Lumen Mariae

Inicio » adoracion a satanas » La decadencia del Papado en Francisco

La decadencia del Papado en Francisco

Virgen de Guadalupe

Corazón de Jesús

El Gran Milagro

Infiltración en la Iglesia

El Reino de la Paz

payaso

Francisco es un bufón en la Iglesia

Francisco representa la decadencia del Papado.

Una decadencia que sólo se puede entender como el fin del Papado en la Iglesia.

Francisco ha sembrado una piedad falsa de compasión para los que no pertenecen a la Iglesia.

Así se ha acercado a las otras religiones para abrirles las puertas de la Iglesia a los que no son Iglesia y no pueden ser Iglesia por sus pecados.

Francisco nunca predica del pecado. Cuando lo hace es para quitar importancia al pecado, para no herir a los demás hablando de un tema que ya no gusta al hombre.

En Francisco se da un amor engañoso siempre, tanto en sus palabras como en sus obras. Es un amor al prójimo sin el amor a Dios.

Todo quiere hacerlo Francisco en nombre de una gran causa: del amor al prójimo, del amor a los pobres, del amor a los que no tienen, del amor a los que viven en sus pecados, del amor a los enfermos, del amor a todos los hombres en general.

Francisco no entiende de la virtud para obrar el amor al prójimo. Él lo hace porque quiere, porque lo piensa así, porque ve que eso es bueno para el hombre y sólo para el hombre.

Para Francisco todo está en servir al hombre. Y Dios debe abajarse a eso. Y el culto a Dios en la Iglesia tiene que someterse a eso. Y toda la Iglesia tiene que servir al hombre.

Francisco vive su herejía en la Iglesia: su humanismo. Lo lleva metido en todo su ser. No hay forma de sacarle de ese gran error que lo hace ser la persona más necia de toda la Iglesia.

El que vive de sus pensamientos humanos vive siempre de su necedad en la vida. Eso es Francisco. Se cree sabio porque piensa bien la vida. Este es su error en toda su vida. No es de ahora.

Francisco es el bufón de la Corte en Roma. Está sólo para hacer su obra de teatro en la Iglesia, para entretener a la Iglesia. No tiene otra misión Francisco en la Iglesia. Es el payaso que divierte a toda la Jerarquía Eclesiástica y, por tanto, a los fieles en la Iglesia que se dejan manipular por la Jerarquía Eclesiástica.

Francisco quiere presentarse como Papa, pero sin serlo, no sólo porque no ha sido elegido por Dios, sino porque quiere hacer en la Iglesia lo mismo que hace un Papa, y es imposible.

Un Papa verdadero siempre da la Verdad en la Iglesia. Y Francisco lleva ocho meses dando mentiras, engaños y herejías en cada homilía diaria, en cada predicación en la Iglesia, en cada obra que hace en la Iglesia.

Y así no se puede ser Papa. Es imposible que Francisco dure más tiempo. Imposible. Se tiene que romper esta situación en algo más grave.

Porque lo que hace Francisco clama al Cielo. No es cualquier cosa, no es una diversión, no es un juego. Es que se ha cargado todo el dogma del Papado. Y eso es muy serio a nivel espiritual.

Por supuesto, que para Francisco el Papado sigue en pie. Eso ni hay que decirlo. Él se considera Papa y, además, infalible. Infalible en el error diario. No falla ningún día en dar su mentira a la Iglesia. Francisco es fiel a su mentira, a su error, a su engaño, a su obra de teatro en la Iglesia. Fiel. Y no puede ser fiel nunca a la Verdad de la Iglesia.

Francisco, en nombre del amor, quiere que todo el mundo colabore en la Iglesia para hacer su plan de gobierno en la Iglesia.

¿Cuál es su plan de gobierno? No tiene. No existe. Y nunca existirá.

Francisco ha declarado muchas cosas y no ha hecho ninguna. Eso es ser mal gobernante, mal político. Así hacen los malos políticos: dan su programa y después no hacen nada de lo que hablaron. Porque no saben gobernar. Sólo saben hablar, entretener a la gente con bellas palabras.

Si Francisco se pusiera a realizar todo cuanto está en sus declaraciones y en su encíclica, entonces ya estuviera la Iglesia destruida desde hace tiempo.

Pero Francisco es sólo un bufón. Y nada más que eso. Es un vividor de la vida. Un hombre que sólo quiere vivir en el mundo y para el mundo. No le interesa otra cosa: ni lo sagrado, ni lo santo, ni lo divino, ni lo espiritual.

Sólo quiere que la gente le aplauda por su obra de teatro en la Iglesia. Sólo quiere que la gente lo pase bien en la Iglesia. Sólo le interesa formar en la Iglesia su grupito de gente que lo ayuda en esta tarea. Los demás, que vivan como puedan en la Iglesia. Los demás, que se dedican a dar culto a Dios, hay que impedirles ese camino, porque es lo viejo en la Iglesia.

Francisco representa el mundo nuevo de su amor al prójimo, de su amor al hombre, de su amor al demonio en el hombre.

Francisco no es lo que representa. No es un sacerdote, no es un Obispo. Es sólo un hombre que habla a los hombres y les dice lo que ellos quieren escuchar. Sólo eso. Esa es su obra de teatro en la Iglesia.

Habla cosas bonitas, bellas, positivas, elegantes, llenas de sentimiento humano, cargadas de emoción, pero nunca habla la verdad. Nunca. Eso lo puede ver cualquiera en sus homilías, en sus charlas, en todo lo que dice en la Iglesia.

Y el problema de Francisco es que quiere seguir así, en su obra de ser Papa en la Iglesia, en su teatro de ser Papa, en la figura sin vida espiritual de Papa.

Porque esto es lo que representa Francisco, esta es la decadencia del Papado: presentar un Papa sin vida moral, sin vida espiritual, sin vida cristiana, sin vida de penitencia y de oración. Este es el engaño del demonio a toda la Iglesia. Y toda la Iglesia se ha tragado durante ocho meses este engaño.

Francisco es el ejemplo de esta estatua de Papa, de este vestigio de Papa, de este sin sentido Papa.

Francisco es un necio Papa. Es un idiota. No tiene otra palabra. El idiota, para la sagrada Escritura, es el que carece de sabiduría divina. Esto es Francisco: sólo posee sabiduría humana. Y no le puede entrar ninguna sabiduría divina. Es imposible cuando se cometen herejías, cuando se es culpable de herejía, como es Francisco.

Un hombre sin fe que se cree tener fe porque habla de Dios y obra cosas para Dios. Francisco representa a muchos en la Iglesia. Muchos son así en la Iglesia. Por eso, hay tantos que los siguen, porque se ven reflejados en la necedad de Francisco.

Cruz ignominiosa

Cruz ignominiosa

Un hombre que porta una cruz del demonio para adorarla. Eso dice mucho de Francisco y de toda la Iglesia que no se opone a eso.

Francisco representa los últimos días del Papado en la Iglesia. Con él se acaba el Papado como se ha entendido hasta ahora.

Viene corriendo el desastre mayor en la Iglesia. Viene sin demora, porque el demonio ya tiene prisa en hacer su nueva iglesia como lo quieren los hombres.

Los hombres sólo quieren estar en la Iglesia para servir al demonio. Y con el tiempo se verá esta Verdad.

Si los hombres adorarán a Dios en Espíritu y en verdad, entonces no hubieran permitido nada en la Iglesia desde hace 50 años en la Iglesia.

Y aquí está la señal más clara de la destrucción de la Iglesia: ya nadie da culto a Dios en la Iglesia, ya nadie sirve a Dios en la Iglesia. Todos dan culto al hombre y sirven sólo al hombre.


3 comentarios

  1. claraceli dice:

    porque muchos no entienden al santo padre la iglesia no rechaza a los que se convierten porque tiene buenas raises pero si corrije lo malo. levitico (18,22) no tengas relacioneses con un hombre, como se hace con una mujer,cosa horrible a mis ojos. (levitico 20,13) el hombre que se acueste, con un varon como si fuera con una mujer ha cometido una infamia. (levitico 20,5) volvere mi rostro contra ese hombre,y junto con todos los que se prostituyen como el. (1 de cor 6,9) no se engañen no entraran en el reino de los cielos,los que tienen relaciones sexuales prohibidas, ni los homosexuales de toda clase. (romanos 7,27) igualmente los hombres, abandonando la relacion natural con la mujer.se apasionaron unos con otros. practicando torpezas varones con varones, recibiendo en si mismos,el castigo merecido por su extravio. ( judas 7) dejandose atraer por uniones contra la naturaleza,se ponen como ejemplo a padecer el castigo del fuego eterno. ( 2 de pedro 2,6 ) asi dios condeno, a la destruccion de sodoma y gomorra reduciendola a cenizas, para que sirviera de escarmiento a los hombres malos del futuro. del futuro. ( lucas 17,30 ) esto mismo pasara cuando este cercas la venida del hijo del hombre. ( romanos 17,30 ) conocen la sentencia de dios que declara dignos del castigo, a quienes obran de esta forma que les he manifestado

    • josephmaryam dice:

      El problema de Francisco es que aprueba el pecado. Ya el pecador no tiene que hacer algo para salir de su pecado, de su error. Sólo se le ve como hombre con sus errores y no hay que juzgarlo por sus errores y pecados. Y cuando no se juzga al pecador, entonces no se le corrige y se le abraza sin que quite su pecado. Y se le invita a una fiesta con su pecado. Y se le lleva la cielo con su pecado. Este es el problema en todas las homilías de Francisco. Todos los hombres se salvan porque son hombres y no hay otra razón. Es la ley del hombre. Y, por eso, Francisco no habla nunca del castigo que se merece el pecado ni el pecador. Ya eso ha pasado a la historia. Y, por tanto,está en la Silla de Pedro para que todos los herejes del mundo entren en la Iglesia para así hacer una Iglesia Universal, no ya Católica, y anular la Santidad de la Iglesia, la Apostolicidad de la Iglesia y la Unidad en la Verdad de la Iglesia. Cuando un hereje, como Francisco, que no es Papa, sino que se llama a sí mismo Papa hace lo que ha hecho en la Iglesia, la Iglesia teme lo peor. Y lo peor es, no sólo ver la decadencia de los sagrado, de lo divino, de lo santo en la Ella, sino contemplar su propia destrucción a manos de los suyos: de los sacerdotes, de los Obispos, de los fieles, que dejando a un lado sus pecados, porque ya son buenos, destrozan con sus obras de pecado todo el edificio de la Iglesia. Es lo que vemos y es lo que continuaremos viendo con Francisco y los que sucedan a Francisco en el trono real de Roma, que ya no es el Trono de Dios, sino sólo el Sillón donde se sientan los herejes para mandar su dictadura a la Iglesia.

  2. Cristina de López dice:

    El apóstata Francisco…un siervo del Anticristo.

Los comentarios están cerrados.

Glosario

Misa espiritual

Benedictus PP. XVI

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Santuario de Fátima

Fátima en directo

Jesús, en Vos confío

A %d blogueros les gusta esto: