Lumen Mariae

Inicio » adoracion a satanas » Cardinal Óscar Andrés: anula la Verdad en la Iglesia

Cardinal Óscar Andrés: anula la Verdad en la Iglesia

Virgen de Guadalupe

Corazón de Jesús

El Gran Milagro

Infiltración en la Iglesia

El Reino de la Paz

El Cardenal Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga SDB, Arzobispo de Tegucigalpa, ha dado una conferencia titulada: “La importancia de la nueva Evangelización”, en la Universidad de Dallas, anulando el Magisterio de la Iglesia, Su Tradición y la Sagrada Escritura. Este Cardenal preside la G8, el invento de Francisco para destruir la Iglesia.

san miguel arcangel

El Cardenal expone en su conferencia que la Iglesia hoy está en aumento, hay un incremento en la fe en África, hay una gran vitalidad en la Iglesia de Asia, en Europa y en Estados Unidos la Iglesia está viva y efectiva, que no todo es escándalo y pecado.

Para hablar de la Iglesia hoy es necesario ponerse en la Verdad. Y sólo en la Verdad y no decir los disparates que este Cardenal expone en su conferencia.

La Iglesia está en bajada, en picado en la Fe. No está en aumento, como dice el Cardenal. No hay Fe en la Iglesia porque la Jerarquía Eclesiástica ya no cree en la Iglesia.

Hay que empezar por acá. Si no se comienza así, entonces todo el mundo está contento con una Iglesia que está haciendo el juego al mundo, a las potencias del mundo y que baila según los ritmos de la política económica mundial.

La Jerarquía de la Iglesia no tiene Fe ni en la Palabra de Dios ni en la Iglesia. Y, por eso, está haciendo, está construyendo un falso Cristo y una falsa Iglesia.

El Cardenal dice: “The Second Vatican Council was the main event in the Church in the 20th Century. In principle, it meant an end to the hostilities between the Church and modernism, which was condemned in the First Vatican Council.” (“El Concilio Vaticano II fue el evento principal en la Iglesia en el siglo 20. En su origen, significó el fin de los hostilidades entre la Iglesia y el modernismo que fue condenado en el Concilio Vaticano II”).

Ya comenzó mal su conferencia el Cardenal. Porque el Concilio Vaticano II no anula el Concilio Vaticano I en ninguna cosa y, además, el modernismo sigue como herejía en la Iglesia después del Concilio Vaticano II.

Para la Iglesia, es claro que el modernismo es lo más contrario al Evangelio. Y, por eso, San Pío X lo fustigó totalmente. Pero para este Cardenal es lo contrario.

Este Cardenal anula lo que hizo San Pío X y lo que el Concilio Vaticano I promulgó sobre el modernismo. Esto significa que este Cardenal no sigue el Magisterio Auténtico de la Iglesia, que lo da sólo el Papa, no los Obispos, y por tanto, está enseñando una herejía a la Iglesia.

Es decir, se está oponiendo a lo que la misma Iglesia ha enseñado sobre el modernismo. Y esto supone un acto de desobediencia a la Iglesia en este Cardenal.

Y, además, supone un acto de soberbia en él porque quiere enseñar algo nuevo, que es una mentira, como Obispo y como sacerdote, amparado sólo en la fuerza de su palabra humana. No lo ampara la Iglesia porque desobedece al Magisterio de la Iglesia dado por el Papa.

Quien escuche las enseñanzas de este Cardenal en la Iglesia se separa de la Verdad en la Iglesia, como él se ha separado ya.

Vean lo que sigue diciendo en su herejía: “On the contrary: neither the world is the realm of evil and sin –these are conclusions clearly achieved in Vatican II—nor is the Church the sole refuge of good and virtue”. (“Por el contrario, ni el mundo es el reino del demonio y del pecado –estas son las conclusiones alcanzadas en el Vaticano II- ni la Iglesia es el único refugio del bien y de la virtud”).

El cardenal ha anulado la verdad en la Palabra:

“No améis al mundo ni las cosas que hay en el mundo. Si alguno amare al mundo, no está en él la caridad del Padre; pues todo lo que hay en el mundo –la concupiscencia de la carne, y la concupiscencia de los ojos, y la jactancia de los bienes terrenos – no procede del Padre, sino que procede del mundo” (1 Jn 2, 15).

Jesús habla del “príncipe de este mundo”:

“Ahora es el juicio de este mundo; ahora el Príncipe de este mundo será arrojado fuera” (Jn 12, 31).

“Ya no hablaré muchas cosas con vosotros, porque viene el Príncipe del mundo; mas en Mí no tiene nada” (Jn 14, 30).

“…y en cuanto al juicio, porque el Príncipe de este mundo ha sido juzgado” (Jn 16, 11)

San Pablo habla del demonio como un dios: “El Dios de este mundo ha oscurecido el entendimiento a los incrédulos” (2 Co 4,4).

El libro de Job nos da la definición del demonio como rey: “Es rey de todos los orgullosos” (Job 41, 25)

San Pedro es claro en el ataque constante del demonio a las almas: “Porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar” (1 Pedro 5.8).

San Pablo enseña el arte del demonio: “Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz” (2 Corintios 11 14)

Santo Tomás explica así la expresión “príncipe de este mundo”: “Al diablo se le llama “príncipe d este mundo” en razón no de una dominación natural legítima, sino a causa de la usurpación de poder, en el sentido que los hombres carnales han despreciado a Dios para someterse al diablo. Como escribe San Pablo a los Corintios: “El Dios de este mundo ha oscurecido el entendimiento a los incrédulos (2 Co4,4)”. Es por tanto el “príncipe de este mundo” en la medida en que es jefe de los hombres carnales, los cuales, según San Agustín, están extendidos por el mundo entero”.

El Cardenal se inventa que en el Vaticano II anuló la doctrina de siempre sobre el pecado y el demonio. Esas conclusiones las saca de su soberbia y de su orgullo y eso es lo que está enseñando en su conferencia. No está escrito en las actas del Vaticano II que se haya llegado a esa conclusión.

Aquel que quiera sacar una verdad para la Iglesia de esta conferencia no la va a sacar, porque ha comenzado exponiendo sus mentiras que van contra del Evangelio, contra el Magisterio de la Iglesia, contra la enseñanza de toda la Tradición en la Iglesia.

Es un Cardenal que está en el gobierno prepotente de la Iglesia, para destruir toda la Iglesia con esta enseñanza de la mentira.

Y decir que la Iglesia no es el único refugio del bien y de la verdad es proclamar que la Iglesia Católica no es la que salva al hombre ni la que le da el camino para la santidad.

Está diciendo que la Iglesia no tiene toda la Verdad en Ella y que , por tanto, no sirve como Iglesia para comprender el bien que hay que hacer en el mundo ni la virtud que hay que practicar para hacer este bien.

Ya la Iglesia no enseña eso, sino que hay que hacer otra iglesia o buscarse otra iglesia que sea un refugio para conocer lo que es la Verdad.

¡Da pena este Cardenal!

Por su boca habla Satanás, en que él ya no cree. No puede creer porque no cree en la Palabra de Dios que le dice la verdad sobre el pecado y el demonio.

Ya se inventa lo que es el pecado y se inventa lo que es el demonio. Por eso, toda su conferencia es la doctrina del demonio que enseña en la Iglesia este Obispo, que tiene autoridad humana en la Iglesia para destruir la Tradición de la Iglesia, el Magisterio de la Iglesia y la Verdad de la Sagrada Escritura.

Pero ¿qué piensan ustedes que va a hacer el gobierno horizontal en la Iglesia?

¿Piensan que vienen tiempos florecientes para ser santos siguiendo la enseñanza del demonio en boca de tantos sacerdotes y Obispos?

A este Cardenal, como a todo el gobierno horizontal, le trae sin cuidado la santidad de la Iglesia, la Verdad en la Iglesia.

Están sólo ahí para destruir la Iglesia. Y no más.

Y duele que la Iglesia entera siga a estos sinvergüenzas sin discernir la verdad que Dios da a cada alma y que no la tiene ningún hombre en la Iglesia en estos momentos.

Comienza ya la ruina de la Iglesia. Muy pronto se verán las consecuencias del trabajo de Francisco en estos siete meses de gobierno demoniáco en la Iglesia


1 comentario

  1. José M dice:

    Este cardenal se las trae. Acabo de leer en Página Católica que está detrás de una nueva cruz, que no crucifijo, de inquietante aspecto “new age”. Me duele el alma de ver cómo se maltrata a la imagen de Nuestro Señor Jesucristo. ¿tan mal lo quieren? ¿tan ciegos estamos de no ver lo que está cociendo?

    http://pagina-catolica.blogspot.com/2013/11/por-si-fueramos-pocos-pario-la-abuela.html#more

Los comentarios están cerrados.

Glosario

Misa espiritual

Benedictus PP. XVI

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Santuario de Fátima

Fátima en directo

Jesús, en Vos confío

A %d blogueros les gusta esto: