Lumen Mariae

Inicio » amor » Martirio del Corazón

Martirio del Corazón

Virgen de Guadalupe

Corazón de Jesús

El Gran Milagro

Infiltración en la Iglesia

El Reino de la Paz

rosamistica

border560x1blanco

rosamisitca

Las lágrimas de sangre de la Virgen María revelan el martirio en Su Corazón.

Martirio de Amor y de Dolor.

Martirio por los pecados de sus hijos predilectos, que son sus sacerdotes y Obispos.

El Dolor de la Virgen no se ha meditado por la Jerarquía de la Iglesia, por su falta de Fe, porque no tienen ojos de Fe para mirar a Su Madre que sufre por amor a ellos.

Se han querido ver en estas imágenes que lloran otras cosas, pero no la realidad del Corazón de la Virgen.

La Virgen llora sangre por los pecados que sus consagrados obran en la Iglesia de Su Hijo. Y no es otra la razón.

La Iglesia, en su conjunto, se ha apartado de la Verdad y, en consecuencia, vive la Mentira. Y esta Mentira es el martirio en el Corazón de la Virgen.

Porque esta Mentira no es cualquier pecado. Esta Mentira supone rechazar la Verdad. Rechazar la Luz. Rechazar el Amor. Rechazar a Jesús como Cabeza de la Iglesia.

tres espadas

El pecado de la Jerarquía de la Iglesia hace crucificar, de nuevo, a Cristo. Lo flagela, lo corona de espinas, lo lleva a la muerte de Cruz, y se produce esa muerte por el pecado.

El pecado de la Jerarquía es lo que hoy no se ve. Y este es el pecado: lo que no se quiere ver. Y es lo que produce las lágrimas de sangre en la Virgen.

Porque si el pecado se viera, entonces se confesaría, se quitaría, se expiaría. Pero el pecado no se ve y, por tanto, se vive en el pecado como si fuera un bien, una verdad, como si fuera el camino para la Iglesia.

La nueva iglesia es un pecado que nadie reconoce como pecado, que todos lo tienen como la Voluntad de Dios sobre la Iglesia. Este es el pecado: llamar Voluntad de Dios a la voluntad del demonio. El demonio es el autor de la nueva iglesia. Dios no quiere un gobierno horizontal en la Iglesia. Pero los hombres sí lo quieren, y hacen ver esa voluntad humana como Voluntad Divina. Imponen a toda la Iglesia un querer humano, un deseo humano, una soberbia humana.

Y aquí está el pecado que no se ve y que no se va a quitar. Y este pecado es el que produce las lágrimas de sangre en la Virgen.

Y este pecado de la Jerarquía trae consecuencias para toda la Iglesia: su castigo y su muerte.

tresrosas

La Iglesia tiene que sufrir este pecado. Y, por eso, toda la Iglesia se verá envuelta en persecuciones que vienen de la propia Jerarquía de la Iglesia. Son sus sacerdotes, sus Obispos los que castigan a la Iglesia y la llevan a su muerte.

Es representar al vivo lo mismo que hizo Judas con su Maestro Jesús: lo traicionó. Lo vendió por dinero y lo entregó a la muerte.

Los sacerdotes y Obispos entregarán a la Iglesia a la muerte, una vez que reciban la ganancia por su traición a la Verdad, que es Jesús.

Esa ganancia consiste en formar una nueva iglesia para el poder humano y para la riqueza humana.

En esa nueva iglesia, todo lo divino, todo lo santo, todo lo sagrado, desaparecerá y se convertirá sólo en una figura sin vida. Es tener lo de siempre en la Iglesia, pero sin el Espíritu. Es lo que dice el Apocalipsis: la “bestia que subía de la tierra y tenía dos cuernos semejantes a los del cordero… dice a los que habitan sobre la tierra que hicieran una imagen a la bestia” (Ap 13, 11a-14b). La Jerarquía de la Iglesia (= la bestia con dos cuernos) trae del mundo el poder para hacer una iglesia sin vida, sin Espíritu, una imagen de la Iglesia, una figura de la Iglesia

Es celebrar la Misa, pero no consagrar, porque sólo será la Cena del Señor, un alimento material sin vida espiritual.

Las predicaciones de la Palabra de Dios estarán llenas de todas las herejías dadas con un estilo bello y brillante, sin que nadie note esas mentiras, esos errores. Es un hablar la mentira sin freno y con el aplauso de todos. Lo mismo que hace Francisco.

Todos los Sacramentos de la Iglesia serán sólo algo material, lo de siempre, pero sin vida espiritual, sin dar el Espíritu. Sólo se da lo material del Sacramento.

Cuando los sacerdotes y Obispos hagan esta nueva iglesia será la señal para la muerte de la Iglesia.

El Cuerpo Místico de Cristo tiene que morir como Su Cabeza. Tiene que pasar por el Calvario y quedar abandonado de todos para ser sepultado en la zanja de la muerte.

Y sólo así la Iglesia se podrá renovar en el Espíritu. Sólo de esta manera, la Iglesia se volverá resplandeciente y soplará en Ella la Fuerza del Espíritu, el Nuevo Pentecostés que debe iniciarse en la Resurrección del Cuerpo Místico de Cristo, una vez que lo hayan matado sus propios sacerdotes y Obispos.

Y, por eso, la Virgen llora este momento de la Iglesia que se ha vuelto sorda a las advertencia del Cielo y no sabe ya reconocer su pecado.

Por más que se diga que Francisco es un falso Profeta, nadie lo quiere aceptar, porque es más cómodo tener a Francisco que volver a lo de antes, en que las ideas en la Iglesia luchaban por aparecer, pero se quedaban ocultas. Y ya no se quiere eso. Hoy se quiere lanzar al aire cualquier idea para que sea aceptada sin más por la Jerarquía de la Iglesia. Que eso es lo que ha hecho Francisco en sus dos entrevistas, que son sólo el compendio de lo que escribió en su Enciclica sobre la Fe.

En esa Encíclica, Francisco se declara como hombre si Fe, en todos los aspectos: doctrinal, espiritual, místico. Es su legado a la nueva iglesia. Todos tomarán de esa encíclica para poner todos los errores que ya Francisco ha declarado en sus dos entrevistas. Francisco se carga todo el dogma y nadie lo ha visto.

Porque ya no se ve el pecado. Esto es lo tremendo. Cuando no se ve el pecado, entonces se hace del pecado una vida, un camino, un amor, una escuela, una iglesia.

La Virgen llora por este pecado de los suyos que le martiriza el Corazón.

Anuncios

Glosario

Misa espiritual

Benedictus PP. XVI

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Santuario de Fátima

Fátima en directo

Jesús, en Vos confío

A %d blogueros les gusta esto: