Lumen Mariae

Inicio » abominación » La teología ecológica o panenteísmo cristiano

La teología ecológica o panenteísmo cristiano

Virgen de Guadalupe

Corazón de Jesús

El Gran Milagro

Infiltración en la Iglesia

El Reino de la Paz

notoelque275

«Y Francisco es el hombre de la paz. Y así, el nombre ha entrado en mi corazón: Francisco de Asís. Para mí es el hombre de la pobreza, el hombre de la paz, el hombre que ama y custodia la creación… Es el hombre que nos da este espíritu de paz, el hombre pobre…» (Francisco – 16 de marzo de 2013).

«…el hombre que ama y custodia la creación»: esto no es San Francisco de Asís. Este santo amó y custodió a Cristo en su corazón. Fue uno con Cristo. Perseveró en la Fe de Cristo e hizo en la Iglesia la obra que Cristo le pedía.

Pero Francisco entiende a San Francisco según la teología ecológica o panenteísmo cristiano.

Para esta aberración filosófica, «la originalidad de San Francisco reside en el hecho de haber conseguido una síntesis feliz entre la ecología interior y la ecología exterior, es decir, dio origen a una fascinación mística cósmica» (Ecología, Política, Teología, Y Mística – Leonardo Boff).

¿De qué habla el hereje y cismático Boff?

La ecología interior es la ecología mental, es decir, la polución del aire, la contaminación de la tierra, la pobreza de los hombres, los agujeros negros, etc…, manifiestan la mente del hombre. Y, por tanto, todo eso significa que el hombre está enfermo en su mente. Las violencias, las agresiones al medio ambiente producen en la mente del hombre un desequilibrio.

Y, para poder comprender este punto, hay que saber que para ellos el universo no está sólo fuera de la persona, sino que está dentro de ella. Lo que pasa en el universo, en su exterior, también se traduce en el interior de la persona. El sol, el agua, las plantas, los animales no son imágenes que vemos con los ojos y que producen un estímulo intelectual o sensible en nosotros, sino que viven en nosotros como figuras cargadas de emoción, como un arquetipo. Esto es una aberración, pero así piensan ellos.

Ellos creen que el mundo es el cuerpo de Dios. Y, por eso, Francisco predica: «Tenemos que tocar las llagas de Jesús, debemos acariciar las llagas de Jesús, tenemos que curar las llagas de Jesús con ternura, tenemos que besar las llagas de Jesús, y esto literalmente» (3 de julio de 2013). Los pobres son las llagas de Cristo. Los pobres son el cuerpo de Cristo. Los pobres son la carne de Cristo. Literalmente.

«Los pobres, los abandonados, los enfermos, los marginados son la carne de Cristo.» (12-05-2013). Cuando no se diferencia entre Cristo y los hombres; cuando todo es uno, entonces se llega a esta aberración. Ya no es sólo una herejía, sino una abominación.

Ningún pobre es la carne de Cristo. Ningún hombre es el cuerpo de Cristo. Cada pobre tiene su vida, cada hombre tiene su cuerpo.

El problema de este pensamiento filosófico es que pone a Dios más grande que el Universo y, por tanto, el Universo está en Dios (panenteísmo= todo en Dios, todo dentro de Dios, todo metido en Dios). En consecuencia, Dios impregna cada parte de la naturaleza, del cosmos; Dios es una parte de la naturaleza. Dios se extiende más allá de la naturaleza, pero está en la naturaleza. Es distinto a la naturaleza, pero es la naturaleza.

Y Dios no es más grande que la naturaleza, ni es más pequeño, porque Dios no tiene medida. Dios es el que es. Lo demás es lo que no es.

Como ellos no parten de acá, entonces todo es buscar la idea humana de Dios y de la Creación.

Ellos rompen a Dios y el acto creador de Dios. Por tanto, ellos lo niegan todo y quieren explicarlo todo desde el hombre. Es volver a Kant y a Hegel, pero más sofisticado.

Ellos tratan de explicar la relación del hombre con la naturaleza a lo largo de la historia. Por eso, San Francisco es el hombre que ama y custodia la Creación; es decir, ha encontrado una idea, un modo de relacionarse con lo creado, con el universo, con las criaturas, sin dañarlas, sin poner un pensamiento negativo. Llegó a un pensamiento positivo y con él vivió.

Cuando el hombre era primitivo, entonces desarrolló un instinto de agresividad, y eso dejó marcas en el hombre interior y en la sociedad. Si el hombre lucha por sobrevivir, comienza a hacer daño en la naturaleza y, entonces, eso se va reflejando en él mismo, en los que viven con él, en la sociedad, etc. Se va creando un estado mental, una idea fija, una acomodación al mundo, al espacio en que vive, etc. Se crean sociedades que viven de esa forma de pensar.

Según sea lo que el hombre obre, así será su estado mental, su enfermedad. Y así quieren explicar todos los pecados de los hombres. Los distintos sistemas son los que fabrican la vida de los hombres.

El sistema religioso mete en la mente del hombre la idea de Dios y le va proyectando lo que tiene que obrar con esa idea; el sistema del capital penetra en el hombre y le determina la manera de vivir, de relacionarse con los demás, la forma de amar a otros, etc, según el dinero, el capital, los negocios. El sistema tecnológico invade la mente de objetos inanimados, que crean soledad, egoísmo, odio, etc.

Como hay una unidad entre la naturaleza y el hombre (no hay una diferencia esencial), entonces lo que obra el hombre se traduce en la naturaleza, y eso pasa a los demás hombres. Por tanto, la ecología mental supone la anulación de la voluntad humana y de la razón humana. El hombre es un juguete de sí mismo y de la naturaleza.

Ellos quieren meter en la mente del hombre la idea de que el hombre puede convivir con la naturaleza. Y si el hombre alcanza esta idea, entonces no destruye la naturaleza ni así mismo. El pecado original, por supuesto, no existe. El hombre tiene que mirar al universo y descubrir un encantamiento, una belleza, una grandeza. Y vivir de acuerdo a eso.

Cuando Adán pecó, esto es ya imposible de realizar, porque todo está maldito. Es decir, nada de la Creación lleva al hombre a una bondad, una belleza, en la que pueda quedarse, permanecer siempre. Todo es transitorio, todo es vanidad, todo es vacío. «Vanidad de vanidades; todo es vanidad. ¿Qué provecho saca el hombre de todo por cuanto se afana debajo del sol?» (Ecles. 1, 2b-3). Ellos niegan esta Palabra de Dios. Ellos quieren encontrar en el Universo el eslabón perdido, lo que Adán perdió por su pecado.

Por eso, ellos dan mucha importancia a las energías psíquicas, a los pensamientos positivos del hombre, para poder ir a esta convivencia con lo naturaleza. Si el hombre tiene ideas positivas, entonces no hace un mal social, un mal natural, un mal cósmico. Ellos se impregnan de toda la dimensión mágica y chamánica del psiquismo humano. Ellos adaptan la doctrina budista de la reencarnación y del espíritu.

Se trata de observar la propia imaginería mental y aprender a moverse dentro de esa realidad subjetiva, poniéndose en contacto con todo ese universo para llegar a la idea que una al hombre con el universo.

La ecología es un campo abierto al espiritismo, adivinación, al budismo, que destruye completamente la fe en Cristo y la fe en la Iglesia.

La nueva encíclica o aberración filosófica que está preparando Francisco va por aquí. Es un destruir la doctrina de Cristo, para hablar de un lenguaje sobre Cristo, sobre Dios, sobre la Creación, sobre el pecado, que no tiene nada que ver con la Verdad.

Francisco ya emplea este lenguaje cuando habla del demonio, de los pobres, de Cristo, de la Iglesia, de la Misericordia. Dice cosas, que la gente no comprende que eso es una aberración, porque suenan bien al oído, gustan al entendimiento del hombre y hacen caminar con una gran confusión en su mente.

Cuando a los hombres se les habla la Verdad como es, estas personas, que siguen estas doctrinas, no son capaces de ver la verdad, porque están sólo mirando su idea humana, su filosofía humana. Y así viven: destrozando la verdad, persiguiendo la Verdad, con su idea.

Para los seguidores de esta aberración, San Francisco era un poeta, «capaz de sentir el corazón de la cosas, descifrar en cada cosa su mensaje ontológico y sentir, por connaturalidad, los lazos con los cuales están unidos todas las criaturas, ente sí y con Dios» (Ecología, Política, Teología, Y Mística – Leonardo Boff).

Es decir, que San Francisco pudo conseguir entrar en el misterio de la Creación y de Dios. Conocía lo que había en cada ser, en su interior; podía leer la mente de los hombres; cuando veía una planta, conocía su interior, su energía que transmitía. Y, por eso, podía conectarse a esa planta, a ese universo, a ese cosmos. Veía las uniones entre las criaturas y Dios, y así podía formar una unión con ellas.

En esta aberración filosófica, que es la teología ecológica, se destruye la Creación de Dios y la obra que Dios ha puesto en esa Creación.

Dios, al crear, pone una Jerarquía de seres en lo que crea. Y, por eso, entre las criaturas, hay un orden, una jerarquía. Y se crean unas primero, y otras después, porque en Dios hay una razón divina en lo que crea: cada criatura es para algo divino en el plan de Dios. Hay una dependencia entre todas las criaturas. No hay una igualdad, una amistad, un lazo común entre ellas. Unas criaturas dependen de otras para vivir. Por eso, cuando Dios crea al hombre, crea un orden, una jerarquía: primero el varón, después la mujer. Y la mujer depende del hombre; no es igual al hombre. Porque el hombre y la mujer tienen funciones diferentes en la Creación. Pero todo esto queda anulado en esta aberración, que sólo quiere buscar un ideal común entre todas las criaturas del universo. Y no comprenden lo que significa que el Espíritu Santo habite en el cuerpo del hombre. No comprenden la Eucaristía; no comprenden la vida espiritual ni la vida mística. Todo lo tuercen, porque ponen una unión sustancial entre el hombre y Dios, por su panenteísmo.

Ellos explican así la ecología exterior que practicaba San Francisco de Asís: «A partir de esa mística de confraternización universal, trataba a todas las cosas con sumo respeto y veneración. Pedía a los hermanos que no cortasen totalmente los árboles, para que pudiesen brotar nuevamente; en invierno daba miel a las abejas porque sufría víéndolas nerviosas y hambrientas. En él irrumpió la ternura como actitud fontal en el encuentro con todas las alteridades. En él predominaban el Eros y el Pathós (capacidad de sentir y de vibrar ante el valor de las personas y las cosas) por encima del Logos (estructura de comprensión de la realidad). El corazón ganó con él su derecho como forma sutil y profunda de conocimiento. El conocimiento cordial no nos distancia de las realidades, nos posibilita establecer comunión y amistad con ellas» (Ecología, Política, Teología, Y Mística – Leonardo Boff).

Porque fraternizaba, porque era amigo del universo, de los hombres, de las criaturas, entonces respetaba todas las cosas y las veneraba. Ese amor al universo le lleva al culto del universo. Rompen con el amor divino y con la ley divina.

Para amar al universo hay que hacerlo con el amor de Dios, no con los sentimientos fraternos que cada cual encuentra en su vida. Francisco predica mucho de la fraternidad, de la ternura, del sentimiento humano, para respetar al otro, para compartir con el otro. Eso es constante en él, en cada homilía, porque está bebiendo de esta doctrina.

Y, como siente esta veneración con el cosmos, entonces San Francisco no rompe una hoja, no pisa una hormiga, no produce un mal en el universo. El amor a la criatura por encima del amor de Dios. Es más importante no dañar a una hormiga que el mal que está en el alma por el pecado. Sólo el hombre atiende a la relación con el otro hombre, en no dañar al otro, en no dar una palabra que moleste; pero no atiende a su pecado, ni al suyo ni al de la otra persona. No se atiende a una norma de moralidad entre las personas, a un orden en el ser, entre las criaturas, sino a un amor fraterno, a un amor idealizado, a una fascinación por el cosmos: «La Iglesia es la sal de la tierra, es luz del mundo, está llamada a hacer presente en la sociedad la levadura del Reino de Dios y lo hace ante todo con su testimonio, el testimonio del amor fraterno, de la solidaridad, del compartir» (Francisco – 18 de mayo de 2013). Se es levadura porque hay un amor al hombre; no porque exista una ley divina. Este es el engaño de este hombre, que no cree en nada. Sólo cree en su pensamiento humano. Y, con él, no puede dar nunca la doctrina de Cristo, la Verdad en la Iglesia.

«Cuando este dejar el padre y la madre y unirse a una mujer, hacerse una sola carne e ir adelante y este amor fracasa, porque tantas veces fracasa, debemos sentir el dolor del fracaso, acompañar a aquellas personas que han tenido este fracaso en el propio amor. ¡No condenar! ¡Caminar con ellas! Y no hacer casuística con su situación» (8 de febrero de 2014). Francisco nunca va a juzgar el fracaso de un matrimonio por su falso amor al hombre, que le ciega en la verdad de lo que es un matrimonio. Si un matrimonio fracasa, hay que juzgar en qué ha fracasado. Y la Iglesia tiene el deber de juzgar el fracaso de un matrimonio. No es la conciencia del hombre y de la mujer lo que resuelve ese matrimonio.

Y Francisco no juzga por esto, por su falsa concepción del matrimonio: «Cuando uno lee esto piensa en este diseño de amor, este camino de amor del matrimonio cristiano, que Dios ha bendecido en la obra de arte de su Creación…una bendición que jamás ha sido quitada. ¡Ni siquiera el pecado original la ha destruido!. Cuando uno piensa en esto, ve cuan bello es el amor, cuan bello es el matrimonio, cuan bella es la familia, cuan bello es este camino y cuanto amor, cuanta cercanía tenemos que tener con los hermanos y las hermanas que en la vida han tenido la desgracia de un fracaso en el amor» (8 de febrero de 2014). Francisco está expresando su idea de la Creación, pero no expresa la fe en Cristo, la Palabra de Dios, el Evangelio. Y no puede entender que el matrimonio está maldito desde que Adán pecó: «Maldita Adán la tierra por tu causa». Fue precisamente la unión entre hombre y mujer lo que trajo esa maldición. Adán se unió a la mujer sin la Voluntad de Dios, sin la ley divina, por un amor humano, por un amor carnal, por un amor fraterno.

Una cosa es que permanezca entre hombre y mujer el vínculo del matrimonio si se casan ante Dios, y otra cosa es que Dios bendiga ese matrimonio.

Jesús puso el Sacramento del Matrimonio para que los hombres alcanzaran la bendición divina en esa unión entre ellos, que Adán perdió para todo matrimonio. Sin ese Sacramento, todo matrimonio es maldito. Existirá el vínculo, pero no la bendición de Dios.

Francisco busca la cercanía humana, la fraternidad con el hombre y con el universo: «cuanta cercanía tenemos que tener con los hermanos y las hermanas que en la vida han tenido la desgracia de un fracaso en el amor». Para la gente que ha fracasado en su matrimonio, hay que darle la verdad de la situación. Hay que hablar claro, no hay que tener sentimentalismos, cariñitos, ternuras. Porque esto lleva siempre al pecado: demos la comunión a la gente malcasada, porque hay que comprender su situación de vida, por una falso amor fraterno.

Francisco bebe de las aguas de esta aberración filosófica, que es la teología ecológica. Es un monstruo de teología, de pensamiento filosófico, que hace aguas por todos lados y que anula la fe en Cristo y cualquier dogma en la Iglesia. Y esto es lo que viene a la Iglesia. Y Francisco da muchas cosas que pertenecen a esta teología, porque se quiere hacer una nueva iglesia, con una nueva fe, con un nuevo evangelio.

Anuncios

16 comentarios

  1. María dice:

    Ya he encontrado el vídeo del P. Santiago Martín, de los primeros días de este mes de Mayo. Aquí también se refiere a los herejes modernos.

  2. María dice:

    José Manuel Guerrero, es lógico que Bergoglio no crea en la Justicia del Dios Católico, porque no cree en el Dios Católico. Pero lo que sorprende y escuece es que los que sí creen alaben el EVANGELII GAUDIUM.

    Sé de un obispo español que está haciendo piruetas para defender las “peculiaridades” de Bergoglio. Y me pregunto hasta cuándo. Es más, tengo ansia de que deje de defenderlo porque no me parece merecedor de que este buen obispo, al que admiro y en el que todavía creo, pese a todo, se esté quemando por él.

  3. Matias Esteban dice:

    Quizás me traten de loco….pero todo esto que esta sucediendo, me esta permitiendo ser un mejor católico: mas simple, mas humilde, mas estudioso, mas confiado, mas valiente…como si el Señor en su Infinita Sabiduría lo esté permitiendo para nuestro provecho espiritual.

  4. María dice:

    A mí me parece que el P. Martín cada día está siendo más claro. En los primeros días de mayo, en una homilía que no encuentro (esa página de Magníficat Tv me resulta muy difícil de manejar porque no encuentro lo que busco) habló de que hay gente en la Iglesia que niegan a Cristo, niegan la divinidad de Cristo para modificar su doctrina. Son los progresistas que quieren una Iglesia para el hombre…. ya sabemos todo lo demás. Y hoy dice esto que ya es un paso al frente ante la marcha que están tomando los acontecimientos. Agradezco mucho al que ha puesto el vídeo porque me ha alegrado. Y si bien es cierto que elogia a Kasper (en el otro vídeo más antiguo) como teólogo, también lo es que denuncia el proyecto del alemán. De aquel video al de los primeros días de mayo y a este de hoy, veo una evolución, un ¡ya está bien! que me consuela, precisamente porque este callar de muchos es desesperante.

  5. LAODICEA dice:

    A este sacerdote por exponer la doctrina y negar la comunion a los que viven en amasiato los feligreses lo han hechado de su parroquía.:

    http://www.farodevigo.es/portada-ourense/2014/05/13/queremos-parroco-llama-adulteros-borrachos/1022132.html

    Respecto a lo que dice filomena de los blogs, ayer hice un comentario en el blog de la cigoña defendiendo la tesis de que benedicto sigue siendo papa y que bergoglio es miembro del rotary de buenos aires y por tanto masón y me los han borrado y aún encima tachandome de sedevacantista, he intentado responder pero han vuelto a suprimir mi comentario, pero lo curioso es que el blogger comenta mi comentario despues de borrarme.

    http://www.gaceta.es/cigona/contundente-articulo-magister-comunion-los-divorciados-testimonio-periferia-13052014-1439

  6. mariaiesu dice:

    VIDEO COMPLETO

  7. Cristina de López dice:

    Padre le pido por favor borre usted mi comentario en el que he compartido el video del padre Santiago, si usted piensa que este pueda causar confusión en las almas.
    Gracias padre, Dios le bendiga!

    • josephmaryam dice:

      Ese video no causa confusión porque dice la verdad, aunque no toda. La postura del Padre sobre la legitimidad de Francisco es la de muchos sacerdotes que tienen que callar ante lo que Francisco dice por una falsa obediencia a las estructuras creadas en la Iglesia. Esas estructuras son muy rígidas y ponen en la cuerda floja a quien se atreva a decir algo en contra del Papa. Muchos callan sabiendo las herejías que dice ese hombre porque si hablan se quedan en la calle, sin trabajo, sin un lugar, sin nada. Si hablan abiertamente, su vida humana corre peligro. Los que pueden hablar libremente son los que no dependen de esa estructura directamente, los que no tienen miedo de perder lo humano. Pero de estos son pocos. Por eso, la Jerarquía será la que al final se desprenda de Roma cuando empiecen a tocar lo más sagrado: sus votos y los dogmas.
      Mucha Jerarquía vive con una fe raquítica, con una fe de circunstancias, que ante cualquier cosa que venga de Roma se aprueba, no sabe atacarla, no sabe defender la verdad porque ellos tampoco la viven.
      La Jerarquía sabe lo que es Francisco; pero tienen que obedecer por la estructura tan fuerte que hay entre Roma y los demás Obispados. Los Obispos no son tontos. Y, por eso, viene un mal mayor a toda la Iglesia: cada Obispo tiene, ahora, más poder en su diócesis, con independencia de Roma. Francisco está dejando libertad a cada Obispo. Si se someten a él, entonces hacen lo que quieren en sus diócesis. El poder se está descentralizando. Eso es fruto del gobierno horizontal. Eso es una consecuencia, que nadie ha meditado, pero que es una verdad que ya se palpa. Francisco está dejando libertad a todos en el pensamiento pastoral y doctrinal. Eso antes, con los anteriores Papas no se podía hacer. Lo hacia cada Obispo ocultamente, en la desobediencia a Roma. Pero ahora ya nadie desobedece a Roma, ya nadie critica a Roma, sino que se ponen de lado de Roma, porque les conviene. Y los sacerdotes, que ven este juego, tienen que callar porque saben cómo son las cosas entre Roma y los Obispos, y los Obispos y los sacerdotes.
      No es fácil para un sacerdote oponerse abiertamente a Francisco. El Padre Santiago tiene que oponerse, pero no en totalidad. Y lo que dice ya es grave, y eso le va a traer problemas muy pronto con Roma y con su Obispo.

  8. Cristina de López dice:

    Filomena, es verdad que el padre Santiago ha proferido alabanzas a Francisco en algunos de sus anteriores videos, más sin embargo, en este que hoy he compartido, y que creo es, si no el último, de los últimos al día de hoy hechos por él, me ha parecido importante su declaración, a pesar de que en él no exprese que Francisco no es Papa.

    Desde mi muy personal punto de vista y partiendo solo de lo expresado en este video, en el que dicho sea de paso, no ha elogiado a Francisco, creo que su aportación puede ayudar a otros a comenzar a abrir los ojos.

    Pido a Dios que a partir de esta declaración, venga a ser de aquellos sacerdotes que permaneciendo fieles a Jesucristo y a la Iglesia, sea faro que iluminando el camino con la LUZ DE LA VERDAD, guíe a las almas que el Señor quiera confiarle.

    Oremos pues Filomena, para que siga adelante y sepa ponerse desde ya en la Verdad y lejos de volver a elogiar a Francisco y a sus aliados, los combata sin ningún temor con la Espada de la Verdad.

    Saludos!

  9. mariaiesu dice:

    PADRE SANTIAGO MARTIN de EWTN DE FRANCISCANOS DE MARIA HABLA DE CISMA Y DEL CONCEPTO MENTIROSO DE MISERICORDIA. LE pega directo y habla de Francisco.

    Recopilacion de 1 año Video FRANCISCO Y APOSTASIA DE LA FE

  10. Juan Pablo dice:

    “Si mañana llegara una expedición de marcianos, por ejemplo, y algunos de ellos vinieran donde nosotros, digo marcianos ¿no?… Verdes, con esa nariz larga y las orejas grandes, como los pintan los niños… Y uno dijera: “Pero, yo quiero el bautismo”. ¿Qué pasaría?”, se preguntó el Santo Padre, en una homilía en la misa de Santa Marta. “¿Quiénes somos nosotros para cerrarle las puertas al Espíritu Santo?”

    ¿Esto es un Papa?! Si son marcianos, muy simple: no se los bautiza porque el Bautismo es un Sacramente instituido para los hombres y no para los marcianos en caso de existir. En fin. Un poco de humor.

    Y me pregunto, si las dos mujeres “madre y madre” de Umma (creo que se llama) le piden Sacramento de Matrimonio, les dirá ¿”quien soy yo para prohibir”?

  11. Marita dice:

    Francisco por no conocer al verdadero Dios ha caído en lo que el Libro de la Sabiduria dice: El culto de las fuerzas de la naturaleza (Sab 13,1-9)
    ¡Que pena Bergoglio, un “Papa” adorador de la naturaleza!!! Hasta donde has llegado.

  12. Cristina de López dice:

    En el libro recomendado por Esteban Matías, “de la cábala al progresismo” encontramos claramente y de forma sintetizada en su conclusión, lo que hoy en día vemos:

    Bergoglio encabezando esa “iglesia gnóstica” o iglesia de la publicidad, que se ha levantado dentro de la misma Iglesia Católica, mientras que SS Benedicto XVI, sigue siendo el Vicario de la Iglesia Católica o Iglesia del Silencio, aquella que los males del infierno no podrán jamás destruir y cuyo rebaño ha de ser muy pequeñito.

    Que el Señor nos conceda el don de la perseverancia final y podamos llegar a ser contados entre las ovejas de aquel pequeño rebaño a quien el Padre se complacerá en darle el Reino.
    Oremos por SS Benedicto XVI.
    Ven Señor Jesús!

    Aquí un fragmento de dicha conclusión de tan acertado libro:

    Cómo se hayan de cumplir, en esta edad cabalística, las promesas de asistencia del Divino Espíritu a la Iglesia y cómo se haya de verificar el portae in feri non prevalebunt, las puertas del infierno no han de prevalecer, no cabe en la mente humana. Pero así como la Iglesia comenzó siendo una semilla pequeñísima (5), y se hizo árbol y árbol frondoso, así puede reducirse en su frondosidad y tener una realidad mucha más modesta. Sabemos que el mysterium iniyuitatis ya está obrando (6); pero no sabemos los límites de su poder. Sin embargo, no hay dificultad en admitir que la Iglesia de la publicidad pueda ser ganada por el enemigo y convertirse de Iglesia Católica en Iglesia gnóstica. Puede haber dos Iglesias, la una la de la publicidad, Iglesia magnificada en la propaganda, con obispos, sacerdotes y teólogos publicitados, y aun con un Pontífice de actitudes ambiguas; y otra, Iglesia del silencio, con un Papa fiel a jesucristo en su enseñanza y con algunos sacerdotes, obispos y fieles que le sean adictos, esparcidos como “pusillus grex” por toda la tierra. Esta segunda sería la Iglesia de las promesas, y no aquella primera, que pudiera defeccionar. Un mismo Papa presidiría ambas Iglesias, que aparente y exteriormente no sería sino una. El Papa, con sus actitudes ambiguas, daría pie para mantener el equívoco. Porque, por una parte, profesando una doctrina intachable sería cabeza de la Iglesia de las Promesas. Por otra parte., produciendo hechos equívocos y aun reprobables, aparecería corno alentando la subversión y manteniendo la Iglesia gnóstica de la Publicidad.
    La eclesiología no ha estudiado suficientemente la posibilidad de una hipótesis como la que aquí proponernos. Pero si se piensa. bien, la Promesa de Asistencia dé la Iglesia se reduce a una Asistencia que impida al error introdu cirse en la Cátedra Romana y en la misma Iglesia, y además que la Iglesia no desaparezca ni sea destruida por sus enemigos (7).
    Ninguno de los aspectos de esta hipótesis que aquí se propone queda invalidado por las promesas consignadas en los distintos lugares del Evangelio. Al contrario, ambas hipótesis cobran verosimilitud si se tienen en cuenta los pasajes escriturarios que se refieren a la defeccióú de la fe. Esta defección, que será total, tendrá que coincidir con la perseverancia de la Iglesia hasta el fin. Dice el Señor en el Evangelio: “Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿encontrará fe en la tierra?” (8).
    San Pablo (9) llama apostasía universal a esta defección de la fe, que ha de coincidir con la manifestación del “hombre de la iniquidad, del hijo de la perdición”.
    Y esta apostasía universal es la secularización o ateización total de la vida pública y privada en la que está en camino el mundo actual.
    La única alternativa al Anticristo será Cristo, quien lo disolverá con el aliento de su boca. Cristo cumplirá entonces el acto final de liberar a la Historia. El hombre no quedará alienado bajo el inicuo. Pero no está anunciado que Cristo salvará a muchedumbre. Salvará sí a su Iglesia, “pusillus grex” (10), rebañito pequeño, a quien el Padre se ha complacido en darle el Reino.

    http://www.statveritas.com.ar/Autores%20Cristianos/Meinvielle/Meinvielle-01.htm

  13. Cristina de López dice:

    El padre Santiago Martín habla del falso concepto de misericordia que hoy en dìa sale de Roma. Concepto demagógico, dañino, pernicioso y malvado que va contra la misma Verdad, es decir Jesucristo. Mencionando que toda esta doctrina contraria a la Iglesia ha de desembocar en un cisma.

    “Nadie en la Iglesia Católica es Dios por encima de Dios. Si alguno pretende ser mas Dios que Jesucristo está automáticamente fuera de la Iglesia Católica”.

    http://www.magnificat.tv/es/node/5901/59

  14. Matias Esteban dice:

    Padre: observo detrás de esas sentencias bergoglianas, la influencia de Teilhard de Chardin.

    El Padre Castellani nos alerto en muchos de sus escritos sobre la nefasta influencia de las ideas de este personaje, jesuita como el.

    Para aquellos como yo que desean desasnarse sobre estos temas tan complicados, les recomiendo el difícil pero brillante “De la cabala al progresismo” del Padre Meinville.

    Bergoglio no es católico, es cabalista.

    En síntesis apresurada: la cabala es la madre de todas las practicas mágicas, ocultistas, new age, etc

    Bendiciones

    • josephmaryam dice:

      1. El panenteísmo se llama “filosofía no dual” porque sólo existe un Ser. No existe el ente a se (Dios) ni el ente ab alio (las criaturas).
      2. El Ser crea dividiéndose en sí mismo. Los nuevos seres, las nuevas criaturas son el Ser, pero con una división. Participan del Ser, el Ser las contiene, pero manifiestan esa división. Ese ser nuevo forma una parte del Ser. Pertenece al cuerpo del Ser, está metido en el Ser. De esta manera, el Ser se auto-experimenta en sí mismo en otros seres. No existe el Ser a se ni el ser ab alio. No existe un Dios. No existe las criaturas fuera de Dios. Es todo uno: Dios y las demás criaturas. Dios se manifiesta como una idea que se estratifica en una infinidad de ideas, de niveles de vida, de planos de conciencia, que dependen unos de otros. De esa manera, se da un proceso de evolución del ser. Y eso es el Universo: es Dios que va evolucionando, que va cambiando en el tiempo, con la historia, con los pensamientos de los hombres. Un Dios que cambia. Ya no es un Dios inmutable. Y, por tanto, no puede darse el dogma, la ley divina, la verdad absoluta. Todo va evolucionando hacia una perfección del Ser. Dios no es perfecto. Dios va evolucionando a esa perfección y hace que todo lo demás alcancen esa perfección. Existe una idea original, imperfecta, no petrificada, sino en evolución. Una idea que va creando otras ideas, que son la Idea original, pero dividida; son una parte de la idea original. Y así todas las ideas se relacionan unas con otras. Las diferentes ideas de los hombres se unen para poder formar la idea original. Por eso, en la diversidad está la unidad. Es necesario dialogar con todos los hombres porque todos tienen una parte de la idea original, todos están metidos en la idea original. Todos tienen una verdad, pero no perfecta, porque cada ser es una parte del Ser, el cuerpo del Ser. En la medida en que el Ser va evolucionado, se va acercando a la perfección y da lugar a seres más complejos, más perfectos. Y entonces se dan los genios, los hombres de gran inteligencia, los santos.
      Francisco hace alarde de esta doctrina en toda su enseñanza:
      1. La concepción de la fe, en la lumen fidei, es partir de una idea primitiva de la fe, que Dios dio a Abraham, que fue perfeccionada por Jesús, pero que es necesario que llegue a su perfección en la evolución del pensamiento humano. Por eso, la fe es un recordar el pasado, para encontrar una idea más perfecta y así alcanzar la unidad de la fe. La fe ya no es vivir la vida de Cristo, sino recordarla para construir un futuro más perfecto.
      2. Por eso, Francisco promueve el diálogo entre todas las religiones, porque todas ellas son divisiones de la verdad, de la unidad. Todo es verdad en ellas, pero de manera imperfecta. Los hombres se han quedado en su idea imperfecta y no han sabido evolucionar en esa idea hacia otra mejor.
      3. Por eso, él proclama la tolerancia hacia los demás hombres, el respeto a sus ideas, a sus formas de vida, la ternura con los demás. Y de ahí nace el que no hay que juzgar. Él, al hablar de los mandamientos de Dios no los ve como algo negativo, como prohibiciones, sino como una imperfección en el hombre de ese tiempo, cuando los recibió.
      4. En la evangelium gaudium persigue la idea más perfecta, que es el comunismo, el bien común. Pone a los pobres como el ideal que todo hombre tiene que acoger si quiere avanzar más allá de lo que vive. Como los hombres buscan la riqueza en sus vidas, eso impide la perfección. Se llega al ideal que Jesús marcó en el Evangelio con una pobreza real en todos los hombres; que todos compartan se desprendan de sus bienes para dárselo a los que no tiene y así formas una unidad en la riqueza. Como los hombres persiguen una idea de la riqueza que olvida a los demás, entonces tiene que aceptar esa idea para que la sociedad vaya a más perfección. Cristo evolucionó en los pobres. Los ricos, para evolucionar, tiene que dar su dinero a los pobres.

      3. El creador del concepto fue el filósofo alemán y masón heterodoxo Karl Christian Friedrich Krause (1781–1832), quien buscaba reconciliar el teísmo tradicional con el panteísmo y la religión natural. Sus ideas sobre Dios influyeron decisivamente en los krausistas españoles y argentinos, así como en filósofos norteamericanos como Ralph Waldo Emerson y Charles Hartshorne.
      4. Es una filosofía muy antigua la cual, a partir de Aristóteles, generalmente ha sido olvidada por el pensamiento occidental. No es bíblica, es decir, no tiene ningún fundamento en la Sagrada Escritura. Es sólo la idea del hombre que quiere inventarse a Dios y a las criaturas. Por eso, no se la puede llamar teología, porque no se refiere al conocimiento que Dios ha dado en Su Palabra. Sin embargo, ya la llaman así quienes la siguen. ES un mosntruo de teología, es decir, una abominación.
      5. Expresiones históricas del panenteísmo:
      a. Hermetismo,
      b. Tantrismo,
      c. Taoísmo,
      d. Vedanta,
      e. Filosofía Pre-Aristotélica,
      f. Neoplatonismo (Plotino, Ficcino),
      g. Cábala,
      h. Filosofía del Romanticismo (Goethe, Schelling),
      i. Fenomenología del Espíritu (Hegel),
      j. Gran Cadena del Ser (Lovejoy),
      k. Filosofía Perenne (Huxley),
      l. Evolucionismo Vitalista (Bergson, Theilard),
      m. Teoría Sistémica (Bertalanffy, Lazlo, Sheldrake),
      n. Filosofía Integral (Aurobindo, Ken Wilber),
      o. Epistemología Participativa (Richard Tarnas).

Los comentarios están cerrados.

Glosario

Misa espiritual

Benedictus PP. XVI

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Santuario de Fátima

Fátima en directo

Jesús, en Vos confío

A %d blogueros les gusta esto: