las profecías del AT se halla una imagen de Cristo, del Mesías, no de la Iglesia. Cada profeta aporta un rasgo distinto de la vida de Jesucristo. Y reuniendo a todos los profetas surge la figura completa y patente de Jesucristo. El AT habla sólo de Jesucristo y, por tanto, del Reino que el Mesías va a predicar, un Reino Espiritual, Glorioso, nunca humano o material.

Francisco es como aquellos discípulos que el Señor decía: «hombres sin inteligencia y tardos de corazón para creer todo lo que vaticinaron los profetas» (Lc 24,25). No cree en la profecía, no cree en el Espíritu de la profecía, sino que lee el AT con su inteligencia, con su filosofía y, por tanto, anula la verdad que la Palabra de Dios da en esas profecías.

En la Iglesia «tenemos aún algo más firme, a saber, la palabra profética, a la cual muy bien hacéis en atender, como a lámpara que luce en lugar tenebroso…» (2 Pe 1,19). En la Iglesia Católica no nos hace falta la inteligencia de Francisco para ser Iglesia, para comprender a Cristo. Francisco no tiene ninguna inteligencia divina. Su palabra es la de un bastardo que no ha comprendido, con su mente humana, la Verdad, sino que divide, de muchas maneras, lo que nunca se puede dividir: el Pensamiento de Dios.

Dios, cuando revela Su Mente, el hombre tiene que abajarse -en su intelecto- para comprender la verdad que viene de esa Inteligencia divina. Si el hombre quita o a añade algo a la Revelación de Dios, automáticamente se pone fuera de la Verdad, y ya no cree a Dios que Revela, sino que cree sólo a su inteligencia humana, a su discurso humano, a su lenguaje de hombre.

«Hemos escuchado el libro del Génesis, Dios escogió a Abraham, nuestro padre en la fe, y le pidió que se marchara, que abandonara su patria natal y se fuera hacia otra tierra que Él le mostraría (cf. Gn 12,1-9). Y en esta vocación Dios no llamó a Abraham solo, como individuo, sino que desde el principio implicó a su familia, a sus familiares y a todos los que estaban al servicio en su casa». Nada dice Francisco de lo que significa esta profecía, sino que pone el énfasis en lo humano y dice una completa herejía: Dios no llamó a Abraham solo sino también a su familia. Esto es hablar sin sabiduría divina, esto no es exponer la doctrina del Reino de Dios, sino la doctrina de su comunismo en la Iglesia, en el Reino de Dios.

Hay muchas promesas al Patriarca Abraham, las cuales muestran la universalidad en una salvación futura. Dan a entender la Fe en el Mesías, que viene para salvar:

El texto del Génesis 12,2s, al que alude Francisco, contiene siete miembros (para dar a entender -incluso en el número- la universalidad de los bienes), la bendición de Dios a Abraham:

1. «Yo te haré un gran pueblo» [que será numeroso: «te bendeciré largamente y multiplicaré grandemente tu descendencia, como las estrellas del cielo y como las arenas de las orillas del mar, y se adueñará tu descendencia de las puertas de sus enemigos» (Gn 22,17)]

2. «te bendeciré» [también en lo material: «Bendijo Yavé por José la casa de Putifar, y derramó Yavé su bendición sobre todo cuanto tenía en casa y en el campo» (Gn 39,5)]

3. «y engrandeceré tu nombre» [que será glorioso: «por lo cual Dios lo exaltó y le otorgó un Nombre sobre todo nombre, para que al nombre de Jesús doble la rodilla cuanto hay en los cielos, en la tierra y en los abismos» (Flp. 2, 9-10) ]

4. «que será una bendición» [«Bendito el que viene, el Rey, en Nombre del Señor. Paz en el Cielo y Gloria en las alturas» (Lc 19, 39 ]

5. «Y bendeciré a los que te bendigan» [«Después de la muerte de Abrahám, Dios bendijo a Isaac, su hijo» (Gn 25, 11)]

6. «y maldeciré a los que te maldigan» [«E Isaías clama de Israel: Aunque fuera el número de los hijos de Israel como la arena del mal, sólo un resto será salvo, porque el Señor ejecutará sobre la tierra un juicio consumado y decisivo (Is 10, 22s)» (Rom 9, 27]

7. «y serán bendecida en ti todas las familias de la tierra».

La razón de todas estas bendiciones es el Mesías, que de Abraham nacerá. Y ese Mesías es el que predicará el Reino escatológico, el Reino de Dios, fundando Su Iglesia.

La razón de esas bendiciones no es el comienzo de la Iglesia, no es el comienzo del pueblo de Dios, sino el inicio de la fe, por la cual Abraham es justificado: «Abraham, contra toda esperanza, creyó que había de ser padre de muchas naciones (…) y no flaqueó en la fe (…) sino que ante la promesa de Dios no vaciló, dejándose llevar de la incredulidad, antes, fortalecido por la fe, dio gloria a Dios (…) y por esto le fue computado a justicia» (Rom 4, 18.19.20.22).

Con Abraham, Dios inicia la fe del hombre, no de un pueblo. El hombre tiene que aprender a creer en la Palabra de Dios. Dios da a Abraham el don de la fe. No le da unos mandamientos, unas leyes, sino la fe en el Dios que se Revela a Sí Mismo. Porque sin fe no es posible cumplir con los mandamientos de Dios. Una vez que el hombre cree en Dios, se abre a Dios, es cuando comienza a obrar la Voluntad de Dios, que son los mandamientos.

Y esta fe, Dios se la da sólo a Abraham, no a sus hijos, no a su familia. Ellos, bendiciendo a Abraham, tienen la misma fe; siguiendo el camino que Dios le ponía a Abraham, los demás consiguen la fe y son justificados por esa fe.

La fe se da a cada alma, no a una familia, no a una sociedad, no a un grupo de gentes. La fe se inicia en cada uno, en cada corazón. Y según sea la fe en cada alma, así será la familia, la comunidad de personas, la Iglesia.

Como Francisco niega que la Iglesia tenga un fin en sí misma (= «la Iglesia no es una institución con finalidad en sí misma»), entonces tiene que negar el origen sobrenatural de Ella, y decir: «Está fundada por Jesús, pero es un pueblo con una larga historia a sus espaldas y una preparación que comenzó mucho antes que Cristo mismo». Es decir, tiene que ponerse a buscar el origen natural de la Iglesia, el origen histórico, el origen en el cual el hombre pensó en la Iglesia, negando así toda Revelación sobre Cristo y sobre la Iglesia. No sabe discernir en el AT lo que pertenece al pueblo de Dios, lo que es del Mesías y lo que es del Reino de Dios. Todo es uno en su mente humana.

Jesús fundó Su Iglesia en Pedro. Y, por tanto, la Iglesia no nace ni con Adán, ni con Abraham, ni con Moisés, ni con ninguno de los Profetas. No existe una prehistoria de la Iglesia, como falsamente enseña Francisco. Existe la Revelación de Dios al hombre. Dios es el que se Revela, el que se da a conocer al hombre y forma Su Pueblo. Ese Pueblo no es la Iglesia que Cristo ha fundado en Pedro. Son dos cosas totalmente diferentes. Es el Pueblo de la fe en Abraham, pero no es el Pueblo del Reino Escatológico que Cristo va a predicar en su vida humana.

a. «El primer hecho importante es éste: comenzando con Abraham, Dios forma un pueblo para que lleve su bendición a todas las familias de la tierra. Y dentro de este pueblo nació Jesús. Es Dios que hace este pueblo, esta historia, la Iglesia en camino. Y ahí nace Jesús: en este pueblo». Esta su herejía consiste en poner a Jesús como miembro espiritual del Pueblo de Dios, que es ya –en su mente- la Iglesia. Gran herejía.

Jesús tiene una existencia histórica, nace en Nazaret, de una Virgen, de la estirpe de David, ha «nacido bajo la ley» (Gál 4, 4):«los israelitas, cuya es la adopción, y la gloria, y las alianzas, y la legislación, y el culto y las promesas; cuyos son los patriarcas y de quienes según la carne procede Cristo” (Rom 9, 4-5). Jesús, carnalmente, pertenece al pueblo de Israel

Pero Jesús no nace en esa «iglesia en camino». Dios se revela a Abraham, pero no para fundar una Iglesia. Dios hace salir a Abraham de su tierra, pero no para fundar una Iglesia. Abraham camina hacia la Tierra Prometida, pero no se inicia –en ese camino- la Iglesia, como dice Francisco: «Después, una vez en camino – sí, así comenzó a caminar la Iglesia». Gravísima herejía. La Iglesia no camina con Abrahán. La Iglesia camina con Jesucristo:

Jesús no sólo predicó el Reino de Dios, sino que abrogó toda la economía religiosa del Antiguo Testamento y la substituyó por Su Iglesia: «mientras que ahora, por Cristo Jesús, los que un tiempo estaban lejos, habéis sido acercados por la Sangre de Cristo; pues Él es nuestra Paz, que hizo de los dos pueblos uno, derribando el muro de separación, la Enemistad; anulando en Su Carne la Ley de los mandamientos formulada en decretos, para hacer en Sí Mismo de los dos un solo Hombre Nuevo, y estableciendo la Paz, y reconciliándonos a ambos en un solo Cuerpo con Dios, por la Cruz, dando muerte en Sí Mismo a la Enemistad» (Ef 2, 13-16).

Estas palabras del Apóstol revelan:

i. Jesús instituye una nueva Alianza en Su Sangre (= «habéis sido acercados por la Sangre de Cristo»). Y, por tanto, abroga la Antigua Alianza que Dios, por medio de Moisés, había pactado con el pueblo de Israel en la sangre de las víctimas (Ex 24, 5-8).

ii. El Antiguo Testamento queda abrogado por la muerte de Cristo (= «anulando en Su Carne la Ley de los mandamientos formulada en decretos» ).

iii. Jesús es el Hombre Nuevo y pone Su Iglesia como lugar de reconciliación con el Padre (= «reconciliándonos a ambos en un solo Cuerpo con Dios, por la Cruz, dando muerte en Sí Mismo a la Enemistad» ). La Iglesia nace en la Cruz. No nace en Abraham. No camina con Abraham. La Iglesia camina con el Crucificado, en Su Cruz, desde Su Cruz, por Su Cruz.

Este punto es el más importante para comprender la herejía de Francisco. Porque él quiere irse a la historia, a la prehistoria de la Iglesia. Y se equivoca. No sabe discernir lo que Dios dijo a Abrahám y, por tanto, no sabe leer la historia del pueblo de Israel como esperanza del Mesías, del Reino del Mesías. El pueblo de Israel camina esperando al Mesías, pero no puede hacer Iglesia. Porque la Iglesia la hace el Mesías, no la esperanza del Mesías. Jesús nace en el pueblo de Israel, pero no es del pueblo de Israel, no es de la tradición de ese pueblo, no es del espíritu de ese pueblo.

Jesús cumple con todas los elementos esenciales del Antiguo Testamento: la Circuncisión (Gn 17,10), el Templo (Ex 25,27), el Sábado (Ex 20,8; 31,12), la Pureza levítica (Lev 11), la Prerrogativa del pueblo de Israel (Dt 7,6-14), la Ley misma (Ex 19,24 ).

Pero Jesucristo equipara la Circuncisión a una curación (Jn 7,22), anuncia que el Templo va a ser abandonado y destruido (Mt 23,38; 24,2), quebranta el Sábado y se declara Señor del Sábado y del Templo (Jn 5,18; San Mateo 12,6.8), desecha la Pureza levítica (Mt 15,11), rechaza la Prerrogativa del pueblo de Israel (Mt 8,10ss; 21,43), completa y perfecciona la Ley misma, y quita los indultos de ésta (Mt 5,21-48).

Jesús no es de la Tradición hebrea, sino que viene a poner la Tradición Divina, la doctrina de Dios para que el hombre pueda salvarse y santificarse. Por eso, la Iglesia camina con Cristo, no con Abraham.

b. «Cuando ha llamado a Abraham, Dios pensaba en esto: formar un pueblo bendecido por su amor y que lleve su bendición a todos los pueblos de la tierra. Este proyecto no cambia, está siempre vigente. En Cristo ha tenido su cumplimiento y aún hoy Dios continúa realizándolo en la Iglesia».

1) Cuando Dios llama a Abraham es para dar inicio a la fe en cada hombre

2) Por esa fe, se constituye un pueblo fiel a la Revelación de Dios

3) Los que no son fieles, no pertenecen a ese pueblo

4) La fe en Abraham es figura de la fe en Cristo. Abraham cree en la Palabra de Dios. La Iglesia cree en Cristo, no en Abraham. Por eso, la Iglesia no está en Abraham, sino en Cristo. La fe está en Abraham, porque Abraham cree en la Palabra de Dios: «Muchas veces y en muchas maneras habló Dios en otro tiempo a nuestros padres por ministerio de los profetas; últimamente, en estos días nos ha hablado por Su Hijo, a quien constituyó heredero de todo, por quien también hizo el mundo» (Hb 1, 1-2)

5) Los pueblos de la tierra no alcanzan todos la bendición, como falsamente dice Francisco, porque hay almas que no creen en Cristo. Y quien no cree recibe la maldición, conforme a la promesa de Dios a Abraham.

6) En Cristo se da el cumplimiento de la Obra del Padre, no de la fe de Abraham. Cristo viene a realizar la obra de Su Padre, que es una obra Redentora. Abraham, por su fe, hizo su obra, la que Dios le pedía. Cristo no da cumplimiento a ninguna obra que los hombres hayan hecho por su fe en el AT. Cristo viene a cumplir el mandamiento de Su Padre: «Entonces Yo dije: Heme aquí que vengo –en el volumen del libro está escrito de Mí- para hacer, Oh Dios, Tu Voluntad» (Hb 10, 7).

Como se ve, Francisco no tiene ni idea de lo que está hablando. Coge la Sagrada Escritura para argumentar, con su labia fina y mordaz, sus herejías, dando oscuridad a toda la Iglesia.

Y este es el problema: la Jerarquía calla las herejías de este hombre y eso produce el cisma, ya no encubierto, sino a las claras. Si nadie se opone al error, entonces todo el mundo haciendo el cisma. Y nadie quiere reconocer lo evidente: Roma se ha separado de Cristo y de la Iglesia. En la catequesis de este hombre sobre la Iglesia se ve lo que nadie quiere ver.

Anuncios

24 comentarios

  1. Bertha Zapata dice:

    Pues aunque nadie se arrodille yo me arrodillo. En el piso. Tengo 69 años y estoy consciente de que muchas personas a esa edad no pueden arrodillarse a menos que haya un reclinatorio. Yo lo hago mientras pueda hacerlo y doy gracias a Dios por ello, y le ofrezco con humildad mi gesto por los que no pueden o no quieren arrodillarse. También por el sacerdote de mi parroquia, en Alemania, que después de la consagración, no sólo no se arrodilla, sino que ni siquiera hace una genuflexión. o inclinación, a pesar de que por su edad hasta podría ser mi hijo.

    • Jose M dice:

      Eso es lo que se ha de hacer. No tengamos respetos humanos y aunque nadie se arrodille, si uno puede, se arrodilla (aunque nos pueda dar apuro, ser la nota discordante, ante tanta comunión en la mano y/o de pie). Ante nosotros está el cuerpo y la sangre de Nº Señor Jesuscrito.

  2. Marita dice:

    Padre, le quiero preguntar, qué sucedería si un día domingo los fieles de alguna parroquia X reciben la Comunión de un sacerdote que no consagró. Sería como no heber asistido a Misa?
    Muchas gracias

    • josephmaryam dice:

      Si no hay consagración no hay Misa. La comunión que se dé, para que valga, tiene que ser del Sagrario, no del Altar, en el caso de que en el Sagrario existan hostias realmente consagradas. Pero si pasa eso, lo mejor es buscar otra misa y no comulgar del sagrario por si acaso no están consagradas.

  3. ana dice:

    En Sevilla he ido a mucas misaen capillas distintas e incluso en la catedral y jamas dan de rodilla la Comunion en ninguna.

  4. ana dice:

    No Padre nse,solo se q esa frase la omitio,y dijo directamente.Tu q vives y reinas x ls siglos de los siglos Amen. Y le repito,el libro rojo del Altar cerrado y El con unas fotocopias.

    Filomena esto ha sido en El Puerto de Santa Maria,y tanto aqui como en Sevilla q suelo ir a Claretianos o Jesuitas,jamas dan la comunion de rodillas.
    Por supuesto todos nombran a francisco.!!!!!

  5. ana dice:

    Hola.
    Vuelvo a contaros mi experiencia que me quedo a cuadros!!Hoya en la Misa me he dado cuenta como el sacerdote ha cerrado el libro que esta en el altar,ha sacado unas fotocopias de un fichero y con ello ha celebrado la Misa.no se decir exactamente,pero en La Consagracion si he notado claramente como omitia la frase.”Por tu Misericordia libranos de toda perturbacion por la caridad.
    Per don que no entiendo mucho…solo soy una madre de fami lia horrorizada con lo que esta pasando,es por ello no me expreso muy bien.
    Padre es que ya han cambiado la Misa????

    • josephmaryam dice:

      La Misa no ha cambiado. Pero no queda claro qué es exactamente lo que dijo ese sacerdote en la consagración. ¿Recuerda las palabras?

  6. Marita dice:

    ¿Qué le pasa a Francisco que por un lado dice que ” La droga es un mal y con el mal no se pueden hacer compromisos” y por el otro lado bendice las hojas de coca “porque son sagradas”? Debe tener la cabeza totalmente transtornada.

    • josephmaryam dice:

      Tres cosas son un hereje:
      1. amor a la vida de todas las personas: bendice la coca porque ama la vida de esa persona;
      2. confusión en todas sus palabras y obras: con la boca predica que la droga es mala, pero con la obra bendice la droga. Es la hipocresía y el fariseísmo, propio del hereje;
      3. aplasta cualquier verdad: lo sagrado es lo humano, lo natural, lo de acá. Abaja lo divino a su mente humana. Todo está en su cabeza. Luego, no hay verdad.

      Estas tres cosas hacen una sola cosa en su vida: una locura que sólo él la entiende. Los demás, ven que chochea, que ha perdido la cabeza. Pero él no ve esto, porque sólo ve su locura como algo bueno. Y eso es ser pertinaz en su herejía.
      Y la gente, que no tiene vida espiritual, lo sigue llamando Papa.
      Más locos son los que llaman Papa a un loco de atar.

  7. Evi dice:

    Lo que pasa es que él quiere justificar su profundisima amistad con judíos y musulmanes, es por eso que quiere hacer ver que la iglesia nace desde abraham. El ya ha dicho que todas las religiones nos acercan a Dios. Y con ese discurso solo quiere quedar bien con el mundo, para que nadie dude que él quiere unir a estas 3 religiones porque “todas somos hijas del mismo padre”. Pero ya sabemos que si no aceptan a Jesús como hijo de Dios, ni la divinidad de Jesús, no están en la verdad dada por Dios.

  8. José Manuel Guerrero dice:

    Un tipo extraño este Francisco de Bergoglio. Primero dice que no es nadie para juzgar -a los pecadores homosexualistas- y ahora se pone a excomulgar como un demente.

    Francisco es consciente del tirón mediático de una predica contra la mafia. Esto es lo que verdaderamente mueve a este felón, la popularidad, el sentirse querido por la masa, amparado por la muchedumbre. Y es esa adoración a su ego la que le incita a no meterse con los gays. Aparte, los gestos afeminados del porteño no son casualidad.

    • Evi dice:

      Hola. Lo q pasa es q francisco tiene que buscar alguna cosa mala para señalar y que la mayoría señale, por ejemplo el asesinato y la mafia. Imaginate si el apoyara a los asesinos y mafiosos, ya seria demasiado evidente que es el falso profeta. Tiene que buscar algo para quedar como “justo” y “bueno”. Mientras siga ofendiendo a Dios defendiendo la homosexualidad, la union de hecho, arrodillandose ante pastores evangelicos, permitiendo que hablen del mesias esperado los judios, y torciendo la mayor parte de la biblia,…
      Para el esos pequeños detallitos como la mafia y la droga, no son perdonables, es lo mismo que si le preguntas a un ateo, si está bien matar y te dice que no, por los valores humanos. Pero si le preguntas a un ateo sobre la homosexualidad te dirá que cada quien elige su inclinación sexual y mientras no mate a nadie hay que dejarlo en paz, es su derecho. Asi mismo es francisco, con el gran agravante, que el esta a la cabeza de la iglesia católica en este momento, el no es uno más, el sabe que Dios existe, y sabe cada palabra que dice y sus consecuencias en la gente que lo oyen como descerebrados y lo aplauden.

  9. José Manuel Guerrero dice:

    Padre, Francisco en su, bajo mi punto de vista, ùltima pirueta populista, acaba de excomulgar a los mafiosos de Calabria. Estas “excomulgaciones”, llamemosla, gremiales o grupales, tienen algùn antecedente en la historia de la Iglesia?. Se puede excolmugar a todo un colectivo de personas por muy criminales que sean éstas?. Para cuando la excomulgaciónes del colectivo prohomosexualista o el de los fomentadores del aborto ? O esto ya no es tan popular a los ojos de la gente? Aparte, si este señor no es papa, ni obispo oor ser hereje esas excomulgaciones no tienen validez eclesiástica.

    • josephmaryam dice:

      Francisco ha perdido la cabeza ante el mundo y ante la Iglesia. La excomunión es para cada persona y por una acto moralmente grave; un pecado mortal que se exige apartarlo de la Iglesia. La excomunión no es para un grupo o masa de gente. Los que se reúnan en un mismo pecado, están excomulgados, pero por el pecado personal de cada uno.
      Lo que diga o haga Francisco en la Iglesia no tiene ninguna validez ante los ojos de Dios ni de la Iglesia.
      Hay que ver qué es lo que ha dicho exactamente.
      Y no se excomulga a alguien porque se predica, porque se dice. Es necesario un decreto de excomunión cuando la Iglesia quiere enseñar que esa persona está excomulgada.
      Y no se excomulga a alguien de Dios. La excomunión es de la Iglesia. Por eso, hay que ver qué cosa predicó ese idiota.
      El mafioso no tiene motivo de excomunión. Para la Iglesia, otros pecados merecen la excomunión. Pero la avaricia, llevada a la corrupción, no es un pecado que merezca una pena.
      Todo esto es barata propaganda de Francisco y daño para él, porque no tiene ni idea de lo que está haciendo y diciendo.

    • josephmaryam dice:

      «Coloro che nella loro vita seguono questa strada di male, come sono i mafiosi, non sono in comunione con Dio: sono scomunicati!»
      Esto es lo que predicó en italiano
      La traducción (google): «Los que siguen este camino en su vida de maldad, como son la mafia, que no están en comunión con Dios, están excomulgados!»

      Esta es la estupidez de ese hombre que no sabe hablar con propiedad.
      El mafioso es un pecador. Su pecado principal: la avaricia. Después, tendrá otros. Llega a la corrupción de la avaricia, a la corrupción de su pecado. Pero la corrupción de su pecado no es el pecado contra el Espíritu Santo. y, por eso, en su corrupción, todavía pueden convertirse. Francisco los juzga y dice que están excomulgados de Dios. Esta es la estupidez.
      1. primera estupiez: Nadie tiene derecho a excomulgar de Dios. Se excomulga de la Iglesia, no de Dios.
      2. segunda estupidez: una cosa es decir que no están en comunión con Dios, por su pecado: es decir, no están en la Gracia. Y otra cosa es decir que están excomulgados. Dice dos cosas totalmente contrarias, y una de ellas el fruto de la otra. Es decir, que Francisco no sabe de lo que habla. Confunde los términos. Es lo propio de un hereje que da confusión cuando habla porque no habla con la Verdad. No define lo que es la comunión con Dios ni define lo que es la excomunión. Todo es un lío en la mente de ese hombre, que habla para causar impacto, pero no para decir la Verdad.
      3. tercera estupidez: nunca hay que predicar de las excomuniones en las homilías, sino del pecado. Porque la excomunión es para el alma que ha pecado con una obra que merece esa pena que la Iglesia pone, legisla. Y, hoy día, en una Iglesia que no excomulga a nadie, lo que predica este hombres es publicidad y no otra cosa.
      La excomunión no es un pecado, sino un castigo que la Iglesia impone al alma que ha cometido un determinado pecado. La excomunión es para que el alma se dé cuenta de la gravedad de su pecado. Y no se excomulga a un grupo, sino a la persona. Y menos a los mafiosos. Si las personas se juntan para vivir ese pecado, entonces ese grupo permanece en la excomunión por ese motivo: por cada alma que no quiere quitar su pecado y permanece en la pena de excomunión.
      Y si Francisco supiera las condiciones para caer en la pena de excomunión, entonces no hablaría de ese modo, que es un modo diabólico, porque condena a las almas.
      La frase correcta sería así: «Los que siguen este camino en su vida de maldad, como son la mafia, que no están en comunión con Dios, están viviendo sin la gracia de Dios!». Si el alma no está en Gracia no está en comunión con Dios. Si el alma están en Gracia está en comunión con Dios. La excomunión sobra. Porque, para excomulgar, hay que ver si cada mafioso pertenece a la Iglesia Católica. Hay mafiosos que no pertenecen a la Iglesia Católica. Y, por eso, es otro punto de estupidez de este hombre: ¿para qué excomulgas a alguien que no pertenece a la Iglesia Católica?
      Pero aquí Francisco no está excomulgando a nadie. Sólo es un idiota que no sabe lo que está diciendo.

  10. Elias dice:

    Con lo sencillo y fácilmente comprensible que es el Evangelio, hay que ver que palabras tan rebuscadas y retorcidas busca para explicar al pueblo de Dios la doctrina católica (!!!)
    Respecto a los corruptos impenitentes:«Perros del infierno beberán su sangre»
    EXTRACTOS DE LA HOMILÍA:

    “Ayer dijimos que había tres tipos, tres grupos: el político corrupto, el empresario corrupto y el eclesiástico corrupto. Los tres dañan a los inocentes, a los pobres, ¡porque son los pobres los que pagan la fiesta de los corruptos!
    “El corrupto irrita y hace pecar al pueblo de Dios!” Jesús, dijo el Papa, lo dijo claramente: el que «hace escándalo es mejor que se tire al mar,” el corrupto “escandaliza a la sociedad, escandaliza al pueblos de Dios. El Señor anuncia el castigo de los corruptos”
    “¡Son traidores los corruptos, mucho más! Lo primero, la definición de corrupto: uno que roba, uno que mata.
    …la única salida para un político, empresario o prelado corrupto es “pedir perdón” y devolver todo lo robado.”

    http://www.iglesiaviva.net/internacionales/5193-francisco-si-los-corruptos-no-se-convierten-los-perros-del-infierno-beberan-su-sangre.html

    EL DINERO PARECE HABERSE CONVERTIDO EN ARBITRO DEL BIEN Y EL MAL para algunos.
    LO PEOR, EL MAYOR HORROR Y FRACASO: IR AL INFIERNO, VIVIR SEPARADOS DE NUESTRO PADRE DIOS POR TODA LA ETERNIDAD.

    Los que engañan a los hijos de Dios para arrastrarlos al infierno, los que les enseñan a pecar bajo capa de bondad, esos si que son aquellos de quien hablaba Jesús:Y al que escandalice a uno de estos pequeños que creen en mí, más le vale que le pongan al cuello una piedra de molino,y sea arrojado al mar

    • josephmaryam dice:

      Francisco está ciego en su pensamiento humano, por eso, no sabe nada del Evangelio, y termina juzgando a todo el mundo. Pero él no es capaz de ver su pecado, su maldad, su error. Eso es lo propio de un hereje y un cismático. Sólo se salvan y se condenan los que su mente humana dice. Se ha vuelto dios para sí mismo y se cree el dueño de las almas.

  11. Claudia dice:

    q soberbia Dios mio, quien se cree este tipejo para ponerse por encima de Dios!!!! VEN SENOR JESUS!!!

  12. José Manuel Guerrero dice:

    Habiéndose barajado la obvia posibilidad de que cubriese el trayecto a bordo del papamóvil, evitando el tener que caminar, Lombardi señaló que Francisco prefirió esquivar esta opción “a fin de que, según el espíritu de la celebración de hoy, la atención de los fieles se concentre en el Santísimo Sacramento, expuesto y llevado en procesión”.

    Ohhh…! No quiere eclipsar al Altìsimo, cuánta humildeza. ..

  13. Rosa Maria Cereceres dice:

    Por lo que veo, predica para ir llevando a la iglesia a la ley de los judios que no creen en N.S. Jesucristo, falta que diga que aun no ha llegado el Mesias. Me da miedo este hombre.

  14. Gladys dice:

    Esa es la Verdad!!!
    La Iglesia nace en la Cruz!!!

Los comentarios están cerrados.

Glosario

Misa espiritual

Benedictus PP. XVI

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Santuario de Fátima

Fátima en directo

Jesús, en Vos confío

A %d blogueros les gusta esto: