Lumen Mariae

Inicio » apostasía » apostasía de la fe » Segunda división en la Iglesia

Segunda división en la Iglesia

Virgen de Guadalupe

Corazón de Jesús

El Gran Milagro

Infiltración en la Iglesia

El Reino de la Paz


8 comentarios

  1. ana dice:

    Que espanto!!!!
    Les cuento,fui a confesarme,no sabia como empezar,pues es verdad q cuesta,con lo cual empeze con los mandamientos.Padre os lo cuento porque me quede impresionada y con la incertidumbre de saber si de verdad. Hbia sido prdonada.
    Fe asi
    …Padre
    No se si. Amo a Dios sobre todalas cosas. Me mira y me dice….ya esta!!
    !yo seguía,Padre la gula…..de mal humor me contestaba ya esta!!!!le dije,Padre es q yo quiero estar limpia,muy bien,me contesto,que ya esta!!!!y me dio la absolucion de muy mal humor y sin dejarme hablar m
    As
    Me quede.a escuchar misa y comulgar ansiando q hubiera sido un mal dia para el y no nombrara a francisco,pero no fue asi y lo nombro!!!!!!!
    Rogue a Dios me limpiara y absolviera mis pecados,pues yo ya no podía hacer mas!!!!!
    Que Dolor de iglesia!

  2. ana dice:

    Padre comenta qurpe Francisco no sera el unico falso profeta,que vendran mas antes de el anticristo.pero pienso que El Papa benedicto esta muy mayor, probablemente enfermando…….no creo tenga mucho tiempo….y con el se tienen q cumplir la profecia. Y proclamarEL DOGMA DE LA DIVINIDAD DE MARIA.

    • josephmaryam dice:

      Poco puede hacer Benedicto XVI por la Iglesia. Sólo lo que está haciendo: orar y vivir en penitencia. Lo demás, le pertenece al Señor. Porque la Iglesia sólo la guía el Señor. No es guiada, ahora mismo, por ningún hombre, por ninguna autoridad en el Vaticano ni fuera de él. Ahora, que los hombres quieren decidir cómo es la Iglesia, todos se van a llevar una sorpresa, porque la Iglesia es sólo de los humildes de corazón, no de los potentados que se visten de talar y que proclaman herejías desde la Silla de Pedro.
      La Iglesia, ahora está en el desierto, en cada corazón que se somete a la ley de Dios, a la ley natural, a los dogmas, a la Tradición de la Iglesia,a Su Magisterio.
      No es el momento de declarar ningún dogma porque nadie cree en el Dogma. Nadie cree en la Santidad de la Mente de Cristo. Y, por eso, ahora sólo es el momento de ver cómo los hombres ponen sus dogmas, proclaman sus santos y van destruyendo la Iglesia con sus inteligencias humanas.
      Que nadie espera algo bueno ni del Vaticano ni de la Jerarquía que apoya a toda esa manada de brutos.
      Ahora es tiempo de sufrir y no otra cosa. Los dogmas no se pueden dar cuando la fe está por los suelos. Un dogma renueva la vida de la Iglesia. Pero hoy sólo se quiere reformar la Iglesia con absurdos pensamientos humanos.
      Se tienen que cumplir las profecías: sede vacante durante 2 años. Y, por tanto, sucesión de hombres en el gobierno de la Iglesia. Muchos falsos profetas, muchos anticristos, mucha gente para el infierno.

  3. Elias dice:

    ¡Con cuanta firmeza, sencillez y humildad daban la verdad de Dios a la Iglesia nuestros amados Papas Juan Pablo II y Benedicto XVI!
    “El sol se oscurecerá, la luna ya no dará su brillo”….
    Me parece que estas palabras hacen alusión a como dejaremos de recibir la Luz de la Verdad de Cristo y a como aquellos que deberían reflejar a Nuestro Señor Jesucristo no lo harán. Solo puede reflejar a Cristo quien está lleno de Él.

  4. Jose M dice:

    Francisco, y el 99% de los que se llaman católicos, están infectados de “mundo”. No se dan cuenta que es el “mundo” el que se ha de adaptar al Evangelio y no el Evangelio al “mundo”.

    Creo que hay varias “facciones” dentro de la grey católica:

    a) Unos, como Francisco y la mayoría, que están encantados con el mundo, con el rumbo que tomó a raíz de la revolución francesa y que, en consecuencia, no ven problema alguno en “releer” el Evangelio a la luz de ese “mundo moderno” en el cual se encuentran muy a gusto. El síndrome de Estocolmo ha funcionado y la mayoría católica ha claudicado y al final se encuentra a gusto con sus captores: el mundo (o sea, fornica con ellos).

    b) Otros, que, no estando contentos con el “mundo” son posibilistas y creen que se ha de contemporizar y que no se puede ser “extremista”. Son los que les hacen el juego a los que son como Francisco (la famosa “obediencia”, aunque sea en el error) y que asumen que no hay más remedio, aunque sea a regañadientes, que ir con los tiempos.

    c) Una minoría exigua (¿el remanente?) que siente vómito ante lo que representó la revolución francesa de la cual se deriva el mundo actual y que, en consecuencia, sigue teniendo claro que es el mundo quien, sin condiciones, se tiene que amoldar al Evangelio. Y que si el mundo lo rechaza, nos sacudiremos las sandalias y seguiremos nuestro camino., procurando contener la respiración para no inhalar la pestilencia del mundo actual (con el que se encuentran tan a gusto el primer grupo de católicos y la inmensa mayoría de sacerdotes y monjas).

    Y, seamos sinceros, hasta en las mejores épocas del catolicismo la tentación “mundana” siempre ha existido. ¿qué era en el fondo la herejía arriana?

  5. Jose M dice:

    Ad José Manuel Guerrero:

    formidable su comentario. Y tiene Francisco el cinismo de decir que los apegados a la tradición “no entran en la Iglesia”…el mundo al revés. Se ve que ahora para entrar se tiene que abrazar uno a todos los herejes y sobre todo no poner cara de estampita. Como dijo San Atanasio frente a los arrianos: “ellos tendrán los templos, pero nosotros tenemos la fe”.

  6. José Manuel Guerrero dice:

    Josepmarian: “Él va a echar a todos los que obedezcan a Benedicto XVI. Eso es claro, porque está combatiendo a todos los que son fieles seguidores del Evangelio, de las enseñanzas auténticas de la Iglesia, de la Tradición de los santos Padres”

    Para este cerdo enemigo de Dios, la purga en la Iglesia, el ostigamiento a los fieles ya ha comenzado. Hace tiempo que dio el pistoletazo de salida de la persecusiòn contra los verdaderos católicos. Ayer mismo, para no ir mas lejos, echó mas leña al fuego con estas palabras.

    «Jesús nunca quiso que su Iglesia fuera rígida». Ellos, por lo tanto, a causa de su «actitud no entran en la Iglesia. Se dicen a sí mismos cristianos, se dicen católicos, pero su actitud rígida los aleja de la Iglesia”

    Es decir, para Bergoglio, “Jesùs” (observen que este pollo de cernìcalo nunca llama a Nuestro Señor, Cristo, o Jesucristo) no queria una Iglesia “rìgida”, y para apoyar tal idea, a Crito no se le ocurre otra cosa que darnos un potente articulado de normas, dogmas y doctrina nada flexible, “rìgida” como la Ley de Dios, como el poder del Padre.

    No queda duda de la máxima aspiración de este diablo: servir a Satanás.

  7. José Manuel Guerrero dice:

    Este es el quid de la cuestión. Una vez visto y entendido, sobra todo lo demás:

    ” , ¿cuál es la obsesión de Franciso? …. poner el segundo mandamiento de la ley de Dios por encima del primero”

    Yo reconozco que llegué a la misma conclusiøn que usted, padre, nada mas lo vi bajar la cerviz ante la plebe de Roma.

    Y otra cosa, observando la foto de berhoglio haciendo el lavatorio de patas, uno se pregunta dónde quedan su famosa lumbagia, su grave artritis y sus dolores de espaldas? Y cómo se puede ser defensor de un tipo mas falso que Judas?

    No le falta tiempo al maldito afeminado hijo del demonio para inclinarse, postrarse de hinojos y arrodillarse ante el hombre, su dios.

Los comentarios están cerrados.

Glosario

Misa espiritual

Benedictus PP. XVI

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Santuario de Fátima

Fátima en directo

Jesús, en Vos confío

A %d blogueros les gusta esto: