Lumen Mariae

Inicio » 666 » El Dragón Rojo viene del sur

El Dragón Rojo viene del sur

Virgen de Guadalupe

Corazón de Jesús

El Gran Milagro

Infiltración en la Iglesia

El Reino de la Paz

icono1

El documento de Francisco, Evangelii Gaudium, contiene encubierto una herejía: la teología de la liberación.

Esta teología viene de la filosofía marxista y produce toda clase de herejías en sus postulados.

El comunismo no sólo pertenece a Rusia, sino también a la teología descarnada de muchos sacerdotes y Obispos que ya no creen en la Iglesia.

La Teología de la liberación fue combatida por la Iglesia, pero no aniquilada. Y cambiaron las caretas los que seguían esa teología para hacerla más descafeinada, quitando aquellas cosas propias del marxismo, que no gustaban porque, claramente, eran heréticas. Y presentaron una teología de los pobres, que es lo mismo que la teología de la liberación, pero más práctica, no tan filosófica ni tan clara en los argumentos contra las verdades de la Iglesia.

Pero, en el fondo, es lo mismo, porque el fin es el mismo: acabar con la clase dominante en la Iglesia, que es la Jerarquía. Y hacer una Iglesia para los pobres, para el pueblo, sirviendo a la gente que no sabe lo que es la verdad en la Iglesia.

No importan las formas para imponer una herejía. Lo que importa es hablar la herejía y tener a alguien en la Iglesia que la obre sin más.

Francisco pertenece a la “bestia…con dos cuernos semejantes a los de cordero”, que habla “como dragón” (Ap. 12, 11): es decir, Francisco es un Obispo que habla el comunismo en la Iglesia. Pertenece al grupo de la bestia, de la masonería en la Iglesia, que se opone a Cristo y a Su Iglesia.

El comunismo es el Dragón Rojo, que se enfrentó a la Iglesia y puso en la Iglesia 50 años de decaimiento espiritual. El Concilio Vaticano II es la idea del comunismo. Un Concilio que no dice nada nuevo, sino que abre muchos interrogantes sobre la esencia y la existencia de la Iglesia.

Ese Concilio trajo “agua como rio, para hacer que fuera arrastrada por el río” (Ap. 12, 15) la Iglesia.

El comunismo nunca murió, sino que se transformó en otra cosa, para seguir peleando contra la Iglesia. Porque el comunismo nació para destruir la Iglesia. Los comunistas odian la Iglesia.

Francisco la odia con todo su corazón. Por eso, el Dragón Rojo viene de la teología de la liberación o la teología de los pobres. Viene del sur, porque es América del Sur la cuna de esa teología. Y Francisco, que es del sur, la tiene embebida hasta los huesos de sus ser.

Por tanto, Francisco ha puesto en Roma la destrucción, el surtido de todas las herejías que están contenidas en su evangelii gaudium.

Es su legado a la Iglesia. Es donde se van a basar los diferentes jefes de la nueva iglesia para tumbar el dogma en la Iglesia.

Sólo hay una batalla contra el mal: dar al mal lo que es del mal. Si no se obra esto, entonces nunca se batalla contra el mal.

Si peleando contra el mal quieren ustedes poner palabritas para no hacer daño, entonces nunca van a triunfar del mal.

Al pecado hay que llamarlo como pecado. Y al pecador, que no quita su pecado, se le llama maldito, porque así lo llama la Escritura. Las cosas hay que tenerlas claras cuando se trata de combatir el mal en la Iglesia, porque si no pasa lo que pasa: todo el mundo haciendo juego con Francisco y nadie lo llama por su nombre: un maldito.

El maldito es el que pone su pecado públicamente en medio de la Iglesia y lo da a conocer a todos como si fuera un bien para todos. Y ante eso, quien quiera guardar las formas con Francisco, siempre se va a equivocar con ese sujeto, y nunca lo va a vencer, porque queda atrapado en su lenguaje amorfo que tiene en la Iglesia.

Un idiota como Francisco no merece ninguna publicidad en la Iglesia. Y todos se la están dando, porque tienen miedo de decir las cosas claritas. El respeto humano, las formas diplomáticas para no decir lo que se está pensando, y tantas cosas que no sirven para aclarar lo que es Francisco, es siempre un impedimento para ganar batallas en lo espiritual.

Francisco habla como dragón. Eso basta para oponerse a él sin misericordia, sin esperar darle un gusto por lo que hace en la Iglesia. A Francisco hay que ridiculizarlo, porque eso es lo que él hace con la Iglesia. El documento Evangelii gaudium ridiculiza la Iglesia, se mofa de Ella. Nos toma por idiotas, por almas que no sabemos ver lo que hay en ese panfleto.

Francisco habla con un lenguaje para bobos, sin ninguna sustancia intelectual en ese documento. No sirve ni siquiera para pensar la verdad. Quien quiera seguir un orden lógico en ese documento, se pierde en muchas cosas y no resuelve nada en su cabeza. Quien quiera hacer una teología de ese panfleto, no hace nada, porque no se apoya en nada, sino sólo en sentimientos bonitos sobre la vida.

Hay que estar alegres porque Jesús es alegría y nos la comunica. Ése es el resumen de ese documento. Páginas y páginas para no decir nada, ninguna verdad, ningún camino ni para salvarse ni para santificarse.

Hay que atacar con dureza a Francisco porque ha puesto la división en la Iglesia. Y esa división destruye toda la Iglesia, porque quita el Papado en la Iglesia. Y donde no está el Papa no hay Iglesia.

Esto es la gravedad del pecado de Francisco. Ante esta gravedad, no se puede hablar con cariñitos de Francisco. Hay que tumbarlo, porque su pecado lo exige.

Aquí no se habla para darle un gusto a nadie. Aquí se dicen las cosas claritas, gusten o no gusten. La verdad duele escucharla, porque los hombres viven para que sus oídos se regalen: quieren darse un gusto en el oído. Y les resulta difícil escuchar la verdad clara, como es. Y la verdad a nadie le gusta oírla.

Aquí nos dejamos de diplomacias y vamos al grano, porque hay que llamar a todos por su nombre. Y un idiota es siempre un idiota en la sagrada Escritura, es decir, uno que no sabe lo que es la verdad.

Eso es Francisco: un idiota. A quien no le guste este lenguaje, es el que emplea la Escritura. Pero como hacemos traducciones que agradan al oído humano, entonces no leemos la palabra hebrea de necio, que es idiota.

La palabra culta para llamar a Francisco necio es idiota. La palabra que emplean los hombres es necio, sin sabiduría, sin visión intelectual, etc.

Aquí nos dejamos de rodeos en el habla y vamos al grano, para que todos comprendan lo que se está diciendo. Y es muy claro, porque la Verdad no tiene pliegues. La Verdad se da como es.

El Dragón Rojo no significa un país o un grupo de personas con una ideología. Es un espíritu demoniaco que tiene la misión de combatir la Verdad de la Iglesia.

La Bestia con dos cuernos no combate la Verdad, sino que obra la mentira en la Iglesia.

Se combate la verdad de muchas maneras, con muchas filosofías, con muchas teologías erradas. No importa tanto la teología ni la filosofía, sino lo que importa es la manera de decir esa mentira.

El hombre es hábil en su pensamiento y sabe ocultar una mentira con muchas verdades. Eso es lo que hace Francisco. Analicen las homilías de Francisco y encontrarán que no tienen ninguna verdad, que no se apoyan en ninguna verdad, que no tienen un fin para una verdad.

Francisco sólo da mentiras, pero encubiertas. Y las da sin caer en la herejía, porque la encubre, la oculta. La dice y no la dice.

Esta forma de hablar es propia del demonio cuando quiere enseñar la mentira en la Iglesia. El demonio no va a enseñar la herejía como es, porque si no no tendría éxito en la Iglesia. El demonio tiene que llevar a la Iglesia hacia la mentira, pero dando verdades a medias. Verdades bonitas, bellas, pero que son una herejía.

Se dice mucho: Jesús ayuda a las almas, porque cura enfermedades, lava los pies, da de comer, etc. Esta frase es una herejía, pero no es una herejía por la forma de decir la herejía.

Jesús no ayuda a nadie, sino que Jesús salva a las almas de sus pecados. Y si quita el pecado, el alma puede recibir una sanación en su cuerpo, etc.

Esta es la Verdad. Pero no interesa poner a un Jesús Redentor, sino que interesa poner a un Jesús humano, que es bueno con todos. Y, entonces, se cae en la herejía pero sin poner en claro la herejía.

Así construye Francisco todo ese panfleto comunista, que es el Evangelii gaudium. Su forma de expresar su pensamiento agrada a los hombres. Pero está diciendo una herejía en lo que expresa.

En las homilías de cada día, no se aprecia con facilidad el discurso de la herejía. Pero, en este documento, porque Francisco tiene que decir más cosas, entonces es cuando mejor se aprecia la herejía en todo.

Este documento es herético en su fondo, pero está encubierta la herejía. Por fuera, no se ve. Sólo la observan los que saben de qué va Francisco. Los demás, les parece algo pueblerino, con un lenguaje sencillo, pero que tampoco es del agrado de muchos, porque no da inteligencias claras, sino que pone en alerta sobre ciertas cuestiones que a todos interesan en la Iglesia.

El Dragón Rojo significa una lucha contra la Iglesia hasta que sea atado por el Cielo. Cuando suceda eso, comenzará los mil años del Reino Glorioso de Cristo.

Francisco ha puesto el motivo para destruir la Iglesia en Roma con este documento. Este documento, en sí mismo, no vale nada, porque no da nada a la Iglesia. Es sólo el pensamiento de ese necio sobre la Iglesia. Y no más.

Pero este documento tendrá una gran importancia para el desarrollo de los acontecimientos en la Iglesia. Porque esa es la iglesia que se quiere en Roma: una iglesia para el mundo, para el pueblo, sin verdades, sin jerarquías, en la que todos sea felices en sus vidas humanas y tengan a la iglesia como un club social más en sus vidas, un lugar donde reunirse y charlar sobre las batallitas de la vida, mientras se toma un copa.

Esto es a lo que va la iglesia. Para hacer un reino humano en la Iglesia. Un reino para dar de comer a los pobres, para dar trabajo a los jóvenes, para estar a la moda de la ciencia, de la cultura, de la técnica en el mundo. Y así crear un paraíso en la tierra. Lo más contrario al Reino Glorioso de Cristo.

Francisco no cree en los mil años de ese Reino de Gloria. Francisco sólo cree en su reino en la tierra donde los pobres tiene pan y dinero para vivir su vida. Y lleva predicando esto nueve meses seguidos. Y lo hace por su obsesión del dinero. Vive para encontrar a alguien que le dé dinero para sus pobres. Lo demás, su teatro en la Iglesia. Y gana dinero por su obra de teatro en la Iglesia.

Francisco ha venido a destruir la Iglesia. Pero no es el indicado, porque no tiene inteligencia. Eso se ve por lo que escribe. Sólo uno sin inteligencia es capaz de escribir el Evangelii gaudium. Una persona inteligente no pierde el tiempo escribiendo tonterías.

Por eso, Francisco no sabe cómo tumbar a la Iglesia. Para eso, ha creado su gobierno horizontal. Para que otro saque un documento inteligente y él lo firme y así tumba la Iglesia.

El gobierno horizontal es la ayuda que Francisco necesitaba para destruir la Iglesia. No gobierna ese gobierno central, sino que planean la forma de sacar documentos con el solo fin de levantar una nueva iglesia en Roma.

Hay que ver las cosas como son. Y no son nada buenas para nadie. Viene lo peor para la Iglesia, lo que tanto en las revelaciones se ha dicho: la supresión del Sacrificio de Cristo en el Altar. Se quita eso y hay que irse de Roma. Y se quita eso de una forma que nadie lo va a entender, pero que va a estar, en ese acto, contenida la negación de la Eucaristía.

¡Ojo a lo que viene ahora de Roma! El documento Evangelii Gaudium es sólo para entretener a la Iglesia, una cortina de humo, que oculta la verdad de lo que se quiere hacer.


3 comentarios

  1. Verónica dice:

    Yo asisto a Misa en la Parroquia de los Padres Carmelitas de mi ciudad ,siempre se ha caracterizado por ser la más tradicional, ahora me encuentro que dos de nuestros sacerdotes que yo creía tan conservadores, y que por eso me agradaban, hablan continuamente de la maravillosa iluminación de Francisco, uno se atrevió a definirlo como “UN ÁNGEL DE DIOS” y durante todo el Mes de María tuvimos que escuchar sus nauseabundas homilías carentes de sustancia y verdad. Ya se han hecho durante la Misa 2 colectas para Caritas Chile y las peticiones a Dios hablan todo el tiempo de los pobres y las necesidades materiales de las familias, osea la Iglesia se está convirtiendo en una ONG. Tienes mucha razón Ana, al decir que muchos están cayendo en los encantos de este bobalicón.

  2. Cristina de López dice:

    La exhortación pseudo-apostólica del hipócrita Francisco es una verdadera burla y odio declarado contra la Iglesia Católica, y en ella muestra sin tapujos su misión: DESTRUIRLA … 
    Acabar de demolerla, para que sobre ella sea levantada la “nueva iglesia satánica” en la que próximamente venga a sentarse el mismo Anticristo.
    Y es que en cada frase escrita por este necio que dice ser Papa, solo se descubre un verdadero odio contra la Iglesia y un satånico orgullo de quien creyéndose “salvador” busca “restaurar o refundar” esa Iglesia que tanto odia y que a decir de él no ha servido para nada, sino solo para oprimir, amargar y destruir la felicidad de los pobres hombres. 
    Directrices salidas del mismo infierno es lo que plasma en ese documento, directrices impregnadas de ese “comunismo” que la Sma Virgen María había advertido no había muerto y que sería flagelo para toda la humanidad, y que ahora Francisco, busca por medio del engaño presentar a las incautas y aletargadas almas como “solución aparente a sus problemas mediante el precio de la apostasía de la verdad” (CC 675).
    Leer esta repugnante “exhortación” nos lleva a descubrir que punto por punto marca los lineamientos de esa “impostura religiosa” que es mencionada en el 675 del Catecismo,  con la que según este necio vendrá un triunfo en la Iglesia, más sin embargo, claramente sabemos que eso no es más que un pseudo mesianismo dirigido por el mismo Satanás para robarle almas al Señor.
    Quienes sigan las huellas de este cínico, despóta e hipócrita, que se hace llamar Francisco, sépase que sus huellas conducen al mismo infierno.

    La Virgen dijo en Garabandal:
    Mari Loli, vidente de Garabandal, en octubre de 1982, comentó lo que las niñas vieron en junio de 1962: “A pesar de que seguíamos viendo a la Virgen –la ‘noche de los gritos’–, empezamos a ver también una gran multitud de gente, que sufría mucho y gritaba con la mayor angustia… La Santísima Virgen explicó que aquella gran tribulación –que no será aún el Castigo– vendría porque llegaría un momento en que la Iglesia daría la impresión de estar a punto de perecer…; pasaría por una terrible prueba. Nosotras preguntamos a la Virgen cómo se llamaría a esa prueba, y Ella nos dijo que COMUNISMO (cfr. o.c., p. 163).

     Jesús dijo a MDM:

    17 de abril 2013
    Pronto la MARCA DEL COMUNISMO será vista por un signo especial que aparecerá en las iglesias que permanezcan abiertas, en los medios de comunicación, en prendas de vestir, en el cine y este signo será llevado con orgullo por aquellos en posiciones elevadas. Se verá como una insignia de honor y presumida por miembros de las jerarquías de todas las iglesias principales y denominaciones religiosas. Veréis este símbolo en lugares públicos; en altares, en aeropuertos y en las prendas que son usadas por los líderes de las iglesias.
    Este signo, que no ha de ser confundido con la marca de la bestia, será para simbolizar la nueva Religión Única Mundial. 

    12 de Septiembre  2012
    La batalla se está ahora iniciando haciendo estragos contra el Cristianismo.

    Hago un llamado a todos los Cristianos para defender vuestro derecho de demostrar lealtad a Mí, vuestro Jesús. Si no lo hacéis, seréis  sofocados y obligados a tragarse la mentira del comunismo.

    El comunismo, por tanto tiempo temido en el mundo occidental, está siendo formado secretamente a través de una alianza global entre los gobiernos de todo el mundo.

  3. ana dice:

    Agradeco muchisimo sus escrito y analisis,por favor no deje d hacerlo.
    Cada Dia queda menos.es terrrorifico.pero lo mas terrorifico de todo es que nadie abre los ojos,,todo el mundo esta encantado con este imbecil.Que La Stma. Virgen nos proteja!,,,

Los comentarios están cerrados.

Glosario

Misa espiritual

Benedictus PP. XVI

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Santuario de Fátima

Fátima en directo

Jesús, en Vos confío

A %d blogueros les gusta esto: