Lumen Mariae

Inicio » espíritu » Racionalismo

Racionalismo

Virgen de Guadalupe

Corazón de Jesús

El Gran Milagro

Infiltración en la Iglesia

El Reino de la Paz

Hoy existe el pecado del racionalismo.

Este pecado es poner la razón del hombre por encima de la Voluntad de Dios y, de esa manera, se toma como algo divino una cosa que sólo nace de la razón del hombre.

El racionalismo es ver la vida sólo desde la razón humana. Y no se ve de otra manera. No se sale de la razón. Todo se mide con la razón. Todo se obra con la razón. Nada se hace sin la razón.

El racionalismo va en contra del Espíritu. Es el pecado que va contra el Espíritu, que no tiene perdón, porque es incapaz de salir de la razón para ver la verdad del pecado.

Con el racionalismo no existe el pecado, sino que éste es sólo un fruto de las circunstancias de la vida, es un error social, es algo que inevitablemente se tiene que dar y que no puede no darse. Y, por tanto, eso malo que sucede no es malo, es un bien para el mismo hombre, porque así aprende a hacer el bien, con los males de otros.

Este pecado está tan difundido que en la Iglesia se vive de este pecado y se obra con este pecado.

Está en la Jerarquía de la Iglesia y está en los fieles de la Iglesia. Hoy no se hace nada en la Iglesia sin la razón. Se apaga el Espíritu y se mide la Voluntad de Dios con los pensamientos de los hombres.

Por eso, en la Iglesia existe el culto de la razón humana y se sustituye a Dios con este culto. Los hombres de Iglesia se han vuelto tan necios que se creen dioses y personas importantes porque tienen estudios de teología y poseen un cargo público para hacer lo que quieran en la Iglesia.

La Jerarquía de la Iglesia está tan influida por este racionalismo que si no se les obedece, entonces hacen de esa persona un instrumento de su maldad y la intentan destruir sin que los demás se den cuenta de ello.

En la Jerarquía de la Iglesia hay tanto temor a los hombres que la Jerarquía sólo habla para dar gusto al pensamiento de los hombres, para acoger de ellos su alabanza, para que los demás vean que hacen algo por la sociedad y por el mundo.

La Jerarquía está llena de demonios que sólo piensan con su razón humana y hacen de la Iglesia una cueva para todos los demonios.

Es el pecado de soberbia que por no luchar contra él se les ha vuelto a muchos que están en la Iglesia su pecado de condenación.

El pecado del racionalismo ya no tiene perdón de Dios porque no se sale de la razón para implorar la Misericordia de Dios. El propio racionalista se inventa el perdón de Dios y su misericordia, se inventa su confesión del pecado, su arrepentimiento de pecado, y se hace la ilusión de que Dios ya le ha perdonado sus males porque así lo ha pensado con su razón.

Es tan grave este pecado del racionalismo que ciega a los que lo poseen y no permite que se salga de él porque cierra todos los caminos de la salvación para el hombre.

Glosario

Misa espiritual

Benedictus PP. XVI

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, allí se encuentra a Dios

Santuario de Fátima

Fátima en directo

Jesús, en Vos confío

A %d blogueros les gusta esto: