Lumen Mariae

Inicio » 666 » La Cruz ignominiosa de Francisco

La Cruz ignominiosa de Francisco

Virgen de Guadalupe

Corazón de Jesús

El Gran Milagro

Infiltración en la Iglesia

El Reino de la Paz

“La obra expresa conceptualmente la síntesis de la visión de la muerte de Cristo, de su Pasión, de su dolor, pero también de su resurrección; es, por lo tanto, un signo de la plenitud de vida y de la esperanza que se deriva para todos. Es la misma síntesis que da el Evangelista Juan en el Cuarto Evangelio. La Cruz Gloriosa quiere testimoniar la vida que supera la muerte, el cuerpo que trasciende los límites, la barrera pavorosa del fin. La imagen de Cristo, es tensión hacia la luz, liberación de una energía comprimida, tentativa de vuelo” (Maurizio Lauri)

piedad07

Reflexión teológica sobre esta cruz gloriosa:

1. “La obra expresa conceptualmente la síntesis de la visión de la muerte de Cristo, de su Pasión, de su dolor, pero también de su resurrección”. Ningún concepto humano puede realizar la síntesis entre la Pasión y la Resurrección. Primero porque son dos realidades totalmente diferentes una de otra. En la Pasión hay sólo dolor y muerte. En la Resurrección hay amor y vida. Quien quiera sintetizar estas dos cosas entonces cae siempre en un absurdo en el pensamiento. Y quien lleve ese absurdo mental a la iconografía, entonces produce esta obra absurda. No ya fea -porque no tiene la belleza de lo mínimo que un artista debe presentar: la belleza de lo natural-, sino del todo sin sentido. No se puede representan en la muerte, la vida, en el dolor, el amor. No se puede hacer eso ni natural, ni humano, ni material ni carnalmente al mismo tiempo. Siempre se cae en una obra que no tiene sentido en lo humano. Sólo tiene sentido en la cabeza que concibió ese absurdo.

4

2. “es, por lo tanto, un signo de la plenitud de vida y de la esperanza que se deriva para todos”. El signo de la vida es la Eucaristía, no la Cruz. Y la Eucaristía es la Esperanza de aquel que posee al vida del amor. Y sólo la Eucaristía trae vida al alma. La Cruz no trae vida al alma, sino una purificación para poder alcanzar la Vida. Y hasta que el alma no se purifica no llega a esa Vida. Y, por eso, el Purgatorio antes de entrar en el Cielo, que es la Vida que el alma persigue en la Eucaristía. Sin la Eucaristía nada sirve para el hombre. Las cosas humanas, naturales, materiales, carnales son algo sin vida. Sólo tiene la vida propia de la naturaleza. Esa vida propia es insuficiente para todo hombre, porque el hombre tiene en su interior una tensión hacia lo divino, hacia la vida de Dios, que no posee en esta tierra. Y, por tanto querer representar en una cruz la vida y la esperanza que trae la vida, no sólo es un absurdo, sino algo herético, porque va en contra de lo que es la Eucaristía. Ese concepto que el artista ha buscado en su mente y, después, lo ha representado en una obra iconográfica, es una herejía llevada a una obra para mostrarla al mundo como una verdad. Y Francisco, que no sabe de teología, porque no tiene ningún espíritu de sabiduría, ha acogido esta herejía y la ha puesto en medio de la Iglesia para venerar, para dar culto a ese herejía.

3. Porque en la Iglesia se adora la Cruz, por ser el mismo Cristo que no sólo es una imagen bella, una obra escultórica hecha más o menos para el gusto de los hombres. La Cruz significa el mismo Cristo, pero de una forma mística, no espiritual. Y, en esa forma mística, se da la adoración a la Cruz, que es lo que en la Semana Santa, el Viernes Santo, se hace en toda la Iglesia. Y poner esa cruz, que representa una herejía, es dar culto a esa herejía en la Iglesia.

4. Y esta es la gravedad de poner esta obra. Y, por eso, se concluye que Francisco es un anticristo, el cual no es capaz de discernir la verdad en nada. Acoge las mentiras y los errores de los demás en la Iglesia y las pone sin más en la Iglesia. Quien rechace a Francisco tiene que rechazar esta cruz para no adorar a Satanás que está representado en esa imagen.

5. “Es la misma síntesis que da el Evangelista Juan en el Cuarto Evangelio”. Esta frase es sólo la palabrería de ese artista en su mente, porque San Juan no sintetiza nada en su Evangelio sobre la Cruz Gloriosa. Esta frase indica que ese artista no conoce el Evangelio de San Juan. Y, también, que ha reescrito el Evangelio de San Juan en su mente humana.

6. “La Cruz Gloriosa quiere testimoniar la vida que supera la muerte, el cuerpo que trasciende los límites, la barrera pavorosa del fin”. La Cruz Glorioso no testimonia la vida que supera la muerte, porque la Cruz Gloriosa ha aniquilado la muerte. Superar, teológicamente, significa estar por encima, pasar a otro estado, a otro nivel, dejando el nivel anterior en su sitio, en su estado. Aniquilar es destruir: la muerte ya no existe en la Gloria. La muerte sigue existiendo en la vida del hombre. Y eso es señal de que el hombre no está en la Gloria, no vive en el Paraíso, no alcanzó el Cielo. La muerte se lo recuerda. Y, por tanto, decir que testimonia la vida que supera la muerte es llamar a la reencarnación. Quien supera la muerte, pasa a otra vida. Y quien supera esa vida, pasa a otra después de esa muerte. Esto es lo que significa esta palabra que dice el artista: está dibujando la doctrina de la reencarnación.

7. Pero, además, dice “el cuerpo que trasciende los límites”: está diciendo que el cuerpo es divino, es decir, que el cuerpo es dios. Está divinizando el cuerpo. Un cuerpo que va más allá de su cuerpo, ya no es un cuerpo carnal, sino otro cuerpo. Y ese otro cuerpo significa un cuerpo idealizado, porque no existe el cuerpo más allá de sus límites. Jesús, en la Resurrección, tiene un cuerpo transformado, no más allá de sus límites. Es un cuerpo totalmente divino, ya no es carnal, ya no es humano, ya no es material. Es otra cosa transformado por el Espíritu Divino.

8. Pero hablar de un cuerpo más allá de los límites es proclamar que ese cuerpo sigue siendo humano, material, carnal, pero en un estado diferente. Y ¿cuál es ese estado? Uno que debe crearse la mente. Un estado mental, en el que el cuerpo está por encima de lo humano, recibe una emanación de lo divino, algo que le hace ser un cuerpo mistificado. El artista está evocando la doctrina de la Nueva Era en esta cruz.

9. “la barrera pavorosa del fin”: Para la Nueva Era, es necesario un tiempo nuevo, acabar con una era para pasar a otra. Y ese acabar es una barrera, un muro para los hombres, porque los hombres se han quedado en sus miras humanas, en sus conquistas humanas y no saben ver esa nueva era. Esta cruz está evocando esa nueva era, que es algo pavoroso para los hombres. Los hombres tienen miedo del futuro, de lo desconocido. Por tanto, que adore esta cruz, va a sentir la libertad y no va a tener miedo de ese futuro, de esa nueva era que viene ya para el mundo.

10. “La imagen de Cristo, es tensión hacia la luz, liberación de una energía comprimida, tentativa de vuelo”: Esta es la doctrina del ocultismo sobre Cristo, que es lo que sigue la Nueva Era. Cristo no es tensión hacia la luz, porque Cristo es Luz. Cristo no es una energía comprimida, porque Cristo es Espíritu. Cristo no es tentativa de vuelo, porque Cristo es Camino, Verdad y Vida.

11. Decir tensión hacia la luz es decir que hay un camino hacia la luz. Ya el Camino no es Jesús, es otra cosa que lleva al alma a la luz. Y ¿cuál es esa otra cosa? Sólo una: si Cristo no es Camino, entonces el demonio es el camino que hace tender hacia su luz demoniaca.

12. Decir liberación de una energía comprimida es decir una emanación que viene del mirar esa cruz. Quien la mire, quien le dé culto, quien la tenga consigo, está dentro del espíritu demoniáco y se haya envuelto en su mentira. Y eso pasa a su alma y el alma queda atada por el demonio. Y del alma nace esa emanación, esa energía que es sólo el espíritu del demonio en el alma. Así, el demonio conquista a sus almas, con objetos, con cruces, con pulseras, con toda clase de artículos que llevan un maleficio, como esta cruz.

13. Decir tentativa de vuelo es proclamar que sólo el demonio, en su fuerza está la verdad y la vida. Ya Cristo no es el camino que lleva a la verdad de la vida. Es sólo el pensamiento del demonio que se coge al mirar esta cruz. El alma quiere volar hacia algo nuevo, algo distinto que el demonio le ofrece en su vida.

Por tanto, es claro lo que es esta cruz gloriosa. El único sitio para tenerla es en el fuego del infierno, porque está rodeada de toda la corte infernal. Y Francisco lo ha puesto en medio de Roma.

Ahí tienen una prueba más de lo que es Francisco: un maldito que se sienta en la Silla de Pedro para maldecir a Cristo con una cruz ignominiosa.

Ni que decir tiene que Maurizio Lauri es un hereje.


2 comentarios

  1. Cristina de López dice:

    Y es que no contento con su “cruz pectoral masónica” ahora se regodea con su “ferula ignominiosa”, ambas exaltando a su padre el diablo.

    http://syllabus-errorum.blogspot.mx/2013/04/es-el-cardenal-bergoglio-ahora-papa.html

  2. Cristina de López dice:

    Mil gracias por la reflexión teológica acerca de esta “satánica ferula”, y es que con solo verla podemos percibir lo oscuro de ella.

    Al verla pude claramente percibir:
    1-Triángulo invertido (la forma que sujeta supuestamente a Jesucristo)
    2- La cara de un chivo (baphomet) especialmente marcada en el dorso y la parte de las axilas de Jesucristo.
    3- Los cuernos  del chivo, claramente formados por los dos brazos de Jesucristo. 
    Y eso por no hablar de unas supuestas ramas que envuelven el báculo y al mismo Jesucristo que mas parece una serpiente. 
    Solo quien tiene ojos puede no solo verlo, sino rechazarle y reparar!
    Burlas, escarnio, blasfemias….pero aún asi hay muchos que le siguen llamando Santo Padre, lo defienden, lo aman y le aplauden.
    Perdón y misericordia Señor…. Si Señor, ten piedad!

    http://liturgiapontificia.blogspot.mx/2013/11/nueva-ferula-papal.html

    (Amplifiquen las imagenes)

    ¿Será esta cruz aquella a la que se hace referencia en uno de los mensajes de MDM dado en abril de 2013?
    “una nueva forma de la Cruz será introducida (se dará a conocer). La nueva atrocidad no estará basada en la simple cruz. En cambio presentará, discretamente, la CABEZA DE LA BESTIA”

    O podrán acaso venir otras peores?

Los comentarios están cerrados.

Glosario

Misa espiritual

Benedictus PP. XVI

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Santuario de Fátima

Fátima en directo

Jesús, en Vos confío

A %d blogueros les gusta esto: